Tag

China

Browsing

El presidente Mauricio Macricelebró hoy la firma del histórico acuerdo con China para comenzar a exportar harina de soja.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario dijo: «Después de 20 años de negociaciones llegamos a un acuerdo. China es el mayor consumidor del mundo de proteína vegetal para alimentación de ganado y ahora vamos a venderles un producto con mayor valor agregado».

Es una noticia clave para el sector agrícola. Nuestro país es el mayor exportador de harina de soja y ahora se abre uno de los mercados más grandes del mundo. Esto significa más mano de obra, más trabajo en la agroindustria y más oportunidades para los argentinos.&- Mauricio Macri (@mauriciomacri) September 10, 2019.

En otro mensaje, Macri agregó: «Es una noticia clave para el sector agrícola. Nuestro país es el mayor exportador de harina de soja y ahora se abre uno de los mercados más grandes del mundo. Esto significa más mano de obra, más trabajo en la agroindustria y más oportunidades para los argentinos».

El nuevo acuerdo que logró el Gobierno permitirá vender este subproducto de la oleaginosa que representa casi el 70% de las ventas en valor del complejo soja.

Hasta el momento, el país vende a China grano y aceite de soja. En la actualidad, el 60% de las ventas de harina de soja van a Asia con Vietnam como principal comprador. Menos de un 40% va a Europa. También hay compradores en el norte de África.

China nunca importó harina de soja – compra el grano para procesarlo- y la Argentina será el primer país en venderle. En la industria creen que podrían exportar 5 millones de toneladas por unos US$1600 millones.

«Este acuerdo histórico para la Argentina representa una gran oportunidad de ingreso al mayor mercado consumidor mundial de proteína vegetal para alimentación del sector ganadero. China cuenta con más de 500 millones de cabezas entre porcinos y bovinos», dijo el Ministerio de Agricultura.

«China es nuestro principal socio comercial después de la Unión Europea, y hemos construido una relación muy profunda que nos permite iniciar y cerrar negociaciones entre nuestros países. Argentina volvió a ser un referente en el mundo, y este es un nuevo paso que beneficiará a la cadena de la soja argentina», afirmó el ministro de esa cartera Luis Miguel Etchevehere, informó La Nación.

Una empresa de Pekín anunció que logró clonar un gato por primera vez en China, un avance científico que podría llevar a clonar otros animales, como los pandas.

Siete meses después de la muerte de su gato, llamado Ajo, su propietario, Huang Yu, tuvo la alegría de volverle a ver en forma de un gatito gris y blanco.

«Se parece en más de un 90%», asegura este joven chino de 23 años, que espera que el gato, nacido en julio de una gata portadora, tendrá la misma personalidad que el original.

Ajo es el primer gato clonado por Sinogene, una empresa que desde 2017 ha clonado unos 40 perros.

Los propietarios de animales de compañía, con frecuencia traumatizados por la muerte de su mascota, están dispuestos a pagar los 250.000 yuanes (35.000 dólares) que cuesta clonar un gato o los 380.000 (53.000 dólares) por un perro.

El presidente director general de Sinogene, Mi Jidong, aseguró a la AFP que a pesar del elevado costo de la clonación, todos sus clientes no eran ricos.

«Buena parte de nuestros clientes son jóvenes diplomados», dijo Mi Jidong, quien explicó que «independientemente del origen del animal, sus amos siempre lo consideran como un miembro de la familia. La clonación animal responde a la demanda de afcto de las nuevas generaciones».

– Afición reciente por los animales de compañía

En las últimas décadas los chinos se han aficionado a los animales de compañía, que estaban prohibidos durante la época de Mao.

Según un informe del organismo profesional Pet Fair Asia y de la web Goumin.com, los gastos relacionados con animales domésticos representaron el año pasado 171.000 millones de yuanes (23.700 millones de dólares).

La clonación de un gato podría permitir avanzar en el camino hacia la clonación de un panda, un logro que China lleva veinte años intentando.

Chen Dayuan, un experto de la Academia China de Ciencias, aseguró el mes pasado que su organismo estaba estudiando clonar un panda utilizando una gata como madre portadora.

