Tag

asintomáticos

Browsing

El Gobierno italiano reconoció hoy una «tendencia al aumento desde hace tres semanas» en los nuevos casos de coronavirus, aunque aseguró que se trata «en su mayoría de asintomáticos», y pidió que se cumplan las medidas de seguridad, como uso de tapabocas y distanciamiento social, para evitar «un aumento ulterior» de los contagios.

«El número de nuevos casos de infecciones permanece a grandes líneas contenidos pero con una tendencia al aumento desde hace tres semanas», plantearon el Ministerio de Salud y el Instituto Superior de Salud (ISS) en el documento de monitoreo semanal de evolución de la situación epidemiológica.

La reflexión de los organismos se da luego de que ayer Italia registrara 845 positivos, el número más alto en más de tres meses, en medio de una crecida sostenida de los casos, que de todos modos se mantiene aún por debajo de los 1.000 diarios.

En caso de que no se cumplan las medidas de seguridad vigentes hasta el 7 de septiembre, como el uso de barbijo y el distanciamiento social, «en las próximas semanas se podría asistir a un aumento ulterior en el número de casos a nivel nacional», advierte el monitoreo.

En ese marco, con la edad promedio de los contagios ubicada en torno a los 35 años en el último mes, casi la mitad de los 65 años de edad media de los infectados totales desde el inicio de la pandemia, los entes de Salud plantearon el perfil de los nuevos positivos.

«Se ve un cambio en las dinámicas de transmisión, con aumento de casos y focos asociados a las actividades recreativas sea en el territorio nacional como en el extranjero, y una menor gravedad clínica de los casos diagnosticados, en su mayoría asintomáticos», plantearon.

Hasta el momento, 35.418 personas murieron en Italia por el coronavirus.

Ayer, el Comité Técnico Científico que asesora al Gobierno italiano en la lucha contra la pandemia planteó que tenía «bajo control» el aumento de contagios desde hace tres semanas

«Estamos en una tendencia ampliamente prevista. La curva está en lento crecimiento pero, por el momento, la epidemia está bajo control», planteó el coordinador del CTC, Agostino Miozzo, señaló Télam.

Las personas con coronavirus asintomáticas son portadoras de la misma cantidad de virus en su nariz, garganta y pulmones que las personas que presentan signos de la enfermedad, y durante casi el mismo tiempo, según un estudio publicado esta semana en la revista JAMA Internal Medicine.

La investigación, llevada a cabo en Corea del Sur, ofrece una prueba de que las personas aparentemente sanas pueden contagiar a otros. El equipo dirigido por Seungjae Lee, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Soonchunhyang, analizó en el mes de marzo 1.886 hisopos tomados de 303 personas que dieron positivo por covid-19 en un centro de aislamiento de la localidad de Cheonan.

Al inicio del estudio, 193 eran sintomáticas y 110 asintomáticas. De los pacientes inicialmente asintomáticos, 89 (cerca del 30 % del total) parecían sanos en todo momento, mientras que 21 desarrollaron síntomas. Los participantes eran en su mayoría jóvenes.

El nuevo estudio, que midió el material genético del SARS-CoV-2 en los pacientes, también mostró que podía detectarse altas cantidades del virus en el tracto respiratorio de las personas sin síntomas durante períodos de tiempo significativos. Desde el diagnóstico hasta que dieron resultados negativos en las pruebas, tomó en promedio 17 días en los casos asintomáticos, y 19,5 días en aquellas personas con signos de la enfermedad.

Los resultados arrojados por esta investigación parecen concordar con estudios anteriores que sugieren que un porcentaje significativo de la población de personas infectadas parecen aparentemente sanos, pudiendo ser un importante foco de contagio sin que lo sepan.

«Son datos importantes», afirmó a The New York Times Benjamin Cowling, epidemiólogo de la Universidad de Hong Kong, que no participó en el trabajo. «Confirma lo que hemos sospechado durante mucho tiempo: que los casos asintomáticos pueden transmitir la infección», subrayó.

