Tag

Cimadevilla

Browsing

Con esta lapidaria frase, el histórico dirigente de la Unión Cívica Radical Mario Cimadevilla aportó un dato más para ratificar el divorcio de amplios sectores del partido con la alianza Cambiemos y su distanciamiento del gobierno de Mauricio Macri.

El histórico dirigente de la Unión Cívica Radical Mario Cimadevilla en declaraciones radiales aseguró: “hoy no sé si creerle más a Macri o creerle más a Cristina”. Cimadevilla había comenzado bien su relación con el gobierno de Macri. Fue nombrado como titular de la Unidad Especial de Investigación del Atentado a la AMIA. Pero su paso por el gobierno nacional no duró mucho tiempo. Y terminó mal.

Cimadevilla se fue dando un portazo y acusando a Macri y al ministro de Justicia Daniel Garavano de “encubrir a sus amigos”. Hizo un extenso informe que tuvo una importante repercusión nacional. Nunca se lo vio cómodo a Cimadevilla en su puesto, donde llegó por compromisos partidarios tras finalizar su paso por el senado nacional.

Menna parece quedarse cada vez más solo para enfrentar una elección que a la luz de los hechos está fuertemente polarizada entre el actual gobernador Mariano Arcioni y el intendente de Comodoro Rivadavia Carlos Linares. Las esperanzas de volver al poder que el radicalismo tuvo en los comienzos de 2019 se desvanecieron cuando se abrieron las urnas de las PASO del 7 de abril.

Gustavo Menna la sigue peleando pero no solo tiene que convencer a extraños. También a los propio, que de a uno comienzan a darle la espalda. Nadie es dueño de los votos de nadie, pero expresiones como la de Cimadevilla y decisiones como la de la concejal de Trelew Florencia Rossi (le cambió el nombre a su bloque. Ya no se llamará Cambiemos, con el que llegó a ocupar la banca, sino Unión Cívica Radical informó El Extremo Sur) tienen peso político y tal vez electivo.

La dirigencia está haciendo todo el esfuerzo para que la UCR de Chubut con o sin aliados deba esperar un nuevo turno electoral para aspirar a conducir los destinos de la provincia.

 

ElPatagonico

De esta manera la presidenta del Concejo Deliberante de Trelew justificó las acusaciones esgrimidas por el concejal Simón Cimadevilla quién se despachó con una batería de reclamos contra el gobierno provincial: “Los hechos de corrupción vinculados a Arcioni generan que nuestros chicos no puedan ir a la escuela”, politizó el edil.

Durante la última sesión del Concejo Deliberante de Trelew se dieron una serie de enfrentamientos entre los ediles, vinculados fundamentalmente con los fondos destinados a la refacción de algunas escuelas de la ciudad. En este marco, aprovecharon para politizar el tema y arrojarse tiros por elevación entre los representantes de cada espacio político que compitió en las pasadas elecciones.

El concejal Simón Cimadevilla disparó, con énfasis desmedido, que “cuando pedimos información es para saber cuánto se depositó, en que se usó, qué obras se hicieron y cuáles fueron los relevamientos, porque la única verdad es la realidad. En enero el gobernador anuncio que iba a transferir fondos a los municipio y agilizar la remisión de fondos a las escuelas para el inicio de clases. Estamos a mediados de abril y algunas escuelas siguen sin funcionar. Los problemas que tenemos en las escuelas no son solo burocráticos, ni demoras en los fondos, también son de corrupción y esto genera que nuestros chicos no puedan ir a las escuelas”.

“Hay -prosiguió el edil- algo mucho más grave todavía que es la situación del ministerio de Educación de Chubut, que hoy está siendo investigado y que ayer fue allanado por sospechas de corrupción en la utilización de los fondos y en la asignación de obras a determinadas empresas. Este gobernador, que se cansa de decir que vino a traer transparencia, está procesado por la justicia”.

