Tag

aumento

Browsing

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste firmó esta mañana el acta acuerdo salarial correspondiente al primer semestre de 2020 con la Municipalidad de Esquel.

Las partes acordaron un aumento salarial del 10% retroactivo al mes de febrero de 2020 correspondiente al acuerdo paritario del 2019, un 12% en el mes de mayo de 2020 y un 10% en agosto. Además la Municipalidad de Esquel garantizará en el mes de agosto que el incremento sea superior a 5 puntos porcentuales por encima del índice de inflación publicado por el INDEC para la Zona Patagonia en el periodo enero 2020 – agosto 2020.

Asimismo el Sindicato y el Ejecutivo Municipal se comprometieron a analizar durante el mes de marzo una contribución patronal consistente en un porcentaje del 1% de la Masa Salarial Total Neta en el marco de la Ley 23.551, Art. 9, 2° párrafo.

En tanto las partes acordaron en el mes de marzo de 2020 dar apertura a la Junta de Admisión, Reclamo y Disciplina y reunirse nuevamente durante la primera semana de septiembre de este año.

La firma del acta acuerdo contó con la presencia del Intendente de Esquel, Sergio Ongarato, y el Secretario de Coordinación de Gestión y Finanzas, Matías Taccetta, en representación de la Municipalidad de Esquel. Mientras que por SOEME y ZO participaron el Secretario General, Antonio Osorio; el Secretario de Seccional Esquel, Tomás Ulloga; el subsecretario de la Seccional Esquel, Hugo Carriman, y delegados de las diferentes áreas del municipio.

Al finalizar la reunión, Osorio manifestó que “es un buen acuerdo en un contexto que sabemos que es complicado tanto a nivel provincial como nacional, esto lo venimos reconociendo en los últimos años y creo que ha habido voluntad del Ejecutivo”.

Destacó además que “nosotros siempre hemos tratado de priorizar las negociaciones, por más que en algún momento pueda haber alguna tensión como es normal, nosotros entendemos que debe primar el diálogo”

En este sentido Osorio indicó que “había un punto controvertido, como decía el intendente, que nosotros creemos que tenemos los argumentos para defender y lo tenemos que hacer mediante el debate y no con presión, sobretodo mirando el contexto donde también nos preocupa la situación de provincia y queremos aportar como ciudadanos para que los docentes puedan cobrar en tiempo y forma y los chicos no pierdan clases”.

De esta manera expresó que “desde el lugar de responsabilidad que nos toca, nosotros no trabajamos desde hipótesis de conflicto, sino que tratamos de apuntar al diálogo y buscar consensos. Creo que lo hemos logrado así que estamos satisfechos por el acuerdo y porque se ha podido resolver esto en un marco de diálogo”

Con respecto a la contribución patronal solicitada por SOEME y ZO, el dirigente sindical explicó que “el próximo mes ya se habilita la Junta de Admisión, Reclamo y Disciplina, que va a ser el marco ideal para discutir esto y otras discusiones que continúan pendientes porque nosotros seguimos preocupados por la precarización laboral y sabemos que eso también tiene un impacto en el presupuesto. Es una discusión que la tenemos que dar y tenemos que trabajar sobre un proyecto a mediano y largo plazo para que testo deje de ser un problema del municipio”.

Por último Osorio declaró que “tener la oportunidad de poder recomponer un 5% sobre la inflación es algo digno de destacar y en cuanto al esquema del aumento no tenemos nada que decir así que ojalá que podamos seguir trabajando de esta manera.

Así lo planteó esta mañana el Secretario General de la ATECh Regional Sur, Daniel Murphy, quien dijo que por ley y por lógica, eso es lo mínimo que debe cubrir el Gobierno chubutense para poder iniciar las clases el 26 de febrero.

“Desde fines del año pasado planteamos que, como mínimo, el gobierno debe garantizar paritarias y pago de salarios, para que el ciclo lectivo comience que es lo que queremos. No estamos cerca de eso, al contrario, se graduó el pago escalonado, estiraron los plazos”, lamentó el directivo docente.

Y agregó que “esos son los puntos elementales, no resisten análisis, por ley y por lógica es lo mínimo que el Estado debe garantizar”, al tiempo que manifestó que ven con preocupación el tema de los edificios: “nos dan miedo las declaraciones del Gobernador (Mariano Arcioni) por lo irresponsable y cínico que resulta que diga que hace años que no se hacen obras en las escuelas”, determinó.

