Tag

bienestar

Browsing

Ya que muchos distritos escolares tienen sus actividades con modelos de aprendizaje totalmente online o híbridos debido al coronavirus, algo es evidente: las clases frente a pantallas son una realidad para cientos de miles de estudiantes. Además de los problemas de acceso causados por la brecha digital, las familias también deben lidiar con las consecuencias que puede implicar un mayor uso de dispositivos para el bienestar de sus hijos, lo cual incluye su visión.

Una encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Pew en marzo reveló que la mayoría de los padres —el 71 por ciento de los 3640 encuestados con hijos de 12 años o menos— admitieron estar al menos un poco preocupados por el hecho de que sus hijos pasen demasiado tiempo frente a las pantallas. Eso fue antes de que las órdenes de confinamiento alteraran los límites que las familias solían imponer al tiempo frente a dispositivos digitales. Más tiempo frente a las pantallas, ya sea para la escuela o para divertirse y comunicarse, puede derivar en tensión ocular, fatiga y dolores de cabeza, pero los expertos sugieren maneras sencillas para que los padres protejan los ojos de sus hijos en un momento en que las pantallas son una parte más importante de la vida cotidiana.

Mantener una distancia segura de los dispositivos

“Con la lectura en general, solíamos leer a 41 centímetros” de distancia de los ojos, según Millicent Knight, optometrista y vocero de la Coalición Mundial de Concientización de la Miopía. “Ahora, lo que descubrimos, particularmente con los celulares, es que la gente lee a 25 o 30 centímetros de distancia”. A esa distancia, los ojos se tensan para enfocarse en la pantalla, en lugar de estar relajados y en posición recta como cuando miran algo más lejano, explicó Knight. Después de un tiempo, la tensión puede provocar cansancio de los músculos oculares, dolores de cabeza u otros problemas de visión. Aunque las investigaciones no sugieren una relación clara entre el uso de pantallas y la miopía en los nenes, la afección está en aumento.

Los datos de la Asociación Estadounidense de Optometría revelaron que uno de cada cuatro padres tuvo un hijo con miopía en 2018, un aumento del 25 por ciento desde hace solo 40 años. Si no se trata, la miopía puede conducir a una mayor propensión a desarrollar graves enfermedades oculares más adelante, incluyendo degeneración macular miópica, desprendimiento de retina, cataratas y glaucoma. “Hay toda una montaña de información sobre la miopía, pero el principal hecho que hemos aprendido en los últimos 50 años es que lo que produce miopía es la elongación del ojo”, dijo David Guyton, profesor de Oftalmología Pediátrica de la Universidad Johns Hopkins y oftalmólogo pediátrico que trató a pacientes con miopía durante 40 años.

Guyton dijo que, aunque nadie sabe exactamente por qué, esa elongación parece ser causada “en el momento en que la imagen que la gente mira se mueve detrás de la retina”, lo cual ocurre cuando se acerca algo a los ojos, como una tableta o un celular. Luke Deitz, oftalmólogo pediátrico de Los Ángeles, recomienda mantener los dispositivos digitales a aproximadamente 60 centímetros de distancia y a la altura de los ojos, “o incluso, de preferencia, a un nivel más bajo para evitar que se tenga que mirar la pantalla hacia arriba”. Al tener una pantalla más cerca tenemos que enfocar la vista con más fuerza para mantener la imagen nítida, lo cual puede causar tensión y posiblemente empeorar la miopía, comentó. Knight sugiere que los chicos coloquen un codo en la mesa y luego apoyen su cabeza en esa mano. Desde esta posición, deben levantar el codo y tocar la pantalla; ahora esa es la distancia de trabajo más cercana a la que deben estar de su dispositivo.

Descansos constantes

Knight aconseja a los padres y cuidadores que sigan la regla 20/20/20: “Cada 20 minutos debes mirar algo que esté a 20 pies (seis metros) de distancia durante al menos 20 segundos”. Esto les da a los ojos un descanso y un regreso a su posición natural. Deitz también subraya la importancia de tomar descansos en lugar de depender de cosas como los lentes de bloqueo de luz azul que se anuncian a los padres como una forma de reducir la tensión y la fatiga ocular. Dijo que hay muchos padres que le preguntan por esos elementos. “No los recomiendo porque no tenemos pruebas definitivas de que sean seguros, y solo hay evidencia anecdótica de que reduzcan la fatiga y el cansancio ocular”, comentó. Señaló que sería más conveniente que los padres invirtieran en lentes de sol para que sus hijos las usen en exteriores y protejan sus ojos contra los efectos de la exposición prolongada a la luz ultravioleta del sol.

