Tag

Casa Rosada

Browsing

Se llama Francisco Ariel Muñiz, tiene 35 años y fue detenido a los pocos metros de la Casa de Gobierno. Fue militante de Cambiemos en General Pinto hasta que rompió con el partido. Sus inquietantes publicaciones.

La mañana de la Casa Rosada se vio alterada por el intento de un hombre fuertemente armado de entrar al lugar para lograr una audiencia con el presidente Mauricio Macri. El sospechoso, que fue detenido poco después de acercarse a la reja de entrada, se llama Francisco Ariel Muñiz, tiene 35 años y en su momento intentó postularse como candidato del PRO como consejero escolar suplente en la ciudad de General Pinto, provincia de Buenos Aires.

El hombre -que tiene un domicilio registrado en San Justo- se presentó alrededor de las 9 de la mañana a la puerta de entrada en la calle Balcarce al 78. Al acercarse, mantuvo un diálogo con efectivos de seguridad de la PFA, a quienes les aseguró que tenía agendada una audiencia con el mandatario.

Una vez que los custodios de la Casa de Gobierno confirmaron que no existía tal cita, lo invitaron a retirarse. A lo que Muñiz respondió con un acto insólito: lanzó un estuche plateado a uno de los patios internos y salió corriendo.

Efectivos de la Policía Federal lograron detenerlo a los pocos metros, en la boca del subte, ubicada en Balcarce e Hipólito Yrigoyen. Mientras tanto, responsables de la Brigada Anti-Explosivos, comprobaron que en el interior del maletín había un poderoso revólver Magnum Taurus .44 sin balas en el tambor según aseguró la ministra Patricia Bullrich y con el número de serie limado. Ahora, se lo acusa del delito de intimidación pública, con una causa en el Juzgado Federal Nº11.

Según pudo averiguar Infobae, Muñiz se mantuvo ligado al PRO en la ciudad bonaerense de General Pinto -de donde es oriundo- durante los primeros años de la presidencia de Mauricio Macri y era, según quienes lo conocieron en la ciudad, «un militante sumamente activo».

En el 2017, intentó presentarse a candidato como Consejero Escolar suplente de la ciudad bonaerense, pero cayó de la lista pocos meses antes de que se celebraran las elecciones.

Un miembro del partido en la ciudad recuerda: «Era un chico muy comprometido con Cambiemos, nacido y criado en Pinto, pero en el último tiempo no fue parte del equipo. Se reformuló el equipo interno y quedó afuera, no tenía muchos seguidores, Ariel planteaba una ruptura interna en el movimiento a nivel local».

Finalmente, Muñiz fue candidato «por la suya, y solo por Facebook, nunca hubo una boleta con su nombre».

Francisco Ariel Muñiz, de camiseta verde, había subido fotos en su Facebook sobre su colaboración con actividades de Cambiemos en General Pinto

Francisco Ariel Muñiz, de camiseta verde, había subido fotos en su Facebook sobre su colaboración con actividades de Cambiemos en General Pinto

Muñiz creó una página de Facebook llamada «Pro General Pinto», que no tenía relación institucional alguna con ese espacio en la ciudad bonaerense. Allí llegó a publicar afiches diseñados por él mismo, en los que aparecía su nombre y los logos de Pro y Cambiemos. Se presentaba como una suerte de candidato del espacio político.

De hecho, en esa misma red social llegó a publicar un escrito en el que parecía autopostularse como intendente de General Pinto:

«INTENDENCIA

Si me preguntasen, si quiera ser candidato a INTENDENTE por General Pinto respondería que si. Tengo al menos cuatro proyectos, claras convicciones de las políticas públicas que puedo llevar a cabo, en un supuesto.

Entiendo perfectamente, lo que significa y a lo que conlleva, el trabajo en equipo.

El presidente de la nación Argentina, y la gobernadora de la provincia lo expresan desde que tomaron el mando.

Digamos, durante la gestión de éste nuevo equipo.

Considero que, en éstos pocos años, como militante PRO he sido leal a mis principios, y a un partido político (Propuesta Republicana), relativamente nuevo, adaptado al siglo XXI.

