Tag

CGT

Browsing

El consejo directivo de la CGT colocará el martes un busto del expresidente Néstor Kirchner, de cuya muerte se cumplirá una década, en el hall central de la sede obrera, confirmaron esta noche las fuentes gremiales que participarán en el acto de homenaje.

La convocatoria de la conducción nacional cegetista fue formulada para las 11.40 de mañana en el histórico edificio de Azopardo 802, y participará el consejo directivo que colideran Héctor Daer (sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio).

La central obrera no había determinado esta noche quiénes hablarán en el acto, que respetará de forma estricta los protocolos de aislamiento por la pandemia de coronavirus.

El Intendente se reunió con referentes de los gremios nucleados en la CGT del Valle Inferior del Río Chubut. Avanzan en un plan de acción de cara a los trabajadores

Acompañado por el Secretario de Gobierno, Martín Ebene, el Intendente Gustavo Sastre recibió a referentes de distintos sindicatos que confluyen en la CGT del VIRCh, para analizar la realidad de cada uno de los gremios, y avanzar en busca de soluciones a diversas inquietudes planteadas.

“La realidad es que cada sindicato tiene una situación diferente. Hay muchos que están en proceso de reconstrucción, otros que comenzaron hace pocos años con la representación de sus trabajadores, y otros que ya tienen un trabajo muy firme con resultados de viviendas y beneficios para sus afiliados”, admitió el Intendente.

“La realidad entre unos y otros, es dispar, por años de antigüedad, y por el sector al que representan. Si bien en los últimos años, la realidad del Gobierno Nacional impactó de lleno contra el sector sindical y trabajador, cada gremio ha tenido diversos impactos, pero se han visto perjudicados, claramente, en mayor y menor medida”, dice el Intendente.

En la reunión hubo presencia de Controladores, SOMU, UTGHRA por intermedio de Patricio Rosales, Luis Núñez como Secretario General de dicha organización, además de ser referente del Sindicato de Trabajadores de Industrias Alimenticias (STIA), Armando Moyano como parte de la comisión directiva de CGT y Sindicato de Ceramistas, Marcelo Rubia por UTA (Unión Tranviaria Automotor), entre otros.

En el encuentro hubo diálogo sobre varios aspectos que hacen a la vida cotidiana de los gremios. Algunos con inquietudes que tienen que ver con tierras y gestiones por viviendas, para poder brindarle soluciones habitacionales a los afiliados, y otros brindando un panorama actual de la situación de cada gremio.

“Nosotros como Estado siempre vamos a estar del lado de los trabajadores, acompañando a los dirigentes que llevan adelante sus tareas pensando en el beneficio de los afiliados a cada sindicato. En el Municipio siempre encontrarán las puertas abiertas para poder dialogar, y además, para poder avanzar en acciones conjuntas que nos permitan seguir llevándole soluciones a la gente”, dijo Gustavo Sastre.

La CGT y las Confederaciones General Empresaria (Cgera), Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y General Económica (CGE) analizaron «la necesidad de producir una recomposición de los salarios de los trabajadores a fin de reactivar el consumo de la población».

La CGT y las Confederaciones General Empresaria (Cgera), Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y General Económica (CGE) analizaron «los términos de una próxima recomposición salarial» y otras medidas que juzgaron «necesarias» para las pequeñas y medianas compañías, en el contexto de un pacto económico-social.

El encuentro se realizó en la sede de la CGT, en Azopardo al 800 de la ciudad de Buenos Aires y, según los voceros empresarios y sindicales, las patronales convinieron «la necesidad de producir una recomposición de los salarios de los trabajadores a fin de reactivar el consumo de la población», aunque el presidente de la Cgera, Marcelo Fernández, indicó que «es imposible para los empresarios absorber ese pago con altas tasas».

«Es imposible absorber el pago con altas tasas de interés, la apertura de importaciones, con baja de consumo y de la actividad en general y con una Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que embarga a las pequeñas y medianas firmas», dijo.

Los voceros sindicales coincidieron en la actual «devastación económica» que heredará el gobierno de Alberto Fernández a partir del martes, aunque señalaron la necesidad de producir «un inmediato aumento salarial ante la pérdida del poder adquisitivo».

«Los empresarios llevaron ideas a la CGT para ayudar al próximo gobierno a que no adopte decisiones que perjudiquen a alguna de las partes», añadió Fernández, quien adelantó que reclamará al próximo Ejecutivo «el pago en cuotas de las cargas sociales».

