Tag

aumento

Browsing

Se definió en la reunión de Gabinete económico. Habrá sumas fijas para todos los sectores. Las jubilaciones mínimas serán las más beneficiadas. Aún no definieron las cifras.

El Gobierno confirmó que el aumento de sumas fijas que otorgará en marzo alcanzará a todos los jubilados, aunque en porcentaje la suba será mayor en los haberes más bajos.

Así lo indicaron fuentes oficiales, al cabo de la reunión de Gabinete económico que, ante el viaje de Alberto Fernández a Israel, encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. El fin de semana, Clarín había adelantado que todos los jubilados iban a recibir un aumento, con un incremento promedio de 11,56%.

En ese sentido, el ministro coordinador había adelantado días atrás la decisión del Gobierno, al señalar que la idea era «dar aumentos de sumas fijas» hasta que haya «una nueva fórmula (de movilidad jubilatoria)».

«Lo que suspendimos es la actualización por la fórmula, no la actualización», aclaró.

No obstante, más allá de que este miércoles se comenzó a trabajar en los números del aumento, en el Gobierno admiten que la cifra impactará más en las jubilaciones mínimas que en los haberes más altos, en línea con lo que había expuesto Cafiero, cuando indicó que «la suma fija representa una política que principalmente beneficia o incide mucho más en el segmento más bajo”.

En la cumbre de este miércoles, además de Cafiero y de la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; estuvieron los ministros Martín Guzmán (Economía); Claudio Moroni (Trabajo), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) Luis Basterra (Agricultura); el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y el director ejecutivo del ANSeS, Alejandro Vanoli.

Según confiaron en Casa Rosada, la reunión se centró «en la decisión del Gobierno de conformar un aumento de suma fija para todos los jubilados» durante el mes de marzo.

«Todavía no está el monto definido. Cualquier cifra que se informe es especulación y será inexacta. Estamos trabajando para darle previsibilidad al aumento para todos los jubilados pero siendo responsables ante la aguda crisis que estamos viviendo», indicaron en Balcarce 50.

Según publicó el periodista Ismael Bermúdez en Clarín, de acuerdo a los rangos de haberes se estima que 4,5 millones de jubilados y pensionados recibirían el 11,56% o más, que les permitiría recortar la pérdida sufrida en los últimos 4 años sus jubilaciones, mientras que los restantes 2,8 millones verían profundizar el retroceso de sus ingresos.

La línea de corte del 11,56% serían los $21.323. Mientras que aquellos haberes por encima de ese número tendrían una suba fija que en porcentaje implicaría un 9,9%; y aquellos que superan los $40 mil, una suma que implicaría un 6,2%. En tanto, para los que cobran el haber máximo, de $103.064, la suba representaría apenas un 2,4%, señaló El Clarín.

El Boletín Oficial incluyó el decreto sobre la suba salarial del sector.

El Gobierno reglamentó el aumento salarial para los trabajadores del sector estatal, a través de un decreto firmado por Alberto Fernández y publicado este martes en el Boletín Oficial.

Como se había confirmado hace una semana, la suba será de $4.000 y se pagará en dos cuotas. La primera llegará hasta los $3.000 y entrará en el salario correspondiente a febrero. La otra será de hasta $1.000, abonada en el correspondiente a marzo.

El aumento salarial está dirigido a los trabajadores de la Administración Nacional, las Empresas y Sociedades del Estados y los Entes Públicos excluidos de la Administración Nacional, tal como están definidos en la ley 24.156.

Quedan comprendidos todos aquellos trabajadores estatales cuya «retribución bruta, mensual, normal, habitual, regular y permanente aprobada vigente al 31 de enero de 2020, no supere los $60.000».

Se tratará de «sumas fijas remunerativas no bonificables mensuales» y correrán a cuenta de las futuras paritarias de 2020.

El acuerdo de recomposición salarial vigente estipula una revisión en marzo. En la anterior, en noviembre, se fijó una suba de 5% para enero y otro 5% para febrero.​

El decreto 56/2020 justifica la suba salarial como una manera de «mejorar los ingresos de las y los trabajadores, lo que permitirá dinamizar el mercado interno y generar un círculo virtuoso de producción y empleo».

