Tag

CAMMESA

Browsing

El embargo de Cammesa a las cuentas de la prestataria pone en riesgo los servicios. El gerente de Energía alertó de un colapso inminente. Sostuvo que se iría dando por sectores en la ciudad. La situación podría darse ante la falta de liquidez para solucionar fallas que se vayan registrando. “Los días están contados”, sostuvo Montes.

«Al no tener disponibilidad de fondos, se va a producir un colapso del servicio no generalizado. Y va a empezar a aparecer en algún barrio en el cortísimo plazo», alertó ayer en FM EL CHUBUT el gerente de Energía de la Cooperativa Eléctrica, Alfredo Montes.

La situación podría darse por el presente económico de la prestataria, a partir del embargo que trabó Cammesa por una deuda que supera los 700 millones de pesos. Por ese embargo, a la Cooperativa se le descuenta un 30% de sus ingresos diarios.

Explicó Montes que Trelew viene padeciendo en materia de servicios públicos, problemas de inversión históricos. «Por ejemplo está paralizada la subestación II, hay obras que no estamos pudiendo financiar. Pero por ahora para una demanda normal estamos abasteciendo en la medida de las posibilidades», explicó el gerente, que además reconoció cierto déficit de cobertura en la zona de chacras.

«En general no es una situación tan caótica, pero sí preocupante en el sentido que si no se definen en poco tiempo más las inveriones, en breve vamos a tener problemas», insistió Montes. Y agregó que «al estar embargadas las cuentas por Cammesa, la disponibilidad financiera y económica para operar, mantener e invertir, se reduce sustancialmente. Y esto sí es un colapso en el corto plazo si no se resuelve el tema».

“Los días están contados”

Con la pretensión de graficar las consecuencias de ese embargo, Montes adelantó que «si la Cooperativa el mes que viene no dispone de fondos para pagar a sus proveedores, las cuentas, a Cammesa o los sueldos, los días están contados».

Ese colapso no sería total, sino que habrá problemas para operar y mantener los servicios. «La semana pasada hubo dos o tres eventos: columnas, postes y cables que se cayeron, y hoy una columna vale 30 mil pesos. Entonces las inversiones de corto plazo se van a dejar de hacer», graficó Montes.

«En el momento que no haya liquidez suficiente o estemos en cesación de pagos para comprar, si se rompe algo no se va a poder reparar», insistió. Entonces «van a aparecer focos de fallas que no van a poder ser reparados. Un transformador puede valer 30 mil dólares, y si no está esa plata no se repara y quedará un barrio sin energía. Ese es el panorama que se avisora».  También expuso como ejemplo el parque automotor que tiene más de 20 años y que también requiere de permanentes reparaciones, para alertar de un colapso no general de los servicios públicos que podrían sufrir los vecinos de Trelew.

 

 

El Chubut

Ayer ingresó a la Cooperativa Eléctrica de Trelew la nueva factura de Cammesa, con los nuevos valores, tras el último incremento de los precios mayoristas. El monto supera los 62 millones de pesos y significó una fuerte variación de casi 20 millones de pesos en relación a lo que se había pagado con el vencimiento de agosto.

Los costos de CAMMESA han evolucionado vertiginosamente en los últimos dos años y medio. De acuerdo con datos de la prestataria, en diciembre de 2015 se pagaba a la mayorista de energía una factura de 3,6 millones de pesos. Ya en 2016 se elevó a los 11 millones. En 2017 fue de 17,5 millones y ya en los últimos meses de 2018 con la devaluación de la moneda se observaron otros saltos alarmantes: en mayo llegó a los 28 millones, en agosto a $ 40 millones. La actual, de septiembre, es de 62 millones.

En paralelo, CAMMESA semana tras semana avanza con el embargo. A fines de esta semana se estima que ya habrá descontado alrededor de 50 millones de las cuentas de la Cooperativa y continuará hasta saldar la deuda de $ 700 millones, a razón de 15 millones de pesos por semana.

