Tag

Barcelona

Browsing

Barcelona presentó su última oferta a Inter de Italia para conseguir el pase del delantero argentino Lautaro Martínez, consistente en un monto en efectivo más la cesión de uno o dos jugadores.

La buena relación entre ambas directivas, expresada con el acuerdo por el mediocampista chileno Arturo Vidal -nuevo jugador del club de Milán-, generan ilusiones en Barcelona de que finalmente se concrete una operación que lleva meses de negociaciones.

La dirigencia del club catalán sabe que convencer al dueño del Inter, el chino Steve Zhang, con una oferta a la baja no será fácil, por lo que elevó su proposición hasta presentar la máxima posible sobre la mesa.

Esa oferta, según el periódico, consiste en una suma de dinero más uno o dos jugadores, entre los que estaría el lateral Junior Firpo, un jugador pretendido por más de un club en Italia, y el delantero uruguayo Luis Suárez.

De todos modos, la posibilidad de Suárez parece improbable debido a que finalmente se frustró su pase a la Juventus por la dificultad de conseguir de inmediato el pasaporte italiano para jugar en el país.

Con su nueva y última propuesta, Barcelona busca contrarrestar los 111 millones de euros que exige Inter para liberar al delantero del seleccionado argentino, de 23 años, señaló Télam.

Si se cumplen los protocolos, Lionel Messi deberá realizar 14 días de cuarentena al regresar a España.

En tiempos de pandemia por el coronavirus, los reglamentos deportivos, los protocolos sanitarios y los usos y costumbres de todos los seres humanos se fueron adaptando al ritmo de la coyuntura. Ocurrió en la Copa Libertadores, certamen en el que la Conmebol fue emparchando los derechos y obligaciones para los clubes. Y sucederá también con las Eliminatorias, bajo el ala de la FIFA.

Por el momento, hay un riesgo que alerta a los clubes españoles: aquellos jugadores que cedan a las selecciones sudamericanas deberían, al regresar, realizar la cuarentena estipulada por el protocolo nacional.

Y entre ellos está nada menos que Lionel Messi, emblema del Barcelona, quien se perdería, entre otros partidos, el clásico ante el Real Madrid, el 25 de octubre.

Toda esta especulación está atada a un factible movimiento de timón de la Casa Madre del fútbol mundial que aclare que los futbolistas quedan exentos de cumplir el aislamiento previsto para aquellas personas que regresen de un viaje en los países con alta circulación del virus.

La FIFA confirmó esta semana que el camino sudamericano hacia Qatar 2022 se iniciará el 8 y 13 de octubre, fechas en las que la selección argentina se enfrentará a Ecuador, en la cancha de Boca, y a Bolivia, en La Paz, respectivamente. Messi, habilitado de participar, será una fija en la convocatoria de Lionel Scaloni.

Al volver a tierras catalanas, el rosarino debería guardar una cuarentena de 14 días y así cumplir con el protocolo sanitario del país ibérico.

Según el diario Sport, el Barcelona ya le hizo saber a la FIFA su preocupación por tener que ceder a su estrella en plena pandemia de coronavirus pero por tratarse de una fecha FIFA el club está obligado a dejar en libertad al Messi.

De no haber cambios en los protocolos y si La Pulga está presente en los dos partidos de la Selección, luego se perdería los partidos con su club correspondientes a la fecha 6 ante Getafe (18 de octubre), la 7 ante Real Madrid (25 de octubre) y la 8 frente al Alavés (1 de noviembre).

 

A través de un video e imágenes en las redes sociales, el club repasa momentos del rosarino durante las dos décadas en el club y recuerda sus primeras palabras al convertirse en una promesa «blaugrana».

Barcelona celebró hoy en sus redes sociales el vigésimo aniversario de la llegada del astro argentino Lionel Messi, quien decidió permanecer en el club al menos hasta el final de su contrato en junio de 2021, después de haber notificado por escrito su intención de salir debido a diferencias con la actual conducción de Josep María Bartomeu.

«Hoy hace 20 años… Leo llegaba a Barcelona. El resto es historia», recordó la entidad catalana en Twitter con un montaje del astro en su primera y última temporada con el plantel profesional.

En otros posteos, un video repasa imágenes del rosarino durante las dos décadas en el club y otro recuerda sus primeras palabras al convertirse en una promesa «blaugrana».