Según el empresario, solo de esa forma «se podrá recomponer el salario de los trabajadores», porque «cualquier mejora se juntaría con los aguinaldos y vacaciones».

Fernández reclamó a la CGT que lideran Héctor Daer y Carlos Acuña su «respaldo» para que las entidades patronales puedan implementar «los aumentos de forma sustentable».

Por su parte y, según también coincidieron los voceros de ambas partes, el secretario general de la Cgera, Raúl Zylbersztein, señaló a la CGT la necesidad de que ofrezca a los empresarios su «ayuda» para que «se condonen las deudas y se rehabiliten las Pymes», porque con «sus cuentas embargadas no pueden trabajar ni ser sujetos de crédito».

Guillermo Ciro, dirigente de la Cgera y presidente de la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (Cepba), resaltó la necesidad de impulsar la ciencia y la técnica en las Pymes y las economías regionales para desarrollar a la Argentina, en tanto Gerardo Díaz Beltrán, titular de la CAME, dijo que «no hubo resultados con el gobierno saliente».

«Si no hay empresas no hay trabajo y, si no hay trabajadores no hay consumo. Es cierto que hay que recomponer el salario, pero de manera sustentable. El país arrastra meses enteros de caídas permanentes de ventas minoristas e industriales», puntualizó.

Daer destacó en el encuentro «la grandeza de los dirigentes» que visitaron la CGT para «juntarse y alcanzar estas decisiones» y reafirmó la necesidad de segmentar las compañías según su escala para aplicar «una amplia moratoria para las Pymes». En tanto, su hermano Rodolfo (alimentación), otro de los participantes en el encuentro, celebró «la unidad entre la Cgera y la CAME para defender a sus empresas», y dijo que «la articulación de los mayores problemas pasará por la estructura institucional» patronal, ya que otras entidades tienen «otra espalda para surfear los vaivenes macroeconómicos».

Las fuentes sindicales y empresarias también convinieron participar de forma conjunta el 18 de diciembre en Parque Norte en la presentación del relanzamiento oficial de la CGE, informó Télam.

El presidente electo, Alberto Fernández, participó este mediodía del plenario de secretarios generales de la Confederación General del Trabajo (CGT), en el que ratificó su propuesta de «unidad gremial» y esbozó las líneas fundamentales del Pacto Social que promoverá una vez que asuma.

Frente a los dirigentes que integran los diversos espacios sindicales del movimiento obrero, Fernández dijo: «Este día es posible porque nos unimos, porque todos hicimos el esfuerzo de deponer pretensiones y tratar de acercarnos al otro. Todo esto fue posible por un enorme gesto de Cristina [Kirchner], que siempre voy a destacar».

«La Argentina que se viene no es una Argentina de tolerancia, sino de respeto. El movimiento obrero organizado es parte de la Argentina que se va a instalar a partir del 10 de diciembre. Una Argentina necesita ponerse de pie, porque nos dejaron muy lastimados, por más informes que escriban», indicó.

Fernández propuso, sobre el final de su discurso, que el emblemático edificio de la CGT, en la calle Azopardo 802, «se convierta en un centro de educación tecnológica para capacitar a los trabajadores y los jóvenes».

«No solo vamos a hacer un acuerdo de pecios y de salarios. Nosotros vamos diseñar el futuro de la Argentina», cerró, según la informació publicada por Diario La Nación.

Hugo Moyano, en la previa de la reunión de la CGT: «Creo que las políticas de Fernández van a reactivar la economía interna»

El secretario general del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, confirmó que hoy asistirá al plenario de la CGT en el que el orador principal será el presidente electo, Alberto Fernández, porque es «importante» que se observe que la «política de unidad está dando sus frutos».

De esta forma, el líder de Camioneros terminó con las especulaciones respecto de su posible ausencia a la sede de la calle Azopardo al 800, pese a que ayer, referentes del Frente Sindical que lidera junto a otros dirigentes, aseguraron que iban a ser parte del encuentro, previsto para las 11.

«Según lo que viene anunciando, serán políticas que comenzarán a reactivar la economía interna, recuperar el poder adquisitivo de los que menos ganan, de los jubilados, y todo eso hace que necesariamente estemos esperanzados en que ese tiempo se va a dar y podamos salir de esa situación», analizó el sindicalista en radio La Red.

