Tag

Autopsia

Browsing

Se conoció el resultado de la autopsia realizada al nene de 5 años que falleció en Neuquén tras haber ingerido dióxido de cloro y que provocó una denuncia contra Viviana Canosa. La conductora había mostrado en su programa que lo tomaba para protegerse del coronavirus, pero el fallecimiento del menor hizo que un diputado provincial neuquino pidiera que le abrieran una causa en su contra.

En Los Ángeles de la Mañana, Martín Candalaft contó cómo fue el resultado del análisis forense.

“La noticia de último momento es que se conoció el resultado de la autopsia al chico de 5 años de Neuquén que había fallecido aparentemente por la ingesta de dióxido de cloro, después de que Viviana Canosa mostrara en televisión que ella lo tomaba, y que los padres confesaran ‘le dimos 750 mililitros de dióxido de cloro’. Se armó una junta médica para determinar fehacientemente si esa era la causa de la muerte. Y la noticia de último momento, que se acaba de conocer hace unos minutos nada más, es que efectivamente, este chico murió por la ingesta de dióxido de cloro”, empezó explicando el periodista.

Y prosiguió: “Estos son los resultados de la autopsia que en ese momento había dicho que el fallecimiento había sido por una falla multiorgánica. Se mandaron a hacer los análisis de laboratorio para saber con certeza por qué se había dado esa falla multiorgánica en un chico de 5 años, algo que no es común. Y se acaba de determinar que fue por el dióxido de cloro. Esto complica mucho la situación judicial de Viviana Canosa”, advirtió Candalaft.

“Quiero hacer un paréntesis con esto. Si bien Viviana Canosa no tiene nada que ver con lo que pasó con el chico de Neuquén, porque sus padres le dieron voluntariamente el dióxido de cloro, igual le hicieron una imputación”, comentó Ángel De Brito.

«Un diputado provincial neuquino, Mariano Mansilla, hizo una denuncia por ‘curandería’, algo parecido a por lo que habían imputado a (Rubén) Mühlberger, que es prometer la cura para una enfermedad. Le hicieron esa imputación, ahora este diputado va a pedir la indagatoria para Viviana Canosa, luego de los resultados de la autopsia que se conocieron, y va a pedir que se adjunten los resultados médicos de estos estudios de laboratorio que determinaron que este chico murió por la ingesta de dióxido de cloro”, prosiguió Martín.

“Un poco figuretti este diputado, me parece que está buscando algún rebote. Y eso que ustedes saben que Canosa no es santo de mi devoción. Pero me parece que la está usando para crecer”, alertó Ángel.

“Hay que tener en cuenta que hay dos causas que se manejan en paralelo. Por un lado, la de la muerte del chico y, en paralelo, la causa que se investiga si efectivamente ella prometió una cura contra el covid tomando dióxido de cloro”, aportó el periodista.

“Y la tercera causa es la que inicia Viviana contra varios periodistas”, cerró el conductor de LAM.

Al menos 15 peritos de distintas especialidades participaron de la autopsia a los restos esqueletizados que fueron hallados hace diez días en el marco de la búsqueda de Facundo Astudillo Castro, y extrajeron muestras para intentar determinar las causas de la muerte y elaborar un ADN para establecer si se trata del joven desaparecido el 30 de abril pasado.

Si bien los abogados de Cristina Castro, la madre de Facundo (22) aseguraron a la prensa que la autopsia había finalizado cerca de las 16.40, fuentes de la investigación explicaron que pasadas las 18 los peritos aún permanecían dentro del laboratorio del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) con el levantamiento de rastros y muestras para analizar y con la firma de las actas.

“El tiempo que va a llevar los estudios es largo, no hay ninguna confirmación de sexo, ni edad, ni medidas del cadáver, ni de causas de muerte, ni de faltante de piezas dentales. Eso va a estar en un plazo máximo de 30 días y va a ser entregado en persona a la jueza federal María Gabriela Marrón”, dijo el abogado Luciano Peretto, quien representa a Castro.

Peretto, junto a Leandro Aparicio, improvisaron una conferencia de prensa en la puerta de la exESMA, donde funciona el laboratorio del EAAF, y que tuvo un fuerte operativo de seguridad con un triple vallado a cargo de cerca de una decena de efectivos de la Policía Federal que, con la ayuda de perros adiestrados, inspeccionan a cada persona que ingresaba al lugar.

