Tag

asesinado

Browsing

Un joven fue asesinado en las últimas horas del sábado en la localidad chubutense de Esquel, según confirmó la policía.

De acuerdo con la información de Radio 3, brindada por el comisario Javier Rehl, la víctima tenía 20 años.

Según se pudo determinar, el joven falleció en el hospital de Esquel, tras ingresar con una herida de arma blanca.

Las primeras informaciones indican que el caso se produjo en el barrio Sudelco, donde el joven fue apuñalado en la vía pública, en instancias que se intentan determinar.

Hasta el momento no hay datos sobre la identidad de él o los autores.

La víctima, un joven de 17 años de edad, fue baleado a bordo de un auto por efectivos policiales tras eludir un control vial en la madrugada de este jueves.

Ya se dispuso la detención e imputación de los dos sospechosos del crimen y el ministro de Seguridad provincial advirtió que de cara al proceso de investigación judicial “no habrá lugar para encubrimiento ni apañamiento en la Policía”.

Dos efectivos de la policía de Córdoba capital están en la mira de la Justicia por la muerte de Blas Correas, un joven de 17 años que recibió un disparo en la espalda mientras huía de un control vial en la madrugada de este jueves 6/8. Por el hecho, el fiscal de la causa, José Mana, imputó a los sospechosos y se investiga si le dispararon durante una persecución, de acuerdo a lo consignado por fuentes judiciales y policiales.

De acuerdo al director general de Seguridad de la ciudad, Gonzalo Cumplido, el trágico episodio comenzó cuando un “Fiat Argo que se conducía a alta velocidad evade el control policial (ubicado a la altura del Pablo Pizzurno) y se da a la fuga, lo que da inicio a una persecución en la que se registraron disparos de armas de fuego”.

Cuando el auto fue interceptado, en el centro de la ciudad según informan medios locales, la policía encontró tres personas a bordo, incluido el joven ya fallecido tras ser baleado.

Fuentes judiciales dejaron trascender en horas de la tarde que por el crimen ya fueron detenidos e imputados dos efectivos que serían los autores de los disparos bajo la caratula de «homicidio calificado agravado».

Desde la fiscalía precisaron que se secuestró un arma de fuego “que habría sido arrojada desde el interior del auto”, por lo que se investiga “si hubo intercambio de disparos”.

No obstante, para la familia y allegados del joven se trata de un nuevo caso de “gatillo fácil”. “A mi hijo lo acribillaron. En dos horas limpiaron toda la zona”, afirmó la madre de Correas, identificada como Soledad.

La mujer señaló que tanto su hijo como los amigos que lo acompañaban no eran delincuentes y tampoco portaban armas de fuego: “Solo fueron a un bar. No hicieron nada. Se asustaron y se fueron. Lo garantizo porque sé a quién crié. No quiero más muertos en mi familia. Somos una familia de bien. No voy a permitir que lo ensucien. Me voy a encargar hasta el último día de mi vida”, manifestó.

Alejandro Pérez Moreno, abogado de la familia de Valentino, afirmó por su parte que “lo sucedido es más grave de lo que se piensa”. “No existió ningún tipo de motivo o de justificativo para que la policía haya actuado así. Era un chico que tenía toda su vida por delante, no tenía antecedentes, que salió a divertirse de acuerdo a lo autorizado de acuerdo a las disposiciones por el Covid, y recibió un disparo de arma de fuego, por la espalda”, aseveró.

En declaraciones, explicó: “No es un caso de gatillo fácil. Un caso de gatillo fácil es cuando un policía en ejercicio de sus atribuciones tiene que intervenir ya sea porque se está cometiendo un acto delictivo o se está previniendo otro. Ahí es cuando se repele ese acto mal utilizando y abusando del uso del arma de fuego. En este caso, evidentemente, no hubo ningún motivo objetivo que diera a pensar que tenía que intervenir la Policía; y mucho menos para extraer el arma, disparar y matar”.