A penas finalizó el soliloquio de Cimadevilla, salió al cruce Lloyd Jones quién entre sonrisas, deslizó: “Las urnas hablaron y les duele”. Luego, con parsimonia, argumentó que “nosotros ya explicamos el tema de las escuelas y cómo está el convenio, no fue la plata que ellos dicen que se bajó y tampoco es cierto que utilizamos los fondos para la campaña. Se nota que el dolor de la derrota les dura y lo demostraron con manifestaciones que anda tenían que venir al caso”.

En ese marco, la presidenta del Concejo Deliberante precisó que “se bajaron 80 mil pesos y el resto son 9 cuotas de 20 mil. Ya hicimos el relevamiento. La obligación del municipio, en este caso, es de realizar mantenimientos en las escuelas que se relevaron, no refacciones. Era de esperar que la sesión fuera a derivar en algo como esto, ellos intentaron ensuciar la expresión de la gente que reconoció el trabajo que se viene haciendo de parte del gobierno provincial”.

Responsabilidades

Cimadevilla, hizo hincapié en la responsabilidad del arco político y argumentó al respecto que “el responsable de brindar educación es el gobierno, no es una cuestión electoral. Si no hay clases, por la razón que sea, la responsabilidad es de la ministra de educación y del gobernador Arcioni”.

Acto seguido, Lloyd Jones recogió el guante nuevamente aclarando que “es lamentable que los gobiernos anteriores de Buzzi y Mac Karthy no se hayan ocupado de estos problemas. En esos momentos había dinero y no se invirtió en las escuelas cuando ya en esos tiempos estaban deterioradas”.

La cosa no quedó ahí. Cimadevilla aprovechó para remarcarle a la presidenta del Concejo Deliberante que “usted menciona los problemas del ex gobernador Buzzi, le pido que no traiga ninguna interna de sus partidos porque acá estamos hablando de las escuelas, de educación y de que los chicos no pueden ir a clases”.

Finalmente, la lucha por la última palabra la ganó Lloyd Jones quien, entre balbuceos de todos los concejales, le contestó: “Se nota que el dolor de la derrota les dura”.

El ex senador y dirigente radical, habló del resultado electoral del domingo. Sostuvo que no sólo que hay que despegarse del partido del gobierno nacional porque la gente está enojada, sino porque también hoy está en las antípodas de la UCR. Calificó al secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, como “un loco” y tildó de “impresentable” a Marcelo Cano, funcionario del Ministerio de Interior.

Mario Cimadevilla siempre fue y será un dirigente controvertido, dentro y fuera de espectro partidario -la Unión Cívica Radical-, con declaraciones muchas veces ácidas y contundentes.

La frustración electoral que sufrió el domingo Cambiemos, la alianza entre el radicalismo y el PRO, en las PASO del último domingo dejó heridas que deberán curarse, indefectiblemente en un proceso rápido, de cara a las elecciones generales de junio. Y por supuesto fue el motivo de la charla con Radio 3 este jueves en “De Cara a la Actualidad”.

“Es el debate que está instalado en el seno radicalismo, no sólo en Chubut, sino en todo el país. El organismo partidario que debe decidir si vamos a seguir o no dentro de Cambiemos es la Convención Nacional. Están tratando de ponerle una fecha para los últimos días de abril o los primeros de mayo para que decida si vamos a permanecer o no dentro de la alianza Cambiemos”, anunció Cimadevilla en el inicio del diálogo.

“Seguramente será un debate interesante, en el que se analizarán los resultados, pero sobre todo las consecuencias que esta alianza ha tenido no sólo para el país, sino para el radicalismo”, aseveró.

Respecto de la cantidad de Convencionales que representarán a la provincia explicó “que todas las provincias tienen el mismo número que legisladores nacional. En el caso de Chubut serán ocho (cinco diputados nacionales y tres senadores). Entre ellos están Graciela Albertella, Florencia Rossi y José Gaspar”.

“El radicalismo de Chubut no es una isla respecto de lo que está discutiendo el partido en el resto el país, con el agravante en nuestra provincia, donde el aporte a esta alianza es exclusivamente de la Unión Civica Radical”, afirmó.

