Tag

banco mundial

Browsing

Para el expresidente del Banco Mundial Robert Zoellick solo hay una manera de que la economía mundial salga de la actual crisis provocada por la pandemia del coronavirus: la cooperación entre países.

Es «la única forma en que la economía mundial saldrá de la recesión».

Zoellick, quien se desempeñó como presidente del Banco Mundial entre 2007 y 2012, los años que abarcaron la crisis financiera mundial, dijo que su mayor preocupación eran las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China.

De hecho, calificó la ruptura entre ambos países una seria amenaza para la recuperación económica mundial.

«Creo que (la relación) está en caída libre hoy y no creo que sepamos dónde está el fondo, y esa es una situación muy peligrosa», agregó.

Además advirtió que «el mundo podría parecerse más al mundo de 1900, cuando las grandes potencias estaban compitiendo», si los países comienzan a alejarse de la globalización y persiguen intereses nacionalistas.

Crisis financiera

Como dirigente del Banco Mundial, Zoellick trabajó en estrecha colaboración con el Fondo Monetario Internacional y los gobiernos de todo el mundo para abordar la crisis financiera.

«La crisis financiera de 2008-09 fue un acontecimiento muy grave, pero el G-20 y los bancos centrales cooperaron. El presidente (George W.) Bush y el entonces presidente (Barack) Obama fueron parte de los esfuerzos internacionales con (el entonces primer ministro de Reino Unido) Gordon Brown», dijo.

«Francamente, incluso China tenía un programa de estímulo muy fuerte y también cooperó de varias maneras. Hoy no tenemos ese tipo de cooperación».

El expresidente del Banco Mundial, pidió a Estados Unidos que trabaje en estrecha colaboración con China para encontrar una solución a la pandemia, en lugar de «acusarlos por ello».

Fuente: BBC

 

 

El G20 ha decidido que la deuda de los países más pobres quedará suspendida durante 12 meses para ayudar a estos países a liberar recursos y favorecer que puedan luchar con mayor fuerza contra el coronavirus. El ministro saudita di Finanzas y presidente por turno del G20, Mohammed al-Jadaan, encargado de anunciar el acuerdo, declaró que “tenemos un compromiso claro, junto con organizaciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial y nuestro acuerdo significa que los países pobres no deben preocuparse por sus vencimientos de deuda durante los próximos 12 meses”.

La suspensión, aclaró, es efectiva “inmediatamente desde el anuncio” y “para los países pobres que pidan contención”. Según los datos que maneja el Banco Mundial, el acuerdo afecta al pago de servicios de deuda por valor de 14.000 millones de dólares en lo que resta de 2020- El G20, en el comunicado emitido tras la reunión virtual, también insta “a los acreedores privados, a través del Instituto Internacional de Finanzas, a participar en esta iniciativa en términos comparables”.

En el acuerdo ha jugado un papel crucial la disposición de China, que en los últimos años se ha convertido en uno de los principales prestamistas de los países en desarrollo. En un comunicado conjunto, la directora del FMI Kristalina Georgieva, y el presidente del Banco Mundial, David Malpass, calificaron la iniciativa como “poderosa y de acción rápida”, celebrando por anticipado que “ayudará a proteger las vidas de millones de personas en los países más vulnerables”. “De esta forma, dejamos a los países afectados mayor margen de maniobra financiera para invertir en la protección sanitaria de sus poblaciones con efecto inmediato”, afirmó el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, que se refirió a la decisión como “un gesto de solidaridad internacional de dimensiones históricas”.

El G20 ha tomado esta decisión inmediatamente después de que los ministros del G7 apoyasen la pausa temporal en el pago de las deudas para este bloque de países, en respuesta a la petición efectuada por 18 jefes de Estado europeos y africanos, solicitando un alivio de la deuda y un paquete de estímulos de unos 100.000 millones de dólares para el continente africano.

Fuente: ABC.es

Los organismos financieros globales también pusieron a la crisis del coronavirus en el centro de su agenda política.

