Tag

BCRA

Browsing

Las reservas internacionales del Banco Central cayeron este lunes a 46.885 millones de dólares, con lo que desde las elecciones primarias de agosto descendieron casi US$ 20.000 millones, pese al control cambiario aplicado por el Gobierno.

Según información oficial, este lunes los fondos atesorados en el Central bajaron US$ 563 millones debido al pago de los bonos BIRAD, emitidos para cubrir la deuda con los fondos buitre.

Con esta nueva caída, la entidad que conduce Guido Sandleris se quedó con menos poder de fuego para frenar la suba del tipo de cambio, ya que las reservas líquidas rondan los 11.500 millones de dólares.

La situación es aún más crítica, ya que en los próximos días se espera un mayor recalentamiento del valor de la divisa, y además se deberán hacer frente a nuevos vencimientos como el del viernes por 300 millones de dólares en Letes.

En lo que va del mes, las reservas del Central registran una caída de 1.817 millones de dólares, producto no sólo del pago de deuda sino también del permanente goteo por intervenciones cambiarias y por la salida de depósitos en divisa norteamericana. .

Hace poco más de una semana, Sandleris aseguró que a partir de los controles cambiarios que se aplicaron a principios de septiembre, se observó una reducción en la tendencia bajista de las reservas y que en los últimos días esa caída representa «menos de un octavo» del nivel posterior a las primarias.

«Se moderó también la necesidad de intervención del Banco Central en el mercado cambiario y la salida de depósitos. Ese goteo está parando y eso es muy importante, porque asegura que contemos con las reservas suficientes para continuar implementando esta política monetaria prudente», indicó.

Sin embargo, la salida de reservas preocupa al Gobierno y también a la oposición, ya que el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, viene advirtiendo sobre los efectos de esta situación.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, advirtió que «nos esperan tiempos difíciles» porque «nos dejan tierra arrasada», dijo que para controlar al dólar la clave es «que la gente vuelva a confiar en el sistema» y calificó como un «verdadero disparate» que le hayan planteado la posibilidad de mantener a Guido Sandleris al frente del Banco Central.

«Nos esperan tiempos difíciles. Se lo que me espera, nos dejan tierra arrasada», sostuvo en diálogo con Radio 10. Aunque pidió a «la gente» que «confíe».

Por otro lado, criticó al presidente Mauricio Macri porque «ha vulnerado leyes permanentemente». «Me cansé de atender a Macri y de las mentiras que se decían», agregó.

Dijo además que «Macri liberó el dólar el lunes después de las elecciones» primarias y que «me preocupa que el 28 de octubre se enoje de vuelta y haga lo que hizo después de las PASO».

En declaraciones a la señal C5N calificó como un «verdadero disparate» que le plantearan la posibilidad de mantener a Guido Sandleris al frente del Banco Central por la fuga de dólares que se produjo durante su administración.

Explicó que «cuando en junio me junté con el enviado del FMI les expliqué que hasta ese momento nos habían enviado 39 mil millones de dólares y se habían fugado 30 mil millones del sistema. Les dije: ´Dejen de mandar dinero porque se lo llevan´. Mandaron 4.500 millones más, llegamos a los 45 mil millones y se fueron 35.000 millones. Todo eso ocurrió con Sandleris de presidente» del Banco Central.

Y que luego «cuando Sandleris y Macri hablaron conmigo les pedí que cuidaran las reservas y están decididos a gastar hasta las últimas reservas para tratar de seguir de caravana por el mundo», agregó.

«Tenemos que prestarle atención a los que están en situación de pobreza, a los jubilados, los que se han quedado sin trabajo. Tenemos que prestarle atención a los que están en situación de pobreza, a los jubilados, los que se han quedado sin trabajo», aseguró.

Y añadió: «El problema del hambre no es de Alberto Fernández o de Macri, es de todos los argentinos».

Por último, sostuvo que Macri «inauguró un sistema de encarcelamiento a opositores como nunca se vio en Argentina» y que «tenemos que acostumbrarnos a que la Justicia actúe con libertad».

El Banco Central (BCRA) informó que los billetes de cinco pesos saldrán de circulación en febrero de 2020, por lo que hasta el 31 de enero se podrán utilizar en todos los negocios y comercios del país para cualquier transacción.