Moyano también dijo que «hay mucha más esperanza porque, como veníamos, no había síntomas de mejora, al contrario. Eso deprime a una sociedad, hoy sucede todo lo contrario», comparó.

Sobre la unidad de la CGT, dijo que el encuentro en el plenario «es el comienzo, y un buen comienzo. Primero, porque coincidimos en que el presidente electo es lo mejor, y segundo, porque queremos cambiar esta historia lamentable de los últimos cuatro años».

Consultado sobre si desea ser el nuevo titular de la CGT, Moyano respondió que «hay mucha gente joven y que ellos tratan de transmitir eso basados en la necesidad de estar todos unidos».

El líder camionero aprovechó para solidarizarse con los docentes de Chubut, que activaron un paro para rechazar la detención de un gremialista que se opuso al descuento salarial. «Lo que ha pasado en esa provincia es lamentable», dijo, según lo publicado por La Nación.

Será este viernes. El presidente electo lo acordó con Héctor Daer. Anticipo del Pacto Social y dudas sobre lo que hará Hugo Moyano.

Alberto Fernández pidió que inviten a todos los secretarios generales. Fantasea con una foto grande este viernes en la sede de la CGT, un bosquejo de unidad que sirva de mensaje de respaldo al Pacto Social, su plan para los primeros 180 días de gobierno

La tarea recayó en Héctor Daer, uno de los co secretarios de la central que, como contó este diario, almorzó el jueves pasado con el presidente electo y Santiago Cafiero.

Daer, que esta semana hizo un viaje express a Ginebra -partió el lunes y vuelve el viernes- le trasmitió, en persona, la invitación a Hugo Moyano. El camionero no le confirmó si irá: no hacerlo sería una señal inquietante.

«Alberto quiere que estén todos los secretarios pero la convocatoria es de CGT», dijeron desde el entorno del electo que vuelve de México el jueves.

Precavido, Daer amplió el menú de invitados: incluyó a gobernadores como el tucumano Juan Manzur, a Sergio Massa y le mandó una credencial a Axel Kicillof, electo de la provincia de Buenos Aires.

Así y todo, desde el entorno de Moyano se aseguró  a Clarínque la decisión, a priori, es concurrir. «Hay diferencias con la conducción de la CGT pero va el presidente electo y vamos a estar», apuntó un dirigente.

Este miércoles, los referentes del Frente Sindical que comanda Moyano harán una cumbre a las 16 horas en SMATA para revisar la elección del 27-O y analizar el Pacto Social.

Ricardo Pignanelli, jefe y anfitrión, avisó que tiene un congreso en San Luis y no irá a Azopardo. Los demás analizarán si habrá concurrencia masiva y, llegado el caso, con qué mensajes y portavoz.

No es un detalle menor. La idea inicial es que solo hablen Daer y Carlos Acuña, antes del discurso de Fernández, que anticipará los lineamientos de su «Pacto Social». Eso se terminará de resolver el jueves en una juntad de la mesa chica ampliada. 

«Todos los gremios de la Corriente Sindical vamos el viernes», confirmó a este diario otro referente del espacio que coordina Sergio Palazzo (Bancarios), que se reunió la semana pasada con Daer, Acuña y, entre otros, Antonio Caló de la UOM.

El matiz general es parecido: La Corriente, al igual que el Frente Sindical de Moyano y Pignanelli, renegó -y reniega- del modo en que operó la CGT en los últimos años.

«Iban a tomar café con Macri», recuerda, duro, un moyanista. Otro jefe gremial invoca una frase atribuida al jefe camionero: «Nuevo gobierno, nueva conducción de CGT».

Eso es lo que late detrás de la cumbre del viernes. Los sectores gremiales que tomaron distancia de la central de Azopardo miran, de reojo, el despliegue y la centralidad que Daer tiene frente a Alberto Fernández.

«Vamos porque va Alberto pero eso no quiere decir que nos vayamos alinear detrás de ellos» explican desde el moyanismo y plantean una diferencia todavía substancial con el eje CGT: los términos y la amplitud de la unidad sindical.

Ayer, Moyano compartió un acto con el ceteísta Hugo Yasky, Víctor Santa María -Suterh con butaca en CGT-, el canillita Omar Plaini, el estatal Pablo Miceli y Roberto Baradel de Suteba.