En diálogo con Radio Del Mar, Murphy señaló que “lo peor de todo es que junto a eso, no se construye ni se planifica construir ni siquiera un aula de las muchas que hacen falta en Comodoro, ni escuelas”.

Cómo sigue la lucha

“No tengo noticias de fecha para una nueva reunión, puede ser que se haya acordado alguna para la semana próxima. Veremos qué va sucediendo, la semana que viene se presentan los directivos con los primeros docentes que hacen presencia efectiva en las escuelas, a partir del lunes”, detalló.

Y agregó que “con ellos hemos tenido una reunión y vamos a ir viendo el tema de obras, partidas, regularizar horas cátedra que se dieron de baja y no se han cobrado, de gente que estaba trabajando”.

En relación a la deuda, remarcó que “una es por el tema cláusula gatillo del año pasado, entre $12.500 para docente con un cargo inicial, sin antigüedad, hasta 40 o 50 mil pesos depende el cargo de la persona, y su antigüedad”.

“Eso es del año pasado .Ahora ya se empieza a generar la deuda si no se paga la cláusula gatillo de enero, que (Andrés, el ministro de Educación provincial) Meiszner dijo que van a pagar antes del inicio del ciclo lectivo. No sé cómo van a hacerlo porque el 26 de febrero tenemos que estar con nuestros alumnos en las aulas”, concluyó.

El gremio de choferes de camiones cerró este martes una suba del 26,5% por seis meses y le sumó presión a la estrategia salarial del Gobierno, que por estas horas busca moderar los reclamos salariales mediante sumas fijas. El acuerdo sellado por Hugo Moyano contempla el pago de un 16,5% en febrero y otro del 10% en abril, por lo que el aumento anual desde junio de 2019 a junio de 2020 totalizará una suba del 49,5%.

Si bien el sindicalista había iniciado la negociación con un pedido del 33%, en las últimas horas llegó a un entendimiento con la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (FADEEAC), la Federación Argentina de Empresas de Transporte y Logística (FAETYL) y la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (CATAC).

La paritaria se inició en junio del año pasado con una suba del 23% por seis meses, en diciembre se sumó un bono de $ 20.000 que en un principio solo aceptó pagar FAETYL pero que el mes pasado lo abonó también el resto de las cámaras, y a fin de año se inició la revisión salarial que concluyó con el 26,5% sellado este miércoles.

Según lo informado por diario Clarín, el acuerdo absorverá así la suma fija de $3.000 dispuesta por decreto y será homologado este miércoles por el Ministerio de Trabajo. Con todo, la suba representa un desafío para el plan del Gobierno orientado a “desindexar” los salarios mediante la eliminación de las claúsulas gatillo y el reemplazo de porcentajes por sumas fijas.

Lo confirmó el titular de la empresa concesionaria de las líneas 1,2 y 3 de la ciudad. “Vamos a dar tiempo a que la gente se entere”.

El aumento del valor del transporte urbano de colectivos de Esquel, que comenzaba a regir desde el 27 de enero, se prorrogó unos días más, al 1 de febrero.

Se trata de las líneas 1, 2 y 3 que opera la empresa Acevedo. Si bien el aumento fue de $3, con un costo final de 27 pesos, el titular de la empresa confirmó a EQS Notas que “vamos a esperar un poco para que la gente se organice y se vaya enterando”.

Por otra parte, Acevedo confirmó que el municipio viene al día con el subsidio local, sin embargo no hay novedades del subsidio nacional que llega a través de provincia. “Nos deben desde septiembre u octubre” informó.

Cabe recordar que la empresa viene gestionando con autoridades municipales una salida a la durísima situación económica por la que atraviesa con un boleto que no llega a cubrir los costos.

Sergio Palazzo, titular de la Asociación Bancaria (el gremio que agrupa a los empleados del sector) y las cámaras que reúnen a los bancos se reunieron esta tarde para acordar aumentos salariales que compensen la diferencia entre la paritaria acordada en 2019 y la inflación de ese año.

