Tag

aumento

Browsing

La empresa British American Tobacco Argentina anticipó que aplicará desde este viernes un aumento del 6% promedio en el precio de sus cigarrillos.

La compañía argumentó que la decisión se debe al «contexto inflacionario», mientras aseguró tener preocupación por la falta de «cumplimiento del pago del impuesto mínimo por parte de ciertas tabacaleras informales» al asegurar que «afecta la posibilidad de competir en igualdad de condiciones».

Según la nueva lista de precios, los Lucky Strike Red Box de veinte pasarán a costar $86, mientras los KS tendrán un valor de $81 y los Red Box de doce, de $50. Los Lucky Strike Click Cool Box aumentarán a $86 y los Lucky Strike Click Cool KS saltarán a $81. El precio de Rothmans Red Box de veinte será de $80 y el del formato KS, de $68.

«Los precios de dicha lista deben ser respetados en todo el territorio nacional ya que la normativa vigente prohíbe que los precios de venta al público de los cigarrillos,publicados por las empresas tabacaleras, sean alterados en las etapas de comercialización subsiguientes», subrayó la compañía.

La semana pasada, la empresa Massalin Particulares había remarcado sus precios un 5% promedio, en lo que representó su tercera suba en lo que va del año. La decisión fue tomada «para hacer frente al incremento en su estructura de costos», aseguró la compañía.

Desde ese momento, Malboro costará $86 en su versión KS y $92 el box; Philip Morris, $81 en su versión KS y $86 el box; y la marca Chesterfield, $75 en su versión KS y $80 el box. Por su parte, la marca L&M, $68 en su versión KS.

 

 

iProfesional

La empresa Massalin Particulares, uno de los líderes del mercado de tabaco, anunció que aumenta los precios de sus cigarrillos un 5% en promedio desde hoy, para hacer frente al aumento en su estructura de costos.

Entre las principales marcas que la empresa comercializa se encuentran Marlboro, que costará $86 en su versión KS y $92 en su versión box; Philip Morris, que costará $81 en su versión KS y $86 en su versión box; y la marca Chesterfield, que costará $75 en su versión KS y $80 en su versión box. Por su parte, la marca L&M, costará $68 en su versión KS.

Otras marcas tales como Benson & Hedges, Parliament y Virginia Slimsse venderán a $100 en su versión box de 20 cigarrillos, informó la compañía a través de un comunicado.

La empresa consideró, al explicar los aumentos, que «el sector tabacalero soporta en la Argentina una alta presión fiscal, cercana al 80% del precio de venta del producto al consumidor. Este nivel se ubica entre los más elevados a nivel mundial».

«Es importante recordar a los puntos de comercialización -indicó Massalín- que está prohibido modificar los precios de venta al público de los cigarrillos publicados por las empresas tabacaleras».

 

 

Ambito

Un nuevo golpe al bolsillo se aproxima con otro aumento al combustible previsto para junio. Es que después de aumentar un 4% en mayo, las petroleras deberán marcar el precio una vez más para compensar un impuesto del 11,8% en ITC e Impuesto al Dióxido de Carbono.

La suba de este impuesto es por la inflación acumulada entre enero, febrero y marzo. De esta manera, los surtidores de nafta y gasoil volverán a hacer sentir la delicada situación financiera del país. Además, desde las firmas petroleras sostienen que el incremento también apunta a ajustar los precios a la devaluación del peso frente al dólar.

“En junio sí o sí van a aumentar los combustibles. Está fijado por ley, cada tres meses”, manifestó el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República Argentina FECAC, Gabriel Bornoroni, en diálogo con FM La Patriada. El titular de la entidad dijo: “Los precios de combustibles todavía están atrasados, pero nosotros no subimos los precios, eso lo hacen las petroleras”.

Mientras tanto, el Gobierno deberá evaluar cómo hará frente a esta inminente suba en un contexto de plena definición electoral, con buena parte de la población atenta a cada movimiento en el escenario político, en especial en materia de gestión económica.

Cabe recordar que, a principios de mayo, la nafta registraba un aumento del 13% en lo que va del 2019. El último día de abril, las tres petroleras más importantes,Axion, YPF y Raízen –que opera la firma Shell- anunciaron subas del 3,9% y 6% en los surtidores.

 

 

Diagonales

Dicha cooperativa comenzó a funcionar en el mes de marzo en la Asociación Vecinal del Barrio San Ramón, y la misma está compuesta por personas con discapacidad y brindan servicio de catering y gastronomía para toda la comunidad.