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, ya había anticipado que la suba para los estatales sería de $4.000 en dos tramos. (Presidencia)

Por ello, indica el texto, «resulta necesario disponer el otorgamiento de dos sumas fijas remunerativas no bonificables a efectos de mantener los estándares adquisitivos de las remuneraciones del personal del Sector Público Nacional».

En los primeros días del año ya se había oficializado la suba salarial para los trabajadores del sector privado. Esa suma también es de $4.000 y se abona en dos tramos ($3.000 y $1.000), pero se pagarán con los sueldos de enero y febrero, respectivamente, indicó El Clarín.

El Gobierno presentará esta tarde el decreto con el aumento remunerativo para los trabajadores privados y estatales que sería de $4000 a pagarse en dos cuotas, entre enero y febrero, y mañana se publicaría en el Boletín Oficial. Los últimos detalles de la suba, que servirá como piso para las paritarias, los definieron esta mañana en la Casa Rosada el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni.

Después de ese encuentro, que duró poco más de una hora en el despacho del ministro coordinador, desde el Gobierno anunciaron que el incremento, que también será para los empleados estatales, se dará a conocer en las próximas horas.

La suma fija remunerativa y a cuenta de futuros aumentos en la paritaria 2020 que se oficializará hoy es parte de las facultades especiales que el gobierno nacional obtuvo con la sanción de la ley de emergencia económica, y marcará el piso de las negociaciones salariales para este año.

Cerca de los gremios esperaban una suba de entre $6000 y $9000. Sin embargo, el monto podría ser menor y no superaría los $4000, según confiaron fuentes oficiales.

La reunión de esta mañana fue la culminación del trabajo que tuvieron ayer varios ministerios incluidos en las conversaciones. Es que mientras Moroni mantuvo una línea abierta con los gremios, Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) se encargó de intercambiar opiniones con los empresarios.

Guzmán, con una mirada macroeconómica como base de las decisiones, es quien tuvo la última palabra en el equipo económico. Todo se realizó bajo el estricto seguimiento permanente del Presidente y de su ministro coordinador.

Inflación, el problema
En paralelo, en las últimas horas, en la Casa Rosada reconocieron que el problema de la inflación por ahora no tiene solución y apuestan a que las paritarias no se transformen en un problema adicional. «Hoy por hoy tenemos una inercia muy fuerte del proceso inflacionario y no tenemos muy buenas noticias para dar en esa línea», admitió ayer el jefe de Gabinete.

Así, el ministro coordinador le dio mayor profundidad al pedido que había hecho unas horas antes el jefe del Estado. En ese sentido, en declaraciones radiales, el Presidente les pidió a los sindicatos que no hagan reclamos «desmedidos» para no afectar la economía. Un tiro por elevación sobre todo para el líder de los camioneros, Hugo Moyano, quien presiona para alcanzar un fuerte aumento en su sector.

«Queremos que las paritarias funcionen. Estamos tratando de garantizar un aumento mínimo con el fin de lo que los empresarios no vuelvan a abusarse de los que trabajan. Pero también hay que pedir a los que trabajan que tengan en cuenta la situación. No hagamos pedidos desmedidos, todo repercute sobre la economía», describió Fernández.

La Municipalidad todavía no tiene aprobado ni su Presupuesto ni su Ordenanza Tarifaria. Necesita ambas ordenanzas para poder cobrar tasas e impuestos. Sin obras de Provincia.

El secretario de Hacienda y de Coordinación de Gestión y Finanzas de la Municipalidad de Esquel, Matías Taccetta, adelantó que ya está hecha la renovación de los contratos por seis meses a trabajadores en esa condición. El lunes recibió el listado del personal contratado y los montos a percibir mensualmente, y destacó que el vínculo tiene un incremento superior al 23%, tal lo acordado con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales. Desde hoy estarán para la firma los convenios.

El funcionario el pasado lunes concurrió al Concejo Deliberante junto al intendente Sergio Ongarato, para evacuar dudas de los ediles en cuanto al proyecto de presupuesto municipal para este año. Dijo que todos los años visitan el HCD previo al tratamiento de la ordenanza, para responder si hay dudas, y modificar tras su evaluación algún punto.

