Tag

Asignaciones

Browsing

Los haberes jubilatorios, las asignaciones familiares y demás prestaciones de la seguridad social, aumentarán un 7,78% a partir del mes que viene, de acuerdo con lo dispuesto hoy por el Gobierno.

La medida se formalizó a través de una resolución del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, publicada este viernes en el Boletín Oficial.

En consecuencia, todas las prestaciones habrán acumulado un incremento del 28,8% a lo largo de todo este año, casi 20 puntos por debajo de la inflación anual prevista. Sin embargo, al calcularlo con la comparación interanual, la pérdida es menor.

En 2017 habían acumulado una mejora del 28%, contra un aumento de precios promedio del 24,8%. Así, con el último ajuste de 2018, el haber jubilatorio mínimo pasará a $ 9.300.

“Determínase que el valor de la movilidad prevista en el artículo 32 de la Ley Nº 24.241 y sus modificatorias, correspondiente a diciembre de 2018, es de 7,78 %, conforme la fórmula obrante en la Ley N° 27.426”, según el texto oficial.

Con la nueva resolución, también se aprobaron los índices de actualización de las remuneraciones mensuales percibidas por los trabajadores en relación de dependencia que cesen desde el 30 de noviembre de 2018 o soliciten su beneficio desde el 1° de diciembre próximo, según lo establecido en el artículo 2° de la Ley N° 26.417.

A partir del 1° de marzo de 2018, la movilidad se determina en un 70% por las variaciones del índice de Precios al Consumidor Nacional elaborado por el INDEC, y en un 30% por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

La movilidad comprende a 7 millones de jubilados y pensionados, más de 1,5 millón de Pensiones No Contributivas (PNC) y Pensiones Universales para el Adulto Mayor (PUAM), 4 millón de Asignación Universal por Hijo (AUH) y más de 5 millones de asignaciones familiares.

Fuente: Ambito

Los haberes jubilatorios, las asignaciones familiares y demás prestaciones de la seguridad social, aumentarán un 7,78% a partir del mes que viene, de acuerdo con lo dispuesto hoy por el Gobierno.

La medida se formalizó a través de una resolución del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, publicada este viernes en el Boletín Oficial.

En consecuencia, todas las prestaciones habrán acumulado un incremento del 28,8% a lo largo de todo este año, casi 20 puntos por debajo de la inflación anual prevista. Sin embargo, al calcularlo con la comparación interanual, la pérdida es menor.

En 2017 habían acumulado una mejora del 28%, contra un aumento de precios promedio del 24,8%. Así, con el último ajuste de 2018, el haber jubilatorio mínimo pasará a $ 9.300.

“Determínase que el valor de la movilidad prevista en el artículo 32 de la Ley Nº 24.241 y sus modificatorias, correspondiente a diciembre de 2018, es de 7,78 %, conforme la fórmula obrante en la Ley N° 27.426”, según el texto oficial.

Con la nueva resolución, también se aprobaron los índices de actualización de las remuneraciones mensuales percibidas por los trabajadores en relación de dependencia que cesen desde el 30 de noviembre de 2018 o soliciten su beneficio desde el 1° de diciembre próximo, según lo establecido en el artículo 2° de la Ley N° 26.417.

A partir del 1° de marzo de 2018, la movilidad se determina en un 70% por las variaciones del índice de Precios al Consumidor Nacional elaborado por el INDEC, y en un 30% por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

La movilidad comprende a 7 millones de jubilados y pensionados, más de 1,5 millón de Pensiones No Contributivas (PNC) y Pensiones Universales para el Adulto Mayor (PUAM), 4 millón de Asignación Universal por Hijo (AUH) y más de 5 millones de asignaciones familiares.

Fuente: Ambito

Se trata del segundo acuerdo de pauta salarial del año entre el Ejecutivo local y los gremios municipales, alcanzando un 18 por ciento que será abonado en tres cuotas con retroactivo al mes de agosto para los empleados de planta transitoria, permanente y contratada. Asimismo, se rubricó un bono para diciembre por 7 mil pesos y un 60% de aumento en asignaciones familiares. “Estamos entre las paritarias que mejor cerraron a nivel país”, aseguró el secretario de Hacienda, Germán Issa Pfister.

En esa línea, el funcionario valoró el nuevo acuerdo para la pauta salarial remarcando que “estamos muy contentos porque no fue una paritaria sencilla, no por la relación entre el Municipio y los gremios, que siempre ha sido muy buena y responsable, sino por el contexto inflacionario y la intención del intendente de que los empleados no pierdan el poder adquisitivo”.