“El PRO es un partido que en Chubut no gravita ni cuantitativa ni cualitativamente”, disparó Cimadevilla en su primera alusión polémica.

“Incluso si hacemos memoria, sus dirigentes estuvieron aliados con quienes eran nuestros adversarios políticos, Das Neves concretamente. Algunos de ellos decían que había sido el mejor gobernador de todos los tiempos, que había que darle una medalla de oro por su gestión”, recordó.

“Mientras tanto, el radicalismo desde sus bancas y sus estructuras partidarias teníamos una gran lucha política con ese régimen”, señaló quien fue funcionario del actual gobierno, pero que ahora aparece en la vereda opuesta.

“Un escenario con falta de aciertos”

Cimadevilla analizó el resultado electoral del domingo y comentó que “antes del proceso electoral tuve la posibilidad de dar esta discusión con las autoridades de mi partido. Yo di mi opinión, que obviamente no fue la mayoritaria”.

“Opiné que debíamos analizar más en profundidad la conveniencia o no de la alianza con el PRO. Que estábamos en un escenario en que la falta de acierto de las medidas económicas del gobierno nacional iban a ser un tema de debate en la campaña”, fundamentó.

“Que más allá de las cuestiones y las diferencias con el gobierno provincial, seguramente iba a estar presente en la voluntad del votante lo que pasa hoy en los supermercados”, recalcó.

“No primó el criterio que nosotros esbozábamos, fueron corriendo a hacer la alianza con el PRO, que incluso en algunos lugares fue cuestionada judicialmente”, lamentó Cimadevilla.

“No sólo que hay que despegarse porque la gente está enojada con las decisiones del gobierno, sino porque sobre todo están en las antípodas de la Unión Cívica Radical”, insistió el dirigente.

“¿Qué tenemos que ver nosotros con un tema que aflige a todo el mundo como el tarifario? Se hace cada vez más difícil pagar una boleta de luz o de gas, todo por la aplicación de una política energética que no tiene absolutamente nada que ver con lo que el radicalismo siempre ha propiciado, desde Yrigoyen hasta acá”, cuestionó.

“No sé de dónde sacan las autoridades del gobierno nacional que el millón de BTU cuesta 7 dólares, si en Chubut lo pagan 1,60”, reprochó.

“Usted cree que la gente no advierte cuando un loco, porque de esta manera hay que tratarlo a (Gustavo) Lopetegui (secretario de Energía de la Nación), dice que si la gente no puede pagar que se quede sin luz cuando las cooperativas plantean dificultades en el pago al proveedor por el alto nivel de morosidad de los usuarios. Cuando un funcionario toma una decisión debe pensar en las consecuencias que va a tener para la población”, embistió Cimadevilla.

“Menna no es el único responsable”

“Hay que trabajar, por supuesto. Si bien Gustavo Menna ha hecho declaraciones en las que ha dicho que el responsable es él, acá hay un todo conjunto que también es responsable”, consideró Cimadevilla.

“Hay dirigentes de Buenos Aires que vienen a Chubut, que no tienen ni idea de lo que pasa en la provincia, que bajan línea de lo que hay que hacer y no hay que hacer”, reprobó.

“Hay un tal (Marcelo) Cano (funcionario del Ministerio de Interior) que es impresentable, no tiene ni idea de cómo es la gente ni cuáles son sus problemas”, descalificó.

“Hay que convocar a todos los sectores del partido, se ha hecho una elección pensando más en una interna que en una elección general. Son equivocaciones que pagamos el conjunto, no sólo un sector. Entonces el conjunto debe armar, de acá hasta junio, una estrategia electoral que nos permita volver a ser competitivos”, reflexionó.

Se le hizo alusión a declaraciones del ex gobernador José Luis Lizurume, que había opinado que separarse de Cambiemos sería como cambiar de caballo a mitad del río.

“El radicalismo ha sido ajeno a las decisiones que se han ha tomado el gobierno”, replicó Cimadevilla.