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, pidió a los países industrializados que no exigan a las naciones más pobres el pago de sus deudas soberanas y así puedan derivar esos recursos al combate de la pandemia y para atacar los efectos económicos negativos de las medidas sanitarias.

En tanto, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, indicó que 80 países se comunicaron con la entidad para solicitar facilidades financieras. En ese grupo está la Argentina, que pidió no pagar la deuda por los próximos cinco años.

Este jueves, los líderes del G-20 mantendrán un encuentro mediante videoconferencia en donde el tema excluyente será la crisis sanitaria y económica que disparó el coronavirus.

Hay un fuerte cambio de la agenda económica global, ya que la crisis abrió un enorme espacio para hacer política económica expansiva y por primera vez desde la crisis de 2008/09 ya no importan los resultados negativos en materia fiscal: las prioridades son la salud de la población y mantener el nivel de empleo. «Esto es una emergencia global que requiere de políticas globales valientes y contundentes», considera el ministro de Economía, Martín Guzmán.

En una teleconferencia en el marco de las reuniones previas del G-20, el titular del Banco Mundial (BM), David Malpass, pidió un cambio de prioridades para la Asociación Internacional de Fomento (AIF), que es la entidad del BM que presta ayuda a los 76 países más pobres, de los cuales 39 están en Africa.

La AIF está supervisada por 173 “naciones accionistas” entre las cuales tienen el peso más significativo los países desarrollados. Se trata de créditos baratos en relación a las tasas de mercado. Según datos oficiales, hay comprometidos 75 mil millones de dólares por esta vía entre 2018 y 2020.

“Pido a los líderes del G-20 que permitan a los países más pobres suspender todos los pagos de deuda oficial bilateral hasta que el Banco Mundial y el FMI hayan evaluado por completo sus necesidades de reconstrucción y financiamiento”, dijo Malpass.

“Insto a todos los acreedores oficiales de los países más pobres a actuar con efecto inmediato para ayudar a los países de la AIF, a través del alivio de la deuda, permitiendo que concentren sus recursos en la lucha contra la pandemia. Muchos países van a tener que reestructurar totalmente sus deudas e incluir quitas”, agregó Malpass.

El BM anunció un incremento de 14 mil millones de dólares en su línea “fast track facility”, de los cuales 8 mil estarán destinados a empresas privadas y 6 mil millones de dólares para ayudar a los sistemas de salud. Malpass dijo que el organismo podría desplegar hasta 150 mil millones de dólares su capacidad de préstamo en los próximos 15 meses.

Por su parte, la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, dijo que 80 países se comunicaron con el organismo para pedir algún tipo de facilidad financiera. “Estamos trabajando de cerca con otras instituciones financieras internacionales para proporcionar una respuesta coordinada”, dijo la funcionaria, y detalló que el FMI aumentará su capacidad de crédito en 1 billón de dólares.

El FMI prevé que la economía global va a caer un 1,5 por ciento. En los próximos días, el organismo va a publicar un documento en donde detalla la situación económica y el impacto del Covid-19.

Entre los países que se comunicaron con el Fondo para pedir ayuda está la Argentina. Días atrás, el presidente, Alberto Fernández, llamó a Georgieva y le agradeció por el apoyo del organismo al país en la negociación de la deuda externa con los bonistas privados. Además, “le dije al FMI que en los próximos cinco años no les podemos pagar un peso”, contó después el mandatario. «Antes de la pandemia, yo le había dicho al FMI que no podíamos pagar a costa de nuestro pueblo. Ahora tengo mil razones más», sostuvo Fernández.

El FMI estima que la Argentina va a requerir un alivio de sus pagos de deuda externa de entre 55 y 85 mil millones de dólares en los próximos diez años para el sendero de los pasivos externos vuelva a ser sostenible.

El Banco Mundial acordó con el Gobierno nacional un crédito por US$ 30 millones para tomar prevenciones en el país ante la pandemia de coronavirus, dijeron hoy fuentes oficiales.

Autoridades del Ministerio de Salud de la Nación y de la Secretaría de Asuntos Estratégicos acordaron el crédito esta mañana con referentes del Banco Mundial, en el marco de la habitual reunión de los miércoles del Gabinete Económico.