Aunque un panda es mucho más grande que un gato en la edad adulta, al nacer su tamaño es similar al de uno de estos felinos y la gestación dura entre dos y tres meses.

La clonación de animales está prohibida en muchos países, pero, entre otros Estados, ya fue legalizada en Corea del Sur o Estados Unidos, donde la cantante Barbra Streisand anunció el año pasado que había hecho clonar a su perro.

La oveja Dolly se convirtió en 1996 en la primera clonación de un mamífero efectuada con éxito, tras haber sido concebida en Reino Unido a partir de una célula madre.

Investigadores surcoreanos lograron en 2005 clonar por primera vez un perro.

La Fundación Sooam de Investigación Biotecnológica, cuya sede se encuentra en Seúl, aseguró haber clonado 800 animales de compañía y haber facturado por cada servicio de este tipo 100.000 dólares (90.300 euros), informó Diario Jornada.

En China los consumidores ya no necesitan tarjeta de crédito para pagar sus compras, ni siquiera un teléfono móvil: les basta con escanear su rostro, una tecnología que triunfa en el gigante asiático.

China ya está muy avanzada en los pagos con teléfono móvil, pero el reconocimiento facial, desplegado a nivel nacional, ha dejado atrás a otros sistemas como los códigos QR.

«Ya no hace falta llevar consigo el teléfono. Uno puede salir de compras sin llevar nada», dice Bo Hu, el director de servicios informáticos de la cadena china de panaderías Wedome.

Esta marca, muy conocida, que vende productos occidentales adaptados al gusto chino, utiliza sistemas de reconocimiento facial en un centenar de puntos de venta.

«Pagar sin nada no era posible al principio de los pagos móviles [con códigos QR], pero hoy sí gracias al auge del reconocimiento facial», explica.

Esta tecnología ya se usa en China para comer en los restaurantes de comida rápida KFC, para encontrar a fugitivos entre la muchedumbre, localizar a personas que cruzan la calle fuera de los pasos de peatones o para desbloquear un ordenador.

También se usa a gran escala en la región de Xinjiang (noroeste), donde la población, mayoritariamente musulmana está bajo intensa vigilancia tras una serie de atentados.

Para pagar en un comercio, los consumidores tienen que suministrar una fotografía de su cara a su cuenta bancaria o a un sistema de pago móvil. Una vez en la tienda sólo tienen que presentarse ante un escáner especial.

Alipay, el líder chino del pago móvil, lidera este mercado con máquinas instaladas en cien ciudades del país.

La empresa ve un enorme potencial de crecimiento y prevé invertir en tres años unos 3.000 millones de yuanes (380 millones de euros) para mejorar su tecnología, llamada «Smile-to-Pay» («Sonría para pagar»).

Tencent, su competidor, que gestiona la aplicación de mensajería WeChat, con 600 millones de usuarios, presentó en agosto un nuevo terminal de pago llamado «Frog Pro».

«El pago por reconocimiento facial tiene potencial para generalizarse gracias al impulso de los principales actores del pago móvil», señala Mengmeng Zhang, un analista de la consultora de Hong Kong Counterpoint.

«Alipay gasta miles de millones para difundir esta tecnología subvencionando a los vendedores y dando recompensas financieras a los consumidores que la utilizan», añadió.

En Tianjin, una gran ciudad a 120 kilómetros al sureste de Pekín, el supermercado IFuree, que funciona sin cajeras, también propone el reconocimiento facial.

Una cámara 3D escanea los rostros de las personas que entran en la tienda. En el momento de pagar, los clientes escanean ellos mismos sus artículos y luego vuelven a escanear su rostro. El precio queda de inmediato deducido de su cuenta bancaria.

«Es práctico porque se pueden comprar cosas muy rápidamente», dice Zhang Liming, una jubilada. «En los supermercados tradicionales hay que hacer cola, no es muy agradable», añade.

En la cadena de panaderías Wedome, cerca de 300 tiendas tienen terminales de reconocimiento facial, explica Bo Hu, y prevén instalar 400 más.