Es un tema que se seguirá discutiendo pero tiene como dead line agosto, cuando finalizan los mandatos de la conducción que arrancó en 2016 con un triunvirato que ya no es tal.

El viernes, por lo pronto, a la sede de Azopardo volverá el MASA, grupo que encabeza Omar Viviani de Peones de Taxis, una de las terminales en que se fue desperdigando la CGT en estos años.

Fernández quiere que el scrum sindical sea lo más amplio posible. Y antes ese elenco planea dar un mensaje de agradecimiento y anticipar algunas de las líneas del Pacto Económico y Social.

Desde la cima de la central se trasmitió en estas horas que apoyan esa convocatoria  y, como gesto, algunos gremios dijeron que no pedirán un «bono de fin de año» para compensar la inflación como es habitual. Eso generó críticas de la Casa Rosada, informó Clarín.

Lo dijo el secretario general Carlos Acuña, y advirtió que los salarios tienen que tener como piso el monto de esa canasta.

El secretario general de la CGT, Carlos Acuña pidió este sábado al Gobierno que se congelen los precios de la canasta básica y que los salarios tengan como piso el monto de esa canasta.

Lo hizo en declaraciones radiales, e insistió que el ajuste deben pagarlo «los grandes sectores financieros y las empresas como las de energía y gas».

«Acá los que no han puesto han sido los grandes sectores financieros, empresas que ganaron mucho como las de energía o el gas, y hoy hay compañeros trabajadores que están empeñados y sin poder pagar los servicios, y eso significa la caída del consumo», sostuvo Acuña.

Y agregó: «Tiene que haber un congelamiento de precios de la canasta básica. Y también los salarios tendrían que tener el piso de la canasta básica«.

En una entrevista con AM 750, Acuña redobló la apuesta y destacó que hay un gran problema «si los que más tienen no entienden que son los que más tienen que poner. Y si hay alguien que tiene que empezar a poner son los que ganaron mucho».

Confía el sindicalista en las promesas del presidente electo Alberto Fernández porque, según precisó, «está poniendo el foco en la producción nacional, el consumo interno y los acuerdos entre sectores».

Además, Acuña dio cuenta del pedido de la CGT a la Iglesia Católica para que se beatifique a Evita. Para el dirigente, el milagro que sustenta el pedido es que «tuvo la posibilidad de ayudar a los que no tenían nada y su compañero (Juan Domingo Perón) dignificó a la gente que trabaja.

El pedido formal se hizo con una carta al arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires, Mario Poli. Acuña y Héctor Daer aluden al centenario del nacimiento de Eva Perón -que se cumple este año- para promover el proceso que podría convertir en santa a la esposa de Juan Perón.

A cien años de su nacimiento, superadas dilaciones y divisiones inconducentes para el bien común (…) solicitamos que nuestra Iglesia acompañe el sentir popular y la coloque en los altares oficiales para Felicidad de nuestros fieles y santos», dice la carta, informó Clarín.

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, afirmó hoy que se necesita «una central obrera unificada y fuerte», al confirmar que esta tarde se votará por el regreso al seno de la CGT, en el marco de un congreso que se reunirá en el microestadio de Lanús.

«Vamos a ir por la unificación de las CTA con la CGT. Hoy vamos a volver a la CGT, necesitamos una central obrera unificada y fuerte», dijo Yasky esta mañana en declaraciones a FM Futurock

En ese marco, el dirigente dijo que «el mandato de la CTA es claro, ya se hicieron todos los congresos que vienen apoyando la propuesta de unir el campo popular para los tiempos que vienen que van a ser difíciles pero también tiempos políticos de participación».

«Necesitamos una central obrera que nos exprese a todos y nos permita enfrentar una tendencia que lamentablemente existe muy fuerte en América Latina y el mundo que tiene que ver con el descenso de las tasas de sindicalización, fragmentación y desaparición de las centrales sindicales como expresión de un sector de la sociedad», añadió.

El plenario en Lanús será clausurado por el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández; la candidata a vicegobernadora provincial y actual intendente de La Matanza, Verónica Magario, y el candidato a diputado bonaerense, Máximo Kirchner, según confirmó la central.

«La unidad del campo popular nos la posibilitó el Frente de Todos para derrotar en octubre a Mauricio Macri que no quiere que el movimiento sindical existea», dijo Yasky.