“A principios de este año –recordó-, hemos otorgado un 10% y ahora sumamos tres cuotas más de 6%, con retroactivo a agosto, 6% a partir de octubre y otro 6% más a partir de enero de 2019; todos porcentajes acumulativos que sumados al incremento anterior, totalizan un aumento anual del 31,02 por ciento”, describió.

En ese tenor, manifestó que “seguramente esto no llega a cubrir las expectativas inflacionarias del 2018, pero a nivel de las paritarias que se cerraron en el país, estamos entre las más importantes” al tiempo que se refirió a la determinación de un nuevo bono para fin de año, precisando que “por decisión del intendente Linares, se ha ratificado la bonificación anual extraordinaria que será de 7 mil pesos para planta permanente y transitoria”.

Por otra parte, Issa Pfister anunció que “este acuerdo también contempló la actualización de las asignaciones familiares, con un incremento del 60 por ciento, en la línea que aprobó la legislatura hace un mes y medio aproximadamente” y adelantó que “en febrero del 2019 nos sentaremos nuevamente a negociar, teniendo en cuenta que el contexto económico no acompaña y estamos en pleno proceso de armado del presupuesto con variables que dan incertidumbre”.

“Vamos a mantener esta modalidad que venimos aplicando desde la gestión municipal en cuanto al tiempo y forma de pago de los salarios, adelantando el aguinaldo como sucedió el año pasado, por eso creemos que es una paritaria que nos deja conformes a ambas partes y que nos posibilita abrir una nueva mesa de diálogo para el año que viene”, finalizó el secretario de Economía.

Así lo sostuvo el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, en relación a la derogación del decreto nacional  702/18, mediante el cual se modificarían las zonas diferenciales en concepto de asignaciones familiares. De esta forma, queda sin efecto la intención de menguar este beneficio histórico de los trabajadores patagónicos, “reconociendo la fuerza de la unidad regional
frente a los avatares de un gobierno que continúa promoviendo una política de achicamiento con los que menos tienen”, afirmó.

En esa línea, el jefe de la ciudad manifestó que “es una alegría enorme para los patagónicos que se haya podido revertir una de las medidas del gobierno nacional en contra de la región y que se logró gracias a los bloques de unidad que se vienen realizando en distintas localidades” y recordó que “esto comenzó hace aproximadamente un mes, en el Congreso Nacional con diputados, senadores e intendentes; luego empezamos a profundizar la problemática con Neuquén, Bariloche, y en Comodoro Rivadavia, donde tuvimos un claro y rotundo posicionamiento, acompañados por todos los gremios, instituciones y ONGs”.

“La Patagonia se ha unido en un frente que muchas veces no se le da el valor que tiene realmente. Hoy queda demostrada la fuerza de la región que tiene mucho por pelear. Es un paso enorme, sin dudas, pero esto no termina acá”, aseveró.

De esa manera, Linares aseguró que “esta es la primera victoria de muchas otras que encararemos en defensa de nuestra región; ahora se viene lo peor y hay que seguir trabajando en unidad para poder frenar esta política de achicamiento del gobierno nacional que impacta en el bolsillo de la gente y en el que menos tiene”, finalizó.

El Gobierno dejó sin efecto la derogación que había dispuesto de esos beneficios por zonas diferenciales, para la Patagonia y el Norte

Después de suspender por 30 días la controversial medida, el Gobierno decidió dar marcha atrás con el recorte a las asignaciones familiares en la Patagonia y el Norte. Inicialmente el Gobierno trató de reducir los extras del beneficio en zonas diferenciales, pero luego la postergó y finalmente decidió darla de baja.

Así lo determinó el decreto 816/2018 publicado en el Boletín Oficial, con las firmas del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña y la ministra de Desarrollo Social y Salud, Carolina Stanley. El recorte había generado fuertes críticas tanto del oficialismo como de la oposición, que trató sin éxito en el Congreso de revertir el ajuste.

La nueva resolución argumenta que hubo “diversos planteos y observaciones provenientes de sectores de la sociedad se impuso -previo a su implementación- la necesidad de efectuar un pormenorizado análisis de la cuestión” y que por eso, en principio, se había suspendido la derogación del decreto por 30 días.

