Tag

BCRA

Browsing

El dólar subía un peso esta mañana en el inicio de las operaciones, y cotizaba a $ 42,60 para la compra y a $ 44,60 para la venta en el Banco Nación.

La moneda estadounidense comenzó la jornada cambiaria a $ 41,40 y $ 43,40, respectivamente. Sin embargo, a los pocos minutos trepó y en algunas entidades bancarias se vendía a $ 44,70.

De acuerdo a lo que publicó el diario El Cronista, la suba se daba en momentos en el que riesgo país pegaba nuevamente un salto y superaba los 910 puntos, un nuevo récord en la era de Mauricio Macri.

Al referirse al remarcado aumento, el portal Ámbito agrega a las preocupaciones domésticas, se potencian con un contexto global.

«La creciente incertidumbre política junto a las preocupaciones económicas pronostica que seguirá vigente la volatilidad cambiaria, y que incluso el proceso de dolarización se aceleraría en los próximos meses por el calendario electoral y la menor oferta del agro a partir del tercer trimestre», dijo Gustavo Ber economista de Estudio Ber.

 

 

La Gaceta

El dólar abrió la semana con una suba de 55 centavos respecto del último cierre, a 43,55 pesos en bancos y casas de cambio de la city porteña. En la primera hora de operaciones, la divisa escala a 42,60 pesos en el segmento mayorista, donde operan grandes jugadores por más de un millón de dólares.

En este caso, el aumento en la cotización es de 70 centavos en relación al viernes, cuando terminó a 41,90 pesos.

El mercado esperaba con expectativa la repercusión en la plaza cambiaria de la disparada del riesgo país del último jueves, al record de 854 puntos básicos. Ese incremento del indicador que elabora el banco de inversión JP Morgan se produjo en Wall Street, en tanto que en Buenos Aires no hubo operaciones por el feriado de Semana Santa.

Ahora, en la reanudación de actividades financieras, el dólar pega un salto que reanima las tensiones, resumió Página 12.

 

 

El Patagónico

El dólar retomó este jueves la tendencia de las últimas horas de cotización del miércoles y abrió la rueda en alza, con una suba de 60 centavos en el Banco Nación. Ahora se ofrece a $44,30 en la punta vendedora.

En el plano mayorista, luego de tocar los $43,37 en las primeras operaciones del día, la divisa parece haber consolidado un techo de 43,25 pesos. No obstante, la volatilidad de las últimas semanas continúa presente en el mercado.

El Banco Central estableció para la rueda una zona de «no intervención» con un piso de $39,48 y un techo de 51,092 pesos.

El miércoles hubo un correlato entre el mercado de cambios y la Bolsa. Es que muchos inversores decidieron deshacerse de sus posiciones para dolarizar sus carteras, algo que terminó impactando negativamente en el promedio general del Merval.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, buscó tranquilizar el mercado con sus últimas declaraciones públicas. Dijo que la volatilidad de la moneda norteamericana es baja teniendo en cuenta que se encuentra en los mismos niveles de octubre del año pasado.

A la par, el Banco Central dictó una serie de medidas técnicas con el objetivo de seducir a los ahorristas para que apuesten a herramientas que brindan altos rendimientos en pesos. Además, en el Gobierno son optimistas porque esperan para las próximas semanas dos elementos que podrían ayudar a calmar el mercado: la liquidación del grueso de la cosecha y la disponibilidad de fondos del FMI para intervenir en el mercado.

El dólar había encontrado un techo de corto plazo en torno a las $43,50 mayorista, aunque en un contexto inestable de negocios, luego de que el Banco Central tomara medidas para inducir a los bancos a incrementar la tasa abonada por las entidades a los depositantes.

El dólar mayorista cerró marzo con su aumento de precios más pronunciado en el último semestre, en medio de una profunda dolarización de carteras por la alta inflación, la recesión económica y la tensión que genera el año electoral.

 Una mayor liquidaciones de divisas por parte de exportadores de granos daría un respiro al mercado

«Los operadores estarán atentos no sólo al abastecimiento de divisas del Tesoro y la cosecha, sino también a la respuesta de la demanda tras las últimas medidas del BCRA que apuntan a elevar a la Badlar para despertar un mayor apetito por los plazos fijos, aún cuando como contrapartida se expandiría la ‘bola de LELIQ’ y con ella los desafíos monetarios a futuro», aportó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

Para Portfolio Personal Inversiones, «la probabilidad de que el spread entre Badlar y LELIQ se reduzca –presionando las tasas de interés que ofrecen los bancos al alza- y la inflación comience a ceder, podrían llevar a un mayor apetito por la tasa real y a un menor apetito por la dolarización».