«Yo empecé jugando a los cinco años en Grandoli, un club de barrio, en el que todos los domingo estaba toda la familia. Luego a los siete, por parte de mi hermano, me fui a Newell’s, donde estuvo hasta los 14 años y ahí me vine al Barsa», repasa un pequeño Lionel.

«La verdad es que estoy muy contento, nada que ver como vivíamos allá. Aunque es tu país, tus amigos, tu familia, todo lo que quieras, pero acá vivís una vida distinta, mucho mejor», expresaba.

Messi llegó a las divisiones inferiores de Barcelona con 13 años y debutó en primera división con 17, el 16 de octubre de 2004, en el inicio de una carrera sin precedentes en la historia del fútbol.

A lo largo de 16 temporadas, jugó 731 partidos oficiales y marcó 634 goles que lo convirtieron en el máximo goleador histórico del club y de la Liga de España.

Obtuvo 34 títulos (nacionales e internacionales), seis Balones de Oro y la misma cantidad de Botas de Oro.

Messi jugó los 45 minutos iniciales del amistoso que el Blaugrana le ganó a Gimnástic de Tarragona por 3-1, lo que significó su vuelta a la cancha después de su polémico intento de salida del club, en el primer partido de la era técnica del neerlandés.

El astro argentino jugó hoy los 45 minutos iniciales del amistoso que Barcelona le ganó a Gimnástic de Tarragona por 3-1, lo que significó su vuelta a la cancha después de su polémico intento de salida del club, en el primer partido de la era técnica del neerlandés Ronald Koeman.

El nuevo entrenador «blaugrana» colocó al argentino como titular, con unos pocos entrenamientos de pretemporada, debido a que se sumó al plantel recién el lunes pasado una vez fracasada su estrategia para romper sin cargo su contrato con la institución que preside Josep María Bartomeu.

Messi, portador del brazalete de capitán, no se hizo presente en el marcador y tampoco se hizo cargo del penal que derivó en el segundo gol de su equipo, anotado por el francés Antoine Griezmann a los 17 minutos de primer tiempo.

Barcelona se puso en ventaja a los cinco minutos con un tanto de su compatriota Ousmane Dembelé y estiró la cuenta también a los cinco, pero del segundo período, a través del brasileño Philippe Coutinho, que regresó luego de ser campeón de Europa con el Bayern Múnich de Alemania.

El Nástic, equipo que milita en la Segunda B del fútbol español, descontó a través de Javi Bonilla a la media hora del partido, celebrado en el estadio Johan Cruyff de la Ciudad Deportiva de Barcelona.

La formación inicial dispuesta por Koeman estuvo integrada por Neto; Sergi Roberto, Gerard Piqué, Clement Lenglet y Jordi Alba; Carles Aleñá, Sergio Busquets y Pedri; Messi, Griezmann y Dembelé.

Para el segundo tiempo, el neerlandés cambió todo el equipo y mandó a la cancha a Iñaki Peña; Nelson Semedo, Ronald Araujo, Jorge Cuenca y Junior Firpo; Riqui Puig y Frenkie De Jong; Trincao, Coutinho y Konrad De la Fuente; Martin Braithwaite.

Barcelona, que postergó las dos primeras fechas de LaLiga 2020/21, jugará su próximo amistoso este miércoles ante Girona.

Su debut oficial en la temporada está previsto para el último fin de semana de septiembre ante Villarreal, en el Camp Nou, por la tercera fecha del campeonato español.

Messi fue reelegido como capitán

Fue reelegido por sus compañeros como el capitán del Barcelona para la nueva temporada y la elección no se realizó por un criterio de antigüedad sino que se llevó a cabo a través de una votación en el vestuario. Hoy jugará en el amistoso ante Nástic.

El plantel de Barcelona le renovó la capitanía al astro argentino Lionel Messi, después de su conflicto con el club por el pedido de romper su contrato antes del inicio de la actual temporada.

Los futbolistas del equipo «blaugrana» lo eligieron mediante votación para que continúe como portador del brazalete que heredó después de la salida de Andrés Iniesta a mediados de 2018.

En esa responsabilidad, lo secundarán Sergio Busquets, Gerard Piqué y Sergi Roberto, los mismos subcapitanes de la temporada anterior, precisó el diario catalán Sport.

Los cuatro jugadores representativos del vestuario de Barcelona son procedentes de las divisiones inferiores del club catalán.

Lionel Messi fue reelegido por sus compañeros como el capitán del Barcelona para la nueva temporada y la elección no se realizó por un criterio de antigüedad sino que se llevó a cabo a través de una votación en el vestuario. Hoy jugará en el amistoso ante Nástic.