Pero la nueva tecnología de pago también es una manera para los comercios de recolectar más datos personales.

«Esta tendencia en la venta al detalle está motivada por dos cosas, evitar los robos y obtener información sobre las preferencias de los consumidores», apunta Jeffrey Ding, un investigador de la universidad de Oxford.

El reconocimiento facial forma parte de una campaña nacional más amplia para convertir a China en líder de las altas tecnologías.

«Hay un gran riesgo de que el Estado utilice estos datos para sus propias necesidades de vigilancia, de control o de persecución de disidentes», advierte Adam Ni, un investigador sobre China de la universidad Macquarie de Sídney.

Para los partidarios de esta tecnología, al contrario, no hay nada que temer.

«El reconocimiento facial ayuda a garantizar la confidencialidad», asegura Li Dongliang, un ingeniero de IFuree.

«Es peligroso componer su código de tarjeta bancaria cuando hay alguien detrás. Pagar con su cara permite en cambio proteger su cuenta», afirma.

Sin embargo, los consumidores parecen tener otras preocupaciones. Según un sondeo de la web de información Sina, el 60% de las personas interrogadas consideran que su cara aparece «fea» en la pantalla del escáner.

Para resolverlo, Alipay anunció que su cámaras permitirán en el futuro usar «filtros de embellecimiento».

La petrolera china CNPC, uno de los principales socios de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) paraliza hoy sus actividades locales para no violar las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos, según ha informado el portal venezolano «El Estímulo».

 

Documentos aportados por El Estímulo
Documentos aportados por El Estímulo

«CNPC está enviando hoy una carta a Pdvsa cumpliendo con el embargo. Quedan suspendidas todas las actividades de las empresas mixtas entre CNPC y Pdvsa», dijo la fuente que tuvo acceso directo a la información, pero que no pudo ser identificada en primer momento por no estar autorizada formalmente para declarar.

La información contraria la propaganda oficial del régimen, según la cual los lazos comerciales y de negocios con sus socios chinos son cada vez más sólidos y capaces de desafiar las sanciones internacionales contra el chavismo por sus atentados contra la democracia.

Al mediodía de este miércoles -medianoche en China- vence el plazo de una de las licencias establecidas por el Gobierno de Donald Trump para que las compañías internacionales vinculadas con Estados Unidos completen todas las transacciones necesarias para el cierre de sus operaciones en Venezuela, sin exponerse a costosas sanciones comerciales.

 

Documentos aportados por El Estímulo
Documentos aportados por El Estímulo

En las próximas horas se espera que circule públicamente la versión oficial de la carta enviada a Pdvsa por sus socio chino, dijo la fuente.

La filian chino-venezolana

Sinovensa, una sociedad entre Pdvsa y CNPC, opera en el campo de Morichal, en el estado Monagas, en la Faja Petrolífera del Orinoco, donde produce unos 105.000 barriles por día de crudo extra pesado que debe ser mejorado para convertirlo en un crudo menos denso, como «merey», comercializable en los mercados internacionales.

Los planes entre Maduro y China eran elevar esa producción al menos hasta 165.000 barriles por día en el mediano plazo.

Este es el golpe más duro para Nicolás Maduro de sus socios chinos después que a comienzos de agosto CNPC cancelara un embarque de cinco millones de barriles ese mes para acatar las sanciones impuestas por el Gobierno de Donald Tump, y que fue entonces reseñado por las agencias Bloomberg y Reuters.

Según la información recopilada por Bloomberg, en lo que iba de 2019 China ha importado un promedio de 339.000 barriles de crudo desde Venezuela para surtir viejas refinerías consideradas «cafeteras» por el mercado.

Pero ese crudo tampoco ha representado dinero en efectivo para Pdvsa y Venezuela, pues está destinado a pagar una enorme deuda pública de unos 50.000 millones de dólares contraída durante la llamada revolución bolivariana por los gobiernos chavistas para proyectos nunca construidos.

No ha quedado de inmediato el alcance internacional de la nueva medida de CNPC para acatar el embargo, pero la suspensión de sus operaciones en Venezuela tendrá impacto directo en la ya menguada producción del país, que no llega a un millón de barriles por día.

