Tag

coimas

Browsing
Luis Betnaza es el director corporativo y el hombre fuerte de Techint, una de las empresas más grandes del país. La semana pasada declaró como acusado en la causa de los cuadernos de la corrupción del gobierno anterior y reconoció que hizo pagos ilegales a funcionarios kirchneristas.
Con toda honestidad, llevo 20 años en esta posición, y me he cansado de lidiar con pedidos de contribuciones y coimas de todo tipo de gobiernos“, le dijo Betnaza al juez federal Claudio Bonadio en su declaración indagatoria a la que accedió Infobae.
Betnaza fue citado a indagatoria porque en los cuadernos de Centeno figura que Héctor Zabaleta, directivo de Techint, le dio bolsos con dinero a Roberto Baratta, ex funcionario del Ministerio de Planificación de Julio De Vido y uno de los detenidos del caso.
Betnaza contó en su indagatoria que en la primera etapa del gobierno de Néstor Kirchner, de 2003 a 2005, tuvieron una buena relación. “Por no habernos prestado al pago de sobornos y contribuciones, prácticamente hemos quedado excluidos de la obra pública”, declaró el empresario y dijo que solo recibieron el 1% la obra pública nacional entre 2003 y 2006. Y que del 2007 a 2015 tuvieron una sola obra nacional, pero sí varias de provincias, como los subtes en ciudad de Buenos Aires, centrales hidráulicas en San Juan y obras privadas.

El punto central de la declaración de Betnaza fue sobre las empresas SIDOR y TAVSA que Techint tenía en Venezuela. Relató que “de 2003 a 2005 la relación con el régimen chavista fue razonable”, lo que coincidió “con la etapa de buena relación” con el gobierno de Néstor Kirchner.

Pero en 2005 comenzaron los problemas con el gobierno de Hugo Chávez y todo se complicó más –contó Betnaza– en 2007, cuando se enfrenta con el gobierno de Kirchner “por una discrepancia inaceptable en la construcción de dos centrales compresoras de T.G.N.”.

Betnaza sostuvo que en Venezuela hubo personal de la empresa amenazado, micros quemados y que en abril de 2008 SIDOR fue nacionalizada. Ante eso, pidieron ayuda al gobierno de Cristina Kirchner.

“Hablo con la gente de Planificación Federal, que eran quienes mantenían el vínculo con Venezuela. El ministro De Vido, José María Olazagasti, Roberto Baratta y Claudio Uberti estaban al tanto de nuestra situación. Cuando a mí me tocó venir a las reuniones presidenciales con Chávez aquí, el dueño de casa era Uberti”, declaró Betnaza.

Olazagasti era el secretario privado de De Vido y fue detenido el fin de semana. Uberti era el funcionario de OCCOVI que declaró como arrepentido. Para la fecha que señala Betnaza, Uberti ya no era funcionario ya que había salido del cargo en 2007 tras el escándalo de la valija con 800 mil dólares del venezolano Hugo Antonini Wilson.

Betnaza siguió su relato: “Después de una cena muy amigable, al día siguiente, se me acerca Uberti y me manifiesta el enojo del presidente Kirchner, alegando que la empresa no contribuía económicamente con el gobierno. Él dijo ‘ustedes no aportan nunca nada y el presidente Kirchner está muy enojado’, mi respuesta fue ‘el grupo Technit no hace negocios, nunca, con la política’. Eso tuvo un efecto que, en mi opinión, fue el que cerró el vínculo con Chavéz”.

Los problemas con Venezuela continuaron y Techint volvió a acudir al gobierno de Cristina Kirchner. “Nos manifestaron que hagamos un aporte porque ello significaban gastos que el gobierno argentino no tenía por qué afrontar. Esto lo planteó, como contexto, De Vido y el que arregló el quantum y la forma fue Baratta”, contó.

Betnaza sostuvo que le dio “instrucciones a Zabaleta para que haga los pagos” y que esa persona “fue la única involucrada”, desligando a otras personas de la compañía. También sostuvo que no tiene detalle de cómo se pagó y que el monto global fue un poco menos de un millón de dólares.

Esa versión se contradice con la que Uberti dio como arrepentido. El ex funcionario dijo que Techint pagó 50 mil dólares de coimas por un caso que no está vinculado al de Venezuela.

A la par se realizaron reuniones con funcionarios nacionales y de Venezuela. “En esos encuentros, empieza a participar Olazagasti, que es a quien deriva Kirchner para participar”, contó.

Finalmente, se fijó en 1.900 millones de dólares la indemnización para Techint por la estatización de SIDOR. “El cierre financiero se realizó, de fines de 2008 a 2009, con intervención de Cristina Kirchner, en varias reuniones”, contó Betnaza.

