Tag

Boca

Browsing

A pesar de estar habilitada, Boca no abrirá la Bombonera para celebrar el Día del Hincha

Boca no abrirá las puertas de la Bombonera para festejar este miércoles el Día del Hincha a pesar de que el estadio está habilitado debido a “las restricciones impuestas por el Ministerio de Seguridad de Gobierno de la Ciudad”, aunque lo que solicitó el organismo es que ingrese “la cantidad de gente permitida” al lugar como en un partido normal.

Según informó la entidad a través de un comunicado: “El Club Atlético Boca Juniors informa que, ante las restricciones impuestas por el Ministerio de Seguridad de Gobierno de la Ciudad para la habilitación del estadio, este miércoles 12/12 no se podrán abrir las puertas de la Bombonera para que los hinchas puedan celebrar su día en las instalaciones del club”.

En el escrito que publicó la entidad en su página oficial: “A pesar de la decisión de Boca Juniors de disponer todos los medios para la organización del evento, las medidas dispuestas que limitan el ingreso del público en general, desnaturalizan el objetivo de la convocatoria tal como se había planteado”.

“Por ese motivo el club en esta oportunidad no podrá poner a disposición el Estadio para recibir a los hinchas y les pide disculpas a todos aquellos que tenían la decisión de participar de la jornada”, expresó Boca en el comunicado.

En tanto, se supo que el estadio está habilitado y que lo que pidió el Ministerio de Seguridad es que sea como un día de partido normal donde ingresa “la cantidad de gente permitida” al estadio. El organismo solicitó además que al estadio “ingresen socios y que se entregue una nómina posible de asistentes para hacer Tribuna Segura en los ingresos”, a la vez que ayer se envió una carta a Boca diciendo que “el operativo está armado como para un partido normal”.

Ayer el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires autorizó a Boca a abrir la Bombonera para que los simpatizantes puedan festejar el Día del Hincha, que se conmemora todos los 12 de diciembre.

El Día del Hincha de Boca comenzó a festejarse el 12 de diciembre de 2012 (12/12/12), en relación al nombre que lleva la hinchada. En las redes sociales el club había anunciado que las entradas que se les dieron a los hinchas, de forma gratuita, para asistir a los festejos se agotaron en el día martes, por lo que el estadio luciría repleto por casi 50.000 personas.

Fuente: Jornada

l delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, lo aseguró en conferencia de prensa. “El objetivo es garantizar la seguridad antes, durante y después del partido”, destacó.

Más de 4000 efectivos, de ellos 2054 policías nacionales, conforman el dispositivo de seguridad para la final de la Copa Libertadores que disputarán el domingo en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid Boca y River.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, dio cuenta en conferencia de prensa del dispositivo, tras presidir la última reunión preparatoria del operativo destinado a garantizar la seguridad.

“Hemos tenido muy poco tiempo. Es doblemente necesario agradecer el esfuerzo y trabajo de la Policía. El objetivo es garantizar la seguridad antes, durante y después del partido”, señaló.

Los hinchas Xeneizes preparan una caravana para despedir al plantel que viajará rumbo a Madrid en la madrugada del miércoles.

El plantel de Boca no estará solo a la hora de viajar rumbo a Madrid para disputar la final de la Copa Libertadores. Para despedir al equipo del Mellizo, los hinchas realizarán un banderazo el martes por la noche para brindarle todo el apoyo antes de partir hacia España.

CUÁNDO VIAJA
El plantel partirá en un vuelo chárter desde Ezeiza a la 1 del miércoles (noche del martes).

DÓNDE SE ENTRENARÁ
Los jugadores trabajarán en el predio de Las Rozas, que pertenece a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y donde practica el seleccionado de aquel país.

EN QUÉ HOTEL SE HOSPEDARÁ
La delegación se alojará en el Eurostar Mirasierra, que está a 23 kilómetros del predio donde se entrenará y a cinco kilómetros del estadio Santiago Bernabéu.

PROBABLE EQUIPO
Esteban Andrada; Julio Buffarini, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Wilmar Barrios; Sebastián Villa, Nahitan Nández, Pablo Pérez, Cristian Pavón; y Ramón Ábila.