He sido «empleado» varios años en mi vida, esto expreso en mi curriculum vitae, ahora elijo ser emprendedor independiente, cuidar mi vida privada Y LA DE MI FAMILIA, y poder al menos en una época difícil, generar empleo, y que las expectativas crezcan.

¿Puedo hacerme cargo de semejante investidura y representación de la ciudad? Claro, lo pensé muchas veces, lo tengo planificado hace varios años ya, tengo una planificación política (estrategia, al menos ahora que soy un civil) que podrá expresarse de forma ordenada en el transcurso de al menos cuatro años.

Gracias.

Francisco Ariel Muñiz».

En tanto, también se pudo corroborar que Muñiz había solicitado una audiencia con el presidente durante 2018, la cual había sido rechazada.

Fuentes policiales aseguraron que en los últimos meses, Muñiz se había convertido en «un artesano habitué a las rejas de la Casa Rosada». Hasta el momento, tenía un domicilio a su nombre en la calle Páez en San Justo, su dirección fiscal principal que declaró ante la AFIP.

Sin embargo, vecinos en el barrio recuerdan vagamente su cara y no saben nada de él. La casa que alquilaba hace varios años que tiene otros inquilinos.

Su último trabajo en blanco precede a sus días en política, dos años en una empresa de reparación de maquinaria en Mar del Plata, donde también tuvo una dirección registrada.

Hoy, Muñiz enfrenta una acusación grave, imputado de un delito federal.

 

Infobae

Un hombre de 36 años fue detenido hoy cuando trataba de acceder con un revólver a la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino en Buenos Aires, donde pedía tener una audiencia con el presidente Mauricio Macri, informaron fuentes oficiales.

Personal de seguridad de la sede de Gobierno, que depende de la Casa Militar, detuvo a Francisco Ariel Muñiz y lo puso a disposición judicial, a una persona que, «aduciendo tener una audiencia» con el mandatario, intentó ingresar con un arma de fuego en su portafolios.

«Al constatarse que la audiencia con el Presidente no existía, el hombre intentó dejar el maletín que contenía un revólver Magnum 44 Taurus», añadió la Presidencia argentina en un comunicado.

Según agregaron desde el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, cuando el hombre se acercó a la reja de la Casa Rosada -que cerca el edificio- y pidió ver al mandatario, personal de la Policía Federal (PFA) le indicó que «no eran los medios ni la forma, lo que generó el descontento del hombre, quien de manera imprevista arrojó una caja plástica de pequeña dimensión dentro del predio».

Muñiz «se alejó caminando», aunque fue detenido a pocos metros por el personal de la PFA en cooperación con la Policía de la Ciudad.

La brigada de explosivos determinó que en el interior de la caja se encontraba el arma, y la policía científica desplegó un operativo para estudiar el revólver.

Este hecho se da casi dos años después de que un hombre con problemas psiquiátricos tratara también de burlar la seguridad del edificio al chocar contra las rejas de la Casa Rosada durante la madrugada, unas imágenes que fueron muy difundidas por la prensa local.

También en noviembre pasado, cuatro jóvenes fueron detenidos y posteriormente liberados por intentar entrar con un automóvil a una residencia de descanso de Macri, que habían dado como excusa que una de ellos era la ahijada del mandatario.

Habían conseguido pasar el primer control de acceso a la quinta, en momentos en que el presidente descansaba con su familia.

Sin embargo, cuando los agentes de seguridad se dieron cuenta del engaño e intentaron detenerlos, la conductora del auto dio marcha atrás y abandonó el lugar, lo que derivó en una persecución por parte de la Policía.

Finalmente, los cuatro fueron detenidos en el estacionamiento de un restaurante de comidas rápida.

Además de situaciones como estas, el jefe de Estado ha recibido diversas amenazas a través de redes sociales y por teléfono, como cuando en agosto de 2017 un hombre de 26 años fue detenido acusado de haber amenazado con «reventar» su casa.