Remarcó que hasta no tener el Presupuesto 2020 y la Ordenanza Tarifaria aprobados por el Concejo, no pueden hacer la liquidación de los impuestos, ni ponerlos al cobro. Es la primera vez que le ocurre esta situación a la gestión de Ongarato, advirtió el contador. Su expectativa es que en estos días sean considerados los proyectos en sesión ordinaria, para poner al cobro tasas e impuestos anuales, a partir del 10 de enero.

Lo mismo que el intendente Sergio Ongarato, el contador Taccetta señaló que la Provincia no prevé obras para Esquel en el Presupuesto 2020. “Ya hace unos cuantos años que no tenemos obras provinciales, más allá de que entendemos la situación del Gobierno”, afirmó.

Recordó que lo último se ejecutó con el bono de endeudamiento pero para este año no hay ninguna obra delegada por el Gobierno Provincial a la Municipalidad de Esquel.

El coordinador de Gestión y Finanzas Municipales, sostuvo que sin inclusión de trabajos en la ciudad por parte del Gobierno “nos queda muy poco margen para ejecutar obras con fondos propios generados por el pago de contribuciones de los vecinos”.

Recalcó que deben disponer de recursos para abonar los sueldos a los empleados, por lo que deben optimizar el presupuesto para cumplir con todas las obligaciones, entre ellas brindar buenos servicios a la comunidad, y realizar obras. Explicó que se trata de ser ordenados en el gasto público, para que cada área municipal pueda desarrollar los proyectos previstos.

Taccetta indicó que en el Presupuesto 2020 del municipio no está incluida ninguna obra con fondos nacionales y al haber cambiado de signo político el gobierno, deberán gestionar en Buenos Aires la posibilidad de ejecutar algunos proyectos. Si confirmó que obras como los desagües pluviales que está en marcha cuentan con los recursos para su finalización.

El Gobierno definiría por decreto esta semana el aumento salarial a trabajadores públicos y privados, que de acuerdo a fuentes oficiales oscilaría entre 6 y 9 mil pesos, a cuenta de futuros aumentos pactados en negociaciones colectivas.

El incremento, se especula, quedaría eximido del pago de aportes y contribuciones patronales, pero sí aportaría a ítems como aguinaldo, indemnizaciones y vacaciones.

La norma que elabora el Ministerio de Trabajo busca, siempre de acuerdo a los portavoces del Gobierno, «recomponer el poder adquisitivo de los empleados», deteriorado por los altos índices de inflación.

El aumento también alcanzará a los empleados de la administración pública, y tendría carácter remunerativo; se cobraría de una sola vez en febrero, con el sueldo de enero.

La iniciativa en marcha establece que no se superpondrá con los incrementos pendientes de organizaciones sindicales que hubiesen negociado aumentos para los primeros meses de 2020, indicó Telefe Noticias.

En la mañana de ayer el Concejo Deliberante de Esquel realizó su última sesión ordinaria del presente año, aprobando el pedido de incremento en la tarifa de taxis y remises.

El proyecto no tuvo el acompañamiento de Juan Devetak por el Frente Patriótico y María Martínez del Frente Vecinal Esquel.

Con la aprobación de este nuevo incremento, la bajada de bandera de taxis en horario diurno pasará a costar $ 50 y los remises tendrán un valor del kilómetro de $ 36.

El nuevo cuadro tarifaria aprobado es el siguiente

*Remises (por kilómetro $ 36)

-A Trevelin, La Hoya y Aeropuerto $ 900.

-A la Escuela 107 de Nahuelpán: $ 563

-A la Escuela 188 de Alto Río Percy: $ 460

*Taxis – Tarifa diurna:

-Bajada de bandera: $ 50 (Ficha $ 5 por cada 100 metros)

-Por minuto de espera: $ 10

-Viaje entre el radio céntrico y la Escuela 107 de Nahuelpán: $ 362.

-Viaje entre el radio céntrico y la Escuela 188 de Alto Río Percy: $ 372.

*Taxis – Tarifa nocturna (22 a 6 hs):

-Bajada de bandera: $ 60 (Ficha $ 6)

-Por minuto de espera: $ 12.

-Viaje entre el radio céntrico y la Escuela 188 de Alto Río Percy: $ 434

-Viaje entre el radio céntrico y la Escuela 107 de Nahuelpán: $ 362.

El cuadro tarifario para ambos servicios tendrá una revisión semestral: el 31 de mayo y el 30 de noviembre. En el caso que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) supere el 10 % para la región patagónica estas fechas podrían adelantarse.