El plantel de Barcelona le renovó la capitanía al astro argentino Lionel Messi, después de su conflicto con el club por el pedido de romper su contrato antes del inicio de la actual temporada.

Los futbolistas del equipo «blaugrana» lo eligieron mediante votación para que continúe como portador del brazalete que heredó después de la salida de Andrés Iniesta a mediados de 2018.

En esa responsabilidad, lo secundarán Sergio Busquets, Gerard Piqué y Sergi Roberto, los mismos subcapitanes de la temporada anterior, precisó el diario catalán Sport.

Los cuatro jugadores representativos del vestuario de Barcelona son procedentes de las divisiones inferiores del club catalán.

Messi jugará esta tarde el amistoso del Barcelona

Lionel, con su continuidad en el Barcelona acordada al menos hasta el 30 de junio de 2021, fue citado por el entrenador neerlandés Ronald Koeman para el primer partido de su ciclo, que será un amistoso por la tarde ante el Nástic de Terragona, en el marco de la preparación de los catalanes, que pospusieron su estreno en la Liga de España para la tercera fecha.

Messi, de 33 años, será la gran atracción del amistoso que el Barcelona jugará a partir de las 14 (hora de la Argentina) en el estadio Johan Cruyff de su propiedad, ante el Nástic y para ir tomando ritmo de juego, dado que su estreno en la Liga será la última semana de septiembre ante el Villarreal, y quedó lejos la traumática eliminación de la Liga de Campeones, con la histórica derrota en cuartos de final ante el Bayern Munich por un inusual 8 a 2.

La presencia del capitán del seleccionado argentino es una buena señal en el inicio del ciclo de Koeman, como también la novedad de que no dará marcha atrás con las decisiones de excluir al uruguayo Luis Suárez y al chileno Arturo Vidal, quienes ni siquiera fueron citados para el amistoso pese a que el equipo presenta algunas bajas por lesiones.

En ese contexto, los ausentes en el inicio del ciclo del neerlandés serán el arquero alemán Marc-André ter Stegen, operado del tendón rotuliano, el promisorio delantero Ansu Fati, de apenas 17 años y con una contusión en la cadera, el defensor francés Samuel Umtiti, con molestias en la rodilla, y como se suponía la nueva incorporación, el mediocampista central bosnio Miralem Pjanic, adquirido a la Juventus, quien hoy temprano recibió el alta médica tras dejar atrás el coronavirus.

Además de Messi, estarán en el amistoso otras figuras como los catalanes Gerard Piqué y Sergio Busquets, el portugués Nélson Semedo, el francés Antoine Griezmann, el neerlandés Frenkie De Jong y el brasileño Philippe Coutinho.

El crack argentino Lionel Messi, con su continuidad en el Barcelona acordada al menos hasta el 30 de junio de 2021, fue citado hoy por el entrenador neerlandés Ronald Koeman para el primer partido de su ciclo, que será un amistoso por la tarde ante el Nástic de Terragona, en el marco de la preparación de los catalanes, que pospusieron su estreno en la Liga de España para la tercera fecha.

Messi, de 33 años, será la gran atracción del amistoso que el Barcelona jugará a partir de las 14 (hora de la Argentina) en el estadio Johan Cruyff de su propiedad, ante el Nástic y para ir tomando ritmo de juego, dado que su estreno en la Liga será la última semana de septiembre ante el Villarreal, y quedó lejos la traumática eliminación de la Liga de Campeones, con la histórica derrota en cuartos de final ante el Bayern Munich por un inusual 8 a 2.

La presencia del capitán del seleccionado argentino es una buena señal en el inicio del ciclo de Koeman, como también la novedad de que no dará marcha atrás con las decisiones de excluir al uruguayo Luis Suárez y al chileno Arturo Vidal, quienes ni siquiera fueron citados para el amistoso pese a que el equipo presenta algunas bajas por lesiones.

En ese contexto, los ausentes en el inicio del ciclo del neerlandés serán el arquero alemán Marc-André ter Stegen, operado del tendón rotuliano, el promisorio delantero Ansu Fati, de apenas 17 años y con una contusión en la cadera, el defensor francés Samuel Umtiti, con molestias en la rodilla, y como se suponía la nueva incorporación, el mediocampista central bosnio Miralem Pjanic, adquirido a la Juventus, quien hoy temprano recibió el alta médica tras dejar atrás el coronavirus.

