Tag

AUH

Browsing

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) informó el calendario de pagos de octubre para jubilados y pensionados, Pensiones No Contributivas, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo, de la Prestación por Desempleo y Asignaciones Familiares y de Pago Único (Matrimonio, Nacimiento y Adopción).

Los jubilados y pensionados con haberes inferiores a la suma mensual de $20.374 con documento terminado en 0 cobrarán el 8/10; con DNI terminado en 1, el 9/10; 2, el 13/10, 3, 14/10; 4, 15/10; 5, 16/10; 6, 19/10; 7, 20/10; 8, 21/10 y 9, 22/10.

En tanto, los jubilados y pensionados con haberes superiores a esa suma con documento terminado en 0 y 1 cobrarán el 23/10; con DNI terminado en 2 y 3, el 26/10; 4 y 5, 27/10; 6 y 7, 28/10; 8 y 9, 29/10.

Por su parte, los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) con documento terminado en 0 cobrarán el 8/10; con DNI terminado en 1, el 9/10; 2, el 13/10, 3, 14/10; 4, 15/10; 5, 16/10; 7, 20/10; 8, 21/10 y 9, 22/10.

Los beneficiarios de la Asignación por Embarazo con documento terminado en 0 cobrarán el 9/10; con DNI terminado en 1, el 13/10; 2, el 14/10; 3, 15/10; 4, 16/10; 5, 19/10; 6, 20/10; 7, 21/10, 8, 22/10 y 9, 23/10.

En tanto, los beneficiarios de las Asignaciones por Prenatal y Maternidad con documentos terminados en 0 y 1 cobrarán el 9/10; con DNI terminado en 2 y 3, el 13/10; 4 y 5, 14/10; 6 y 7, 15/10; 8 y 9, 16/10.

En el caso de las Asignaciones Pago Único todos los documentos cobrarán la primera quincena, del 6/10 al 10/11; y la segunda quincena, del 22/10 al 10/11.

Los beneficiarios de las Pensiones No Contributivas (PNC) con documentos terminados en 0 y 1 cobrarán el 1/10; con DNI terminado en 2 y 3, el 2/10; 4 y 5, 5/10; 6 y 7, 6/10; 8 y 9, 7/10; y de asignaciones familiares de PNC, todas las terminaciones de DNI del 8 al 10/10.

Finalmente, los beneficiarios de la Prestación por Desempleo con documentos terminados en 0 y 1 cobrarán el 23/10; con DNI terminado en 2 y 3, el 26/10; 4 y 5, 27/10; 6 y 7, 28/10; 8 y 9, 29/10.

Jubilados y pensionados

Asignación Universal por hijo y Asignación Familiar por Hijo

Asignación por Embarazo

Asignaciones Prenatal y Maternidad

Asignaciones Pago Único

Pensiones No Contributivas (PNC)

Asignaciones Familiares de PNC

Prestación por desempleo

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y el ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) lanzaron un nuevo programa de entrega gratuita de tablets para un grupo importante de beneficiarios de ANSES.

Este programa tiene el objetivo de poder garantizar el acceso a internet y a nuevas tecnologías en todo el país facilitando el acceso a las y los jubilados que son los que más les cuesta administrar este tipo de dispositivos, así como para los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

¿Quienes pueden solicitar una tablet gratis de ANSES?

Desde ahora podrán acceder a la tablet gratis de ANSES las familias que cobran la AUH o Asignación por Embarazo para la Protección Social (AUH). También están incluídos las y los trabajadores independientes que se encuentran inscriptos en el Régimen de Monotributo Social.

La entrega de la tablet gratis alcanza también a jubiladas y jubilados que cobran la jubilación mínima, así como para las y los titulares del fondo de desempleo, electrodependientes y personas exentas del pago del ABL.

Quienes también podrán acceder son aquellos que tengan pensiones no contributivas con ingresos mensuales brutos inferiores al doble del salario mínimo vital y móvil.

Requisitos para obtener la Tablet de ANSES

Desde la pagina web de ANSES se podrá completar el formulario de alta y verificar y actualizar todos los datos personales en MI ANSES con tu clave de seguridad social y número de CUIL.

Para recibir la tablet, las y los beneficiarios de la AUH, deberán tener hijos menores de 18 años de edad y haber presentado la libreta con todos los controles de salud y educación de sus hijos.

