Tag

Argentina

Browsing

Argentina sumó otras 26 muertes y 3.663 nuevos casos de coronavirus ​en las últimas 24 horas. Así lo precisó este jueves el Ministerio de Salud de la Nación en su habitual reporte vespertino.

Por la mañana, la cartera sanitaria a cargo de Ginés García González había confirmado 13 fallecidos: seis hombres (tres residentes de la provincia de Buenos Aires y tres de Chaco), y siete mujeres (cinco de Ciudad de Buenos Aires, una de Provincia y otra de Chaco), con edades de 47 y 81 años.

Desde la llegada del virus a Argentina, 38.313 contagiados ya se recuperaron, mientras que otros 47.010 continúan cursando la enfermedad.​

Las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados hasta la fecha corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio de 36.

De acuerdo a la información oficial, el miércoles se realizaron 10.910 nuevas muestras y desde el inicio del brote se hicieron 434.692 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 9.579,6 muestras por millón de habitantes.

Por su parte, la secretaría de Acceso a la Salud del Ministerio de Salud, Carla Vizzotti, precisó que el pico de la pandemia en la Argentina «lo vamos a conocer cuando estén bajando los casos, ahora trabajamos fuertemente para que el pico sea lo más bajo y lo más lejos posible para seguir ganando días trabajando con el sistema de salud y con la gente».

Además, remarcó que si una persona sólo tiene un resfrió leve «no es síntoma» de COVID-19, ya que para serlo «tiene que constituirse la definición de caso, que es al resfrío acompañarlo de una febrícula, o de un dolor de garganta, tos o pérdida del olfato».

La funcionaria aclaró de esta manera el concepto que formuló horas antes cuando mencionó que por la baja circulación de otros virus como la influenza, «cualquier resfrío que se tenga este invierno» es coronavirus «hasta que se demuestre lo contrario».

«Tenemos más de 17.000 muestras de virus respiratorios en el país y el 95% de ellas pertenecen al virus Sars Cov_2», dijo, por lo que llamó a la población a «no minimizar cualquier síntoma en este contexto en el que no hay un tratamiento ni una vacuna».

Vizzotti destacó que «lo que nos sucede es que las personas presentan resfríos leves y una pequeña febrícula y piensan que eso lo tienen todos los años y no van a realizarse el testeo».

La funcionaria aseguró que esas personas que tiene síntomas muy leves «tienen que hacer el esfuerzo de permanecer aislados. Es una decisión difícil y una situación incómoda, muchos quizás no tengan lugar para hacer ese aislamiento pero tienen que evitar el contacto con las personas».

Otras 13 personas murieron a raíz del coronavirus en nuestro país desde la noche de este miércoles hasta hoy jueves por la mañana, según un nuevo parte del Ministerio de Salud de la Nación. Este miércoles hubo récord de contagios, con 3604 infectados en la Argentina.

Las nuevas víctimas por covid-19 en Argentina son 6 hombres, 3 de 74, 81 y 82 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; 3 de 70, 47 y 85 años, residentes en la provincia de Chaco; y 7 mujeres, 1 de 73 años, residente en la provincia de Buenos Aires; 5 de 80, 73, 75, 74 y 73 años, residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA); y una de 75 años, residente en la provincia de Chaco. Al momento la cantidad de personas fallecidas es 1.707.

Hasta la mañana de hoy jueves, el total de casos confirmados en Argentina es de 87.030 (49,4% mujeres y 50,6% hombres) y de los casos totales 1.074 (1,2%) son importados, 29.747 (34,2%) son contactos estrechos de casos confirmados, 41.495 (47,7%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

A la fecha, el total de altas es de 38.313 personas. Este miércoles fueron realizadas 10.910 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 434.692 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 9.579,6 muestras por millón de habitantes.

 

El Ministerio de Salud informó este miércoles 3604 nuevos casos de coronavirus y 51 muertes en las últimas 24 horas en la Argentina. En el reporte vespertino, se detalló que los infectados en todo el país son 87.030. En tanto, el número de víctimas fatales asciende a 1694. Ya son 36.502 los pacientes dados de alta.

De acuerdo con el informe diario, del total de infectados 1074 (1,2%) son importados, 29.747 (34,2%) son contactos estrechos de casos confirmados, 41.495 (47,7%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

En las últimas 24 horas se registraron 51 muertes, por lo que el número total de víctimas fatales asciende a 1694 desde el inicio de la pandemia.