«Gracias al esfuerzo de los trabajadores petroleros vamos a recuperar 65 mil barriles días de nafta (hidrocarburo líquido), para enviarlos nuevamente a los campos de crudo extrapesado a Morichal y consolidar un circuito virtuoso para que estos 165 mil barriles de petróleo extrapesado, podamos mezclarlos con hidrocarburo liviano y así obtener el crudo merey, destinado al mercado internacional», acotó el presidente de Pdvsa, el general Manuel Quevedo el 16 de julio.

La medida, que alcanza un 15%, entró en vigor este domingo y afectó productos y bienes por más de US$ 112.000 millones, entre ellos: ropa, calzado y material escolar, pero también alimentos como leche condensada, quesos, verduras y fruta.

Como había anunciado y en una nueva escalada de la guerra comercial con Beijing, Estados Unidos impuso este domingo una nueva suba de aranceles a las importaciones chinas, que alcanza un 15%, y afecta a productos y bienes por más de 112.000 millones de dólares.

La Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos anunció que la medida entró en vigor a las cero horas y afectó productos como ropa, calzado y material escolar, pero también a alimentos como la leche condensada, quesos, verduras y fruta, según un comunicado publicado en su página web y citado por la agencia de noticias EFE.

Hace una semana, el presidente Donald Trump había anunciado que a partir de este mes iba a elevar el arancel que pagan una parte central de las importaciones chinas de un 10% al 15%.

Además, hizo otro anuncio para el próximo mes: «A partir del 1 de octubre los 250.000 millones de dólares de bienes y productos procedentes de China que actualmente (por entonces) están gravados con un 25%, estarán gravados con un 30%.»

En diciembre, se prevé otro aumento, lo que marca una creciente tensión para el resto del año con China.

La espera terminó. La selección argentina de básquet comenzó su camino en el Mundial FIBA China 2019 frente a Corea del Sur, el primer rival del Grupo B.

Argentina salió a la cancha con Laprovittola, Vildoza, Garino, Scola y Delía. Sergio Hernández decidió cuidar a Facu Campazzo, que viene de recuperarse de un esguince en su tobillo derecho. El equipo comenzó de menor a mayor en el primer cuarto: buen comienzo de Vildoza en ofensiva y, a partir del ingreso de Campazzo, el equipo corrió más la cancha. Se destacó el juego interior de Scola para Delía, lo que le permitió al seleccionado tomar una ventaja de 22-11 al final del primer parcial.

Ya en el segundo, a pesar que Argentina llegó rápidamente a las cuatro faltas, aceleró en ataque y a falta de 4.37 minutos para terminar la primera mitad, sacó ventaja de 16 puntos (38-22) con dos triples consecutivos de Campazzo. El que también tuvo un buen ingreso desde el banco fue Nicolás Brussino -junto a Vildoza, Garino y Deck hicieron su estreno mundialista-. Cuando restaban 3.26, y gracias a un parcial de 13-0, la selección argentina tomó la máxima distancia en el marcador (41-22) con minutos positivos de Gallizzi, que llegó a su tercera falta personal.

Argentina terminó la primera mitad al frente por 43-28, con Facundo Campazzo como goleador con 8 puntos, pero con un goléo repartido, así lo reseña Infobae.

En China, las principales aplicaciones o redes sociales que nosotros usamos todos los días (como WhatsApp) fueron bloqueadas en el año 2009, por eso, los ciudadanos de ese país tienen que recurrir a otras aplicaciones.

Así fue que apareció WeChat, que fue lanzado al mercado en el año 2011 y un año después ya tenía más de 100 millones de usuarios en el continente asiático.

Esta aplicación de mensajería tiene mucho en común con Whatsapp, pero además cuenta con funciones similares a las de Messenger e Instagram.

Algunas de esas funciones son: la mensajería, las llamadas y videollamadas, añadir momentos que son similares a las Stories de Facebook e Instagram. También brinda la posibilidad de realizar pagos o transferencias bancarias.

