Tag

Argentina

Browsing

La corrupción asociada al ejercicio del poder existe desde tiempos inmemoriales. Es un flagelo del que pocos países pueden escapar. Mucho más al hacer un revisionismo histórico. Y Argentina no es una excepción de ello. Así lo retrató, entre otros, Charles Darwin, en las líneas de un diario de viaje escrito en 1832 («Diario y observaciones», el título original del texto publicado en 1839), cuando visitó estos lares a bordo del Beagle.

En su estadía por «la Sudamérica española» -tal cual describe- , el científico inglés observó y analizó el comportamientos de los habitantes. En ese sentido, destacó «las maneras corteses y señoriales, que se hallan generalizadas entre la mayoría de los habitantes; el gusto excelente desplegado por las mujeres en el vestir, y la igualdad de trato en todas las clases».

También apuntó contra los hábitos de «vagancia» de la clase baja. «En Mercedes pregunté a dos hombres por qué no trabajaban. Uno me respondió, gravemente, que los días eran demasiado largos; y el otro, que por ser demasiado pobre. La abundancia de caballos y profusión de alimentos hace imposible la virtud de la laboriosidad. Además, hay una multitud de días festivos; y, como si esto fuera poco, se cree que nada puede salir bien si no se empieza estando la Luna en cuarto creciente; de modo que la mitad del mes se pierde por estas dos causas», escribió en un pasaje.

Pero entre vivencias y anécdotas, el naturista británico además hizo espacio para referirse a la corrupción, dejando algunas impresiones que bien pueden asemejarse a la realidad actual.

– «La policía y la justicia carecen de eficacia. Si un hombre pobre comete un asesinato y cae en poder de las autoridades, va a la cárcel y tal vez se le fusila; pero si es rico y tiene amigos, puede estar seguro de que no se le seguirán graves consecuencias. Es curioso que hasta las personas más respetables del país favorecen siempre la fuga de los asesinos; creen, al parecer, que los delincuentes van contra el gobierno y no contra el pueblo».

– «Casi todos los funcionarios públicos son corruptos. El director de Correos vendía francos falsificados. El residente mismo y su primer ministro se confabulaban para estafar al Estado. La justicia cuando entra en juego el dinero, no puede esperarse de nadie».

– «He conocido a un inglés que acudió a la primera autoridad judicial (según me contó, no conociendo entonces las costumbres del país, tembló al entrar en la sala) y le dijo: ‘Señor, he venido a ofrecer a usted 200 pesos (papel) -valor equivalente a 125 pesetas- si manda usted arrestar antes de tal tiempo a un hombre que me ha engañado. Fulano de tal me ha recomendado dar este paso’. El juez sonrió asintiendo, le dio las gracias, y antes de anochecer, el hombre estaba en la cárcel».

El cierre de la idea de Darwin plasma una mirada crítica con respecto a las ilusiones de los ciudadanos para con los dividendos de la gestión política: «Con tan absoluta carencia de moralidad en los hombres directores, y con una infinidad de empleados turbulentos mal pagados, ¡todavía espera el pueblo en los buenos resultados de una forma democrática de gobierno!».

 

 

Infobae

El sitio web internacional de la BBC de Londres compara la situación actual de la Argentina con la de la crisis de 2001.

El medio británico criticó con dureza la gestión de Mauricio Macri. En un artículo titulado “Argentina pide al FMI que libere un préstamo de u$s50.000 millones a medida que la crisis empeora”, realizan una crónica de la jornada más controvertida del macrismo.

«Los inversionistas están preocupados de que Argentina no pueda pagar sus fuertes préstamos gubernamentales y pueda incumplir. Cuando los términos del préstamo se acordaron en mayo, el presidente Macri dijo que esperaba que la economía se recuperara y no planeaba usar el dinero. Las tasas de interés más altas del mundo y el respaldo del FMI no han tranquilizado a los inversores”, sentencia la BBC.