“Yo estuve en la Convención de Gualeguaychú (marzo de 2015), fui uno de los voceros de formar la alianza Cambiemos. Pero esa vez se analizó la urgencia y la necesidad de cambiar el signo político en la Argentina para lograr, entre otras cosas, un equilibrio entre los poderes. No se olviden que en 2011 Cristina Fernández de Kichner había ganado con el 54 % de los votos y segundo había sido Hermes Binner con un 17 %. El sistema de contrapeso no existía”, reconoció.

“Esta fue la urgencia que hubo que resolver, y fue exitosa, el radicalismo hizo otro aporte para la república, porque logramos cambiar el signo político y que hubiera más equilibrio en el Parlamento”, destacó.

“Pero esta posición iba acompañada con la esperanza y el convencimiento de que las decisiones de gobierno iban a ser compartidas en esta alianza, y luego esto no fue así. A partir de ahí el gobierno del PRO empezó a tomar decisiones en el gobierno que no fueron consultadas, y yo no tengo porque hacerme cargo”, recriminó Cimadevilla.

“Fijesé hasta donde el gobierno se viene equivocando. Asumió para tres cosas: parar la inflación, terminar con la pobreza y unir a los argentinos. Y no hemos tenido suerte en ninguna de las tres”, evaluó.

“Han hecho del odio al adversario un proyecto, una ideología. Las decisiones políticas no pueden estar en manos de una moral, y hablo de Durán Barba”, se quejó Cimadevilla.

“No se puede hacer política apartándose de valores éticos ni morales, y Durán Barba hace de las decisiones una cuestión marketinera que sigue agrandando la grieta”, interpeló.

“Poco favor le hace al gobierno de Macri. Las principales descalificaciones al Presidente las ha hecho el propio Durán Barba, cuando dice que es muy fácil trabajar con él porque no tiene pensamiento propio. Entonces quien está pensando las decisiones que se toma. O cuando Durán Barba señala que trabajar políticamente en la Argentina es muy fácil porque son muy los ciudadanos son tontos y se los puede engañar muy fácilmente en los procesos electorales”, censuró Cimadevilla.

“Entonces tengo que pensar que cuando me hacen una propuesta me están engañando. Y lamentablemente el Presidente le hace caso a este hombre, ha llevado a este gobierno a tomar decisiones que son verdaderas provocaciones”, aseveró.

“Cuando el jefe de Gabinete dice que estamos bien, que vamos por el buen camino, y se lo está diciendo a gente que tiene dificultades para pagar servicios, a la que el salario le alcanza cada vez menos, es una provocación”, enfatizó.

“Estas cuestiones deben ser revertidas, no sé si seguiremos o no en Cambiemos, cual será en definitiva la decisión del partido. Pero sea la que sea, lo que debe primar no es la discusión de candidaturas, sino la discusión de proyectos y programas que seguramente para salir de la crisis deberán tener el acompañamiento de todo el arco político, y dejar de lado esta maldita grieta en la que estamos metidos”, sentenció Cimadevilla.

 

Radio3

El dirigente se manifestó crítico con el gobierno de Cambiemos que encabeza Mauricio Macri y dijo que la Convención deberá definir si sigue dentro de la coalición con el PRO o arma otro frente

Mario Cimadevilla aseguró que más allá de los resultados electoras obtenidos por Cambiemos en las elecciones del año 2015 y 2017, “en la práctica funcionó y funciona como un gobierno del PRO; las decisiones que se han tomado no son consultadas con sus aliados” y en ese marco aseguró que “algunas de las decisiones que se toman están en las antípodas del pensamiento radical”.

En diálogo con FM Tiempo y al ser consultado si había sectores de la Unión Cívica Radical que no venían con buenos ojos la continuidad de la alianza que llevó a Mauricio Macri a la Presidencia de la Nación, dijo “no diríamos nada nuevo si decimos que sí. Ustedes habrán advertido que existe en el seno del radicalismo un enojo muy grande respecto a la manera que ha funcionado Cambiemos. Desde el punto de vista electoral fue exitoso, pero que luego no ha funcionado  como una coalición de gobierno”.

