Tag

Caputo

Browsing

Luis Caputo llegó al Banco Central de la República Argentina (BCRA), tras la salida de Federico Sturzenegger luego de la primera corrida cambiaria, en medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con el dólar a 28 pesos.

Caputo llegó a la entidad financiera para calmar los ánimos, pero en casi tres meses de gestión en el Banco Central no pudo frenar el dólar, que en la segunda fuerte corrida cambiaria llegó a los 40 pesos, por lo que el tipo de cambio se devaluó más de un 100%.

En medio de las negociaciones con el Fondo Monetario, Caputo implementó diversas medidas como comenzar a terminar con el stock de Lebacs, o licitar a diario los dólares que el mismo FMI había prestado al país.

Nada de todo lo que hizo, logró frenar la divisa ni la incertidumbre económica en el país. Aunque su mayor traspié parece tener que ver con una decisión más bien política, y es la del día que le aconsejó a Mauricio Macri brindar un mensaje para avisar que había una renegociación y los mercados respondieron de manera negativa.

Cuando asumió Caputo, las reservas del Central eran de 49.065 millones, mientras que en la actualidad al 20 de este mes se redujeron a 48.982.

 

El Intransigente

La divisa operó hoy con tendencia alcista y cerró a $38,88 para la venta en medio de la incertidumbre por la salida de Luis Caputo del Banco Central.

Según un promedio realizado por la autoridad monetaria, la divisa finalizó a $37,06 para la punta compradora y a $38,88 para la vendedora.

Así, el billete escaló 71 centavos frente al lunes, cuando el dólar había operado a $38,17.

 

 

Diario Jornada

 

El equipo de funcionarios argentinos que arribó hoy a Washington para renegociar el acuerdo stand by aprobado en junio pasado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), apenas tendrá tiempo para dejar sus bolsos en el hotel. Los va a estar esperando al mediodía la directora gerente, Christine Lagarde, para iniciar un nuevo diálogo con la Argentina. Los que llegan no tienen claro todavía cuándo emprenderán el regreso, porque la misión consistirá en dejar todo encaminado como para que el board apruebe lo antes posible el nuevo programa de ajuste presentado por la Argentina.

Nicolás Dujovne, en su nuevo rol de ministro de Economía, estará acompañado por su vice, Guido Sandleris; el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, y el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena. A ellos se le suma la plana mayor del Banco Central, con su titular Luis Caputo, y el vicepresidente Gustavo Cañonero.

Está previsto que Lagarde y el staff del Fondo comiencen mañana mismo las discusiones con la idea de terminarlas “rápidamente”. Tal cual lo informó el vocero del FMI hace cuatro días, se analizará “el plan económico revisado” de la Argentina.

La intención de Dujovne es que el organismo le anticipe los fondos que estaban previstos para 2020 y 2021, para 2019. Durante ese período, el país tenía que reducir su déficit fiscal hasta un nivel del orden del 0,3% para el final del programa de asistencia. Ahora, la pretensión del ministro de Economía es alcanzar esa meta el año próximo. El ajuste es del orden de los $500.000 millones. De ellos, la mitad va a surgir del nuevo esquema de retenciones a las exportaciones, unos $100.000 millones deberían aportarlos las provincias y el resto surge de reducción de gastos.

“Queremos que los desembolsos sean los suficientes para que no haya ninguna duda sobre el programa financiero del año que viene”, dijo Dujovne en una conferencia de prensa.

El jefe del Palacio de Hacienda pedirá a los directivos del Fondo “acelerar los desembolsos previstos para 2020 y 2021, para despejar dudas sobre el financiamiento” por lo que consideró que de tener éxito en las gestiones “vamos a estar totalmente protegidos ante cualquier cambio en las condiciones financieras internacionales”.

Por otro lado está la presencia de Caputo y Cañonero en el equipo negociador. La intención de ambos funcionarios es convencer a los directivos del FMI de que es necesario se les permita usar dólares del acuerdo para estabilizar el tipo de cambio. Desde que comenzó la ultima corrida, el billete verde pasó de costar cerca de $20 hasta los $39, y eso se reflejará mas temprano que tarde en el nivel de inflación. El razonamiento de las autoridades monetarias es que no resulta compatible dejar subir el tipo de cambio libremente, con la exigencia del Fondo de reducir la inflación. El staff del organismo considera que el dinero al que accederá la Argentina tienen que ser destinado a pagar los vencimientos de deuda, y no para financiar con divisas baratas una fuga de capitales

 

 

Ambito