Con el apoyo de la Municipalidad de Rawson, continúa trabajando en óptimas condiciones la cooperativa INTRADE (inclusión, Trabajo y Derecho Limitada) la cual está compuesta por personas con discapacidad y brindan servicios de catering y gastronomía en la ciudad capital.

En ese marco, dicha cooperativa aumento en un 30% la venta de sus productos que se comercializan a traves de la venta ambulante o de servicios de catering para diferentes eventos sociales.

Cabe recordar, que la Municipalidad de Rawson, por decisión de la intendenta, Rossana Artero, cedió en comodato un espacio físico del edificio de la vecinal del Barrio San Ramón para que esta cooperativa continúe con su actividad, el cual tendrá una vigencia de 5 años.

Al respecto, el presidente de la cooperativa INTRADE, Nicolás Rodríguez manifestó que “desde que hemos comenzado a funcionar, en el mes de marzo, en la Asociación Vecinal del Barrio San Ramón, la verdad que hemos estado trabajando satisfactoriamente, a pesar de que al principio nos costó acomodarnos y adaptar todas nuestras herramientas que utilizamos para la producción que realizamos”.

En ese mismo sentido, el encargado del lugar repasó que “el hecho de tener que cambiar de lugar, de espacio físico y de barrio es complicado, como así también dejar en óptimas condiciones las herramientas que usamos a diario como es el caso de los hornos o las freidoras, pero por suerte pudimos superar esta situación y ahora estamos funcionando normalmente”.

A su  vez, Nicolás Rodríguez remarcó que “estamos muy contentos porque inclusive las ventas son muy buenas, han superado las expectativas que teníamos, porque en comparación con el año pasado, estamos produciendo un 30% más de nuestros alimentos para vender, lo cual al final del día lo vendemos todo”.

“Si tenemos en cuenta la difícil situación económica que estamos atravesando en el país con el tema de la inflación, y los precios de la mercadería que han aumentado, nosotros gracias a la venta que estamos realizando hemos podido solventar bien el abastecimiento que necesitamos”, enfatizó el presidente de la cooperativa.

Asimismo, el encargado de INTRADE resaltó que “a pesar de lo difícil que se pueda hacer, la idea es que los chicos continúen con este aprendizaje y esta forma que ellos puedan afrontar la sociedad, con salida laboral, enseñándoles hábitos de compra, de producción, de servicio, de responsabilidad al trabajo y del buen servicio hacia la comunidad de lo que uno ofrece con los catering.

Un relevamiento de la consultora C&T Asesores Económicos registró un suba de precios de 3,7% en abril, con un acumulado de casi 52% en los últimos 12 meses.

“Dos rubros subieron muy por encima del promedio, en torno a 8% mensual: educación e indumentaria”, remarcó el trabajo estadístico de la firma de Camilo Tiscornia.

De acuerdo con nuestro relevamiento de precios minoristas, en abril hubo un aumento mensual de 3,7%, superior al 3% de abril del año pasado pero ligeramente inferior al 3,9% de marzo. Esto implicó que la variación de doce meses pasara de 50,8% en marzo a 51,9% en abril.

Según el estudio de C&T, era esperable que esos dos rubros marquen un salto en el arranque del año. “Se trata de un comportamiento habitual para los meses de abril, por el comienzo de clases en el primero y por la salida al mercado de la ropa de invierno en el segundo; no obstante, en este último, el salto fue mayor a lo habitual, reflejando también la suba del dólar durante marzo y abril”, indicó el reporte al que tuvo acceso ámbito.com.

Anualizado, el rubro Indumentaria es el más inflación acumula: 65%.Detrás, le siguen Transporte y Comunicaciones.

Otro ítem que subió por encima del promedio fue Esparcimiento. “Tuvo un alza de 5,1% mensual, muy afectado por el incremento del tipo de cambio. Hubo una suba generalizada en sus componentes, incluyendo al turismo, que es el más relevante”, señaló Tiscornia.

La devaluación también impactó de lleno en Alimentos y bebidas (3,7%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (3,1%) y en Atención médica y gastos para la salud (3,3%). “Aquí también se verificó el efecto del incremento del dólar, principalmente en productos de limpieza y artefactos para el hogar en el primero y en los medicamentos en el segundo”, enfatizó el informe.