«En consecuencia, las expectativas de corto plazo permiten proyectar cierto alivio, aunque siempre teniendo en cuenta que hay variables que exceden el análisis de fundamentals», añadió.

 

 

Infobae

Luego de una larga racha de siete días de subas, en particular el miércoles, el dólar baja 60 centavos, a $ 44,30 en el Banco Nación.

El mayorista cae 57 centavos, a $ 43,31. Este mercado es donde operan los bancos, grandes empresas y el Banco Central, y que luego termina incidiendo en el minorista, donde compran los ahorristas.

La baja del dólar en la Argentina se da en un contexto de recuperación de las monedas locales en el resto de los países de América latina tras la baja del miércoles y luego de que el Banco Central publicara una medida que apunta a que los bancos suban la tasa de los plazos fijos para captar más pesos y quitarle presión a la divisa estadounidense.

En Brasil, el real lideraba el ranking de recuperaciones de las monedas emergentes. En el país vecino, el dólar caía 0,70%, mientras que en Chile lo hacía un 0,45%. Las monedas latinoamericanas se separaban de la lira turca, que perdía más de un 4%.

El riesgo país, en tanto, baja un 1,8%, a 777 puntos porcentuales.

El miércoles, la divisa estadounidense subió casi un 3% y se acercó a los $ 45, acompañando la tendencia a la baja de las monedas emergentes frente al dólar. También, el riesgo país saltó más de 25 puntos, a 785 puntos.

Argentina está entre los mercados más complicados porque el Gobierno no puede usar hasta el 15 de abril el préstamo del FMI para vender dólares, porque no se sabe cuánto liquidarán los exportadores en abril y por la incertidumbre política de un año electoral.

Lo que más nerviosismo causa en el mercado es que el Central no pueda usar sus reservas para estabilizar el tipo de cambio. Por el acuerdo alcanzado con el FMI, sólo podría vender dólares si su cotización supera el techo de la banda cambiaria, que este jueves es de $ 50,91.

Parecen lejanos los días en que el Central compraba divisas porque el dólar perforaba el piso de la banda, hoy en $ 39,31. En ese ancho callejón de casi $ 12 el Central no puede hacer nada, salvo algunas limitadas intervenciones en el mercado de futuros.

Tampoco el tema de la inflación es menor. Hasta mediados de febrero, la divisa subía por debajo del ritmo del alza de precios. De hecho, en enero la inflación fue de 2,9% y entre el 2 de enero y el 6 de febrero la moneda bajó de $ 38,74 a $ 38,40 en el mercado minorista. A partir de ahí empezó una suba lenta y pausada del dólar que lo llevó a superar los $ 40 a fines de febrero y que se aceleró en los últimos días de marzo.

En el año, el dólar acumula una alza del 16%, por encima del aumento de la inflación en el mismo período. En el primer bimestre, el aumento de los precios fue de 6,8%, a lo que habría que sumar el dato de marzo, que según los analistas rondará entre 3,5 y 4%.

El miedo por la disparada del dólar se viene contagiando además a las acciones argentinas en Wall Street, que el miércoles tuvieron pérdidas promedio que superaron el 5%, y los bonos de deuda.

 

 

 

Clarín

El dólar minorista avanzó un 2,86% y cerró a $44,923 promedio, en una jornada en la que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) convalidó hoy una suba de tasas de Leliq de 83 puntos básicos al finalizar en un promedio de 67,758% para un total adjudicado de $201.445 millones.

De esta manera, se generó una expansión de liquidez de $8.677 millones. Desde el 13 de abril la entidad monetaria realiza dos subastas diarias. En el segmento mayorista, la divisa trepó un 2,88% y finalizó a $43,87.

Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio, aseguró que el derrape de las monedas regionales «se alinearon hoy con los factores locales para generar una fuerte suba del dólar».

«Nuevos máximos históricos del dólar en el segmento mayorista, en una rueda que tuvo otra vez a la demanda como principal protagonista», detalló Quintana.