En tanto, hasta el 28 de febrero, las entidades financieras deberán recibir los billetes de cinco pesos para su canje o acreditación en cuentas.
En la actualidad, el billete de cinco pesos coexiste con la moneda del mismo valor. Esta moneda, de color plateada que tiene como protagonista al arrayán, reemplazará de forma definitiva al billete.

Al tratarse del billete de menor denominación, el papel de cinco pesos sufre un deterioro más veloz que el resto de los billetes.

Actualmente, circulan 510,6 millones de unidades de este billete, con la imagen del General José de San Martín en su anverso, que se emitió a partir de 1998.

En 2017, el BCRA inició un programa de destrucción de billetes deteriorados, como parte de su plan para mejorar la calidad del dinero circulante.

La entidad entidad monetaria precisó el cronograma establecido, que es el siguiente:

Hasta el 31 de enero de 2020 se puede utilizar en todos los negocios y comercios del país para cualquier transacción.

A partir del 1° de febrero de 2020 deja de tener poder cancelatorio.

Hasta el 28 de febrero de 2020 las entidades financieras deberán canjearlos o acreditarlos en cuentas.

Quedaron por debajo de los 48 mil millones. Alberto Fernández estima que en caso de asumir la presidencia se encontraría con apenas «entre diez mil y once mil millones de disponibilidad». Esta semana cerró con una merma de 333 millones.

Tras las elecciones primarias del 11 de agosto en las que triunfó el candidato a presidente por el Frente de Todos Alberto Fernández, el Banco Central perdió reservas por unos US$ 18.500 millones, incluidos unos US$ 11.400 millones que se fueron de los depósitos de las entidades financieras.

Las reservas internacionales del Banco Central continúan en caída libre y acumularon en la semana una merma de US$ 333 millones tras finalizar en U$S47.844 millones.

En lo que va del mes, la baja acumulada llegó a los US$ 859 millones, según datos oficiales de la autoridad monetaria.

Esta semana regresaron a un nivel que no era percibido desde octubre del año anterior.

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris reconoció este viernes la «fuerte caída» de las reservas tras las PASO, mientras se negó a dar a conocer el número neto al argumentar que «esa eso no es información que hace pública el Banco».

Además, el funcionario destacó que «se observó una reducción en la tendencia bajista» de esa variable.

Por su parte, el candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, estimó que «se están perdiendo 100 millones de dólares diarios» e indicó que espera encontrar, en caso de asumir, «entre diez mil y once mil millones de disponibilidad».

Sandleris brindó una conferencia de prensa para presentar el Informe sobre Política Monetaria de la entidad, en la que expresó que el «goteo está parando», al referirse a la pérdida de reservas.

El titular del BCRA reconoció que hubo una «fuerte caída de las reservas» tras las PASO y explicó que se realizaron ventas en el mercado cambiario para moderarla.

Sandleris se negó a informar sobre el nivel de reservas netas que tiene la entidad porque «esa eso no es información que hace pública el Banco».

Recordó que el nivel de reservas bruto está en «alrededor de 48.000 millones de dólares en este momento y es un nivel más que suficientes para seguir llevando en el tiempo una política monetaria prudente y consistente».

Dijo que el «horizonte del Banco Central no termina el 27 de octubre o el 10 de diciembre, sino que sigue en el tiempo y nuestro deber es cuidar las reservas para que se pueda seguir implementando una política monetaria prudente».

Sandleris explicó que el promedio diario de pérdida de reservas llegó a 872 millones de dólares y agregó que la caída de reservas también se explicó por las necesidades del Tesoro, por los pagos de vencimiento de deuda.

Expresó que a partir de los controles cambiarios «se observó una reducción en la tendencia bajista de las reservas y «se moderó también la necesidad de intervención del BCRA en el mercado cambiario y la salida de depósitos».

Agregó que el reperfilamiento de la deuda de corto plazo y los controles cambiarios «no son medidas deseadas por un gobierno», pero opinó que «eran las medidas necesarias para cuidar las reservas en ese momento y sigue siendo necesario que estén vigentes».

Opinó también que «la caída de deposito en dólares ha parado y los bancos están líquidos en dólares como lo estaban antes de las PASO».

