Tag

CFK

Browsing

Así lo expuso el referente de esa agrupación política, Emanuel Coliñir.

Para el referente de la juventud kirchnerista, todo lo que se está conociendo sobre los presuntos actos de corrupción que se direccionan hacia la ex presidenta es un gran armado judicial y mediático.

“Confiamos ciegamente en Cristina” definió el joven militante, quien sin embargo se mostró preocupado por la actuación del juez Claudio Bonadio y en tándem con el fiscal Carlos Stornelli, quienes investigan la causa de los cuadernos y sus derivaciones.

Para Coliñir, mientras ambos estén en la investigación es imposible que se llegue a buen puerto porque “son parte de una gran operación”.

Sin embargo reconoció que “algo hay” en tantas denuncias, toda vez que se observó a un ex funcionario como Julio López revoleando en un convento un bolso con millones de dólares.

Al respecto, el dirigente de la Cámpora detalló que “justamente lo que hay que hacer es investigar para saber quién hizo esos actos de corrupción y buscar la plata, que tiene que estar en algún lado”.

Admitió que la gente le suele hacer preguntas sobre estas denuncias porque “tenemos despliegue territorial y estamos en varios lados”, situación que no le escapan y tratan de explicarlo en la medida de sus posibilidades, aunque no cree que la figura de la ex presidenta quede en el ojo de la sospecha de la ciudadanía.

 

Radio Chubut

Después de varias semanas de idas y vueltas, la senadora y ex presidenta Cristina Kirchner aceptó el pedido del juez Claudio Bonadío de allanar sus propiedades en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas. “No tengo ningún inconveniente en que el cuerpo autorice lo solicitado por Bonadío”, dijo en un comunicado. Pero puso condiciones.

Cuáles son las condiciones

– Que no haya cámaras de televisión. Quiere evitar que las imágenes de sus casas sean carne de cañón de los programas políticos y de opositores.

– “Que las medidas que se lleven adelante sean sólo para cautelar prueba relacionada con el objeto de esta investigación y no para obtener imágenes o filmaciones sobre el interior de mis viviendas y de los objetos que forman parte de ellas”.

– Que estén presentes sus abogados.

– Que esté presente un senador de su confianza “al efecto de garantizar lo que disponga y ordene este cuerpo”.

– Que se preserven sus objetos personales. “Para ser más clara: si encuentran lingotes de oro, millones de dólares o piedras preciosas en bolsas, se los pueden llevar; pero si encuentran un anillo o un collar, está claro que son objetos de mi uso personal”

– Que Bonadío no rompa nada.

Si bien Cristina publicó este documento, eso no quiere decir que el Senado no tenga que autorizar el allanamiento. Es más bien una jugada política y un guiño a sus propios senadores para que den quórum.

 

La Gaceta

Tras frustrarse la sesión del miércoles pasado para tratar los allanamientos a la expresidente Cristina Fernández de Kirchner, el oficialismo encabeza un multitudinario acto frente al Congreso para reclamar el desafuero de la exmandataria y la sanción de la Ley de Extinción de Dominio.

La convocatoria fue organizada por Ricardo Benedetti, coordinador de Análisis y Control de Gestión del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, organismo que comanda Hernán Lombardi. La marcha fue rápidamente motorizada por redes sociales bajo diversos agrupadores como #21, #21ATodosAlCongreso y #21AYoVoy.

Por lo pronto, varios diputados y dirigentes del oficialismo anticiparon que estarán en el acto. Algunos de los que se plegaron a la convocatoria son nada menos que el presidente del interbloque Cambiemos en la Cámara baja Mario Negri y los también diputados oficialistas Fernando Iglesias, Waldo Wolff y Graciela Ocaña.

Desde la Coalición Cívica también darán el presente en la convocatoria. Dos “lilitas” de pura cepa ya confirmaron su presencia a las afueras del Congreso: se trata de la parlamentaria del Mercosur Mariana Zuvic y la diputada nacional Paula Oliveto.