En marzo pasado el INDEC informó un índice de 4,7%, que anualizado llegó a 54,7%. La cifra superó todas las proyecciones de los analistas privados y de las estimaciones oficiales, que esperaban una cifra más cercana al 4%.

En el primer trimestre, el costo de vida ya aumentó un 11,8% (se esperaba un número apenas por debajo del 11%), mientras que los datos del primer trimestre anualizando, la cifra alcanzó el 47,2%, apenas por debajo del 47,6% de 2018.

Esta semana se conoció otro informe privado sobre inflación. Elypsis, el economista Eduardo Levy Yeyati, calculó que el IPC de abril rondará el 4%, con tendencia a la baja. El miércoles 15 de mayo a las 16 el INDEC dará su veredicto.

 

 

 

Ambito

Con una jornada más tranquila con el dólar, la calma volvió ayer a las concesionarias de autos. Nadie destapa champagne, se vive día a día, pero que el tipo de cambio no siguiera subiendo es un bálsamo para un sector ultradolarizado. Tanto es así que un par de marcas, como Volkswagen y Fiat, habían suspendido la facturación la semana pasada cuando la moneda estadounidense se acercaba a los $48. Ayer, estas dos automotrices, como el resto, operaron normalmente.

La mala noticia es que la suba del dólar durante abril –aunque ayer haya retrocedido un poco – impulsa los valores de los 0km. Según las primeras listas de precios que empezaron a llegar a los “dealers”, mayo comenzará con aumentos de hasta 7%. Es el caso de Fiat que ayer envío a su red ese porcentaje de ajuste a modelos como la pickup Toro y el utilitario Ducato. Este incremento, en realidad, ya comenzó a regir ayer y muestra los reflejos de las compañías por el salto del dólar. Es inusual que la marca italiana mande la lista en esta fecha, en general lo hace a partir del 10 de cada mes. Volkswagen había aumentado el viernes un 2% y se espera que hoy sume un 3% adicional.

Otra marca que también va a ajustar fuerte es General Motors. Ayer estuvieron negociando entre la fábrica y la red el porcentaje a ajustar y se estaba trabajando sobre la idea de 6%. En esta terminal hay fuerte resistencia de los vendedores a subir los precios en ese nivel por la caída de las ventas que están teniendo. En tanto, Toyota anticipo que subiría sus listas 2,2%, El resto, difundirá los nuevos valores entre las próximas horas y el jueves.

En las concesionarias, el clima es de pesimismo debido a que la política de aumentos que están llevando las fábricas la coloca en situación financiera delicada. “Es imposible trasladar los aumentos directamente al público. Se vende como se puede” reconoció el dueño de una concesionaria líder.

Estos ajustes se producen en medio de una fuerte baja de la demanda. Los patentamientos están cayendo más de 50%. El jueves se anunciará oficialmente, a través de ACARA, el número final de abril pero rondará en ese nivel que, medido en unidades, será de alrededor de 38.000 0km.

Esta paradoja de aumentar los precios cuando el mercado está en retroceso se debe a que, por un lado, las terminales no pueden retrasar sus precios respecto a la evolución del dólar ya que, si la demanda se recuperara, tendrían que hacer un brusco ajuste, pero también porque es una forma de asegurarse una “caja” de efectivo a través de los planes de ahorro ya suscriptos, que representan 25% delas ventas locales.

Las cuotas en este sistema se ajustan por el aumento del valor del 0km, en cambio, con las ventas tradicionales, las terminales pueden ir ofreciendo bonificaciones para atraer compradores, según las necesidades. Lo mismo se repite en las concesionarias. Esto es lo que viene sucediendo desde hace más de un año y explica el hecho de que un mismo modelo se encuentre con precios disímiles entre un local y el otro.

Hay que recordar que del total de las ventas, más del 70% corresponde a vehículos importados y que los producidos localmente tienen la mayoría de las piezas que llegan del exterior.

 

 

Diario El Sol

Lo anunció la intendenta de la ciudad, Rossana Artero. El aumento consiste en la suma de $ 3000.

La intendenta de Rawson, Rossana Artero incrementará los adicionales a los trabajadores que  cumplen funciones en distintas áreas del Municipio bajo la modalidad de Programas de Empleo Local (PEL).

Artero manifestó que “hemos decidido hacer este esfuerzo financiero para llegar a todos los trabajadores, ya que como días atrás  cerramos paritarias y hemos otorgado un aumento a los empleados municipales, consideramos que los Programas de Empleo Local (PEL) también necesitaban un aumento, así que hemos determinado otorgarles una suba de 3 mil pesos a todos los planes de empleo local”.

