Tag

Cáncer

Browsing

Los creadores de la inmunoterapia, el estadounidense James P. Allison y el japonés Tasuku Honjo, obtuvieron el  Premio Nobel de Medicina 2018, que fue anunciado hoy por la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo. “Soñaba con esto pero no pensé que se produciría. Me parecía demasiado”, agradeció el estadounidense Allison. Al premio de Medicina seguirá el martes el de Física, el miércoles el de Química y el lunes próximo el de Economía, mientras que el viernes se conocerá en Oslo el Nobel de la Paz.

“Por su descubrimiento de una terapia contra el cáncer mediante la inhibición de la regulación inmunonegativa”, describió la Asamblea Nobel el trabajo de los flamantes galardonados que revolucionaron el tratamiento contra el cáncer. La terapia creada por Allison y Honjo busca inhibir las proteínas generadas por algunas células inmunitarias, así como algunas células cancerígenas, que evitan que las defensas naturales del cuerpo maten las células cancerígenas.

Allison, de 70 años, es profesor de la Universidad de Texas, y Honjo, de 76 años, es docente de la Universidad de Kyoto. Por su método terapéutico que permite al sistema inmunitario actuar más rápido para combatir el cáncer ya habían sido premiados en 2014 por su investigación con el premio Tang, considerado como la versión asiática de los Nobel. Ambos se repartirán el monto de 1 millón de dólares con el que se recompensa a los galardonados.

El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia entregará el premio en una ceremonia en Estocolmo el 10 de diciembre, aniversario del fallecimiento en 1896 de Alfred Nobel, creador de los premios como su última voluntad. El año pasado tres genetistas estadounidense fueron recompensados con el Nobel por sus trabajos sobre el reloj biológico, que ilustra la adaptación del cuerpo a los ciclos del día y la noche, así como los trastornos del sueño.

El Nobel de Medicina abrió la temporada del galardón sueco que continuará hasta el próximo lunes con los reconocimientos para Física, Química, Economía y el de la Paz. Este año, por primera vez desde 1949, el anuncio del Nobel de literatura será aplazado un año por la Academia Sueca, sumergida en el escándalo #MeToo, en divisiones internas y la renuncia de varios de sus miembros que le impiden funcionar normalmente.

 

 

Pagina 12

Un jurado en California (EE.UU.) condenó este viernes a Monsanto a indemnizar con 289 millones de dólares a un hombre que asegura que el cáncer terminal que padece se debe a su exposición a un producto de la multinacional que contiene el herbicida glifosato.

El hombre en cuestión, Dewayne Johnson, sostiene que utilizó el herbicida Roundup de Monsanto de manera frecuente mientras trabajó como jardinero para el distrito escolar de San Francisco.

El jurado, del Tribunal Superior de San Francisco, determinó que Monsanto no advirtió correctamente del riesgo para la salud que se corría al usar este producto con glifosato.

El jurado también concluyó que la omisión de las advertencias necesarias fue “un factor sustancial” en la enfermedad de Johnson, que tiene 46 años y padece linfoma no hodgkiniano (un cáncer en los linfocitos de la sangre), detectado 4 años atrás.

Los médicos del demandante aseguraron en el juicio que a Johnson le quedan meses de vida.

El glifosato es un herbicida que ha generado una gran controversia en todo el mundo por presuntos efectos perjudiciales tanto en la salud de las personas como en las tierras donde se aplican productos que lo contienen.

Roundup, la marca con la que Monsanto comercializa el fitosanitario. / AFP PHOTO / JOSH EDELSON

Diversos especialistas al tanto de este juicio consideran que para el esclarecimiento científico de esta polémica instalada en la sociedad es positivo que se trate a fondo, en todas las instancias judiciales que correspondan.

En un comunicado de prensa, Scott Partridge, uno de los vicepresidentes de Monsanto, señaló que apelarán la decisión judicial.

“Mostramos nuestra empatía con el señor Johnson y su familia. La decisión de hoy no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones -y conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA), el Instituto Nacional de Salud de EE.UU. (NIH) y autoridades regulatorias en todo el mundo- apoyan el hecho de que el glifosato no causa cáncer”, aseguró.

Medios californianos estimaron que este puede ser el primero de otros casos que Monsanto podría afrontar en Estados Unidos por los supuestos efectos cancerígenos del glifosato.

 

Clarín / EFE