Tag

Banco Central

Browsing

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) convalidó hoy una baja de 46 puntos básicos respecto del cierre del viernes pasado al finalizar a 81,781%.

El total adjudicado fue de $251.755millones sobre vencimientos por $245.918millones y a partir de esta operatoria se generó una contracción de liquidez de $5.837millones.

En la primera licitación del día, el BCRA convalidó Letras de Liquidez a siete días de plazo a una tasa promedio de corte que se ubicó en81,771%, con un monto adjudicado de $98.390millones.

En la segunda subasta, el monto adjudicado a siete días de plazo fue de $153.364millones a una tasa promedio de corte de81,787%, siendo la tasa máxima adjudicada de81,85% y la mínima81,201%.

El candidato tuvo una charla con Gustavo Beliz mientras define ministros. El BID y los US$ 6.000 millones, en agenda. Hubo sondeos desde el PJ por el debate presidencial.

Gustavo Beliz, aquel primer ministro de Justicia de Néstor Kirchnerque mostró en TV una foto del jefe de los espías Jaime Stiuso, pasó este miércoles a buscar a Alberto Fernández por la Facultad de Derecho, donde el candidato del Frente de Todos da clases.

Paciente, Beliz esperó que Alberto se librara del tumulto de cazadores de selfies y saludos. Fuera del barro político, Beliz dirige un organismo vinculado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que, por medio de un protocolo estricto, le impide intervenir en la política interna. 

Camino a las elecciones

Fernández, con discreción, lo consulta y le pide consejos. Beliz es una pieza en el tablero de contactos y conexiones del candidato, pero su nombre, en horas de definiciones, se invoca cada vez más seguido para un eventual staff de gobierno.

«Fue una charla de amigos y viejos conocidos», dicen en el equipo de Fernández, cautos, por los impedimentos de Beliz por su cargo. Y por una máxima política que repite Fernández: cree que si anticipa el nombre de un futuro funcionario, lo van a despellejar, desde afuera del PJ y desde adentro del PJ.

Beliz conoce bien como funciona el BID, un organismo que tiene disponibles U$S 6.000 millones en créditos para financiar obras. El banco es dirigido por el colombiano Luis Alberto Moreno, que en abril de 2020 dejará su cargo.

Ese sillón se lo probó Rogelio Frigerio, luego de una promesa de Mauricio Macri cuando daba por hecha su reelección. Aquel acuerdo requirió de una «paritaria» política de Macri con Donald Trump y Jair Bolsonaro, presidentes de EE.UU. y del Brasil.

Sin Macri en la Rosada ¿hay chances de que el pliego de Frigerio siga en pie? Esa música suena en una terminal del PJ cercana Fernández y se interpreta en una clave: que el país desembarque en un organismo estratégico, pero, también se traduce como símbolo de tener vínculos con sectores que no forman parte del Frente de Todos.

Ese fue, también, el mandamiento político que planteó Cristina Kirchner en el video de mayo en el que postuló a Alberto, en el que dijo que, para poder gobernar, Fernández necesitará de una coalición más amplia que la necesaria para ganar la elección.

Alberto opera en dos planos: uno es su versión de «futuro presidente», con viajes al exterior y charlas con empresarios, gobernadores y banqueros, y otro el de el candidato que ordena la campaña y sigue el día a día de la economía.

Con este último traje, Fernández se encerró, el miércoles último, a repasar datos con los economistas Matías Kulfasy Guillermo Nielsen: el alerta está en las reservas del Banco Central y en la sangría de U$S 100 millones diarios que le cuesta al gobierno «mantener la ficción del dólar quieto», según dicen a su lado.

El candidato ve a Mauricio Macri sin resto político, en soledad y abandonado por los propios, y observa también un Gobierno que funciona por inercia. Insiste, en privado, que por esa fragilidad son riesgosos los debates presidenciales programados para el 13 y 20 de octubre. «Pueden sumar incertidumbre porque van a dejar en evidencia todas sus carencias ¿Qué va a pasar el lunes?», comenta entre los suyos, y no se corre, en ese punto, de la lógica habitual: el postulante que lleva ventaja tiene menos incentivos para debatir que el resto. 

