Tag

causa de embrujo

Browsing

La audiencia de revisión será el próximo lunes a las 9 de la mañana.

El exfuncionario provincial Diego Correa, condenado a 10 años de prisión por asociación ilícita, lavado de activos y administración fraudulenta, pidió quedar en libertad y que le devuelvan los bienes y el dinero secuestrado.

Los abogados defensores del exsecretario privado del entonces gobernador Mario Das Neves, presentaron la impugnación a la condena impuesta por el tribunal en el juicio oral y público, y solicitan la absolución de sus patrocinados. La audiencia de revisión será el próximo lunes a las 9 ante los camaristas Adrián Barrios, Alejandro Defranco y Rafael Lucchelli.

En sus escritos, los abogados defensores solicitan que se declare nulo el juicio y se dicte la absolución de sus patrocinados. La condena de juicio había sido dictada el pasado 18 de octubre por los jueces Ricardo Rolón, Marcela Pérez y Alejandro Soñis.

Los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams, en cambio, piden que se ratifique la condena y las penas impuestas. “Las acciones delictivas provocaron un daño al Estado provincial en aproximadamente 100 millones de pesos” afirmaron.

Correa fue condenado a 10 años de prisión, inhabilitación absoluta para ejercer cargos públicos y recibió una multa de $ 22.294.000, por los delitos de asociación ilícita en carácter de jefe, enriquecimiento ilícito, defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública en concurso ideal con negociaciones incompatible y auto lavado de activos.

Las querellas de Iniciativa Ciudadana y de los diputados del Frente Para la Victoria expusieron ayer los alegatos en la causa «Embrujo». Hubo cuestionamientos por el vacío jurídico para que la corrupción no vuelva a enquistarse en el poder y hasta hubo un pedido a los jueces para que tengan en cuenta a la hora de la sentencia de quién era Das Neves.

El juicio oral y público llega a su etapa final y la semana que viene concluirá con los alegatos de las defensas. A partir de ahí, la suerte de los imputados quedará en manos del Tribunal de Enjuiciamiento compuesto por el presidente Alejandro Soñis y los vocales Ricardo Rolón y Marcela Pérez.

En la jornada de ayer, el representante de la ONG Iniciativa Ciudadana por la Transparencia y contra la Corrupción, Eduardo Hualpa; y el abogado Sergio Miranda, a cargo de la querella de los diputados Blas Meza Evans, Alejandra Marcilla y Gabriela Dufour del Frente Para Victoria, expusieron en forma breve y respaldaron la investigación y los alegatos de los fiscales Omar Rodríguez y Alex Williams.

Hualpa efectuó duras acusaciones sobre las nulas medidas que se instrumentaron para desactivar hechos de corrupción a partir de las investigaciones que llevan adelante diferentes fiscales.

«Hubo un modus operandi delictivo que aprovechaba la cercanía con el poder que tenía Correa con quien fuera tres veces gobernador de Chubut, Mario Das Neves», aseveró Hualpa.

En la misma dirección, deslizó que «el fallecimiento de un gobernador en ejercicio, dejó a Correa y al resto de los imputados expuestos a la intemperie del poder».

Y aseguró que ese vacío que se creó por los problemas de salud que enfrentaba el exmandatario, permitió que «se monte un sistema de administración paralelo para adjudicar y abonar los servicios a las empresas digitadas por los mismos involucrados».
Trazando un paralelismo entre estos hechos que se investigaron y la situación que afronta Chubut actualmente, Hualpa dijo que la corrupción «es un leño más que atenta contra este contexto de la Provincia».

Por eso puntualizó que «no nos hemos acercado a lo que se llama garantía de no repetición, porque no generamos nada para que estas prácticas no sigan ocurriendo».

Hualpa dejó entrever que la corrupción está naturalizada y por eso «sigue siendo aceptada como parte del paisaje». En este contexto, hizo un llamado a empezar a reescribir la historia y envió un mensaje para los jueces: «Lo que si pueden hacer ustedes, es que en los casos donde hay pruebas contundentes, que cumplan su función declarando responsables a los imputados».

Por último, subrayó que estos hechos de corrupción «llegaron a convertirse en noticia nacional» y dejó en claro que Diego Correa «era el jefe de la asociación ilícita y el que extraía fondos del Estado», así lo informó el Chubut.

Al igual que todas el Ministerio Público Fiscal, Fiscalía de Estado, la Oficina Anticorrupción, Hualpa solicitó la absolución de Domingo Darío Correa porque «no hemos podido despejar la duda razonable».