En este sentido, la mandataria capital consideró que “ante la crisis económica nacional que nos atraviesa a todos, sumado a la inflación que no cesa, decidimos hacer este esfuerzo financiero desde el Municipio, intentando amortiguar los golpes que vienen sufriendo nuestros trabajadores, ya que la situación económica del país repercute directamente al bolsillo de todos”.

Las cooperativas vitivinícolas se organizan para seguir abasteciendo al mercado interno y generando solidaridad en las comunidades.

16 de abril de 2019, CABA (Ansol).- A los productores vitivinícolas les preocupa la baja de precio del vino que existe por un sobre stock de 300 millones de litros, además del aumento de los costos de manera considerable y sin perspectiva de estabilización.

Además, el combustible que ha aumentado un 60 por ciento interanual con respecto a febrero del año pasado y la energía un 66 por ciento, ahora con posibilidad de mayores aumentos a nivel nacional y provincial. Y el tipo de cambio complica a nivel interno porque muchos de los insumos están dolarizados

Por eso, las principales federaciones cooperativas, como la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi) y la federación Fecovita, que produce y comercializa la marca Estancia Mendoza, entre otras, responden generando asistencia técnica y fondos solidarios contra emergencias.

Como las cooperativas surgen con una finalidad de ayuda mutua y solidaria en beneficio de sus asociados, que son los verdaderos dueños de las cooperativas, estas no especulan como lo podrían hacer otro tipo de empresa que pueden vender su capital, cerrar o mudarse.

“Una vez que una cooperativa se constituye, se consolida en su territorio, busca un desarrollo de sus productores y sus familias. El cooperativismo tiene a la persona en el centro y no al capital, por ello busca que haya un desarrollo en la escuela, en la comunidad, en el municipio”, explicó Nicolás Vicchi, subgerente de Acovi.

El cooperativismo se muestra entonces como la alternativa no solo para los propios productores, sino también para jóvenes y trabajadores rurales que no tienen conectividad y servicios.

 

ansol

Si bien para la cuenca San Jorge siempre es mejor que la tendencia del petróleo sea a la suba y no a la baja, la contra cara de la moneda es el impacto de esas subas, que ya acumulan 35% en lo que va del año, sobre los combustibles del país. Las petroleras ya dejan trascender que en mayo deberían subir combustibles en un 10%, aunque se espera que la petrolera YPF, con mayoría estatal en su composición accionaria, regule nuevamente ese impacto como ocurrió el mes pasado, cuando quedó en el 4,5%.

Según empieza a trascender en medios nacionales, con acceso a fuentes de las compañías petroleras que conducen el mercado energético del país, solamente por la suba del dólar en abril los precios acumularían un retraso del 7%, a lo que se suma el incremento del precio del crudo, que cerró este martes en 74 dólares por barril para el tipo Brent, que se toma como referencia en nuestro país.

Las proyecciones para el mercado internacional auguran que el precio del petróleo continuará en alza a partir de la combinación esencial de dos factores: el recorte de producción acordado por la OPEP a principios de este año, para frenar la caída que se produjo en los últimos dos meses de 2018; y la reciente decisión de Estados Unidos para restablecer sanciones a países que compren petróleo a Irán, lo que de hecho implica un nuevo y fuerte recorte sobre la oferta. A ello se suma también la endeble situación de otro jugador importante en el mundo petrolero, como es el caso de Venezuela.

El petróleo tipo Brent arrancó el año en torno a los 75 dólares, por lo que lleva un recupero superior al 35% en lo que va del año. Sin embargo, parte de esa suba ya ha sido cargada al precio de los combustibles, que ha subido en forma secuencial todos los meses, acumulando en lo que va del año un 10%.

En mayo, cuando el gobierno de Mauricio Macri apunta a lanzar su plan de “precios esenciales” en procura de atenuar en algo la inflación, la suba de los combustibles será una pésima noticia. Por eso se especula que YPF podría regular el impacto, como lo hizo en abril, cuando Raizen (Shell) subió casi un 10%, pero luego retrocedió a menos de la mitad para equipar con la suba que había marcado la petrolera semi estatal, que fijó el tope en un 4,5%.

La semana próxima, ese podría ser el monto de incremento mínimo sobre las naftas y el gasoil.