Sobre la gestión de Macri, destacan que “el país no ha podido reducir la inflación,que es la más alta entre las naciones del G20. Y el gobierno no está llevando a cabo las reformas económicas que prometió al FMI, la mayoría de ellas destinadas a frenar el gasto público y el endeudamiento. El presidente Macri fue elegido con la promesa de revivir la economía, pero hasta ahora parece que se ha avanzado poco”.

“La vida cotidiana es cada vez más cara para los argentinos, ya que los precios de muchos bienes y servicios aún guardan una estrecha relación con el dólar estadounidense. Y la combinación de una espiral de inflación y recortes en el gasto público significa que los salarios no están manteniendo el ritmo de los precios, lo que hace que la mayoría de la gente sea más pobre”, alerta el medio estatal del Reino Unido

“En 2001, el gobierno de Argentina incumplió con su deuda y dejó el sistema bancario en gran medida paralizado. El efecto en los argentinos fue devastador, y muchos vieron que su prosperidad desaparecía rápidamente. Aquellos que lo experimentaron temen un retorno de las restricciones gubernamentales impuestas en ese momento para evitar una corrida en los bancos. Bajo las restricciones, que duraron un año, las personas no podían retirar dinero de sus cuentas, lo que dificultaba la vida de los argentinos comunes”, advierten.

iProfesional

La economía argentina protagonizó ayer la peor noticia en muchos años, al conocerse que la actividad cayó un 6,7% en junio, el peor registro en casi una década. No obstante, la proyección del corto plaza dejará otra novedad igual de preocupante: Argentina será uno de los tres países latinoamericanos cuya economía no crecerá en 2018. Así se desprende del análisis que Candelaria de la Sota detalló hoy en #Novaresio910.

“Hacía nueve años que no caía tanto la actividad económica. La última vez que cayó así había un contexto mundial mucho más adverso: estábamos en plena crisis posterior a Lehman Brothers, a la caída mundial de los mercados. El mundo iba para atrás”.

“En estos momentos, Argentina cae a estos niveles, pero todos crecen. El mundo está creciendo al 4% anual; Estados Unidos estima que va a tener un crecimiento en torno al 2,7% o 2,9%, mientras nosotros caemos”.

“Caemos porque nos golpeó la peor sequía de los últimos 50 años, pero también por decisiones de este gobierno o por situaciones que no vieron venir, como la fuerte suba del dólar, que hizo que se retrajera la actividad económica de una manera brutal”.

“Los únicos tres países de la región latinoamericana que no van crecer son: Argentina, cuya caída rondará el 0,3%; Venezuela, con un 12%; y Dominica, que va a caer 6,4%. En el resto de los países se espera un crecimiento de su actividad”.

A24

El Presidente Mauricio Macri tenía pensado no viajar a los EE.UU. a una nueva reunión de la Asamblea General de la ONU pero finalmente lo hará, con otras motivaciones: reunirse con grandes operadores de Wall Street a intentar convencerlos que la Argentina no caerá nuevamente en default.

La confianza entre los mercados y el gobierno de Cambiemos está en su punto más bajo desde que Macri asumió la Presidencia en diciembre 2015. Ni el préstamo de 50 mil millones de dólares del FMI logró calmarlos, que ven cómo la recesión golpea a la recaudación y el déficit financiero crece producto de la alta deuda que toma el Gobierno y ya ronda el 60% del PBI, un guarismo similar al que tenía el país cuando Adolfo Rodríguez Saá anunciaba el cese del pago de la deuda externa en 2001.

Según reportó el matutino Ámbito Financiero, Macri no tenía pensado viajar a Nueva York a la reunión de la Asamblea General de la ONU y pensaba mandar a Gabriela Michetti en su lugar, tal como hizo en 2017. Sin embargo, las señales que le enviaron sus funcionarios desde los EE.UU. le hicieron cambiar de opinión.