La recomposición de las jubilaciones y pensiones del sistema nacional gestionado por la Anses será en el mes de junio de 6,12%, según anunció hoy la directora ejecutiva del organismo, Fernanda Raverta. Así, el haber mínimo pasará de $15.891,49 a $16.864 y el haber máximo, de $106.934,71 a $113.479. Así lo anunciaron hoy el ministro de Trabajo, Claudio Moroni y la directora ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta.

El aumento alcanzará a los 5,7 millones de jubilados y pensionados del sistema contributivo y los 1,5 millones de personas que cobran pensiones no contributivas. También habrá una mejora nominal de 6,12% para la Asignación Universal por Hijo (AUH), que pasará a ser de $3293 y el salario familiar, que determina diferentes montos para la asignación por hijo, en función del ingreso percibido en cada hogar.

Se trata del segundo incremento de las jubilaciones cuyo porcentaje fue decidido de manera discrecional, luego de que el Congreso aprobara la suspensión de la fórmula de movilidad que rigió durante los años 2018 y 2019. Si siguiera aplicándose ese mecanismo de cálculo, basado en la evolución de los precios y, en menor medida, también de los salarios, la suba de haberes del mes próximo debería haber sido de 10,9% para todos los jubilados y pensionados del sistema nacional por igual.

Con la suba otorgada en marzo (mes para el cual la fórmula suspendida determinaba un incremento de 11,6%), los porcentajes de aumento nominal variaron entre 3,75% y 12,,96%. Eso ocurrió por la decisión oficial de dar un porcentaje más un monto fijo igual para todos, lo cual provocó un achatamiento de la pirámide de ingresos y una significativa pérdida de poder de compra para muchos, indicó La Nación.

Si se hubiera cumplido en marzo y en junio con lo que había establecido la ley de movilidad, todos los jubilados deberían tener un haber superior en un 23,7% en comparación con el percibían en diciembre. . En cambio, los que cobran el haber mínimo tuvieron una suba de 19,9% (más los $13.000 cobrados por única vez según lo mencionado en el párrafo anterior) y los que cobran la jubilación máxima, un 10,1%.

Fueron, concretamente, más de dos millones los jubilados que recibieron un aumento inferior al que habrían percibido en caso de seguir vigente la ley de movilidad aprobada a fines de 2017, en el marco de fuertes protestas sociales.

Esa situación generó reclamos judiciales por parte de algunos de quienes se vieron afectados. Una de esas presentaciones, impulsada por el defensor de la Tercera Edad de la ciudad de Buenos Aires, Eugenio Semino, pretende tener efecto para todos los pasivos perjudicados por la decisión del Gobierno. En primera instancia, la jueza Silvia Saino no validó la representatividad de quienes actuaron como demandantes (la Asociación Civil Años y una jubilada en particular). Esa decisión fue en primer lugar apelada ante la Cámara Federal de la Seguridad Social. Días después, sin esperarse el pronunciamiento de los jueces de esa segunda instancia, se llevó el tema a la Corte Suprema de Justicia mediante un «recurso extraordinario por salto de instancia» (conocido como per saltum), para procurar que haya una rápida respuesta. Pero la pandemia y la cuarentena dejaron todo en suspenso.

La ley 27.541, aprobada en diciembre pasado a pedido del Gobierno, dispuso la suspensión de la movilidad de ley por 180 días, un plazo que vence antes de la finalización de junio. Para esa fecha, la propia ley establece que debe haber una propuesta de una comisión convocada por el Poder Ejecutivo para elaborar un nuevo sistema de actualización de las jubilaciones y de las otras prestaciones que dependen de la fórmula, como la AUH y los pagos del salario familiar. Hoy, a casi cinco meses de la aprobación de esa ley y a un mes de que se cumpla el plazo para que el trabajo de esa comisión esté terminado, hubo una primera reunión en la que se conformó el grupo de trabajo.

El cronograma de cobro del mes de mayo para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo está ordenado según la terminación del Documento Nacional de Identidad. Los que tengan DNI terminados en 6 podrán retirar este lunes 18 de mayo el dinero de la prestación en los cajeros automáticos con su tarjeta de débito.

La ANSES estableció que también podrán cobrar desde el lunes las mujeres que reciben la Asignación por Embarazo con el DNI terminado en 5.

Los calendarios de pago de todas las prestaciones del organismo previsional pueden consultarse a través de su página web , redes sociales o llamando al 130. Los datos se actualizan trimestralmente.

