fbpx
Tag

Carlos Stornelli

Browsing

Un escudo oficial para el fiscal acusado: El oficialismo busca deslegitimar la denuncia presentada contra el fiscal e intenta apuntar contra ex funcionarios detenidos.

Ningún funcionario del Gobierno salió a defender públicamente a Carlos Stornelli, pero está claro que el oficialismo ya cubre con su sombra protectora al fiscal de la causa de los cuadernos, denunciado por presunta extorsión. La que sí se arrojó en su defensa categórica desde el día previo a la publicación de las conversaciones telefónicas y demás documentos es Elisa Carrió. Cerca de la aliada oficial aseguran que está trabajando en silencio para identificar a quienes serían –para el oficialismo– los autores intelectuales de la “operación contra el fiscal”. Aseguran que Carrió saldrá a desenmascararlos y que no serían otros que los kirchneristas procesados en la causa.

Lo mismo, curiosamente, afirmó un columnista en uno de los diarios cercanos al Gobierno. Llegó a sostener que “la Justicia determinó que la operación contra Stornelli salió de la cárcel donde están los ex funcionarios”. No dio detalles sobre el expediente en el que estaría acreditado esto, ni el juez que lo investigaría. El círculo de Carrió no se animó a tanto. Pero el mensaje se parece como dos gotas de agua al que viene emanando del oficialismo desde que se conoció la denuncia contra Stornelli y el servicial abogado Marcelo D’Alessio.

Carrió fue la primera (y casi la única) en salir a defenderlo. “Repudio la operación contra el fiscal Stornelli”, escribió la diputada Graciela Ocaña, una de las pocas que la acompañó. “No me resulta creíble la denuncia contra el fiscal Stornelli”, se sumó ayer el diputado Pablo Tonelli en FM Futurock. La secretaria de Lucha contra la Corrupción (Ajena), Laura Alonso, escribió y borró un tweet al respecto. Eso fue todo.

“El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, quien responde a La Cámpora, estaría haciendo una operación para ensuciar al fiscal Stornelli. Vamos a poner en conocimiento al juez de la causa”, lanzó Carrió. Luego no volvió a decir nada del tema. En su entorno, sostuvieron que el jueves por la noche “se enteró de que venía esta operación, pero no tenía idea de lo que iban a escribir el día después”. No dieron detalles de cómo fue que supo que iba a aparecer esa noticia en PáginaI12 y otros medios previo a que fuera publicada.

¿Por qué Carrió no habló más? En su entorno, sostuvieron que es porque está reuniendo “la información que le llega” y está “esperando novedades” para salir a denunciar a los autores de la denuncia. Que, para el oficialismo, no son el empresario textil Pedro Etchebest, quien la presentó ante la Justicia, sino ex funcionarios kirchneristas presos. “Se está ocupando Lilita personalmente. Si es como suponemos, va a quedar bastante claro quiénes y cómo armaron esto”, amenazaban desde el entorno de la diputada. “No está claro el rol de D’Alessio”, indicaban, como para advertir que dudan para qué sector político podría estar jugando. Por ahora, no apareció ninguna evidencia que sustente estas versiones que el oficialismo echó a correr. La abogada Graciana Peñafort hizo públicas sus dudas sobre si no se intentará fraguar una escucha ilegal con alguna persona detenida (ver aparte).

No obstante, si bien la causa de los cuadernos tiene un obvio interés electoral para el Gobierno, sus funcionarios no parecieron salir a traspirar la camiseta para salvar al fiscal Stornelli. Algunos hasta lo emparentaron con otra denuncia contra el juez Luis Rodríguez por presuntas coimas. Por estos días, en el oficialismo prefieren recordar que Stornelli fue ministro de Seguridad bonaerense con Daniel Scioli y olvidar la cercanía que tiene el fiscal con el presidente de Boca, Daniel “El Tano” Angelici, sindicado por Carrió como operador judicial del Gobierno.

Mientras tanto, este diario consultó ayer al Ministerio de Hacienda sobre la contratación de D’Alessio como director de Enarsa en 2016 (había estado en la gestión anterior y había sido desplazado). El periódico Perfil publicó que D’Alessio fue removido del cargo dos veces, una vez por el equipo de Axel Kicillof y la segunda por funcionarios de Juan José Aranguren. En los dos casos pesó sobre él la acusación de que había armado un sobrecosto con un seguro internacional sobre los cargamentos de los buques de GNL por 30 millones de dólares, que era innecesario. D’Alessio negó haber sido el autor intelectual de esa medida y sostuvo que de Cambiemos lo expulsaron por recomendarle a Aranguren que se desprendiera de sus acciones de Shell. “Nunca cobré el sueldo”, aseguró, estoico.