“La Policía entrena y capacita para saber cómo actuar ante distintos hechos o actos humanos que puedan ocurrir en su función. Existen protocolos y es necesario remarcar que la última ratio es el uso de la fuerza. La última ratio del uso de la fuerza es el disparo del arma de fuego” agregó.

Con respecto a la investigación que ya está en curso, se manifestó el ministro de Seguridad de Córdoba, Alfonso Mosquera, quien aseguró que “no habrá lugar para encubrimiento ni apañamiento en la Policía” en el proceso.

El Ministerio de Seguridad proporcionará, como es obligatorio, todos los elementos necesarios para esclarecer el hecho, que en su gran mayoría tiene ribetes por dilucidar”, manifestó en diálogo con Cadena 3.

Fuente: Cadena 3

A través de un comunicado enviado a ADNSUR, la familia de Marcos Geno Ivanoff – el joven asesinado esta semana en Comodoro Rivadavia – informó que sus restos serán inhumados en el Cementerio Oeste este lunes a las 10.

En el comunicado, la familia de Ivanoff pide encarecidamente «a los amigos, compañeros militantes, hermanos en la fe, comunidad educativa en general y allegados, que por favor no se acerquen a la sala velatoria», lugar donde solo sus familiares despedirán «a Marcos en función de respetar las medidas de distanciamiento social obligatorio impuestos por la pandemia de COVID-19».

«Esto atento al cuidado a los familiares directos con factores de riesgo y el acatamiento a las normas vigentes», señalaron.

Asimismo, detallaron que «una vez levantadas las medidas de prevención por COVID-19 se organizará el merecido homenaje a Marcos, para poder despedirlo con el afecto que él merecía», agrega el comunicado. El grupo familiar «agradece las numerosas muestras de cariño y respeto recibidas en estos días de dolor y apela a la responsabilidad en estos tiempos de cuidado comunitario».

Fabián Gutiérrez, ex secretario privado de los Kirchner, apareció sin vida tras estar más de un día desaparecido. Su cuerpo estaba envuelto en una sábana, con golpes en su cabeza y heridas de arma blanca. La hipótesis que maneja el juez y el rumbo de la investigación.

El hallazgo se concretó este sábado por la mañana en los fondos de una casa de esa localidad turística ubicada a unos 250 kilómetros de Río Gallegos. De acuerdo a los primeros análisis realizados por los médicos forenses que revisaron el cuerpo, presentaba golpes, principalmente en la cabeza, y un corte en el cuello.

«Yo no tengo el móvil político dentro de las hipótesis que estoy trabajando», dijo Carlos Narvarte, juez de instrucción penal de El Calafate en declaraciones a A24.

El magistrado que investiga el crimen aseguró que el cuerpo fue encontrado enterrado y envuelto en una sábana en la vivienda de uno de los cuatro sospechosos detenidos y que presentaba al menos un golpe en la cabeza y lesiones de arma blanca.

Además, aseguró aún aguarda distintos peritajes «importantes para la causa», como por ejemplo el de los teléfonos celulares secuestrados en el marco de la pesquisa, entre ellos el de la víctima y de los cuatro detenidos.

Según los investigadores, todo comenzó el viernes al mediodía, cuando se recibió una denuncia sobre la desaparición de Gutiérrez, quien no contestaba las llamadas y no había sido hallado en su domicilio.

Los pesquisas de la Policía de Santa Cruz determinaron luego que, durante la noche previa, Gutiérrez había sido visto con un joven de unos 20 años que era conocido suyo, por lo que los investigadores se dirigieron a su domicilio.

Ese joven, de apellido Saeta, quedó demorado y el juez ordenó de urgencia otros tres allanamientos durante la madrugada en los que fueron detenidos otros tres sospechosos, todos ellos de entre 20 y 25 años.

Facundo Zaeta, de 19 años, fue arrestado por orden del juez como sospechoso de la, entonces, desaparición de Gutiérrez y deberá enfrentar a la justicia por el asesinato.