El cronograma completo: 

Fecha de cobro AUH mayo 2020

DNI terminados en 0: viernes 8 de mayo

DNI terminados en 1: lunes 11 de mayo

DNI terminados en 2: martes 12 de mayo

DNI terminados en 3: miércoles 13 de mayo

DNI terminados en 4: jueves 14 de mayo

DNI terminados en 5: viernes 15 de mayo

DNI terminados en 6: lunes 18 de mayo

DNI terminados en 7: martes 19 de mayo

DNI terminados en 8: miércoles 20 de mayo

DNI terminados en 9: jueves 21 de mayo

El Presidente del Banco del Chubut S.A. sostuvo este jueves, en la conferencia de prensa del Comité de Crisis Provincial, que este viernes la entidad bancaria abrirá para quienes no pueden operar por cajeros automáticos. Además, aclaró que la suspensión del sistema de descuento por recibo de sueldos se realizó a partir de marzo.

Este jueves, en la conferencia de prensa del Comité de Crisis Provincial, el presidente de la Banco del Chubut S.A., Julio Ramírez, se refirió a la apertura del banco durante este viernes 3 de abril y reiteró que la atención será en el horario habitual, de 8 a 13 horas, para jubilados, Asistencia Universal por Hijo (AUH) y similares, que no posean cuenta bancaria ni tarjetas.

“Mañana estamos abriendo para atender a jubilados y AUH, y alguna otra asistencia de este tipo, pero únicamente a aquellos que no estén bancarizados, es decir que no tengan cuenta o tarjeta de débito”, informó Ramírez, y sostuvo que “estaremos haciendo los controles respectivos para que aquellos que están operando normalmente por cajero y tarjeta de débito lo sigan haciendo así. La apertura se realizará en horario habitual, de 8 a 13 horas”.

Así lo confirmaron desde la Asociación Bancaria. El horario de apertura sería de 8 a 13 horas, pero aclararon que no habrá atención al público en general.

El Gobierno Nacional definió la reapertura de los bancos de todo el país, con la intención de facilitar el cobro de jubilaciones y de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que empiezan a pagarse este viernes 3 de abril.

La decisión de abrir las sucursales al público, cerradas desde el decreto de aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronavirus, surge ante la aglomeración de beneficiarios de la Anses que podría producirse en cajeros automáticos, y debido a que buena parte de los que reciben pagos no cuentan con tarjetas de débito para hacer extracciones.

Jorge Uliarte, referente de la Asociación Bancaria de Comodoro Rivadavia, confirmó que a través del sindicato ya se informó que el día viernes se procederá la apertura de los bancos en la ciudad. “Calculamos que serán las cinco horas correspondiente de 8 a 13 horas». “Pero lo más preocupante es la concentración afuera para mantener la distancia entre personas”, dijo.

Asimismo, detalló que las entidades bancarias abrirán sus puertas este viernes 3 de abril, lunes 6 y martes 7 de abril. “Es sin apertura al público en general, solo son esos días para pagos de jubilaciones y AUH, salvo que el Banco Central disponga más días”, indicó.

Y destacó que la atención será exclusiva para pagos de jubilaciones, para tengan que hacer blanqueo de tarjeta o relacionado con su cuenta bancaria. “La gente de la tercera edad es la que más complicada está con la tarjeta, es porque retira su tarjeta pero no la han activado”, señaló a Radio Del Mar.

El presidente Alberto Fernández defendió el aumento para los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que dispuso su gobierno, negó nuevamente que se trate de un ajuste y respondió con dureza a los referentes de la oposición y a «algunos medios» por las críticas. «Algunos opositores y algunos medios quieren hacerle creer a la gente que estamos haciendo un ajuste», enfatizó.

«Yo tengo la tranquilidad de que lo que dije en campaña es cierto. La Argentina tiene que ocuparse de los que peor están. Entre ellos, hay muchos jubilados a los que el Estado les fue recortando derechos», dijo en diálogo con Radio 10.

«Ahora muchos parecen los defensores de los jubilados, pero cuando hicieron la reforma previsional y les sacaron un trimestre de aumento, se callaron la boca», lanzó.

El Gobierno decidió, finalmente, que las jubilaciones y pensiones del sistema gestionado por la Anses subirán en marzo según una fórmula que implica, en primer lugar, aplicar un aumento de 2,3% y luego sumar un monto fijo de $1500. La medida generó varios cuestionamientos.

