Tag

Banco Central

Browsing

Las metas de inflación fueron desterradas del programa monetario con la llegada de la nueva cúpula al Banco Central, que pasó a un esquema de contracción monetaria con una fuerte absorción de los pesos de la economía. Aún así, la autoridad monetaria sigue de cerca el aumento de precios, que en septiembre marcó 6,5 por ciento.

Fuentes del Central consignan la preocupación que genera la cifra, y doblan la apuesta por el esquema monetario actual. Si bien entienden que desde el sector privado señalar a las altas tasas de interés como un problema, en la autoridad monetaria las ven como consecuencia de la cantidad de pesos que quieren absorber y no una variable elegida a dedo.

“Controlar la inflación es nuestro llamado más urgente y más inmediato”, explican desde el BCRA. “Reducirla y no dejar que el comportamiento inflacionario y el riesgo se espiralice es de primer orden”, agregan. El control, admiten, no será inmediato y probablemente octubre será otro mes de aumentos importantes en precios.

Los efectos del nuevo esquema enfocado en agregados monetarios empezarían a verse recién en los próximos meses, ya que tanto la política monetaria como la transferencia a precios de la devaluación (el pass-through) por naturaleza tiene un desfase en términos de resultados visibles. Por eso, los primeros tres meses de aplicación serán clave para “reducir la incertidumbre en las variables nominales”, contextualizan desde el Central para referirse tanto a la inflación como a la evolución del tipo de cambio.

En ese aspecto hay un dato que el equipo de Guido Sandleris, flamante presidente del Central, nota: una reciente caída en la demanda de dólares para atesoramiento, que adjudican a más individuos yendo a plazo fijos en pesos frente a nuevas tasas que los volvieron más atractivos.

Es decir, si bien no se establecen fechas ni montos para evitar los golpes a credibilidad de incumplimiento de metas inflacionarias que antes afectaron al BCRA, esperan que al sostener la actual agresividad en absorción de dinero a través de tasas se comenzarían a ver una baja en los niveles de inflación en los primeros meses del próximo año.

Una vez que el frente inflacionario se “tranquilice”, las tasas deberían bajar, porque son una “variable endógena”-es decir es determinada por el cambio de otra variable, en este caso la absorción de pesos-. En ese sentido, la suba programada en cantidad de dinero para diciembre por factores estacionales es beneficiosa para poder cumplir con el mandato de absorber pesos sin tener que convalidar tasas nominales como las que hay actualmente.

infobae

El Fondo Monetario Internacional abrirá una oficina en Buenos Aires, que por el momento funcionará dentro del Banco Central y que será dirigida por el jamaiquino Trevor Alleyne.

La dependencia tendrá como principal propósito controlar la evolución de las metas de déficit y expansión monetaria cero, dos de los puntos contenidos en el acuerdo firmado por la Argentina con el organismo multilateral.

En su última visita, los representantes del Fondo que estuvieron en la Argentina se instalaron en la oficina que en breve ocupará Alleyne, un funcionario con 25 años de experiencia dentro del organismo.

Alleyne desembarcará en Buenos Aires en noviembre y su cargo será “resident representative”, el primer punto de contacto entre el FMI y el equipo económico argentino.

El FMI cuenta con oficinas propias en alrededor de 70 países, incluso en lugares donde no hay un acuerdo financiero con el organismo.

La confirmación sobre el representante del Fondo en el país se conoció incluso antes de que se firme el nuevo acuerdo. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, avanzó en la última semana en la reunión anual del FMI en Indonesia en los detalles y volvió a recibir el respaldo del secretario del Tesoro norteamericano.

Se supone que antes antes de fin de mes el directorio del organismo dará su visto bueno del nuevo paquete de ayuda financiera, que suma u$s57.000 millones.

 

 

iProfesional

Tras los anuncios económicos del Gobierno para intentar llevar calma a los mercados y aplacar la volatilidad del dólar, la divisa estadounidense llegó a subir más de un peso y medio y tocó los $39,50. Pero sobre el final de la jornada el Banco Central salió a vender 100 millones de dólares en subasta a $37,97, lo que tiró hacia abajo el valor de la moneda estadounidense.

En el orden mayorista, la divisa terminó con un salto de un peso y treinta centavos respecto al cierre del viernes, y terminó en $37,40. Se trata del mercado donde inciden los grandes jugadores como los bancos, empresas y el Banco Central y cuya cotización afecta al canal minorista, donde operan los pequeños ahorristas.

El Banco Nación, que llegó a ofrecer dólares a $39,50 pocos minutos antes del cierre de la rueda, tras la intervención de la autoridad monetaria con 100 millones de dólares, bajó hasta $38. El promedio de cotizaciones que hace el Banco Central, de todas formas, mostró un valor de $38,98, por lo que el aumento respecto al viernes fue de un peso.

De todas formas, la jornada cambiaria que abrió la semana estuvo marcada por la ausencia de operaciones desde el exterior, ya que la principal plaza financiera, Wall Street, no funcionó por el feriado en Estados Unidos. En la región, la moneda estadounidense se aprecia en los principales mercados como en Brasil (1,78%), México (0,81%), Colombia (0,49%), y Chile (0,23%).