En cuanto a quién será el próximo líder de esa CGT unificada, Yasky afirmó que «tiene que ser un nexo entre todos los sectores», y consideró que «no sería conveniente que esté conducida por un dirigente que haya tenido un idilio con Macri».
«Tenemos que buscar un equilibrio dentro del colectivo que represente la conducción orgánica de la CGT. Alguien que por lo menos conecte, dialogue con todo ese colectivo», indicó, pero no quiso arriesgar ningún nombre.

La Central de Trabajadores Argentinos (CTA) se reunirá mañana para definir su proyecto de reunificación con la Confederación General del Trabajo (CGT), de cara a la unidad del movimiento obrero.

«La unificación tiene que ser en la CGT. De ahí vino la CTA, que nos separamos en 1991», dijo Yasky esta mañana en declaraciones radiales y señaló que la iniciativa de reunificación nació por «la gravedad del contexto de crisis» en la que los representantes de los trabajadores «deben estar unidos».

El sindicalista y diputado nacional por Unidad Ciudadana dijo que el martes se realizará la reunión plenaria para poner en consideración temas vinculados con la educación pública, producción, salud y la reunificación de la CGT.

En 2011 la CTA se fracturó en dos: de un lado quedó un grupo de sindicatos kirchneristas, que conformaron la CTA de los Trabajadores; y del otro, gremios opositores que dieron vida a la CTA Autónoma, que tiene como sindicato más numeroso es ATE.

Pablo Micheli, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA-A), aún no dio a conocer su posición sobre la iniciativa de Yasky.

El secretario general de UPCN y secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, dijo que la iniciativa es bienvenida, pero aclaró que «todavía hay discusiones internas sobre la posible incorporación de la CTA a la CGT».

«El problema lo tiene la CTA, mientras ellos reconozcan a la CGT como autoridad gremial se van a poder incorporar», aclaró Rodríguez en declaraciones a la radio Futurock.

El secretario general del Suterh, Víctor Santa María, se pronunció a favor de la unidad sindical al sostener «es una enorme responsabilidad trabajar para la unificación del movimiento obrero que ha visto su salario depreciarse impactando fuertemente en la calidad de vida de todos los argentinos».

Santa María dijo que la unificación del movimiento obrero es convocada por la situación del país, «para continuar defendiendo a las trabajadoras y los trabajadores después de cuatro años de políticas macristas».

La iniciativa de Yasky de reintegrar la CTA a la CGT tras casi treinta años de ruptura se da un momento en el que las autoridades de la central obrera peronista y el Frente Sindical que lidera Hugo Moyano también están dialogando para la unidad.

Ya hay negociaciones entre Moyano; el titular de la UOM, Antonio Caló; Andrés Rodríguez (UPCN); Armando Cavalieri (Comercio); entre otros, dieron el presente en el encuentro que se realizó en la casa de los estatales, así lo reseña Elonce.

Autoridades de la Confederación General del Trabajo (CGT) y del Frente Sindical que lidera Hugo Moyano se reunieron en la sede de UPCN para comenzar a dialogar sobre la situación social en los últimos meses del año, un primer paso hacia la reunificación del movimiento obrero.

A la cita asistieron el secretario general de Camioneros, Hugo Moyano; el secretario de la CGT, Héctor Daer (Sanidad); Antonio Caló; Andrés Rodríguez (UPCN); José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), y Armando Cavalieri (Comercio); entre otros.

El objetivo de la reunión fue constituir un pilar de acuerdo que sirva como base para volver a unir a los gremios, luego de que se dividieran por sus diferencias de postura respecto del gobierno de Mauricio Macri.

Además, durante el encuentro se dialogó sobre las estrategias del movimiento obrero de cara a contribuir con la idea del «pacto social» que impulsa el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández.

En ese proyecto del ex jefe de Gabinete, los gremios tienen un rol clave, entre los trabajadores y los empresarios, en medio de las dificultades económicas que afronta el país y que podrían agravarse en los últimos meses del año.

En 2018, el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, renunció a su asiento en la conducción de la CGT, y luego junto a su padre fundaron el Frente Sindical para el Modelo Nacional (Fresimona), con una postura más dura con el oficialismo que la de los sindicatos que quedaron al frente de la conducción de la central obrera.

Sin embargo, meses atrás, tras la confirmación de Alberto Fernández como candidato a presidente del Frente de Todos, los dos sectores comenzaron a limar asperezas y ahora esperan confluir en la unidad sindical, bajo el paraguas del PJ.