Tag

Bahamas

Browsing

El número oficial de muertos en las Bahamas por el paso del huracán Dorian se incrementó a 52 mientras la cifra de desaparecidos se mantiene en 1300, informaron hoy las autoridades de emergencia, que esperan un incremento de lluvia por el paso cercano de la tormenta tropical Humberto.

Los nuevos datos sobre fallecidos fueron informados por la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de Bahamas (NEMA, en inglés), que indicó que la cifra de desaparecidos desde el paso de la tormenta se mantiene en 1.300, según detalló hoy la agencia Efe.

Cerca de 2.078 personas se encuentran en refugios en Nueva Providencia, 71 en Gran Bahama y dos en Abaco, indicó NEMA en un comunicado.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se lamentó ayer respecto a que «los desastres naturales siempre afectan a los más desfavorecidos», y reiteró que temporales como el ciclón Dorian «están vinculados a la crisis climática que afecta al mundo».

La tormenta tropical ‘Humberto’ llegó hoy con fuertes vientos cerca del noroeste de Bahamas, apenas quince días después de que el huracán ‘Dorian’ devastara las islas, según informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos

«Una ola tropical de rápido movimiento se encuentra a unas 1.000 millas al este de la Antillas Menores y se desarrollará lentamente mientras la ola se mueve hacia el oeste a través del Atlántico tropical», advirtió el servicio meteorológico en su página web.

La tormenta tropical Humberto traerá algunos impactos al sudeste de los Estados Unidos a principios de la próxima semana y una posible inundación repentina en el desierto del suroeste y el medio oeste superior, agregó el organismo.

Además, se pronostica que «Humberto» se convertirá en huracán el domingo por la noche frente a la costa sureste y traerá fuertes lluvias, potentes olas, lo que generará corrientes a lo largo de la costa sureste, desde Florida hasta Carolina del Sur, hasta principios de la próxima semana.

El Servicio Meteorológico alertó hoy que «existen ligeros riesgos de precipitaciones excesivas que pueden provocar inundaciones repentinas en partes del desierto del suroeste y el medio oeste superior hoy», así lo reseña Télam.

El huracán ‘Dorian’, que tocó tierra por primera vez el 1 de septiembre, destrozó unas 13.000 viviendas, según la Cruz Roja.

Las islas Bahamas, devastadas por el reciente paso del huracán Dorian, de categoría 5, se preparan para afrontar otro golpe de la naturaleza. Según una previsión del Servicio Meteorológico Nacional de EE.UU., una nueva tormenta tropical, bautizada como Nine, se está acercando al archipiélago, donde tocará tierra en la noche de este viernes.

La tempestad amenaza específicamente al noroeste de las Bahamas, incluidas las islas Ábaco y Gran Bahama. No se pronostica que genere una marejada significativa, pero sí fuertes vientos y «chubascos dispersos» con entre 50 y 100 milímetros de lluvia.

Para la tarde del sábado es previsible que Nine golpee la costa oriental de Florida para seguir avanzando en los días posteriores en dirección norte y noreste, según muestra un mapa del Centro nacional de Huracanes.

Las islas Ábaco fueron particularmente castigadas a principios de este mes por el huracán Dorian, que arrasó allí numerosas casas, destruyó barcos y volcó vehículos en las calles.

El número confirmado de muertos por el paso del huracán Dorian en las Bahamas se mantiene en 50 desde principios de esta semana. Sin embargo, otras 1.300 personas se consideran desaparecidas en el país antillano.

Un funcionario de la Administración Trump anunció el miércoles que EE.UU. no otorgará el estatus de protección temporal a las personas provenientes de Bahamas desplazadas por las inclemencias meteorológicas. Este estatus especial habría permitido a los bahameños trabajar y vivir en el país norteamericano hasta que sea seguro su regreso a casa.

Actualmente, cerca de 300.000 ciudadanos de diez países gozan en EE.UU. de esta clase de protección, incluidas víctimas del terremoto de 2010 en Haití.

Hasta el lunes pasado, unos 1.500 bahameños llegaron a territorio estadounidense huyendo del huracán Dorian. En caso de tener la documentación de viaje en orden, se les permite la entrada temporal al país, pero no pueden obtener permisos de trabajo, así lo reseña RT.