Los inversores dudan que Argentina pueda conseguir los cerca de 20 mil millones de dólares que aun le faltan al país para cerrar las cuentas a fines del año próximo y creen que el Gobierno la tendrá difícil para aprobar en el Congreso el super ajustado Presupuesto 2019, que traerá en su letra el acuerdo con el FMI.

Por eso, Wall Street teme que la Argentina de Macri vuelva a caer en default y el Presidente intentará convencerlos que no hay nada de que temer, pese a que los números dicen lo contrario.

 

 

El Destape Web

Nuestro país es «una bomba de tiempo», dice Geopolitical Future, la agencia que colocó segunda a la Argentina como país podría tener otra fuerte devaluación en estos días.

El think tank Geopolitical Futures, del economista George Friedman, indica que la Argentina está entre los los cinco países con mayor riesgo de sufrir una crisis cambiaria inminente. Según reprodujo el sitio InfoNews, el problema central es la toma de grandes deudas en dólares.

En primer lugar en la deuda se encuentra, Chile, que curiosamente -o no tanto- es gobernado por Sebastán Piñera, un amigo de Macri a quien el presidente trata de imitar con la gestión.

Según GF, las reservas internacionales de nuestro país no son suficientes como para cubrir la deuda externa en dólares, apenas alcanzando el 48 por ciento, lo que pone en crisis terminal la balanza de pagos.

A la Argentina la siguen Turquía, México e Indonesia.

 

 

Diario Registrado

Las proyecciones económicas para este año no paran de actualizarse a la baja. De acuerdo a las últimas estimaciones, el PBI sufriría una caída del 6% entre el segundo trimestre de este año y el primero del 2019, logrando retomar el sendero de crecimiento recién en los segundos tres meses del año próximo, siempre y cuando se cumpla la buena cosecha pronosticada.

Para la consultora Eco Go, el segundo trimestre de este año cerró con una baja del 3,2%. El período julio-septiembre terminará con un nivel de actividad un 1,1% menor, «al no tener el impacto de la sequía, pero sí el efecto de la caída del salario real y las altas tasas de interés» y en los últimos tres meses del año la recesión sería del 0,5%: «una estabilización que se explica a partir de un Banco Central que según se espera tendrá más espacio para bajar las tasas, con alguna reapertura de paritarias que modere la caída del salario real». Finalmente, los primeros tres meses del 2019 cerrarían con una baja del 1,3%.

«La caída acumulada de la serie desestacionalizada nos da 4,3% en la comparación tercer trimestre del 2018 vs primero del 2019. Es aún mayor a la recesión del segundo trimestre del 2016 que terminó en el 3,4% comparado con el mismo período del año anterior», explicó a este medio Federico Furiase, el director de Eco Go.

En su paso por Buenos Aires, James McCormack, director ejecutivo global head de Riesgo Soberano y Supranacional de la agencia calificadora de riesgo Fitch ratificó la profundización de la recesión, agravada a su parecer, por el escándalo de los cuadernos.

Por su parte, la consultora Radar afirma tener prácticamente los mismos números «visualizando como un escenario optimista una retracción del 6% de punta a punta». «En el caso de que se reactive la corrida cambiaria, que es algo que no se puede descartar, se produciría un nuevo shock que alcanzaría una magnitud tal que hoy no se puede calcular ni saber cuándo termina», aseguró el economista de dicha consultora Martín Alfie.

Este es el panorama que observa más probable el analista de mercados Francisco Uriburu, quien atribuye entre las causas de este derrumbe del nivel de actividad a «la suba desmedida de las tasas de interés, el altísimo costo de financiamiento crediticio del Gobierno con este nivel de riesgo país, el desmanejo con el sector pyme al concentrar toda la inversión en la obra pública, la falta de planeamiento de largo plazo y el achicamiento del mercado local de capitales, donde ya no se puede colocar ningún bono».