Los otros acusados fueron identificados como «Juanca Monzón», un tercero de apellido Gómez y el cuarto es el hermano de Facundo Zaeta, cuyo nombre de pila no trascendió, que fue arrestado el sábado por la madrugada cuando intentaba escapar a bordo de una camioneta. Además, este último tenía en su poder elementos que pertenecerían a Fabián Gutiérrez.

Tanto el primero de los detenidos como los otros tres confesaron más tarde ante la Justicia que habían estado con Gutiérrez y que lo habían atacado a golpes con intenciones de robarle dinero.

La Política y los Kirchner

Gutiérrez, quien fue encontrado muerto en la casa de uno de sus presuntos asesinos en la ciudad santacruceña de El Calafate, militó de adolescente en las filas del peronismo de Río Gallegos donde su madre, Teresa García, fue durante muchos años la interventora de la Caja de Servicios Sociales de Santa Cruz.

En 1995 comenzó a trabajar junto a Néstor Kirchner en su segundo mandato como gobernador de Santa Cruz y con el correr de los años se convirtió en uno de los hombres de confianza del mandatario patagónico, por lo que trabajó en la campaña presidencial de 2003 y así llegó a ocupar un cargo en la Rosada.

Gutiérrez, quien siempre mantuvo negocios empresariales paralelos a su actividad pública, se desempeñó mayo de 2003 y 2005 como secretario de la Presidencia de la Nación y fue secretario adjunto de la Presidencia entre diciembre de 2007 y enero de 2010.

Luego de distanciarse del entorno de la expresidenta, el exsecretario privado tuvo varios emprendimientos en Santa Cruz y también en la provincia de Buenos Aires, donde instaló una concesionaria de autos de alta gama en el municipio de San Isidro.

La causa de los Cuadenos

El nombre de Fabián Gutiérrez llegó a Comodoro Py por primera vez en la declaración del exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, quien había señalado a Gutiérrez como quien le dio las órdenes de movilizar el dinero con el que fue detenido en un convento bonaerense en 2016, pero luego el exsecretario presidencial lo desmintió.

En noviembre del año pasado, el juez federal Claudio Bonadio había procesado a Gutiérrez como supuesto coautor del delito de lavado de dinero en el marco de un expediente vinculado con la llamada causa de los Cuadernos.

Gutiérrez, a quien el fallecido juez le trabó un embargo por 900 millones de pesos, fue procesado junto a una decena de empresarios, en su mayoría de Santa Cruz.

Un año antes, Gutiérrez había decidido convertirse en uno de los arrepentidos ante el fiscal Carlos Stornelli, en la causa que se puso en marcha con las fotocopias de las supuestas anotaciones de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta que describió en sus escritos el presunto funcionamiento de una red para cobrar coimas vinculadas con la obra pública.

Tres jóvenes que paseaban a un perro fueron atacado en Puerto Madryn. Uno de ellos murió producto de las lesiones de arma blanca que recibió. Mientras que otro se encuentra internado en grave estado. La policía trabaja en el caso.

La cuarentena obligatoria no da tregua a los casos policiales en Chubut. Esta madrugada fue asesinado un joven en Puerto Madryn, y uno de sus hermanos se encuentra internado en grave estado.

Según informó Radio 3 Trelew, el joven estaba paseando a un perro junto a sus dos hermanos cuando fueron atacados por un grupo de cuatro personas, con quienes ya habían tenido algún inconveniente en el pasado.

El ataque se produjo en la esquina de Piccirillo y Moré y la policía busca al agresor. No se descarta que en el transcurso de la mañana se realicen allanamientos por este hecho.

El hecho ocurrió en la sucursal del Banco Nación ubicado en la calle Roma 3271, de esa localidad del partido de La Matanza, minutos después del horario de apertura de la entidad y cuando decenas de personas se hallaban aguardando ser atendidas.

El cajero asesinado fue identificado por el gremio de La Bancaria como Mario Germán Chávez (32), quien recibió un balazo en la cabeza disparado a corta distancia por uno de los delincuentes mientras le exigía el dinero de las cajas de atención al público.