Durante el encuentro, encabezado por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se explicó que el monto que aportará el Banco Mundial al país para financiar las medidas tendientes a contener la expansión del virus alcanzará los US$ 30 millones.

Este monto del nuevo crédito, sumado a la partida que el gobierno anunció ayer, de 1.700 millones de pesos, posibilitará incrementar los procesos de diagnóstico y fortalecer las distintas áreas de salud en todo el territorio argentino, explicaron las autoridades que tienen a cargo la coordinación.

El jefe de Gabinete se encargó de la redacción de un decreto para coordinar todas las medidas de prevención que se toman a nivel federal ante el avance del coronavirus.

El informe de Guzmán

El ministro de Economía, Martín Guzmán, por su parte informó sobre las conversaciones que mantuvo vía Skype con sus pares de otros países para analizar la situación y los efectos económicos que está generando el COVID-19 a nivel global.

«En dichas conversaciones se discutieron las alternativas dirigidas a la política monetaria, y a la política fiscal; destacando la importancia de inyectar plata dentro de la economía», explicó uno de los participantes del encuentro.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró hoy al coronavirus como una pandemia luego de que se confirmaran 4.291 decesos a nivel global y la presencia de la enfermedad en 114 países, informó el director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en la ciudad suiza de Ginebra.

Las declaraciones llegan un día después de que el presidente de Estados Unidos se preguntara públicamente de las razones por las que se seguían liberando esos préstamos.

El Banco Mundial (BM) informó que ha reducido «drásticamente» y que seguirá reduciendo los préstamos a China, unas declaraciones que llegan un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se preguntara públicamente de las razones por las que se seguían liberando esos préstamos.

«Los préstamos del Banco Mundial a China se han reducido drásticamente y continuarán reduciéndose como parte de nuestro acuerdo con todos nuestros accionistas, incluido Estados Unidos», dijo una vocero de la institución financiera internacional a la agencia EFE.

De esta forma, el organismo salió a responder a Trump, quien el viernes exigió a través de su cuenta de Twitter que se interrumpieran los préstamos a la potencia asiática, con la que Estados Unidos mantiene desde inicios del 2018 un conflicto comercial que amaga trasladarse a otras esferas. «¿Por qué el Banco Mundial le está prestando dinero a China? ¿Es eso posible? China tiene mucho dinero, y si no lo tienen, lo crean. ¡BASTA!», tuiteó el mandatario estadounidense.

De esa forma, Trump expresó su rechazo a un plan que aprobó el jueves el Banco Mundial para prestar a China entre 1.000 y 1.500 millones de dólares anuales hasta junio de 2025 a un interés más bajo que el del mercado.

La vocera del BM, cuyo presidente es el estadounidense David Malpass, explicó que la política de la institución es eliminar los préstamos a los países a medida que se enriquecen. «Nuestros préstamos a China incluyen apoyo al sector privado y reformas de mercado. También estamos trabajando para aumentar la transparencia de las actividades de préstamos e inversiones de China», indicó.

Los préstamos a China del Banco Mundial, en el que Washington es accionista mayoritario, se redujeron de los 2.400 millones de dólares en 2017 a los 1.300 del presente año.

La Administración Trump critricó los préstamos del Banco Mundial a China al considerar que el país asiático es demasiado rico para recibir ayuda internacional.

Con sus críticas al Banco Mundial por los préstamos a China, Trump abre un nuevo frente en su enfrentamiento con Pekín. El principal frente de esta crisis es la guerra comercial, que acumula ya aranceles de miles de millones de dólares y que este diciembre podría agravarse con nuevas imposiciones si Washington y Pekín no alcanzan antes un acuerdo.

Además, Trump sancionó recientemente dos proyectos de ley en apoyo a las protestas en Hong Kong que prevén sanciones para funcionarios chinos y que irritaron a Pekín.

Ahora el Congreso de Estados Unidos tramita otro proyecto de ley en apoyo a las minorías musulmanas de la Región Autónoma Uigur de Xinjiang, que también prevé sanciones contra funcionarios de Pekín, apuntó EFE.