“El círculo donde se toman las decisiones de gobierno es cada vez más cerrado, más chico, y más obstinados de mantener cuestiones que han fracasado y es un debate que está pendiente en la Unión Cívica Radical y que a la fecha de realización de la Convención Nacional, que es el organismo partidario que va a analizar esto, y en definitiva va a definir si el radicalismo continúa o no dentro de la alianza Cambiemos”.

Visión crítica

En cuanto a su opinión del gobierno, dijo que tener una “visión muy crítica de lo que está pasando con el gobierno nacional”, aunque reconoció que fue partícipe de la Convención Nacional realizada en Gualguaychú, cuando se conformó la alianza electoral Cambiemos entre la UCR y el PRO.

“Fui uno de los oradores en la Convención y tomamos una decisión de la que no me arrepiento. En aquel momento lo que se evaluó era la necesidad o  conveniencia de que cambie el signo político del país. En la última elección presidencial Cristina Fernández de Kirchner había obtenido más del 50% de los votos, y el rival más próximo estaba a más de 30 puntos; prácticamente el equilibrio de poderes en el parlamento no existía, más allá de las diferencias que sabíamos existían con nuestros aliados, se privilegiaron las urgencias”.

En ese contexto explicó que “se privilegiaron las urgencias, la necesidad de este cambio de signo político, de recuperar el equilibrio de nuevo en el país, pero en el entendimiento que a partir de allí el radicalismo de alguna manera iba a tener algún tipo de participación en las decisiones políticas de estado, pero esto no se dio, en la práctica funcionó y funciona como un gobierno del PRO. Las decisiones que se han tomado no son consultadas con sus aliados y  algunas de las decisiones que se toman están en las antípodas del pensamiento radical”.

 

Jornada

El ex senador hizo una declaración explosiva sobre el futuro de la alianza entre la UCR y el PRO.

El ex senador nacional y ex titular de la Unidad de Investigación AMIA, Mario Cimadevilla, afirmó que Cambiemos no está en su mejor momento. Es más: puso en duda la continuidad de la alianza para las elecciones de octubre. Declaraciones que vienen de uno de los hombres fuertes del radicalismo en Chubut y también de ese partido a nivel nacional.

“Creo que la alianza Cambiemos no está pasando por un buen momento, hay un sector muy grande del radicalismo que viene expresando ya hace un tiempo sus diferencias con algunas cuestiones que se manejan desde la Casa Rosada”, apuntó Cimadevilla en diálogo con El Comodorense Radio por FM La Petrolera 89.3 MHz.

“El radicalismo está esperando el desarrollo de su convención, que seguramente será el mes de mayo, donde se fijará una posición de estos temas. Especialmente, la permanencia o no en la alianza Cambiemos para las elecciones que se vienen”, remarcó Cimadevilla en el contacto con la radio.

“No sé si va a haber Cambiemos en octubre. Eso es un tema que la Convención Nacional todavía no ha resuelto”, planteó el ex senador y dirigente de la UCR.

En este panorama nacional, Cimadevilla opinó sobre Martín Losteau. “Si Martín quisiera ser candidato, yo lo acompañaría. Garantiza trabajar en forma más seria los problemas que tenemos. Pero el radicalismo va a tener que tomar una decisión”.

 

ElComodorense

Denunciado por Elisa Carrió y por el ex titular de la Unidad AMIA, Mario Cimadevilla, el ministro de Justicia, Germán Garavano, puso en duda su continuidad en un eventual segundo mandato de Mauricio Macri. “Cuatro años son realmente desgastantes y es un buen periodo para sentar las bases de las reformas”, señaló Garavano, en referencia a ciertas iniciativas impulsadas durante su gestión. El funcionario se sumaría así a la lista de dirigentes de Cambiemos que ya tienen un pie fuera del Gobierno como el titular de la Cámara baja, Emilio Monzó o el jefe del bloque PRO en Diputados, Nicolás Massot, quienes anticiparon su partida independientemente de la suerte electoral del oficialismo.