Estén atentos a los signos de problemas de visión

Los dolores de cabeza, el parpadeo excesivo, el frotamiento de ojos y el hecho de que un nene se sienta cansado o malhumorado son posibles señales de advertencia de que tiene problemas de visión. Deitz señaló que evitar el resplandor de los dispositivos puede ser útil: hay que reducir el brillo de la pantalla cuando se usa en interiores y no utilizar dispositivos digitales en el exterior. Knight también recomienda instalar estaciones de trabajo en orientación perpendicular a cualquier ventana. Los ojos secos son otra consideración cuando se trata de la salud ocular.

Guyton explicó que, cuando la gente lee, sobre todo en dispositivos digitales, “su frecuencia de parpadeo disminuye de cinco a diez veces por minuto”, lo que puede provocar resequedad en los ojos. Aunque dijo que los ojos de los nenes no tienden a secarse tanto como los de los adultos, es importante que los padres noten si su hijo parpadea regularmente cuando mira una pantalla. Recordarles esto, señaló Deitz, puede ayudar a la comodidad de los ojos.

No dejen de ir a los exámenes de la vista

Los exámenes de la vista son esenciales para identificar posibles problemas con la visión de los nenes y no deben posponerse solo por la pandemia. Consultá a tu oftalmólogo para conocer sus directrices y protocolos de seguridad al ver a los pacientes; algunos incluso pueden hacer las pruebas iniciales de forma virtual.

La información sobre salud y bienestar se volvió crucial en este 2020, en el que el coronavirus copó la agenda informativa. Desde el comienzo de la pandemia, las búsquedas de los usuarios de la Argentina en Google estuvieron ampliamente relacionadas al Covid-19.

Un informe producido por el Área de Comunicación y Cultura de la Flacso y la Fundación Medifé, revela que el coronavirus es el término más buscado y se lo usa de modo indistinto en referencia a la pandemia, al virus o a la enfermedad. Sobrepasa búsquedas de términos que suelen ser populares en Internet, como “porno”.

Patricia Ferrantes, del equipo de investigadores de Flasco, contó que la gente en Google «reacciona cada vez que las fuentes oficiales comunican algo. Quedó reflejado cuando funcionarios del Ministerio de Salud aconsejaron el sexting. Eso disparó las búsquedas sobre ese tema en las redes. Quiere decir que los organismos oficiales marcan la agenda de los contenidos que se buscan en internet».

El estudio abarca desde enero a mayo, y en esos meses, las búsquedas relacionadas a la pandemia tenían que ver con los contagios y las muertes. «También creció mucho la búsqueda información sobre el Anses y el ingreso familiar de emergencia. Otro ítem importante fueron las consultas sobre lo que se podía hacer o no durante la cuarentena».

Ferrantes explica que los usuarios mostraron un particular interés por saber qué decían las fuentes oficiales sobre el Covid-19. «La tendencia era conseguir la información de mayor calidad, qué decía el Ministerio de Salud o la Organización Mundial de la Salud sobre síntomas y modos de contagios de la enfermedad».

El estudio muestra que en el comienzo del 2020 la preocupación de los argentinos por el coronavirus no era por el impacto del virus a nivel local, sino internacional. Por entonces el virus ya era una epidemia en algunas ciudades chinas y se expandía por Europa.

Las búsquedas que se registran en Google en nuestro territorio muestran que el término coronavirus como búsqueda específica durante enero se relaciona sobre todo con China, Wuhan y los síntomas para detectar la enfermedad. En febrero, las búsquedas se relacionan con otros países como Italia y otras cuestiones como el pangolín, el contagio y la vacuna. A fines de febrero, las búsquedas se disparan superando a la búsqueda del término “porno”, término cuya cantidad de búsquedas en internet se sostiene alto y estable, como una tendencia constante sin importar la coyuntura.