Los autores del documento concluyen destacando la importancia de mantener controles en la población y «aislar a los pacientes asintomáticos» para poder controlar la propagación del brote.

En la noche de este martes se confirmó que María Eugenia Vidal había dado positivo en el test de COVID-19, por lo que la ex gobernadora bonaerense fue aislada y todas las personas con las que había tenido contacto estrecho fueron sometidas a un hisopado. Es así que este miércoles, su actual pareja, Enrique Sacco, confirmó que también contrajo la enfermedad.

“Acaban de comunicarme el resultado del hisopado y es COVID-19 positivo. Continuaré aislado y con seguimiento médico. Me siento bien y soy asintomático. ¡Muchas gracias por los innumerables mensajes! ¡A seguir cuidándonos!”, escribió el periodista en su cuenta de Twitter.

Anoche, Vidal confirmaba en redes sociales los resultados del examen tras una reunión que mantuvo la semana pasada con Alex Campbell, el legislador provincial de Juntos por el Cambio que contrajo la enfermedad.

«Quiero contarles que hace un par de horas me confirmaron el diagnóstico de COVID-19 positivo. Agradezco a todos los que me escriben con preocupación. Estoy bien, cumpliendo con el aislamiento y las indicaciones médicas correspondientes. Cuídense y cuiden a sus familias», expresó Vidal pasada la medianoche en su cuenta de Twitter.

Está claro que, si bien en los lugares de trabajo es más factible mantener el distanciamiento social, esto se hace más difícil en el ámbito privado.

La ex gobernadora no había transitando la cuarentena con sus hijos, Camila, María José y Pedro, quienes se habrían quedado en la casa de su padre, Ramiro Tagliaferro, y por ende no debieron ser sometidos a ninguna prueba. Pero sí con su su pareja Enrique Sacco, quién se contagió del COVID-19.

Por su parte, Campbell había confirmado que tenía coronavirus el lunes, luego de realizarse el estudio por haber mantenido contacto con personas del entorno de Martín Insaurralde, el intendente de Lomas de Zamora contagiado la semana pasada.

Vidal compartió un almuerzo el viernes último con Horacio Rodríguez Larreta, Martín Lousteau​ y Emilio Monzó, en Uspallata, la sede central del Gobierno de la Ciudad. Allí analizaron la situación en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) por la pandemia.

Rodríguez Larreta decidió hacerse la prueba y este miércoles se confirmó que dio negativo en la prueba de coronavirus a la que se sometió anoche.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) generó una gran confusión en el mundo, al hacer referencia a los pacientes asintomáticos. Es que en un primer momento, el organismo señaló que es “muy inusual” que los enfermos asintomáticos contagien el virus, pero horas después parecen haber dado marcha atrás con sus dichos.

En este sentido, Maria Van Kerkhove, jefa de la Unidad de zoonosis y Enfermedades Emergentes de la OMS, participó este martes de una videoconferencia e intentó aclarar sus declaraciones del lunes.

La doctora sostuvo que la propagación asintomática es una “cuestión realmente compleja” y que todavía se desconoce mucho al respecto. “En realidad, todavía no tenemos esa respuesta”, dijo.

Sobre sus argumentos del lunes, durante una conferencia de prensa de la OMS en Ginebra, apuntó: “Estaba respondiendo a una pregunta en la conferencia de prensa. No estaba declarando una política de la OMS ni nada de eso. Sólo estaba tratando de articular lo que sabemos”.

“Usé la frase ‘muy raro’, y creo que es un malentendido afirmar que la transmisión asintomática a nivel mundial es muy rara. Me refería a un pequeño subconjunto de estudios”, subrayó.

De acuerdo a lo consignado por CNBC, Van Kerkhove detalló que los estudios realizados hasta el momento indican que cerca del 16% de la población que contrajo el virus puede ser asintomática.

