Tag

Australia

Browsing

Lo confirmó la agencia de noticias oficial de los yihadistas y lo reconocieron como “uno de los combatientes del Estado Islámico”.En tanto, el atacante somalí murió en el hospital luego de que le disparara la policía.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) afirmó este jueves a través de su agencia de noticias que el hombre que mató a una persona e hirió a otras dos apuñaladas en una calle de la ciudad australiana era uno de sus “combatientes”.

En una breve despacho, la agencia de noticias Amaq citó a una fuente del EI que afirmó que el autor de la operación del choque y apuñalamiento en Melbourne,un somalí que fue muerto por la policía, era “uno de los combatientes del Estado Islámico”.

El grupo extremista que opera en Siria e Irak no dio pruebas de sus afirmaciones. El Estado Islámico ha asegurado haber inspirado u organizado varios atentados en Australia y países de Occidente en años recientes.

 

 

Minuto Uno

Un hombre murió tras haber sido herido por un tiburón frente a la costa de Queensland, en el noreste de Australia. Es el tercer ataque de este tipo en menos de dos meses en ese sector de la Gran Barrera de Coral, anunciaron las autoridades del lugar.

Los rescatistas precisaron que el hombre, de 33 años, había sido gravemente herido en las piernas y un brazo, en un ataque ocurrido el lunes por la tarde en el archipiélago de las Whitsundays, frente a Queensland. Falleció en el hospital al que había sido trasladado en helicóptero, según la cadena de televisión pública ABC.

Una niña de 12 años y una mujer de 46 resultaron gravemente heridas hace dos meses en sendos ataques de tiburón que se registraron con 24 horas de intervalo en las Whitsundays. Desde entonces las autoridades ordenaron que se abatieran varios escualos de gran tamaño. Los últimos incidentes reavivaron el debate sobre el mejor medio de evitar los encuentros cada vez más numerosos entre tiburones y aficionados a los deportes náuticos en zonas turísticas.

 

 

La Arena

Un médico australiano presentará el lunes en la ciudad de Adelaida la primera cápsula que permitirá a las personas que afronten enfermedades terminales quitarse la vida en forma voluntaria de acuerdo a la ley de eutanasia, vigente en el estado de Victoria.

La máquina, denominada “Sarco”, será exhibida por el médico Philip Nitschke, fundador y director de la asociación pro eutanasia Exit International, informó hoy la agencia ANSA

El aparato, cuyo funcionamiento en los próximos días será mostrado con una animación virtual, podrá ser utilizado legalmente en el estado de Victoria donde desde hace casi un año la eutanasia es permitida legalmente en determinadas condiciones para pacientes terminales.

En Victoria, los pacientes terminales deben contar con autorización médica y un diagnóstico de tan solo seis meses de expectativa de vida para poder reclamar el uso de la ley de eutanasia.

“Sarco” consiste en una cápsula tipo sarcófago, montada sobre una plataforma, a la que el paciente ingresa y digita un código -que previamente le fue enviado tras una evaluación psiquiátrica- y el dispositivo comienza a liberar nitrógeno para adormecer definitivamente a la personas que podrá ser sepultada con esa máquina contenedora.

Las presentaciones del aparato comenzarán el lunes en Adelaida, la ciudad donde comenzó a estudiar Nitschke, y luego continuarán por Perth, Canberra y Sydney.

El especialista aclaró que para utilizar el Sarco, los pacientes tendrán que completar un formulario para que se puedan evaluar sus facultades mentales, tras lo cual se le otorgará un código válido durante 24 horas para que utilice la máquina.

 

 

Telam

Australia ha autorizado a los granjeros del estado de Nueva Gales del Sur a disparar contra los canguros debido a la invasión de estos animales en sus fincas empujados por la severa sequía, que podría estar relacionada con el cambio climático.

“Los canguros que están cerca de las fuentes de comida y agua están poniendo una gran presión en las granjas y debemos revertir esto lo más pronto posible”, dijo esta semana el ministro de Industrias Primarias de Nueva Gales del Sur, Nial Blair.

La medida supone facilitar de manera temporal a este colectivo el acceso a las licencias para cazar canguros, que en situaciones normales están muy restringidas.