Hacia la primera semana de marzo y en coincidencia con la aparición de los casos locales (el primero se registró el día 3), el coronavirus ya se convierte en el término más buscado en relación a la realidad nacional. Desde ese momento, copará todas las búsquedas e irán variando aquellos términos con los que se relaciona.

En las búsquedas analizadas, el término coronavirus supera ampliamente a las búsquedas sobre COVID-19, indicando que posiblemente los usuarios, al momento de informarse, no distinguen entre el virus y la enfermedad que produce.

Este aspecto coincide con los registros realizados en medios digitales en la Argentina, donde coronavirus, COVID-19 o pandemia se relacionan o atraviesan cualquier otro tema, desde las recetas de cocina (qué hacer en la casa), la crisis económica, la negociación con el FMI, la escuela remota y la información específica sobre salud, que domina por completo la agenda.

Si observamos las tendencias generales de búsquedas para la Argentina en el período que va desde el 1º de marzo al 31 de mayo se detecta que coronavirus se encuentra en el puesto nº4, solo antecedido por los términos ANSES, Facebook y Argentina. En ese sentido, el término ANSES y su explosión, se da una semana después del crecimiento del término coronavirus, reafirmando la relación entre la pandemia y la crisis económica, y también muy vinculada al boom de ciertas tendencias de búsqueda como IFE (y sus variantes: ingreso familiar, etc.)

En el informe se destaca que la primera semana de la cuarentena -15 al 21 de marzo- las búsquedas reflejan una relación directa con el Ministerio de Salud, con el Boletín Oficial (donde se publica la información relativa a lo que se puede y no se puede hacer durante el período de ASPO), y aparece un interés creciente por términos como sedentarismo y actividad física. Esta misma semana aparecen búsquedas populares relacionadas con la situación social, por ejemplo, los aplausos de las 21, una marca de participación ciudadana durante el aislamiento para agradecer al personal de la salud.

Para Belén Igarzábal, directora del área, «las búsquedas muestran un paralelismo con el devenir de la realidad local. Así, aparecerán búsquedas que relacionan al coronavirus con el pago a jubilados en los bancos, la Fase 4 (qué es), la liberación de presos, la evolución de la curva y el conteo de muertos a nivel nacional».

«Se detectan también picos de búsquedas específicos, por ejemplo, la que relaciona al coronavirus con la nicotina, con el ibuprofeno (con un pico a mediados de marzo, momento en que los medios locales e internacionales mencionan los tratamientos con ibuprofeno) y con la ivermectina. Asimismo, aparecen como una constante las búsquedas que relacionan al término con vacuna y con cura», comenta

El estudio muestra que durante el período estudiado el promedio diario de la búsqueda sobre los casos supera a las búsquedas sobre síntomas. En relación a búsquedas vinculadas a “muerte por coronavirus”, el promedio es considerablemente inferior a las de “casos” y “síntomas”. Las tres variables —síntomas, muerte, casos— muestran una tendencia a la baja luego de la sanción del ASPO en marzo, pero aparecerán nuevos picos a medida que el tiempo avanza.

«Esto indica que crece y se sostiene el interés por conocer la cantidad de casos -enunciados dos veces al día por el Ministerio de Salud de la Nación- y, en definitiva, por comprender la evolución de la curva de contagios», Belén.

Otro dato interesante del estudio es que las búsquedas realizadas en Google en relación al coronavirus desde comienzos del año y hasta fines de mayo permiten aproximarse a aquellos actores que se vuelven relevantes como fuentes de información. ¿Quiénes son? Principalmente son los ministerios, los boletines oficiales, las gobernaciones. «Resulta particularmente significativo (y positivo) que se apele a las fuentes oficiales; no solo porque se centraliza la información en un actor al que se reconoce como voz legítima sino porque también abre un lugar interesante para contribuir con información sobre salud y bienestar a otros actores del universo de la salud», recuerda la investigadora.

También emerge una tendencia que no es novedosa pero que indica una relación particular con las fuentes: las búsquedas que combinan al virus con celebridades. Esto engloba casos de contagios, casos de problemas de salud no relacionados con el coronavirus o comentarios acerca de la pandemia realizados por gente del ámbito del deporte, el entretenimiento y la política. ·»Estos casos implican un alerta, pues pueden actuar como voceros informales y confundir o ensuciar la información precisa», dice el informe.