Con esta convocatoria el oficialismo busca sumar presión a la bancada peronista de la Cámara alta para que aporte quórum el próximo miércoles, cuando el oficialismo intente por tercera vez autorizar el requerimiento del juez federal Claudio Bonadio para allanar los tres domicilios de la ex jefa de Estado.

Desde la bancada encabezada por el rionegrino Miguel Pichetto aseguran que el número para sesionar el próximo miércoles está garantizado y recuerdan que la última convocatoria naufragó porque dos senadores de Cambiemos se ausentaron.

El temario de la protesta incluirá el reclamo de la sanción de la Ley de Extinción de Dominio, una figura que habilitará al Estado a recuperar bienes obtenidos por el delito, cuyo proyecto iba a ser tratado en la misma sesión del Senado en la que se iba a debatir la autorización para los allanamientos.

Ambito

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner publicó un texto donde afirmó nunca haber recibido pagos por firmar decretos. Así se defendió de los dichos del empresario arrepentido, Gabriel Romero, quien admitió haber pagado una presunta coima para continuar con la explotación de Hidrovía.

La actual senadora tildó de “remisero arrepentido” a Oscar Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta, quien plasmó en sus cuadernos los detalles de la causa.

Cristina también se refirió a “ex funcionarios de cuarta línea” arrepentidos, que no formaron parte de sus dos mandatos presidenciales, “pero que describen excursiones casi turísticas” a su casa, donde la habrían visto en pijama.

El ex dueño grupo Emepa, Gabriel Romero, pidió sumarse a la lista de arrepentidos e indicó que había pagado para que Cristina Fernández le renovara por decreto la concesión de la explotación de la Hidrovía, en el tramo del Río Paraná-Paraguay que permite conectar Asunción y el océano Atlántico.

“Sería muy interesante que el señor Romero indicara a quién y cómo le pagó, porque a mí nunca nadie me pagó nada por firmar ni este ni ningún otro decreto, ni por llevar adelante ninguna de las medidas de mis gobiernos”, espetó la ex jefa de Estado en su sitio web.

Luego apuntó contra el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, a quienes acusó de hacer un “manejo extorsivo de la figura del arrepentido”.

Además, se refirió a la administración del presidente Mauricio Macri. “Este gobierno ha provocado que nuestro país se esté cayendo a pedazos en medio de una verdadera catástrofe económica y social. Lo saben todos y todas”.

 

 

Los Andes

El Senado define este miércoles si autoriza o no los allanamientos a los domicilios de la ex presidenta Cristina Kirchner, con el Bloque Justicialista dividido ante la votación y sus senadores en “libertad de acción” para decidir.

En la misma sesión, convocada para las 14:00, la Cámara alta tratará el proyecto de extinción de dominio, una figura jurídica que permite al Estado recuperar los bienes obtenidos y usados por el delito, incluido el de corrupción, por lo que éste concepto sobrevolará toda la jornada de debate.

Los allanamientos a los domicilios que la senadora del Frente para la Victoria (FPV-PJ) tiene en Río Gallegos, El Calafate y la Ciudad de Buenos Aires fueron solicitados por el juez Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos del chofer Oscar Centeno, por presuntas coimas y asociación ilícita.

De acuerdo a la Ley de Fueros (25.320) el Senado debe votar si autoriza al juez a realizar los allanamientos, una decisión que divide al Bloque Justicialista que encabeza Miguel Pichetto, del cual depende la aprobación de una iniciativa de este tipo.

Como anticipó la agencia NA, en esa bancada hay varios senadores que no quieren aprobar los allanamientos y se diferencian de Pichetto, que se opone a un eventual desafuero sin que haya una condena sobre la ex mandataria, pero avala el procedimiento solicitado por Bonadio, por entender que se trata de “una medida de prueba”.