Si bien el Presidente lo ratificó en el cargo cuando a fin del año pasado la jefa de la Coalición Cívica presentó un pedido de juicio político en su contra, Garavano sufrió este año un nuevo golpe cuando en febrero Cimadevilla realizó una denuncia penal por el presunto intento de proteger a los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, condenados la semana pasada a dos años de prisión por el encubrimiento del atentado a la AMIA. Bajo las indicaciones de la conducción del ministerio de Justicia, la querella que representaba al Estado Nacional en la causa cambió su postura histórica y pidió la absolución de ambos, decisión que fue rechazada por el Tribunal Oral Federal 2.

Envuelto en varias internas de palacio, Garavano resaltó que no viene de la política y detalló que en su paso por la administración pública descubrió que hay “muchas mezquindades”, “muchas mentiras” y “poca gente comprometida”.

“Yo creo que estamos en un periodo de transición, nuestra Justicia tuvo durante mucho tiempo una muy fuerte influencia política y de otros sectores. El proceso de salida de esa situación generan peleas por parte de algunos que parece que están de un lado o del otro”, consideró el ministro, repitiendo el libreto sobre la “independencia de poderes” que usó Macri durante la asamblea legislativa.

Entre otras cosas, Garavano defendió la baja en la edad de imputabilidad, iniciativa que Cambiemos quiere comenzar a debatir en el Congreso en pleno año electoral. A pesar de las críticas de jueces y especialistas en derecho penal, el ministro aseguró que con ese proyecto “se crea un régimen muy novedoso, que hace eje en la reubicación de los chicos para que salgan temprano del delito”. “La mayoría de las personas detenidas tienen entre 18 y 25 años y el 80 por ciento de ellos cometieron delitos siendo menores y el Estado no hizo nada para ayudarlos”, agregó.

Durante una entrevista en La990, Garavano explicó que lo que pretende hacer desde su Ministerio “son cambios que van a llevar tiempo”, pero destacó la modificación de “algunas leyes de la organización” del sistema judicial y el cambio del Código Procesal Penal Federal “que va a comenzar a implementarse este año en el norte, en Salta, y luego en el resto del país”.  “Estos cambios hacen (que se las causas avancen) como en Estados Unidos, que los fiscales sean los que investiguen y que los jueces sean los que le pongan límites a los fiscales y sean el equilibrio”, precisó.

 

 

 

Pagina 12

Ocurrió este domingo por la tarde. Hace un año sufrió una extraña intrusión en su domicilio.

El exsenador Mario Cimadevilla (UCR) fue víctima de un nuevo robo. Este domingo, autores ignorados re sustrajeron una camioneta Toyota Hilux de la puerta de su domicilio, en la calle marconi al 400 de Trelew.

Según denunció el propio Cimadevilla a la Policía, alrededor de las 14.40 se llevaron su camioneta doble cabina de color blanco, que estaba estaba estacionada frente a su domicilio, correctamente cerrada. Según se supo, hace cuatro meses habían ingresado a robar a su domicilio y le habían llevado las llaves de ese rodado.

Con algunos datos obtenidos, la Policía realizó poco después un allanamiento en la calle Colombia al 800, en un domicilio en el que los investigadores fotografiaron varias llaves de distintos vehiculos y realizaron la requisa de un auto Chevrolet Cobalt, al cual le realizaron hisopado y levantamiento de huellas digitales.

Otro robo

No es la primera vez que Cimadevilla es víctima de un hecho de inseguridad. En abril del año pasado, un grupo de cuatro encapuchados ingresaron a su casa de Trelew. Revisaron sobres con documentación, una computadora y buscaban una caja fuerte que no existe, pero no se llevaron elementos de valor que había en la vivienda.

En aquel momento, el exsenador y extitular de la Unidad AMIA estaba junto a su familia en una cena familiar en la localidad de 28 de Julio. Los delincuentes ingresaron por un paredón lateral de la vivienda, amedrentaron a una empleada doméstica y la maniataron para proceder a revisar toda la documentación que había en la casa, además de una computadora.

