Tag

Camiones

Browsing

El intendente de Trevelin, Héctor Ingram, se encuentra en Rawson donde desarrolla distintas gestiones ante autoridades de organismos provinciales.

En diálogo con FM DEL VALLE, anunció que, “me llevo el contrato firmado del PRODIMS, para la compra de dos camiones. Esto nos permite seguir avanzando con el proceso de compra que implicará un próximo llamado a licitación”.

Consideró que la compra de los vehículos, “es una necesidad urgente” para el sistema de recolección de residuos, “dado el estado de los vehículos que hoy tenemos, con los dos camiones rotos”.

El PRODIMS es un programa conocido para las gestiones municipales. Desde el año 95 a la fecha, los ex intendentes Juan Garitano y Carlos Mantegna, compraron vehículos como una cargadora, una motoniveladora o camiones, a través de ese programa nacional.

“A los municipios, este programa nos permite acceder a ese tipo de vehículos, comprando en cuotas”, indicó el Intendente quien agregó que “hoy la necesidad la tenemos en todo el parque automotor, porque el que tenemos está obsoleto”.

“Cuando en marzo envié el proyecto al Concejo Deliberante, salió aprobado por los dos tercios, por eso tengo que agradecer al bloque de Chubut Al Frente que entendieron la situación de la Municipalidad y acompañaron la gestión de este préstamo ante el PRODIMS”, recordó.

Consultado por los plazos que implica la operatoria, indicó que, “tuvimos que cumplir una serie de pasos, completando documentación, hasta la firma de este contrato. Ahora hay que avanzar hasta el llamado a licitación”.

Planta de Transferencia y Chipeadora

Por otra parte, el Intendente Ingram señaló que entregó a autoridades del Ministerio de Ambiente, el proyecto para la construcción de una Planta de Transferencia, “para hacer una separación de residuos en Trevelin y, de esa manera reducir la cantidad de veces que los camiones tengan que ir hasta la planta en Esquel”.

Agregó que ese proyecto implica la incorporación de una maquina chipeadora, la que es gestionada tanto ante el Gobierno Nacional como ante la Provincia. Argumento esa necesidad en que, “sobre todo en ésta época de poda, se genera mucho residuo verde”.

“El vecino tiene la responsabilidad de no tirar los residuos verdes en cualquier lugar. Pero nosotros tenemos que ir buscando una solución para poder sacar todo ese material que genera la poda”, concluyó.

Un importante accidente tuvo lugar sobre la Ruta Nacional 3 y fue protagonizado por los conductores de dos camiones que se dirigían hacia la localidad de Trelew.

Por motivos que aún no han sido establecidos, ambos circulaban en la misma dirección cuando uno colisionó de atrás al otro.

Personal policial y de Bomberos trabaja en el lugar y, en primer instancia, se determinó que uno de los choferes había sufrido la fractura de uno de sus pies, mientras que el otro acusaba dolores por los propios traumatismos del choque.

El tránsito se encuentra momentáneamente interrumpido hasta que se concrete el traslado de ambos vehículos, cuya mercadería quedó tirada sobre el asfalto tras el siniestro.

La nieve caída durante los últimos días también perjudicó el movimiento vehicular en el sur de Chubut. Es, precisamente, allí donde maquinarias de Vialidad Nacional se encuentran despejando la nieve para facilitar el movimiento de camiones y camionetas hacia los yacimientos petroleros.

El organismo de Vialidad Nacional informó que este domingo continúan trabajando en el tramo de la ruta 26 que comunica Esquel, Tecka, Sarmiento y Comodoro Rivadavia, donde la calzada se encuentra en algunos tramos flexible, transitable pero con extrema precaución.

Máquinas se encuentran trabajando en ruta 26, despejando los caminos que se encuentran con nieve acumulada.

Por otra parte, la ruta nacional 3 presenta tramos entre Trelew y Comodoro Rivadavia y el límite Santa Cruz – Garayalde – Comodoro Rivadavia, con el pavimento flexible, y se recomienda transitar con extrema precaución.
Más nieve

Cabe recordar que el Servicio Meteorológico renovó el alerta por nevadas intensas en la zona cordillerana de Chubut, zona cordillerana del sur y centro de Mendoza, zona cordillerana de Neuquén y zona cordillerana de Río Negro.

Se espera que la zona se vea afectada por lo menos hasta el martes 21 por nevadas de variada intensidad, algunas localmente intensas. Se estiman valores de nieve acumulada de entre 50 centímetros y 1 metro.