 

 

 

ADN Sur

Una familia ya necesita $ 38.554 para no ser pobre. Inflación, caída de salarios y del consumo, más la pobreza, un complejo cóctel económico.

El aumento de la pobreza y la indigencia en los últimos años en Chubut hace recomendable analizar algunas de sus causas más importantes que impactan en los niveles actuales y futuros del desarrollo regional.

Aquí se estudiará la pobreza en términos de insuficiencia de ingresos en la Provincia del Chubut, con énfasis en el aglomerado Trelew-Rawson entre diciembre de 2016 y diciembre de 2018, con algunos datos complementarios a febrero de 2019.

Base metodológica

La medición de pobreza que realiza el INDEC posee una metodología de cálculo consistente en determinar primeramente una canasta básica de alimentos que permitan satisfacer un conjunto mínimo de necesidades energéticas y proteicas de un ciudadano tipo (o “Adulto Equivalente”, como lo define la metodología). Este cálculo establecerá lo que se denomina “Línea de Indigencia”.

Adicionalmente, para determinar la “Línea de Pobreza”, se toman en cuenta otro tipo de consumos no alimentarios relevantes para la vida urbana, como la indumentaria, la salud, la educación, los costos de transporte, ente otros, que se suponen guardan una relación proporcional con los consumos de la Canasta Básica de Alimentos.

Entonces, si los ingresos de un hogar cubren la suma de ambas canastas, para todos los individuos del mismo, este hogar es considerado como parte de la población no pobre; si los ingresos de un hogar no cubren la suma de ambas canastas, para todos los individuos del mismo, este hogar caerá por debajo de la línea de pobreza y; si peor aún, no se pueden cubrir los costos de la canasta de alimentos básicos, el hogar se la considerará como Indigente.

Cálculos preliminares

Con esta base metodológica y haciendo uso de los datos provistos por el INDEC, se puede inferir que desde finales de 2016 y diciembre de 2018 la pobreza aumentó 32,35%, acrecentándose la complejidad, ya que en el mismo período aumentó en 43,75% la cantidad de indigentes en Chubut.

En términos monetarios, a diciembre de 2018 un residente de Chubut necesitaba como mínimo $ 3.393,87 para no ser indigente, y por lo menos $ 9.638,59 para no ser pobre. Esto implica que una familia necesitaba poco más de $ 20.000 para no ser pobre a enero 2017 y que para poder mantenerse en el umbral de “no pobreza” tuvo que incrementar 90% sus ingresos hasta los $ 38.554,36 en diciembre de 2018.

Lo que queda en evidencia, de acuerdo a estos valores, es que la pobreza en Chubut enfrenta dos grandes problemas. Por un lado el aumento generalizado de precios, es decir los efectos de la inflación. Pero por el otro la caída de los ingresos, o por lo menos el no acompañamiento del crecimiento de los ingresos a los valores de la inflación.

Efectos de la inflación

Estudiemos algunos datos relevantes que atestiguan el aumento de precios y algunos impactos de estos tanto en las poblaciones indigentes como pobres. En primer lugar, los incrementos de precios: la Canasta Básica Alimentaria de la Región Patagónica calculada por el INDEC aumentó 86,17% entre diciembre de 2016 y diciembre de 2018, lo que generó una importante retracción del consumo, provocando una caída en la cantidad de operaciones que realizan los supermercados (-8%).

Concomitantemente, en cada operación se compran menos productos (-14%) y se gasta menos cada vez que se realizan las compras (-8%). Todo ello parados a principios de 2019 y mirando las compras en términos constantes de precios de enero 2017.

En este escenario, cayó más de un 12% la compra de alimentos, destacándose los descensos en el consumo da en carnes (-25%) y frutas y verduras (-20%).

Por otra parte, el efecto precios modificó los hábitos de consumo, cambiando la composición del “changuito” promedio, cayendo fuertemente la cantidad que se compra de carne (-15%) y frutas y verduras (-8%), sosteniendo la adquisición de lácteos o panificados, y subiendo la participación del rubro almacén del tipo productos secos o empaquetados (+7%).

Claramente, un factor que actúa como desaliento para la compra de los productos de primera necesidad proteicas y energéticas es el incremento de precios en más de un 200% para carnes, frutas y verduras, lo que implicó que por cada kilo de carne o verdura que se podía comprar en febrero de 2017, en febrero de 2019 se pudo comprar menos de la mitad.