«Cuando suspendimos el sistema que propuso Macri para las jubilaciones fue porque actuamos con responsabilidad. Macri cambió un sistema de actualizaciones que tenía racionalidad económica, que tenía en cuenta los sueldos y cómo recaudaba el Estado. Y sobre esta base, construía un índice para marcar lo que ganaban los jubilados», relató.

«Macri dijo que iba a tener en cuenta los salarios y la inflación, convencido de que iban a bajar la inflación, pero terminaron con inflaciones del 53 por ciento. Esos mismos personajes nos dicen ajustadores a nosotros», agregó.

«La primera preocupación que tengo son los que peor están. Y los que peor están, en materia de jubilaciones, son los que ganan menos. Sobre ellos estoy dedicado a cumplir mis promesas, para que estén un poco mejor. Sé que no están todo lo mejor que pueden estar. Pero están mejor que en diciembre. Si tenés en cuenta las jubilaciones mínimas, han tenido un incremento del 19 por ciento, casi», dijo.

«Además, a partir de ahora no pagan más los medicamentos, porque serán gratuitos […]. Y un jubilado paga 30 por ciento de sus ingresos en medicamentos. Si tenés en cuenta que la jubilación mínima es de 16.000 pesos, unos 5000 pesos que antes se gastaban en medicamentos quedan en sus bolsillos», detalló.

«Lo que intentan algunos opositores y algunos medios es hacer creer a la gente que estamos haciendo un ajuste sobre los jubilados, y esto es falso. El 86 por ciento de los que reciben beneficios de Anses estaban en esta situación. Y hoy vamos a anunciar que desde el 1 de marzo vamos a reintegrar el IVA a los haberes de los jubilados, con un tope de 700 pesos. Así que van a tener 700 pesos más», expresó.

«Es una vergüenza lo que están haciendo, siembran desaliento en un momento donde tenemos que salir adelante con el esfuerzo de todos», lanzó.

Y dijo: «Tengan la honestidad de decir que este es un gobierno preocupado por los que menos tienen, por darles un estándar de vida un poquito mejor. Este es mi objetivo final. Esto es doloroso, porque juegan con la expectativa de la gente, mucha gente cree que hacen un ajuste sobre ellos», agregó.

«Sé que hay muchos jubilados que reciben 35 mil pesos que están lejos de una situación de holgura, y merecerían más ingresos. Espero pronto remediar esto. Pero hoy tenemos una urgencia, hay jubilados que ganan, después de todo su esfuerzo, 16.000 pesos».

«Quisiera honestidad de los analistas. Quieren que no haya déficit fiscal, que paguemos la inflación, la deuda. No sean cínicos, algunos fueron titulares de bancos centrales, vieron fugar miles de millones de dolares», lanzó.

«Yo no me olvido de lo que hicieron, vivo todos los días en el país que dejaron. Todos los días viene un ministro distinto a contarme lo que dejaron. Les pido que se callen, no me hagan recordar lo que hicieron», añadió.

Este viernes, en conferencia de prensa, el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Claudio Moroni, y el titular de la ANSeS, Alejandro Vanoli informarán el aumento que regirá en marzo, abril y mayo a jubilados, pensionados, beneficiarios de la AUH y Asignaciones Familiares, prestaciones no contributivas y pensiones adulto mayor (PUAM). Comprende a 18 millones de personas.

El aumento que será fijado por decreto presidencial, en reemplazo de la suspendida fórmula de movilidad que había establecido el 11,56% para todos los beneficiarios, en promedio será de entre el 9 y 10% de la masa de beneficios global que se distribuirá en forma diferenciada según los rangos de haberes. La apuesta del Gobierno es que la inflación del primer trimestre se ubique entre esos dos porcentajes.

Clarín pudo saber que los beneficiarios de la AUH (2,2 millones de padres de poco más de 4 millones de chicos) recibirán un incremento superior al 11,56%. Actualmente la Asignación es de $ 2.746 por hijo.

Los jubilados y pensionados recibirán un porcentaje y una suma fija lo que determinará que los que menos cobran perciban proporcionalmente más que los que menos ganan. Se estima que así los aumentos podrían rondar entre el 11/12% para el segmento más bajo descendiendo hasta poco más del 4% para los que más cobran.

Así, el haber mínimo, hoy de $ 14.068, podría rondar los $ 15.750. A partir de ese valor, las jubilaciones y pensiones recibirán un incremento porcentualmente más bajo y acentuarían la pérdida del 19,5% que, punta a punta, tuvieron con la fórmula suspendida entre septiembre de 2017 y diciembre de 2019.