“Quiero que esto quede muy claro: no se trató de un robo, acá estamos hablando de otra cosa”, le aseguró Cimadevilla a Jornada. “Hace años que vengo denunciando la corrupción dasnevista, hace años que hablo de los vínculos de la droga en Chubut y últimamente también he denunciado al ministro de Justicia, Germán Garavano, por el encubrimiento en la investigación del Caso AMIA. Hay que investigar de dónde puede provenir este hecho”, dijo Cimadevilla aquella vez.

El ex senador radical Mario Cimadevilla se expresó a través de su cuenta de twitter sobre los crímenes ocurridos en Puerto Madryn “vinculados al narcotráfico, a la corrupción política y su convivencia con las mafias en la provincia”.

“Lo que estamos viviendo hoy no es sólo un crimen del narcotráfico, también es un crimen de la política corrupta que desde el 2003 convive con las mafias” dijo hoy visiblemente preocupado por las situaciones ya conocidas y que tuvieron amplia repercusión a nivel nacional al encontrar los cuerpos de Federico Lomeña y Héctor López con signos característicos de una venganza mafiosa.

Cimadevilla enunció su opinión y comentó: “Esta convivencia por parte de algunos personajes de la política involucrados en procesos vinculados a la droga, es pública y notoria. Son más de 15 años de esta relación estrecha entre el poder y la droga. ¿Cuántas muertes más faltan para que el poder político de Chubut decida romper con la complicidad del narcotráfico?”.

Luego realizó un análisis de la influencia del narcotráfico y la convivencia con el poder en las nuevas generaciones y analizó: “Están arruinando nuestra sociedad, están arruinando generaciones de pibes, están arruinando el futuro. En Chubut hay cocinas de droga, lo dije en el 2014, pasaron 4 años y la situación es cada vez peor” recordó Cimadevilla.

“Todo esto que escribo, no lo hago como político, lo escribo como padre, como futuro abuelo, como ciudadano. Le exijo a los gobernantes de turno que nos den una respuesta, y te invito a vos que estás leyendo, a que le preguntemos a nuestros gobernantes hasta cuándo” finalizó su observación a través de las redes sociales.

Este mediodía se procedió a la detención del hijo de un conocido comisario de Puerto Madryn quién está acusado del homicidio de Federico Lomeña; hasta el momento suman cinco los detenidos por ambos asesinatos.

El 9 de noviembre vence el plazo para entregar las nóminas de candidatos para el Comité Provincia, la Convención y los comité locales de la UCR.

En el partido especulan que Mario Cimadevilla saca una leve ventaja, aunque algunos sectores aseguran que definirán su posicionamiento el mismo día de la elección, que es el 2 de diciembre.

El cronograma electoral de las elecciones internas de la Unión Cívica Radical se comprime cada vez más. En los próximos días habrá movimientos y negociaciones en todas las ciudades y comunas.

En los sondeos que han trazado algunos dirigentes del radicalismo, Cimadevilla saca una pequeña luz de ventaja. Sin embargo, el sector que respaldaba a Carlos Lorenzo, aún no dio señales ni a Cimadevilla ni a César Herrera, y aseguran que juntarán a un grupo nutrido de convencionales que definirán su postura el mismo día de las elecciones.

«Hay 10 dirigentes que aún no saben que harán y que son los que terminarán volcando la elección interna para uno lado o para el otro», afirmó a EL CHUBUT un radical que participa activamente en el partido.

El objetivo de llegar a una lista de unidad es casi impracticable, principalmente porque hasta el momento ninguno de los candidatos que pujan por la presidencia del partido dieron señales de llegar a un consenso.

Debido a la cercanía del cierre de listas, que es el viernes 9 de noviembre, Cimadevilla y Herrera activarán esta semana conversaciones con dirigentes de toda la provincia para tener un «sondeo» aproximado de como viene el tanteador.