El presidente Donald Trump advirtió hoy que la «gente mala» de Bahamas no es bienvenida en territorio norteamericano e hizo hincapié en la necesidad de que aquellos que huyen del país tras el paso del huracán Dorian cuenten con los «documentos adecuados» para poder entrar a Estados Unidos.

«Todo el mundo tiene que tener la documentación apropiada. Bahamas tiene problemas tremendos con algunas personas que van allí y que no deberían estar allí. No quiero que esas personas que no tendrían que estar en Bahamas acaben en Estados Unidos y eso incluye a gente muy mala, miembros de pandillas y algunos verdaderamente malos traficantes de drogas», manifestó Trump en Twitter.

Sus palabras contradicen a las pronunciadas por el director del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, Mark Morgan, tan solo unas horas antes.

«Se trata de una misión humanitaria, ¿no? Si tu vida está en juego, estás en Bahamas y quieres llegar a Estados Unidos, vas a poder venir, ¿vale? Tanto si tienes documentos de viaje como si no. Hemos procesado ya a gente que tenía documentos y a gente que no los tenía», expresó.

Entre evacuaciones, búsquedas de víctimas y riesgos sanitarios, Bahamas se preparaba este domingo para enfrentar una larga crisis humanitaria, una semana después del devastador paso del huracán Dorian, que también golpeó a Canadá.

El balance provisional del desastre, entregado con moderación por las autoridades de Bahamas, no cambió desde el viernes por la noche: 43 muertos. Pero las autoridades del archipiélago advirtieron repetidamente que el número estaba escalando.

Sobrevivientes consultados los últimos días por AFP en la isla de Ábaco, a la cual Dorian asoló el 1 y 2 de septiembre con vientos de más de 250 km/h, temían lo peor.

«Hay muertos en todas partes», «los cuerpos siguen tirados», declararon mientras intentaban por todos los medios abandonar su isla, privada de agua y electricidad, donde los desechos se acumulaban en medio de los escombros bajo un calor intenso.

Ante el aumento de los riesgos sanitarios, el Ministerio de Salud bahameño y la Organización Panamericana de la Salud aseguraron el sábado en un comunicado conjunto que el archipiélago no enfrenta ninguna epidemia actualmente.

«Ninguna isla en las Bahamas ha sido puesta en cuarentena», dice el texto. «Las inundaciones pueden aumentar potencialmente la transmisión de enfermedades contagiosas relacionadas con el agua. No obstante, por el momento no se ha detectado ningún caso de cólera, ni ha aumentado el número de enfermedades infecciosas debido al huracán», agregó.

Dorian dejó al menos 70.000 personas sin hogar en las islas más severamente afectadas, Ábaco y Gran Bahama, según la ONU, cuyo Programa Mundial de Alimentos entregó casi 15.000 comidas y toneladas de equipos en la región.

La devastación causada por el huracán durará «generaciones», advirtió el jueves al primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, mientras el turístico archipiélago se preparaba para enfrentar una larga crisis humanitaria.

Vientos de hasta 140 km/h en Canadá

Miles de kilómetros al norte, y tras muy leves efectos en la costa de Estados Unidos, Dorian continuó su ruta hacia Canadá, con fuertes ráfagas de hasta 140 km/h, lluvias torrenciales y olas de casi 20 metros.

Recalificado como «ciclón postropical muy intenso» por el Centro Canadiense de Huracanes, tocó tierra el sábado por la noche en la provincia de Nueva Escocia, donde casi 400.000 hogares estaban sin electricidad el domingo por la mañana.

Árboles fueron arrancados de raíz, líneas eléctricas cayeron y una grúa se derrumbó en un edificio en construcción en Halifax, pero no se reportaron heridos graves.

Las calles de esa ciudad portuaria de 400.000 habitantes, que habían quedado desiertas durante el paso de Dorian, revivieron en la mañana con el sonido de motosierras.

«Ya pasó. Ahora podremos comenzar a limpiar tan pronto como salga el sol», dijo Paul Mason, del servicio de emergencia de Nueva Escocia.

Las autoridades canadienses dijeron que estaban mejor preparadas que para el huracán Juan, que causó daños considerables en la región en 2003.