En 2013, el gobierno chino incentivo el comercio electrónico a través de la función Wechat Payment, con lo que la aplicación logró llegar a mas de 400 millones de usuarios.

Otra función que es muy importante y que destaca a Wechat sobre Whatsapp es la posibilidad de usar servicios de la ciudad en la que uno está, es decir, se puede desde tomar un turno con un médico, hasta realizar reservas y pagar los viajes en transporte público.

También tenemos la posibilidad de usar este servicio de mensajería a través de una Pc o una notebook escaneando el código QR, como hacemos con Whatsapp.

No sabemos si alguna vez Whatsapplogrará entrar en ese mercado nuevamente, aunque por las restricciones parece un horizonte bastante lejano

. Y quien sabe, tal vez las aplicaciones chinas en algún momento acaparen la atención del mundo y se vuelvan las favoritas de todos nosotros que buscamos siempre lo mejor, informó ExperienciaTecno.

El buque de bandera Islas Marshall comenzó la carga de madera de pino y madera de eucaliptos con destino China, marcando un hecho inédito para la provincia, ya que este tipo de madera nunca había sido exportada a este país.

En puerto Ibicuy se completará la carga que se inició en Concepción del Uruguay y alcanzará las 38.000 toneladas de madera.

Desde su reactivación y gracias a las políticas portuarias de gobierno que llevó a cabo el gobernador Gustavo Bordet, pasaron ya cinco barcos que generaron puestos de trabajo mensualizados en la recepción y acopio de madera y en el acondicionamiento para su carga. A medida que se incremente la actividad se darán nuevas oportunidades laborales para la gente de Ibicuy.

El presidente del Ente Autarquico Puerto Ibicuy, Leonardo Cabrera, expresó: «Vamos a ser una provincia portuaria con todo lo que ello significa. Somos a nivel país y región un ejemplo de complementariedad entre puertos y de implementación del multimodalismo», informó ELONCE.

Nueve de las 20 principales economías del planeta, que explican 53% del producto mundial, están creando condiciones que elevan el índice de incertidumbre política.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China se exacerba. China ha anunciado a fin de la reciente semana la imposición de aranceles a productos estadounidenses en un incremento de la tensión bilateral, después de medidas similares que recíprocamente ya se habían impuesto entre ambos; lo que además hace suponer que Estados Unidos reaccionará nuevamente con retaliaciones por su parte.

La tensión entre ambos se agrava, pero tiene la particularidad de no estar aislada sino de encabezar una nueva marcha del planeta hacia la consolidación de tensiones. Conflictos, desorden y controversias. La guerra comercial no ocurre, pues, aisladamente o en un mundo que en el resto es armónico, sino que es el principal de un conjunto de episodios que enrarecen la situación global. La economía del planeta tiene unos 30 países que ejercen influencia relevante y, como parte de ese nuevo tiempo de tensión, muchos de ellos también contribuyen por su parte a mayor incertidumbre, la que genera dudas sobre el futuro económico inmediato, así lo informo ambito.com

La guerra comercial, es cierto, ha ido más lejos de lo que se supuso. Aranceles, impactos en las cotizaciones reciprocas de las monedas, movimientos de Estados Unidos tendientes al regreso de empresas norteamericanas desde China (o al menos para que se dirijan a otros países de Asia) y un tenso clima entre ambos que genera incertidumbre y afecta los planes y decisiones de las empresas; todo pone en riesgo la intensidad del comercio entre ambos, de los flujos de inversión de empresas de los dos países en el otro, pero también del comercio total mundial (se tata de los dos principales actores del comercio mundial) y del producto bruto total planetario (son las dos potencias mayores de la economía del globo).

Debe decirse que el mundo tiene en esta controversia un conflicto de gran impacto pero que esa controversia no es la única. Además de este conflicto entre las dos mayores economías de mundo (EEUU, que genera 25% del producto global, y China que lo hace en 16%); se están produciendo el proceso del Brexit (el Reino Unido es la 5ta economía del mundo generando 3,2% del producto total); las inestabilidad[ME1] política en Italia (8ª economía del planeta, que crea el 2,2% del producto planetario); las recientes y crecientes controversias surgidas entre Brasil (la 9ª economía mundial, que participa con 2,1% del producto global) y Europa por razones político ambientales -y el alineamiento del presidente Bolsonaro con los EEUU del presidente Trump-.