Las muertes confirmadas en un nuevo reporte vespertino son 23 hombres y 17 mujeres: 26 residentes en la provincia de Buenos Aires y 14 en la Ciudad.

En la provincia de Buenos Aires se registró la mayor parte de los nuevos casos: 2222 en total. En la Ciudad de Buenos Aires hubo 1116; en Chaco, 59; en Jujuy, 38; en Neuquén, 23; en Mendoza, 22 y en Córdoba y Catamarca, 21.

Con 11 nuevos decesos, los muertos por coronavirus ya suman 1654, según informó el Ministerio de Salud en su nuevo reporte diario matutino sobre la situación de la Covid-19.

Los nuevos fallecimientos ocurrieron en 5 hombres, 4 de 68, 73, 64 y 78 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; 1 de 89 años, residente en la Ciudad de Buenos Aires (CABA); y 6 mujeres, 5 de 51, 63, 66, 69 y 59 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; 1 de 90 años, residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

El total de casos confirmados de coronavirus en Argentina desde marzo es de 83.426. Respecto a los confirmados, 1.074 (1,9%) son importados, 28.792 (34,5%) son contactos estrechos de casos confirmados, 39.718 (47,6%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

A la fecha, el total de recuperados es de 36.502 personas.

Ayer fueron realizadas 9.805 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 423.782 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 9.339,2 muestras por millón de habitantes.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, anunció que, tras pasar más de doce semanas sin casos de sarampión, se da por concluido el brote de esta enfermedad que había comenzado a fines de agosto del año pasado.

De esta manera, Argentina logró mantener la condición de país libre de sarampión.

Si bien gracias a la vacunación sostenida el país había eliminado el virus de sarampión y no presentaba casos autóctonos desde 2000, a fines de agosto de 2019 se inició el brote más extenso de sarampión desde que se logró la eliminación de la circulación endémica, con 179 casos confirmados (118 en 2019, 3 importados y 115 de origen desconocido y 61 en 2020, 13 importados y 48 de origen desconocido) y una defunción.

La estrategia de intensificación de la vacunación, la sensibilización de la vigilancia epidemiológica y las capacitaciones desarrolladas durante el brote permitieron que durante más de tres meses no haya casos confirmados de sarampión.

«Tenemos que estar muy contentos por interrumpir el brote y mantener el estatus que íbamos a perder», indicó González García y agregó que ahora queda cumplir con otros objetivos como aumentar las coberturas de vacunación en el contexto actual de pandemia de Covid-19.

Además, el ministro agradeció a todos los equipos de salud y a las sociedades científicas que trabajaron para interrumpir la transmisión.

Por su parte, la secretaria de acceso a la Salud, Carla Vizzotti, destacó la decisión política para generar las acciones necesarias en todo el país y el trabajo con las jurisdicciones, las sociedades científicas, los jefes de programas de inmunización, la Comisión Nacional para la Certificación de la Eliminación del Sarampión, la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita como así también el esfuerzo de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires, que fueron los epicentros del brote.

La estrategia consistió en fortalecer la vacunación, para lo que se adquirieron 7.790.000 dosis adicionales; mejorar la vigilancia epidemiológica y la respuesta rápida ante los casos llevada a cabo por equipos capacitados.

Según el documento de la Comisión Nacional para la Certificación de la Eliminación del Sarampión, la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita: «El último caso confirmado presentó el exantema el 19 de marzo de 2020 y a la fecha transcurrieron más de 12 semanas sin casos confirmados (más de tres períodos de incubación máximos) en el contexto de una tasa de notificación de 4,15 cada 100.000 habitantes, por lo que consideramos que el brote se podría dar por concluido».

La nota oficial de la mencionada comisión también recomienda suspender las estrategias de vacunación con doble o triple viral en niños de 6 a 11 meses y recupero de dosis de la Campaña 2018 en niños de 13 meses a 4 años que no la hubieran recibido como así también la de residentes argentinos que viajen al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), aunque sostiene que debe mantenerse la estrategia de completar esquemas.

«El Ministerio de Salud de la Nación se propone continuar con las acciones para subir los porcentajes de coberturas; sostener la vacunación y el sistema de vigilancia sensible durante la pandemia; mejorar los procesos como la calidad del registro y la georreferenciación; y monitorear la situación regional», precisó la cartera sanitaria.

El Ministerio de Salud de la Nación informó este martes que en las últimas 24 horas se registraron 62 muertes y 2979 nuevos casos positivos por coronavirus.