Tras el vencimiento del plazo se resolvió restituir la “plena vigencia” de los rangos, topes, montos originales. Diputados de la oposición iban a insistir con la derogación del Decreto en un pedido de sesión especial, para restablecer el beneficio a las familias de la Patagonia y del Norte.

Este decreto confirma los beneficios por zonas en las asignaciones familiares para las provincias de Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, además de otras localidades y “zonas desfavorables”.

Este es el decreto que da marcha atrás con los recortes a las asignaciones

TN

Por segunda semana consecutiva volvió a fracasar este miércoles la sesión convocada por la oposición en el Senado para debatir sobre asignaciones familiares. Por falta de quórum no pudo llevarse a cabo la sesión especial que buscaba frenar la eliminación de beneficios zonales en las asignaciones familiares.

“Por falta de quórum cae la sesión especial en el @SenadoArgentina para tratar los proyectos de asignaciones familiares y fondo federal solidario #Chubut #Patagonia”, escribió por Twitter la senadora chubutense Nancy González.

“Una vez más nos sentimos abandonados los patagónicos cuando vemos la cantidad de bancas vacías, otra vez fracasó una sesión absolutamente necesaria para garantizar derechos adquiridos. En este caos económico los más perjudicados son los más vulnerables”, expresó la senadora Magdalena Odarda, autora de uno de los textos.

Sólo se presentaron 17 senadores al recinto, entre ellos una legisladora aliada oficialista, la fueguina Miriam Boyadjian. La sesión había sido convocada para las 10, a pedido del bloque del Frente para la Victoria, la senadora de Río-Sur, Magdalena Odarda, y los justicialistas Mario Pais y José Ojeda.

Los senadores piden desactivar el decreto 702 del presidente Mauricio Macri, por el cual se eliminaron los beneficios por zona para las asignaciones familiares. El decreto formó parte de las medidas que impulsa el Gobierno para reducir el déficit fiscal. Y si bien se encuentra suspendido por 30 días, los legisladores insisten en avanzar con un proyecto de ley que lo anule definitivamente.

Cabe recordar que la misma sesión fue inicialmente convocada para el 29 de agosto pasado, pero ese día solo bajaron al recinto ocho senadores y se decidió volver a convocarla para este miércoles. “Por un lado convocan al diálogo pero dejan están bancas vacías. Es un derecho adquirido desde 1972 y luego amplió por decreto en 2008”, aseguró Odarda.

 

 

 

El Intransigente

Hace un mes, el Gobierno había dado marcha atrás al recorte de las asignaciones familiares de los trabajadores de “zonas desfavorables” por las críticas de los gobernadores.

El decreto 702/2018 establecía un plazo de “30 días corridos” pero recién empezaron a correr desde el día hábil siguiente, por lo que la medida dejará de tener efecto desde el “5 o 6 de septiembre”.

Ahora la Casa Rosada está analizando alternativas sobre la discutir del tema que podría incluso trabar las negociaciones con las provincias por el Presupuesto 2019. Fuentes de la ANSES confirmaron a BAE Económico que una de las opciones que manejan por estas horas es que la medida “se puede prorrogar un mes más”.

El Ejecutivo quiere contener a las provincias que fueron golpeadas por la normativa, pero sólo lo hizo frenándolo por un mes. La salida más rápida sería extenderlo por otros 30 días.

Hay una posición más dura con la decisión de suspender el esquema de pago de las asignaciones que recibían un diferencial por zona geográfica. El recorte está siendo analizado, reconocen, pero al mismo tiempo gana terreno la idea de achicar el programa de asignaciones familiares porque “está en su máximo histórico”.

Según los números oficiales la suma actual es superior a la que había antes. Los niños cubiertos por el sistema universal de asignaciones familiares suman 4 millones, mientras que los que cobran el plus por patagónicos poco más de 200.000.

Las mismas fuentes señalaron que se está analizando si “es justo pagar un adicionala trabajadores en blanco” en las zonas que “no tienen que ver con las zonas más pobres del país”.

El ajuste dispuso en el decreto que lleva las firmas de la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, no sólo trajo el rechazo de los opositores sino también de los mismos referentes de Cambiemos de las regiones afectadas que se enteraron de la medida con la publicación en el Boletín Oficial.

Tras una reunión de referentes propios con Peña y el Ministerio del Interior, Rogelio Frigerio, se resolvió suspender el decreto que bajaba el techo de los salarios del grupo familiar que cobraba las asignaciones familiares. Hasta los gobernadores opositores más cercanos a la Rosada, como el salteño Juan Manuel Urtubey, había dicho que no aceptaría una medida que “castigue” a su provincia.