El Bloque Justicialista quedó así en el medio del tironeo entre la bancada oficialista de Cambiemos, que está unánimemente a favor, y el kirchnerismo, que cerrará filas detrás su líder. La decisión del Senado se postergó el jueves de la semana pasada, dado que los fundamentos de la medida solicitada por Bonadio (que fueron reclamados por el bloque del FPV) llegaron a la Cámara alta minutos antes de la sesión pautada para ese día y con información que se encuentra bajo secreto de sumario.

En la previa, Bonadio ordenó este lunes allanar dos departamentos ubicados en el mismo edificio en el que vive Cristina Kirchner, en el barrio porteño de Recoleta, operativo que fue calificado como “un gran circo” y un “amedrentamiento” por parte del abogado de la senadora, Gregorio Dalbón.

 

El Destape Web

Efectivos de la Policía Federal allanaron dos departamentos del edificio de la calle Juncal al 1300, esquina Uruguay, en el barrio porteño de Recoleta, habitual residencia de la ex presidenta Cristina Kirchner. Pero no ingresaron al departamento de Cristina porque está protegido por sus fueros de senadora.

Operativo de la Policía Federal en el edificio de Cristina Kirchner en Recoleta: buscan dinero en dos departamentos. Foto: Marcelo Carroll

El operativo fue ordenado por el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa conocida los cuadernos de las coimas. Fuentes judiciales aseguraron a  Clarín que el objetivo de la búsqueda está concentrada en los departamentos del 1° y 4 ° piso, donde habría dinero en efectivo. Ambos inmuebles están a nombre de Osvaldo De Sousa, hermano de Fabián De Sousa, socio de Cristóbal López y preso en el penal de Marcos Paz.  La abogada de la ex diputada Margarita Stolbizer, Silvina Martínez, explicó que en el 2014 De Sousa vendió los departamentos al titular del grupo Indalo.

En el departamento del quinto piso, donde hoy vive Cristina, hasta fines del 2015 fue alquilado por Cristóbal López, quien a su vez se lo subalquilaba al abogado de Indalo Petróleo, Mauro Ismael Sánchez y su esposa Natalia Inés Lima, tal como reveló Clarín en el 2016 en exclusiva.

La ex presidenta no se encuentra en el lugar, ya que tras pasar por la mañana por el juzgado de Bonadio, en Comodoro Py, donde prestó declaración indagatoria, se recluyó en el Instituto Patria, donde, permanecía pasadas las 19. El juez ya dictó una orden de allanamiento para el departamento de Juncal y Uruguay y otros dos inmuebles de Cristina, pero no se concretaron debido a que cuenta con la protección de los fueros parlamentarios.

La metodología que confesó Carlos Wagner

En el departamento de Recoleta, según los cuadernos que escribió el chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, se entregaban bolsos con miles de dólares. Allí, de acuerdo con la reconstrucción que surgen de los cuadernos, el secretario de los Kirchner, Daniel Muñoz, habría recibido el equipaje cargado de dinero negro.

Ante la imposibilidad de ingresar al departamento de Cristina Kirchner, el miércoles próximo, el Senado podría autorizarlos, en una sesión que se observa con especial atención la actuación del peronismo. Se barajan dos posibilidades. Una sería la aprobación del permiso en el recinto de la Cámara alta. Pero tampoco se descarta que la autorización surja de un acuerdo entre los bloques políticos, que delegarían en la presidenta del cuerpo, Gabriela Michetti , la respuesta al juez.

 

Clarín

Minutos antes del inicio de su declaración indagatoria de este lunes ante el juez Claudio Bonadio, Cristina Kirchner subió a las redes sociales tres escritos que presentará en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción. En este expediente, la actual senadora está acusada de ser jefa de una asociación ilícita dedicada al cobro de sobornos cuando era presidenta de la Nación.

Está señalada como la responsable, junto a Néstor Kirchner, de “comandar” una estructura que habría movido en coimas más de 200 millones de dólares.

