Tag

asesinada

Browsing

El femicidio de Ludmila Pretti, la adolescente de 14 años asesinada en la localidad bonaerense de Francisco Álvarez conmovió a todos. En las últimas horas, se conoció la declaración de una vecina de la casa donde se encontró el cuerpo. La mujer dijo que escuchó a una chica pedir ayuda en la mañana del domingo. Además, con su relato comprometió al principal sospechoso, Cristian Adrián Jerez, el joven de 19 años que alquilaba la propiedad y que hasta ahora permanece prófugo.

Según informó el periodista de TN Marcelo Peláez, la testigo se presentó a declarar en la seccional sexta de Moreno y afirmó que el domingo escuchó gritos alrededor de las 7. De acuerdo con la mujer, se trataba de una joven que pedía que le abrieran la puerta de la vivienda y que la dejaran irse. También pudo oír la voz de un varón que la maltrataba y le impedía salir del lugar.

De acuerdo con lo informado, la mujer identificó al hombre dentro de la casa como el “dueño” de la misma, quien no sería otro que Cristian Jerez. De esta forma, ubicó al principal sospechoso por el femicidio de Ludmilia en la escena del crimen, donde el cuerpo fue encontrado esa misma noche debajo de su cama.

Ante la creciente evidencia en su contra, y a raíz de la huida del joven de la comisaría donde iba a declarar por el hecho, la UFI 4 de Moreno emitió una orden de captura contra Jerez, cuyo paradero se desconoce hasta el momento. El acusado declaró en la comisaría como testigo, pero pidió permiso para ir a su casa a buscar el DNI y aprovechó la excusa para fugarse.

La tarde del lunes, la furia de los vecinos y familiares de Ludmila se hizo sentir frente a la sede policial. Al grito de “Vivas nos queremos” y “Ludmila no estás sola”, chicas de la misma edad de la víctima dijeron en TN sentirse inseguras de salir a la calle. Hubo quema de gomas y piedras contra el edificio en repudio a que las autoridades policiales hayan dejado escapar al presunto femicida Jerez.

“Acá estamos representando a todas las mujeres, porque nos están matando”, dijo otra de las manifestantes, tras lo cual aseguró que en Moreno “hubo ocho femicidios en lo que va de la cuarentena” lo que, consideró, demuestra que “el Estado está ausente”.

El caso

Ludmila fue vista por última vez en la fiesta que se realizó el sábado a la noche en la casa de Jerez, ubicada en la calle Diario La Nación al 4000 de Francisco Álvarez. Después de permanecer poco más de 12 horas desaparecida, su cuerpo fue encontrado en ese domicilio bajo la cama del sospechoso, entre dos colchones.

De acuerdo con la investigación, se comprobó que la víctima nunca salió de la vivienda en donde se llevó a cabo la celebración con motivo del cumpleaños de un amigo.

“La hipótesis es que intentaron abusar de la chica, que ella se resistió y la ahorcaron. Para corroborarlo, esperamos los resultados de la autopsia”, dijo a Télam una fuente judicial cercana a la causa. Según el informe de los forenses, Ludmila fue asesinada con la pashmina que llevaba anudada al cuello y el crimen ocurrió entre las seis y las 12 de la madrugada del domingo.

Fuentes judiciales confirmaron, que a última hora de este jueves el hombre que era la actual pareja de la mujer hallada asesinada con cortes en la cabeza y el cuello, se entregó en la sede de la Brigada de Investigaciones de Comodoro Rivadavia, acompañado por un abogado particular. El sospechoso quedó alojado en el recinto judicial a la espera de que este viernes comparezca ante la Justicia.

Tal como se había informado a lo largo de este jueves, la mujer hallada asesinada por la mañana en una vivienda del barrio José Fuchs tenía varias puñaladas en la cabeza y el cuello.

El cuerpo de la víctima –cuya identidad la Justicia mantiene en reserva por razones investigativas- fue descubierto cuando el dueño del inquilinato donde residía, en Diaguitas al 900, se puso en contacto con la policía al no observar movimientos en el lugar desde hace varios días y “sentía olores que le llamaban la atención”.

“Cuando llegamos al lugar sentimos un olor fuerte, llamamos a un teléfono al que no atendió nadie, tampoco atendieron a la puerta”, describió el segundo jefe de la Seccional Tercera, Omar Delgado.

“Se tenía conocimiento de que esta persona estaba en el interior y que el menor (en referencia a su pequeño hijo) estaba con ella. Se pidió una ambulancia del 107 pensando que se trataba de algo accidental que había ocurrido en el interior del departamento. Llegó el servicio de 107 y con la llave encontramos una persona sin vida en el interior y con indicios de una muerte violenta por lo que se activó el protocolo”, informó Delgado.

La mujer era oriunda de una provincia del norte del país. Su hijo de 8 años no estaba en el lugar ya que según la policía, se encontraba con su padre, con quien la víctima ya no estaba en pareja. Los investigadores presumen que la data de muerte sería de unas 72 horas, lo que se confirmará o descartará con la autopsia forense.

“Es un femicidio”, confirmó el jefe de fiscales Juan Carlos Caperochipi. “Fue víctima de una muerte violenta” informó el fiscal, pero no dio mayores detalles de las lesiones sufridas por la mujer.

“Algunos indicios hicieron advertir al locador de la finca que no la veía hace días, se va a ordenar la autopsia y se trabaja intensamente para esclarecer este hecho gravísimo”, expresó el jefe de fiscales, quien trabajó en el lugar con los funcionarios de fiscalía, Facundo Oribones y Cristian Ovalle.