 

 

Infobae

En el marco de una nueva jornada en la investigación por las presuntas coimas en la obra pública, el juez federal Claudio Bonadio tomará declaración indagatoria al exsecretario de Obras Públicas José López.

Preso desde que fuera sorprendido escondiendo bolsos en un convento de General Rodríguez, el exfuncionario fue involucrado en la causa, acusado de formar parte de la cadena de recaudación ilegal de fondos durante el kirchnerismo.

También será hoy el turno de declarar del empresario Aldo Roggio, titular de la centenaria constructora que lleva su nombre.

El empresario está imputado como “partícipe necesario” de la asociación ilícita que describió el fiscal Carlos Stornelli en función de los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, segundo de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación. Esa presunta organización ilícita, dice el fiscal, recaudaba dinero de empresarios ligados a contratos de obra pública.

Roggio se presentó a la Justicia el viernes pasado. Según trascendió, pese al secreto de sumario, el empresario admitió haber hecho “pagos aislados” por unos cien mil dólares, sin que se conocieran más detalles. El fiscal y el empresario habrían acordado en esa oportunidad el ingreso de este al régimen de “imputado colaborador”.

La jornada del lunes, que contó con la presentación en Comodoro Py de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, finalizó con un allanamiento de departamentos situados en el edificio donde vive, en Recoleta.

“Esto es un amedrentamiento, un circo mediático”, dijo su abogado Gregorio Dalbón.

 

Ambito

Efectivos de la Policía Federal allanaron dos departamentos del edificio de la calle Juncal al 1300, esquina Uruguay, en el barrio porteño de Recoleta, habitual residencia de la ex presidenta Cristina Kirchner. Pero no ingresaron al departamento de Cristina porque está protegido por sus fueros de senadora.

Operativo de la Policía Federal en el edificio de Cristina Kirchner en Recoleta: buscan dinero en dos departamentos. Foto: Marcelo Carroll

El operativo fue ordenado por el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa conocida los cuadernos de las coimas. Fuentes judiciales aseguraron a  Clarín que el objetivo de la búsqueda está concentrada en los departamentos del 1° y 4 ° piso, donde habría dinero en efectivo. Ambos inmuebles están a nombre de Osvaldo De Sousa, hermano de Fabián De Sousa, socio de Cristóbal López y preso en el penal de Marcos Paz.  La abogada de la ex diputada Margarita Stolbizer, Silvina Martínez, explicó que en el 2014 De Sousa vendió los departamentos al titular del grupo Indalo.

En el departamento del quinto piso, donde hoy vive Cristina, hasta fines del 2015 fue alquilado por Cristóbal López, quien a su vez se lo subalquilaba al abogado de Indalo Petróleo, Mauro Ismael Sánchez y su esposa Natalia Inés Lima, tal como reveló Clarín en el 2016 en exclusiva.

La ex presidenta no se encuentra en el lugar, ya que tras pasar por la mañana por el juzgado de Bonadio, en Comodoro Py, donde prestó declaración indagatoria, se recluyó en el Instituto Patria, donde, permanecía pasadas las 19. El juez ya dictó una orden de allanamiento para el departamento de Juncal y Uruguay y otros dos inmuebles de Cristina, pero no se concretaron debido a que cuenta con la protección de los fueros parlamentarios.

La metodología que confesó Carlos Wagner

En el departamento de Recoleta, según los cuadernos que escribió el chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, se entregaban bolsos con miles de dólares. Allí, de acuerdo con la reconstrucción que surgen de los cuadernos, el secretario de los Kirchner, Daniel Muñoz, habría recibido el equipaje cargado de dinero negro.

Ante la imposibilidad de ingresar al departamento de Cristina Kirchner, el miércoles próximo, el Senado podría autorizarlos, en una sesión que se observa con especial atención la actuación del peronismo. Se barajan dos posibilidades. Una sería la aprobación del permiso en el recinto de la Cámara alta. Pero tampoco se descarta que la autorización surja de un acuerdo entre los bloques políticos, que delegarían en la presidenta del cuerpo, Gabriela Michetti , la respuesta al juez.

 

Clarín

José María Olazagasti, ex secretario privado del ministro de Planificación Federal kirchnerista, Julio De Vido, se presentó esta mañana ante la Justicia y quedó detenido. Fue luego de que el juez federal Claudio Bonadio ordenara ayer su detención en el marco de la causa de las cuadernos de las coimas K.