Fuentes de la investigación aseguraron a que la jornada comenzó cerca de las 9.30 de la mañana con la presencia de los 15 peritos designados por la jueza, que viajó desde Bahía Blanca para supervisar personalmente la autopsia.

Cristina Castro, la madre de Facundo, fue alojada en una sala lindera para ser informada en forma permanente de los avances de la operación de autopsia, y contó con la asistencia de integrantes de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC).

Una fuente de la investigación explicó que de la autopsia “participaron los 15 peritos en forma simultánea” y cada uno de ellos pudo analizar “las muestras necesarias para elaborar su propio informe que, luego, servirá para darle forma al resultado final de la autopsia, el cual demorará entre 15 y 30 días”.

Con un breve intervalo pasado el mediodía, los peritos continuaron por la tarde y realizaron “los análisis típicos de estos casos para determinar el sexo, la edad, las características biológicas y la búsqueda de todo tipo de lesiones ante mortem (aquellas que pudo haber tenido en el transcurso de su vida, como fracturas o extracciones odontológicas), peri mortem (las que pudieron haberle causado la muerte) y post mortem (aquellas que pudo haber recibido tras su fallecimiento)”, dijo la fuente consultada.

Uno de los peritos que trabajó con mayor detenimiento fue la experta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET ), Nora Maidana, quien es especialista en Diatomeas, la ciencia que analiza los

indicadores ambientales y paleoambientales típicos en muertes por sumersión.

Otro de los que participó fue Roberto Cohen, uno de los médicos del Cuerpo Médico Forense que también tuvo intervención en la autopsia del cuerpo de Santiago Maldonado en 2017 y que en 2013 participó de la reautopsia al cadáver de Angeles Rawson que determinó que la adolescente murió estrangulada y que tenía signos de un ataque sexual.

Además, estuvo presente Virginia Créimer, la perito de parte designada por la querella.

La autopsia y el proceso de identificación fue filmado y fotografiado para que quede un registro y que pueda ser consultado nuevamente así es requerido por la Justicia.

Los peritos dejaron para el final la extracción del material que servirá para la elaboración del ADN de los restos, el cual será comparado con el patrón genético de los padres de Facundo, para determinar si efectivamente corresponden al joven desaparecido.

Ese estudio comparativo se realizará en el laboratorio de genética forense que posee el EAAF en la ciudad de Córdoba y se espera que el resultado esté para el 5 de septiembre.

“Se han cumplido todas las etapas, estudio de huesos, microorganismos

de posibles animales que pudieran haber atacado el cuerpo, identificación cadavérica y las circunstancias que pudiera haber causa de muerte”, dijo el abogado Peretto.

El letrado agregó que se trató de “una tarea que los peritos describieron como altamente compleja” y señaló que la madre de Facundo terminó “muy conmovida por todo lo que se vivió esta jornada”.

Desde el martes, el cuerpo encontrado en un cangrejal de Villarino Viejo, dentro de la zona de búsqueda de Facundo Astudillo Castro, comenzará a ser analizado por forenses en el laboratorio del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). La autopsia se hará bajo el Protocolo de Minnesota, elaborado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la investigación de muertes «potencialmente ilícitas».

Este protocolo es una actualización realizada en 2016 de la versión original titulada «Manual de las Naciones Unidas sobre la Prevención e Investigación Eficaces de las Ejecuciones Extralegales, Arbitrarias o Sumarias», elaborado en 1991 por la ONU.

El procedimiento está previsto en casos donde «la muerte puede haber sido causada por actos u omisiones del Estado, de sus órganos o agentes, o puede ser atribuible al Estado, en violación de su obligación de respetar el derecho a la vida. Incluye, por ejemplo, todas las muertes posiblemente causadas por funcionarios de las fuerzas del orden u otros agentes del Estado».

También cuando «la muerte sobrevino cuando la persona estaba detenida, o se encontraba bajo la custodia del Estado. Incluye este supuesto, por ejemplo, todas las muertes de personas detenidas en prisiones».

Finalmente, se implementa cuando «la muerte podría ser resultado del incumplimiento por el Estado de su obligación de proteger la vida. Incluye este supuesto, por ejemplo, cualquier situación en que un Estado no ejerza la diligencia debida para proteger a una persona o personas contra amenazas externas previsibles».