La imagen de Macri ha caído fuertemente en las encuestas en los últimos meses, en los que se ha agravado la crisis económica que vive el país desde que a finales de abril de 2018 comenzó una abrupta devaluación del peso que elevó la inflación y desencadenó en una recesión que aún continúa

 

 

La Vanguardia

La monarca realiza una visita oficial al país junto a su hijo Federico, el príncipe heredero.

El presidente Mauricio Macri recibirá hoy desde las 12.30 en Casa Rosada a la reina Margarita II de Dinamarca, quien realiza una visita del Estado al país, junto a su hijo, el príncipe heredero Federico.

La comitiva real arribará a la explanada de acceso a la sede gubernamental, sobre la avenida Rivadavia, escoltada por una formación del Regimiento de Granaderos a Caballo, luego de depositar una ofrenda floral ante el Monumento al Libertador General José de San Martín, ubicado en la plaza homónima en el barrio de Retiro.

Macri le dará la bienvenida a la Reina en el Salón Blanco, en el que se procederá a realizar la foto oficial del encuentro. Seguidamente, el Jefe del Estado se reunirá en su despacho con la Reina y con el príncipe heredero.

También participarán del encuentro la primera dama, Juliana Awada; el canciller Jorge Faurie; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el ministro de Relaciones Exteriores de Dinamarca, Anders Samuelsen; y el embajador de esa nación en la Argentina, Soren Vohtz.

Al término de la reunión, el presidente Macri y su esposa agasajaran a las autoridades reales con un almuerzo que será servido en el Museo Casa Rosada.

Agenda presidencial

Más temprano el Presidente encabezará la presentación del Boleto Inmobiliario Electrónico, una plataforma digital que pretende agilizar la elaboración de la documentación para la compra y venta de propiedades.

La presentación tendrá lugar a las 9.45 durante un acto en el Salón Argentina del Centro Cultural Kirchner (CCK) que será transmitido en vivo a través de los parámetros satelitales de Presidencia de la Nación.

Según informó la Secretaría de Comunicación de la presidencia, el Boleto Inmobiliario Electrónico es una herramienta que «será de gran utilidad para corredores inmobiliarios, martilleros y escribanos, entre otros sectores vinculados a esta actividad» y fue impulsada tanto por la Secretaría de Vivienda de la Nación como por la Cámara Inmobiliaria Argentina.

Infobae

Luego del reclamo del empleado que se volvió viral y la confusión sobre su supuesta suspensión, fue contactado e invitado por Presidencia.

La sorpresa del presidente Mauricio Macri ante el reclamo que le hizo un obrero mientras recorría un complejo de viviendas del plan ProCreAr en el sur de la Ciudad de Buenos Aires rápidamente se volvió viral y recorrió ayer todos los medios. Tras la repercusión, esta mañana circuló la versión de que el empleado había sido suspendido. Sin embargo, desde el Gobierno y el sindicato de la UOCRA desmintieron esa versión. Por otro lado, desde Presidencia invitaron al obrero para que visite a Macri y que tengan un encuentro.

Así lo confirmaron a PERFIL desde el gremio ante los rumores difundidos esta mañana. El empleado que trabaja como gasista en la construcción de un establecimiento educativo dentro del predio de Procrear, fue eximido de estar hoy en el trabajo para preservarlo ante la previsible invasión de noteros y periodistas que efectivamente aparecieron en busca de su testimonio.

“Ayer se decidió que no concurriera para preservarlo, no hubo una suspensión ni ninguna medida en su contra”, indicaron. Además, se precisó que el trabajador no es delegado ni tiene militancia política conocida. Tras el fuerte impacto que produjo su intercambio, respetuoso pero firme con el Presidente, el trabajador fue contactado inclusive por la secretaría personal del mandatario y se estudia la posibilidad de que pueda visitar a Macri en la Casa Rosada u Olivos.

“El presidente me escuchó le dije cosas que no estaban bien”, dijo el trabajador en un audio donde cargó contra los rumores y pidió que “dejen de decir pelotudeces” y señaló que no necesita “a ningún medio” además de contar que estaba en su casa “con gente del Gobierno”. En paralelo, el Secretario de Vivienda, Ivan Kerr, explicó en declaraciones a radio La Red: “No se suspendió al obrero; eso es una mentira más grande que una casa… las obras que visitó ayer el Presidente son obras del Gobierno Nacional, del PROCREAR; yo estaba en el lugar y estaba al lado de esta persona cuando ocurrió este tema y demás».