Sin embargo, reconoció que otros estudios, que refutan esa idea, sostienen que hasta el 40% de la transmisión global puede ser provocada por asintomáticos.

Pese a esos estudios, la doctora reiteró que el mayor nivel de transmisión del virus proviene de pacientes con síntomas. “Pero hay un subconjunto de personas que no desarrollan síntomas. Para entender realmente cuántas personas no tienen síntomas, no tenemos aún esa respuesta”, comentó.

El doctor Mike Ryan, director ejecutivo del programa de emergencias de la OMS, sostuvo que todavía es “una gran pregunta abierta” el porcentaje de asintomáticos que transmiten el virus.

“Hay mucho por responder en esto. Hay mucho que se desconoce (…) Está claro que tanto los individuos sintomáticos como los asintomáticos son parte del ciclo de transmisión. La pregunta es cuál es la contribución relativa de cada grupo al número total de casos”, aseveró.

El mensaje del lunes enviado por la OMS generó dudas a partir de lo que se creía de que los asintomáticos eran la principal fuente de contagio de la enfermedad COVID-19. Algunas personas, particularmente individuos jóvenes, nunca desarrollan síntomas o sólo desarrollan síntomas leves. Otros pueden no padecerlos hasta días después de haber sido infectados.

La evidencia preliminar de los primeros brotes indicaba que el coronavirus podría propagarse fácilmente por el contacto de persona a persona, incluso si el portador no tenía síntomas.

“A partir de los datos que tenemos, todavía parece raro que una persona asintomática realmente transmita a un individuo secundario (…) Es muy raro”, dijo la doctora Maria Van Kerkhove el lunes, provocando una nueva ola de escepticismo y dudas sobre la propagación del virus.

Aunque los funcionarios de salud en países como Gran Bretaña y Estados Unidos han advertido que la COVID-19 se está propagando desde personas sin síntomas, la OMS ha mantenido que este tipo de propagación no es un impulsor de la pandemia y probablemente representa aproximadamente el 6% de la propagación. Numerosos estudios han sugerido que el virus se está propagando desde personas sin síntomas, pero muchos de ellos son informes anecdóticos o basados en modelos.

Van Kerkhove dijo que según los datos de los países, cuando se realiza un seguimiento de las personas sin síntomas de COVID-19 durante un largo período para ver si transmiten la enfermedad, hay muy pocos casos de propagación. “Constantemente estamos viendo estos datos y estamos tratando de obtener más información de los países para responder realmente a esta pregunta. Todavía parece raro que las personas asintomáticas realmente transmitan en adelante”.

La organización tuvo que aclarar sus propios dichos en menos de 24 horas. El lunes, había asegurado que ese tipo de circulación era «inusual».

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tuvo que salir a aclarar este martes que las personas asintomáticas pueden contagiar el coronavirus a individuos con las que estén en contacto estrecho.

La OMS hizo la aclaración luego de que ayer lunes manifestara que era «inusual» la circulación del virus a través de personas sin síntomas.

La epidemióloga de la OMS, Maria Van Kerkhove, explicó que la confusión se generó porque ella contestó una pregunta, pero que eso no cambió la posición tomada de la OMS sobre los asintomáticos.

Estados Unidos, epicentro de la pandemia en América, y Gran Bretaña, uno de los países más afectados en Europa, determinaron que las personas asintomáticas sí transmiten el COVID-19.

Según publica el sitio Con Bienestar, de TN, el organismo internacional aseguró que este tipo de contagios no son un generador de la pandemia porque «probablemente representen apenas el 6% de la propagación como mucho».

Van Kerkhove consideró que las personas que se denominan asintomáticas en realidad habían sufrido síntomas muy leves o incluso inusuales, por lo que era incorrecto clasificarlas de tal manera.

«Sigue siendo inusual que los individuos asintomáticos realmente contagien a alguien», había manifestado el lunes la epidemióloga de la OMS. En las últimas horas, la especialista debió dar marcha atrás con sus propios dichos.