Apoyado en el trabajo a destajo ejecutado por cada una de las áreas municipales que aportan al reparto de viandas solidarias –incluyendo las obras humanitarias que desplegó la gestión de Damián Biss desde que asumió en la Intendencia de Rawson-, el secretario de Gobierno, Educación y Seguridad, Carlos Gazzera, celebró que “esta administración local fue previsora y se preocupó por preservar el bienestar de los vecinos”.

El esquema de contención social ideado con previsibilidad al avance acelerado de la pandemia de coronavirus, permitió al municipio de Rawson atender las necesidades más urgentes. Incluso uno de los motores de tracción del Gobierno municipal fue la intervención temprana en terreno para evitar el desborde del problema.

Al presente, y ante la propagación del virus epidemiológico –donde Chubut no registró personas infectadas hasta el momento-, el municipio diagramó un esquema de respuesta inmediata basado en el refuerzo alimentario para las familias afectadas socioeconómicamente por las medidas de lucha contra el coronavirus. La entrega de viandas “no es demagogia; quienes ocupamos cargos públicos debemos ayudar a nuestros vecinos”, analizó el titular de Gobierno municipal.

El funcionario destacó el aporte desinteresado de empleados municipales y otras entidades del orden civil que colaboran con la entrega de refuerzos en distintos sectores de la capital chubutense. “Hay gente que la está pasando mal, y si podemos colaborar, lo vamos a hacer en la medida que podamos, de lo contrario, haremos las gestiones pertinentes para avanzar con ayuda social”, agregó Gazzera.

“Estamos trabajando en distintos puntos de la ciudad, donde el vecino se puede acercar y retirar su vianda. Mientras dure el aislamiento y la prohibición de no circular, que representa que el circuito económico esté colapsado al no haber flujo económico, vamos a seguir con la propuesta”, añadió el secretario municipal.

El funcionario remarcó que “estamos siendo previsores ante cualquier complicación que genere el virus epidemiológico. Esta administración municipal se preocupó e interiorizó en materia de seguridad y salud porque entendemos que tenemos que preservar el bienestar del vecino”.

Ejemplificó que “la planta política hizo un esfuerzo y estamos donando el 30% del sueldo, que nos permitió recaudar 1,5 millones de pesos para destinar a este servicio solidario. Y también seguimos asistiendo con núcleos secos para reforzar esta situación; que mientras podamos se sostendrá en el tiempo”.

Aunque en Occidente no son un alimento demasiado conocido, lo cierto es que las algas se llevan consumiendo en Oriente desde hace varios miles de años. ¿Sabes cuáles son los beneficios de las algas para la salud?

Regulan el tránsito intestinal

Uno de los principales beneficios de las algas para la salud tiene que ver con el tránsito intestinal. Son muy ricas en fibra, de forma que son un alimento estupendo para evitar enfermedades como el estreñimiento.

Depuran el organismo

Las algas son una fuente rica en ácido algínico, así que favorecen la eliminación de toxinas.

Aumentan la sensación de saciedad

Cuando las algas entran en contacto con el agua aumentan de tamaño. Por ello, se utilizan mucho en dietas de pérdida de peso, hipocalóricas. Aumentan la sensación de saciedad, incitando así a comer menos y evitar los temidos «atracones».

Regulan la homona tiroidea

Las algas son ricas en yodo, así que regulan el adecuado funcionamiento de la glándula tiroides. Esta glándula es una de las más importantes para el buen funcionamiento del organismo ya que se encarga del equilibrio del sistema hormonal y metabólico.

Cuidan la vista

Otro de los grandes beneficios de las algas para la salud es que son muy buenas para la vista. Tienen un alto contenido en vitamina A, así que son un alimento 100 % recomendable para evitar enfermedades visuales.

Protegen la flora intestinal

Gracias a su alto contenido en mucílagos, tomar algas es una gran opción para proteger la mucosa gástrica. Regulan las funciones propias del intestino grueso. Además, ablandan las fibras de otros alimentos para favorecer su digestión.