El Comodorense

“Las cosas ya no estaban tan amistosas porque mi cliente no conseguía el dinero”, denunció Natalia Salvo en Radio 10.

La abogada del empresario que denunció por extorsión a Carlos Stornelli, fiscal de la llamada causa de los cuadernos, detalló que “se pudo documentar el vínculo estrecho entre Carlos Stornelli y Marcelo D’Alessio”.

“D’ Alessio mintió al decir que fue mi cliente quien lo contactó. Él fue el que le mandó un mensaje con el tema de la investigación. La entrega de dinero se materializó en dos días distintos de enero. Las cosas ya no estaban tan amistosas porque mi cliente no conseguía el dinero”, aseguró Natalia Salvo en diálogo con Radio 10.

El abogado Marcelo D’Alessio, imputado como operador del fiscal Carlos Stornelli, fue allanado en la tarde del miércoles en el marco de la exigencia de 300.000 dólares a un empresario para aliviar una supuesta acusación en la causa de los cuadernos.

“Cualquier abogado le habría aconsejado a mi cliente lo que hicimos nosotros. Nos mostró algunas conversaciones y le dijimos que registre todo ante futuras conversaciones. Se pudo documentar el vínculo estrecho entre Carlos Stornelli y Marcelo D’Alessio. D’Alessio fue muy obsceno en contarle a mi cliente todas las relaciones que tenía con gente del poder político y el poder judicial. Es mentira eso de que había visto a Stornelli sólo dos veces”, agregó Salvo en “Secreto de Sumario, el programa de Darío Villarruel.

El juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, también imputó a Stornelli, quien participó de una triple reunión con D’Alessio y el denunciante, el empresario Pedro Etchebest. El encuentro se dio en el balneario CR de Pinamar. La causa cuenta con numerosas filmaciones y escuchas sobre el vínculo.

Salvo enumeró: “Las entregas de dinero se hicieron el 23 de enero en Puerto Madero y el 24 de enero en Palermo. Nosotros tenemos todo documentado. El primer pago era supuestamente para que Carlos Stornelli pagará una multa por una escrituración de un inmueble en la costa”.

El abogado D’Alessio se comunicó con el empresario alertándolo de que un arrepentido en el caso de las fotocopias de los cuadernos, Juan Manuel Campillo, lo había marcado como recaudador de la Oncca, la Oficina Nacional de Control Agropecuario, organismo en el cual Campillo fue titular.

Etchebest le señaló a D’Alessio que recién conoció a Campillo en 2017, es decir que no tuvo ningún vínculo con él durante el gobierno anterior y que no cometió irregularidad alguna en la Oncca.

Al respecto, la defensora del empresario agropecuario indicó que “la causa judicial de los cuadernos salió en todos los medios y D’Alessio le marcó a mi cliente que muchos detenidos no tenían nada que ver pero que terminaban en la cárcel. Nuestra denuncia se materializó el 27 de enero tras recolectar muchas pruebas”.

“Yo creo que Stornelli tendrá que formalizar sus explicaciones en la Justicia y dar sus justificaciones por todo esto. Hay mucho descrédito en relación al Poder Judicial. Hay que tratar de apegarse al imperio de la ley porque si no cada uno investigaría las cosas como quiere”, concluyó.

Diario Veloz

El juez Padilla de Dolores investiga al fiscal por extorsión en la causa de los cuadernos. Marcelo D’Alessio, un abogado allegado a Stornelli habría pedido coimas en su nombre.

El escándalo que explotó hoy por la información sobre presuntos pedidos de coimas por parte de un allegado al fiscal Carlos Stornelli, el mismo que investiga el pago de coimas en la causa “fotocopias”, promete un giro copernicano en el curso de la causa. No solo porque guarda relación directa con la nueva denuncia, sino por la credibilidad que hasta ahora se le adjudicaba al fiscal, exempleado del presidente Mauricio Macri en Boca Juniors, y actual ladero del juez Claudio Bonadio en la cruzada contra la supuesta corrupción K.

Según se conoció en las últimas horas, Marcelo D’Alessio un abogado sindicado como operador del fiscal, fue allanado en la tarde del miércoles en el marco de investigación por haber pedido 300.000 dólares de coima a un empresario para salvarlo de una supuesta acusación en la causa de las fotocopias de los cuadernos.

