Tag

civil

Browsing

Alertados por el escenario epidemiológico presente, con casos confirmados por CoViD-19 en Trelew, el municipio de Rawson, a través de la Coordinación de Protección Civil junto al equipo de Epidemiología del Hospital Santa Teresita reforzó la prevención en la ciudad con el objeto de contener el brote del virus.

Bajo un seguimiento estricto de las personas que inician el aislamiento social, preventivo y obligatorio, una vez arribados a la capital, el municipio y el hospital activan los protocolos sanitarios de atención inmediata para garantizar la salubridad de quienes deben guardar cuidado. Y además, velar por la salud del resto de la población.

Frente al alerta epidemiológico de los últimos días, “con el equipo de Epidemiología del Hospital Santa Teresita instruimos a los vecinos sobre las prevenciones que deben adoptar, entre ellos, el distanciamiento social con la familia y con los vecinos”, remarcó el responsable de Protección Civil de Rawson, Raúl Curín.

“Estamos trabajando de lunes a lunes con los profesionales de la salud en el CAPS del barrio San Ramón”, expuso el funcionario municipal, al añadir que en el lugar “volcamos los datos para hacer un seguimiento de los vecinos aislados”.

Curín precisó que si bien “hay personas que por temas laborales no quieren hacer el aislamiento, personal del área municipal se acerca, y les explica los riesgos para que entiendan que es lo mejor para ellos” resguardarse en sus casas.

En una reunión de trabajo, los directores de ambos organismos provinciales, delinearon acciones articuladas y programaron capacitaciones vinculadas a la Red de Fauna Costera de la Provincia del Chubut.

La Dirección General de Defensa Civil del Chubut, que conduce Randal Thomas, reunió con el director de Fauna y Flora Silvestre, Fernando Bersano, para coordinar tareas conjuntas vinculadas a la Red de Fauna Costera de la Provincia del Chubut.

Del encuentro, también participaron el Director de Operaciones de Defensa Civil, Patricio Arenas y el representante de la Red de Fauna Costera Marina y especialista en desenmallamiento de mamíferos marinos, Alan Jones.

Asimismo, en la reunión de trabajo se programaron futuras capacitaciones para el personal de Defensa Civil de cómo actuar en casos que involucren fauna marina costera.

Red de Fauna Costera

La Dirección de Flora y Fauna Silvestre del Ministerio de la Producción, es la responsable de la Red de Fauna Costera, una organización de cooperación interdisciplinaria, interinstitucional y sustentable, conformada por voluntarios de toda la Provincia del Chubut.

El objetivo fundamental de la Red de Fauna Costera es dar respuesta inmediata a sucesos que involucren fauna marina costera, asegurando el bienestar de los animales, contribuyendo a la investigación y a la educación.

Durante el encuentro, abordaron la cartera de trabajo que tienen en conjunto y comenzaron a delinear nuevos protocolos de emergencia y de comunicación entre ambas instituciones.

El director General de Defensa Civil de la Provincia del Chubut, Randal Thomas, se reunió este miércoles con las nuevas autoridades del Cuartel de Bomberos de Trelew, para reactivar tareas en conjunto y delinear nuevos protocolos de emergencia y de comunicación entre ambas instituciones.

Junto a Randal Thomas, participaron de la reunión el Director de Operaciones del organismo provincial, Patricio Arenas; y los flamantes jefe y subjefe de los Bomberos de Trelew, Alejandro Vistoso y Fernando Damián, respectivamente.

Este sábado en instalaciones de la empresa CARE, se desarrolló una capacitación en rescate en altura y espacio confiado, marcando el inicio de una serie de cursos que continuarán bajo distintas temáticas. El mismo, tuvo por objetivo, establecer procedimientos y prácticas de seguridad correctas en actividades de rescate en caída y espacios reducidos.

Al respecto, el coordinador de Defensa Civil, Miguel Bargas, afirmó que “este es el inicio de una serie de capacitaciones, en esta oportunidad bajo las temáticas de rescate en altura y en espacio confinado. Posteriormente, vamos a avanzar en una serie de cursos relacionados al tratamiento de personas con traumatismo por accidentes, en lo que respecta al control del sangrado si lo hubiera, y cómo tratarlo previo traslado al hospital”.

Respecto a esta serie de cursos, dijo que “son de carácter anual, con una base teórica y otra práctica. Al finalizar, el personal estará certificado en rescate en altura y espacio confinado, en tratamiento de personas traumatizadas, como así también en control del sangrado”.

En este sentido, sostuvo que “trabajamos para profesionalizar el área, ya que esto forma parte de las políticas que tiene el Municipio de capacitar al personal que trabaja al servicio de la comunidad. La Secretaría de Gobierno dispuso esta serie de capacitaciones para Defensa Civil, siendo formados por profesionales a nivel internacional, con conocimientos muy avanzados. De esta forma, estaremos a un nivel muy alto en cuanto a sistemas de protección civil”.