La pirámide previsional marca que hay 3 millones de jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo, más otros 1,5 millones de pensiones no contributivas y PUAM que perciben el 70/80% del haber mínimo. Por encima del mínimo, hay 2,8 millones de jubilados y pensionados.

Inicialmente la propuesta más vinculada a ANSeS, también con aumentos diferenciados, era respetar el 11,56% sobre la masa global de haberes. Pero desde Economía insistieron en que el objetivo de la suspensión de la fórmula de movilidad era generar un “ahorro fiscal” y que por lo tanto el aumento global debía ser inferior a ese porcentaje. En Economía contabilizan como parte de los $ 45.000 millones del gasto previsional por los 2 bonos de hasta 5.000 que cobraron los que ganaban hasta $ 19.068 y los 2.000 pesos a los beneficiarios de la AUH.

En el caso de que el aumento global fuese del 9%, el ajuste fiscal previsional y social respecto de la fórmula suspendida sería de $ 5.000 millones mensuales o unos $ 55.000 millones en 2020, solo para el segmento de jubilaciones y pensiones. Si luego en junio se repitiera el aumento trimestral por decreto por debajo del incremento de la formula suspendida (11/12%), en 2020 el “ajuste fiscal previsional” podría superar los $ 100.000 millones.

Con el 10% de incremento global, el ajuste fiscal rondaría los $ 3.500 millones o casi $ 40.000 millones, a lo que habría que sumar el ajuste de junio.

De todos modos, la mayor preocupación en el Gobierno pasa por los reclamos judiciales que se presentarán los jubilados y pensionados que reciban mucho menos que el 11,56% de la suspendida formula. El fundamento es que el 11,56% es un derecho adquirido porque corresponde al período julio-septiembre de 2019 (la fórmula suspendida se aplicaba con 6 meses de retraso) y las leyes no pueden aplicarse en forma retroactiva.

No obstante, los funcionarios confían en que los jueces tendrán en cuenta la declaración de Emergencia y que el menor aumento respecto de la formula suspendida se aplique solo en 2 oportunidades (marzo y junio). Sin embargo, como consignó Clarín el pasado sábado, un primer pronunciamiento de un juez federal de Salta advirtió que los aumentos por decreto no pueden afectar “el principio de progresividad o de prohibición de regresividad de los derechos económicos y sociales” ni disminuir “el grado de protección ya alcanzado” por los beneficiaros del sistema previsional.

 

El Gobierno Nacional definió que se usará la misma masa de dinero, pero les dará más a los que ganan menos. Analizan la forma de aplicarlo.

El aumento de las jubilaciones y pensiones a partir de marzo será, en promedio, del 11,56%, tal como surge de la suspendida fórmula de movilidad. Pero ese porcentaje no se aplicará en forma similar a todos los beneficiarios sino en forma diferenciada, a través de una suma fija y/o porcentaje diferenciado, de lo que resultará un mayor valor para los que cobran haberes más bajos y una proporción menor para los que ganan más.

Así adelantaron a Clarín los funcionarios que están diseñando el aumento de marzo quienes, por los todavía altos porcentajes de inflación, admitieron que no hay margen político para achicar el gasto total en jubilaciones y pensiones respecto de la suspendida fórmula de movilidad que, punta a punta, entre septiembre de 2017 y diciembre de 2019, llevó a una pérdida del 19,5% a todos los jubilados y pensionados con relación a la inflación.

Radiografía de las jubilaciones y pensiones

Para el diseño del próximo aumento, la decisión es que no habrá exclusiones porque todos los jubilados y pensionados recibirán algún aumento, pero el objetivo es achatar la pirámide salarial, acortando la distancia entre los haberes más bajos y los más altos, pero no favoreciendo a unos más que a otros sino con mejoras al sector de ingresos bajos en detrimento del resto.

El aumento en jubilaciones y pensiones del régimen general (no incluye a los regímenes especiales, como docentes nacionales, docentes universitarios, investigadores científicos, servicio exterior, jueces y magistrados y Luz y Fuerza), pensiones no contributivas y PUAM (pensión universal al adulto mayor) abarca a 7.300.000 personas.

El 11,56% sobre la masa de haberes actual son 18.000 millones de pesos.

Mientras hasta diciembre pasado el aumento se aplicaba en forma porcentual sobre los haberes en curso, ahora ese volumen se distribuirá en forma diferenciada por rango de haberes.