Con duras críticas al juez Bonadio, la ex mandataria pidió que la investigación sea remitida al juzgado del juez Julián Ercolini, que la investiga por el direccionamiento de la obra pública, y en cuyo juzgado se encuentran otros expedientes que podrían estar vinculados a esta nueva acusación.

En su presentación, acusa además al presidente Mauricio Macri de perseguirla políticamente y solicita la nulidad de los cargos en su contra.

“A partir de la asunción del Ing. Mauricio Macri como Presidente de la Nación he sido sometida a una múltiple persecución judicial, sólo comparable a aquella que se llevó a cabo en tiempos en que se encontraba suspendida la vigencia de la Constitución Nacional”, inicia el escrito de Cristina Kirchner. No es la primera vez que acusa al actual Gobierno de estar atrás de las causas judiciales que la rodena.

Bajo esta línea argumentativa, requirió que el Presidente sea llamado a declaración testimonial, al igual que el presidente de Boca, Daniel Angelici, por su rol de “operador judicial”, adjudicándole la negociación por la cual Ángelo Calcaterra -primo de Macri-  se convirtió en imputado colaborador (el ex dueño de Iecsa se convirtió en uno de los ocho empresarios arrepentidos en esta causa).

La asociación ilícita pudo cumplir con sus objetivos porque contó con “aportantes” de los “fondos indebidos” y según el fiscal Carlos Stornelli, fueron los directivos y ejecutivos de las principales compañías de la construcción y del sector energético. Entre ellos, el ex dueño de Iecsa, así como su ex CEO, Javier Sánchez Caballero, ambos imputados colaboradores como otros empresarios que asumieron haber hecho pagos al gobierno kirchnerista.

¿Qué dijo Cristina sobre esta situación? ,”Resulta absurdo intentar hacernos creer que en un país que preside Mauricio Macri, hijo de Franco, primo hermano de Ángelo Calcaterra y hermano del alma de Nicolás “Nicky” Caputo, todos ellos quinta esencia de la patria contratista, haya sido Néstor Kirchner a partir del 25 de mayo de 2003, quien organizó el supuesto sistema de cartelización de la obra pública, típico de la patria contratista durante la última dictadura militar y consolidada durante la década de los 80`!.

Así, arremetió contra los empresarios: “Mucho más insólito es que en esa situación puedan hacerse aparecer a los empresarios como las víctimas de tales prácticas”.

En este sentido, Cristina Kirchner cuestionó que Calcaterra se haya convertido en “arrepentido” y se refirió a una frase adjudicada al fiscal Stornelli sobre las “pocas sortijas que hay” para quienes busquen avalar la tesis de la asociación ilícita. “Los hechos que sobrevinieron ya fueron anticipados: allanamientos y detenciones, a los que se sucedieron la presentación voluntaria de empresarios entre los que se encuentra Ángelo Calcaterra”, y añadió: “quien resultó privilegiado con una de las sortijas que parece estar entregando el fiscal a aquellos arrepentidos que avalan la hipótesis delictiva de la asociación ilícita”.

Dudas sobre los cuadernos

La causa se inició con los ocho cuadernos que escribió durante diez años, con una interrupción de tres, el ex chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno. Éste se convirtió en el primer “arrepentido” en la investigación. Según sus anotaciones, se había montado una estructura que recibía órdenes de Néstor y Cristina Kirchner para “la recaudación de fondos ilegales y así enriquecerse de manera ilícita”.

De acuerdo al chofer, quienes recaudaban eran José Baratta, segundo del ex ministro de Planificación Julio de Vido, y otros ex funcionarios de esa dependencia. El dinero era llevado a la casa de los ex presidentes: sólo en cuatro años Baratta realizó 72 entregas por 60 millones de dólares en el departamento de Uruguay 1306, donde vive actualmente la ex mandataria.

