Tag

BID

Browsing

Tras meses de negociaciones, pedidos de postergación, rechazos públicos y una creciente tensión entre el candidato de Estados Unidos y su virtual competidor de Argentina, el futuro político del Banco Internamericano de Desarrollo (BID) está en manos de un grupo pequeño de indecisos a solo una semana de la votación.

Canadá, 16 países europeos, Perú y Uruguay son considerados hoy los Gobiernos con posiciones mixtas o que no se proclamaron públicamente y, por eso, aún podrían sumarse a la opción apoyada por Argentina para forzar una postergación y realizar la elección cuando quizás hayan cambiado los aires políticos en Washington.

El malestar de un grupo de países de la región quedó esta semana nuevamente al desnudo cuando la candidata no oficial de Costa Rica, la expresidenta Laura Chinchilla, anunció que no se presentará finalmente a la elección.

«Estoy convencida de que llevar a cabo la elección en este momento no ayudará a construir el clima de cooperación necesario para que el BID pueda desplegar todo su potencial y fomentar el diálogo y la convergencia entre las naciones de nuestra región que permitan enfrentar con mayor éxito las complejas tareas que se avecinan», escribió en una carta a su Gobierno, publicada también en su Twitter.

En junio, el Gobierno de Donald Trump sorprendió a muchos aliados y críticos de la región cuando rompió con una tradición de más de 60 años y presentó un candidato propio para esta elección, su actual asesor para América Latina el cubano-estadounidense Mauricio Claver-Carone.

Pese a cosechar rápidamente una mayoría de apoyos, la aparición de Claver-Carone no frenó la campaña de Alberto Fernández para impulsar a su secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, como el próximo titular del BID.

Mientras Chinchilla decidió bajarse el jueves, el Gobierno argentino aún no tomó una decisión sobre la candidatura de Béliz y tiene hasta el jueves próximo para hacerlo.

La decisión, básicamente, depende de si consiguen postergar la elección del próximo fin de semana, que se realizará de forma virtual en una Asamblea de Gobernadores, como se llama a los representantes (ministros de Hacienda o presidentes de Bancos Centrales) de cada uno de los 48 Estados miembro.

Salvo una sorpresa de último momento, Estados Unidos posee hace meses las dos mayorías necesarias para ganar la elección: la mayoría absoluta del llamado poder de voto de todos los Estados y la mayoría absoluta de los Estados miembros del continente americano, es decir, 15.

Pese a este abrumador apoyo, expresidentes y excancilleres, inclusive algunos férreos aliados de Washington, criticaron la decisión de Estados Unidos de presentar un candidato propio para el BID, una institución clave para el acceso al financiamiento externo de los países latinoamericanos, sobre todo en los momentos más difíciles, como la actual pandemia y crisis económica mundial.

Los préstamos del BID son una constante en los proyectos de desarrollo social y económico -con un foco especial en los sectores más vulnerables- y modernización de los Estados latinoamericanos y caribeños.

En este contexto de creciente polarización, los Gobiernos de Argentina, México, Chile y Costa Rica -con el apoyo de la Unión Europea (UE)- pidieron públicamente una postergación de la elección hasta el año próximo.

De concretarse este pedido, la elección del nuevo titular del BID se realizaría después de las elecciones estadounidenses de noviembre, en las que la reelección de Trump no parece asegurada.

El mes pasado, un vocero de la campaña de su rival, el exvicepresidente Joe Biden, envió un claro guiño al grupo que se opone a la designación de Claver-Carone: «El nominado de Trump para el Banco Interamericano de Desarrollo es como la mayoría de sus nominados: sobreideologizado, subcalificado y en busca de un nuevo trabajo para después de noviembre.»

Hace apenas tres semanas, Estados Unidos ratificó su apoyo mayoritario y firmó junto a 16 países de América Latina y el Caribe un documento público para rechazar una postergación.

Sin embargo, al Gobierno argentino y sus aliados les queda una opción: Estados Unidos aún no tiene asegurado el quórum requerido para poder votar.