El protocolo señala que una vez que se presente «una denuncia de una muerte potencialmente ilícita, se debe realizar una investigación inicial para identificar las líneas de investigación y las acciones futuras. Ello incluye identificar todas las fuentes de posibles pruebas y dar prioridad a la reunión y preservación de esas pruebas».

Además, establece un mecanismo para el análisis de restos óseos, el cual «requiere un enfoque interdisciplinario» y prevé que «el médico forense encargado del caso deberá colaborar con otros especialistas».

«En el caso de los restos esqueletizados se requiere la intervención de un antropólogo forense. La antropología forense es la aplicación de la teoría y los métodos de la antropología física, en particular los relativos a la recuperación y el análisis de restos humanos, para resolver asuntos legales», señala.

De acuerdo al documento de la ONU, «el antropólogo forense presta asistencia al médico forense en la evaluación de las características del esqueleto con fines de identificación o para encontrar e interpretar señales de patologías y traumatismos».

Por último aclara que «el antropólogo forense también puede colaborar con el médico forense para llegar a conclusiones acerca de la causa y la forma de la muerte y, utilizando métodos arqueológicos de datación, del tiempo transcurrido desde la muerte».

Luciano Arruga y Santiago Maldonado

El Protocolo de Minnesota fue utilizado en otras investigaciones complejas de crímenes de lesa humanidad y en casos en los que aparecían vinculados las fuerzas de seguridad, como el de Santiago Maldonado o de Luciano Arruga.

Para la perito de la querella, Virginia Créimer, es fundamental en la autopsia que comenzará esta semana en la sede del EAAF en la exEsma.

Medias y restos de tela

Tres pares de medias y restos de tela fueron encontrados durante la segunda jornada del microrastrillaje en la zona donde la semana pasada se encontró un cuerpo esqueletizado en un cangregal.

Luciano Peretto, uno de los abogados de la querella indicó que los nuevos rastros hallados serán presentados para le cotejo de Cristina Castro, la madre del joven desaparecido.

Este viernes, especialistas en Criminalística de la PFA supervisados por expertos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) hallaron restos óseos en el sector conocido como Cola de Ballena, ubicado entre las localidades de General Cerri y Villariño Viejo.

Peretto viajará junto a Castro y su socio en la causa, Leandro Aparicio, a Ciudad de Buenos Aires para asistir a la autopsia. Antes, la mamá de Facundo pasará por la Quinta de Olivos para reunirse con el presidente Alberto Fernández.

Los restos óseos hallados semienterrados en la arena en el partido bonaerense de Villarino y que fueron analizados por integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) ante la sospecha de que pertenecen al joven desaparecido Facundo Astudillo a resguardo de la Policía Federal Argentina (PFA).

El cuerpo será sometido a una autopsia el próximo martes para determinar si se tratan de los restos de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años desaparecido desde el 30 de abril.

La reconocida médica forense Virginia Creimer (MN°112178) fue convocada por la querella para actuar como perito de parte en la autopsia y demás diligencias científicas que se van a realizar el martes y cuyos resultados se espera que demoren 24 horas.

El perito Amilcar Fleita, de parte de la querella en la causa que investiga el crimen del empresario Fabián Gutiérrez, reconstruyó el desarrollo de los hechos sobre la base a su hipótesis y aseguró que al menos tres personas participaron del ataque contra la víctima, la agresión que duró “aproximadamente entre tres y cuatro horas”.

Luego de recibir el informe definitivo de la autopsia, Fleita, contratado por la familia de Gutiérrez, sostuvo “en criminalística nosotros decimos que las evidencias nos hablan y en este caso el cuerpo habló y confirmó la hipótesis de la querella”.

Según contó, la víctima ingresó a la casa de la localidad santacruceña de El Calafate donde fue hallado enterrado “junto a una persona que se aprovechó de un momento de descuido de Gutiérrez y lo sorprendió con un golpe por detrás con la finalidad de adormecerlo”. Momentos después el empresario “recobró el conocimiento y logró correr y resguardarse en el baño”.

Dos personas más llegaron al lugar y rompieron la puerta del baño. Luego ataron a Gutiérrez a una silla y lo comenzaron a torturar. “Es evidente que existió una maniobra de sujeción de Gutiérrez a través de precinto, hubo también una maniobra de asfixia mediante la utilización de un cable”.

