Tag

CABIN

Browsing

La actividad se llevó adelante este miércoles por la mañana, en la institución especializada en tratamiento contra enfermedades oncológicas. La inversión incluye equipamiento de última generación y la ampliación del edificio que avanza con una inversión de más de 50 millones de dólares. A fin de año estará en funcionamiento parte del equipamiento, y se prevé la habilitación total en los primeros meses de 2020.

Acompañado por funcionarios nacionales y autoridades de la institución, el diputado nacional de Chubut Gustavo Menna recorrió este miércoles la obra de ampliación del Centro de Aplicaciones Bionucleares (CABIN) de Comodoro Rivadavia. Se trata de trabajos que implican una inversión nacional de más de 50 millones de dólares (unos 2.000 millones de pesos) y que incluyen equipamiento de última generación para el centro médico especializado en el tratamiento del cáncer, y de referencia en la región.

Al hablar con la prensa, las autoridades nacionales resaltaron que la obra tiene un avance del más de 50%, y que tiene previsto habilitarse de manera completa en los primeros meses del año próximo. No obstante, a finales de este año se estima que ya comenzará a funcionar un nuevo acelerador lineal y un equipamiento de diagnóstico que forman parte de la inversión.

Menna recibió a primera hora de la mañana a la comitiva integrada por Javier Gadano, subsecretario de Energía Nuclear de la Nación; el vicepresidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Alberto Lamagna; Fernando Laurinec, también de la CNEA y representante técnico del CABIN; y Roberto Bugli, del INVAP.

Los funcionarios nacionales realizaron en primer lugar una reunión en el lugar, en la que participaron además Juan José Nieto, gerente administrativo del CABIN; los concejales Pablo Martínez, José Gaspar y Cristina Cejas; y los precandidatos a intendente de Comodoro por Cambiemos Gastón Acevedo y Ana Clara Romero.

“Es una obra importante para todos nosotros. Los hechos demuestran que se ha avanzado. Es una inversión muy importante en equipamiento de más de 50 millones de dólares, y de más de 600 millones de pesos en la obra civil necesaria para albergar todo el equipamiento como aceleradores lineales, pet, y demás”, explicó Menna.

Agregó que “el edificio del CABIN pasa más que a duplicar su superficie”, y añadió: “Hubo alguna contingencia con las empresas contratistas pero esto se ha superado. Podemos ver que más de 30 personas están trabajando”.

“Nos parece muy importante que las autoridades nacionales hayan venido a interiorizarse”, agregó, al tiempo que recordó que para la ampliación “se firmó el convenio el 5 de diciembre de 2015, en la gestión nacional anterior, y no se hizo absolutamente nada”.

“Y ahora -especificó- estos hechos demuestran, como en el resto del país, que las obras se realizan y avanzan. El equipamiento se adquirió. Hubo una situación compleja por incumplimiento de la empresa contratista en su momento, pero se relicitó, se hizo un nuevo contrario, las obras comenzaron y avanzan”.

Institución arraigada

En tanto, Julián Gadano agradeció la presencia de Menna que, destacó, “siempre nos ha acompañado y ayudado para que las cosas se destraben”.

“Es una obra compleja pero ahora estamos trabajando muy bien, con un avance de más del 50%. Si todo marcha como pensamos, en el primer semestre del año que viene estaría terminada, si no hay ningún imponderable. Algunas cosas ya están operando”, dijo.

Destacó además que “es una obra como deberían ser todos los desarrollos de instituciones de atención en medicina. Se instalan aparatos sobre una institución preexistente, que tiene profesionales trabajando. A veces en la Argentina se han abierto hospitales, la gente lo ve, cortan la cinta, y después resulta que no tenemos los profesionales. Acá pasa lo contrario”.

“Se trata de una inversión nacional muy fuerte en una institución que está muy arraigada, muy desarrollada, con mucho expertise y conocimiento de la ciudad y de la región”, sostuvo.

En este sentido dijo: “Nosotros hemos avanzado con un plan de energía nuclear al que le hemos puesto racionalidad, porque inaugurar edificios y no saber qué hay adentro es malgastar la plata de la gente”.

“Hemos avanzado con un plan de energía nuclear que incluye la puesta en marcha de un centro de energía nuclear en Santa Cruz, otro en Pergamino, este de Comodoro, estamos terminando un centro en Formosa, en La Pampa, en la Provincia de Buenos Aires. Hay mucha inversión pública”, enumeró.

“Nosotros buscamos cuidar los recursos, que se gasten bien, responsablemente y eso sí lo defendemos”, dijo, y resaltó: “Pese a informaciones que circularon, podemos decir que no hubo ni desmantelamiento, ni cese, no solo en energía nuclear sino en general en la actividad que tiene que ver con la tecnología nuclear en la Argentina”.

Puso como ejemplo: “Hemos terminado la central nuclear de Embalse el mes pasado, está en operación, en marcha, en un campo en el que el país juega en primera división en el mundo”.

“Podemos mostrar números que hablan de mucha actividad, de mucha inversión pública en instituciones importantes y en inversiones que vuelven en calidad de vida para la población en términos reales”, concluyó.

Inversión adecuada

En tanto, Lamagna complementó la información. Dijo en este sentido que la inversión de la CNEA este año “es la adecuada para continuar con el grado de avance de todos los centros de medicina nuclear”.