En los últimos días, incluso, un peronista exploró un contacto de altísimo nivel con el PRO para sondear si Macri comparte la inconveniencia de los debates y, en caso que así sea, evaluar alternativas. 

Los testeos previos fueron nulos: Macri, dicen los interlocutores de Fernández con el Gobierno, cree que el debate puede ser una oportunidad electoral. En «México» se agarran la cabeza: las encuestas que ojean proyectan 53 a 30

Macri no volvió a llamar a Fernández, ni le mandó mensajes por whatsapp. Los últimos contactos no fueron amables. El candidato dice que el gobierno instaló una falsa ideade comunicación permanente y un diálogo sobre las medidas de gobierno que jamás existió.

El miércoles, almorzó con Sergio Uñac, gobernador de San Juan, que milita por el desarrollo minero, un tema que Fernández considera clave para la etapa que viene, por las divisas y por el empleo. A las pocas horas, habló de ese tema en Santa Cruz de la Sierra con Evo Morales, que promovió, en Bolivia, la fabricación de baterías de litio para no fomentar la exportación del producto «crudo». Un plan similar tiene Uñac en San Juan, informó El Clarín.

Esa es la resolución de la autoridad monetaria frente a las gestiones que impulsaron desde el sector inmobiliario.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) informó este jueves que las personas que requieran acceder a dólares para comprar su primera vivienda podrán comprar hasta U$S100 mil a pesar del esquema de control cambiario.

A través de su comunicación 6787, la autoridad monetaria confirmó que se «permitirá acceso al mercado de cambios de las personas humanas para la compra de inmuebles en el país destinados a la vivienda única, familiar y de ocupación permanente».

La misma circular indica que «el acceso se realiza por hasta el monto del préstamo o el equivalente a 100.000 dólares estadounidenses, el monto que resulte menor».

Se aclaró que se contemplarán «fondos provenientes de préstamos hipotecarios otorgados por entidades financieras locales» y que «en caso de existir codeudores, el acceso se registre en forma individual a nombre de cada persona humana por hasta el monto prorrateado que les corresponda».

La definición se conoció luego de una serie de reuniones que los representantes del sector inmobiliario mantuvieron con funcionarios del Ministerio de Hacienda y del Banco Central para solicitar un mecanismo que permita el acceso a los dólares para la compra de viviendas a raíz de los controles cambiarios que se fijaron a principio de mes, que en el caso de las personas humanas fijan un límite mensual de 10.000 dólares, informó El Clarín.

El Fondo adelantó que “en las próximas semanas dialogará con las autoridades sobre estos y otros temas” y reiteró que “sigue comprometido con Argentina”.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reaccionó este miércoles a los recientes cambios en la política monetaria del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y ratificó que «sigue comprometido» con el país. 

«El BCRA anunció nuevas metas monetarias hoy. Esperamos que las reuniones con las autoridades argentinas en las próximas semanas sean una oportunidad para dialogar (sobre estos y otros temas)», indicaron voceros del organismo multilateral de crédito a Clarín.

La autoridad monetaria que conduce Guido Sandleris informó este miércoles que «las nuevas metas contemplan un crecimiento de la base monetaria del 2,5% mensual en septiembre y octubre».

«Para garantizar el carácter contractivo de la política monetaria, el Comité de Política Monetaria juzga necesario aumentar el límite inferior para la tasa de interés de las Letras de Liquidez (LELIQ) del 58% actual a 78% en septiembre, durante el pico inflacionario. Para octubre, este límite se establece en 68%, de manera consistente con las proyecciones del mercado respecto a una desaceleración en la tasa de inflación», detalló la comunicación del BCRA. 

Asimismo, mediante una breve manifestación, reiteraron que «el personal del FMI sigue comprometido con Argentina y continúa trabajando con las autoridades para abordar la difícil situación que enfrenta la Argentina». 

El de este miércoles fue el segundo que realizó el FMI en menos de una semana para respaldar a la Argentina. El pasado jueves, su portavoz Gerry Rice aseguró durante una rueda de prensa en Washington que están «plenamente comprometidos con seguir adelante».