La última semana el dólar atravesó jornadas frenéticas que lo llevaron a romper la barrera de los 40 pesos. El viernes pasado la moneda se acomodó en 38 pesos, tras la intervención del Central, y así, cerró el mes de agosto con un avance de 35,5 por ciento.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, partirá junto al titular del Banco Central, Nicolás Caputo, rumbo a Washington para renegociar con el FMI adelantos de los desembolsos de dólares para despejar dudas del mercado sobre la solidez del país para afrontar los vencimientos en 2019. Uno de los puntos clave de las reuniones que mantendrán los integrantes del equipo económico con la jefa del Fondo, Christine Lagarde, será flexibilizar el acuerdo original para permitir una mayor intervención del Banco Central en el mercado de cambios.

 

 

TN

Con la divisa en alza descontrolada en la city, la entidad decidió subir los encajes bancarios otro 5%, para reducir la demanda mayorista y elevar la tasa de interés de referencia al 60% anual.

El dólar arrancó esta mañana picando fuerte en alza. Ni el comunicado del FMI, ni la improvisada conferencia de prensa del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne,pudieron frenar el descalabro de la desconfianza de los mercados ante un Gobierno que no encuentra el rumbo.

Ayer, había cerrado con un máximo histórico de $34,48 y hoy en la apertura, la divisa estadounidense empezó a escalar sin freno. Cotizaba a un promedio de 34,52 pesos para la compra y 36,73 pesos para la venta, pero en algunas casas de cambio y bancos se lo ofrecía a $40. El blue o dólar negro ya se encuentra en esa cifra. O sea que en cuestión de horas, la moneda escaló casi 14%.

Ante esta coyuntura, el directorio del BCRA decidió reunirse de urgencia para aplicar medidas de contención. La entidad decidió subir los encajes bancarios otro 5%, para reducir la demanda mayorista y elevar la tasa de interés de referencia al 60% anual, para así disminuir la compra masiva de dólares que están impulsando la divisa al alza.

La decisión se tomó “en respuesta a la coyuntura cambiaria actual y ante el riesgo de que implique un mayor impacto sobre la inflación doméstica”.

 

 

Infonews

La semana comienza con un dólar minorista en $31,40, tal como cerró el viernes. Sin embargo, tendría las horas contadas. Alrededor de las 11, el Banco Central salió a subastar 300 millones de dólares para descomprimir la jornada.

Según publica urgente24.com, para el Banco Nación, el dólar minorista abrió este lunes 27/08 a $31,40, apenas algunos centavos abajo del promedio cerrado el viernes por el Banco Central, que lo ubicó en $31,46.

Sin embargo, las casas de cambio marcan su diferencia y se acercan a los $32 con valores que oscilan entre los $31,70 y los $31,90.

En tanto, el Forex MAE registra movimientos mayoristas con un dólar que ronda los $30,80/$30,90, habiendo cerrado a $30,80 el pasado viernes.

Según trascendidos periodísticos, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne pidió al FMI 3.000 millones de dólares del acuerdo stand-by.

Al parecer, Dujovne habló con agencias internacionales de noticias para llevar tranquilidad a Wall Street y filtró que Argentina, además, solicitó al organismo que se removiera del acuerdo un plan para quel el Tesoro recompre las Letras instransferibles que actualmente están en el Banco Central por 3.125 millones de dólares trimestrales. Según pudo saber Reuters, esa cifra acumularía 15.000 millones de dólares hasta fin del 2019.

 

 

El Comodorense

El presidente del Banco Central, Luis Caputo, realizó un acuerdo de intercambio de monedas con China por un monto de U$S 4.000 millones. El acuerdo del Swap reforzará las reservas internacionales de la institución, que cedieron a U$S 54.641 millones al cierre del miércoles.

Según publicó el portal Ámbito Financiero, el miércoles la autoridad monetaria vendió 781 millones de dólares en subastas en el mercado de cambios para controlar la disparada del dólar. Durante la gestión de Federico Sturzenegger, en junio de 2017 se habían renovado el Swap de reservas con China por tres años más por cerca de los U$S 10.375 millones, equivalentes a unos 70.000 millones de yuanes.

La primera vez que se realizó una acuerdo fue en 2009, durante la gestión de Martín Redrado, en el gobierno de Cristina Kirchner. El segundo fue en 2014, de la mano de Juan Carlos Fábrega, complementado luego en 2015. El cuarto arreglo fue llevado a cabo por Sturzenegger.

 

 

El Destape Web

Después del hornero, el yaguareté, la ballena franca austral, la taruca, el cóndor andino y el guanaco, ahora es el momento del cóndor. El Banco Central de la República Argentina (BCRA) puso hoy en circulación el nuevo billete de 50 pesos con la imagen de un cóndor alado, un “ave emblemática de la cordillera andina y sierras vecinas de nuestro país”, según detalla la entidad.

El nuevo papel está realizado en tonalidades verdes (y también azuladas)  similares a las del nuevo billete de $500 (el yaguareté) y el viejo papel de $5 (San Martín).