“En este centro estamos invirtiendo este año, en equipamiento más la obra civil, más de 50 millones de dólares”, sostuvo, y detalló: “El equipo consiste, entre otras cosas, en dos aceleradores de iones para tratamiento de última generación. Por si uno falla está el otro, porque en enfermedades como el cáncer no se puede perder tiempo en el tratamiento de las personas”.

“Tenemos también un tomógrafo de planificación, que planifica las dosis de tratamiento para el paciente, tratándole de dar la mejor cantidad de radiación posible en el sector donde es necesario para combatir el tumor, además de equipamiento de diagnóstico”, mencionó.

Y adelantó: “Este año a fin de año ya a haber un acelerador lineal funcionando, además del equipo de diagnóstico. En el primer trimestre del año que viene a este ritmo estaría finalizada la obra para la provincia del Chubut”.

El Comodorense

El Gobernador del Chubut participó de la celebración de un nuevo aniversario de CABIN en Comodoro Rivadavia. “La salud es el mejor capital que se puede tener”, resaltó el mandatario en su discurso.

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, participó de la cena Aniversario del Centro de Aplicaciones Bionucleares (CABIN) de Comodoro Rivadavia. A treinta años de la creación de ésta institución resaltó el modelo de gestión; la capacidad profesional y la constante incorporación de tecnología destinada al diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Arcioni definió al CABIN como único centro de derivación de la Patagonia Sur y elogió que el Centro se encuentra profesionalmente a la altura de los más importantes del país.

Junto al presidente del directorio, Armando Constanzo; el director médico Jorge Brugna y el director administrativo Juan José Nieto, el Gobernador detalló la incorporación de nueva tecnología a través del Plan Nacional Nuclear y la ampliación de las instalaciones en el predio que comparte con el Hospital Regional.

“Este Centro de Aplicaciones Bionucleares representa un modelo de gestión sin precedentes. Nueve instituciones se organizaron en su momento, entendiendo una necesidad, sin mezquindades y conformando un consorcio que terminó dándole vida a éste espacio que es un bien del Estado pero es administrado de una manera diferente, con resultados que están a la vista”, manifestó Arcioni y recordó “los comienzos del proyecto impulsado por el Club de Leones con el fin de adquirir una bomba de cobalto”.

Arcioni mencionó a Roberto Pascual Die, ex intendente de la ciudad; el padre Juan Corti y el doctor José Manuel Corchuelo Blasco como impulsores de las distintas etapas del Centro, que pese a ser un bien del Estado, es administrado por un consorcio conformado por organizaciones de la socidad civil; empresas y municipios.

“Esta causa no sólo es de los comodorenses, sino de toda una región porque el CABIN se ha convertido en un centro de referencia que es gratuito para los pacientes derivados del sistema público, se convirtió en un espacio de referencia inclusive a nivel nacional”, expresó el mandatario.

A su vez, Arcioni precisó que “transitar éste proceso requiere de lo último en cuanto a equipamiento; una constante para ésta institución que ha evolucionado especialmente desde la calidez humana y profesional. Quienes asisten al CABIN y transitan por una situación de salud compleja, encuentran en éste espacio a profesionales dedicados, con gran sensibilidad”.

Y agregó: “Queda rescatar el trabajo ad honorem de quienes componen el Consorcio de Administración; la vocación de todo su personal y el acompañamiento que brinda el Estado, entendiendo que la salud es el mejor capital que se puede tener”.

En tanto, Armando Constanzo, presidente del Consorcio, hizo hincapié en el proyecto que desde la Comisión Nacional de Energía Atómica permitirá la incorporación de nuevo equipamiento. Y reconoció el agradecimiento al personal como “cara visible” del equipo. “Hay una vocación de servicio muy particular que es la de acompañar y sostener a los pacientes oncológicos en una tarea para la cual se necesita mucha dedicación y mucho amor. Esto no es una convicción personal. Siempre alguien dice lo bien que se atiende en el CABIN”.

En una extensa reseña, José Manuel Corchuelo Blasco recordó que “durante éstos treinta años participaron administrando, gestionando y supervisando incluyendo dolores de cabeza y del corazón. Cuando se habla del CABIN nadie se queja, tenemos una institución de excelencia y de una calidad producida por el mismo personal. Esto comenzó en el Club de Leones y con un pedido de una bomba de cobalto para realizar tratamientos mediante radioterapia. Juntamos quinientos mil dólares en una colecta pública que duró tres meses”.

Distinciones al personal

El Gobierno de la Provincia hizo entrega al Centro de Aplicaciones Bionucleares de una placa alusiva al trigésimo aniversario y por la “noble tarea del servicio a la comunidad”. Posteriormente se entregaron reconocimientos al personal del CABIN: Jorge Casas (diez años de antigüedad); el técnico radioterapista Alejandro Mule y el actual director médico Jorge Brugna. A treinta años de la inauguración del Centro se distinguió por su trayectoria a Betty De Vita; María del Carmen Soutullo, Susana Docampo (primera bioquímica); Miguel Keropián –primer médico especialista en radioterapia- y Juan José Nieto y José Cores, quienes integraron el consorcio fundador.

CABIN

En el Centro, actualmente se atienden más de 200 pacientes en medicina nuclear; 800 casos oncológicos y 65 en terapia radiante. La obra de ampliación en el edificio permitirá avanzar en un proceso de recambio tecnológico proyectándose sumar el año próximo equipamiento de última generación que optimizará sensiblemente los tiempos de internación y tratamiento.