Olazagasti pasó la noche con sus cuatro hijos y a primera hora de este sábado se presentó en los tribunales de Comodoro Py, en el juzgado de Bonadio. Ante la ausencia de personal en el juzgado, se dirigió junto a su abogado defensor a la sede de la Policía Montada, en el barrio porteño de Palermo.

En estos momentos está haciendo los trámites en la alcaldía de dicha sede de la Policía Federal para cumplir con la orden de detención que le dictó ayer por la tarde el juez .

Olazagasti fue uno de los nombrados, junto a Claudio Uberti y a De Vido, por Luis Betnaza, director de Techint, como uno de los que le había pedido dinero para interceder por la compañía ante el gobierno de Hugo Chávez por la delicada situación del personal de las empresas que el grupo tenía en ese país.

De esta manera, Uberti, ex director ejecutivo del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi) y conocido como el embajador paralelo de la Argentina en Venezuela, y Oscar Thomas, ex director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), son los imputados que permanecen prófugos.

 

 

Infobae

El empresario Aldo Roggio se anticipó hoy a la declaración indagatoria que tenían que tomarle el martes y se presentó de forma espontánea en Comodoro Py para declarar ante el juez Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos de las coimas.

Roggio quedó involucrado en la causa porque su nombre estaba incluido en los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, detalla TN.

El presidente de BRH debía prestar declaración indagatoria en cuatro días, pero hoy acordó con el fiscal Carlos Stornelli sumarse como “imputado colaborador” a la lista de empresarios “arrepentidos”. Eso deberá definirlo Bonadio.

El empresario es nieto de Benito Roggio, fundador de la empresa que ahora es un holding. En los ’90 fue titular de la Cámara Argentina de la Construcción y es uno de los fundadores de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Es la segunda vez en la semana que Roggio pisa Comodoro Py. El pasado lunes 6 se presentó en declaración indagatoria ante el juez federal Sebastián Casanello en una de las causas de Odebrecht en Argentina por la construcción de una planta potabilizadora de Aysa.

 

 

La Gaceta

López inició: “Voy a declarar porque quiero que se demuestre que no me enriquecí ilícitamente en la función pública ni yo, ni mi esposa, ni ningún miembro de la familia en los doce años y medio que estuve al frente de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación”.

La audiencia del juicio oral se desarrolla en los tribunales federales de Comodoro Py. Allí, el ex funcionario manifestó que si bien hará uso de su defensa, no caerá en detalles ni precisiones con el fin de “no poner en riesgo” la seguridad de su familia.

López criticó que hasta el momento había sido limitado en su defensa ya que no tuvo la libertad para elegir a su abogado, y ahora sí lo pudo hacer.

De esta manera, señaló: “Esto quedó claramente evidenciado con mi primera defensora, que me la pusieron, que jamás la hubiese elegido voluntariamente y que me costó mucho esfuerzo que la cambiaran”.

Por otro lado, López aseguró que el dinero de los bolsos que llevaba al convento en General Rodríguez no era suyo sino de “personas vinculadas a la política”.

En este sentido, añadió: “Me usaron como chivo expiatorio, como una maniobra distractiva para poner la atención pública en otro lugar agregando además ridiculeces inexplicables y que yo no tuve otra alternativa que obedecer”.

“Cuando antes señalé que es dinero de la política es porque así me lo indicaron pero en realidad lo que quise referenciar es que ese dinero era de personas vinculadas a la política de las cuales no puedo hablar. No es una persona sino varias y yo mismo no sé bien quiénes son todos ni quiero saberlo”, manifestó.

También informo que en unas reuniones “algunas personas” le encomendaron una “diligencia” que”consistía en que debía trasladar esos bolsos al convento” al que él conocía y tenía entrada, “entendiendo que a partir de allí se los iba a ir retirando para darle otro destino”.

“Al lugar no llegué solo, me escoltaron tres personas, una en una moto y dos en un auto. Cuando digo que me escoltaron no digo que eran simples acompañantes, digo que son las personas que me entregaron el dinero que debía trasladar y me siguieron por todo el camino a modo de control”, disparó el ex funcionario.

Y continuó: ” A mediados del año 2016 estando en Montevideo, Uruguay para las sesiones de parlametnarios del Mercosur un parlamentario me dijo a vos, a mí, a Rossi y a otro parlamentario más nos están investigando, esto me dijeron fuentes allegada a la SIDE, a los servicios”.

“Cuando me dijo este parlamentario me hizo este comentario veníamos en su auto y venía en el asiento de atrás una parlamentaria y su secretaria”, detalló.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 1 está integrado por los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grünberg y José Antonio Michilini.

Cronica

El ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y el ex secretario de Obras Públicas, José López, declaran por la causa de los cuadernos con pagos ilegales de empresarios y en la deenriquecimiento ilícito, respectivamente.

