Tag

Bombero

Browsing

Se conmemoró este martes el “Día del Bombero Voluntario” y el cumpleaños número 35 del cuartel localizado en la Avenida Alvear. Además, presentaron nuevo equipamiento.

Combatientes, directivos y referentes de una de las instituciones más queridas de la ciudad participaron, por la mañana, de una sencilla ceremonia.

A las 9 horas se realizó el clásico toque de sirena que rebotó en toda la localidad. Autoridades de la Asociación compartieron la novedad de la jornada: una camioneta y equipos para hacer más seguro el trabajo en terreno.

El Jefe del Cuerpo Activo, Miguel Andén, recalcó que en Esquel no sólo se festeja el “Día del Bombero Voluntario” sino que además los 35 años del complejo. “Nos encuentra a todos muy unidos y en una circunstancia atípica a raíz del COVID-19”, explicó.

Destacó la incorporación de nuevos y valiosos elementos. “Es un subsidio que había llegado de Nación. Priorizamos y cambiamos una unidad que estaba dando pérdidas. Adquirimos un compresor para cargar equipos autónomos trifásico y la Nissan 4X4”, detalló.

Fuente: Diario La Portada.

Este martes en el monumento al Bombero Voluntario ubicado en el boulevard de la Av. Alsina se llevó a cabo la celebración y el reconocimiento a quienes dan su vida al servicio de la comunidad, con entrega de ofrendas florales y una formación mínima por cada cuartel. Asimismo, se izó la Bandera Nacional Argentina.

En este marco, acompañaron a la Comisión Directiva y a los distintos cuarteles de la ciudad, el viceintendente Othar Macharashvili; el secretario de Control Urbano y Operativo, Ricardo Gaitán; y el concejal Marcos Panquilto.

El secretario Gaitán agradeció a cada uno de los bomberos por “enfrentar diferentes situaciones y arriesgar su vida por la comunidad. Sabemos que nuestra obligación es estar presentes y compartir con ellos por su honorable trabajo que realizan a diario”.

Por otro lado, manifestó que “me siento orgulloso porque la comunidad, al igual que el Ejecutivo Municipal, siempre está atenta y en pos de la ayuda a la Asociación de Bomberos Voluntarios de Comodoro Rivadavia, con la cual se realiza un trabajo mancomunado desde hace tiempo”, enfatizó el secretario.

“Estamos agradecidos por el gran apoyo que nos brinda Comodoro”

Por su parte, desde la Comisión Directiva de Bomberos Voluntarios, Rubén Cifuentes, brindó su reconocimiento “a todos aquellos que sirven a la comunidad y especialmente a sus familias en este contexto difícil. Estamos agradecidos por el gran apoyo que nos brinda Comodoro”.

Desde el área y todo el cuerpo activo se agradeció a las autoridades Municipales que colaboran con la organización en momentos críticos como el actual; y recordó que “en los cuarteles se mantienen las guardias mínimas para atender las necesidades de la ciudad”.

Fue un sencillo acto, debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus, afuera del cuartel de la ciudad de Trelew, sobre Av. Rawson y Cuba, donde se izó el pabellón nacional.

Con un pequeño pero emotivo acto, debido a las restricciones por la emergencia sanitaria del coronavirus, los Bomberos Voluntarios de Trelew conmemoraron este lunes a la mañana el Día Nacional del Bombero Voluntario, en el boulevard que da enfrente al cuartel de Av. Rawson y Cuba.

El intendente de Trelew, Adrián Maderna, estuvo presente junto a su secretario de Desarrollo Social, Héctor Castillo, donde presenciaron junto a las utoridades de los Bomberos del izamiento del pabellón nacional.

Esta mañana se colocaron ofrendas florales en el monumento al bombero del cementerio portuario, en recordatorio al 26° aniversario del fallecimiento de los 25 bomberos en el fatídico incendio en Puerto Madryn.

El intendente de la localidad, Gustavo Sastre y su hermano Ricardo, el vicegobernador de la Provincia, participaron del emotivo homenaje este martes.