Los fiscales solicitaron declarar culpables a Gatica y Correa por lavado. Pero pidieron absolver a Domingo, el hermano de Diego.

“Diego Correa es el real dueño de todos los inmuebles en Trelew, Playa Unión y Lago Puelo, y de los vehículos”. Así sintetizó el fiscal Alex Williams el enriquecimiento ilícito al inaugurar ayer los alegatos del juicio oral y público por El Embrujo. “Trató de justificarlo con la muerte de su jefe político, Mario Das Neves. Eligió a una persona fallecida y no hay manera de demostrarlo. Es incomprobable, es inverosímil y es mentira”.

“¿Por qué Correa no firmó y se hizo cargo de las cosas que compró? –se preguntó Williams- Si la plata era de Das Neves, ¿cuál era el problema? Porque es mentira y no puede justificar un enriquecimiento desmesurado”.

Desde 2004 sólo fue empleado público. Estuvo desocupado entre 2011 y diciembre de 2015. Pero en 2012 empezó a gastar dinero. Por ejemplo, con 4 viajes al exterior con Natalia Mac Leod. “¿Cómo sin ingresos pagó $ 2 millones de la cuenta corriente de un corralón, compró una camioneta y terrenos? No hay otra explicación que el origen espurio de los fondos”.

Correa nunca presentó una declaración jurada ni se sabe con cuánto dinero ingresó a la función pública. “No tenía más que su sueldo pero cuando la banda se desintegra tenía más de 10 propiedades y 7 vehículos además de 22.500 euros en su poder al ser detenido. Son 2 años de su sueldo estatal. Dijo que se los dio Das Neves sin traer ni una evidencia”.

Correa necesitó a Daniela Souza y a Natalia Mac Leod para hacerlas figurar como dueñas de Dual Core, de modo de poder capitalizar e ingresar bienes a su patrimonio.

“No podía poner nada a su nombre porque no tenía cómo justificarlo. Ése es el sentido de la participación de ambas”. Apoderada y gerente de Sepat, aunque sin facturación, Souza también lo ayudó con la Hyundai H1 y la Toyota Hilux. “La firma no tenía giro comercial pero una vez dada de alta, incorporó bienes por millones”, así lo informó el Chubut.

En cuanto a Mac Leod, era “su pareja y la persona de más confianza”. Y Diego Lüters “era su lugarteniente, tanto que escondió evidencia en casa de su madre”.

El Ministerio Público Fiscal es el primero en realizar su exposición ante el Tribunal que juzga a una docena de imputados en un caso por asociación ilícita, enriquecimiento y defraudación al estado.

Se iniciaron esta mañana los alegatos en el marco del juicio oral y público por la causa conocida como El Embrujo, en el cual están imputadas una docena de personas, entre las que se encuentran exfuncionarios provinciales, empresarios, profesionales y particulares.

El primero en exponer es el Ministerio Público Fiscal, quien intenta demostrar que se conformó una asociación ilícita en cabeza del imputado Diego Correa, exsecretario privado del fallecido Gobernador Mario Das Neves y otrora titular de la Unidad Gobernador en el estado provincial, así lo informó Diario Jornada.

El fiscal Alex Williams inició la ronda de alegatos y relató de manera pormenorizada todos los hechos ya descriptos a lo largo del juicio que dan sustento a la acusación del MPF. Se refieró en ese marco a la asociación ilícita creada con Dual Core capitalizandose con dineros espurios.

Por video conferencia declaró desde Esquel Pablo Durán único testigo del defensor del imputados Cristian Gisande. Durán se desempeñaba como Ministro de Gobierno de la provincia en momentos en que Gisande lo hacía en el Área de Viviendas Oficiales.

Durán declaró que Gisande le pidió la adscripción al Ministerio de Gobierno. Dijo que se quería ir de las viviendas oficiales porque allí no se sentía cómodo y no tenía buena relación con sus jefes. Quería ser adscripto y me lo pedía cada vez que lo veía. “Me dijo que estaba incomodo porque estaba firmando cosas que creía que nos estaban bien. Le dije que tuviera mucho cuidado y que hable con sus jefes para poder seguir gestionando la adscripción. Se lo comenté a (Diego) Luters, este me dijo que había que hablar con (Diego) Correa, pero nunca pasó nada”, afirmó el testigo.

Durán respondió preguntas del defensor Matías Cimadevilla y del fiscal Omar Rodríguez. Las preguntas estuvieron relacionadas con los conocimientos de Durán respecto de las formalidades en los nombramientos de los funcionarios y así poner claridad respecto del cargo y estabilidad en el mismo que tenía Gisande.