Luchan contra la hipertensión

Y, por último, las algas son muy beneficiosas para controlar la hipertensión, una enfermedad muy común en adultos. Las algas son ricas en sodio, así que evitan el consumo excesivo de sal de mesa para condimentar los platos, informó Ok Diario.

Seguro que has oído hablar alguna vez de la dieta paleo porque ahora mismo está muy de moda entre las celebrities. Se trata de un plan de alimentación basado en el consumo de alimentos que comían nuestros antepasados en el Paleolítico.

Dieta paleo: ¿qué comer?

La dieta paleo también es conocida como la dieta de la Edad de Piedra o la dieta del cavernícola.

Para saber los alimentos que podemos comer tenemos que pararnos a pensar en la dieta que seguían hace entre 2,5 millones y 10.000 años.

La dieta paleo se basa en el consumo de alimentos obtenidos a través de la recolección y la caza: carne de res magra, frutas, verduras, frutos secos, pescado y semillas. Aquellos que empezaron a ser frecuentes cuando apareció la agricultura hace ahora 10.000 años están limitados: lácteos y cereales.

¿Cuál es el objetivo?

Se trata por lo tanto de un plan de alimentación muy similar al que seguían los primeros humanos. Quienes defienden esta dieta explican que el cuerpo no es compatible con la alimentación moderna, la cual surgió a partir de la aparición de la agricultura y dio paso al Neolítico.

La agriculturacambió por completo el modo de vida y la alimentación de los seres humanos. Gracias a ella se introdujeron numerosos alimentos como los lácteos, las legumbres y los cereales. La dieta paleo defiende que este fue un cambio muy tardío y rápido, de manera que superó la capacidad de adaptación del cuerpo humano.

Se considera que dicha compatibilidad es uno de los principales factores de riesgoante enfermedades como la obesidad, la diabetes y los trastornos cardiovasculares.

Si tú también quieres seguir la dieta paleo, los alimentos por los que debes apostar son: frutas, vegetales, semillas, frutos secos, carnes magras, pescado y aceites naturales. Sobre los que debes evitar, son los siguientes: cereales, legumbres, lácteos, azúcares, patatas y comidas procesadas, informó Ok Curiosidades.

Científicos han concluido que la naturaleza es un componente esencial para una buena salud y un factor influyente en el comportamiento humano. Según los investigadores, en zonas donde hay espacios verdes, la gente es más generosa y sociable y existen fuertes lazos de vecindad social y un mayor sentido de comunidad, más confianza mutua y una mayor voluntad de ayudar a los demás. En cambio, en entornos con menos zonas verdes, el índice de violencia, crimen y delitos contra la propiedad es mayor.

El color verde evoca la naturaleza, la calma, la armonía. También se relaciona con el bienestar, porque los espacios naturales aumentan nuestro potencial de salud y de buen carácter, señala un equipo de científicos del Laboratorio de Paisaje y Salud de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, en un comunicado emitido por dicha universidad.

Tras recabar información durante años e investigar la relación naturaleza-salud en diferentes regiones y en distintos segmentos de población, estos investigadores han llegado a la conclusión de que frecuentar zonas verdes, ya sean bosques, jardines e incluso zonas peatonales, hace que la gente sea más saludable, tienda a ser generosa, a confiar en los demás, y a mostrar mayor voluntad en ofrecer su ayuda.

“Un paseo por el parque es más que una buena manera de pasar la tarde. Es un componente esencial para una buena salud”, asegura Frances Ming Kuo, responsable de la investigación y directora del Laboratorio de Paisaje y Salud, que estudia el efecto de los espacios verdes en los seres humanos, con el fin de probar o refutar las nociones sobre tradicionales al respecto.

Kuo establece la relación entre la naturaleza y la salud en los humanos haciendo una analogía con los animales: «Así como las ratas y otros animales de laboratorio que viven en ambientes ajenos a su hábitat sufren alteraciones y trastornos que afectan a su funcionamiento social, a las personas les ocurre lo mismo».

Entre las conclusiones de sus investigaciones, destacan observaciones como que “en los entornos más verdes nos encontramos con que la gente es más generosa y más sociables. Encontramos fuertes lazos de vecindad social y un mayor sentido de comunidad, más confianza mutua y la voluntad de ayudar a los demás. 