El decreto equiparaba el valor de las asignaciones de todo el país, por lo que las provincias de Chubut, Tierra del Fuego, Santa Cruz, Catamarca, Jujuy y Salta iban a pasar a cobrar la mitad del monto actual: de 3.155 pesos a 1.578 pesos.

 

iProfesional

 

 

El martes, el diputado no bajó para dar quórum a una sesión que trataría el tema. La decisión fue de toda la bancada de Cambiemos.

El diputado nacional por Cambiemos, Gustavo Menna, dijo que no puede garantizar que el gobierno nacional avance con el recorte de las asignaciones familiares, una medida que se aplicó por decreto pero se suspendió por 30 días ante las críticas recibidas principalmente de las provincias patagónicas. El martes pasado, Menna no dio quórum junto a sus compañeros de la bancada de Cambiemos para abordar el tema.

Al respecto a la suspensión de la sesión en la cámara baja, sostuvo: “es una sesión con una clara intencionalidad política. No había dictamen y la decisión de no dar quorum es por bloque porque habiéndose suspendido la medida y acordado una serie de reuniones, consideramos que lo más conducente es manejarse de esa manera”.

“Lo que asignaciones respeta, eran proyectos declarativos, de derogación que es impropio porque los decretos no se pueden derogar por ley salvo que se trataran de DNU. Y había un proyecto de ley que establecía la declaración de zona”, manifestó. Por tal motivo, indicó que la sesión especial que se pretendía “ratifica una cuestión improvisada para generra una movida política porque establecía porcentuales y dejaba vigente el artículo 19 que faculta al Poder Ejecutivo a establecer órganos”.

“Estamos trabajando, coordinando y pidiendo el aval y acompañamiento del bloque si nos cortamos solos en una sesión donde hay una mezcla de temas, no le hacemos un favor a un trabajo metódico que pretende o resultado”, indicó Menna. “Yo no puedo dar garantías que no habrá recorte, si puedo garantizar lo que nosotros estamos haciendo”, reconoció.

“Los que se juntaron son los que jamás hicieron una movida para lograr cuestiones importantes como por ejemplo, el descuento del 15% de coparticipación durante el gobierno de Cristina Kirchner. Sería bueno que (el diputado provincial Javier) Touriñán explique porque convalidó el despojo del 15 % de coparticipación, o el resentimiento de juicios a Nación durante el gobierno de Cristina Kirchner”, señaló.

 

El Chubutense

De modo enérgico y prácticamente unánime el Concejo Deliberante de Rawson rechazó tres medidas del gobierno nacional, como es el caso del Decreto 702/18 que reducía los alcances y el monto de las asignaciones familiares; como asimismo los despidos de los trabajadores de la Agencia de Noticias Telam junto al cierre de la corresponsalía local y el Decreto 683 que modifica el rol de funcionamiento de las FFAA, pronunciamiento en el cual el edil Dulio Monti (UCR Cambiemos) se abstuvo.

Fue durante la décima sesión ordinaria, en la cual la presidenta de la bancada Hacer por Rawson, María Laura Nievas propuso que se unificaran los dos proyectos existentes que repudiaban la medida de recorte de las asignaciones familiares. Para ello se puso el cuerpo legislativo municipal en Comisión y se redacto un instrumento único.

Luego su par de la bancada PJ/FpV, Federico González propuso el rechazo a los despidos de la agencia de noticias nacional y el cierre de la corresponsalía de Rawson.

Finalmente los concejales le dieron su respaldo al proyecto también impulsado por el concejal González, rechazando la modificación del rol de funcionamiento de las fuerzas armadas. En este pronunciamiento el edil Monti pidió abstenerse, porque argumento no conocer el contenido de la expresión propuesta por su par.

Otros temas abordados en la Hora de Preferencia fue un reproche al gobierno municipal de Rossana Artero por haber aceptado que se vulneren las normas vigentes respecto de las descargas a la laguna negra y lo relacionado con los pluviales al Río Chubut, que provocan la interrupción del potabilizado del agua por parte de la Cooperativa de Servicios Públicos. El tema lo trajo al recinto el edil Monti. El mismo concejal hablo sobre la necesidad de que el gobierno provincial reanude las obras públicas paralizadas relicitandolas. Y aludió a la necesidad de avanzar en el ascenso de subzonal a zonal del Hospital Santa Teresita