Además, indicó que habló con la empresa constructora y le confirmaron que “en absoluto se había suspendido al trabajador”. Luego señaló que era “subestimar un poco al Gobierno» pensar que iban a promover un despido tras la fuerte repercusión que tuvo el encuentro del trabajador con el mandatario, en un contexto muy complicado a nivel económico y político para Cambiemos.

«Soy un laburante, vivo día a día. Todos los días a las 5 de la mañana me levanto. Perdón que se lo tengo que decir, con respeto. No me importa el Gobierno pasado, ahora es el problema. Tratemos de hacer rápido las cosas. Se lo pido por favor Presidente. Estamos peor», le dijo el hombre vestido de mameluco y casco azul según sus compañeros de obra, se llama Dante y es gasista.Luego de este intercambio con Macri y la gran repercusión que tuvo, según pudo saber PERFIL, desde Presidencia se contactaron con el obrero para que visite al mandatario o tengan un encuentro.

PERFIL fue esta mañana a la obra para intentar localizar al empleado, pero se encontró con la negativa de la empresa contratista. De todas maneras, este medio se contactó con alguno de sus colegas, pero las versiones sobre el paradero de Dante fueron variadas, aunque todas ellas luego fueron desmentidas por el propio gasista.

Algunos de ellos comentaban que había sido suspendido, otros que este miércoles no fue a trabajar. Sin embargo, el patrón de Dante aseguró que el empleado estaba trabajando dentro de la obra y que no lo dejaban salir durante su horario laboral. Sin embargo, a pesar del hermetismo en la obra, finalmente se confirmó que el obrero estaba en su casa con autorización de la empresa.
Tras las versiones, desde la empresa contratista RIVA S.A. comunicaron: «Tales versiones son absolutamente falsas, puesto que el trabajador en cuestión no ha sido objeto de reprimenda, sanción o represalia de ninguna especie. Dicho obrero forma parte de la plantilla de una empresa subcontratada y que, si bien en el día de la fecha no se ha presentado a su puesto de trabajo, ello ha obedecido a un permiso especial que se le ha otorgado para ausentarse, debido a que el Presidente de la Nación habría manifestado su voluntad de entrevistarse con él».

En la recorrida también estaban presentes el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Si bien la prensa no participó de la actividad, el video circuló por redes sociales. La reacción del trabajador llamó la atención de los funcionarios que participaban de la actividad. Sin embargo, el hombre se mostró respetuoso.
En un momento, Macri abrazó al empleado con la intención de darle un fin a la tensa situación y la gente comenzó a aplaudir. También fue curiosa la reacción del jefe de Gobierno porteño que, mientras el hombre increpaba al Presidente, comenzó a acariciarle el hombro en señal de contención. El proyecto. La obra que recorrieron los funcionarios está ubicada en en Estación Buenos Aires, el nuevo barrio de 18 hectáreas en Parque Patricios donde se están construyendo 2396 viviendas en 56 edificios, además de 74 locales comerciales y más de 1000 cocheras, que los vecinos podrán comprar a través del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) con créditos del Banco Ciudad.

La obra se realiza a través de ProCreAr y el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda. El complejo se encuentra ubicado entre las calles Amancio Alcorta, Miravé, Lavardén y Luna, y contará con departamentos de 1, 2, 3 y 4 ambientes. También participaron de la recorrida el secretario de Vivienda de la Nación y presidente de ProCreAr, Iván Kerr; el presidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), Ramón Lanús, y la gerente general del Instituto de Vivienda de la Ciudad, María Migliore.

 

perfil.com

Se trata de un detalle del beso entre Romeo y Julieta. La curiosa decisión de la Presidencia de la Nación causó muchas críticas y «memes» en las redes sociales.

La Casa Rosada amaneció este jueves con una inusual bandera con el detalle del beso entre Romeo y Julieta del cuadro de Francis Dicksee de 1884, en un insólito homenaje al Día de San Valentín (Día de los Enamoradps), por un mártir cristiano que vivió en Roma en el Siglo III.