Fuente: Radio Chubut

Sólo se darán 5.000 entradas a cada club para vender en nuestro país. Otras 20.000 más para los argentinos residentes en España. El resto, en el Bernabéu e Internet.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF), por delegación expresa de la Confederación Sudamericana, organizará el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores. La primera propuesta de la RFEF, de acuerdo con el Real Madrid, es darle a cada club, Boca y River, un máximo de 5.000 entradas para su venta en Argentina. Un cupo doble, 20.0000, se quieren poner a la venta en España para los argentinos residentes en España, que podrían comprar sus boletos de forma preferente acreditando la condición de residentes en ese país. El resto del cupo, unas 40.000 de las que se descontarán las 6.000 a repartir entre los organizadores, se pondrán a la venta directamente en las taquillas del estadio Santiago Bernabéu y a través de Internet, con el proveedor tecnológico que trabaja habitualmente con el Real Madrid. Si se cierra finalmente el acuerdo, la venta comenzará este mismo domingo, dentro de 48 horas.

Un máximo de 10.000 personas podrán viajar con entrada asegurada desde Buenos Aires. La organización les reserva los dos fondos del estadio Santiago Bernabéu. Los argentinos de Boca que compren su entrada al club serán ubicados en el Fondo Sur del Bernabéu, mientras que los que la compren a través de River Plate irán al Fondo Norte. De esta manera se separará a los aficionados que viajen desde Argentina, aunque no será tan fácil hacerlo con el resto de los seguidores, los que adquieran su entrada bien en las taquillas del estadio o bien por Internet.

A Boca y River ya le han dicho que le van a dar 5.000 entradas por motivos de seguridad para vender en Argentina y ambos clubes han mostrado su rechazo porque creen que esto les puede generar problemas de orden público y están dispuestos a plantarse para no jugar, amenazando con no venir a España.

La Conmebol anunció este martes al mediodía que la Superfinal entre River y Boca se jugará “entre el 8 y el 9 de diciembre en horario y sede a definirse a la mayor brevedad”, aunque advirtió que la disputa del encuentro queda sujeto al fallo del tribunal disciplinario luego del pedido elevado por el club que dirige Daniel Angelici. Según trascendió, el falló saldría el jueves. Por estas horas, los integrantes del tribunal no tienen una posición tomada.

En un breve comunicado, previo al anuncio de Alejandro Domínguez, su presidente, la Conmebol advirtió que “conforme a los hechos de violencia” que “pusieron en riesgo la seguridad de los jugadores, oficiales y aficionados” se decidió que el partido final “no se juegue” en Argentina.

Por este motivo, la Confederación “se hará cargo de los gastos de viaje, hospedaje, alimentación y traslado interno de hasta 40 personas por delegación”. Asimismo, “establecerá las coordinaciones de seguridad con las autoridades correspondientes.

Lo que no aclaró la Conmebol ni su presidente fue si el partido se disputará con público. Y remarcó que será el organismo que rige el fútbol sudamericano el que tomará las decisiones de aún en más.

Mientras D’Onofrio dejó la sede de la Conmebol sin hablar con la prensa y con el ceño fruncido, Angelici encaró a los periodistas y advirtió que “Boca no aceptó jugar ningún partido” y remarcó que aguarda la decisión de la Unidad Disciplinaria.

“Me voy con la confianza que nosotros estamos apegados a derecho. Espero que se tomen todo el tiempo necesario para que puedan revisar todas las pruebas que presentó a Boca”, sostuvo Angelici.

Angelici, a su vez, enfatizó que si el fallo no conforma a Boca está dispuesto a apelar a instancias superiores. “Vamos a ir al TAS si es necesario”, reiteró el mandamás del club de La Ribera. De ese modo, más allá de la decisión de la Conmebol, parece complicado que el partido se juegue.

Minutos después de que la Conmebol anunciara qué se resolvió en la reunión con los presidente de los clubes, Domínguez dio sus sensaciones ante la prensa, sin admitir preguntas ni confirmar si la final de la Copa Libertadores se jugará sin público.

Estas fueron sus declaraciones más importantes:

“A la familia del fútbol, a los amantes del deporte, decirles que el fútbol no es lo que se vivió este fin de semana, eso es una enfermedad que hay que erradicar. La violencia no es parte del fútbol. No sé en qué momento la pasión se confunde con violencia. No sé en qué momento se confundió que el ganar o perder es de vida o muerte, el fútbol es un deporte de muy buenos valores. Y uno de los más importantes es el respeto y la lealtad al rival. No es posible que no podamos convivir en paz, en armonía. Estamos aquí porque el interés por sobre todas las cosas es el desarrollo del fútbol”.

“Mi pedido a mambos presidentes, independientemente de que ellos tienen la obligación de defender los derechos de cada uno de sus instituciones, mi pedido es que el mensaje que se envíe sea el correcto. No hay lugar para los violentos, no se los puede tolerar. Si estamos pensando en que queremos algo mejor, todos tenemos que colaborar. El lugar del fútbol está en el campo de juego con nuestros cracks”.