Esta semana se conoció el dato del uso de la capacidad instalada de junio, que tocó el mínimo en 16 años (61,8%) y volvió a colocar en agenda un tema que parecía olvidado. Para la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la capacidad ociosa en el sector Pyme promedió el 40%, «lo que genera no sólo una preocupación actual donde las pymes cortaron inmediatamente las horas extras y la incorporación de nuevo personal, sino también una preocupación futura porque impacta directamente en todos los proyectos de inversión».

Según los datos de CAME, uno de los sectores más perjudicados es el de cuero y afines, que acumula una pérdida de 3.000 puestos de trabajo y 70 fábricas cerradas. «Es de los rubros más afectados por la caída del consumo y la apertura de las importaciones. A nosotros nos afectaron todas las medidas juntas y no tenemos un mercado externo al cual colocar los excedentes, somos netamente mercado internistas. Estamos registrando una caída de la producción del 30% y lo poco que vendemos lo tenemos que cobrar a 90 o 100 días, por lo que la tasa de interés nos come toda la rentabilidad», se lamentó Ariel Aguilar, presidente de la Cámara Industrial de Manufacturas de Cuero y Afines (CIMA).

Los economistas destacan que la recesión en la industria será más profunda que en el conjunto de la economía, aumentando la capacidad ociosa de las fábricas en los próximos meses. «Esto repercute en un aumento de costos fijos. Si vos tenes $100 de costos fijos y producís 10 unidades, distribuís $10 por cada unidad. Pero si tu producción baja a 5, los costos fijos por cada unidad se duplican», explica Alfie.

De acuerdo a la mayoría de las consultoras, el PBI del 2018 será un 1% menor al del año anterior, ya que el crecimiento del 3,6% que se registró en los primeros tres meses del año compensará en parte la fuerte caída posterior. Hernán Hirsch, director de FyE Consult, proyecta una caída anual del 1,1% y una recesión de cuatro trimestres «dado que hoy hay escaso margen para que la economía rebote al tener trabados todos los instrumentos de política económica por la restricción crediticia y el acuerdo con el Fondo».

 

 

 

La Política Online

“La grandeza de una nación y su progreso moral puede ser juzgada por la forma en que sus animales son tratado”, la frase de Mahatma Gandhi parece ser más que real y quiénes ayudan a las sociedades a lograr ese objetivo son los médicos veterinarios. Por ello, hoy celebramos su día.

Este día se conmemora debido a que fue un 06 de agosto de 1883 cuando se iniciaron los cursos en el Instituto Agronómico Veterinario de Santa Catalina, provincia de Buenos Aires – Argentina. Fue la primera escuela de estudios superiores de veterinaria del país. Que luego en 1890 se trasladó a la ciudad de La Plata pero ya funcionando como Facultad de Agronomía y Veterinaria.

 

 

Misiones Online

El economista jefe de la consultora Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, pronosticó que la inflación terminará el año «por encima del 32 por ciento». Según las estimaciones, julio finalizó con un avance en el costo de vida de «2,8 por ciento».

«Tenemos inflación muy alta, pero esa cifra representa una baja», analizó al hacer referencia al dato de junio, que fue del 3,7% la más alta de los últimos dos años, según el INDEC.

De ese modo, subrayó: «Estamos terminando la inflación por encima del 32 por ciento» y argumentó que además de las subas de tarifas influyó «el salto» del tipo de cambio.

En diálogo con Radio Milenium, analizó que «con más estabilidad cambiaria», la inflación puede bajar «de nuevo al 2 por ciento mensual».

En tanto, alertó que «en el segundo trimestre se perdió todo el crecimiento del primero», por lo cual evaluó que el primer semestre finalizará «con crecimiento cero».

«En el segundo semestre va a impactar en el resto de los sectores productivos los datos de industria y construcción», alertó.