El reglamento del BID establece que para poder votar debe estar presente la mayoría absoluta del total de gobernadores y, además, eso debe incluir la mayoría absoluta de los Estados del continente americano y representar al menos las tres cuartas partes del poder de voto de toda la institución.

En otras palabras, primero, para poder votar deben estar presentes al menos 25 Estados miembro, de los cuales al menos 15 deben ser americanos.

El intendente de Rada Tilly, Luis Juncos y el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié recorrieron las instalaciones del Sistema de Efluentes Cloacales de la ciudad, tras confirmarse el financiamiento del Proyecto de Ampliación dentro del PROARSA.

«Como buena noticia queremos transmitirle a nuestra gente que en el día de ayer tuvimos una video conferencia con Martín Gil, Secretario de Obras Públicas de la Nación, y con Enrique Cresto, el Responsable de ENOHSA, donde nos han asegurado que Rada Tilly ha sido seleccionada dentro de un programa nacional que financiará el Proyecto de Ampliación de la Planta” de Tratamiento, destacó el intendente Luis Juncos

Explicó que el ENOHSA, a través del Programa de Asistencia en Áreas con Riesgo Sanitario (PROARSA), seleccionó seis obras en todo el país dentro de las que se encuentra Rada Tilly, con el Proyecto de Ampliación de la Planta de Tratamiento.

“Venimos trabajando desde marzo en este programa, que queríamos dar a conocer una vez que tuviéramos la confirmación del ENOHSA, estamos con gran expectativa y con mucho trabajo por delante”, agregó el Intendente de Rada Tilly.

De igual manera, el Ministro de Ambiente, Juan Cabandié expresó “estamos muy contentos de trabajar en esta ciudad, por suerte el ENOHSA están encarando junto al intendente la Ampliación de esta Planta que va a ser de mucha utilidad y va a resolver un problema que lleva muchos años”.

“La obra es de financiamiento externo y será financiada a través del PROARSA por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por lo que se está avanzando en pos de que pueda abrirse la licitación para avanzar con el inicio de obra”, agregó el Ministro.

En este marco, Juncos explicó que “semanalmente tenemos contacto con el ENOHSA y el BID así que esperemos que en el corto plazo terminemos con este proceso y se firme el convenio marco”.

El Gobierno ha solicitado créditos de al menos US$1.000 millones a organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y otros para inyectarlos en la economía ante la pandemia del coronavirus o COVID-19.

“Con el BID hemos hablado de intenciones de 350 millones de dólares, con el FMI también US$300 millones y la CAF tiene un monto similar de US$350 millones, entonces hay montos importantes y tenemos que darles el respaldo de dónde van a ser invertidos esos recursos nominativos que aún no se nos han asignado”, reveló el viceministro de Tesoro y Crédito Público, Carlos Schlink Ruiz, durante su ponencia en el seminario virtual Políticas Económicas en Bolivia: Contexto de Coronavirus (COVID-19), organizado por la Universidad Católica Boliviana (Santa Cruz).

Tras la conferencia, Schlink se retiró del panel porque —dijo— tenía una reunión virtual con representantes de uno de los organismos de financiamiento internacional.

Estos préstamos serían una forma de contrarrestar los efectos negativos ocasionados en la economía ante la pandemia que azota el país y el mundo.

Actualmente, la deuda externa llega a los US$11.267 millones, una cifra que representa el 27,1% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Otro de los participantes, José Gabriel Espinoza Yáñez, director del Banco Central de Bolivia (BCB), hizo notar durante su intervención que a nivel micro y macroeconómico hay una descapitalización ante la paralización económica causada por el virus.

Espinoza hizo énfasis en que “ante la falta de ingresos las personas sacan y gastan sus ahorros y esto también repercute en el sistema financiero para quienes demandan créditos”. Además, agregó que hay una descapitalización “desde la señora que vende en una tienda, porque puede estar prestando y quizá no le paguen, hasta en pequeñas empresas familiares como grandes”. “La descapitalización trae desempleo”.

En la charla también participó Walter Morales, director del BCB, y el moderador fue Alejandro Banegas, de la UCB.