De levantar testimonios y corroborar información se encargó la Brigada de Investigaciones que estuvo dirigida en el lugar por los comisarios Andrés García y Pablo Lobos.

Fuente: El Patagónico

El cuerpo de Lorena Quilográn fue hallado enterrado en una vivienda ubicada en una zona rural de la localidad bonaerense de Ascensión, partido de General Arenales. Por el femicidio detuvieron a su pareja.

La desaparición de Quilográn se había denunciado su desaparición en la mañana de ayer. Se realizaron una serie de rastrillajes que concluyeron en la vivienda en la que la mujer vivía junto a su pareja de apellido Báez, en una zona rural de dicha localidad ubicada en el noroeste de la provincia de Buenos Aires.

En la propiedad los investigadores encontraron un sector tapado con leñas, debajo del cual encontraron enterrado el cuerpo de la víctim. El fiscal Sergio Terrón, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI)N° 5 del Departamento Judicial de Junín, se hizo presente en la escena del crimen y ordenó la inmediata aprehensión de Báez por el femicidio de Quilográn.

Esta noche trabajaban en la propiedad peritos de la Policía Científica, quienes continuaban desenterrado el cadáver de la víctima bajo la supervisión del fiscal Terrón. Fuentes judiciales informaron que por el momento no se había podido precisar la mecánica de la muerte que sufrió Quilogran, por lo que esperan poder determinarlo con el informe preliminar de la autopsia.

Por su parte, el funcionario judicial indagará en las próximas horas al imputado, sobre quien no pesaban denuncias previas por violencia de género.

El novio de la víctima quedó detenido e investigan si había antecedentes de violencia de género.

Una adolescente de 16 años, que era madre de un bebé de tres meses, fue asesinada de una puñalada en su casa de la zona rural cercana a la ciudad cordobesa de Cruz del Eje.

El cuerpo de la joven fue hallada con una herida de arma blanca en el pecho, en el patio de casa del paraje El Tropiezo, según detalló la fiscal de instrucción de Dean Funes Fabiana Pchettino, que intervino en el caso.

«Ya tenemos aprehendido al presunto autor», indicó la fiscal a la prensa, al confirmar el arresto del novio de la víctima, un joven de 23 años, que es el padre del bebé.

El cuerpo fue llevado a la morgue judicial local, para que se le realice una autopsia. Con el crimen de la adolescente, ya son 15 las víctimas de femicidio en la provincia en lo que va de 2019, así lo inidicó el Patagonico.

El anterior asesinato que tuvo como víctima a una mujer en Córdoba había sido cometido el 3 de octubre pasado en Villa María.

En ese lugar, Carmen Gómez, de 67 años, se encontraba trabajando en el cuidado de una persona mayor cuando fue asesinada a puñaladas, y por el crimen fue detenido el esposo de la víctima, Raúl Quevedo.

Una mujer de 83 años fue encontrada sin vida en su casa, ubicada en  la calle Viedma al 600, entre Costa Rica y Rivera, en Río Gallegos. Las investigaciones comenzaron en la noche del lunes y se extendieron hasta la tarde de ayer.

La mujer, de apellido Navarro, fue asesinada de una herida punzocortante en la zona del cuello. Su cuerpo fue retirado de su inmueble luego de varias horas de diligencias policiales.

En su vivienda, la mujer poseía varias habitaciones que alquilada a tres personas, quienes este artes prestaron declaración testimonial. Mientras que el Gabinete Criminalístico y la DDI, realizaron diligencias en la escena del crimen como así también en las habitaciones de estas personas.

Fuentes cercanas a la investigación precisaron que de estas habitaciones se secuestraron prendas de vestir y otros elementos de interés para la causa, indicó La Opinión Austral.

Ya en horas de la tarde-noche de ayer, se supo que tres inquilinos que habitaban en el domicilio de la mujer fueron detenidos y trasladados a la Comisaría Tercera. Se trata de dos hombres y de una mujer. Y se espera que este miércoles presten declaración ante la jueza que interviene en la causa, así lo informó ADN Sur.

Le clavaron un puñal en el abdomen. Por la muerte demoraron a la pareja y allanaron a una trans. La víctima se llamaba Lucia De Larrosa y tenía 34 años.

Personal de la Policía del Chubut de Comodoro Rivadavia trabaja en el esclarecimiento del homicidio de Lucia De Larrosa, una mujer dominicana de 34 años que fue asesinada este sábado por la noche en un inquilinato de Urquiza al 400.

Según informaron fuentes oficiales al portal de noticias ADNSUR, el homicidio se produjo alrededor de las 23:30. A esa hora, el 101 y la Comisaría recibieron un llamado sobre un incidente en Urquiza 453, entre Dorrego y Maipu del barrio Centro. En un inquilinato del lugar se había escuchado gritos de una mujer, a quien habrían atacado con un cuchillo.

Cuando llegaron los agentes se encontraron con la víctima sin vida, con un cuchillo incrustado en el abdomen.

Por el hecho, en principio fue demorado su pareja, Leonardo Gabriel Gudiño de 31 años. Sin embargo, luego de las primeras averiguaciones se solicitó el allanamiento de la casa contigua donde vive un trans, identificado con el mismo apellido que la pareja de la víctima.

(Fuente: ADNSUR)