En cambio, en puntos donde hay menos zonas verdes, hemos comprobado que el índice de violencia, las acciones criminales y los delitos contra la propiedad – incluso después de controlar los ingresos y otros factores influyentes- son mayores. A todo ello hay que sumar que, «en estos ambientes, las personas sufren más soledad y cuentan con menor apoyo social”, matiza Kuo.

Diversidad de estudios

Anteriormente, Kuo y su equipo habían analizado la relación entre la ausencia de un entorno natural y la irritabilidad, habían constatado asimismo la relación entre la exposición a la naturaleza y el autocontrol y la disciplina en niñas o habían estudiado la importancia del contacto con el medio en el desarrollo infantil, entre otros temas de interés.

Ahora, los investigadores han expuesto una serie de conclusiones con las que se reafirman los beneficios de la naturaleza. Por ejemplo, señalan que el contacto directo con entornos naturales contribuye a un mayor rendimiento y produce un mejor funcionamiento cognitivo, además de potenciar más la auto-disciplina y el control de los impulsos. En definitiva, proporciona una mayor salud mental.

Por el contrario, aquellas personas que no conviven con la naturaleza tienden a sufrir déficit de atención y síntomas de hiperactividad, sugirió un estudio previo, así como mayores tasas de trastornos de ansiedad y depresión.

”Si estos datos no son lo suficientemente convincentes”, dice Kuo, “lo es el hecho de que los impactos de los parques y entornos verdes en la salud humana van más allá de los beneficios psicológicos, porque ofrecen beneficios también para la salud física”.

Beneficios psíquicos y físicos

En este sentido, los investigadores señalan que es en los entornos más verdes donde personas operadas de cirugía han experimentado una mejor recuperación.

Asimismo, los espacios naturales facilitan la realización de la actividad física, mejoran el funcionamiento del sistema inmune, ayudan a los diabéticos a alcanzar niveles saludables de glucosa en sangre y mejoran el estado de salud funcional y las habilidades de vida de las personas mayores. En cambio, las zonas con menos espacios verdes se asocian con mayores tasas de obesidad infantil y todo tipo de enfermedades cardiovasculares.

El tandem naturaleza y salud no entiende de diferencias sociales ni de desigualdades económicas. Así lo demuestran los resultados de las investigaciones que Kuo y sus colaboradores han realizado, y en las que se midieron indicadores como los ingresos económicos de las personas.

«Si bien es cierto que quienes tienen más poder adquisitivo tienden a tener mayor acceso a la naturaleza y mejores resultados de salud física, aquí las comparaciones muestran que incluso entre personas del mismo nivel socioeconómico, los que tienen mayor acceso a la naturaleza tienen mejores resultados de salud física”, explica la directora del Laboratorio de Paisaje y Salud de la Universidad de Illinois.

Naturaleza y salud, un binomio muy estudiado

Existen múltiples estudios que relacionan naturaleza-salud humana. «Los investigadores han estudiado los efectos de la naturaleza en muchas poblaciones, de tipologías muy distintas. Por ejemplo, han observado a habitantes de Chicago residentes en edificios altos, con un árbol o dos y zonas ajardinadas fuera de los edificios donde viven; a estudiantes universitarios expuestos a presentaciones de diapositivas de escenas naturales mientras estaban sentados en clase; a niños con trastorno por déficit de atención, a personas de la tercera edad en Tokio con diferentes grados de acceso a calles peatonales verdes, y a voluntarios de clase media que pasan sus sábados reconstruyendo ecosistemas de pradera, por nombrar algunos colectivos”, enumera Kuo.

La investigadora señala que “los estudios no han consistido, simplemente, en confiar en lo que los participantes en la investigación informen acerca de los beneficios que para ellos tiene la naturaleza sino que dichos beneficios se han medido, objetivamente, con datos como los de informes sobre delincuencia de la policía, como los de análisis de la presión arterial, como los del rendimiento en pruebas neurocognitivas estandarizadas o como los de mediciones fisiológicas de funcionamiento del sistema inmune».