Además de Messi, estarán en el amistoso otras figuras como los catalanes Gerard Piqué y Sergio Busquets, el portugués Nélson Semedo, el francés Antoine Griezmann, el neerlandés Frenkie De Jong y el brasileño Philippe Coutinho, señaló Télam.

El astro argentino Lionel Messi realizó hoy su primer entrenamiento grupal con el plantel del Barcelona tras ejercitarse dos días en solitario, con lo que sigue avanzando en su integración al equipo del DT Ronald Koeman luego de dejar atrás el conflicto con el club por su intento frustrado de marcharse.

Además de Messi, también se sumaron al grupo Sergio Busquets, Ansu Fati, De Jong y Coutinho, según informó el club catalán a través de sus redes sociales.

El «10» participó con toda normalidad de la práctica matutina dirigida por el neerlandés Koeman.

Al lado del capitán argentino estuvo su íntimo amigo Luis Suárez, con el que posiblemente compartió uno de los últimos entrenamientos, ya que el delantero uruguayo está negociando su salida del Barcelona para continuar su carrera en la Juventus, de Italia.

El plantel del Barcelona vuelve a entrenar hoy en doble sesión, aunque no está claro que Messi y Coutinho, los últimos en incorporarse a la pretemporada vuelvan a trabajar con el grupo por la tarde debido a que todavía deben adaptarse al ritmo y carga de trabajo del resto.

La planificación del cuerpo técnico para el astro argentino y su compañero brasileño es todavía diferenciada debido a que ambos se incorporaron con una semana de retraso a la pretemporada.

El lunes último Messi reapareció en la Ciudad Deportiva del Barcelona, en Sant Joan Despí, dejando atrás el conflicto sobre su continuidad, que está asegurada hasta el 30 de junio de 2021, cuando vence su actual contrato y puede irse con el pase libre.

Sin embargo, al anunciar que daba marcha atrás a su decisión de abandonar el Barcelona, explicó que desde hacía un año que ya no era feliz vistiendo la camiseta «blaugrana», y que no sabía si el equipo, con nuevo entrenador, iba a tener suficiente capacidad para competir.

De hecho, Koeman tiene como misión imprimir un cambio en la dinámica del equipo, al que espera que lleguen algunos refuerzos que serán claves en un proyecto tras la partida de Vidal y Rakitic y la inminente salida de Suárez.

Un de las incógnitas sigue siendo si el Barcelona logrará contratar al delantero argentino Lautaro Martínez, figura del Inter de Milán, lo que sería un guiño para Messi ante la pérdida de su amigo «charrúa».

A Koeman le gusta Lautaro pero también piensa que su compatriota Memphis Depay, actualmente en el Olympique de Lyon, puede ser una alternativa si se complica demasiado la llegada del argentino, debido a que el Inter de Italia no desea venderlo y se mantiene firme en su postura de dejarlo partir únicamente si pagan su cláusula de salida valuada en 111 millones de euros.

Lionel Messi continuó hoy con su integración al Barcelona del DT Ronald Koeman con una doble sesión de entrenamiento, mientras el club catalán define los cambios claves en el proyecto deportivo para que el astro argentino se sienta cómodo y el equipo recupere su brillo en la próxima temporada.

Lo que haga el Barcelona en las próximas semanas puede ser decisivo o ayudaría bastante a que el capitán del seleccionado argentino revise su decisión de marcharse al final de la temporada que esta por empezar.

Messi volvió a entrenarse ayer como jugador del conjunto «culé» para dejar atrás el conflicto sobre su continuidad, que está asegurada hasta el 30 de junio de 2021, cuando vence su actual contrato y pueda irse libre.

Sin embargo, al anunciar que daba marcha atrás a su decisión de abandonar el Barcelona, explicó que desde hacía un año que ya no era feliz vistiendo la camiseta «blaugrana», y que no sabía si el equipo, con nuevo entrenador, iba a tener suficiente capacidad para competir, lo que en sus palabras significa ganar La Liga española y/o la Champions League.

Por ahora, el «10» se ejercita en solitario, hoy en una doble sesión -mañana y tarde-, a la espera de los resultados de la segunda prueba PCR para descartar una infección de coronavirus, lo que le permitirá reencontrase mañana sobre el césped con el resto del plantel.

Por segundo día consecutivo, Messi llegó con una hora y media de anticipación al entrenamiento, en una clara muestra de su liderazgo.