Según las fuentes judiciales y policiales, en ese momento ingresaron al menos tres delincuentes, alguno de ellos con el rostro cubierto con una media de mujer, que portaban armas largas y pistolas y amenazaron a los empleados del mostrador de atención al público.

Luego, de acuerdo a la versión que aportaron los testigos, los delincuentes se dirigieron a las cajas y exigieron el dinero.

En ese momento, aparentemente uno de los cajeros pretendió alejarse y allí uno de los delincuentes lo ejecutó de un balazo, señalaron las fuentes judiciales.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, afirmó que “lamentablemente Germán, capaz que sin pensar, intentó forcejear con uno de los delincuentes y recibió un impacto que le produjo la muerte”.

Berni se refirió al hecho como una “desgracia que sacude a la provincia de Buenos Aires” y remarcó: “No podemos permitir que un grupo de delincuentes arrebaten la vida de cualquier bonaerense porque sí”.

La entidad bancaria cuenta con seguridad privada de la empresa Briefing Security, por lo que dos custodios sin armas se hallaban en la sucursal, uno de ellos en la garita de la planta baja y otro en la sala de cámaras de seguridad, en la planta alta, aunque ninguno de ellos pudo intervenir.

Fuentes de la investigación aseguraron que en el tiroteo con el policía, uno de los delincuentes resultó herido, a pesar de lo cual logró subirse con sus cómplices a un Renault Fluence gris, en el que huyeron con al menos uno o dos delincuentes que actuaron de campana.

Según los investigadores, ese Fluence gris fue hallado minutos más tarde en Pujol y Segundo Sombra, a pocas cuadras del banco, donde se cree que los delincuentes abordaron un Volskwagen Suran, en el que continuaron la huida.

Los pesquisas establecieron que el Renault había sido robado el miércoles último en jurisdicción del partido de Lanús, en el sur del conurbano.

En el banco asaltado, trabajaron peritos de la policía bonaerense y de la Policía Federal, que interrogaron uno por uno a los clientes y a los empleados que aún permanecían dentro de la entidad.

En tanto, los investigadores intentaban determinar si los delincuentes que concretaron el robo son los mismos que más temprano concretaron una salidera en una financiera en Olavarría al 2300, de Villa Madero.

La dueña de un kiosco ubicado frente al banco, llamada Susana, contó esta mañana a la prensa que vio que uno de los delincuentes tenía el rostro cubierto con una media y que portaba «una ametralladora» y aseguró que «fue todo una locura, un desastre, se escuchaban tiros y gritos».

«Yo los conozco a todos los empleados, son todos jovencitos. Esto es una tragedia», dijo la mujer.

En tanto, una joven que se hallaba dentro del banco en el momento del robo aseguró que todos los clientes se tiraron al piso cuando comenzaron a escucharse gritos y que «todo fue un desastre».

El hecho es investigado por la fiscalía federal 3 de Morón, ya que por ser un Banco Nación, interviene la justicia federal.

El joven que fue asesinado el sábado por la mañana formaba parte activa de una organización que busca ayudar a personas en situación de calle. El emotivo mensaje con el que despidieron a su compañero.

Dario Reyna tenía 22 años y formaba parte de Albergue Alternativa, una organización que busca ayudar a personas en situación de calle. En esa actividad, el joven que fue asesinado en la madrugada del sábado 16, intentaba conectarse con las personas más necesitadas desde su costado religioso.

«Las flores se tiran en vida. Así decidimos recordarte. Un voluntario a pesar de tus limitaciones y problemas pero cuando te ponías a ayudar lo hacías sin mirar el tiempo”, comienza el comunicado que la entidad posteo en su Facebook, destacando la buena voluntad de Reyna.

“Los que te conocemos sabemos de tu amor hacia las personas en situación de calle. Dejaste un vacío que va a costar llenar, pero decíamos hay muchos ‘Daríos’ más para ayudar”, agregaron.