Zonas verdes, elementos vitales en ciudades

En este sentido, la directora del Laboratorio de Paisaje y Salud asegura que, en lugar de basarse en muestras pequeñas formada por amantes de la naturaleza, los científicos confían cada vez más en estudios elaborados a partir de la opinión y experiencia de segmentos de población que no tienen ninguna relación particular con el medio ambiente. Así, por ejemplo, un estudio examinó a niños que estaban recibiendo la atención de una red de clínicas dirigidas a población de bajos ingresos.

Lo mismo sucede con indicadores como el nivel de alquiler, característica que hasta el momento se había ignorado a la hora de realizar trabajos de investigación de este tipo.

«Los científicos están teniendo en cuenta los ingresos y otras diferencias en sus estudios. Así que la pregunta ya no es si las personas que viven en barrios más verdes tienen mejores resultados de salud, que los tienen, sino más bien la cuestión se ha convertido en si las personas que viven en barrios con zonas verdes tienen mejores resultados de salud cuando se tiene en cuenta la renta y otras ventajas asociadas. A esta pregunta la respuesta es igualmente afirmativa”, concluye Kuo.

Debido a la fuerte relación entre naturaleza y salud, la investigadora alienta a los encargados a trazar la arquitectura de las ciudades y a diseñar comunidades con más espacios verdes públicos, no como meros elementos decorativos sino como componentes vitales, claves para la promoción de la salud, la amabilidad, la inteligencia, y la eficacia de la población.

 

 

 

Tendencias 21

El secretario de Gobierno y Función Pública del Municipio, Máximo Naumann, aseguró que la reunión entre funcionarios, comerciantes y el grupo TGD Padres TEA resultó positiva, “porque se llegó a un acuerdo para generar una ordenanza que contemple la venta de pirotecnia fría y lumínica”.

Este miércoles, en el CEPTur, desde el Municipio se convocó a una reunión de la que participaron el secretario de Gobierno, Máximo Naumann; el subsecretario de Seguridad, Héctor Quisle; el director de Habilitaciones Comerciales, Raúl Montenegro; el coordinador de Defensa Civil, Miguel Bargas; el presidente de la Cámara de Comercio, Alexis Togel; la agrupación de TGD Padres TEA; y comerciantes.

Al respecto, Naumann explicó los motivos del encuentro, al señalar que “por pedido de la Cámara de Comercio, en representación de aquellos vendedores que se encuentran a favor de la venta de pirotecnia, nos convocamos para escuchar la propuesta que se hace desde este sector, que es la modificación de la ordenanza actual para contemplar la venta de pirotecnia fría y luminosa”.

“La impronta de este Municipio es la apertura hacia la demanda de la comunidad y poner la cara a todo tipo de discusiones, por lo que consideramos la necesidad de reunir a las partes y llegar, de forma consensuada, a alguna definición”, comentó el secretario.
En la ocasión, dijo que “desde el minuto uno, este Ejecutivo dejó en claro que la prioridad es la salud de la gente; por lo que, todas nuestras acciones serán en contra de la venta de pirotecnia con estruendo”.

En esa línea, Naumann brindó tranquilidad a la agrupación TGD Padres TEA, al garantizar la prohibición de venta de pirotecnia con estruendo; pero comentó que “con el aval de estas familias, desde el Municipio, junto a comerciantes y concejales se trabajará en la generación de una ordenanza que contemple la venta de pirotecnia fría y lumínica”.

Sobre esto último, el funcionario señaló que “junto a esta ordenanza se tendrá que trabajar en medidas para evitar el ingreso y la comercialización de pirotecnia con estruendo, pero sobre todo en la concientización acerca de lo importante que es para las personas con autismo tener unas fiestas sin estruendos”.

En ese sentido, anunció que se realizarán reuniones informativas con sindicatos, clubes deportivos y comerciantes, “para recordar la vigencia de la ordenanza de prohibición de venta de pirotecnia; y, por otra parte, visibilizar, a través de los relatos de los referentes de TGD Padres TEA, cómo impactan los ruidos fuertes en la calidad de vida de muchas personas”.

Finalmente, Naumann señaló que “la ordenanza se tratará durante el tiempo que sea considerable, con todos los recaudos necesarios; y en función de ello, no podemos asegurar la venta de pirotecnia fría y lumínica para este año. Por lo pronto, la consigna es pirotecnia cero y hablar de autismo en la comunidad”, concluyó.