«La situación siguió siendo sumamente difícil, el nivel de inflación siguió siendo muy elevado y eso hizo incrementar la tasa de pobreza, la actividad económica disminuyó», advirtió el vocero del FMI al hacer referencia a la situación que atraviesa la Argentina a raíz del cimbronazo financiero posterior a las elecciones primarias. 

Rice también confirmó que a finales de este mes recibirán en Washington a una delegación que encabezará el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza para continuar con las conversaciones respecto al crédito por U$S56.300 millones que se le otorgó al país y se presume que se analizará la situación del próximo desembolso por U$S5.400 millones, informó El Clarín.

Permitirá una expansión de 2,5% de la base monetaria porque se le hacía incumplible la meta original y el ajuste monetario hubiera sido mucho más duro. Llevó la tasa de referencia al 78%.

El Banco Central se vio obligado aabandonar su esquema de congelamiento de la base monetaria. El Comité de Política Monetaria (COPOM) admitió este miércoles que tuvo que “adecuar los parámetros de su esquema monetario a los desarrollos recientes de la economía de nuestro país.” El cambio obedece a que si mantenía la meta original se le iba a hacer no solo incumplible, sino que se veía obligado a endurecer aún más el torniquete de pesos.

En concreto, lo que se definió es quela base monetaria podrá crecer hasta un 2,5% en el bimestre septiembre-octubrey la tasa de interés “piso” que garantiza el Banco Central por la colocación deLetras de Liquidez se fijó en el 78%, contra el 58% que se había fijado unos días antes de las PASO. La tasa mínima será reducía a 68% en octubre. Hoy la tasa de Leliq está en el 83%

El Central explicó en el comunicado que “en línea con las proyecciones de demanda de dinero del BCRA, las nuevas metas contemplan un crecimiento de la base monetaria del 2,5% mensual en septiembre y octubre. En el caso de septiembre, la variación se considera respecto de la meta bimestral de julio-agosto, quedando la meta de base monetaria para el corriente mes en1.377 mil millones de pesos.Estas metas serán ajustadas de acuerdo a las operaciones cambiarias netas que realice el BCRA desde la fecha de publicación de este comunicado.” Es decir que se tomarán en cuenta los pesos que absorba el Central por la eventual venta de divisas.

A su vez, señaló que “las metas de base monetaria anunciadas se establecen en un contexto en el que las proyecciones de demanda de dinero pueden perder precisión. En consecuencia, para garantizar el carácter contractivo de la política monetaria, el COPOM juzga necesario aumentar el límite inferior para la tasa de interés de las Letras de Liquidez (LELIQ) del 58% actual a 78% en septiembre,durante el pico inflacionario. Para octubre, este límite se establece en 68%, de manera consistente con las proyecciones del mercado respecto a una desaceleración en la tasa de inflación.

Los planes monetarios del Banco Centralquedaron totalmente trastocados tras conocerse el resultado de las PASO del 11 de agosto. En base a las proyecciones electorales que manejaban en el organismo que conduce Guido Sandleris, la hoja de ruta que tenían en sus borradores de trabajo era que la tasa de interés podía descender bruscamente en la segunda mitad de agosto, lo mismo que el riesgo país y, tal vez, el tipo de cambio. No ocurrió nada de ello: la tasa saltó hasta el 85% actual, el riesgo país más que se duplicó hasta arriba de los 2.000 puntos y el tipo de cambio pasó de 45 a 58 pesos.

Ahora, el Central acepta que “laaceleración de la inflación producida por la depreciación del peso implica una reducción en la oferta real de dinero, mientras que el nuevo régimen cambiario permite proyectar una demanda real de dinero sostenida. A fin deevitar una contracción monetaria excesiva, en un contexto que ya presentaba una liquidez ajustada, se requiere actualizar las metas de base monetaria originales.”

El COPOM considera que estas medidas permitirán sostener una tasa de interés real positiva y retomar el proceso de desinflación a partir de octubre. El COPOM está integrado por el presidente, Guido Sandleris, el vicepresidente, Gustavo Cañonero, la vicepresidenta segunda, Verónica Rappoport, Enrique Szewach, director designado por el Directorio de este Banco Central, y Mauro Alessandro, subgerente general de investigaciones económicas, informó El Clarín.

Avanza la gestión pero se limitaría a operaciónes para compra de primera vivienda.