COMO SIGUE EL CRONOGRAMA

El sábado 10 de noviembre a las 24 horas vencerá el plazo para realizar impugnaciones, mientras que el 11 será la fecha límite para resolver esas impugnaciones.

El 12 de noviembre las listas deberán presentar los modelos de las boletas con las que votarán los afiliados del radicalismo, en tanto que el 14 se llevará a cabo la reunión entre los apoderados de las listas para aprobar la utilización de las boletas.

El 16 de noviembre se termina el plazo de entrega de boletas para la documentación de mesas receptoras de votos. El 24 del mismo mes, iniciará el proceso de despliegue de las urnas. Finalmente, el 2 de diciembre se llevarán a cabo las elecciones de renovación de autoridades del partido radical.

UN HOMBRE Y UNA MUJER

La distribución de los cargos varía según el órgano. En el caso del Comité Provincial, se elegirán a dos representantes por ciudad y comuna rural. Estos espacios deberán ser ocupados por un hombre y una mujer, de acuerdo a la ley sancionada en la Legislatura que fijó el 50% del cupo femenino en los partidos políticos.

En el caso de la Convención Provincial de la UCR, el mínimo de representantes por ciudad es de tres y un máximo de seis. Acá también rige la ley del cupo. Por último, con respecto a los comité locales, si el candidato a presidente es un hombre, la vice deberá ser una mujer.

A casi un mes de las internas de la Unión Cívica Radical que se disputarán en diciembre de este año en nuestra provincia, abundan las declaraciones de referentes, funcionarios, militantes y adherentes del partido centenario. Algunos días atrás, el diputado provincial por Cambiemos y miembro de la UCR, Manuel Pagliaroni, sentenció; “Mario Cimadevilla y Herrera no representan una imagen de renovación partidaria”. El primero, se arroga la idea de renovación y de dinamizador del partido, el segundo, es el actual presidente del partido.

Iván Pagliaroni Diputado Provincial de Cambiemos

Mario Cimadevilla dice ser la renovación del radicalismo, sin embargo, ostenta distintos cargos desde hace poco más de 30 años; en los 80 ya era autoridad partidaria y fue diputado provincial en Chubut, luego, en los 90, formaría parte del gobierno radical al que el flagelo de la corrupción terminó rotundamente. En palabras del actual diputado provincial del bloque “Convergencia”, Alfredo “el peludo” Di Filippo el “arrepentido” en la causa de corrupción “El Embrujo” dijo que  “La carterización de la obra pública comenzó con Maestro”, período en el que Cimadevilla ejerció el cargo de Ministro de Bienestar Social.

En su paso por senado, 2009-2015, Mario fue titular de la lista de senadores con más ñoquis a su cargo, un escándalo que terminó con un decreto de la Vice Presidente de la Nación, Gabriela Michetti, echando literalmente a familiares directos de Cimadevilla, e incluyendo a quien fuere en ese momento presidente del comité provincial de la UCR, Raúl Barneche.

Raúl Barneche

La historia continúa, y en 2016, el ex senador es nombrado titular de la unidad especial de investigación del atentado al AMIA, cargo que ejerció hasta marzo de 2018. Con algunas maniobras políticas motivadas como “vuelto” por la causa de los ñoquis, que generaron fuertes entredichos con el Ministro Germán Garavano, además de los 2 millones de dólares, monto con el que se pretendía comprar un software especial, desde Cambiemos siempre se sospechó sobreprecios, finalmente se lo separó del cargo. Nota relacionada: Impulsan un contrato con una firma vinculada a la CIA que espió en el país

Hoy, Mario parece buscar en la presidencia del partido un nuevo búnker desde donde catapultarse hacia un nuevo cargo, ¿gobernador tal vez? Mientras tanto, dentro del partido crece la preocupación, y no es para menos, siendo que quien dice ser la renovación del mismo, parece representar en realidad la política de la ruptura y, por apetencias personales, pretende acaso romper la alianza cambiemos, vedando a ésta de su posibilidad real de gobernar la provincia el año que viene.