El cronograma de actividades de la Asociación Bomberos Voluntarios de Puerto Madryn (ABVPM) comenzó a las 09:30, con la formación del Cuerpo Activo y la colocación ofrendas florales en el monumento al bombero de la Plaza San Martín.

A las 11 se realizó un responso en el Panteón de Bomberos Voluntarios del cementerio local.

Como cierre tendrá lugar a las 12:30 una breve ceremonia con ofrenda floral en la plazoleta Kona Mapú (Tierra de Héroes) de Mapú Ngefü, barrio de Madryn donde se ha establecido que sus calles lleven los nombres de los bomberos fallecidos en el incendio de aquel fatídico 21 de enero de 1994, señaló El Chubut.

El acto de distinción lo organiza la Asociación de Bomberos Voluntarios de Rawson y se concretará este 1 de agosto a partir de las 10 horas en el cuartel. El suboficial Mayor Landero también recibirá un reconocimiento del Consejo Nacional de Bomberos, por sus actos de arrojo.

La Comisión Directiva de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Rawson reconocerá, mediante un acto que se desarrollará este jueves 1 de agosto, al suboficial Mayor Gonzalo Oscar Landero, por su entrega y arrojo en diferentes intervenciones. En la ocasión, Landero también recibirá una distinción de parte del Consejo Nacional de Bomberos. La ceremonia se concretará a partir de las 10 horas en instalaciones del cuartel capitalino, ubicado en Alejandro Conesa No 415.

Participarán miembros de la Comisión Directiva, del cuerpo activo, representantes de fuerzas de seguridad y organismos invitados. Desde la entidad se invita especialmente a ex bomberos de toda la zona y a la comunidad a participar de la ceremonia en la cual se distinguirá la trayectoria, profesionalismo, vocación, valor y el arrojo que lo llevó a salvar vidas.

Trayectoria

Ingresó a la institución con 15 años, el 5 de febrero de 1999 y en el 2011 obtuvo la jerarquía de Cadete 1º. Un año después fue promovido a Bombero y comenzó así una carrera cargada de logros y distinciones por su gran entrega a la comunidad de Rawson.

En el 2006 ascendió a Cabo, en el 2008 a Sargento, en el 2011 a Sargento 1°, en el 2012 a Sargento Ayudante y en el 2015 a Suboficial Principal. Su último ascenso fue en el 2018 al ascender a Suboficial Mayor. En el año 2000 obtuvo el premio a contracción al trabajo entregada por nuestra institución.

Actos de arrojo

En el 2011 realizó su primer rescate y salvataje. Al año siguiente recibió el ascenso por su acto de arrojo al rescatar a una persona del Río Chubut, cumpliendo funciones como agente policial. En el 2015 fue distinguido por el Concejo Deliberante de Rawson, con el premio “Espíritu bomberil”.

En el 2016, salvó a una mujer al evitar que se arroje al río en el puente Néstor Kirchner.
El pasado 23 de junio realizó en horas de la noche su último salvataje, al sacar del río a un joven que tenía intenciones de suicidio.

Damián Lucero afectó su salud de por vida mientras trabajaba en un incendio en Bariloche hace casi 15 años. Hoy cuenta cómo fue asistido. Al no contar con ART, ¿qué pasa cuando los bomberos sufren un accidente?

Nunca pensó que esa tarde de domingo su vida iba a dar un giro inesperado. Era el 21 de marzo de 2004 y Damián Lucero no dudó ni un instante. Como bombero voluntario del cuartel Centro concurrió a un incendio en un supermercado, que funcionaba en la avenida de Los Pioneros al 100, a unas 8 cuadras del Centro Cívico de Bariloche. Veinte bomberos fueron a combatir el fuego.

“El siniestro había empezado en la segunda planta del local. El fuego estaba en el entretecho”, recordó Damián. “Trabajé arriba del techo para sofocarlo y luego ingresé, había mucho humo negro, pero tenía equipo de protección y la máscara de respiración”, relató. “Después sentí un fuerte dolor de cabeza, salí y me senté en la autobomba y volví de regresó al cuartel. La sensación empeoró”, contó.