Después de conocerse las restricciones a la compra de dólares, las inmobiliarias se agolparon ante los despachos de los funcionarios para pedir excepciones para que los potenciales compradores de inmuebles puedan acceder al mercado de divisas por encima del tope de US$ 10.000 que rige para personas humanas.

Ayer, después de una nueva reunión entre las cámaras inmobiliarias y los Colegios de Escribanos con funcionarios del Banco Central, trascendió que la entidad podría habilitar la compra de dólares a quienes tengan que hacer una operación de compraventa, en tanto cuente con una autorización del escribano actuante y sea para comprar una primera vivienda. Sin embargo, según fuentes del Central, «aun no hay nada confirmado. Se decidió seguir trabajando en el asunto», dijeron.

La reunión se desarrolló ayer en el despacho del gerente general del Banco Central, Nicolás Gadano, con los representantes de la Mesa de Enlace del Sector Inmobiliario (CIA; CUCICBA, CEDU y los Colegios de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires y de Provincia).

Según un comunicado de la entidad que agrupa a los notarios porteños, «desde la entidad bancaria, prometieron analizar la propuesta sin más trámites. La propuesta consiste en que el escribano pueda elaborar un certificado digital que encuadre la operación inmobiliaria en gestión, dentro de requerimientos objetivos -vivienda, controles de lavado de dinero, etc.- de manera de posibilitar el acceso por parte del adquirente al mercado de cambios y, de esta forma, poder concretar las operaciones inmobiliarias», señaló.

Además, el comunicado explicó que Gadano, declaró expresamente que «sólo se admitirá el acceso al mercado cambiario a través de autorizaciones individuales, basadas en normas objetivas y que cumplan con el procedimiento del certificado notarial previo, descartando cualquier otra opción instrumental».

Según Armando Pepe, titular de CUCICBA, los escribanos quedaron en cuantificar las escrituraciones para saber cuál es el monto involucrado en las operaciones y así saber cuál es el flujo de dólares que va a tener el Central. Esa información va a ser remitida en los próximos días y las partes volverán a reunirse entre martes y miércoles para «dar los pasos finales», según Pepe.

Las operaciones a autorizarse corresponderían a compras por 220 mil UVAS, que en la cotización de ayer eran  U$S145 mil para la compra de vivienda única y familiar, informó El Clarín.

Lo dispuso el Banco Central. Quien compre en el exterior no tendrá restricciones para realizar sus pagos en dólares.

 El Banco Central (BCRA) dispuso este jueves que los consumos con tarjeta de crédito en el exteriorno tienen límites para el acceso a las divisas para poder cancelarlos.

El BCRA aclaró lo prohibido en la comunicación A-6770 que vedaba «el acceso al mercado de cambios para el pago de deudas y otras obligaciones en moneda extranjera entre residentes, concertadas a partir de la fecha. Para las obligaciones en moneda extranjera entre residentes instrumentadas mediante registros o escrituras públicas al 30.08.19, se podrá acceder a su vencimiento».

De esta manera, el BCRA, mediante la comunicación A-6776, fijó su posición al respecto y remarcó que «la citada prohibiciónno alcanza a los pagos de los clientes de las financiaciones en moneda extranjera, otorgadas por entidades financieras locales, incluyendo los pagos por los consumos en moneda extranjera efectuados mediante tarjetas de crédito.» 

La autoridad monetaria no impuso límites a «la transferencia de divisas de las personas humanas desde sus cuentas locales en moneda extranjera a cuentas propias en el exterior se puede efectuar sin restricciones y los canjes y arbitrajes que impliquen ingresos de divisas por operaciones no alcanzadas por la obligación de liquidación en el mercado de cambios pueden ser realizadas sin restricciones».

Más adelante, el BCRA estableció que «las financiaciones que otorguen las entidades financieras en moneda extranjera a clientes del sector privado no financiero deben ser liquidadas en el mercado local de cambios al momento de su desembolso».