El crack rosarino tuvo oportunidad ayer de mantener un breve diálogo cara a cara con Koeman, quien no duda en lo más mínimo de su compromiso, aunque será el DT quien tendrá que ganarse la confianza de Messi a base de demostrar que sabe marcar el camino e imprimir un giro en la dinámica del equipo.

Messi prometió que iba a dar lo máximo en esta nueva etapa, pero también recordó que su decisión de marcharse estuvo motivada principalmente porque constató que en el Barça no había un proyecto claro, apuntando así al presidente del club, Josep María Bartomeu, quien ahora debe tomar junto a Koeman decisiones que posiblemente influirán en cómo se sienta el jugador en el equipo durante los próximos meses.

Por ahora no hubo grandes cambios en la estructura del equipo eliminado por el Bayern Munich en la fase final de la Champions League de Lisboa por un humillante 8-2, con lo que se espera que el Barcelona concrete en breve los fichajes claves para afrontar la temporada.

El objetivo, una vez más, es rodear a la máxima estrella, sin olvidar la salida de uno de los mejores socios del «10» en ataque, como ha sido el uruguayo Luis Suárez, quien negocia su pase a la Juventus, según la prensa catalana.

La decisión de Koeman de prescindir de Suárez, amigo íntimo y apoyo fundamental de Messi en el vestuario, no le cayó bien al capitán argentino, pero el Barcelona confiaba en poder compensar el malestar con la llegada del argentino Lautaro Martínez.

Pero la contratación del actual delantero del Inter de Milán se complicó un poco más de la cuenta pese a que el Barcelona había llegado a un acuerdo con el jugador, por una cifra que llegaba a los 111 millones que cubrían su cláusula de rescisión.

El diario catalán Mundo Deportivo, que informó que el Barcelona tenía una propuesta de 70 millones más el pase de Junior, tasado en 41 millones, califica ahora la operación de «casi imposible».

La llegada de Lautaro, un «9» más puro, sería un guiño a Messi, pero Koeman piensa que su compatriota Depay, actualmente en el Olympique de Lyon, puede ser una alternativa mucho más barata, ya que su contrato concluye en 2021.

Las opciones en el frente de ataque siguen abiertas, aunque Messi ya sabe que posiblemente podrá encontrar un gran aliado en el jovencísimo Ansu Fati, al que Koeman tiene previsto darle cada vez más protagonismo en su proyecto, algo que también prometió a Griezmann, quien todavía no mostró su mejor versión como azulgrana.

Al parecer, Koeman quiere que Messi tenga libertad en todo el frente de ataque, quitándole peso defensivo, de ahí la necesidad de que esté flanqueado por jugadores jóvenes, capaces de presionar y seguir a su marca con intensidad. Una vez recuperada la pelota, el «10» también necesita máxima reacción a su lado.

En el mediocampo, uno de las fuertes del fútbol de control que practica el Barcelona, se está a la espera de saber si llega Wijnaldum, jugador del Liverpool al que Koeman dirigió en la selección holandesa, y que es una de sus apuestas para reforzar el equipo.

El plantel ya cuenta con otro prometedor fichaje, el bosnio Miralem Pjanic, contratado en junio, quien próximamente se pondrá bajo las órdenes de Koeman después de haber estado en cuarentena por Covid-19.

Otra de las novedades es el portugués Trincao, un jugador habilidoso, con pase, remate y gol, con el que Messi se encontrará en los próximos entrenamientos, que pueden ser muy importantes para encontrar la química perdida.

Messi estaba desmotivado en el Barcelona que cayó ante el Bayern, pero su personalidad hace pensar que si se encuentra cómodo y forja nuevas complicidades con sus compañeros, todo puede cambiar. Por su parte, Koeman tendrá que demostrarle con su métodos de trabajo -le gusten o no a Messi- que sabe como imprimir el cambio que el Barça necesita.

Barcelona mantiene firme su decisión de ir en busca del delantero argentino Lautaro Martínez, del Inter de Milán, pero el precio de 111 millones de euros que fijó el club italiano y su postura inflexible para rebajar esa cotización hacen el pase inviable, según reveló hoy la prensa catalana.

«Barcelona realizó muchas gestiones para contratar a Lautaro Martínez, hasta llegó a un acuerdo con su agente en cuanto a su contrato, además de ofrecer al Inter dinero en efectivo y jugadores en parte de pago, pero la realidad es que el club italiano no le quitó ni un centavo a la cifra de 111 millones de euros», publicó el periódico catalán Mundo Deportivo.