Horas después, estaba en la guardia del Sanatorio San Carlos. Estuvo 11 días en coma. Cuando despertó había quedado cuadripléjico. “Esto será temporal”, pensó. Tenía 29 años y un hijo de 3. Trabajaba desde hacía una década como técnico en emergencias en el mismo sanatorio donde estuvo un mes internado en terapia intensiva.

“Cuando desperté del coma tenía “síndrome de cautiverio”, una patología en la cual una lesión en el tronco cerebral impide los movimientos voluntarios. Movía sólo las pestañas, no hablaba, no comía por boca”, describió.
Contó que los médicos le explicaron que el dolor de cabeza se debió al poco oxígeno que quedaba en su sangre. “Lo supieron cuando me hicieron el laboratorio, porque hasta ese momento estaban desconcertados. También tuve convulsiones en la guardia y eso complicó todo bastante, me bronco aspiré y tuve neumonía”, rememoró.

“Fue muy fuerte, pero lo que me mantuvo calmo fue pensar que todo sería temporario. Meses después tomé noción real de lo que me estaba pasando”, comentó, en el diálogo que mantuvo por escrito con “Río Negro” por el chat de una cuenta de Facebook. Pasó 8 meses en el Instituto Fleni, en Buenos Aires.
Dijo que cuando revisaron los equipos de respiración, ninguno aprobó la revisión. “Todas las máscaras tenían filtraciones y eran muy obsoletas. Esos equipos eran donaciones de Australia que ellos habían dado de baja”, explicó Damián.

Hoy, tiene 43 años, vive con tres hijos y su señora en su casa de Bariloche. “No camino, me movilizo con una silla motorizada, no puedo mover los brazos, ni puedo hablar, sólo muevo un dedo y con él me comunico a través del teclado de la computadora”, explicó. “Sigo yendo al cuartel, aunque menos de lo que quisiera, también trabajo, estudié y voy a terapias de rehabilitación”, contó.

“Mi lucha fue y es como la de cualquier afiliado a Ipross. He tenido buenos y malos momentos. Un bombero voluntario, gracias a Dios tiene Ipross”, sostuvo. “Pero, a veces, cuando se accidenta, el Ipross no actúa automáticamente, y a veces está cortada o no cubre los tratamientos necesarios”, comentó.

“Necesité un avión sanitario y los bomberos voluntarios tuvieron que salir a manifestarse. Aun así fue un favor político”, recordó. Dijo que años después se accidentó otro bombero voluntario, que necesitó un avión sanitario y a los meses le llego una boleta de 70 mil pesos a la familia. Fue el caso del bombero voluntario Oscar Sánchez, que sufrió un accidente el 30 de noviembre de 2015.

Lucero dijo que en Chile, los bomberos tienen ART. “Incluso Argentina tuvo en 1971 pero no se llamaba ART”, relató. “Quisiera que se aprobara la ART para bomberos voluntarios porque sería algo justo y muy necesario”, afirmó. “Hay un gran abandono del Estado cuando algo pasa. Acá, en Río Negro tenemos Ipross, que no sirve en un accidente, pero por lo menos es algo, otras provincias no tienen absolutamente nada”, señaló.

“No buscamos el fin del voluntariado, ni asistencialismo, sólo una ley justa que nos permita seguir haciendo lo que amamos”, aclaró.

Damián contó que ahora va menos al cuartel, “pero porque me cuesta ir solo de visita y no opinar o involucrarme más, extraño mucho cumplir servicio”.

“Cuando un bombero se lesiona, usualmente la institución a la cual pertenece se encarga de pagar los gastos de internación, pero a veces la situación es más grave de lo cotidiano y la institución se ve desbordada”, sostuvo.

“Entonces, el bombero voluntario queda en situación de abandono. Lo que agrava todo, es que muchos, además, son padres o madres, soporte de familia, lo que los deja a ellos y por ende a sus familiares en una situación de máxima vulnerabilidad social, ante una lesión o una enfermedad, contraída durante el desarrollo de su actividad voluntaria, que le prohiba cumplir con sus obligaciones laborales rentadas”, explicó.

“Mi sueño en la actualidad pasa por mis hijos y mi familia”, afirmó.

 

rionegro.com