Finalmente, dispuso que «la disminución de activos en moneda extranjera por las precancelaciones de financiaciones locales a clientes del sector privado, sólo podrán compensarse en la posición global neta de moneda extranjera (PGNME) hasta el plazo original de su vencimiento, con el aumento neto de tenencias de títulos valores del Tesoro Nacional en moneda extranjera. Al vencimiento original de la financiación local en moneda extranjera al día de hoy, podrán ser compensados con la compra de cualquier activo en moneda extranjera computable en la PGNME.

También dispuso con vigencia septiembre de 2019, que la tasa de exigencia de efectivo mínimo aplicable a las obligaciones por líneas financieras del exterior sea 0%, informó ADNSUR.

El presidente del Banco Central encabeza una conferencia de prensa después de que la moneda estadounidense bajara más de tres pesos. El impacto de las iniciativas del Gobierno para estabilizar la divisa.

En un día de gran expectativa para el Gobierno, después de anunciar una batería de controles cambiarios, habla el presidente del Banco Central Guido Sandleris. Tras la implementación de las medidas del Ejecutivo, el dólar bajó más de tres pesos y cerró este lunes a $58,41.
Este mediodía, el ministro de Hacienda Hernán Lacunza encabezó una conferencia de prensa al salir de la reunión de gabinete. El funcionario afirmó que una de las conclusiones de la reunión tuvo que ver con la efectividad de la nueva política económica, que incluye límites a la compra de dólares y la obligación a los exportadores de que vuelquen sus divisas en el mercado cambiario.
En la mesa política de Casa Rosada, el Gobierno también decidió suspender el envío del proyecto de ley de reperfilamiento de la deuda pública y buscará primero llegar a algún consenso con los bloques opositores antes de presentar la iniciativa en el Congreso.
Así lo decidió el Poder Ejecutivo tras una reunión en la que participaron ministros del gabinete y las principales espadas parlamentarias del oficialismo. «Pusimos como objetivo central buscar consensos con la oposición antes de enviar la ley al Congreso. Vamos a avanzar en reuniones con los referentes opositores parlamentarios para lograr acuerdos previos al envío del proyecto y de la ida de Hernán Lacunza a la Comisión Bicameral», informó TN.

Desde la entidad explicaron que «es una medida excepcional». Los funcionarios del FMI se enteraron minutos antes del anuncio.

En los últimos días de la semana pasada, en medio de la crisis financiera y la sangría de reservas internacionales, el Banco Central observó un dato que generó preocupación y que terminó inclinando la balanza hacia la implementación de un control de cambios: el aumento en las compras de dólares por parte de empresas que buscaban cobertura ante la incertidumbre cambiaria. El equipo económico consideró que ese tipo de operaciones representaban acciones «especulativas» y buscó cortar sin miramientos la posibilidad de que las firmas compren divisas.

Esa fue una de las principales razones que llevaron al Gobierno a instrumentar restricciones en la compra de moneda estadounidense, aunque no fue la única. También necesita agrandar el colchón de reservas del BCRA para intervenir diariamente mediante ventas para evitar una suba aún mayor del tipo de cambio.

En agosto, por ejemplo, las reservas cayeron más de U$S13.600 millones, es decir un 20% del total en apenas un mes. En este contexto, los retiros de depósitos en dólares rozaron los U$S5000 millones. La aceleración de los desarmes de cuentas en dólares en los bancos también encendió una alarma.

El equipo económico buscó dar un gesto hacia el pequeño y mediano ahorrista en divisas. El mensaje que el Gobierno se encargó de bajar es que los dólares están. «Si quieren ir a buscarlos, que vayan», reflexionaba este domingo por la tarde un integrante de la mesa chica de decisiones económicas del Poder Ejecutivo.

El Gobierno asume la «contradicción» de haber repuesto un esquema de control de cambios, casi cuatro años después de haberse colgado la cucarda de haber desarmado el cepo cambiario de los últimos años del kirchnerismo. «Esto se trata de una medida excepcional y es producto de este contexto particular, necesitamos acortar la operación en el mercado para evitar a los especuladores», concluyó ese funcionario.

Una pregunta que aún no tiene respuesta y que este domingo discutían en los grupos de WhatsApp de operadores financieros es si esta medida activará, por lógica, un nuevo mercado paralelo del tipo de cambio, como aquel dólar «blue» durante los años del cepo, y cuyo precio terminaba siendo más relevante para el sector privado.