Este mes la prestataria ha podido pagar los sueldos aunque con muchas dificultades. Ya para noviembre podrían haber serios inconvenientes y se podría llegar a recurrir en caso de precisarlo al descubierto, lo que implicaría costos financieros elevadísimos teniendo en cuenta las actuales tasas de mercado.

Por eso las autoridades de la compañía están a la expectativa de lo que resuelva el Concejo Deliberante con la actualización tarifaria, o el Fondo de Sostenimiento, que sería el mecanismo utilizado para poder solventar el déficit de 16 millones que existe con el servicio de Agua y Cloacas.

Cálculos

Si esos 16 millones que se precisan recaudar se dividieran entre los 37.000 usuarios que hoy tiene la Cooperativa, el aumento en la boleta alcanzaría un valor de $ 400 por cada medidor. Aunque será el Concejo el que determine cómo se recaudará ese dinero.

Con el ingreso de esos fondos, la Cooperativa podría pagar el corriente de CAMMESA, aunque el embargo de las cuentas continuará hasta cobrar los 700 millones.

Por esas razones existe un gran malestar tanto con las autoridades municipales como los concejales por no haber resuelto la actualización de los costos previo a que se materializara el embargo, que se venía advirtiendo hace varios meses.

Desde la empresa consideran que de aprobarse la Tasa de Sostenimiento se podrá dar un equilibrio a las cuentas, aunque con el embargo en marcha ya no se estará en condiciones de hacer nuevas inversiones dentro de un sistema que hoy está colapsado, sobre todo en lo que refiere a las cloacas.

 

 

Diario Jornada

La Cooperativa Eléctrica de Trelew perdió esta semana 15 millones de pesos, producto del embargo de su cuenta en el Banco del Chubut que lleva adelante la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). Se suma a los otros 15 millones que tuvieron el mismo destino la semana anterior. Las dilaciones del Concejo Deliberante y la ausencia de definición política terminan por profundizar la precaria situación económica de la empresa.

Según un parte de prensa, se debe sumar que hay nuevos costos en el Mercado Eléctrico Mayorista, lo que se traduce en un incremento largamente superior al 1.000% desde 2015, último año en el que se hizo un análisis de costos para la tarifa que fue aprobada en 2016 y que tiene vigencia hoy, todo en un contexto inflacionario que es en este 2018 superior al 40%. No hay empresa que, con estas combinaciones, pueda evitar la quiebra y en ese camino está hoy la Cooperativa.

La factura que la Cooperativa le abonó a Cammesa en diciembre de 2015, por el consumo eléctrico de la ciudad, fue apenas superior a los 3 millones de pesos. La que deberá pagar ahora, por el consumo de agosto de 2018, supera los 40 millones.
“Esto es lo que genera los desequilibrios que la empresa denuncia desde hace meses y que, entre otras acciones, provocó al inicio de acciones legales contra el municipio por incumplimiento del contrato concesión que en su artículo 7, del anexo II dice: ´Los costos inherentes a la explotación del servicio concesionado, ya sean estos costos de capital, operativos directos u operativos indirectos u otros, deberán ser solventados exclusivamente mediante la tarifa aprobada por el Consejo Deliberante”.

Al notorio incremento en el costo de la energía, se debe sumar el que experimentó el transporte de la misma –que también debe afrontar la Cooperativa-, el que pasó de 53 mil pesos en 2015 a casi 3 millones de pesos al día de hoy.

El valor de la energía y cada uno de sus aumentos se cobran al usuario y esa es la razón por la que los socios notan un incremento en sus facturas en el ítem Energía.

La deuda con Cammesa se genera en el déficit provocado por el sector de Agua y Cloacas, que es de $16 millones mensuales.
En su momento la Cooperativa optó por endeudarse para mantener la calidad del servicio de agua potable y el mantenimiento del sistema cloacal, pero la acumulación de deuda alcanzó un punto máximo, de cuello de botella, y ya no es posible sostenerlo.