Agregó que «aun después de la salida de depósitos que se redujo en los últimos días, el sistema financiero ha recuperado los niveles en dólares y están más líquidos en dólares que antes de las paso».

Al referirse a las altas tasas de interés, señaló que «en la medida que nosotros vayamos viendo que la economía retoma el sendero de crecimiento y la inflación la baja que había logrado en los primeros meses del año, va a haber espacio para que las tasas se vayan revirtiendo».

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, dará a conocer este viernes el Informe sobre Política Monetaria de la entidad, en una conferencia de prensa a las 16, anunció en un comunicado.

Esta será la primera conferencia de prensa que brinda el funcionario luego de la que realizó a comienzos de septiembre, cuando el Gobierno dispuso una serie de controles de cambio.

Sin embargo, a finales de septiembre, Sandleris habló en un seminario de Finanzas, oportunidad en la que afirmó que el sistema financiero está «sólido» y debiera sobrellevar el recambio de mandato presidencial sin mayores alteraciones.

El Banco Central debe «mantener una política monetaria consistente, con tasa de interés real positiva», dijo el funcionario en un encuentro organizado por el Grupo Clarín.

En esa oportunidad, aseguró que “hay dólares para llegar al 10 de diciembre, sí. Y más allá también. Pero ese horizonte es parte del problema. El Banco Central tiene un compromiso, no importa quién gobierne. En la mayoría de los países del mundo, la política monetaria tiende a ser independiente», evaluó el funcionario, y recordó que «hay US$ 49.000 millones” de reservas brutas.

Sin embargo, “he notado en esta campaña cierta convergencia de opiniones acerca del equilibrio fiscal. Es valioso. Lo que no se debe hacer es usar al Banco Central para financiar el déficit, como ha ocurrido en el pasado», expresó Sandleris.

Según datos del Banco Central, los depósitos en dólares del sector privado -ahorristas y empresas- llegaron a un nivel de 21.175 millones el 4 de octubre, último dato disponible en la base de datos de la autoridad monetaria.

Así, los depósitos en moneda dura se ubican en el nivel más bajo desde el 6 de diciembre de 2016 cuando se habían ubicado en los 21.073 millones de dólares.

La fuerte baja de estos depósitos se dio a partir del 12 de agosto pasado, día posterior a las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias, cuando se desató una corrida bancaria y contra el peso.

En tanto, según datos del Informe sobre Bancos publicado este jueves por la autoridad monetaria, en medio de la incertidumbre generada por los resultados de las Primarias, los depósitos del sector privado en dólares registraron una caída de 17,3% en agosto frente a julio.

El análisis destacó que «por la normativa vigente, los depósitos en moneda extranjera tienen como contrapartida fundamentalmente liquidez y préstamos en esta denominación».

El economista Rodolfo Santángelo analizó que «el golpe ha sido fortísimo» y señaló que aún hay una salida de depósitos «por goteo» que en algún momento se tendrá que «frenar», aunque el sistema sigue sólido.

En declaraciones a radio La Red, destacó que el sistema estaba «bien construido» porque no había descalce de monedas y «se lo bancó bastante bien porque estaba muy líquido», por lo que consideró que «muy pocos sistemas financieros en el mundo se podrían haber aguantado la salida de casi 40% de sus depósitos».

«Por ejemplo en el 2001, cuando hubo la peor crisis bancaria de la Argentina, los depósitos totales cayeron 20% en diez meses y ahora los depósitos en dólares cayeron casi 40% en dos meses. El golpe ha sido fortísimo», dijo el economista.

Indicó que la visión de los ahorristas y del mercado financiero en general ya está puesta en lo que pasará con las elecciones del 27 de octubre la Argentina, la transición hacia un nuevo Gobierno y el inicio de esa nueva gestión.

En tanto, las reservas internacionales del Banco Central se ubican en torno a los 47.913 millones de dólares, el nivel más bajo desde el 29 de octubre de 2018, antes del segundo desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las reservas habían alcanzado un récord histórico de 77.481 millones de dolares el 9 de abril de 2019 y desde entonces han caído de forma continua bajando un 38%, equivalente a unos 29.568 millones de dólares.