«La icónica pareja creada por William Shakespeare fue elegida para ocupar el frente de la Casa como símbolo del amor romántico. No hay investigaciones que prueben que se trata de la pareja más reconocida de la historia, pero el famoso crítico Harold Bloom definió a “Romeo y Julieta” como “una obra sin par en la literatura mundial por su visión del amor mutuo implacable”, publicó la Casa Rosada en sus cuentas de redes sociales, causando innumerables respuestas críticas, «memes» y comentarios negativos por la decisión oficial.

Diario Jornada

Sin haber lanzado su candidatura, la senadora obtuvo el respaldo de gobernadores que antes la excluían y congenió listas de unidad con rivales internos en varias provincias.

«Ya no nos ven como pasado. Políticos, empresarios y diplomáticos empiezan a sondearnos y a interesarse porque saben que también podemos ser futuro», sintetizan, bañados de optimismo, desde el entorno de Cristina Kirchner.

Las señales en ese sentido se replican a la hora de los armados electorales en las distintas provincias. San Juan es un botón de muestra con la unificación del PJ para lograr la reelección de Sergio Uñac, cuando se especulaba con que el gobernador trabajaría por la exclusión del cristinismo.

Gustavo Bordet explora un acuerdo con su antecesor, el kirchnerista Sergio Urribarri —de reciente y reservado paso por Buenos Aires—, para quedarse un período más en la gobernación de Entre Ríos. Y el mandatario massista Mariano Arcioni abrió su lista a los militantes del FPV-PJ para lograr la reelección en Chubut.

Acaso el giro que más celebraron en el Instituto Patria es el de Juan Manzur. El gobernador que el año pasado ofreció Tucumán para darle volumen nacional al espacio de Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto es por estas horas un exégeta de Cristina.

«Los que no quieren la unidad del peronismo trabajan para Macri. Hoy me doy cuenta del rol central que ocupa CFK cuando llama a la conformación de un gran frente opositor. Sin mezquindades, abre sus brazos a todos. Ella entiende la importancia de la unidad de nuestro espacio político», repite como una letanía el texto de la carta que dirigió al partido.

Ni las causas judiciales ni una eventual candidatura de Roberto Lavagna frenó el acercamiento de vastos sectores del PJ a Cristina, quien en los sondeos sigue liderando las preferencias del votante peronista, otra señal de su fortaleza.

¿Qué le pidió la senadora a Agustín Rossi, Felipe Solá y Daniel Scioli, quienes ya manifestaron sus ambiciones de competir? Que caminen. Sabe que lejos de ser un obstáculo, terminarán sumando a su causa. Y, sobre todo, sabe que la que hoy mueve el ampérimetro en la interna es ella y nadie más.

Este cuadro de situación envalentonó al círculo íntimo de la mandataria a promover a Axel Kicillof como candidato a gobernador bonaerense por encima de otros aspirantes con desarrollo territorial, como los intendentes Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, o Verónica Magario, de La Matanza.

Hay quienes suman el reciente procesamiento de decenas de jefes comunales del distrito, en una causa que instruye Claudio Bonadio por supuesto fraude de fondos públicos en el tratamiento de residuos, como un argumento más para posicionar al ex ministro de Economía en desmedro de sus rivales internos, muchas veces asociados a prácticas clientelares.

Sin embargo, las investigaciones judiciales no son condicionamiento de ninguna candidatura en el espacio. ¿Podrían serlo cuando la ex presidente y su hijo Máximo —alentado para ser cabeza de lista de diputados en los pagos de María Eugenia Vidal— acumulan causas en contra?

De hecho, hasta el propio Kicillof está procesado en la llamada causa de dólar futuro. La explicación del favoritismo por el ex ministro, que en todo caso podría ir acompañado de un intendente de vice (¿Magario?) es más sencilla. Cristina lo prefiere porque es el más cristinista de los potenciales aspirantes bonaerenses. Y, sin desdoblamiento, no depende de los intendentes para que le traccionen votos «de abajo hacia arriba» sino que ella misma, como cabeza de la larga boleta, se ocupará de esa tarea «de arriba hacia abajo».