Unos 700 soldados ayudaban con las operaciones de limpieza el domingo, mientras Dorian se desplazaba sobre el Golfo de San Lorenzo con vientos que llegaban a 130 km/h.

Según el último boletín del Centro Canadiense de Huracanes, «se debilitará lentamente a medida que avance hacia el noreste», antes de llegar al norte de la isla de Terranova y el este de Labrador más tarde en el día.

«Sin embargo, todavía produce vientos violentos y fuertes lluvias», advirtieron los meteorólogos canadienses.

Desesperados por comida, agua y refugio, los sobrevivientes del huracán Dorian en Bahamas, ven un halo de esperanza después de que el viernes comenzarán las tareas de evacuación en el archipiélago, donde la tormenta dejó al menos 43 muertos.

Miles de ciudadanos siguen desaparecidos desde que la monstruosa tormenta, entonces de categoría 5, arrasara estas islas del Atlántico, donde el balance de fallecidos crece cada día.

«Se espera que este número aumente de manera significativa», advirtió el viernes Erica Wells Cox, portavoz del primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis en la cadena estadounidense NBC.

Después de un viaje de más de siete horas, cerca de 260 habitantes de la isla Ábaco, evacuados por un ferry fletado por el gobierno, llegaron al puerto de Nassau al anochecer, según un periodista de la AFP en el lugar. Estaba previsto que un segundo ferry llegara posteriormente.

Dorian, por su lado, que días atrás amenazaba los estados sureños de Estados Unidos, tocó este viernes tierra en Carolina del Norte debilitado a categoría 1, sin que se haya informado de víctimas mortales o de grandes daños.

El huracán avanza ahora hacia Nueva Escocia (Canadá) con vientos máximos sostenidos de hasta 150 kilómetros por hora.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., Dorian cruzará Nueva Escocia este sábado por la tarde.

La devastación provocada por el huracán Doriany el terror que provocó durante su día y medio de asedio sobre las Bahamas se volvió más clara cuando el paso de la tormenta reveló un panorama fangoso y lleno de escombros de casas destrozadas e inundadas en las islas Ábacoy Gran Bahama. La cifra oficial de muertos subió a 20, pero existen pocas dudas de que el número aumentará ya que los equipos de rescate se encuentran aún en plena tarea.

El acceso a las maltratadas islas del norte, donde el huracán causó daños catastróficos, ha sido limitado. Los equipos de búsqueda y rescate, incluidos la Guardia Costera de Estados Unidos y la Marina Real británica, estaban en las islas ayer tratando de encontrar sobrevivientes y personas atrapadas en sus hogares.

Pero con interrupciones en la comunicación, las noticias sobre los desaparecidos tardan en llegar, por lo que miles de personas han recurrido a las redes sociales para localizar a sus familiares.

En medio del caos y la desesperación, Vanessa Pritchard Ansell creó el domingo un grupo en Facebook para unificar la búsqueda y volverla más eficaz. «Bahamas People Search I Hurricane Dorian»ya cuenta con casi 12.000 miembrosque intentan obtener información sobre sus seres queridos.

Para agilizar la búsqueda, el grupo se ha organizado por localidad. Hay un posteo para cada localidad afectada por el huracán y debajo las personas escriben el nombre de quien quieren encontrar.

Además, con la información recibida, Pritchard-Ansell creó un sitio web, DorianPeopleSearch.com, que sirve como un motor de búsqueda.

Hasta ayer, amigos y familiares habían publicado los nombres de más de 5500 personasen el sitio de Pritchard-Ansell. Ella está trabajando con las embajadas de Estados Unidos y Canadá para verificar los nombres con los ciudadanos de esos países.

Pritchard-Ansell, que vive en Canadá, tiene un equipo internacional de voluntarios que la ayudan.

El gobierno de las Bahamas creó un formulariopara que la gente complete, que está cargado en el sitio y contiene el nombre de la persona desaparecida, el pueblo donde se creía que estaba antes de la tormenta y su estado (conocidos o desconocido). Los nombres se enumeran en orden alfabético y están ordenados por localidad.

Si hay una necesidad crítica de evacuación, eso también lo nota quien publica el nombre. Y algunos nombres están vinculados a grupos de Facebook.