“Con lo expuesto, queda claro la situación ha llegado ahora a un punto límite, provocado esencialmente por ausencia total de acciones políticas por parte del Concejo Deliberante de Trelew con su permanente dilación para aprobar la actualización tarifaria, lo que pone seriamente en riesgo la prestación de los servicios públicos”, dice el comunicado.

“Desde la Cooperativa se ha alertado en reiteradas oportunidades sobre esta situación, al igual que el gravísimo riesgo –que ya es una realidad- de llegar a diciembre sin posibilidad alguna de asumir el costo de potabilización de agua y de mantenimiento de cloacas. Producto del embargo explicado, Cammesa ya está cobrando de hecho el corriente de las facturas y esto afectó la posibilidad que tenía la empresa de la transferencia de ingresos del sector de energía al de agua y saneamiento y que permitió el funcionamiento de este último, de suma importancia para la salud de la población”.

“Es hora de dejar de lado las mezquindades y trabajar en función ya no sólo de la adecuada prestación de servicios que lleva adelante la Cooperativa sino de evitar el riesgo que implica para la salud pública esta situación. Técnicos de la empresa y sobre todo directivos han trabajado con el intendente Adrián Maderna para encontrar soluciones, no obstante quien tiene la llave para dar las herramientas necesarias es el Concejo, que hoy empuja a todos a  una situación indeseada, de real colapso”

 

 

Diario Jornada

La empresa nacional Cammesa nuevamente aumentó considerablemente el costo de la energía que directamente se traslada a la boleta del usuario. Desde enero del 2016 a agosto del 2018 se ha incrementado el valor en un 2387% a igual consumo registrado. Este incremento se aplicará a partir del periodo 09/18. Cabe aclarar que este no es un aumento propio de la entidad sino una medida nacional donde la institución no interviene.

La Ordenanza Municipal N°5680 en el Anexo I inciso 3.1 autoriza a la Cooperativa a trasladar directamente al usuario el costo de la Energía y la Potencia establecida por CAMMESA (a través de su factura Mensual). Esto se conoce como PASS TROUGHT directo de tarifas.

En los últimos años el costo de energía subió considerablemente. La Cooperativa de Rawson pagó en enero de 2016 $860.605,97 mientras que en agosto del 2018 la compra de energía ascendió a $20.930.535,36, un incremento del 2387%.

La última factura de CAMMESA –agosto 2018- con respecto a la anterior –julio 2018-, registra un aumento del 38% en el precio de la energía. El usuario verá reflejado en su factura este incremento impulsado por el Gobierno Nacional en el cual la entidad no interviene porque está estipulado su traslado directo al asociado.

El incremento influye en el total de la factura de los usuarios residenciales de la siguiente manera:

Consumo Total factura sin aumento Total factura con aumento Total aumentado % de aumento
171 kwh $ 1.430 $ 1.583 $ 153,00 10,70%
226 kwh $ 1.497 $ 1.697 $ 200,00 13,36%
306 kwh $ 1.828 $ 2.086 $ 258,00 14,11%

Cabe aclarar que la última factura de CAMMESA llego a mediados de septiembre pero vence en octubre por lo que se aplicará a la facturación del usuario a partir del periodo 09/18 que se paga en el mes de octubre.

Esto le genera a la entidad una deuda de aproximadamente $5 millones más con respecto al mes anterior, sumado a los intereses por mora por el incumplimiento del pago en término. Dicha situación no es exclusiva de la Cooperativa de Rawson. La mayoría de las cooperativas del interior del país sufren esta crisis financiera en cada aumento del agente de Mercado Mayorista generando un gran golpe económico financiero. Solo salen beneficiados las empresas EdeNor y EdeSur, además de los agentes del Mercado.

El presidente de la entidad, Marcelo Griffiths remarcó que “lo que a nosotros nos aumenta Cammesa directamente se traslada a la factura de los usuarios. Es una medida que implementó el Gobierno Nacional con la quita de subsidios progresivos”.