Además, las tensiones surgidas entre Rusia (la 12va economía mundial, que genera 1,8% del producto del mundo) y no pocas potencias del globo por su posicionamiento y sus incursiones internacionales (y su clima político interno, con discutidos episodios ocurridos con la oposición política al presidente Putin); la dificultad para formar gobierno en España (14va economía del planeta, que genera 1,6% del producto del globo); además de la presencia de Arabia Saudita (18ª encomia del planeta, que crea 0,8% del producto mundial) en la tensión política en la región, o las controversias que surgen del funcionamiento del cuestionado sistema político liderado por el presidente Erdogan en Turquía (20va economía del globo, que contribuye con 0.8% del producto del planeta).

Así, 9 de las 20 principales economías del planeta, que explican 53% del producto mundial, están creando condiciones que elevan el índice de incertidumbre política.

Y se ha dejado afuera de esa lista anterior (de esas 20 mayores de este grupo conflictivo) a Francia, aunque sufre por las presiones de brotes nacionalistas y por sus chalecos amarillos en las calles y a México, que con su nuevo gobierno del presidente López Obrador vive en un clima político tenso interno, que además enfrenta su ya viejo clima de violencia interna y enfrenta tensiones ocasionales con Estados Unidos que crean un clima intranquilo en la región.

Del mismo modo que no se ha considerado en aquella lista (peor pudo habérselo incluido) a otros países que no están entre los 20 mayores pero sí están cerca de ellos en relevancia (están entre las mayores 30 economías del mundo) y tienen sus problemas locales o sus tensiones regionales, como Taiwán (y sus cruces con China), Irán (y su posicionamiento en el conflicto de Medio Oriente), Nigeria (y sus problemas de violencia interna) y Hong Kong (con sus marchas en las calles en protesta por la influencia china).

Por eso, el Economic Untertainty Policy Index se encuentra en alrededor de 300 puntos, y desde enero de 2017 ingresó en una zona de máximos registros históricos en 30 años.

Sin embargo, la globalización no se ha retraído, el comercio internacional se mantiene en niveles robustos (25 billones de dólares de exportaciones totales en el mundo en 2018, el máximo nominal histórico). Pero esto ocurre en un nuevo mapa: un mundo en el que los países compiten y no cooperan, en el que las instituciones internacionales flaquean y prevalece el poder a la legalidad internacional (porque el consenso solo se logra entre quienes se respetan recíprocamente y porque se ha puesto en discusión el basamento de las legitimidades de cada uno).

Es un mundo en el que la política interna tiene una menor capacidad, los consensos internaciones se han perdido y la tecnología hace que las empresas avancen por su cuenta esquivando la incertidumbre y las controversias. Por eso, pese a todo, la economía sigue. Hay un choque entre la economía tecnologizada y trasnacional que hasta ahora avanza igual (como puede), y la política desde los países, que crea tensiones y destruye valor.

Este es el mundo en el que Argentina debe regresar a niveles de participación que ha perdido. Pero que necesita retomar. No es el mejor momento, pero ello no justifica seguir afuera. Hay que elegir socios, decidir estrategias, escoger campos de juego. Y se requieren por eso atributos especiales.

China confirmó hoy la detención de un empleado del Consulado General Británico en Hong Kong, cuyo paradero era hasta ahora desconocido, por haber violado «las regulaciones de gestión de seguridad pública» del país y urgió a Londres a «no interferir en los asuntos internos» de Beijing.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, no dio más detalles del motivo de la «detención administrativa» de Simon Cheng, quien trabaja en el consulado para la agencia de promoción de inversión en Escocia Scottish Development International.

Ayer, un portavoz de la Oficina de Asuntos Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth) de Gran Bretaña mostró su preocupación por el paradero de Cheng, quien desapareció el 8 de agosto cuando regresaba a Hong Kong desde la vecina Shenzhen en tren de alta velocidad, según informó Télam.