Esa distribución podrá ser una suma fija o un porcentaje diferenciado o una combinación de ambos. Los funcionarios están haciendo simulaciones con distintas alternativas para la toma de decisión del Presidente.

De acuerdo a los rangos de haberes se estima que 4,5 millones de jubilados y pensionados recibirían el 11,56% o más, recortando la pérdida sufrida en estos 4 años en sus jubilaciones, y los restantes 2.800.000 profundizarían el retroceso de sus ingresos.

Solo a modo de ejemplo, si los 18.000 millones de pesos se distribuyeran como una suma fija entre los 7,3 millones de beneficiarios, resultaría un incremento de $ 2.465 por persona. En este caso, para los que ganan el haber mínimo, de $ 14.068 representaría un incremento del 17,5%. Para los que perciben $ 20.000, un 12,3%.

La línea de corte del 11,56% serían los $ 21.323. Por encima de ese valor el aumento sería inferior al promedio. Así, con $ 25.000, la suba sería del 9,9%; con $ 40.000, del 6,2% y seguiría descendiendo hasta representar apenas el 2,4% para los que cobran el haber máximo de $ $103.064.

Los funcionarios explicaron que el aumento tiene que estar definido antes del 10 de febrero para que la ANSeS pueda realizar los ajustes internos y el envío de los fondos a los bancos pagadores.

A pesar de que la pérdida real de las prestaciones abarcó a todos los jubilados y pensionados, los funcionarios defendieron el achatamiento de la pirámide de haberes y se mostraron confiados en sortear la eventual litigiosidad por parte de quienes cobren menos del 11,56%.

Hay que recordar que en el fallo Badaro, la Corte Suprema cuestionó el achatamiento de la pirámide previsional que se produjo entre enero de 2002 y diciembre de 2006 con el fundamento de que pone “en igualdad de condiciones a los que han efectuado aportes diferentes, quitándoles el derecho a cobrar de acuerdo con su esfuerzo contributivo”.

No obstante, los funcionarios sostienen que cuentan con el “paraguas” de la “emergencia previsional” y que los aumentos diferenciados por decreto solo se aplicarán en dos oportunidades a diferencia del caso Badaro que abarcó un período de 5 años, porque ya para el segundo semestre está previsto que rija una nueva fórmula de movilidad.

Una vez definido el aumento diferenciado para las jubilaciones y pensiones, se avanzará en el diseño del incremento de las asignaciones familiares que comprende a 5 millones de hijos y de la AUH que engloba a 4 millones de chicos, que también se rige por la fórmula de movilidad, señaló El Clarín.

El Gobierno oficializó los pagos dictados por la ley de emergencia económica.

El Gobierno oficializó el pago de un bono de 5 mil pesos a los jubilados, que comienza cobrarse a partir de este viernes 29 de diciembre, y un subsidio extraordinario de 2 mil pesos para beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

A través del decreto 73/2019, publicado este viernes en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Alberto Fernández, del jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, se establece el pago del bono a los jubilados y beneficiarios de la AUH.

El artículo primero del texto oficial señala: «Otórgase un subsidio extraordinario por un monto máximo de pesos cinco mil ($5.000) que se abonará en el mes de diciembre de 2019, y por un monto máximo de pesos cinco mil, que se abonará en el mes de enero de 2020».

En el Boletín Oficial se aclara quiénes lo cobran, que son en primer lugar «los beneficiarios y beneficiarias de las prestaciones provisionales del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) a que refiere la Ley N° 24.241 sus modificatorias y complementarias».

«Los beneficiarios y beneficiarias de la Pensión Universal para el Adulto Mayor, instituida en el artículo 13 de la Ley N° 27.260 y sus modificatorias».

«Los beneficiarios y beneficiarias de pensiones no contributivas por vejez, invalidez, madres de siete (7) hijos o hijas o más, y demás pensiones graciables cuyo pago se encuentra a cargo de la ANSES».

Además, en el mismo decreto se establece un pago extraordinario a beneficiarios de la AUH.

«Otórgase un subsidio extraordinario, por única vez, por un monto de pesos dos mil, que se abonará en el mes de diciembre del corriente año calendario, a los y las titulares de la Asignación Universal por Hijo para Protección Social, por cada hijo o hija y hasta el quinto o quinta inclusive, y/o de la Asignación por Embarazo para Protección Social previstas en la Ley N° 24.714, sus modificatorias y complementarias», apunta el texto oficial.