Con estos datos, el total de infectados en todo el país asciende a 83.426 y las víctimas fatales suman 1.644.

Del total de esos casos, 1.074 (1,9%) son importados, 28.792 (34,5%) son contactos estrechos de casos confirmados, 39.718 (47,6%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Desde el último reporte emitido, y en las últimas 24 horas, se registraron 42 nuevas muertes. 26 hombres, 18 de 49, 50, 73, 55, 90, 80, 69, 67, 65, 80, 68, 73, 53, 69, 89, 87, 75 y 87 años, de la provincia de Buenos Aires; 7 de 35, 91, 48, 53, 64, 61 y 86 años, de la ciudad de Buenos Aires (CABA); uno de 48 años, residente en la provincia de Salta; y 16 mujeres, 13 de 22, 92, 89, 96, 56, 86, 36, 60, 65, 91, 85, 67 y 91 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; 3 de 97, 89 y 68 años, residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA). Al momento la cantidad de personas fallecidas es 1.644.

Por la mañana se comunicaron 20 muertes por COVID-19. Once hombres: tres de 81, 80, y 74 años, de la provincia de Buenos Aires; ocho de 64, 86, 40, 75, 90, 52, 100 y 61 años, de Capital Federal. Y ocho mujeres: cuatro de 83, 85, 29 y 77 años, de la provincia de Buenos Aires; tres de 97, 90 y 77 años, de la ciudad de Buenos Aires; una de 75 años, de Río Negro; y una persona de 71 años, de la provincia de Buenos Aires, sin dato de sexo reportado.

Durante la jornada del lunes fueron realizadas 8.487 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 414.697 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 9.139 muestras por millón de habitantes. El número de casos descartados hasta ayer es de 263.156 (por laboratorio y por criterio clínico/ epidemiológico).

Las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio de 36 años. A la fecha, el total de altas es de 30.095 personas. Por otra parte, la tasa de mortalidad es de 34,9 fallecidos por cada millón de habitantes y un índice de letalidad de 2 por ciento sobre los casos confirmados.

Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, encabezó el reporte diario que brinda el ministerio sobre la situación epidemiológica en el país. Allí señaló que la cantidad de plazas de cuidados críticos, que hoy albergan a 688 pacientes con COVID-19 en toda la nación, “viene aumentando de forma persistente”

Según explicó la funcionaria, el 91,7 por ciento de esos pacientes se concentran en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), mientras que si se toman a los que requieren cuidados intensivos -por cualquier dolencia- la capacidad hospitalaria ocupada se encuentra en 51,6 por ciento a nivel nacional y 58,8 por ciento en el conglomerado que conforman la ciudad de Buenos Aires y los distritos bonaerenses que la circundan.

“Si no hubiéramos podido expandir (el sistema sanitario) en este momento estaría con un 10 por ciento restante para alcanzar la ocupación plena”, sostuvo la funcionaria.

Esta mañana, El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, advirtió que “si liberamos mucho el AMBA, te estalla Rosario, te estalla Córdoba. De eso no hay duda”.

“El 95% de los casos que aparecen en otros lugares del país son gente que pasa por el AMBA. Si liberalizás eso, son millones de personas que van a interactuar con gente que en algún momento termina en Entre Ríos, Rosario, Córdoba”, sostuvo el funcionario bonarense.

En el mundo se contagiaron 11.679.808 personas por el COVID-19. Del total, 539.993 pacientes fallecieron y 6.348.785 lograron recuperarse.

El Ministerio de Salud de la Nación dio por confirmados, este lunes, 2632 nuevos casos de coronavirus y 75 muertes en las últimas 24 horas en la Argentina.

De esta manera, el total de contagiados llegó a 80.447 y el número de víctimas fatales a 1582, según el boletín epidemiológico de la autoridad sanitaria.

«Se registraron 59 nuevas muertes. (Fueron) 28 hombres. De ellos, 22 en la provincia de Buenos Aires, de 90, 67, 60, 83, 69, 60, 83, 48, 63, 68, 76, 78, 82, 80, 81, 85, 66, 73, 81, 79, 60 y 81 año; otros cuatro, de 65, 73, 50, y 96 años, en la Ciudad de Buenos Aires; uno de 74 años en Chaco; uno de 69 años en Salta. Y 31 mujeres. De ellas, 24 en la provincia de Buenos Aires, de 91, 55, 82, 83, 54, 82, 92, 80, 40, 70, 90, 89, 73, 86, 88, 76, 95, 91, 17, 66, 73, 56, 35 y 89 años; otras cinco, de 66, 74, 52, 90 y 78 años, en la Ciudad de Buenos Aires; y dos de 35 y 78 años, en Río Negro», precisaron.