“Como al panadero le sube el valor de la harina y tiene que subir el valor del pan, a nosotros si nos suben el valor de la energía también tenemos que incrementarla. Definitivamente el Gobierno Nacional perdió el rumbo y con la suba del dólar no vemos un buen futuro porque los costos son insostenibles”, declaró.

El intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, ratificó que el municipio no trasladará a los usuarios los nuevos incrementos en el servicio eléctrico, que surgen por el aumento de la energía mayorista por parte de CAMMESA, ni el que puede surgir por la eliminación del subsidio nacional al transporte. “La gente ya no da más por estas medidas que toma y anuncia el gobierno nacional, que son todas restrictivas para el bolsillo de la gente”, aseguró.

El intendente Carlos Linares confirmó que recibió una nota formal de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) en la que la entidad solicita un nuevo aumento de la tarifa eléctrica de la ciudad, pero también ratificó que el municipio no autorizará nuevas subas ni en este servicio ni en el del transporte público de pasajeros.

En diálogo con la prensa, luego de la presentación de la Exposición de Turismo que arrancó ayer, Linares dijo que los directivos de la SCPL “me acercaron la nota correspondiente, pero les volví a reiterar claramente que los comodorenses no estamos en condiciones de soportar un nuevo aumento más”.

El pedido de actualización tarifaria -indicó el titular del Ejecutivo Municipal- ingresó la semana pasada y en la nota se explica que el motivo del aumento y donde aducen que la empresa proveedora de energía, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, CAMMESA, incrementó el costo de la distribución.

“Va a perjudicar a muchos vecinos”

Linares anticipó que “cerca del fin de semana nos vamos a estar reuniendo nuevamente con las autoridades de la cooperativa local para analizar bien este tema; pero lo cierto es que ya no estamos discutiendo el tema de la tarifa en sí porque no pongo en duda el precio de la tarifa. Lo que hay que discutir y analizar es el impacto que esto tendrá sobre el bolsillo de los comodorenses y si lo podrán pagar”.

“Estamos en un momento muy duro y promover una nueva suba en la tarifa va a perjudicar a muchos vecinos de la ciudad. No estamos en condiciones de afrontar un nuevo aumento”, reconoció.

El transporte tampoco

En el mismo tono, el jefe comunal recordó que “seguimos analizando el tema del transporte público de pasajeros, teniendo en cuenta que el gobierno nacional dijo que iba a eliminar el subsidio. Estamos en un momento difícil porque todas las medidas que está anunciando el gobierno nacional son restrictivas para el bolsillo de la gente”.

“La escala del costo del boleto ya está vigente, y es la que se votó hasta enero del año que viene y que va a terminar en 22 pesos. Vamos a tratar por todos los medios de quedarnos en esa tarifa”, remarcó.

Finalmente, Linares dijo que en el caso de desaparecer el subsidio nacional, para que el boleto no suba a más de 30 pesos, “el gobierno provincial va a tener que hacerse cargo de algo, aunque últimamente no se hacen cargo de nada, pero necesitamos que en esto contribuyan con el transporte”, concluyó.

 

 

El Patagónico

A partir de hoy, los concejales de Trelew definirán si aprueban el jueves el incremento tarifario del 30 al 55 por ciento que solicitó la Cooperativa Eléctrica para compensar el déficit de 16 millones de pesos mensuales, y cumplir los compromisos asumidos con Cammesa.

Para hoy estaba prevista una reunión de la comisión de Hacienda para avanzar en el tema, aunque no está confirmada. La premura pasa porque la Cooperativa empieza a cargar las facturaciones en los próximos días.

Desde el Ejecutivo municipal ya habrían dado luz verde a los ediles del oficialismo para que aprueben el aumento, aunque estos últimos todavía no definieron los montos ni las formas de aplicarlo.

En el oficialismo y la oposición viene cobrando fuerza la posibilidad de reeditar el Fondo de Sostenimiento, ya que les permitiría controlar que la Cooperativa pague las deudas con la empresa mayorista. Algunos ediles del madernismo y de los bloques opositores no estarían muy convencidos de aprobar el aumento.