Una mujer figuraba como «vista por última vez -Murphy Town por Change Ministries Church- necesita insulina».

«Ha habido personas en diálisis; había una mujer en trabajo de parto y otra que tuvo un bebé de cinco semanas», dijo Pritchard-Ansell a The Washington Post.

Solo unas pocas personas desaparecidas en el sitio web están en la categoría «estado: conocido».

«Cuando ves que se ha encontrado a alguien y su familia sabe dónde está, sientes un momento de euforia», agregó Pritchard-Ansell. «Pero también sabes que hay tantos miles de otros que todavía no han aparecido».

Puede ser un pequeño consuelo para los seres queridos frenéticos, pero la cantidad de personas reportadas como desaparecidas en las horas iniciales después de un huracán generalmente disminuye drásticamente en los días siguientes, cuando se restablecen la energía y las comunicaciones y las personas pueden encontrarse más fácilmente y usar teléfonos celulares e Internet para reconectarse.

Hay aproximadamente 70.000 personasque viven en las islas Ábaco y Gran Bahama juntas. No está claro cuántos pudieron evacuar, sobre todo en áreas particularmente vulnerables, como el Mudd, un barrio humilde en Marsh Harbour, que las autoridades dijeron que fue diezmado.

Los rescatistas de Estados Unidos y Gran Bretaña están ayudando al gobierno de las Bahamas a buscar sobrevivientes, muchos de los cuales serán llevados a lugares más seguros en las islas del sur. Pritchard-Ansell también está trabajando con Trans Island Airways(TIA)para obtener los nombres de las personas que están evacuando.

El gerente de operaciones de TIA, James Ingraham, dijo que las operaciones de búsqueda y rescate han sido difíciles debido a la devastación: el aeropuerto de Freeport fue destruido.

«Nuestra prioridad es llevar a las personas a un lugar seguro», dijo Ingraham. «Pero es bueno dejar que los miembros de la familia sepan que su ser querido sobrevivió, para darles un poco de tranquilidad. Eso es importante», agregó.

Aunque la familia de Pritchard-Ansell está totalmente a salvo en Naussau y pudo comunicarse con ellos incluso antes de que el huracán pase, muchas personas aún no han tenido contacto con sus allegados atrapados en las islas. Así, pensó en otros en su situación y creó el sitio con la intención de brindarles alivio y con la esperanza de que los mismos ciudadanos puedan proveer información valiosa para la localización de desaparecidos.

«En las islas, el grado de separación es realmente bastante pequeño», dijo. «Todos conocen a todos o son amigos de un amigo», informó La Nación.

Tras el paso del huracán Dorian y sus devastadores efectos en las Bahamas este domingo, científicos están evaluando el impacto en la naturaleza y la vida silvestre del archipiélago. Precisamente, se teme la extinción del pájaro conocido como trepador cabecipardo o nuthatch de Bahamas, informa Forbes.

Un avistamiento realizado en 2018 por investigadores de la Universidad East Anglia (UEA, por sus siglas en inglés) estimó que la población del ave mencionada podría haber disminuido a tan solo un par de ejemplares.

Especies como el loro de Bahama, que habitó al menos en siete islas del archipiélago, y el oriol de Bahama, son otras que están seriamente amenazadas. Varios factores humanos parecen haber contribuido a la desaparición de su hábitat, y la fuerza del huracán podría contribuir al golpe final para su desaparición.

Aunque es probable que algunos de estos loros sobrevivan a la tormenta, la destrucción de su entorno podría amenazar seriamente la existencia de los sobrevivientes. Por su parte, la población del oriol, estimada entre 93 y 180 aves, también pudo verse afectada ante la destrucción de la isla Gran Bahama, el único lugar donde habitaba.

La tormenta de categoría 5 causó «el máximo daño a través del viento, la lluvia y la marejada de agua salada a la infraestructura humana y al hábitat remanente del bosque de pinos del Caribe, que sustentaba a varias especies de aves bahameñas en peligro de extinción», explicó a Newsweek Diana Bell, profesora de Conservación y Biología de la UEA.