López fue trasladado desde el penal de Ezeiza en tanto que De Vido desde Marcos Paz, y ambos están alojados en la Alcaldia de Tribunales.José López detenido

Bonadio le tomará indagatoria a De Vido por los cuadernos del chofer Oscar Centeno, en tanto que López en instancia de juicio por los bolsos que le encontraron con casi 9 millones de dólares.

 

 

Diario 26

La investigación periodística devenida en causa judicial sobre presuntas coimas en la obra pública y basada en las anotaciones del exchofer de un exfuncionario y entregados por la ex esposa de este, Oscar Centeno, a la prensa; configura una de las burradas jurídicas más destacadas de los últimos años. Desde la falta de la prueba material, que habría sido quemada por el propio autor, hasta los aprietes del fiscal Carlos Stornelli a los empresarios imputados para que se arrepientan. Pero el desaguisado judicial no termina allí. Al Forum Shopping que permitió que la causa quede en manos de Claudio Bonadío,  ahora se le suma otra noticia indecorosa. María Pía Monkes, hija de María Teresa Calcaterra, hermana de Ángel Calcaterra, o “Ángelo” como le dicen en la familia, sería una de las encargadas de investigar a su tío.

 

 

Portal de Noticias

Alejandro Ivanissevich, de la empresa Emgasud, y Manuel Santos Uribelarrea de MSU aseguraron este lunes ante el juez federal Claudio Bonadio que ellos también hicieron pagos indebidos a funcionarios kirchneristas para financiar campañas electorales durante los últimos años.

Ambos declararon que los aportes se los pidió Roberto Baratta, exfuncionario del Ministerio de Planificación Federal y mano derecha del exministro Julio De Vido, detenido en esta causa, indicaron fuentes judiciales.

Declaraciones

Según declaró Uribelarrea, en 2015 Baratta lo llamó para tener una reunión y en ella le pidió plata para financiar la campaña electoral ese año. Le reclamaron 100 mil dólares y él los pagó en tres cuotas, una antes de las primarias y las otros dos previas a las generales.

Además, dijo haberse sentido «presionado» para realizar ese pago, algo de lo que también ratificó en su indagatoria el empresario Ivanissevich.

Ivanissevich, criado en Rawson y conocido localmente por haber construido el Gasoducto Patagónico en el primer mandato de Das Neves, fue durante muchos años el dueño de Emgasud, la empresa que construyó el gasoducto en Chubut, estuvo detrás del Proyecto Ingentis y luego se convirtió en Genneia cuando montó el Parque Eólico de Rawson.

Desprendimiento

Luego se desprendió de Genneia a manos del Banco Macro y actualmente está al frente de Fides Group, una compañía dedicada a las energías alternativas que es propietaria de 360 Energy, a cargo del parque Nonogasta, en La Rioja.

Ivanissevich, mendocino de nacimiento pero criado en la capital de Chubut, se hizo conocido en el mundo de los negocios en la década del ‘90, primero como privatizador de la antigua Gas del Estado, luego como ejecutivo de la italiana Camuzzi y más tarde fundando Emgasud, una pequeña distribuidora de gas que comenzó en la Costa atlántica y terminó especializándose en la construcción de gasoductos.

 

 

La Voz del Chubut

Aseguran que se encargaba de trasladar el pago de supuestas coimas de la obra pública. La aeronave identificada llevaba al parecer las iniciales LV-ZSZ.

Fuentes judiciales confirmaron a EL CHUBUT que el Ministerio Público Fiscal estaría tras los pasos de una empresa que funcionaba como «taxi aéreo» y que se habría encargado de juntar «las coimas» de la obra pública en la gestión del ex gobernador Martín Buzzi. La investigación habría surgido a partir de testigos que declararon informalmente y forma parte de la causa «Revelación 2», que monitorea los retornos en la gestión anterior.

El avión pertenecería a la flota de Top Air, una empresa en la que participaba Lázaro Báez, dijo a EL CHUBUT un hombre que frecuenta asiduamente los pasillos judiciales. El empresario santacruceño que está preso se desprendió del paquete accionario de esta firma en 2015.

La fuente consultada por EL CHUBUT detalló que los datos que estaría investigando la Justicia indican que la aeronave «partía desde Río Gallegos y aparentemente hacía base en Comodoro y Trelew, donde juntaba los cheques de los retornos de la obra pública y luego se dirigía a Buenos Aires para cambiarlos en una cueva financiera».

Según pudo saber este Diario, esa casa de cambio se encontraría ubicada en la calle Perón de la ciudad de Buenos Aires.

 

 

El Chubut