“En el deporte rivalizamos, competimos, hay un ganador. Pero eso no es sinónimo de muerte. Los presidentes tienen la obligación de demostrar con gestos y con ejemplos los buenos valores que genera el fútbol”.

“La Presidencia, en conjunto con el Consejo, decidió programar el partido, sujeto a lo que resuelva la comisión disciplinaria. El partido se va a jugar el sábado o el domingo 9, fuera del territorio argentino. Entendemos que no están dadas las condiciones para que se pueda jugar en la Argentina”.

La imagen de Fernando Gago desde la ventanilla podría ser uno de los detonantes que podrían argumentar los vándalos que atacaron al micro de Boca Juniors mientras se dirigían al estadio de River Plate.

Los jugadores del equipo boquense iban saltando y cantando mientras llegaban al estadio Monumental, pero algunas imágenes demuestran que algunos de ellos les señalaban a los hinchas en un acto de provocación. Algo que no justifica en absoluto lo que realizaron los bárbaros al tirar proyectiles al colectivo que llevaban a los profesionales Xeneizes.

Fuente: Marca

La postegración de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors es noticia mundial por los hechos de violencia que llevaron a aplazar, una vez más, el choque de vuelta. Y mientras algunos piden sanciones y critican, otros buscan soluciones, como el director de deportes de la ciudad de Génova, Italia, Stefano Anzalone.

El representante de esta ciudad portuaria de Italia envió una carta dirigida a los presidentes de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, y al de Boca Juniors, Daniel Angelici, ofreciéndoles la ciudad de Génova para que se juegue el choque de vuelta entre ambos equipos.

La carta que recibieron este lunes por la mañana los directivos de Rojiblancos y Auriazules dice: “Nuestra ciudad, cercana de manera histórica, cultural y deportiva a Buenos Aires, siente vínculos muy profundos e indisolubles con sus dos prestigiosos clubes fundados por nuestros compatriotas emigrados de Italia a la Argentina, en los albores del 1900, y hoy hermanada con nuestros dos equipos, Genoa y Sampdoria”.

“Los eventos dolorosos que nos han golpeado recientemente han despertado un profundo sentido de comunidad y de redescubrimiento de nuestras raíces. Por lo tanto, me complace informarles que nuestra ciudad está honrada y está dispuesta a albergar este importante y prestigioso evento de la final de la Copa y el clásico de la capital argentina”

La final de la Copa Libertadores entre River Plate vs. Boca Juniors aún no tiene fecha confirmada. Este martes, en la sede de Conmebol, en Luque, se decidirá el día, la hora y lugar de la final de América.

Se enfrentan en el Monumental desde las 17 con arbitraje de Andrés Cunha. El Millonario va por su cuarta estrella; el Xeneize busca la séptima. El operativo de seguridad contará con 2200 efectivos y habrá un control antireventa. Los datos.

a espera terminó y se viene una definición a todo o nada. A dos semanas del partido de ida que terminó igualado 2 a 2 en la Bombonera, River y Boca disputarán este sábado en el Monumental la revancha de la superfinal de la Copa Libertadores que consagrará al campeón de la histórica definición.

El encuentro se disputará desde las 17:00 en el estadio “Antonio Vespucio Liberti”, con el arbitraje del uruguayo Andrés Cunha, asistido por su compatriota Leodán González a cargo del VAR, y la televisación de Fox Sports. La Seguridad de la Capital Federal diseñó un operativo especial para este evento que tendrá encima los ojos del mundo.

En caso de persistir el empate –esta vez no hay gol de visitante-, el partido irá a alargue, donde los técnicos podrán hacer un cuarto cambio, y eventualmente a definición por penales, en la que también se aplicará el VAR.

Tal como ocurrió en la ida, el juego de este sábado contará solo con la parcialidad local, por cuestiones vinculadas a la seguridad, lo que provocará un “banderazo” de los hinchas de Boca en la concentración “xeneize”, tal como ocurrió con River en la previa del primer juego.

El cruce protagonizado por los dos equipos argentinos más importantes será el último de la vieja modalidad, ya que a partir de la próxima edición de la Copa habrá una sola final, al estilo europeo, que se jugará en Santiago de Chile.

Tres nombres para un lugar en Boca. Barros Schelotto perdió a Cristian Pavón, quien sufrió en el primer tiempo una lesión muscular en el isquiotibial izquierdo -después se confirmaría que era un desgarro- y fue reemplazado ese día por Darío Benedetto.