La sequía, en pleno invierno austral y una de las peores en las últimas décadas, afecta al este y sureste del país en todo el territorio de Nueva Gales del Sur, que es 1,5 veces más grande que España, y a cerca del 60 por ciento de su vecino Queensland, que mide casi tanto como México.

“La actual sequía es severa, pero su duración (por ahora) es menor que la Sequía del Milenio (que afectó al sur australiano entre 1997 y 2009)”, dijo a Efe Benjamin Henley, experto en Clima y Recursos Hídricos de la Universidad de Melbourne, en el sureste australiano.

Un cordero mira alrededor al lado de su madre muerta en la granja de Billaglen cerca de Braidwood, Australia. Foto: Lukas Coch/AAP/dpa
Un cordero mira alrededor al lado de su madre muerta en la granja de Billaglen cerca de Braidwood, Australia. Foto: Lukas Coch/AAP/dpa

La peor sequía de la historia

Desde hace semanas circulan imágenes desgarradoras de granjeros desesperados, vistas aéreas de grandes terrenos agrietados por la falta de agua, de ganado famélico y desesperado por alimento y de crías de ovejas moribundas al lado del cadáver de sus madre, entre otras tantas.

“Australia debería estar avergonzada. Nos preocupamos por un 2 por ciento de las ovejas que se muere en los barcos exportadores porque las vemos en vídeo y ¿qué pasa con el 90 por ciento que muere en las praderas?”, dijo el ganadero australiano Andrew Curro en un mensaje viral en las redes sociales.

El Gobierno federal y el de Nueva Gales del Sur ya han destinado más de 1.500 millones de AUS (1.104 millones de USD o 958 millones de EUR) en total para ayudar a mitigar el estragocausado por la sequía de este año, en el que en algunas partes del país han padecido el verano más caluroso.

En días recientes, un joven camionero fue hospitalizado por agotamiento tras conducir 57.000 kilómetros en cuatro semanas para transportar forraje hacia Nueva Gales del Sur, según la cadena australiana ABC.

Horan, que se dedica a la agricultura en Nueva Gales del Sur, inspecciona una presa seca en la granja de Billaglen, cerca de Braidwood, Australia. Foto: Lukas Coch/AAP/dpa
Horan, que se dedica a la agricultura en Nueva Gales del Sur, inspecciona una presa seca en la granja de Billaglen, cerca de Braidwood, Australia. Foto: Lukas Coch/AAP/dpa

Graeme Burgess, un ganadero del noroeste del citado estado comentó a ese medio que él ha tenido que reducir su pequeño ganado ovino de 250 cabezas a 78 por la sequía, mientras que otros se quejan de no tener suficientes balas para sacrificar a sus animales.

Según datos de la Oficina Australiana de Estadística, en el pasado junio se sacrificaron 655.621 vacas (7,8 por ciento más que el mismo mes del año anterior), así como 2,1 millones de corderos y 869.660 ovejas, lo que representa un aumento del 12,2 y 39,3 por ciento respecto del mismo periodo de 2017, a consecuencia de la sequía.

Vacas comen heno en un terreno seco de la granja de Billaglen, cerca de Braidwood, Australia. Foto: Lukas Coch/AAP/dpa
Vacas comen heno en un terreno seco de la granja de Billaglen, cerca de Braidwood, Australia. Foto: Lukas Coch/AAP/dpa

El precio del forraje aumentó en más del doble hasta los 400 AUD (294 USD o 255 EUR) por tonelada, mientras se buscan alimentos alternativos y se baraja la posibilidad de importar heno a causa de esta sequía de grave severidad.

“El análisis (de los datos) deberá determinar si el cambio climático tiene o no un papel importante la sequía actual. La variabilidad natural del clima es probable que juegue un papel importante”, precisó Henley.

En el artículo “Las recientes sequías australianas podrían ser las peores en 800 años” publicado en la revista The Conversation, Henley y sus colegas de la Universidad de Melbourne advirtieron de que en algunas partes del sur del país “las sequías probablemente aumentarían en su severidad debido a la influencia del cambio climático” .

Según los patrones estudiados en los últimos siglos, “la tendencia hacia la sequedad en el sur de Australia es inusual, pero no sin precedentes, en un contexto a largo plazo”, precisó.

 

 

 

Clarín