El Banco Mundial pronosticó que la economía argentina sufrirá este año una contracción del 3,1% y que bajará 1,2% en el 2020, según un informe sobre la situación económica de América latina publicado por esa entidad.

El estudio estimó que la actividad productiva del país recién volverá a la senda del crecimiento con una leve reactivación del 1,4% en el 2021.

Según el informe, América Latina y el Caribe, sin contar a Venezuela, crecerá un 0,8% en 2019 y un 1,8% en 2020.

«La recesión argentina se profundizará antes de que comience la recuperación», señaló la entidad, al hacer referencia a los dos años de caída contínua, tras el impacto de la devaluación.

El trabajo destacó que los países del Pacífico, América Central y el Caribe seguirán experimentando un crecimiento «más veloz, en promedio, que los países del Atlántico».

Las economías más grandes de la región tuvieron que enfrentar recesiones, turbulencias macroeconómicas o una desaceleración en el crecimiento, apunta el informe, que señala que Brasil crecerá un 0,9%; México, 0,6%, y Colombia un 3,3 por ciento este año.

Advirtió que «un freno en la economía mundial podría hacer que estas perspectivas se deterioren aún más», aunque indicó que «una mayor integración al comercio internacional y a las cadenas de valor globales podría reavivar el crecimiento económico».

El estudio indica que los acuerdos comerciales sellados por México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), y el Mercosur y la Unión Europea, que fueron negociados en el transcurso del último año, «representan oportunidades hacia una mayor integración comercial y, eventualmente, un mayor dinamismo regional».

«Ambos pueden tener efectos positivos considerables sobre el crecimiento, aunque deberán abordarse los impactos ambientales y las potenciales repercusiones negativas sobre ciertas áreas», indicó el informe, titulado «¿La integración comercial como vía hacia el desarrollo?».

A 18 días de las elecciones nacionales, y en el marco de su campaña proselitista, el ex ministro de Economía mantendrá esta mañana un encuentro con biólogos para hablar de la cuestión ambiental y sobre la protección de la fauna y la flora.

En tanto, por la tarde, Lavagna mantendrá un encuentro con altos directivos del Banco Mundial y del BID, en el que «analizarán la situación argentina y hablarán de las perspectivas futuras», según informaron fuentes de ese espacio político.

El encuentro será a las 16, en las oficinas de Consenso Federal, ubicadas en Paraguay 1132, de la ciudad de Buenos Aires.

Mañana Lavagna visitará la provincia de Mendoza.acompañado por su compañero de fórmula y gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

El Directorio del Banco Mundial ( BM) aprobó hoy dos préstamos por un total de US$395 millones para la Argentinaen medio de las negociaciones de la administración de Mauricio macri para lograr un nuevo desembolso del préstamo acordado con el Fondo Monetario Internacional ( FMI).

El dinero otorgado por el BM son por el continuar la construcción de las obras de saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo y de  apoyar a la Provincia de Buenos Aires en la implementación de la tarifa social eléctrica.

«Con estos proyectos, el Banco Mundial reafirma su compromiso a largo plazo con Argentina acompañando iniciativas que mejoren las condiciones de vida de los sectores vulnerables. En momentos difíciles, es especialmente importante proteger a los hogares más pobres al asegurar que las familias que lo necesitan puedan acceder a servicios básicos como la electricidad», dijo a través de un comunicado Jordan Schwartz, Director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay.

Schwartz agregó: «Al mismo tiempo, continuamos apoyando la obra de infraestructura del río Matanza-Riachuelo- el proyecto de saneamiento más grande de América Latina, que reducirá la contaminación y permitirá mejorar la calidad de vida de quienes viven en la cuenca».

El Proyecto de Desarrollo Sostenible de la Cuenca Matanza-Riachuelo recibirá un financiamiento de US$245 millones con el fin de completar la construcción del colector cloacal en la margen izquierda del río, el emisario del Río de la Plata y la planta depuradora Sudoeste. Asimismo, el proyecto prevé trabajos para que 50.000 personas vulnerables que viven en la cuenca puedan acceder a la infraestructura básica de agua potable y saneamiento.