Este efecto inflacionario en alimentos perjudica considerablemente a quienes están en condiciones más desventajosas, ya que los hogares de estratos sociales bajos tienden a destinar montos cercanos al 50% de sus ingresos en alimentos. En tanto que los hogares de estratos sociales altos destinan poco más del 25% de sus ingresos en alimentos y bebidas (INDEC, 2016).

Por ello la inflación atenta mucho más al que menos tiene y explica en gran medida que no sólo pobreza e indigencia son mayores, sino que la indigencia (no cubrir lo más mínimo en términos alimentarios para vivir) creció, en Chubut, más que proporcionalmente (+8.8%) respecto de la pobreza total.

Los efectos de la inflación en la población no pobre e impactos encadenados, se puede dimensionar. Por ejemplo, otros grupos sociales también se vieron afectados por los cambios en precios de los denominados “consumos no alimentarios” como la vestimenta, los servicios, la educación, la salud o el transporte, que prácticamente se duplicaron entre enero de 2017 y enero de 2019.

En este grupo, el costo de los servicios tuvo un crecimiento superior al 100% a febrero de 2019. Dentro del ítem “transporte”, las naftas duplicaron su precio entre febrero 2017 y febrero 2019 (se multiplica por tres al considerar febrero de 2016 como base de comparación).

Las prendas de vestir y calzado registran incrementos de precios promedio del 53%. Y los insumos de construcción, como hierro, cal o cemento que subieron de 150% a 170% entre febrero 2017 y febrero 2019.

Los incrementos de precios obligan a las familias a concentrar sus ingresos en bienes y servicios esenciales, posponiendo otro tipo de gastos como los de mejoramiento de sus hogares (disminuyó en 4,5% la compra de cemento por bolsa en el primer bimestre de 2019 contra el mismo periodo de 2017); o la renovación de medios de movilidad (la venta de autos 0 km experimentó una caída del 28% durante el primer bimestre de 2019 comparado con igual período de 2017, y de casi el 10% la venta de autos usados si la comparación es con el primer bimestre del año 2018).

Consecuentemente se va reduciendo el margen operativo del sector comercial, reflejándose, por ejemplo, una caída del 20% en las ventas a precios constantes en los locales comerciales de shoppings (diciembre 2016 vs. diciembre 2018): o una caída en el consumo de energía para uso comercial en las cinco ciudades más importantes de Chubut (-10%), midiendo enero de 2019 contra enero de 2017.

Por otra parte, como el consumo es muy flexible a las subas y tiende a ser muy difícil de disminuirlos, comparando diciembre de 2016 con diciembre de 2018 se registra un aumento del 63% en los montos otorgados en préstamos personales y tarjetas de crédito a personas físicas en la provincia del Chubut.

Distribución del ingreso

Como se mencionara en la introducción, no se llega a la pobreza sólo por el aumento de precios sino que incide también el nivel de actividad económica y como acompañan los ingresos a las variaciones de precios.

De acuerdo a los datos de remuneración promedio de los trabajadores registrados, la pérdida del poder adquisitivo del salario en la provincia del Chubut, entre diciembre de 2016 y diciembre de 2018, se puede estimar entre un 15% y un 20%, dependiendo del sector de actividad en el que el trabajador se desempeñe.

Por el lado de los ingresos, en términos reales a precios de enero de 2017, las estimaciones indicarían una caída superior al 20% en los ingresos de la población en el aglomerado Trelew-Rawson entre septiembre de 2016 y septiembre de 2018.

Desde el punto de vista distributivo, con datos preliminares y considerando el ingreso medio familiar de quienes reciben ingreso por decil de población, se percibe que se amplía levemente la brecha de ingresos entre los estratos de mayores ingresos (5º quintil) y los de menores ingresos (1º quintil).

Conclusiones

Los efectos plenos de las variaciones de precios y pérdida de poder adquisitivo se dan con fuerza en las clases medias impactando en su dinámica de consumo. Los grupos sociales de los estratos más pobres y vulnerables de la sociedad, tienen mecanismos institucionales de contención como planes sociales o Asignación Universal por Hijo, que están focalizados a transferir ingresos no contributivos.

Sin embargo, estos no alcanzan a amortiguar el aumento del costo de los alimentos de la canasta básica. Por lo tanto, la pobreza persistirá en tanto no mejore el nivel de actividad y no se reduzca la inflación.

 

 

Por Julio Ibáñez / Licenciado (Magister), investigador del Proyecto de Investigación UNPSJB / Diario Jornada