Para enfrentar la emergencia sanitaria que vive el país por el coronavirus y darle liquidez al sistema financiero, el Banco Central de Bolivia (BCB) ya aprobó entre el 24 y 27 de marzo dos operaciones por un total de Bs 10.476 millones, unos US$1.505 millones al tipo de cambio actual.

El ente emisor aclaró que está autorizado a conceder préstamos al Ejecutivo por lo dispuesto en el Artículo 22 inc. A de la Ley No 1670, que responde a la emergencia sanitaria derivada del coronavirus y “cuyo único propósito es evitar el luto de la familia boliviana, sin importar el costo que el Estado deba asumir”.

Fuente: América Economía

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció hoy que mantendrá su apoyo para el desarrollo de obras de infraestructura en la Argentina con desembolsos por unos 6.000 millones de dólares y ratificó su disposición para adecuar esos recursos a las prioridades del nuevo gobierno de Alberto Fernández.

El presidente electo y el titular del BID, Luis Alberto Moreno, se reunieron en la mañana de este jueves en Buenos Aires para avanzar en el apoyo y acompañamiento del Grupo BID al país en la etapa que se iniciará con la asunción del nuevo gobierno.

Moreno transmitió a Fernández que el BID es socio estratégico de Argentina y apoyará, no solamente en áreas tradicionales como infraestructura, protección social, salud, educación y desarrollo urbano, sino también en sectores donde el Banco se encuentra en la vanguardia global, como productos de conocimiento, agenda digital, innovación y competitividad que forman parte del plan del nuevo gobierno.

En la reunión se hizo un repaso de las operaciones de financiamiento al desarrollo que el BID tiene con Argentina, a efectos de evaluar su alineamiento con las prioridades del nuevo gobierno.

La cartera activa del BID con el sector público argentino se compone de 65 operaciones por un total de 10.000 millones de dólares con un saldo a desembolsar de 6.000 millones de dólares.

Los sectores que apoya dicha cartera son transporte e infraestructura, agua y saneamiento, salud y protección social, desarrollo urbano, competitividad e innovación, medio ambiente y desarrollo rural, educación, energía, comercio, gestión fiscal y municipal, capacidad institucional, e instituciones financieras.

El presidente del BID expresó el compromiso de trabajar intensamente con el nuevo gobierno para adecuar la cartera de operaciones a sus prioridades, informó la oficina de prensa de Fernández.

Por otra parte, el Banco y los equipos del nuevo gobierno están iniciando el proceso de diálogo para la elaboración de la Estrategia de País con Argentina 2020-2023, consistente en un acuerdo donde se define el apoyo del BID al plan y prioridades fijadas para ese periodo.

Además, BID Invest, brazo del Grupo BID que promueve el desarrollo de los países miembros de América Latina y el Caribe a través del sector privado y trabaja en una multiplicidad de sectores de actividad, apoyará y atenderá las necesidades y demandas del sector privado argentino.

En la reunión, Fernández y Moreno conversaron igualmente sobre la situación mundial, la evolución de la región, el comercio global y regional, así como las iniciativas y procesos de integración regional y subregional.

El Banco Interamericano de Desarrollo tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1959, el BID es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe.

El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes públicos y privados en toda la región.

El gobierno nacional aprobó el Modelo de Contrato de Préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través del cual se compromete a asistir financieramente a la Argentina a fin de cooperar en la ejecución del Programa de Apoyo a la Equidad y Efectividad del Sistema de Protección Social, por US$ 600 millones.

Lo hizo a través del decreto 743/2019 publicado hoy en el Boletín Oficial que precisó que el objetivo general del programa es contribuir a la sostenibilidad y a la mejora de la efectividad de planes de protección social en Argentina.

Asimismo las finalidades específicas de esta política son asegurar la sostenibilidad de programas de transferencias dirigidos a población vulnerable, en el marco de las metas acordadas por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

A 18 días de las elecciones nacionales, y en el marco de su campaña proselitista, el ex ministro de Economía mantendrá esta mañana un encuentro con biólogos para hablar de la cuestión ambiental y sobre la protección de la fauna y la flora.