La lógica detrás de las últimas medidas del Gobierno responde a una meta mayor: evitar cualquier tipo de fluctuaciones de la divisa. Las tres principales determinaciones en medio de la crisis apuntan a eso.

Por un lado, a través de controles en la cantidad de dólares que puede demandar el sector privado, la presión sobre la cotización del tipo de cambio debería ser menor. En segundo lugar, plazos más cortos para que el complejo agroexportador liquide las divisas que consigue del comercio exterior. La consecuencia sería, entonces, una mayor oferta de divisas y esto evitaría que el único que ponga dólares para abastecer la demanda sea el Banco Central.

Por último y quizás la medida con mayor alcance, la reestructuración light de deuda a través de un reperfilamiento de los vencimientos deuda de corto, mediano y largo plazo. Esta decisión, estiman en el Banco Central, exigirá menos dólares de las arcas de Reconquista 266 para cumplir con las obligaciones en dólares.

Desde este lunes el mercado responderá si este paquete de medidas es suficiente. Por lo pronto, este lunes en Estados Unidos habrá feriado por el Día del Trabajo, por lo cual una buena parte de las operaciones sobre activos argentinos volverán el martes.

La medida fue tomada con una celeridad tal que los funcionarios del Fondo Monetario Internacional se enteraron minutos antes de que las modificaciones se hagan públicas. En el Gobierno sostienen que el diálogo con la oposición para comentar y explicar los nuevos controles de cambios ya estaban en marcha. Pocas horas después del anuncio formal en el Boletín Oficial, el movimiento en los pasillos del Banco Central se tornó extraño para un domingo por la tarde. Los principales empresarios banqueros llegaban para reunirse cara a cara con Guido Sandleris.

Según informó el Banco Central, las personas físicas no podrán comprar más de USD 10.000 por mes, nadie está limitado para extraer dólares de sus cuentas -ni personas físicas ni jurídicas-, no hay impedimento al comercio exterior ni restricciones sobre viajes. Además, los bancos estarán habilitados a extender horario hasta las 17 por un mes.

Este domingo se conoció -tras su publicación en el Boletín Oficial- el decreto de necesidad y urgencia (DNU) firmado por el presidente Mauricio Macri que limita la compra de moneda extranjera hasta el 31 de diciembre de 2019.

Según informó el Banco Central nadie está limitado para extraer dólares de sus cuentas, ni personas físicas ni jurídicas. Tampoco hay impedimento al comercio exterior, ni restricciones sobre viajes.

Las personas físicas no podrán comprar más de USD 10.000 por mes.

Las empresas exportadoras deberán liquidar las divisas producto de sus ventas en el país, dentro de un máximo de 5 días hábiles después del cobro o 180 días después del permiso de embarque (15 días para las commodities).

Además todas las compañías, no solo los bancos, tendrán que pedir autorización a la entidad monetaria para girar divisas al exterior.

Las empresas no podrán comprar dólares para atesorar, y no hay restricciones para la importación o pago de deudas a su vencimiento.

Restricciones para controlar el ingreso y el egreso de dólares

Cuando comenzó su gobierno, Mauricio Macri eliminó el cepo cambiario impuesto durante la gestión de Cristina Kirchner. Sin embargo, este domingo, a partir de este lunes se instala un nuevo cepo, luego de que el DNU presidencial indicara que es el Banco Central quien debe autorizar la compra de divisas y las transferencias fuera del país.

Esta medida, tomada a varias semanas de las últimas elecciones PASO que desencadenaron la disparada del dolar e inestabilidad económica, pretende frenar la volatilidad del dólar sin que el Banco Central tenga que salir a «quemar» reservas.

Qué dice el decreto

El decreto publicado este domingo utiliza el 50% de su extensión -dos páginas y media- para explicar las causas que motivan esa medida. En principio explica que es «la incertidumbre provocada en los mercados financieros» que «impactaron en la evolución de la economía argentina», y de ahí la necesidad de tomar «medidas extraordinarias».

Con las medidas establecidas en este decreto, indican que «es necesario adoptar medidas transitorias y urgentes para regular con mayor intensidad el régimen de cambios», lo que significa controlar el ingreso y el egreso de dólares.