El tránsito entre Trelew y la localidad de Comodoro está restringido para vehículos livianos. Es decir, sólo pueden pasar automóviles 4×4 y camiones. Así lo dispuso esta tarde del jueves Vialidad Nacional, por el estado de la calzada tras las intensas nevadas.

Fue a raíz de las nevadas en el tramo Uzcudun-Garayalde, donde la calzada presenta acumulación de nieve, hielo y baja adherencia.

Este viernes 26 de junio, a las 08hs, se brindará un nuevo parte de transitabilidad.

La Federación Nacional de Choferes de Camiones que conducen Hugo y Pablo Moyano exigió este viernes a gobernadores provinciales e intendentes de todo el país «el respeto absoluto a los trabajadores de la actividad» y reclamó «el cese de la revisión a la que son sometidos al ingresar con su unidad de carga, lo que implica demoras e imposibilidad de que se bañen, se aseen o se alimenten», denunció.

«Es un último llamado de atención a los gobernadores e intendentes de ciudades de todo el país ante el maltrato al que son sometidos los choferes de camiones», puntualizó esta tarde en un documento Pablo Moyano, secretario adjunto.

El dirigente sindical explicó que los choferes transportan medicamentos, alimentos, bebidas y otros productos esenciales para que precisamente a «los gobernadores, su familia y sus amigos nada les falte».

«Los camioneros arriesgan su salud, exponen la de su familia y son tratados de forma desmerecida, además de tener que soportar el manoseo ilegal de las autoridades provinciales», remarcó el gremialista.

Moyano advirtió que «los trabajadores están próximos a cansarse por ese maltrato, por lo que puede haber desabastecimiento» y aclaró que el gremio, los dirigentes y los choferes «no desean provocar ningún daño al país», pero «son seres humanos y se sacrifican y cumplen sus tareas a diario para que a nadie le falte nada».

Moyano denunció que fueron varios los lugares en los que los camioneros fueron demorados más de 10 horas para ser revisados y sostuvo que tampoco durante todo ese lapso se les permitió descender del camión para asearse o alimentarse.

«La frontera de las provincias de Salta, Jujuy y San Juan y la ciudad de Azul son algunos de los lugares en los que los funcionarios cometieron un real abuso de autoridad y no valoraron la labor de los camioneros», concluyó el dirigente.

La Secretaría de Planificación, Obras y Servicios Públicos de Rawson, desplegó en el Área 12 la primera etapa del plan de remediación de calles, que además involucró el acopio de más de 100 camionadas de todo tipo de residuos que estaban esparcidos en los espacios públicos.

El municipio, si bien está atravesando un momento extraordinario producto de la emergencia sanitaria por el CoViD-19, llevó hasta el sector todo el equipo vial con el que cuenta: 3 camiones volcadores, 1 motoniveladora, 3 camiones regadores, 1 pala cargadora, y 1 bobcat.

El subsecretario de Obras Públicas, Mariano Ayup, puntualizó que: “Es todo el equipo que se necesita para llevar adelante el plan. Los trabajos que se realizan en las arterias que quedaron más complicadas implican repaso, se hacen muchos viajes para tirar relleno y nivelación. Además juntamos y levantamos los residuos que estaban tirados en lugares no permitidos, entre los que se contabilizan escombros, artefactos, colchones, restos de poda, y los llevamos hasta la planta del GIRSU para su correcta disposición”.

El funcionario municipal señaló que este lunes comenzaron a trabajar en la primera etapa del plan de arreglo de arterias en los barrios Gregorio Mayo y La Isla.

“Les pedimos paciencia a los vecinos de la ciudad, porque estamos trabajando con todo el recurso disponible en cada barrio, en principio vamos a arreglar las arterias más complicadas de cada sector, y luego vendrán otras dos etapas más en las que trabajaremos sobre otra arterias, y se volverán a repasar las que ya hicimos”, dijo Ayup.

En Rawson el 80 por ciento de las calles son de ripio. “El ejido es muy grande y cada vez que Obras Públicas llega a un barrio debemos hacerlo con toda la maquinaria disponible. Para cubrir todo se armó un plan por etapas”.

Los camiones de Chile que transitan por la Patagonia nunca detuvieron su paso. La cuarentena obligatoria en Argentina y el cierre de fronteras que rige desde hace más de un mes, no afectó la circulación de los transportes de mercancías que llegan hasta Punta Arenas, en el extremo sur del país trasandino.