De acuerdo a un artículo publicado por el periodista Horacio Verbitsky en su portal El Cohete a la Luna, D’Alessio invocando una amistad con Stornelli le pidió 500.000 dólares al productor agropecuario Pedro Etchebest, a cambio de que no se investigara su presunta participación en diversos delitos mencionados por el arrepentido ex presidente de la ONCCA, Juan Manuel Campillo, quien sindicó a Etchebest como recaudador “entre propietarios de campos de orientación ganadera a cambio de beneficios” de la ex Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario. La cifra terminó bajando a U$S300.000 y D’Alessio debía cobrarlos el jueves 7, acompañado por dos policías de la custodia de Stornelli.

Los empresarios involucrados en la causa Cuadernos debían incriminar a Cristina para poder figurar como arrepentidos y ser salvados de la cárcel.

Verbitsky informó que un allanamiento realizado el miércoles al domicilio de D’Alessio lo puso sobre alerta y no concurrió. Pero un adelanto de 15.000 dólares quedó documentado con audios, filmaciones, fotografías y numeración de los billetes. La espada de Cambiemos, Elisa Carrió dijo en un tuit la noche del jueves que se estaba montando de una operación por parte del juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, “que es de La Cámpora para ensuciar a Stornelli”. La diputada tuiteo antes de enterarse la prueba documental que existía en la causa.

Además de amigo de Stornelli, Marcelo D’Alessio es sobrino de Carlos Marcelo D’Alessio, el escribano general de gobierno. Ante una pregunta de Etchebest sobre el inicio de la causa, dice canchereando que la digitalización de los cuadernos que el ex policía Jorge Bacigalupo le entregó al diario La Nación fue realizada por un escribano que designó su propio tío.

De confirmarse este ilícito, ¿cuanta credibilidad le cabe a Carlos Stornelli en la causa más escandalosa de la política argentina, y principal arma del oficialismo para ensuciar a la líder de la oposición y única dirigente política con capacidad de borrar al macrismo de la Casa Rosada?. El tiempo dirá.

 

portaldenoticias.com

Según una denuncia difundida en el sitio del periodista Horacio Verbitsky, el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla investiga al fiscal Carlos Stornelli por la presunta extorsión mediante el cobro de coimas para evitar involucrar en la causa de los cuadernos al empresario Pedro Etchebest.

Aparece señalado como “intermediario” el abogado Marcelo D’Alessio, a quien identifican como un letrado cercano al fiscal. Verbitsky consignó que D’Alessio habría pedido al productor agropecuario Pedro Etchebest la presunta suma de 500 mil dólares a cambio de que no se investigara su presunta participación en la causa judicial. Según informó el periodista en el sitio El Cohete a la Luna, el arrepentido expresidente de la ONCA, Juan Manuel Campillo, habría apuntado a Etchebest como recaudador “entre propietarios de campos de orientación ganadera a cambio de beneficios” de la entonces Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario. Para que no se le investigara debería abonar medio millón de dólares. Según publicó Verbitsky, al final, acordaron que Etchebest le pagaría 300 mil a D’Alessio, que debía cobrar el monto el pasado jueves 7, acompañado por dos policías de la custodia de Stornelli

“Un allanamiento realizado el miércoles al domicilio de D’Alessio lo puso sobre alerta y no concurrió. Pero un adelanto de 15.000 dólares quedó documentado con audios, filmaciones, fotografías y numeración de los billetes”, indicó el periodista. En la nota, se remarca que el abogado es sobrino de Carlos Marcelo D’Alessio, el escribano general de gobierno.

Consultado por PERFIL sobre su investigación, Verbitsky detalló: “Se reunieron en Pinamar, en el balneario CR. Stornelli estaba en una mesa con D’Alessio y Gustavo Sáenz y Etchebest en la de al lado, desde dónde los fotografió. También está el whatsapp en el que D’Alessio le pide que se sume a la mesa con ellos. Y los varios diálogos al respecto entre D’Alessio y Etchebest”.

No obstante, indicó que no formaba parte del pacto mencionar a la expresidenta de Cristina Fernández de Kirchner, como se mencionó en algunos portales. “Esta es una transacción comercial”, resumió el periodista. Asimismo, el periodista cuestionó a Stornelli a quien acusó de llevar a cabo prácticas extorsivas de forma habitual: “D’Alessio cuenta que es una práctica corriente en la fiscalía. Y menciona el caso del valijero cantor Fariña (del que es abogado defensor, pagado por Patricia Bullrich) que era alimentado por la AFI para hacer acusaciones, en algunos casos para detener personas, en otros para sacarles plata”.