La semana pasada, Cammesa embargó la cuenta del Banco del Chubut de la Cooperativa Eléctrica por una deuda de 700 millones de pesos. La empresa mayorista retira en razón de un 30 por ciento de los ingresos diarios de la Cooperativa. Se estima que la Cooperativa ahora incrementará su déficit a 26 millones de pesos, con esta cuenta embargada. El viernes pasado, los concejales pudieron acceder a la documentación del embargo de Cammesa.

 

 

El Chubut

Un mandamiento de embargo de parte de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa) fue interpuesto ayer sobre una cuenta bancaria que la Cooperativa Eléctrica de Trelew tiene en el Banco del Chubut.

Según pudo saber Jornada, el mandamiento es por un monto de 700 millones de pesos y de acuerdo a una notificación ingresada ayer a la Cooperativa, el embargo se haría efectivo desde las primeras del miércoles 5 de septiembre y afectaría hasta un 30% de la recaudación.

La medida de parte de Cammesa tiene directa relación con deuda que la prestadora del servicio eléctrico local mantiene con esa entidad, al igual que otras cooperativas de la provincia del Chubut.

No es el primer embargo que sufre este año la Cooperativa Eléctrica de Consumo y Vivienda Limitada de Trelew de parte de Cammesa, ya que hace algunas semanas atrás le fueron retenidos a la institución cerca de 5 millones de pesos por parte de la compañía encargada de vender la energía a las distribuidoras de todo el país.

 

 

Diario Jornada

El viceintendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque y el concejal Guillermo Almirón, junto a Gabriel Tcharián de la SCPL se reunieron con los directivos de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) para solicitar que retrotraigan el último aumento en la factura de la compra de energía. El organismo que representa a la industria desestimó el pedido en el marco de una decisión del Gobierno Nacional. El tema será planteado como eje central de agenda el viernes en la reunión del Bloque Patagónico en Comodoro y se ratificó que el Concejo no avalará este aumento

Después de una reunión en Buenos Aires que duró casi tres horas, la repsuesta no fue la esperada tanto para el viceintendente Juan Pablo Luque, como para el presidente del bloque PJ del Concejo Deliberante, Guillermo Almirón, y los directivos de la SCPL.

Desde Cammesa explicaron cómo es el mercado energético y cómo son los intereses que representa la compañía, que son los de la industria más un 20% que es el componente del Estado Nacional. “Nos dijeron que el Gobierno Nacional quiere retirar el subsidio al mercado energético, de manera tal que quieren aplicar eso a lo que es tarifa y que el aumento es igual para todo el territorio argentino, de manera tal que no van a disminuir el aumento ya aplicado”, expresó Luque.

Pese a la respuesta obtenida, el viceintendente ratificó que ni el Concejo Deliberante ni el Municipio aprobarán un nuevo aumento. “Obviamente les dijimos que nosotros no vamos a aprobar la tarifa. Que este esquema no cierra con la gente afuera, que en Comodoro hay una situación particular con mucha gente que se calefacciona con energía y que tenemos un dato concreto de 140 medidores de comercios e industria que han ido cerrando, por lo cual son puestos laborales que se pierden”. Asimismo, aseguró que el paso a seguir, es plantear el tema en la reunión del Bloque Patagónico y también revisar algunas cuestiones con la entidad concesionaria del servicio eléctrico. “Hay algunas cosas que tenemos que hablar con la SCPL también después de esta reunión como poder concedente. Si bien la respuesta no fue positiva, tenemos que buscar consensos en la región para frenar esta política nacional que la gente ya no puede aguantar”.

Para Guillermo Almirón, pese a la respuesta negativa, “reafirma la visión que tenemos sobre la política de este gobierno nacional”. En tanto que resaltó que “pudimos plantear el impacto negativo que tienen estos aumentos en nuestro territorio, más allá de que sea una política a nivel nacional”.