El analista de PR Corredores de Cambio explicó que el incremento en la cotización de la divisa también se debió a que hubo un principio de compensación y cierre de posiciones que vencen el viernes próximo «que alimentaron la corriente compradora y presionaron sobre los precios del contado».

Quintana resaltó además que el monto negociado en la rueda de hoy que alcanzó casi los US$ 852 millones «es el más alto del mes».

 

Jornada

Luego de una semana en la que subió más de un peso, el dólar arrancaba bajando 12 centavos, a $ 42,75, según el promedio del Banco Central. En el Nación cotizaba a $ 42,60, unos 15 centavos menos que el viernes.

Por su parte, el mayorista (donde operan los bancos, grandes empresas y el BCRA y que luego incide en el minorista), bajaba 18 centavos, a $ 41,61. El riesgo país subía 9 puntos, a 775 unidades.

El Ministerio de Hacienda volverá este lunes y martes a financiarse en el mercado colocando títulos en pesos y dólares que vencen antes de las elecciones. En esta ocasión, licitará Letras del Tesoro (Letes) a 210 días y Letras ajustables por CER (Lecer) a 185 días, y reabrirá Letras Capitalizables (Lecap) a 91 días.

La licitación se hará luego de que el viernes la Bolsa porteña retrocediera casi 4% y el dólar minorista subiera 85 centavos, a $ 42,86, en una jornada con los principales mercados internacionales operando en baja y las monedas emergentes en alza.

La prioridad del Gobierno es mantener el tipo de cambio lo más tranquilo posible hasta las elecciones. Para esto, la herramienta que usa el BCRA es la tasa cada vez mayor de las Leliq, a lo que desde abril se sumarán los US$ 60 millones que venderá diariamente el Tesoro.

En el Gobierno aceptan que serán cruciales los próximos datos de inflación para ver qué pasa con las altas tasas: reconocen que marzo y abril no mostrarán una desaceleración sensible del IPC, y ponen todas las fichas en mayo. El problema con la inflación es que puede mover a los ahorristas a exigir más tasas a los bancos para renovar sus plazos fijos y sino pasarse directamente al dólar.

La semana pasada hubo además dos hechos puntuales que pudieron incrementar la demanda de dólares: un pago por el equivalente a US$ 700 millones de un bono atado a tasa Badlar, y el desembolso de un cupón del Bono de Política Monetaria.

Por otra parte, más allá de los instrumentos que tiene el Gobierno para atacar al dólar, lo que no puede manejar es lo que ocurre en el exterior. Y el viernes, precisamente, hubo un retroceso importante de las monedas emergentes contra el dólar que también pegó en Argentina.

Además, se terminó de disolver el optimismo que había despertado el anuncio de la Reserva Federal de que no habrá nuevas subas en las tasas durante 2019.

 

 

 

 

Clarín

El dólar sube 95 centavos este viernes a $ 42,97 en agencias y bancos de la city porteña.

Un día antes, el dólar subió en una jornada volátil en sintonía con Brasil, cuyos mercados operaron en un clima de cautela e incertidumbre.

El billete acompañó el recorrido de la divisa en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde subió 20 centavos a $ 41,05 y encadenó su tercera alza consecutiva.

En este contexto, el Banco Central (BCRA) convalidó una suba de tasas de Leliq de 87,30 puntos básicos al finalizar en un promedio de 65,758% para un total adjudicado de $187.513 millones.

Así, se generó una expansión de liquidez de $14.708 millones.

En la primera licitación del día, el BCRA convalidó Letras de Liquidez a 7 días de plazo a una tasa promedio de corte que se ubicó en 65,721% con un monto adjudicado de $89.084 millones.

Mientras que en la segunda subasta de Letras de Liquidez a 7 días de plazo realizada en la jornada por el BCRA, el monto adjudicado fue de $98.430 millones a una tasa máxima adjudicada de 66,200%.

La tasa promedio de corte se ubicó en 65,792%, siendo la tasa mínima adjudicada de 64,999%.

 

 

Diario 26

El dólar retrocede 28 centavos este jueves a $ 41,67 en agencias y bancos de la city porteña, según el promedio de ámbito.com, presionado por el panorama sobre los futuros movimientos en las tasas de interés en Estados Unidos.

La Reserva Federal mantuvo ayer estables las tasas de interés y sus funcionarios proyectaron que no habrá más alzas este año, ya que anticipan una desaceleración de la economía estadounidense.