En la mañana de este lunes había comunicado la muerte de 16 personas: «9 hombres, 5 de 71, 80, 84, 58 y 70 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; 3 de 66, 86 y 72 años, en la Ciudad de Buenos Aires; uno de 76 años en Río Negro; y 7 mujeres, 3 de 63, 91 y 89 años, en la provincia de Buenos Aires; 2 de 94 y 79 años, en la Ciudad de Buenos Aires; una de 76 años en Chaco; y una de 80 años en Neuquén».

«Del total de esos casos, 1.073 (1,3%) son importados, 27.991 (34,8%) son contactos estrechos de casos confirmados, 38.006 (47,2%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica», diferenciaron.

El Ministerio de Salud expresó también que 28.531 personas contagiadas ya se recuperaron totalmente.

De las 50 mil personas que todavía no se curaron, solo 676 están internadas en unidades de terapia intensiva (UTI), por lo que la ocupación de las mismas llega al 58% en el AMBA y al 51% a nivel nacional.

Alberto Fernández dispuso la «cuarentena estricta» hasta el 17 de julio en el Área Metropolitana de Buenos Aires, Chaco, General Roca y el Gran Neuquén como «martillazo» a la curva de contagio.

Según una encuesta de la consultora que fundó Julio Aurelio, Aresco: “Los ingresos actuales son peores que antes para la mayoría, sólo el 25% han mantenido el nivel y 64% de la población argentina afirma que las consecuencias del coronavirus están afectando su economía personal.

Según publica urgente24.com, algunos datos a tener en cuenta en la encuesta de la consultora Aresco, en un escenario en el que, pese a todo, la imagen positiva de la gestión de Alberto Fernández sigue siendo elevada, 65% (aunque la de Horacio Rodríguez Larreta está en 77%), y está en 80% la evaluación positiva de la actuación Fernández / Larreta / Axel Kicillof frente al covid-19:

  • El 64% de la población cree que la cuarentena impactó en su economía personal, el 52% prevé estar peor o igual de mal, luego de la cuarentena y apenas el 10% del 64% confía en que se recuperará en el corto plazo.
  • Esto lleva a una conclusión: A medida que se fue flexibilizando la cuarentena, aumenta la gente que retoma su actividad laboral, pero el impacto sobre sus ingresos no mejoró.
  • Hay una pérdida de centralidad de la figura de Alberto Fernández entre sus no votantes, a causa de las medidas de gobierno que no han sido aceptadas en forma unánime y que profundizaron la grieta (el ‘caso Vicentín’ es un ejemplo concreto). Es un dato importante porque los niveles récord de apoyo a Alberto F. fueron consecuencia de la atracción del no votante.
  • Hay un retorno de la grieta político-ideológica aunque, por ahora, es de menor intensidad que en los últimos años. Aresco explica que al comienzo de la cuarentena, la política de salud era considerada una política de Estado, pero el clivaje ha cambiado porque 90 días más tarde, la mayoría opina que la política de salud es política de Gobierno.
  • La imagen de Alberto Fernández se sostiene más en los estamentos de menores recursos, pero está perdiendo la clase media y, definitivamente, la alta.
  • Principales razones del deterioro del estado de ánimo en el día 90 de la cuarentena: Cansancio aunque por resignación se la sigue aceptando (48% de los consultados dice que está harto del encierro y 43% ya afirma que no le teme al covid-19, mientras que 1 de cada 5 ya acepta que podría contagiarse), preocupación por la economía y la pérdida de centralidad de Alberto F.

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó este domingo otras nueve muertes por coronavirus en la Argentina, por lo que el total de víctimas fatales ascendió a 1490. También informó que 27.597 pacientes se recuperaron de la enfermedad. En tanto, son 75.376 los infectados en el país.

Con respecto a los contagiados, el Gobierno detalló que 1.069 son importados; 26.548 corresponden a contactos estrechos con enfermos; 35.186 son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Desde el último informe se registraron nueve muertes: cuatro hombres residentes en la provincia de Buenos Aires; y uno en la Ciudad de Buenos Aires; y tres mujeres residentes en la provincia de Buenos Aires; y una en Neuquén.