En el texto firmado se acordó un aumento del 3,8% sobre diciembre de 2019. El mismo surge como una compensación por la paritaria del 50% que cerraron el año pasado, que pese a superar los aumentos acordados en otros sectores, quedó por debajo de la inflación anual (del 53,8%, según el Indec). La posibilidad de quedar equiparados a la inflación fue parte del compromiso que asumieron las cámaras en el acuerdo anterior.

Al mismo tiempo, el acuerdo incluye el pago del bono “solidario” que decretó el Gobierno, con montos crecientes según el nivel de salarios. Así, quienes cobran hasta $73.764 tendrán un bono de $3000 en enero y otro de $1500 en febrero; desde esa cifra y hasta $95.547, el bono será de $4000 y $2500, respectivamente; de ahí hasta $114.657 el bono será de $5000 y $3500, y por encima de ese último nivel, el plus será de $6000 y $4500.

Según las fuentes de los bancos consultadas por La Nación, las negociaciones fluyeron en términos generales con poca rapidez, aunque se definieron en un documento los ejes más importantes para la discusión que definirá el aumento anual del sector en la próxima paritaria, fechada para marzo próximo.

Los puntos claves del acuerdo

  • Aumento sobre diciembre de 2019
  • Fecha fijada para discutir la paritaria anual
  • Bono solidario en enero y febrero

Desde el gremio bancario comunicaron que a partir de febrero el salario inicial ascenderá a $62.340 más $2.873,77 por participación en las ganancias del sistema financiero, lo que hace un total de $65.214,17.

“La verdadera negociación se va a dar en marzo”, confiaron a La Nación en una de las cámaras empresariales que participó en el acuerdo. El resultado de lo firmado sienta los lineamientos para lo que se defina en la segunda quincena de marzo.

Se definió en la reunión de Gabinete económico. Habrá sumas fijas para todos los sectores. Las jubilaciones mínimas serán las más beneficiadas. Aún no definieron las cifras.

El Gobierno confirmó que el aumento de sumas fijas que otorgará en marzo alcanzará a todos los jubilados, aunque en porcentaje la suba será mayor en los haberes más bajos.

Así lo indicaron fuentes oficiales, al cabo de la reunión de Gabinete económico que, ante el viaje de Alberto Fernández a Israel, encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. El fin de semana, Clarín había adelantado que todos los jubilados iban a recibir un aumento, con un incremento promedio de 11,56%.

En ese sentido, el ministro coordinador había adelantado días atrás la decisión del Gobierno, al señalar que la idea era «dar aumentos de sumas fijas» hasta que haya «una nueva fórmula (de movilidad jubilatoria)».

«Lo que suspendimos es la actualización por la fórmula, no la actualización», aclaró.

No obstante, más allá de que este miércoles se comenzó a trabajar en los números del aumento, en el Gobierno admiten que la cifra impactará más en las jubilaciones mínimas que en los haberes más altos, en línea con lo que había expuesto Cafiero, cuando indicó que «la suma fija representa una política que principalmente beneficia o incide mucho más en el segmento más bajo”.

En la cumbre de este miércoles, además de Cafiero y de la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; estuvieron los ministros Martín Guzmán (Economía); Claudio Moroni (Trabajo), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) Luis Basterra (Agricultura); el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y el director ejecutivo del ANSeS, Alejandro Vanoli.

Según confiaron en Casa Rosada, la reunión se centró «en la decisión del Gobierno de conformar un aumento de suma fija para todos los jubilados» durante el mes de marzo.

«Todavía no está el monto definido. Cualquier cifra que se informe es especulación y será inexacta. Estamos trabajando para darle previsibilidad al aumento para todos los jubilados pero siendo responsables ante la aguda crisis que estamos viviendo», indicaron en Balcarce 50.

Según publicó el periodista Ismael Bermúdez en Clarín, de acuerdo a los rangos de haberes se estima que 4,5 millones de jubilados y pensionados recibirían el 11,56% o más, que les permitiría recortar la pérdida sufrida en los últimos 4 años sus jubilaciones, mientras que los restantes 2,8 millones verían profundizar el retroceso de sus ingresos.

La línea de corte del 11,56% serían los $21.323. Mientras que aquellos haberes por encima de ese número tendrían una suba fija que en porcentaje implicaría un 9,9%; y aquellos que superan los $40 mil, una suma que implicaría un 6,2%. En tanto, para los que cobran el haber máximo, de $103.064, la suba representaría apenas un 2,4%, señaló El Clarín.