El edil presidente del bloque justicialista en el Concejo anticipó que buscarán los consensos necesarios en la Patagonia para poner en común estos aumentos que impactan a todos. “Creo que el viernes va a ser parte central del planteo en la agenda de este Bloque Patagónico que está en formación, porque individualmente una ciudad no puede hacer nada. Es una política homogénea del gobierno que no tiene en cuenta las realidades territoriales, la expansión de los servicios públicos en la una ciudad como Comodoro, en donde la SCPL no tiene los mismos costos operativos”.

“El plan es bajar el déficit fiscal de la Nación sacando los subsidios y eso se va a ver reflejado en el presupuesto que llegará al Congreso, por eso creo que estamos bien encaminados en buscar consensos, primero en Patagonia y con los legisladores        que son los que terminan avalando esta política. Es una tarifa que además está dolarizada, por lo cual lo que se espera es mayores aumentos y se hacen ya insostenibles.”, sentenció.

El viceintendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, y el presidente del bloque PJ del Concejo, Guillermo Almirón, viajan mañana a reunirse con los directivos de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA) por el aumento sufrido por la SCPL que llegó en la factura en los últimos días. La decisión local es no aprobar otro incremento “porque la gente ya no lo puede sostener”

“Mañana con Guillermo Almirón viajamos a Buenos Aires para tener una reunión con CAMMESA para frenar un aumento más sobre los servicios en Comodoro. Enviaron un 36% más que no se puede soportar”, expresó el viceintendente Juan Pablo Luque. En la reunión en Buenos Aires también estará el presidente de la SCPL, Gabriel Tcharián.

Puntualmente desde el 2015 la factura de energía aumentó más de un mil por ciento en referencia a la última factura enviada a la SCPL. “Cuando comenzó este gobierno nacional la factura que llegaba a la cooperativa mensualmente era de cerca de 9 millones de pesos y la factura que ha llegado el mes pasado superó los 124 millones. Eso es lo que debe pagar la cooperativa a CAMESA y se termina trasladando a los usuarios”, detalló Luque.

En este sentido, el viceintendente advirtió que “en el contexto en el que estamos con una inflación galopante, un dólar que no tiene ningún tipo de límite y con salarios muy por debajo de la inflación es imposible por parte de los usuarios pagar las facturas que están viniendo”, por lo cual se aclaró que  “la posición del intendente Carlos Linares y del bloque Justicialista aquí en el Concejo es bajo ningún punto de vista autorizar un nuevo incremento”, teniendo en cuenta que los incrementos deben pasar por la aprobación legislativa.

El viceintendente criticó este nuevo aumento del gobierno nacional y reconoció que el diálogo con CAMMESA será difícil en este contexto porque “representa obviamente los intereses del gobierno que autoriza permanentemente este tipo de aumento a los servicios públicos. La Patagonia está viviendo situaciones muy complicadas con pérdida de puestos de trabajo y salarios que bajo ningún punto de vista  pueden compararse con los aumentos tarifarios que se han impulsado”.

“Federalizan el ajuste”

El presidente del bloque PJ, Guillermo Almirón, también manifestó su preocupación ante este nuevo aumento que recae en la ciudad porque “es el cuarto incremento que hay en la ciudad en un año y medio, incremento que en ocasiones fue escalonado. Insoportable desde el punto de vista del usuario. Se hace insostenible e impagable”.

El edil criticó además que los aumentos no solo son un perjuicio constante al usuario, sino una transferencia de recursos hacia el sector privado, las empresas generadoras, que garantiza una ecuación económica de las empresas y una dolarización de los servicios básicos que nos dirige a la rotura. Es una federalización del ajuste cuando nosotros planteamos una federalización de los recursos para sostener nuestras economías regionales y las obras publicas. Esto es federal solo para el ajuste”, sentenció.

En esta línea, Almirón repudió que “son los municipios los que terminan afrontando la responsabilidad de medidas que se toman a nivel nacional. El único lugar de referencia a la hora de no poder seguir afrontando los costos de los servicios básicos, de infraestructura es en los municipios. Y es lo que no se tiene  en cuanta a la hora de tomar estas decisiones porque se transfieren los problemas”.