El sábado se tomaron 9.072 muestras y desde el inicio del brote se realizaron 399.454 pruebas diagnósticas para coronavirus. Esto equivale a 8.803,1 muestras por millón de habitantes.

Hay 658 pacientes en terapia intensiva y 27.597 ya fueron dados de alta, más de un 36 por ciento de los casos totales, indicó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti

La funcionaria pidió “intensificar los cuidados y que en estas dos semanas podamos seguir trabajando para aumentar la capacidad diagnóstica, fortalecer las acciones territoriales y disminuir la transmisión viral”.

Por otra parte, las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años, por lo que la edad promedio de 36 años.

Argentina atraviesa el pico de la pandemia de coronavirus con cerca de 70.000 infectados y de 1.400 muertos. Aún así, la mayoría del país ha pasado a la última etapa de la cuarentena, salvo el área metropolitana de Buenos Aires. Aunque la actividad vuelve poco a poco a casi todas las áreas, numerosos pacientes continúan en terapia intensiva.

La difícil situación, después de meses con negocios y escuelas cerradas y con calles desiertas, ha multiplicado las iniciativas para hacer algo por los que menos tienen. Es el caso de la Fundación Vida Solidaria, que redobló los esfuerzos que ya venía haciendo y ahora preparan más de mil raciones de comida caliente. Estas son distribuidas todos los viernes por 20 unidades móviles de voluntarios que recorren la ciudad para atender a personas en situación de indigencia. Además de la comida, les ofrecen bebida y ropa de abrigo.

Silvia Vita Carnevale, presidenta de esta Fundación, sostiene que ahora hay más gente en situación de calle: «Es la gente que ya salió de su pensión, de su hotel, que no pudo pagar porque vivía de una changa, la changa no la tiene… Un mes te puedes aguantar, pero ya al segundo o al tercero vas a la calle», cuenta.

En la Ciudad de Buenos Aires hay alrededor de 7.000 personas en situación de indigencia, justo en tiempos en que las autoridades sanitarias recomiendan quedarse en casa para luchar contra la pandemia. Sin embargo, los voluntarios se atreven a salir al espacio público, como explica una de ellas, Laura Aquino: «La prioridad es ayudarles, es saber que si no salimos, hay mucha gente que no recibe ese plato de comida».

Daniel es una de esas personas a las que Carnavale y Aquino dirigen sus esfuerzos. Tiene casi 80 años y llegó a Argentina desde España en los años 50. Ahora habita las calles acompañado de su perra Blanca y recibe la comida caliente que los voluntarios le llevan. A pesar de pertenecer a un grupo de riesgo frente al covid-19 dice que no le tiene miedo: «Si no se hace ninguna porquería, no te vas a contagiar», afirma.

También el mundo del fútbol se vuelca

Los aficionados del centenario Club Atlético Platense también se vuelcan para ayudar. Ahora que el fútbol ha desaparecido de la vida pública, sus hinchas se unen en otros espacios, como un salón de usos múltiples reconvertido en depósito de alimentos. Allí, las donaciones han permitido que se puedan hacer más de 50 entregas a comedores de barrio.

Carlos Tantone, socio de este histórico club y voluntario, narra como la situación actual es preocupante: «Es una situación muy crítica la que se está viviendo en Argentina y quien lo está necesitando la está pasando muy mal».

La ayuda de los clubes llegó al barrio Mitre, donde se ha vuelto vital para quienes antes del covid-19 ya no llegaban a final de mes y que ahora permanecen encerrados en sus casas. Pero no todas estas instituciones están en la misma situación. Los denominados clubes chicos sin el ingreso cotidiano corren peligro incluso de desaparecer.

En Argentina, tres de cada cuatro de los casi 4.000 jugadores profesionales pertenecen a las categorías inferiores y sin ingresos es imposible pagar sus salarios.

Pero no solo el fútbol se verá afectado cuando todo esto pase. Se calcula que solamente en la ciudad de Buenos Aires habrán desaparecido entre el 25 y el 30 % de los comercios cuando se retome por completo la actividad.

Además, otra novedad se ha abierto camino en medio de la pandemia: el teletrabajo. Entre el 27 y el 29 % de los trabajadores están cumpliendo sus tareas laborales desde sus domicilios. Si bien es un gran paso, ha dejado al descubierto la gran distancia entre hogares y entre territorios del país, así como la falta de infraestructuras.