La excepción establecida por el Gobierno nacional no está ajena a polémicas, sobretodo en Villa La Angostura, la ciudad neuquina ubicada a solo 42 kilómetros del paso fronterizo, que recibe el tránsito de camiones de carga por el medio de su ejido urbano. Un viejo reclamo que con la cuarentena por el coronavirus tomó mayor dimensión y llevó a la municipalidad a restringir la circulación de camiones extranjeros, que solo pueden pasar de noche, de 20 a 8.

Por las nuevas exigencias de aislamiento y prevención, los camioneros de Chile no pueden detenerse en ninguna ciudad argentina y tampoco bajar de la cabina. Si cargan combustible tiene que hacerlo sin descender y deben traer sus alimentos para todo el viaje desde su origen. Un convenio binacional dispuso paradores exclusivos a lo largo de la ruta 40.

Según publica hoy el diario Río Negro, en la región pueden detenerse solo en el paso fronterizo, a pocos metros del puente del río Limay, en territorio neuquino, y antes de El Foyel, en Río Negro. Sanitarios y duchas, recién tienen en Santa Cruz y no saben hasta cuándo estarán permitidos.

“Esto afecta a todos. La gente teme que los contagiemos porque venimos de Chile y nosotros también tenemos miedo, nos cuidamos mucho para protegernos y cuidar a nuestras familias”, dijo un chofer en alusión a algunas reacciones contrarias al paso de camioneros trasandinos.

En el camión, además del tapabocas, cada uno lleva alcohol en gel y toallas húmedas. “Me han tomado la temperatura más veces que cuando era guagua”, ironizó el conductor en alusión a los controles sanitarios que se realizan a los camioneros en diversos puntos del recorrido.

En Samoré además completan una declaración jurada y allí, al igual que en Muelle de Piedra en el otro extremo de Villa La Angostura, se desinfectan los camiones con agua y cloro.

“No nos podemos bajar en ningún lado y hay pueblos donde tenemos que estar parados una o dos horas esperando una escolta policial para poder pasar”, grafican.

Extrañan la carne argentina, habitual en los paradores de ruta a donde estaban acostumbrados a parar para comer.

A LA BAJA

“El trabajo bajó, hay fábricas que en Santiago están a media máquina y no tenemos tantos viajes. Eso afecta nuestros ingresos porque tenemos un sueldo base y el resto es un porcentaje de la vuelta”, cuenta Marco Delgado, este camionero que empezó como mecánico en su Panguipulli natal y luego tomó el volante, hace 14 años.

Los camioneros coinciden en un problema común que es que no les llega la información. “Es complicado cuando nos cambian las reglas del juego sin avisar, la falta de información nos afecta. Hay cambios de disposiciones y en cada provincia de Argentina, así como regiones de Chile tienen lo suyo, pero nosotros no tenemos cómo enterarnos porque llevamos dos o tres días arriba del camión”, relata Mauricio.

“Lo que menos queremos es tener problemas con la gente”, aseguran antes de emprender el viaje escoltados por la policía para acercarse al paso fronterizo.

Villa La Angostura, Dina Huapi y El Bolsón son las tres ciudades de la región por la que la ruta nacional 40 cruza su ejido urbano. En Bariloche la traza rodea la ciudad por una Circunvalación por lo que no deben ingresar los vehículos de carga.

En Villa La Angostura hay una resistencia al cruce de camiones chilenos desde hace años. Parte de la población reclama al Gobierno nacional que el paso Samoré, ubicado a solo 42 kilómetros de la localidad, sea solo de tránsito turístico pero no encuentra eco en su petición.

Con la cuarentena y el cierre de fronteras el malestar creció. El intendente Fabio Stefani dispuso una restricción horaria. Los camiones chilenos solo pueden atravesar la ciudad a partir de las 20 y hasta las 8 de la mañana, con acompañamiento de fuerzas de seguridad y previa desinfección de los vehículos.

A nivel municipal o provincial no se puede disponer el freno a los camiones trasandinos porque se trata de un acuerdo binacional y la traza de una ruta nacional. Solo una orden del Gobierno nacional podría impedir la circulación.

Los puntos de control y desinfección están en el paso Samoré para los que ingresan al país y en Muelle de Piedra para quienes provienen del sur y pretendan acceder a la ciudad. Allí bomberos arrojan agua con cloro.

El horario establecido para la circulación de camiones coincide con el aislamiento estricto de la población.