 

 

 

El destape Web

  En ese lapso, acumula un total de USD 80.000 millones en obligaciones en dólares. La cifra no incluye el préstamo del FMI y otros organismos

Antes de que las corrientes del mercado se volvieran en contra de la Argentina, el equipo económico logró navegar las aguas internacionales del crédito durante suficiente tiempo. Tanto que desde diciembre de 2015 a julio de este año, la deuda soberana argentina fue la primera en volumen entre los países emergentes.

En parte por las necesidades de financiamiento del Gobierno y en parte por el tamaño limitado del mercado interior, la mayoría de las emisiones de deuda soberana fueron en la plaza internacional.  En el último informe de Bull Market Brokers, compilando datos de Bloomberg, se ve que la búsqueda de dólares para sostener el gradualismo en el frente fiscal posicionó a Argentina por sobre países como China, Rusia y Corea.

Al 30 de julio, la deuda soberana argentina en los últimos tres años llegó a USD 80.000 millones. Eso representa un 7,75% de la plaza total de emisiones por emergentes y no incluye el préstamo del FMI de USD 50.000 y otros desembolsos de organismos multilarales de crédito. 

El listado refleja una evolución fuerte respecto de los mismos datos a fines del año pasado. En ese entonces, el monto de deuda soberana informada por la agencia Bloomberg llegaba a USD 41.922 millones en septiembre. Es decir, en nueve meses el monto equivalente a bonos en dólares colocados en el exterior aumentó en un 90 por ciento.

Aunque en realidad la evolución del monto se dio en un margen de tiempo mucho menor, ya que desde Bull Market Brokers consignan que se ve un estancamiento claro desde marzo. Es decir, ese salto en el monto de deuda pública en realidad ocurrió a lo largo de seis meses.

«Por el lado de la deuda del gobierno nacional, lo que se ha observado es un descenso en el nivel de endeudamiento colocado en el mercado en relación a años anteriores. Esto se debe a una sencilla razón, parte de los fondos recibidos del FMI permiten financiar el déficit que antes se cubría con estas emisiones de deuda«, explica Axel Cardin, analista de Research en BMB.

En el mismo período, la acumulación por parte de Argentina fue seguida solo por países con un tamaño bastante superior, y con necesidades de financiamiento correspondientes. A través del Banco de Desarrollo de Corea, el monto emitido llegó a USD 63.565 millones, mientras que la deuda soberana de China hasta julio de este año fue de 50.000 millones de dólares.

En ambos casos, el PBI de estos países es superior al billón de dólares. El valor de la economía china durante todo el año pasado llegó a USD 12 billones, mientras que la surcoreana totalizó USD 1,53 billones. Sin embargo, la deuda emitida por Argentina es considerablemente mayor al de las dos potencias asiáticas.

Cambio de flujo

A principios de año, el mercado externo se encontraba fresco de dólares buscando retornos en mercados de la región. Cuando comenzaron las señales de reversión de ese flujo, Argentina se encontró entre los más golpeados por el corte de divisas entrantes.

«Lo que pasó desde el aumento de tasas de la Reserva Federal es que se empezó a evidenciar un poco más la crisis de confianza que había en general hacía el país porquelos inversores de afuera consideraban que el ajuste fiscal que se pedía brillaba por su ausencia«, explica Amilcar Collante, economista de CESUR (Centro de Estudios Económicos del Sur).

Durante su presentación en el Congreso este año, el entonces ministro de Finanzas Luis Caputo había consignado que desde 2015 ese tipo de deuda «subió aproximadamente en USD 80.000 millones».  Además, el actual presidente del Banco Central también estimó que la deuda pública bruta superaba los USD 300.000 millones, cuando se toma en cuenta los pasivos en pesos y en dólares en el mercado interno, la deuda entre organismos del sector público y lo debido al sector privado y a organismo multilaterales.

  • VÍA: INFOBAE
  • FUENTE: FRANCISCO BUENO