Kicillof es clave en la estrategia electoral y mide bien en las encuestas. La ex jefa de Estado le deriva a él —y a Alberto Fernández, su recuperado estratega político— las reuniones con empresarios y diplomáticos, que se han multiplicado en los últimos meses. El joven economista también se sienta con representantes de distintos fondos de inversiones.

En cambio, la senadora se ocupa personalmente de dirigentes desencantados como Guillermo Nielsen, a quien recibió en su departamento de la calle Uruguay. Al ex secretario de Finanzas, que tuvo su paso por el massismo, le pidió que le diera un diagnóstico de los mercados y cómo estos reaccionarían ante su candidatura.

La crisis económica colaboró con creces en el fortalecimiento de Cristina y en el cambio de actitud de algunos de sus detractores. Eduardo Duhalde, quien votó a Mauricio Macri por su tirria con la ex jefa de Estado, ahora asegura que no quiere que el actual presidente continúe en el poder: «Si tuve problemas con Cristina ya me olvidé», dijo la semana pasada, reconociendo que la líder de Unidad Ciudadana lo llamó para interiorizarse de sus problemas de salud.

Graciela Camaño también bajó un cambio en sus críticas. Y si bien la diputada massista mantiene la idea de no estar «pegoteada» al kirchnerismo, ya no trata a la ex mandataria con el desdén de otros tiempos. Eso sí, mantiene, como estandarte del Frente Renovador, la candidatura de Sergio Massa, porque Cristina —dice— «tiene demasiadas complicaciones», en referencia a las causas judiciales.

En el Instituto Patria hay miradas contradictorias sobre el tópico. Algunos temen que el paso de su jefa por Comodoro Py —será indagada el 26 de este mes por el direccionamiento de la obra pública— la termine perjudicando.
Otros, en cambio, entienden que la avanzada judicial, por considerarla la cabeza de una asociación ilícita, la victimiza, generando un efecto de consolidación del voto propio y de suma de nuevas voluntades.

Incluso, imaginan que la instancia oral y pública puede ser el mejor escenario para que, aprovechando su discurso encendido, descoloque a testigos como Angelo Calcaterra, el primo de Macri que aparece mencionado en la causa.

«Va a ser para alquilar balcones, para hacer una serie. Se puede lucir como Perry Mason», dijo con peregrino entusiasmo un, evidentemente, no tan joven cristinista haciendo un parangón con aquel abogado defensor de ficción de los años 30.

Más que en Calcaterra, los operadores de Unidad Ciudadana tienen la lupa puesta sobre Víctor Manzanares, el que más aprensión les genera, especialmente después de haber sido aceptado por la justicia como arrepentido. Aseguran que si este contador del matrimonio Kirchner no compromete seriamente a su histórica clienta en la causa de lavado de dinero, el regreso de Cristina al poder es posible.

No son los únicos que hablan de un revival de la senadora, cuya campaña por ahora se basa en el silencio. Algunos pocos funcionarios de Cambiemos también lo imaginan, aunque lo expresan en voz baja.

Hasta Mirtha Legrand, una declarada votante macrista, contempla ese escenario. Por eso, después de años de manifestar su certeza de que «el kirchnerismo no vuelve más», la diva de la TV pasó a afirmar que «daría la vida para que no vuelva el kirchnerismo».

 

INFOBAE

El jefe de Estado encabezó este lunes una reunión de Gabinete en la Casa Rosada, después de la cual no hubo declaraciones a la prensa, como sí ocurre habitualmente.

El presidente Mauricio Macri hará un anuncio esta tarde, a partir de las 14.30, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

El jefe de Estado encabezó este lunes una reunión de Gabinete en la Casa Rosada, después de la cual no hubo declaraciones a la prensa, como sí ocurre habitualmente.

Voceros del Poder Ejecutivo indicaron que será el mandatario quien hable esta tarde, aunque no adelantaron el tema que abordará.