A partir del 16 de agosto será distribuido progresivamente a través de toda la red de sucursales bancarias. El nuevo billete coexistirá con los otros del mismo valor actualmente en circulación.

Seguridad

Como viene pasando con el resto de la familia de billetes de “Animales autóctonos”, que la entidad monetaria lanzó en 2016, en el caso del nuevo billete de $50 también se pone foco en las medidas de seguridad. Entre ellas,  “marca de agua -que reproduce el retrato del cóndor y, en la parte inferior, la denominación ’50’-, y el hilo de seguridad, una banda incorporada al papel que contiene la leyenda ‘$50’ seguido de ‘BCRA’, en forma repetida y alternada”, y también “un motivo de complementación frente-dorso: una huella parcial del ave, ubicada a la izquierda de la marca de agua, que se completa por transparencia con el reverso”.

Según el central, su diseño sigue el patrón de la nueva familia de billetes, con un anverso en formato vertical, donde se reproduce el retrato del cóndor, y un reverso, en formato horizontal, con la recreación artística de su hábitat característico.

 

 

Infobae

La calma que había logrado el dólar durante julio parece haber quedado definitivamente atrás. La divisa, que viene subiendo día tras día esta semana, arrancó el viernes con un salto de más de $ 1, al pasar de los $ 28,69 del jueves a $ 29,75 este viernes, según el promedio del Banco Central.

El salto también se vio en el segmento mayorista, que es donde operan los bancos y las grandes empresas. Allí, no había pasado la primera media hora de la jornada cuando la divisa ya cotizaba conun alza de $ 1,11, pero luego moderaba la suba a 78 centavos, a $ 28,88. también

Esta semana las acciones y los bonos se derrumbaron, el dólar recuperó la tendencia ascendente después de la “pax” de julio y el riesgo país se disparó a los 633 puntos el jueves, nuevo récord de la era Macri. La Bolsa perdió casi 9% desde la aparición de los cuadernos. Y el dólar se empinó. Un escenario difícil para que el Banco Central encuentre margen para bajar las tasas de interés y aliviar las condiciones financieras de las empresas.

También en la región

El dólar también subía en los mercados de la región, aunque en menor proporción. En Brasil, avanzaba 1,77%, hasta los 3.86 reales, mientras que en Chile subía 1,17%, a 655,22 pesos.

En los últimos tiempos, el peso argentino se movió más en línea con los mercados del exterior. Este viernes, los mercados emergentes sentían el impacto de otra movida de Donald Trump hacia el proteccionismo, con un alza de tarifas a Turquía.

Estados Unidos aumentó los aranceles al acero y al aluminio de Turquía hasta el 50 % y el 20 %, respectivamente, después de que la lira turca se depreció un 10 % en las últimas horas y superó la barrera de las 6 unidades por dólar.

El jueves, la lira ya había caído 5 % frente al dólar y el euro, y en una semana acumula una depreciación de alrededor del 20 %, hasta tocar su mínimo histórico frente a las divisas de referencia

 

 

Clarín

Luis Caputo, presidente del Banco Central, y su vice, Gustavo Cañonero, habrían conseguido este miércoles un primer cambio respecto del programa acordado con el FMI. Así, funcionarios del Fondo y autoridades del BCRA convinieron una ampliación del monto máximo de uso de reservas internacionales para contener el dólar.

Ayer el mercado mayorista vio cómo el dólar trepaba 25 centavos impulsado por la mayor demanda de cobertura. Al ver que el crédito Repo que negociaba el Banco Central con bancos privados para fortalecer las reservas -que en los últimos 30 días perdieron u$s6.233 millones-, bancos y fondos de inversión se anticiparon pasándose a moneda fuerte.

Puntualmente la incapacidad para llegar a un cierre del Repo incrementó las dudas sobre la viabilidad de la macroeconomía argentina en el corto plazo, lo que disparó el riesgo país a los 619 puntos, la marca más alta en los últimos 3 años.

De los 2.000 millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional había autorizado al Banco Central a utilizar del primer monto que le giraron al país, Sturzenegger hizo uso rápidamente de 1.300 millones y su sucesor, desembolsó otros 400 millones, por lo que el margen restante era escaso.

Los argumentos que esgrimieron Caputo y Cañonero para convencer a los técnicos de Christine Lagarde fueron dos: primero, que es muy riesgoso pedirle al Banco Central que desarme la bola de nieve de Lebacs sin usar reservas internacionales para contener al dólar y sin que se dispare la inflación.

El segundo planteo fue que el Repo implicaba secar la plaza para el endeudamiento que podía tomar el Tesoro. Y así lo entendió el FMI, quien, a cambio de la concesión respecto de la flexibilización del uso de las reservas internacionales, exigió al Banco Central que diera de baja el Repo.

De hecho, según LPO, este miércoles el Tesoro debió pagar una tasa de interés del 4,99% anual en dólares para renovar por 182 días 430 millones de los 800 millones de dólares de Letes que vencen esta semana.

 

 

 

iProfesional