El Gobierno nacional prepara un aumento salarial para los trabajadores del sector privado que, según adelantaron, será remunerativo y a cuenta de futuras paritarias. Sin embargo, se mantiene la incógnita de la cifra que ya habrían conversado con los sindicalistas y empresarios en la reunión que mantuvieron la semana pasada en la Casa Rosada, aunque se especula con un aumento entre los 5.000 y los 8.000 pesos.

La fecha que maneja el equipo del presidente Alberto Fernández para el anuncio sería entre fines de esta semana y principios de la próxima, para que el aumento sea a partir de enero y se cobre en febrero. En un principio se había hablado de un decreto que contemple a todos los trabajadores del sector privado, pero en las últimas negociaciones se acordó que no se superpondrá con los aumentos pendientes de gremios que hubiesen pautado con sus contrapartes empresarias ajustes en los primeros meses de 2020, según publicó Ámbito Financiero.

El planteo había sido expuesto en una reunión que mantuvieron referentes de la Unión Industrial, las cámaras de Comercio y Construcción y las pyme el lunes pasado con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

Además, el Estado replicaría el aumento de manera similar para los trabajadores de la administración pública. Según adelantó el propio ministro de Trabajo, “queremos que los sectores que perdieron poder adquisitivo recuperen lo más que puedan”. “Esto es un piso de la negociación salarial, queda incorporado al salario. No es un bono y será remunerativo”, adelantó Moroni.

El pasado viernes 27 de diciembre, el Gobierno convocó a los empresarios y sindicalistas para firmar el “Compromiso Argentino de Solidaridad”, un pacto social impulsado por el Presidente para tratar de superar la crisis económica y social. Enmarcado en la ley de emergencia económica que aprobó el Congreso días atrás, el documento impulsa “un desarrollo inclusivo y sostenible” y convoca a realizar un “esfuerzo extraordinario” para cumplir con “la obligación moral de poner en la mesa de todas nuestras familias el pan que a ninguna le debería faltar”.

Además, el documento propone alcanzar “consensos de largo plazo, que vayan más allá de un período presidencial” y agrega: “Expresamos nuestra confianza y respaldo a la gestión que ante los acreedores privados y organismos internacionales realizará el nuevo gobierno argentino. No será la mera negociación de una administración. Lograr una solución sustentable será la tarea colectiva de todo un país”.

Fuente: Diario Perfil

La medida, que había sido comunicada a las principales estaciones de servicio de la red y regiría desde este lunes, iba a tener un efecto cascada sobre toda la cadena de abastecimiento, ya que YPF controla casi el 60% del mercado.

Fernández le trasmitió al titular de YPF la «inconveniencia» de avanzar con ese ajuste, en un momento en que el Gobierno está tratando de desacelerar el ritmo de la inflación.

Fuentes de la petrolera Axion aclararon que si YPF no remarca, ellos tampoco lo harán, y el mismo camino seguirá Shell.

Nielsen había planteado la necesidad de «recomponer» los precios, ya que para el sector petrolero existe un retraso del 15% para equilibrar los niveles de facturación con los costos.

El economista está terminando de definir el plan para atraer capitales al yacimiento no convencional de Vaca Muerta, y para ello necesita tentar a los inversores con determinados márgenes de rentabilidad.

Nielsen consideraba que los precios venían desactualizados y que era necesario un incremento para garantizar la rentabilidad de las petroleras.

Incluso, según fuentes de los estacioneros, en algún momento hasta insinuó la necesidad de ajustar 10% los valores en surtidores.

La Casa Rosada hizo trascender que «jamás» existió autorización alguna para que YPF aumente, ya que todas la tarifas están «congeladas por seis meses».

Desde la visión del Gobierno de Fernández, las petroleras «ganaron mucha plata en estos años», junto con el resto de las empresas del sector energético, el agro, la minería y el sistema financiero.

El Gobierno recordó, además, que también seguirán congeladas las tarifas de gas, electricidad y transporte.

EL presidente destinó parte de este domingo a definir el monto del bono a cuenta de paritarias que se otorgará por decreto al sector privado, y que forma parte del Pacto Social sellado con empresarios y sindicalistas el viernes último.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, visitó a Fernández en la residencia de Olivos para terminar de darle forma a esa cifra.