Finalmente, cerraron el recordatorio con un mensaje de esperanza para sus actividades futuras y el vínculo con las personas que pueden ayudar: ”Ya vamos a tener las herramientas que necesitamos para seguir. Siempre de la mano de Dios”, publicó Diario ADNSUR.

Un ciudadano argentino fue asesinado el martes por la tarde mientras disfrutaba de sus vacaciones en una playa de Salvador de Bahía, en Brasil, junto a su esposa y a su hija. El hombre, de 65 años, sufrió dos puñaladas en las costillas durante un intento de robo y perdió la vida en plena playa.

La víctima era Daniel Barizone, oriundo de la localidad cordobesa de Obispo Trejo, pero que residía en Córdoba capital. A su vez, se indicó que los autores del crimen fueron dos delincuentes que todavía no pudieron ser encontrados por la policía local.

Poco después de las cinco de la tarde, Barizone caminaba junto a su esposa y a su hija adolescente por la Playa del Faro, en la ciudad de Itapúa. En un momento, dos delincuentes se le acercaron e intentaron robarle sus pertenencias. Según fuentes policiales, se produjo un forcejeo y los ladrones le asestaron dos puñaladas en la zona de las costillas.

En ese instante se desató el caos, el resto de los turistas presentes empezaron a acercarse al lugar del ataque, ocurrido en medio de la playa, otros corrían en busca de ayuda de algún médico de la zona.

Una joven enfermera, que vive a unos 50 metros del lugar del crimen, escuchó los gritos de la pareja y de la hija de la víctima y salió de su casa para intentar ayudar a Barizone.

«Escuché gritos. Me daba cuenta de que hablaban en otro idioma, no eran brasileñas. Seguro eran la mujer y la hija de este hombre. Estaban pidiendo auxilio. Cuando llegué, él ya llevaba bastante tiempo tirado ahí. Le hice primeros auxilios y después vino la ambulancia. Los médicos continuaron con la atención, que fue muy buena, pero no pudimos salvarlo. Ya no se podía hacer nada», afirmó la enfermera en declaraciones a la cadena de televisión O Globo.

Según informó el diario La Voz, el cónsul argentino en Salvador, Pablo Virasoro, brindó asistencia y contención a la esposa e hija de la víctima.

La causa quedó en manos de la Comisaría de Protección al Turista (Deltur). Hasta el momento, los dos delincuentes permanecen prófugos.

 

INFOBAE

Por primera vez después de 22 años, el acto recordatorio del asesinato del periodista gráfico José Luis Cabezas, se hará fuera de Pinamar y la ciudad elegida fue El Bolsón.

Tal como lo decidieran los familiares el 25 de enero pasado, el recordatorio del hecho más aberrante ocurrido en democracia hacia la prensa, se llevará a cabo en distintos lugares del país en donde exista algún reconocimiento hacia José Luis Cabezas.

De ese modo, el próximo viernes, Gladys Cabezas y su familia estarán en El Bolsón, oportunidad en la que, junto a Radio Nacional de esa localidad y el municipio, se rendirá homenaje al reportero gráfico asesinado el 25 de enero de 1997, tras la investigación que venía realizando junto a su compañero de aquel momento en la revista Noticias, Gabriel Michi, por el caso del empresario Alfredo Yabrán.

En El Bolsón -hace dos años y a través de una iniciativa del periodista Adrián Moreno y Radio Nacional, que se convirtió en ordenanza-, existe una plazoleta ubicada en la parte céntrica (en la intersección de las avenidas San Martín y Belgrano) que lleva el nombre del reportero, inaugurada al cumplirse los 20 años de su asesinato.

A partir de la decisión de sus familiares de convertir al recordatorio en un hecho itinerante, fue la vecina ciudad cordillerana la primera en ser elegida para dicho evento. Como se sabe, el reconocimiento hacia José Luis Cabezas, es un evento que moviliza a toda la comunidad periodística del país.