Las reservas del Banco Central (BCRA) volvieron a bajar y por primera vez en lo que va de 2019 quedaron por debajo de los 48.000 millones que disponía en octubre del año pasado.

Las tenencias del BCRA se vieron reducidas por el pago del cupón de un bono, algo que se suma a la constante salida de dólares de parte de los ahorristas.

Además, ayer, por caso, la entidad que maneja Guido Sandleris tuvo que salir a liquidar reservas (84 millones de dólares) para evitar la suba del dólar, según consignó El Cronista.

El panorama a la baja de reservas se mantendrá, teniendo en cuenta que el viernes se debe pagar otro vencimiento, más importante pese al reperfilamiento.

 

Los bancos perdieron US$ 9.250 millones en depósitos durante septiembre, ya que bajaron de US$ 30.630 millones a fines de agosto a US$ 21.380 millones, según el informe monetario difundido por el Banco Central.

Al cumplirse un mes desde que se impuso el control de cambios el informe del BCRA señala que los depósitos en dólares «finalizaron septiembre en un nivel de US$ 21.380 millones, tras alcanzar tasas de caída superiores al 3% diario durante los últimos días de agosto y los primeros días de septiembre».

El informe de la entidad agrega que «el retiro de depósitos en dólares se redujo a valores diarios cercanos al 0,4% del stock hacia finales de septiembre».

El BCRA señaló que los préstamos en pesos al sector privado aceleraron su ritmo de expansión y la liquidez de los bancos en dólares «se mantuvo en niveles elevados».

Las entidades financieras «atendieron el retiro de depósitos en dólares principalmente con saldos en cuentas corrientes que mantenían en el BCRA y con el cobro de parte de los préstamos en dólares».

«La liquidez bancaria en dólares se mantuvo en niveles elevados, al promediar el 50,6% de los depósitos en esta moneda, con una mayor proporción de efectivo que en meses previos», señaló el BCRA.

El informe detalla que, en septiembre, el saldo promedio mensual de los depósitos en pesos del sector privado «se mantuvo casi sin cambios respecto al mes previo en términos nominales».

Las colocaciones en cuentas corrientes, el denominado dinero transaccional, a un ritmo promedio de 4,8% ajustados por la variación del promedio de precios al consumidor; y 6,1% en el equivalente en dólares, a unos US$ 42.344 millones, a la paridad cambiaria media del mes de 56,56 pesos.

El informe de septiembre detalla que los préstamos en pesos al sector privado «aceleraron su ritmo de expansión, presentando un aumento mensual de 2,4% en términos nominales, en las líneas destinadas principalmente a las empresas fueron las que más crecieron».

Agrega que el saldo promedio mensual de los depósitos en pesos del sector privado «se mantuvo casi sin cambios respecto al mes previo en términos nominales.

«Su estabilidad fue el resultado de un aumento de los depósitos a la vista (8,4% nominal; 9,1% nominal desestacionalizado), compensado por una caída de las colocaciones a plazo (-5,6% nominal; -5,3% nominal desestacionalizado)» agrega el informe monetario.

Al analizar la evolución de los plazos fijos en los bancos el informe señala «habían caído durante agosto, pero se estabilizaron en septiembre».

«Influyó en esta dinámica el comportamiento de los Fondos Comunes de Inversión (FCI), en especial los FCI de money market, que revirtieron la caída patrimonial observada en agosto», señaló por último el informe del BCRA.

El Banco Central (BCRA) limitó las compras de divisas en un mes a quienes hayan excedido el límite de compra de 10.000 dólares en el mismo período, según informó la autoridad monetaria.

De acuerdo con la Comunicación A-6804, el BCRA resolvió «establecer como requisito de acceso al mercado de cambios para la compra de moneda extranjera en los términos del punto 6 de la Comunicación «A» 6770, que la persona humana no haya excedido en el mes calendario anterior los límites impuestos en el mencionado punto», que habían sido fijado en diez mil dólares por mes.

Al mismo tiempo, el BCRA deberá «informar a las entidades autorizadas a operar en cambios el número de clave de identificación tributaria de las personas humanas que ya han alcanzado en ese mes calendario los límites previstos en la normativa vigente para la compra de moneda extranjera en el punto 6 de la Comunicación A 6770 o que los hayan excedido en el mes calendario anterior», así lo reseña Télam.