El Boletín Oficial incluyó el decreto sobre la suba salarial del sector.

El Gobierno reglamentó el aumento salarial para los trabajadores del sector estatal, a través de un decreto firmado por Alberto Fernández y publicado este martes en el Boletín Oficial.

Como se había confirmado hace una semana, la suba será de $4.000 y se pagará en dos cuotas. La primera llegará hasta los $3.000 y entrará en el salario correspondiente a febrero. La otra será de hasta $1.000, abonada en el correspondiente a marzo.

El aumento salarial está dirigido a los trabajadores de la Administración Nacional, las Empresas y Sociedades del Estados y los Entes Públicos excluidos de la Administración Nacional, tal como están definidos en la ley 24.156.

Quedan comprendidos todos aquellos trabajadores estatales cuya «retribución bruta, mensual, normal, habitual, regular y permanente aprobada vigente al 31 de enero de 2020, no supere los $60.000».

Se tratará de «sumas fijas remunerativas no bonificables mensuales» y correrán a cuenta de las futuras paritarias de 2020.

El acuerdo de recomposición salarial vigente estipula una revisión en marzo. En la anterior, en noviembre, se fijó una suba de 5% para enero y otro 5% para febrero.​

El decreto 56/2020 justifica la suba salarial como una manera de «mejorar los ingresos de las y los trabajadores, lo que permitirá dinamizar el mercado interno y generar un círculo virtuoso de producción y empleo».

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, ya había anticipado que la suba para los estatales sería de $4.000 en dos tramos. (Presidencia)

Por ello, indica el texto, «resulta necesario disponer el otorgamiento de dos sumas fijas remunerativas no bonificables a efectos de mantener los estándares adquisitivos de las remuneraciones del personal del Sector Público Nacional».

En los primeros días del año ya se había oficializado la suba salarial para los trabajadores del sector privado. Esa suma también es de $4.000 y se abona en dos tramos ($3.000 y $1.000), pero se pagarán con los sueldos de enero y febrero, respectivamente, indicó El Clarín.

El Gobierno presentará esta tarde el decreto con el aumento remunerativo para los trabajadores privados y estatales que sería de $4000 a pagarse en dos cuotas, entre enero y febrero, y mañana se publicaría en el Boletín Oficial. Los últimos detalles de la suba, que servirá como piso para las paritarias, los definieron esta mañana en la Casa Rosada el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni.

Después de ese encuentro, que duró poco más de una hora en el despacho del ministro coordinador, desde el Gobierno anunciaron que el incremento, que también será para los empleados estatales, se dará a conocer en las próximas horas.

La suma fija remunerativa y a cuenta de futuros aumentos en la paritaria 2020 que se oficializará hoy es parte de las facultades especiales que el gobierno nacional obtuvo con la sanción de la ley de emergencia económica, y marcará el piso de las negociaciones salariales para este año.

Cerca de los gremios esperaban una suba de entre $6000 y $9000. Sin embargo, el monto podría ser menor y no superaría los $4000, según confiaron fuentes oficiales.

La reunión de esta mañana fue la culminación del trabajo que tuvieron ayer varios ministerios incluidos en las conversaciones. Es que mientras Moroni mantuvo una línea abierta con los gremios, Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) se encargó de intercambiar opiniones con los empresarios.

Guzmán, con una mirada macroeconómica como base de las decisiones, es quien tuvo la última palabra en el equipo económico. Todo se realizó bajo el estricto seguimiento permanente del Presidente y de su ministro coordinador.

Inflación, el problema
En paralelo, en las últimas horas, en la Casa Rosada reconocieron que el problema de la inflación por ahora no tiene solución y apuestan a que las paritarias no se transformen en un problema adicional. «Hoy por hoy tenemos una inercia muy fuerte del proceso inflacionario y no tenemos muy buenas noticias para dar en esa línea», admitió ayer el jefe de Gabinete.

Así, el ministro coordinador le dio mayor profundidad al pedido que había hecho unas horas antes el jefe del Estado. En ese sentido, en declaraciones radiales, el Presidente les pidió a los sindicatos que no hagan reclamos «desmedidos» para no afectar la economía. Un tiro por elevación sobre todo para el líder de los camioneros, Hugo Moyano, quien presiona para alcanzar un fuerte aumento en su sector.