En tanto, por la tarde, Lavagna mantendrá un encuentro con altos directivos del Banco Mundial y del BID, en el que «analizarán la situación argentina y hablarán de las perspectivas futuras», según informaron fuentes de ese espacio político.

El encuentro será a las 16, en las oficinas de Consenso Federal, ubicadas en Paraguay 1132, de la ciudad de Buenos Aires.

Mañana Lavagna visitará la provincia de Mendoza.acompañado por su compañero de fórmula y gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

El gobierno nacional aprobó dos modelos de contratos a suscribirse con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de financiamiento por US$ 110 millones, para un programa de desarrollo de tecnologías y otro de integración social y urbana, a través de los decretos 674 y 675/2019 publicados hoy en el Boletín Oficial.

En el primero de los casos, el BID se comprometió a asistir financieramente en la ejecución del Programa de Desarrollo de Tecnologías Satelitales (Prosat II), por US$ 60 millones.

El objetivo general del programa es contribuir a incrementar la efectividad de las políticas públicas de gestión de riesgos de desastres y de fomento productivo, así como la mejora del desempeño productivo en sectores usuarios del monitoreo satelital, así lo reseña Télam.

El presidente Mauricio Macri recibirá esta mañana a los titulares del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, y de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijó, y por la tarde viajará a Tucumán para inaugurar obras.

El encuentro con el titular del BID tendrá lugar a las 10.30, en tanto que la reunión con Alberto Núñez Feijoó será a las 12.30, en la residencia de Olivos.

La agenda oficial del Presidente continuará por la tarde en Tucumán, donde a partir de las 17 supervisará las obra de renovación de parte del ramal C8 del Ferrocarril Belgrano, que alcanza a unos 120 kilómetros del ramal, entre Rosario de la Frontera (Salta) y Gobernador Garmendia (Tucumán).

Las obras apuntan a la rehabilitación integral del ramal, bajo jurisdicción de la estatal Trenes Argentinos Cargas, mediante el que se buscan transportar granos, maíz y soja hasta los puertos de exportación, en Santa Fe.

Luego, Macri visitará la localidad de Tafí del Valle, donde encabezará el acto de inauguración de un Espacio de Primera Infancia construido con parte de los 800.000 dólares que el empresario venezolano Guido Antonini Wilson intentó ingresar en forma ilegal a la Argentina en 2007, así lo reseña Télam.

El Ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, viajará “a fin de mes” a Washington para reunirse con representantes del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), mientras prepara la agenda para encontrarse con representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Así lo anticiparon el lunes fuentes oficiales a Télam, quienes dijeron que Lacunza “viaja, pero todavía estamos ultimando la agenda”.

En los últimos días, el Gobierno recibió unos US$ 600 millones de parte de diversos organismos internacionales de crédito para el desarrollo de obras de infraestructura en la provincia de Buenos Aires, y mejorar caminos y hospitales.

Pero todavía falta que el FMI apruebe el último desembolso por US$ 5.400 millones del crédito acordado el año pasado, giro que estaba prácticamente asegurado antes de las PASO, ya que las metas objetivas, reducción del déficit fiscal y contención de la política monetaria, estaban cumplidas.

Mientras tanto, el FMI se tomará hasta el 4 de octubre para definir el nuevo nombre del sucesor en la Dirección del organismo multilateral de Christine Lagarde, quien pasó a presidir el Banco Central Europeo (BCE).

La Secretaría de Finanzas informó durante el fin de semana que la Deuda Bruta aumentó unos US$ 10.000 millones al término del segundo trimestre de este año hasta los US$ 337.267 millones, con mayor acreencia de parte del FMI y menores compromisos con el Banco Central.

Entre los cambios más notables se anotaron que la deuda contraída con el FMI pasó de USD 14.911 millones a mediados del año pasado, a US$ 38.940 millones.

El primer acuerdo se celebró el 7 de junio del año pasado, pero debido a su falta de aplicación se debió renegociar dos veces más.