Por último, Bargas agregó que “esto nos permitirá trabajar con conocimientos concretos de cómo abordar cualquier tipo de incidente que tengamos, y bajo las circunstancias que tengamos. Ya que lo importante para socorrer a una persona, es que la misma sea abordada de manera profesional”.

Con el acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes cada vez más cerca, crece el temor en Afganistán de que un pacto apresurado de Washington y los insurgentes pueda empujar al país a una guerra civil, si no se garantiza una retirada escalonada de las tropas o la reconciliación nacional.

El representante especial estadounidense para los esfuerzos de Paz, Zalmay Khalilzad, presentó este lunes al Gobierno afgano en Kabul una copia del borrador del acuerdo con los talibanes para que lo someta a consultas, después de que este fin de semana concluyera la novena ronda de negociaciones con los insurgentes en Doha.

Con este pacto se espera que los estadounidenses anuncien la retirada de las tropas extranjeras después de dieciocho años de ocupación y decenas de miles de muertos, entre ellos casi 3.500 miembros de la coalición, mientras que los talibanes darían garantías de que ninguna agrupación terrorista usará el territorio afgano como base.

Sin embargo muchos ven similitudes en este proceso con lo que sucedió en la década de 1990, cuando, tras la rápida retirada de las tropas soviéticas del país, comenzó una guerra civil que dejó a su paso ciudades arrasadas y miles de muertos, contienda que concluyó con la invasión estadounidense en 2001.

«Será un acuerdo inestable y deficiente. No creo que con él finalice la guerra, sino que dará comienzo otra», afirmó a Efe el general Atiqullah Amarkhil, analista político afgano.

En su opinión, será importante ver «si después del acuerdo de paz los talibanes estarán listos para aceptar la democracia, la libertad (…) o simplemente esperarán a que los estadounidenses se vayan para tomar el país por la fuerza».

«Si es así, nos enfrentaríamos a la situación de guerra civil a la que nos enfrentamos en los años 90 tras la retirada soviética, cuando las grandes ciudades acabaron convertidas en cenizas», remarcó Amarkhil, que era comandante de las Fuerzas Aéreas afganas antes de que empezara el conflicto en 1992.

Al analista le preocupa que el Gobierno afgano y la comunidad internacional no hayan participado en las negociaciones, lo que, a su juicio, disminuye la credibilidad de un posible acuerdo.

«Los afganos todavía no saben qué les deparará el acuerdo (…) Será un hecho consumado, les guste o no», señaló.

La firma de ese acuerdo daría paso al inicio de conversaciones entre los talibanes y el Gobierno afgano, un requisito indispensable que impusieron los insurgentes para comenzar a negociar con Kabul.

Pero para que esas «negociaciones intra-afganas» tengan éxito, deberán estar respaldadas por la «comunidad internacional, en especial Estados Unidos», aseguró a Efe el director del Centro de Investigación Estratégica Qased (QSRC), Abdul Baqi Amin.

El experto pidió a Washington que actúe con responsabilidad y no permita que los afganos inicien una nueva contienda civil, ya que ahora los antiguos señores de la guerra disponen de dinero además de armas, «por lo que, si sienten que sus intereses se ven amenazados durante las conversaciones de paz, irán a una guerra civil para luchar contra los talibanes», que controlan ya un 56 % del país.

En este contexto, los comentarios la semana pasada del presidente estadounidense, Donald Trump, durante una entrevista, han generado cierta incertidumbre sobre el futuro del acuerdo, al asegurar que tras su firma mantendrá 8.600 soldados en Afganistán.

Ello chocaría con el deseo de los talibanes, que quieren a todos los estadounidenses fuera de Afganistán, lo que incluye a unos 22.700 soldados que forman parte de la OTAN o llevan a cabo labores antiterroristas en el país y a otros 10.648 contratistas civiles.

Entre tanta duda, algunos también muestran cierto optimismo, como el miembro del «laboratorio de ideas» (think tank) Rana Research Safiullah Mullakhil, deseoso de que un acuerdo «abra la puerta a la paz».

«Todos están cansados de la guerra y todos reconocen que la guerra afgana no tiene una solución militar», declaró a Efe Mullakhil.

Otro aspecto que puede llevar a que la paz prospere en Afganistán es que los talibanes de ahora no son los mismos que los que estuvieron en el poder entre 1996 y 2001.

Actualmente, según Mullakhil, los talibanes «están conectados al mundo, ven la televisión, usan teléfonos inteligentes e internet; disfrutan de la libertad de expresión y saben de la importancia de la educación femenina y de que todo afgano tenga voz en un Gobierno democrático».

«Todo esto aumenta la esperanza de que los talibanes prefieran la paz y no la guerra», consideró el analista, informó EFE.