«Queremos que las paritarias funcionen. Estamos tratando de garantizar un aumento mínimo con el fin de lo que los empresarios no vuelvan a abusarse de los que trabajan. Pero también hay que pedir a los que trabajan que tengan en cuenta la situación. No hagamos pedidos desmedidos, todo repercute sobre la economía», describió Fernández.

La Municipalidad todavía no tiene aprobado ni su Presupuesto ni su Ordenanza Tarifaria. Necesita ambas ordenanzas para poder cobrar tasas e impuestos. Sin obras de Provincia.

El secretario de Hacienda y de Coordinación de Gestión y Finanzas de la Municipalidad de Esquel, Matías Taccetta, adelantó que ya está hecha la renovación de los contratos por seis meses a trabajadores en esa condición. El lunes recibió el listado del personal contratado y los montos a percibir mensualmente, y destacó que el vínculo tiene un incremento superior al 23%, tal lo acordado con el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales. Desde hoy estarán para la firma los convenios.

El funcionario el pasado lunes concurrió al Concejo Deliberante junto al intendente Sergio Ongarato, para evacuar dudas de los ediles en cuanto al proyecto de presupuesto municipal para este año. Dijo que todos los años visitan el HCD previo al tratamiento de la ordenanza, para responder si hay dudas, y modificar tras su evaluación algún punto.

Remarcó que hasta no tener el Presupuesto 2020 y la Ordenanza Tarifaria aprobados por el Concejo, no pueden hacer la liquidación de los impuestos, ni ponerlos al cobro. Es la primera vez que le ocurre esta situación a la gestión de Ongarato, advirtió el contador. Su expectativa es que en estos días sean considerados los proyectos en sesión ordinaria, para poner al cobro tasas e impuestos anuales, a partir del 10 de enero.

Lo mismo que el intendente Sergio Ongarato, el contador Taccetta señaló que la Provincia no prevé obras para Esquel en el Presupuesto 2020. “Ya hace unos cuantos años que no tenemos obras provinciales, más allá de que entendemos la situación del Gobierno”, afirmó.

Recordó que lo último se ejecutó con el bono de endeudamiento pero para este año no hay ninguna obra delegada por el Gobierno Provincial a la Municipalidad de Esquel.

El coordinador de Gestión y Finanzas Municipales, sostuvo que sin inclusión de trabajos en la ciudad por parte del Gobierno “nos queda muy poco margen para ejecutar obras con fondos propios generados por el pago de contribuciones de los vecinos”.

Recalcó que deben disponer de recursos para abonar los sueldos a los empleados, por lo que deben optimizar el presupuesto para cumplir con todas las obligaciones, entre ellas brindar buenos servicios a la comunidad, y realizar obras. Explicó que se trata de ser ordenados en el gasto público, para que cada área municipal pueda desarrollar los proyectos previstos.

Taccetta indicó que en el Presupuesto 2020 del municipio no está incluida ninguna obra con fondos nacionales y al haber cambiado de signo político el gobierno, deberán gestionar en Buenos Aires la posibilidad de ejecutar algunos proyectos. Si confirmó que obras como los desagües pluviales que está en marcha cuentan con los recursos para su finalización.

El Gobierno definiría por decreto esta semana el aumento salarial a trabajadores públicos y privados, que de acuerdo a fuentes oficiales oscilaría entre 6 y 9 mil pesos, a cuenta de futuros aumentos pactados en negociaciones colectivas.

El incremento, se especula, quedaría eximido del pago de aportes y contribuciones patronales, pero sí aportaría a ítems como aguinaldo, indemnizaciones y vacaciones.

La norma que elabora el Ministerio de Trabajo busca, siempre de acuerdo a los portavoces del Gobierno, «recomponer el poder adquisitivo de los empleados», deteriorado por los altos índices de inflación.

El aumento también alcanzará a los empleados de la administración pública, y tendría carácter remunerativo; se cobraría de una sola vez en febrero, con el sueldo de enero.

La iniciativa en marcha establece que no se superpondrá con los incrementos pendientes de organizaciones sindicales que hubiesen negociado aumentos para los primeros meses de 2020, indicó Telefe Noticias.