El proyecto denominado «Apoyo a la Transición de la Tarifa Social Eléctrica en la Provincia de Buenos Aires», recibirá US$150 millones y servirá para acompañará el traspaso del subsidio desde el ámbito nacional a la provincial, al mismo tiempo que buscará mejorar la identificación y el monitoreo de los beneficiarios para asegurar que la población más vulnerable esté cubierta.

Actualmente, la tarifa social llega a 1.4 millón de usuarios residentes en la provincia. Uno de los objetivos del proyecto es completar los registros del 28 por ciento de los usuarios bonaerenses, aproximadamente 1.7 millón de personas, para determinar sus condiciones de elegibilidad al programa de tarifa social. Asimismo, se promoverán medidas de eficiencia energética y se trabajará en fortalecer las capacidades institucionales a nivel provincial, informó La Nación.

El proyecto acompaña la implementación de políticas públicas que promueven el crecimiento inclusivo y contribuyen a proteger a los más vulnerables.

El directorio del Banco Mundial aprobó hoy un nuevo financiamiento de 500 millones de dólares «para apoyar a la Argentina en su proceso de recuperación económica con el fin de promover un crecimiento inclusivo liderado por el sector privado».

Así lo informó hoy el Banco Mundial en un comunicado al señalar que este préstamo completa un apoyo presupuestario de US$ 1.000 millones, cuyo primer desembolso se realizó en noviembre de 2018.

El proyecto acompaña la implementación de políticas públicas que promueven el crecimiento inclusivo y contribuyen a proteger a los más vulnerables, con dos objetivos centrales: consolidar las bases para el crecimiento liderado por el sector privado y fortalecer las redes de protección social y la equidad de la política fiscal.

“Con el fin de proteger a los hogares más vulnerables, se busca mitigar los impactos inflacionarios al mantener el poder adquisitivo de programas sociales como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y se continúa apoyando los esfuerzos por brindar servicios de salud de manera equitativa en las provincias”, afirmó Jesko Hentschel, director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay.

Télam

Lo aseguró Juan Carlos Vallejos, vocal del Tribunal de Cuentas municipal, quien se refirió a las acusaciones vertidas por el concejal opositor Simón Cimadevilla, en la que apuntan a supuesta falta de controles de la gestión pública.

En las últimas horas concejales de la oposición aseguraron que no había controles eficaces para detectar hechos de corrupción en la Municipalidad de Trelew. “Realmente nos asombra. No sé qué otra situación puede motivar una conclusión como esa”, expresó Juan Carlos Vallejos, vocal del Tribunal de Cuentas Municipal, al tiempo que remarcó: “Los concejales estuvieron y le informamos todo lo que hacemos nosotros como controles. Pero de alguna manera, creo que no nos entendimos en la reunión, o no fuimos muy claros, en cuanto a nuestro proceder, porque parece que se está intentando instalar que no hay controles en Trelew”.

Al ser más específico, Vallejos explicó: “Nosotros por carta orgánica y por una ordenanza que nos dice cómo tenemos que actuar, que es la N° 4252, reformada por la N°7225, tenemos un tipo de control que es inquisitivo, de corte autoritario, que es el control de legalidad. Pero a su vez el control de la gestión presupuestaria, es decir cómo se va ejecutando el presupuesto, en cuanto a los ingresos y los egresos. Eso se hace mediante una rendición de cuentas. Tanto la legalidad como la rendición de la ejecución presupuestaria es materia de observaciones. En el caso de la legalidad, si la observación es insistida directamente lo informamos al Concejo Deliberante, cosa que no ha ocurrido. Y por el otro lado, si hay una observación en relación a lo presupuestario, se da un plazo para que el involucrado haga su descargo, y según el resultado también se comunica al Concejo Deliberante, o hacemos una reseña de las observaciones ocurridas al informar la cuenta general del ejercicio. Este sistema inquisitivo se remonta a una época en la que los paradigmas eran el poder soberano, cierto autoritarismo en materia de gobierno”.