Cuanto más altas son las tasas de la Fed, más atractivo es el dólar para los mercados y, por tanto, crece el valor de la moneda estadounidense. Por el contrario, cuando la Reserva Federal baja las tasas o las mantiene, la divisa pierde valor.

En un abrupto cambio de sus perspectivas, la Fed ahora espera solo una alza más del costo del crédito hasta 2021, y ya no anticipa la necesidad de prevenir la inflación con una política monetaria restrictiva.

Ayer, el billete escaló 36 centavos a 41,95 en bancos y agencias de la city porteña

El billete escaló 36 centavos y cerró a 41,95, tras tocar un máximo de $ 42,12 promediando la jornada, aunque a fuerza de otro ascenso en la tasa de Leliq, y la apreciación de las monedas regionales (el real subió 1,2%) logró retroceder algunas posiciones.

En el MULC, por su parte, la divisa trepó 35 centavos a $ 40,85, tras marcar un tope intradiario de $ 41,33.

Fuentes del mercado aseguraron que la suba fue consecuencia de una firme dolarización de carteras pese a las altas tasas convalidadas por el Banco Central (de hasta casi el 65%), y a los anuncios de una mayor contracción monetaria para atacar la alta inflación.

«La demanda persiste, mientras que la oferta carece de profundidad, es una suba que sorprende», comentaron a este medio desde una mesa de dinero, en momentos en que el precio mayorista llegaba a tocar su máximo diario.

Es que la cosecha gruesa todavía no llega, y la exportación cerealera apenas alcanza a liquidar unos u$s 55 millones diarios, menos del 10% del total operado (este miércoles se negociaron u$s 637 millones, 8% menos que el martes).

Otra fuente del mercado remarcó que «la dolarización continuaría su marcha, más allá de que la batería (de medidas del Banco Central) ‘anti-sobresaltos’ aspiraría a que el proceso sea gradual y ordenado», dijo un analista.

Con solo u$s 20 millones operados en la primera hora, el dólar mayorista había alcanzado los $ 41,20. Esto muestra «la imperiosa necesidad de los operadores para cubrir sus órdenes genuinas, sin que todavía se llegara a licitar Leliq, motivo por el cual no era una cuestión de tasa de interés en pesos”, describió Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

En este marco, el BCRA debió convalidar otra suba de la tasa de sus Letras de Liquidez, que en promedio se ubicó en el 64,885%, y logró colocar en total $ 210.122 millones, frente a un vencimiento de $ 201.039 millones, por lo que contrajo $ 9.083 millones.

«La tasa va a seguir alta. De hecho, el mercado exigirá tasa reales altas por mucho tiempo más», pronosticó Pablo Castagna, Director de Portfolio Personal Inversiones.

En la primera licitación de la jornada, la autoridad avaló una suba de la tasa, que en promedio se ubicó en el 64,503%. Y adjudicó $ 121.262 millones, con un rendimiento máximo del 65,89% y uno mínimo del 63,60%.

Conocido este resultado, el dólar llegó a alcanzar un máximo de $ 41,33 «mostrando la sensibilidad que tiene la divisa ante la necesidad de los compradores, sin importarle la tasa» que utilizan los bancos para constituir los encajes remunerados, explicaron en las mesas de dinero.

En la segunda subasta diaria, la tasa promedio llegó al 65,407% y el BCRA sumó Letras por $ 88.860 millones (rendimiento máximo del 65,99 por ciento y mínimo del 63,80 por ciento).

«La fuerte suba de la tasa de las Leliq dispuesta por la autoridad monetaria tuvo el efecto esperado, generando un recorte de los precios del dólar que terminaron la jornada con un leve avance», analizó el operador Gustavo Quintana.

De todos modos, la demanda por la divisa sigue latente y habrá que monitorear día a día la liquidez del mercado, hasta que lleguen los dólares de la cosecha y del Tesoro (subasta diaria de u$s 60 millones) a partir del mes próximo.

Recordemos que el BCRA mantendrá durante esta semana el desdoblamiento en sus licitaciones de letras, mediante dos tramos operativos por día.

Otros mercados

En el mercado informal, por su parte, el blue cerró estable a $ 41,25, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. A su vez, el «contado con liqui» avanzó 29 centavos a $ 40,31.