China comenzó un estudio clave para determinar cuántas personas podrían haberse infectado con el coronavirus sin mostrar síntomas al tiempo que evalúa los niveles de inmunidad de grupo en diferentes comunidades, informaron este miércoles varios medios estatales.

La investigación prevé someter a pruebas de ácido nucleico y anticuerpos a miles de personas para entender con mayor precisión el alcance del contagio y cuántas personas están inmunes, algo fundamental para que las autoridades entiendan si pueden aliviar las medidas de distanciamiento social o, de lo contrario, necesitan tomar medidas más estrictas.

La investigación se desarrollará en seis provincias, entre ellas las de Hubei, Beijing, Shanghai y Chongqing. Pero la mayor parte de las muestras serán recolectadas en Wuhan, la capital de Hubei donde se registró aproximadamente el 60 por ciento de todas las infecciones de COVID-19 reportadas en China continental. Allí, unos 11 mil habitantes serán sometidos a pruebas de ácido nucleico y anticuerpos, según la agencia estatal china Xinhua.

El martes, los trabajadores de la salud comenzaron a recolectar hisopados de la garganta y muestras de sangre de unas 900 personas seleccionadas al azar de ocho subdistritos de la ciudad, dijo Ding Gangqiang, jefe del equipo de encuestas epidemiológicas de Wuhan.

“El propósito es aprender sobre el nivel de inmunidad en las comunidades y proporcionar apoyo científico sobre cómo debemos ajustar nuestras estrategias de control de enfermedades”, dijo.

FOTO DE ARCHIVO: Un trabajador con un traje protector recoge un hisopo de un trabajador de la construcción para una prueba de ácido nucleico en Wuhan, provincia de Hubei, el epicentro del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en China, (China Daily vía REUTERS)

De acuerdo a varios especialistas, las pruebas inmunológicas son una de las claves para organizar la etapa de reapertura de las actividades posterior al confinamiento en todos los países afectados. El método debe permitir identificar a las personas contaminadas sin tener síntomas y por tanto, que hayan desarrollado anticuerpos.

El profesor Jin Dong-yan, un virólogo molecular de la Facultad de Medicina Li Ka Shing de la Universidad de Hong Kong, explicó al South China Morning Post que si una persona da positivo en una prueba de ácido nucleico, significa que estuvo portando el virus, y si es positiva en una prueba de anticuerpos, significa que había contraído el virus y se recuperó.

“Esto es muy importante ya que nos ayudará a dirigir nuestras contramedidas en el futuro”, dijo Jin. “Si encontramos que el 60 por ciento de la población ha adquirido inmunidad, entonces los bloqueos ya no serán significativos. Si resulta que hay muchas personas con una alta carga viral pero sin síntomas, entonces deberíamos estar en alerta máxima y tomar medidas más estrictas”.

Wuhan, capital de la provincia de Hubei y epicentro del brote de coronavirus, enfrenta un difícil regreso a la normalidad. (REUTERS/Aly Song)

China comenzó a contabilizar los casos asintomáticos a la cuenta diaria de infecciones de la nación a principios de abril en medio de la preocupación de que esas personas pudieran desencadenar una segunda ola de contagios una vez que se levantaran los bloqueos generalizados en ciudades como Wuhan y otros lugares.

Jin agregó que para muchas personas, «las pruebas también pueden salvarlos de la discriminación cuando vuelven al trabajo; es muy poco probable que aquellos que demuestran haber desarrollado inmunidad se infecten [nuevamente] durante al menos un año”.

China reportó 103 nuevas infecciones por coronavirus el miércoles, de las cuales 39 fueron importadas. Del total, 57 personas no presentaron síntomas, incluidos tres de los casos importados.

Desde que comenzó el brote, China ha reportado 82,295 casos, de los cuales el 95 por ciento se ha recuperado y dado de alta del hospital.