Diario Ámbito Financiero

Hay una gran disputa en el oficialismo ya que en la provincia de Córdoba acusaron recibo de la presión de la Casa Rosada para evitar que la fórmula se dirima en las urnas. Marcos Peña reunió a la mesa del PRO y pidió un acuerdo para que la fórmula se defina por encuestas. Mestre pide internas y temen que el conflicto afecte a Macri. En esta provincia, quieren consensuar el acompañamiento de ‘Nacho’ Torres a la candidatura de Gustavo Menna.

Ni el desdoblamiento en la provincia de Buenos Aires ni los ejes de la campaña presidencial. El tema que acaparó buena parte de la agenda durante el primer encuentro del año de la mesa política del PRO fue la feroz interna que se vive puertas adentro de Cambiemos en Córdoba.

Es que, antes del cónclave, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se reunió con la cúpula amarilla de ese territorio y advirtió que, lejos de acercarse a una definición, las diferencias se acentúan, lo que genera inquietud a la Casa Rosada, por el impacto que puede tener en la contienda nacional.

Luego de escuchar algunos reproches cruzados, Peña fue claro frente a la mesa del PRO Córdoba, liderada por su presidente, el legislador Darío Capitani, y la senadora Laura Rodríguez Machado, y los diputados Gabriel Frizza y Héctor Baldassi.

“La solución nos la tienen que traer ustedes a nosotros. Pónganse de acuerdo”, les dijo, en el edificio de calle Balcarce y Belgrano, tras repasarle las encuestas. Y jugó una carta sobre la mesa: planteó que de mantenerse esta situación, convocaría a la mesa de Cambiemos a nivel nacional para que se expida al respecto “y ordene”.

Según pudo saber Clarín, Peña dijo que el jefe del interbloque de Cambiemos en Diputados, el radical Mario Negri, asoma mejor que su correligionario Ramón Mestre, y se potenciaría si Baldassi lo acompaña en la fórmula como vice; pero cree que lo mejor es no intervenir en la disputa.

Al mismo tiempo sucede que Mestre, cuyo entorno confirmó a este diario que desde diciembre no tiene contacto con la Casa Rosada, se mantiene firme en su intención de ir a una interna y no parece dispuesto a negociar para bajar su candidatura.

Con todo, no es novedad que Mauricio Macri prefiere que no haya interna, aunque en la Rosada ya se vibra resignación por la dilación en un acuerdo entre las partes para fijar pautas claras para competir: “Sabemos que va a haber heridos, pero tampoco que sea un hospital de cara a agosto”, sostienen en el Gobierno.

El tema genera incertidumbre a la cúpula PRO. Es que en el encuentro posterior del que además de Peña participaron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; su vice, Diego Santilli; el senador Humberto Schiavoni; el vicepresidente de la Legislatura, Francisco Quintana; y los secretarios Fernando de Andreis (Presidencia) y Sebastián García de Luca (Interior); se habló de trazar una campaña “muy corta” a nivel nacional y de evitar subirse al ring antes de tiempo para no inflar a la oposición.

“Lo de Córdoba, por ser un distrito grande y clave para Mauricio en 2015 puede ser un mal precedente”, lamentan.

En ese sentido, algunos popes partidarios aprovecharon la reunión para lanzar dardos contra el intendente de Neuquén, Horacio “Pechi” Quiroga; por la escasa presencia de “amarillos” en la lista de su candidatura a la gobernación y reclamaron que la UCR no repita este modus operandi otras provincias.

En Chubut, por lo pronto, estaría el terreno preparado para que nada de eso ocurra: Peña quiere asegurarse que el macrista Ignacio Torres, director de la Fundación Pensar en esa provincia, sea el compañero de fórmula del radical Gustavo Menna: “Son los que más miden”, razonan los operadores macristas.

Ese formato, creen, es el ideal para zanjar las diferencias. En Córdoba, por ahora, no es suficiente.

 

El Comodorense

El presidente Mauricio Macri recibirá en Casa Rosada a los gobernadores para intentar cerrar un acuerdo para la aprobación del Presupuesto 2019, aunque entre los jefes provinciales no hay una postura homogénea ya que están divididos entre los “dialoguistas” que acompañarán la iniciativa y los “duros” que ponen reparos.