El 25 de enero del 97, el reportero de Noticias que cubría la temporada en la ciudad balnearia, fue asesinado a sangre fría luego de que lo secuestraran al salir de una fiesta. José Luis tenía 35 años, era padre de Juan, Agustina y Candela, una pequeña de 5 meses.

Cabezas había tomado una fotografía, un año atrás y con ella reveló el rostro del poderoso empresario Yabrán, que por entonces, ostentaba el monopolio de los servicios de correos en el país.

Desde ese momento, de acuerdo a los relatos de sus allegados, Cabezas fue víctima de una serie de atentados menores que no advirtió pero que dan cuenta, a través de los años, de la seguidilla de mensajes “mafiosos” que culminaron con su vida.

Diez días antes de su crimen, el reportero gráfico había encontrado que la rueda del vehículo en el que se desplazaba con su compañero Gabriel Michi había sido cortada intencionalmente. Nunca imaginó lo que vendría.

Así recordó esos días Michi: «Hicimos guardias y seguimientos sin saber que todos nuestros movimientos estaban siendo vigilados. Cada vez que nos acercábamos a Yabrán, explotaban los teléfonos de la custodia por las comunicaciones con la policía de Pinamar y el policía Gustavo Prellezo, el asesino de José Luis. Habían dado la orden de quitarnos del camino y nosotros no lo sabíamos».

Este próximo 25 de enero, un acontecimiento que marcó la vida de los argentinos y develó la trama de poder, cuyos vínculos llegaron hasta las más altas esferas de la política del país, será recordado en El Bolsón.

Luego del acto en la plazoleta céntrica, quedará inaugurada la muestra itinerante de fotografías de José Luis Cabezas, en el salón de la Casa del Bicentenario de El Bolsón.

El Cordillerano

Jorge Feliciano Olivera fue herido por un disparo el jueves pasado cuando se encontraba arreglando un automóvil en un taller mecánico del barrio San Martín. Luego de tres días falleció en la terapia intensiva del Hospital Regional. Sus familiares piden colaboración para poder trasladar su cuerpo a Misiones.

El mecánico de 22 años, Jorge Feliciano Olivera, recibió un disparo el jueves pasado mientras se encontraba arreglando un automóvil en San Martín y Las Rosas. El proyectil le explotó adentro del cráneo y se dividió en 5 partes comprometiendo su salud. El joven, oriundo de Misiones, fue operado y luego de tres días de lucha falleció en el Hospital Regional.

En medio del inmenso dolor por la muerte de Olivera, sus familiares solicitan ayuda para trasladar el cuerpo hacia Misiones. El trámite cuesta más de $100.000 y la familia no puede solventar los gastos.

“Nosotros queremos hacer el traslado hasta San Vicente para que descanse en paz, pero no tenemos recursos. Es injusto que no podamos trasladarlo, él es de la tierra roja y tiene que descansar en su tierra, con sus seres queridos”, expresó Eva Olivera, tía de la víctima, en diálogo con El Territorio.

Olivera era oriundo de San Vicente, más precisamente de la Picada Maderil, y hace aproximadamente dos años que se encontraba residiendo en Comodoro Rivadavia.

“Hace dos años estaba viviendo allá. Tenía su taller, no tenía problemas con nada ni nadie y lo mataron como un perro. No hizo nada malo, solamente se negó a arreglarle el auto a estos lacras que antes no le habían pagado”, añadió la mujer.

Apenas ocurrió el ataque, la policía inició su tarea de investigación e identificó al atacante, secuestrándole el vehículo, un Peugeot 206. De inmediato trascendió su identidad: Rodrigo Nieves, de 18 años. El joven sería integrante de la conocida familia que desde hace más de un lustro aterroriza a vecinos de los barrios Ceferino, San Martín y otros. Incluso no es la primera vez que se ven involucrados en un crimen, en forma directa o indirecta.

Por estas horas, los policías intensifican su tarea para dar con el sospechoso y llevarlo ante los jueces para que dé cuenta de sus actos.

El Patagónico