Esta vez el técnico Guillermo Barros Schelotto no apostaría por el doble 9, con Benedetto y Ramón Ábila, sino que analiza tres esquemas distintos, donde aparecen los nombres del juvenil Agustín Almendra, el experimentado Carlos Tevez y el atacante Mauro Zárate como posibles reemplazos de Pavón.

Almendra podría estar para reforzar la mitad de la cancha, un sector en el que River podría disponer cinco hombres, mientras que lo de Tevez y Zárate tiene que ver con un punto más táctico y por la experiencia de ambos, sobre todo del “Apache”.

En tanto, parece un hecho que el arco será para Esteban Andrada, quien volvió en buen nivel ante Patronato por la Superliga, tras un parate de más casi dos meses por una fractura en el maxilar, mientras que el resto del equipo no tendrá variantes respecto al 2 a 2 jugado en la Bombonera.

Quintero o Mora, la duda de Gallardo. Por el lado “millonario” tampoco hay equipo confirmado. La “batalla” de la Bombonera dejó en el camino al delantero colombiano Rafael Santos Borré, por acumulación de amarillas, mientras que Ignacio Scocco, su posible reemplazante, no pudo recuperarse de una lesión en el gemelo derecho y fue descartado entre semana.

De esta manera, Rodrigo Mora aparece como primera opción en la delantera para acompañar a Lucas Pratto, aunque Marcelo Gallardo -que sigue suspendido y no estará en el banco- duda entre darle pista al delantero uruguayo o sumar un volante, que podría ser el colombiano Juan Fernando Quintero.

De hecho, el “Muñeco” ensayó las dos variantes durante los últimos movimientos realizados por el plantel riverplatense en Cardales.

El caso de Mora es especial, ya que el atacante oriental se perdió la final de la Libertadores 2015 por una lesión, dejando su lugar a Fernando Cavenaghi, que terminó siendo figura y campeón, por lo que esta podría ser su revancha.

Otra variante que realizará Gallardo con respecto a la ida es disponer el regreso del capitán Leonardo Ponzio, recuperado de una lesión muscular, quien ingresará por Lucas Martínez Quarta.

 

442.perfil.com

Más de 50 mil hinchas dentro de la cancha, y otros miles en las afueras, colapsaron este jueves el estadio La Bombonera para darle in situ su apoyo al plantel de Boca, que entrenó a puertas abiertas durante media hora, y se llevó un envión anímico de cara a la revancha frente a River, el próximo sábado por la final de la Copa Libertadores.

Fue una imagen imponente -quizás comparable con el 12 de diciembre “Día del Hincha de Boca” o el regreso de Carlos Tevez desde Italia- por la cantidad de gente que se acercó en un día y horario laborable, para poder, en muchos casos, estar dentro de “La Bombonera” por primera vez.

Es que no era necesario ser socio para el ingreso, entonces desde que el presidente Daniel Angelici confirmó el entrenamiento abierto, hinchas de toda la Argentina e incluso del exterior se organizaron para estar presentes este jueves.

Eso provocó, además, que haya desbordes, empujones y forcejeos en varias de las puertas de ingreso al estadio, que quedó con sus tribunas repletas a las 17:00, dos horas después de la apertura oficial.

Sin operativo policial y solo con responsables de “organización”, identificados con pecheras multicolor, el principal conflicto se observó en la puerta 6, que derivaba a la última bandeja del estadio.

Fuente: El Chubut

Como ocurrió en el duelo de ida, la Superfinal por Copa Libertadores entre Boca y River sufrió una modificación de calendario y se jugará a partir de las 16 y no de las 17, como se había anticipado. Aún falta la confirmación oficial de parte de Conmebol.

Esta vez el partido no se postergó un día por la lluvia sino que se adelantó una hora el mismo sábado, debido a cuestiones de seguridad.

La confirmación del cambio de horario surgió hoy, luego de una reunión en la Ciudad de Buenos Aires entre representantes de la Conmebol, de los dos clubes y de dirigentes políticos encargados de la seguridad.

Todas las partes acordaron el adelantamiento de la hora con la idea de que no esté totalmente oscuro cuando los hinchas comiencen la retirada del estadio Monumental, escenario de la revancha.

En la reunión se tuvo en cuenta que en caso de volver a empatar (la ida terminó 2-2), se jugarán 30 minutos de alargue y hasta podría haber penales. Eso sumado a los festejos del equipo que resulte campeón, que se quedará varios minutos en el campo de juego.

 

 

La Gaceta