Según trascendió, la letra chica se seguirá negociando hasta último momento, aún incluso después de la reunión con el Presidente.

La reunión será desde las 17 con la presencia de 20 de los 24 mandatarios provinciales, con las ausencias de Miguel Lifschitz (Santa Fe), Carlos Verna (La Pampa), Alicia Kirchner (Santa Cruz) y Gustavo Bordet (Entre Ríos), quienes enviarán representantes.

Macri pretende conseguir un respaldo político de la oposición que le permita encarar con mayor tranquilidad el año próximo, tras la nueva corrida cambiaria que llevó el dólar hasta casi los 40 pesos por lo que decidió retomar negociaciones con el FMI, esta vez para que le adelanten fondos al país.

La tendencia que predomina entre los gobernadores es de acompañamiento, luego de que el presidente accediera al pedido de que los convoque a una mesa de diálogo para discutir el diseño presupuestario del año que viene y alternativas frente al tumultoso panorama económico.

Luego de que la divisa norteamericana se calmara en las últimas jornadas y bajara hasta ubicarse en torno a los 38 pesos, el jefe de Estado necesita mostrar apoyo de los mandatarios provinciales para terminar de cerrar el nuevo acuerdo que encara con el FMI para garantizarse financiamiento para el año próximo.

El Presupuesto 2019 que diseña la Casa Rosada prevé repartir los costos del ajuste necesario para obtener el visto bueno del organismo multilateral que dirige la francesa Christine Lagarde.

Entre los gobernadores no oficialistas que ya adelantaron que acompañarán la iniciativa están Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (Córdoba), Mariano Arcioni (Chubut) y Alberto Weretilneck (Río Negro).

En cambio, anticipó su rechazo Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y también seguiría esos pasos Miguel Lifschitz (Santa Fe), quien de todos modos no lo hizo oficial todavía.

En tanto, hay otros jefes provinciales que pidieron conocer más detalles de la ley (para saber en que medida la reducción del déficit afectará las cuentas de sus distritos) antes de pronunciarse, como los peronistas Juan Manzur (Tucumán) y Carlos Verna (La Pampa).

Un sector de los gobernadores van a ir a Casa Rosada a escuchar las propuestas e informarse antes de firmar el convenio, por lo cual difícilmente pueda arribarse a un pacto este mismo martes.

De hecho, en la misma jornada, antes de la reunión con el Presidente, los mandatarios provinciales se reunirán nuevamente en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI) a las 10:00, para debatir la postura que llevarán al encuentro.

En tanto, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se refirió el domingo pasado sobre la reunión de este martes: “Nosotros vamos a hablar a agenda abierta con los gobernadores, como pasa en cualquier país federal. Pero si venimos trabajando de manera técnica con los ministros de Hacienda de las provincias y estamos cerca de llegar a un acuerdo de un presupuesto equilibrado”.

 

 

Políticos

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, mantuvo este jueves en Buenos Aires un encuentro con el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio. La actualidad del país y de la provincia, la reacción de la Patagonia como bloque frente a la quita de los beneficios en asignaciones familiares, los aumentos en el costo de vida y la situación de los servicios públicos, formaron parte de la agenda.

Tras el encuentro, el mandatario provincial sostuvo. “Me reuní durante casi una hora y analizamos la realidad del país, el futuro de Cammesa que depende del trabajo conjunto del Gobierno provincial, los municipios y las Cooperativas, y además abordamos las dificultades reales que vivimos los patagónicos con los costos de vida diarios”.

Arcioni agregó que esto se agrava “con los recientes aumentos de los combustibles que son los parámetros que tomamos para oponernos a los ajustes que proponen desde el Gobierno nacional y que afectan nuestros derechos adquiridos”.

Por último, el mandatario describió: “Nos llevamos de la reunión señales de que no avanzarán con dichos ajustes aunque nos comprometimos a mantenernos firmes en la administración responsable para optimizar los recursos del Estado. Le aseguré que hemos avanzado en un equilibrio de las cuentas públicas y que esperamos que el Gobierno supere la crisis sin tanto perjuicio para la gente”.