Fleita dijo que uno de los sujetos asfixió a Gutiérrez ubicándose por detrás de él, mientras al menos otros dos lo agredían por delante, “uno de ellos a golpes de puño y otro con un arma, como puede ser un palo o  garrote”.

Con respecto a los cortes que presentó el cadáver, Fleita indicó que se trataron de “lesiones punzo cortantes en estado agónico”, por el poco sangrado.

“Eso quiere decir que la víctima estaba falleciendo. Mi hipótesis es que los victimarios creyeron que aún estaba vivo y quisieron asegurarse la muerte, entonces le propinan cinco estocadas en el cuello a través de un arma blanca”.

Gutiérrez, exsecretario Cristina Fernández, fue asesinado el 4 de julio y enterrado en los fondos de una casa de la calle Cañadón Seco, del barrio Aeropuerto Viejo, a unos 250 kilómetros de Río Gallegos.

La autopsia realizada en el cuerpo de Fernando Báez Sosa, el chico de 18 años que fue asesinado a golpes en la puerta de un boliche de la localidad balnearia de Villa Gesell, reveló que murió a causa de un severo traumatismo en el cráneo.
Según indicaron hoy fuentes policiales y judiciales, el joven sufrió una hemorragia interna a causa de un golpe en la cabeza, que no le provocó fractura, pero fue suficiente para causar el deceso.Además, se constató que el muchacho recibió oto fuerte golpe en la mandíbula durante el brutal ataque, por el cual once rugbiers permanecían detenidos.

Los diez deportistas que fueron arrestados en una vivienda que alquilaban en la ciudad balnearia se negaron a declarar durante esta madrugada al ser convocados a indagatoria por la fiscal.

El abogado contratado por la familia para la defensa de todos ellos, aseguró que no existía entre ellos «un pacto de silencio» e indició que «simplemente ejercieron su derecho».

Quien si declaró es Pablo Ventura sin que se conociera el detalle de sus dichos quien fue arrestado en Zárate, tras obtenerse indicios de que habría estado en el lugar, a pesar de que la familia aportó medidas de pruebas de que la noche del crimen permaneció en la ciudad del norte bonaerense.

El director del Centro Materno Infantil de Trelew, que depende del Hospital Zonal «Dr. Adolfo Margara», Raúl Musante, indicó ayer que «la autopsia va a determinar la causa de muerte» del bebé que nació el jueves pasado en la institución de manera prematura, con solo 34 semanas de gestación.

«Este bebé era un niño prematuro que, como todo prematuro, requiere siempre medidas de atención e internación en el sector de Neonatología», por lo que una vez que «se internó, se hicieron todos los estudios y controles de rutina que por normativa deben ser realizados a todos los niños prematuros», sostuvo Musante, precisando que «al día siguiente entró en un fallo cardiorrespiratorio, con una muerte inminente».

«Si bien es importante obtener el resultado del análisis de la autopsia, como así también la evaluación del caso por parte del equipo de salud de la institución, es sabido que la prematurez en general condiciona una mayor morbimortalidad», explicó, destacando que «es imperativo el análisis particular de cada muerte infantil». Además, «la ruptura prematura de la bolsa que contiene el líquido amniótico, es una situación que desfavorece la evolución del niño por el riesgo de infección», agregó el referente de la institución, así lo informó el chubut.

«Esperamos los resultados de la autopsia forense que se está realizando, para terminar de esclarecer este hecho que conmueve a todo el equipo de salud y la comunidad en general», concluyó.

La autopsia al cuerpo de Connor Betts, el atacante de Dayton, Ohio, Estados Unidos, que el pasado 4 de agosto mató a nueve personas antes de ser abatido, reveló la presencia de cocaína, alcohol y un ansiolítico en su cuerpo, informaron anoche las autoridades.

Al dar a conocer los hallazgos preliminares de la autopsia, el forense del condado de Montgomery, Kent Harshbarger, indicó que además fue hallada una pipa y una bolsa con cocaína que Betts portaba.

Betts llevaba una máscara y un chaleco antibalas cuando el domingo 4 de agosto comenzó a disparar un rifle de asalto en una zona de vida nocturna de Dayton, una localidad de 170.000 habitantes en el suroeste del estado de Ohio, en el medio oeste de Estados Unidos.

Harshbarger indicó en una conferencia de prensa que además del estupefaciente y del alcohol, en el cadáver se detectó un medicamento usado para tratar trastornos de ansiedad y de pánico, consignó la agencia de noticias EFE.