 

perfil.com

El funcionario judicial que interviene en el caso de los Cuadernos se refirió a una investigación en su contra que instruye un integrante de la agrupación kirchnerista Justicia Legítima.

El fiscal federal Carlos Stornelli aseguró que es víctima de una “operación política berreta” en su contra al ser consultado sobre una denuncia publicada en un blog.

De acuerdo al artículo, el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla investiga una denuncia contra Stornelli por una presunta extorsión para evitar involucrar en la causa de los cuadernos al empresario Pedro Etchebest. Se señala como intermediario de la maniobra a Marcelo D’Alessio, a quien identifican como un abogado cercano al fiscal y representante de la DEA en Buenos Aires.

“D’Alessio es una persona que conozco, pero no me hago cargo de lo que haya dicho o de lo que pueda decir. No sé a qué responde todo esto. El denunciante es una persona que no conozco y que ni siquiera está nombrada en la causa de los cuadernos”, explicó Stornelli en diálogo con radio Mitre.

Y agregó: “Calculo que todo esto debe tener el objetivo de dañar, de ensuciar, de embarrar la cancha, de desprestigiarme y de sacarme de la causa de los Cuadernos”.

D’Alessio también descartó de plano la versión. Negó nexos con Stornelli y con la agencia norteamericana de lucha contra el narcotráfico, y contó que simuló el cobro de una coima como parte de una investigación para determinar dónde se encuentra el dinero negro vinculado a hechos de corrupción.

“Se le pidió el dinero para ver de dónde sale. No es lo mismo que diga que lo tiene en una caja de seguridad, que lo tiene en un banco de Estados Unidos o que lo tiene escondido en tal lugar. Fue una técnica que utilicé para saber la verdad. A mí me obsesiona saber dónde está el dinero que está faltando”, explicó.

La denuncia por extorsión, que fue difundida en el blog del ex jefe de inteligencia de Montoneros Horacio Verbitsky, podría tener detrás una trama política. Al menos eso es lo que sospecha Elisa Carrió, quien aseguró que el magistrado Alejo Ramos Padilla responde a la agrupación La Cámpora.

Por lo pronto, Ramos Padilla es integrante y defensor público de la agrupación kirchnerista Justicia Legítima. Participó en varias movilizaciones junto a otros jueces y fiscales que forman parte de la organización que integran la ex procuradora Alejandra Gils Carbó y el polémico Enrique Senestrari, entre otros.

En sus antecedentes, acumula varias decisiones que generaron polémica. Por ejemplo, en Bahía Blanca fue denunciado por el magistrado que lo sucedió en el Juzgado Federal N° 1 por haber “dormido” una causa contra el empresario patagónico Lázaro Báez.

Alejo Ramos Padilla fue además el magistrado que frenó el nombramiento realizado por Mauricio Macri en el inicio de su gestión de los ministros de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz -hoy presidente del tribunal- y Horacio Rosatti.

A mediados del año pasado se volvió a enfrentar con la administración nacional al hacer lugar a una medida cautelar que ordenaba al Enargas que se abstuviera de cortarles el suministro de gas a las personas que no hayan pagado la factura.

El pasado de Ramos Padilla generó la desconfianza de Stornelli, que este viernes recordó que al magistrado se lo pudo ver abrazado en diferentes actos a dirigentes vinculados al gobierno anterior. “Yo sé de dónde viene esto, lo voy a denunciar, pero por ahora no lo puedo decir”, adelantó.

Infobae

El fiscal oficialista Carlos Stornelli sorpredió al imputar a la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, justamente por corrupción. Está denunciada por presuntos negocios incompatibles con la función pública.

La causa se inició a raíz de la publicación periodística de diario Página 12, donde se reveló que Alonso habría contratado de forma irregular  como agente de prensa a una consultora vinculada al PRO que además hace lobbying para empresas privadas.

Se trata de la empresa Consuasur, fundada en 2005 y contratada por la OA a comienzos del año pasado. Ahora la causa está bajo la órbita del juez federal Sebastián Casanello.

Página 12 había detallado que  la OA contrató en 2017 a una empresa que dirigía el fallecido Juan Gentile, ex jefe de prensa del bloque PRO en el Congreso entre 2008 y 2012, responsable de prensa del PRO entre 2012 y 2015 y subsecretario de Comunicación Pública desde el inicio del gobierno de Macri.

Quien ahora la dirige es Facundo Sosa Liprandi, gerente de Comunicaciones del PAMI entre 2012 y 2015. El tercer socio fundador de Consuasor es Alejandro Giúdice, ex jefe de Relaciones Institucionales de Walmart.

 

 

Política Argentina