A lo largo de 2019, la nafta aumentó en nueve oportunidades, hasta acumular un salto del 41%, 14 puntos por debajo de la inflación.

La de este lunes iba a ser la décima suba -primera durante el gobierno de Fernández- y llevaría a 46% el alza acumulada global, pero por ahora no prosperó.

El primero de diciembre último, a pocos días de que asumiera Fernández, se produjo el último incremento, luego de publicarse una actualización del impuesto a los combustibles, que sumado al alza de los biocombustibles desembocó en nuevos aumentos en los surtidores que rondaron el 5% y 6%.

Si hubiese prosperado la suba de YPF, el precio de un litro de nafta súper habría llegado a casi $ 56, mientras que la premium rondaría los $ 64.

Nielsen había cuestionado la decisión de Mauricio Macri de congelar el precio del petróleo desde la explotación hasta el despacho en las estaciones de servicio, tras caer derrotado en las PASO.

En YPF estiman que persiste un retraso en los precios que ronda el 15%, según pudo saber la agencia NA.

Los precios de los combustibles se dispararon en la Argentina a pesar de que el barril de petróleo subió apenas 15% en todo 2019.

El principal componente de la suba en el país fue la fuerte devaluación, que llevó al dólar de $ 38,85 a fines de 2018, a $63 en la actualidad, explican desde las petroleras.

Así, el dólar se apreció 62% en el convulsionado y recesivo 2019, durante el cual la Argentina afrontó un fuerte proceso de endeudamiento por el cierre de los mercados internacionales a partir de la segunda mitad de 2018.

El secretario de la Cámara Argentina de Comercio, Mario Grinman, afirmó que el aumento mínimo que el Gobierno definirá por decreto en los próximos días para el sector privado será en forma de sumas fijas acumulativas y remunerativas».

«Se va a pagar en enero, febrero y marzo, en cuotas iguales, para los salarios más bajos de cada rubro», dijo el empresario en declaraciones radiales tras reunirse con los ministros de Trabajo, Cluadio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

La Federación Argentina de Empleados de Comercio que dirige Armando Cavalieri había pedido a la CAC un incremento adicional del 22% como parte de la revisión salarial pre acordada, pero la cámara decidió supeditar ese incremento según el nivel de suma fija que resuelva el Gobierno.

«En estos 4 años nos fue mal. En el sector comercio y servicios han cerrado innumerables Pymes y aun así hizo muchos esfuerzos por mantener su planta laboral. Estamos en una situación de crisis», dijo Grinman al explicar las dificultades que tendrán algunos sectores para pagar el aumento.

El Gobierno y las principales cámaras empresarias del comercio y la industria llegaron a un acuerdo para el pago de sumas fijas durante el primer trimestre del año, con la primera cuota en enero.

Si bien trascendió que el monto global podría ser de entre 5.000 y 8.000 pesos, Grinman y fuentes del Gobierno aclararon que aún no se definió y precisaron que serán sumas fijas remunerativas, por lo que se incorporarán al sueldo.

Los aumentos serán para los pisos de las escalas de todos los rubros de la economía real, por lo que ase aplicará el mismo criterio que con las jubilaciones, es decir, subir sólo a los que están más abajo en materia de ingresos.

El Presidente Alberto Fernández firmará un decreto en los próximos días que establecerá el «aumento mínimo» que deberán dar las empresas a sus empleados a partir de enero, aunque todavía no fue precisada la fecha de pago.

Esto fue conversado y acordado en una reunión de los ministros Kulfas y Moroni con representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara de Comercio (CAC) y la Confederación Empresaria (CGERA).

Según Grinman, el pedido de las patronales fue que las sumas fijas que se vayan a pagar no sean remunerativas, porque eso genera un doble costo para las empresas que además del incremento al trabajador deberán pagar más aportes patronales.

Pero la decisión en el Gobierno estaría tomada: según fuentes oficiales, el decreto contemplará que los aumentos vayan al recibo de sueldo como remunerativos, dado que es fuente de financiamiento también para la seguridad social.

De la reunión con Kulfas y Moroni participaron de la UIA Guillermo Moretti (vicepresidente regional), Miguel Ángel Rodríguez (pymes), Alberto Sellaro (vice sectorial), Luis Tendlarz (vocal); también estuvo Adrián Kauffman Brea (Arcor).