En su presentación, la hoy senadora puso en duda la veracidad del actuar del ex chofer. “A raíz de la información que aparecía en unos supuestos cuadernos que habría confeccionado de manera harto llamativa Oscar Centeno, un ex militar que supuestamente venía trabajando como chofer para un funcionario del Ministerio de Planificación, quien le habría entregado este material a Jorge Bacigalupo, un sargento retirado de la Policía Federal Argentina, entre cuyas cualidades se destaca no solo tener un odio acérrimo hacia el peronismo, sino también la justificación de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar”, sostiene en el escrito Cristina.

Así, para la ex Presidenta ésta sexta acusación en su contra en la Justicia Federal sólo responde a “la caída abrupta de la imagen del gobierno de turno, el agravamiento de los problemas económicos y las denuncias de corrupción en contra de las máximas autoridades de la alianza gobernante”.

En este punto se refirió, sin nombrarla, a María Eugenia Vidal, una de “sus figuras emblemáticas” por “haber recibido financiación para las campañas electorales de los años 2015 y 2017 a través de centenares de personas que negaron haber realizado dichos aportes se constituyó en la oportunidad perfecta”.

Bonadio el “juez enemigo”

Junto a sus críticas sobre el inicio de la causa, la actual senadora también cuestionó el accionar del juez Bonadio de quien pidió su apartamiento y consideró que ya es investigada en otro expediente a cargo del juez Ercolini, donde se involucra el manejo de la obra pública.

“Estamos ante una nueva clase de magistrado: el juez enemigo”, sostuvo Cristina y añadió: “actor principal del Lawfare, doctrina que se despliega a nivel regional como una nueva forma de eliminación y/o supresión de todo aquel dirigente, fuerza o movimiento político que se considere pone en riesgo el status quo sudamericano, que ahora se caracteriza por un fuerte retroceso en materia de derechos, conquistas y avances sociales logrados en el continente durante la primera década y media del siglo XXI”.

Sostuvo, en consecuencia, que se está ante una “causa armada” y remarcó: “Resulta inconcebible que Bonadio, colocándose nuevamente el traje de juez enemigo, me fabrique una nueva causa en la que se me imputa otra vez la conducta de asociación ilícita por la que se me persigue en los procesos que mencionara en el punto anterior”.

 

 

Clarín

El senador rionegrino Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque del PJ en la Cámara alta, lanzó este jueves su candidatura a presidente para las elecciones de 2019 y sostuvo que Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri “son funcionales entre sí y se necesitan mutuamente”.

Asimismo, remarcó que tiene “la convicción de ser candidato para que volvamos a ser poder en la Argentina” y que su espacio no es “la avenida del medio, ni una alternativa sin rumbo ni corazón. Somos el futuro, el proyecto político nacional para recuperar Argentina”, insistió.

Luego de su exposición, llevada a cabo en el teatro Metro de la capital bonaerense, el senador nacional repitió en rueda de prensa la decisión política de someterse a “una compulsa con figuras importantes como Sergio Massa, Sergio Uñac, Juan Manuel Urtubey, el propio gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y el ex ministro de Economía Roberto Lavagna“.

Respecto a la polémica por la confesión de Juan Manuel Abal Medina, ex jefe de gabinete kirchnerista, de que hubo dinero ilegal en la campaña electoral de 2013, Pichetto pidió un sistema “más transparente” al advertir que a los partidos políticos “les cuesta mucho” rendir el dinero que gastan.

“Es uno de los temas que Argentina tiene pendiente. Los partidos muchas veces van a campaña, gastan mucha plata y les cuesta mucho rendirla”, señaló.

Sobre la posibilidad de que el domicilio de la ex presidenta y actual senadora Cristina Kirchner sean allanados, remarcó que existe “la voluntad de hacer lugar” al pedido del juez Claudio Bonadio, pero fue tajante al oponerse al posible desafuero: “Mi posición es pública y conocida. Consideramos que la privación de la libertad en la etapa instructoria del proceso no procede”.

 

 

Radio Mitre