Barcelona, que finalmente seguirá contando con Lionel Messi por un año más, entregó una propuesta de 70 millones más el pase del lateral izquierdo Junior, tasado en 41 millones para llegar al valor de esos 111 millones, algo que fue rechazado por Inter, añadió Mundo Deportivo.

Si bien se especula con el que club catalán hará una nueva oferta por Lautaro Martínez en los próximos días, en un mercado de pases devaluado por la crisis económica que generó la pandemia de coronavirus, la cifra que pretende el Inter es prácticamente imposible de pagar.

Por eso el nuevo DT del equipo catalán, el neerlandés Ronald Koeman, pidió a los dirigentes que inicien gestiones por su compatriota Memphis Depay, delantero del Lyon francés que es una operación más accesible, señaló Télam.

El astro argentino Lionel Messi cumplió con su primer entrenamiento en el Barcelona de España, en forma individual y una semana después de lo previsto, tras la novela sobre su futuro futbolístico que mantuvo en vilo al mundo durante diez días.

Luego de sus declaraciones públicas del viernes, en las que admitió que intentó irse de su único club como profesional pero no lo hizo para no caer en un conflicto judicial, Messi fue el primer futbolista en arribar a la ciudad deportiva «Joan Gamper» a bordo de su vehículo personal una hora y media antes del horario pactado para el entrenamiento, a las 17:30 de España (12:30 hora argentina).

El rosarino de 33 años se realizó el domingo el test de coronavirus en su domicilio del barrio de Castelldefels, y luego de recibir el resultado se dirigió a la ciudad deportiva para ponerse a disposición del flamante entrenador neerlandés Ronald Koeman y reencontrarse con sus compañeros, aunque parcialmente.

Es que trabajó en forma individual, al igual que Philippe Coutinho, tal como dispone el protocolo sanitario establecido por LaLiga.

Por esa razón, además, su presencia en el primer partido amistoso del equipo blaugrana, el sábado frente al Nàstic de Tarragona, es muy difícil, ya que podría comenzar a entrenar en grupo a partir de una segunda prueba negativa, que el argentino realizaría «durante esta semana», de acuerdo a lo informado por una fuente del club al portal de ESPN.

Según trascendió en medios españoles, la ausencia de Messi a la primera semana de trabajo no tendrá sancionadas de parte del club blaugrana, ya que en el Barcelona entienden que no les conviene iniciar otro conflicto con el crack argentino.

Lo cierto es que pasaron 23 días desde el 2-8 que le propinó el Bayern Munich por los cuartos de final de la Champions League y 13 después del famoso burofax en el que la «Pulga» solicitó ejecutar una presunta cláusula de salida gratuita para rescindir su contrato.

Tras esa incertidumbre, y luego de un encuentro entre el presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, y el padre y representante del futbolista, Jorge Messi, el delantero anunció el viernes que se quedará, al menos, a cumplir su contrato hasta junio próximo.

«Yo pensaba y estábamos seguros que quedaba libre, el presidente siempre dijo que a final de temporada yo podía decidir si me quedaba o no y ahora se agarran a que no lo dije antes del 10 de junio cuando resulta que el 10 de junio estábamos compitiendo por la Liga en mitad del virus este de mierda y de esta enfermedad que alteró todas las fechas. Y este el motivo por el que voy a seguir en el club… Ahora voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio», reveló en una entrevista con el sitio «Goal».

En todo este contexto, Barcelona tendrá una prórroga para empezar a disputar La Liga, que comenzará el fin de semana próximo, por haber participado en la fase final de la Champions League.

Por eso, su debut será en la tercera fecha del campeonato español, el fin de semana del 27 de septiembre, probablemente cuando Messi ya haya completado tres semanas de entrenamientos junto a sus compañeros y bajo las órdenes de Ronald Koeman.

Presentaron camiseta alternativa

A través de su página y canales oficiales -con Messi como principal modelo- el club «blaugrana» lanzó una camiseta de color rosa que será una de las alternativas para la temporada 2020/21.

«La camiseta adopta el rosa como color predominante por segunda vez en su historia -la anterior fue en la temporada 2017/18, también en la tercera equipación- pero en este caso incorpora el verde y el negro, que aparecen en los bordes de las mangas y del cuello», detalla el comunicado del Barcelona.

Messi es el principal modelo de la nueva camiseta y junto con él también posaron el neerlandés Frenkie De Jong, Ansu Fati, Sergi Roberto y representantes del plantel del fútbol femenino.