En el mercado de dinero entre bancos el call money operó a un promedio del 57%.

En la plaza de futuros del ROFEX, se negociaron u$s 848 millones, de los cuales, el 56,7% se operó entre marzo y abril, con precios al cierre de $ 41,26 y $ 42,98 a tasas del 30,53% y 46,42% respectivamente. Los plazos registraron incrementos de 30 centavos en promedio.

Por último, las reservas del BCRA crecieron u$s 62 millones a u$s 68.309 millones.

 

 

Ambito

En las pizarras del Banco Nación la moneda norteamericana se consigue para la venta a $41 y para la compra a $39.

Por su parte, el promedio de las los bancos de la City Porteña ubican a la divisa por debajo de los 41 pesos, consiguiéndose para la venta a $40,99 y para la compra a $38,99. En el mercado mantiene una variación a la alza pero casi estable.

En contracara, en el Banco Galicia la moneda estadounidense se mantiene a la alza con una variación de 0,49% y se consigue para la venta a $41,30 y en ICBC a $41,15 con una variación a la baja.

En lo que respecta al mercado mayorista, el dólar abre a la baja y ya se consigue en algunos bancos por debajo de los 40 pesos, según un promedio general se mantiene en los $39,95. Ayer, cerró con un alza de 0,1% a $40,03.

Asimismo, en la primera quincena de marzo sobrecumplió 1,3% la nueva meta de base monetaria y, en los hechos, se encamina a ajustar aún más que lo anunciado por Guido Sandleris el jueves pasado.

 

 

 

BAE Negocios

Luego de haber arrancado en alza, el dólar volvía a caer y bajaba entre 10 y 15 centavos en los bancos. En el Nación, luego de haber empezado en alza, descendía 15 centavos, a $ 42.

Aunque el promedio del Banco Central mostraba una suba de 9 centavos en el primer corte, a $ 42,39, la tendencia seguía siendo bajista. En ese sentido, a nivel mayorista (donde operan bancos, grandes empresas y el Banco Central) , luego de haber arrancado subiendo 10 centavos, la divisa caía 44 centavos, a $ 40,81.

Por otra parte, el riesgo país registraba una leve baja de 3 puntos, a 747 unidades. Este indicador es la sobretasa que deben pagar los bonos argentinos respecto a un título a 10 años del Tesoro de EE.UU

El miércoles, la divisa estadounidense cayó 20 centavos después de tres días consecutivos de subas. Hubo dos factores que explicaron su baja del dólar: un nuevo aumento de la tasa, que quedó en 63,33%, y la venta de dólares por parte del Banco Nación.

Así, el dólar retrocedió mínimamente y llegó a nivel minorista a $ 42,30, 21 centavos debajo del martes. Sobre el final de la rueda, el Nación salió a vender dólares tanto por cuenta propia como a cuenta y orden de la ANSeS en una cifra que se especula en alrededor de US$ 50 millones.

Con el Banco Central sin chances de intervenir en el mercado porque la divisa aún se movía dentro de la zona de no intervención, el Nación fue el encargado de evitar que el dólar subiera por tercer día consecutivo.

En el impasse del dólar también influyó la expectativa favorable por la reunión entre el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y la directora del FMI, Christine Lagarde, en Washington.

A nivel mayorista, la divisa arrancó con una suba de 20 centavos a media mañana y llegó a $ 41,74, pero luego de las dos licitaciones de Leliq terminó en $ 41,26, 17 centavos por debajo del martes.

En la primera licitación de Leliq, el Banco Central adjudicó $ 85.339 millones a una tasa promedio de 62,6%, mientras que en la segunda lo hizo por $ 115.700 millones a 63,8%.

Con un incremento de 121 puntos básicos sobre el nivel del martes, esta fue la octava suba consecutiva de las tasas. En un mes, el alza fue de casi 20 puntos porcentuales, contra el 43% que tenían las Leliq a mediados de febrero.

En medio de la presión sobre el mercado cambiario, el Gobierno se ilusiona con la llegada de los dólares de la cosecha. Se espera que la liquidación de divisas de los exportadores sea de US$ 25.274 millones en las próximas semanas.

Y también se espera que haya luz verde del FMI para que el Tesoro pueda vender dólares por entre US$ 8.000 y US$ 10.000 millones entre marzo y abril.

 

 

 

Clarín