Asimismo, estuvieron Jorge Hulton (Construcción); Jorge Di Fiori y Natalio Grinman (Comercio); Marcelo Fernández, Pedro Bergaglio, Raul Zylberstein y Marcelo Girard (Confederación Empresaria); y Román Guajardo, dirigente de la Federación Industrial de Santa Fe.

 

El proyecto de Emergencia Económica reduce en $500.000 el piso para el impuesto interno y quedan pocas unidades exentas. Además, se crea una nueva categoría con una alícuota de 35% para los modelos de más de $2,3 millones.

Mientras el presidente de la Nación Alberto Fernández participaba de la presentación del plan elaborado por el sector automotor para incrementar la producción y los puestos de trabajo, se daba a conocer la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Económica que envió el Gobierno nacional al Congreso y que, de aprobarse, incrementará el valor de una parte de los autos cero kilómetro que hoy se venden en el país.

Comenta INFOBAE que la norma establece un nuevo piso a partir los automóviles deberán pagar el Impuesto Interno. El tributo que iba a tener vigencia hasta fin de año, y que se actualizaba por inflación, establecía que sólo los vehículos de más de $1.832.000 de precio sin impuestos pagaban una alícuota de 20% que, a la hora de ver el precio final, es decir cuando se pasa de la tasa nominal a la efectiva, significa que el público vería su precio incrementado alrededor de 25 por ciento sólo por este impuesto.

Pero ahora, el Capítulo 10 denominado “Impuestos Internos” del proyecto oficial estableció una nueva escala para el tributo de los 0 km. De aprobarse como fue enviado al Congreso, ahora los autos que tenga un valor igual o inferior a $1.300.000 –esto significa que el valor de venta al público es de casi $1.800.000– estarán exentos del gravamen. Pero los que estén entre esa cifra y $2,4 millones (valor de la fábrica al concesionario) pagarán el impuesto real de 25% que ahora aplicaría a unidades con un valor de 500.000 pesos más baratos que los que establecía originalmente la norma.

Pero la novedad no sólo es que se bajó el piso a partir del cual empezarán a pagar el impuesto sino que también se creó una categoría intermedia. Según la norma que ingresó al Congreso establece que cuando el precio de venta sea igual o superior a $2,4 millones deberán tributar el impuesto que resulte por la aplicación de la tasa del 35%″, que de aplicarse y sumados los impuestos elevaría el valor del 0 km alrededor de un 53,8% el precio al consumidor final por, según explicaron a Infobae desde las automotrices, el peso de la cascada de impuestos que deberá abonar el comprador.

La noticia pega de lleno en el sector de los importadores que suelen comercializar unidades por arriba de estos valores y, en el caso de las marcas más “generalistas” que tienen producción también cambia el modelo de negocio porque ahora cada vez más modelos pagarán el impuesto. O, dicho de otra manera, quedan muy pocos modelos de 0 km que no pagarán el Impuesto Interno.

“Ahora estamos todos sacando cuentas por cada uno de los modelos porque queda claro que esto distorsiona un poco el mercado, en especial en la gama media que es la que se va a ver afectada con la nueva alícuota”, graficaron desde una terminal.

La noticia tomó por sorpresa al sector que se fue enterando mientras estaban reunido en Smata con el presidente Fernández, el ministro de Desarrollo Productivo; Matías Kulfas; su par de Relaciones Exteriores, Felipe Sola; de Salud, Ginés González García; de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza; y los gobernadores de Córdoba y Santa Fe, Juan Schiaretti y Omar Perotti; la vicegobernadora de Buenos Aires, Verónica Magario.

Los representantes de las terminales automotrices, concesionarios, autopartistas que estuvieron presente en el evento de lanzamiento del plan para el sector escucharon como el presidente Fernández agradecía al sector de “ser el responsable de dar el puntapié para un nuevo contrato social. Este encuentro sintetiza lo que estamos proponiendo a los argentinos. Que los que producen y trabajan concilien intereses para hacer crecer a la Argentina. Sólo pido un lugar en esa mesa para que el Estado esté presente y se concrete más rápido”.

Horas más tarde, se hacía público el proyecto que llegó al Congreso y la ecuación de negocio que habían presentado las terminales automotrices, las autopartistas y los concesionarios comenzaban a cambiar.