El paso destructivo del ciclón ha dejado al menos 20 víctimas mortales, y más de 70.000 personas requieren ayuda inmediata. Según estimaciones de la Cruz Roja Internacional, unas 30.000 viviendas se habrían visto directamente afectadas y 13.000 habrían quedado totalmente destruidas.

Bell considera que además del «desastre humanitario», la tormenta podría haber causado un «desastre ecológico» debido a sus efectos en los ecosistemas que albergan especies únicas de aves y otros animales salvajes. Otros expertos explican que los huracanes son ‘el último clavo del ataúd’ de las especies, debido a la tala de bosques, los incendios provocados y otras actividades humanas, así lo reseña RT.

 

El número de muertos por el paso del huracán Dorian en Bahamas pasó de 7 a 20 personas, una cifra que aún podría aumentar, según anunció este miércoles el ministro de Salud del archipiélago caribeño, Duane Sands.

El ministro indicó además que «los trabajos de rescate y la exploración de las casas que fueron inundadas acaban de empezar», por lo que no descartó que la cifra final de víctimas fatales podría ser mayor.

«Podemos anticipar que habrá más muertos. Son informaciones preliminares», había dicho el primer ministro Hubert Minnis en rueda de prensa, algo que finalmente ocurrió y que todos temen que seguirá pasando a medida que el agua baje y se pueda acceder a muchos lugares imposibles hoy por hoy.

La furia de Dorian

Días de horror vivieron los habitantes del archipiélago. Prácticamente estacionado durante un día y medio sobre la isla, el huracán Dorian destruyó miles de casas y provocó devastaciones en una enorme zona a principios de semana.

Durante las últimas horas se presentaron reportes de muchas personas que quedaron atrapadas en sus casas debido a los altos niveles del agua tras una catastrófica tormenta de categoría 5.

Imágenes aéreas de la isla Gran Ábaco emitidas por CNN mostraron escenas de daños con centenares de viviendas sin techo, autos volcados, enormes inundaciones y escombros por todos lados. «Esta es una crisis de proporciones épicas, quizás la peor que jamás hayamos vivido», dijo Dames.

El primer ministro de las Bahamas, Hubert Minnis, ha calificado este lunes como una «devastación sin precedentes» el nivel de daños materiales ocasionados por el huracán Dorian a su paso por las islas Ábaco.

Esta jornada, el huracán ha tocado tierra en las islas Ábaco, en el noroeste del archipiélago, creando condiciones «catastróficas» en la zona y causando importantes daños con sus vientos sostenidos de 297 kilómetros por hora.

Nueve condados del estado de Florida (EE.UU.) han emitido un aviso de evacuación obligatoria para la población, mientras que otros siete han difundido una alerta de evacuación voluntaria debido al acercamiento del huracán Dorian, informan medios locales.

Una medida similar, de carácter obligatorio, fue emitida anunciada ayer en diversos condados de Georgia y Carolina del Sur, mientras que en Carolina del Norte —donde se espera que el huracán llegue el miércoles— se ha declarado el estado de emergencia.

Mientras tanto, en las redes sociales han aparecido videos desde las islas Ábaco que muestran daños importantes y las severas condiciones climáticas que se viven allí debido al paso del huracán Dorian, el más potente jamás registrado en las Bahamas.

El fenómeno climático ya se ha cobrado la primera víctima en las Bahamas, donde un niño ha muerto, mientras que su hermana se encuentra desaparecida. La noche del 1 de septiembre, Lachino Mcintosh, de 7 años, se ahogó cuando junto a su familia intentaba abandonar su hogar en las islas Ábaco.

Anteriormente, el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC) informó sobre un aumento de la potencia de Dorian, actualmente de categoría 5. Y advirtió también que el área será castigada por intensas ráfagas de viento acompañadas de lluvias torrenciales que durarán 30 horas o incluso más tiempo

«¡Busquen refugio ahora! ¡Esta es una situación extremadamente peligrosa y que pone en peligro la vida!», alertó el NHC a través de Twitter, urgiendo a los habitantes de las islas Ábaco a no arriesgar sus vidas. Adicionalmente, se prevé una marejada «catastrófica» de entre 5 y 7 metros en esas islas bahamesas a causa del poderoso ciclón, así lo reseña RT.