En Dina Huapi no hay disposiciones específicas para los camiones. “Tienen instrucciones de no parar y los inspectores municipales controlan que ningún camionero baje de la cabina ni se detenga en la ciudad”, explicó el jefe de Gabinete, Armando Capó.

El funcionario admitió que hay un “reclamo permanente de la población porque ven pasar muchos camiones a la tardecita o noche pero la realidad es que pasan todos juntos por el horario dispuesto en Villa La Angostura”, dijo y descartó que haya un incremento del tránsito de estos vehículos.

Capó consideró que la situación de Dina Huapi es diferente de La Angostura por la distancia de las viviendas de la traza por donde circulan los camiones.

En Bariloche no hay ninguna medida particular porque el paso de los camiones es por Circunvalación y es una zona donde no hay población próxima.

En El Bolsón, se dispusieron horarios de ingreso, de 9 a 16, previa desinfección de los camiones y constatación de que el conductor cumple con el certificado de circulación, las medidas de prevención y la libreta sanitaria. Los chilenos son escoltados por fuerzas de seguridad para atravesar el poblado.

Un convenio binacional permite desde la década del 70 el transporte en la ruta conocida como “Chile-Chile” que sale de Santiago, cruza por el paso Samoré y atraviesa toda la Patagonia por las rutas nacionales 40 y 3.

Con el fin de evitar la circulación de personas provenientes de países afectados por el COVID-19, el Municipio, a través de su Secretaría de Control Urbano y Operativo, da continuidad a los controles extremos en los ingresos a Comodoro Rivadavia. En ese marco, ante la llegada de camiones, en su mayoría provenientes de Chile y Brasil, se acentúan los operativos para que su paso por la ciudad sea sin ningún tipo de contacto con la población local.

Desde el área, su titular Ricardo Gaitán confirmó que continúan rigurosamente los controles a rodados de flota pesada que deben atravesar la ciudad para llegar a diferentes destinos en otras provincias del sur del país.
“Generalmente se trata de camiones provenientes de los vecinos países de Chile y Brasil, que por estos días registran un gran número de casos de Coronavirus en su población. Entendemos que deben llegar a sus destinos, pero de ninguna manera vamos a permitir que estas personas tengan algún tipo de contacto con la comunidad de Comodoro”, enfatizó el funcionario.

Bajo este criterio, ante el arribo de un vehículo de flota pesada, tanto en el módulo ubicado en zona sur como en el sector norte, se realiza un control exhaustivo de la documentación vehicular y de identificación personal; y posteriormente se los escolta hasta completar su paso por la ciudad.

De esta manera, el Ejecutivo garantiza que el camionero no descienda en ningún comercio y/o estación de servicio, descartando toda posibilidad de contagio del COVID-19 por contacto directo con personas dedicadas a este rubro, que se encuentran permanentemente expuestas a contraer el virus.

Cabe destacar que, diariamente ingresan a Comodoro unos 15 camiones provenientes de los mencionados destinos, “por lo que resulta fundamental ser inflexibles en estos controles”, subrayó el secretario Ricardo Gaitán.

El municipio de Rawson, implementó durante este último jueves y el viernes un servicio especial para recolectar los residuos inorgánicos domiciliarios, que arrojó como resultado el acopio de más de 8 camiones en el recorrido que se hizo por todos los barrios. Más allá de que estaba prevista solo la recolección de plásticos y cartones, residuos que los vecinos fueron acopiando en sus hogares para colaborar con la salubridad de la ciudad durante la emergencia sanitaria, los agentes municipales también juntaron restos de poda y escombros.

La secretaria de Ambiente, Producción y Desarrollo Sustentable, Ana Manríquez, explicó que “se juntó muchísimo material pero sigue quedando un volumen importante. Porque más allá de los plásticos y cartones, hubo que levantar muchos restos de poda, escombros, que la gente dejó en la vereda”.

El mecanismo de recolección de los residuos inorgánicos se repetirá este próximo jueves y el viernes porque “es cuando contamos con la disponibilidad de camiones”, dijo Manríquez. En paralelo de este recorrido especial, los agentes municipales brindan el servicio normal de basura orgánica.

Solidaridad

La funcionaria municipal les solicitó a los vecinos que “no realicen trabajos de poda y de limpieza de patios, porque si bien se están limpiando boulevares y espacios públicos en la medida en que nos permite este emergencia sanitaria, es algo que no está permitido. Pero además le pedimos que sean solidarios con los empleados municipales que están realizando un esfuerzo enorme para concretar esta tarea”.