Por otra parte, también remarcó que el TCM ha adoptado un nuevo modelo de control. “Nosotros desde el año 2013, que fue cuando se reunieron los jefes de estado en una convención Iberoamericana y se postuló el Derecho Humano a la Buena Administración Pública, como rectora de las reformas que había que modelar en las normas en la Argentina, obviamente también en las provincias y las municipalidades, hemos encarado ese proceso para consumarlo en el 2016. Fue con un plan estratégico, a través del cual instituimos normas internacionales de control, que dan lugar a otro tipo de auditoría. Y que además se suman a este control inquisitivo. Es decir, en la práctica lo que nosotros hacemos es un control de revisión de cuentas rendidas, que en algún punto están atrasadas, y en esto estoy de acuerdo con los concejales, pero es algo que viene ocurriendo hace años. Y esto se remonta a diferentes gestiones, nosotros no nos identificamos con ninguna, somos un organismo técnico”, resaltó.

“Justamente por eso, para lograr mayor eficiencia, lo hemos complementado con normas internacionales de auditoría que nos permite otro movimiento”, argumentó.

Más adelante, Juan Carlos Vallejos puntualizó: “En primer lugar tenemos entonces, por un lado un control online de la ejecución preventiva. En segundo lugar tenemos también un control de los boletines oficiales. Y por eso tenemos una fiscalía nueva que es la N°3, desde el 2012. A su vez, desde el 2016, que hicimos la planificación estratégica, hemos encarado auditorias de resultados en las que informamos a la CICEM aquellos fondos nacionales que vienen al municipio en la forma en que han sido ejecutados, y también auditorías de proceso. Al tiempo de hoy tenemos cinco auditorías de proceso, algunas terminadas. Incluso no entendimos cómo hacen esa lectura, porque se ha usado una auditoría de proceso como lo fue al SEM, como ejemplo. Si fue una auditoría que se tomó como ejemplo, incluso motivando una denuncia penal porque había un faltante de dinero, no entendemos bien cómo es que entienden que no hay controles, o cómo concluyen que son ineficaces, o que no funcionan. Debe ser la primera vez que un municipio se auto denuncia. Después tenemos otra, como puede ser la de bienes de consumo, que tenemos desde febrero en marcha, con una instancia de control del depósito, para ver si las políticas públicas, los gastos, llegan a quienes tienen que llegar. Esto normalmente en ningún tribunal de cuentas se hacía. Hay una cadena de responsabilidades, en la que un funcionario firma que la mercadería fue recibida y la responsabilidad queda en ese funcionario que da fe que la mercadería fue recibida. Obviamente no podemos estar en cada acto. Pero los resultados han sido buenos”.

Señaló también que no ha sido notificado el tribunal de ninguna irregularidad. “A nosotros no nos han informado ningún tipo de irregularidades. Ninguna de las tres fiscalías nos ha informado sobre algo de lo que argumentan. Sobre la contratación en particular de la que se está hablando, respecto de proveedores de pollos, a los efectos del tribunal no tenía carterización, y de hecho son más de quince proveedores”, dijo.

También hizo referencia a las críticas infundadas sobre la mala utilización de las horas cátedras. “Respecto de este tema no tenemos ningún funcionario que las cobre, sí algunos empleados que son técnicos y dan clases al respecto, que no son más de 6 casos de menor rango. En realidad yo no sé a qué apuntan las declaraciones de algunos de los candidatos, o bien es una falta de apreciación sobre lo que hemos modificado como modelo de control desde 2016. No sé si es que no cayó bien la ficha, si no se entendió, o si es un problema con nosotros o con poner en discusión el modelo de control”.

Por último, enfatizó: “La Municipalidad de Trelew ha sido la única en el país que encaró este tipo de situación ante lo que se exponía como derecho humano a la buena administración pública. Y ha sido reconocida incluso por el Banco Mundial. Es decir que en este momento nosotros calificamos para ser auditores del banco mundial si así lo estiman, porque cumplimos todos los requisitos. Duele después de tanto sacrificio que se ponga en sospecha nuestra institución”.