Tag

Argentina

Browsing

La Feria de Turismo Regional (FE.TU.R) anunció la realización de la Primera Feria Virtual de Turismo en Argentina, que se llevará a cabo entre el 9 y 13 de noviembre y será totalmente de manera online.

La feria, que tiene como objetivo conectar distintas regiones turísticas de todo el país, será de inscripción gratuita y contará con diversos congresos virtuales vinculados al sector y presentaciones de destinos y productos turísticos.

CONTEXTO COMPLICADO
“En un contexto muy complicado para el turismo, queremos aportar con esta feria a la rápida reactivación del sector. Desde FE.TU.R queremos conectar a todas las regiones turísticas del país, promover y potenciar cada uno de los destinos y generar vínculos entre la amplia gama de sectores que día a día sostienen la industria de viajes y turismo”, indicaron desde FE.TU.R a través de un comunicado.

TERCERA EDICIÓN
Esta será la tercera edición de la feria, aunque la primera en ofrecer una experiencia totalmente digital, con stands virtuales.
Las ediciones anteriores fueron llevadas adelante en Iguazú, Misiones, y contaron con la participación de empresas privadas, entes estatales y cámaras turísticas de todo el país.
Además, participaron como países invitados tanto Brasil como Paraguay. Si bien el objetivo para este año era realizar la feria en la región de Cuyo, la situación producida por la pandemia del coronavirus Covid-19 obligó a postergarlo y a implementar, en cambio, la versión digital.

FERIA INNOVADORA
“Esta será una feria sumamente innovadora, única a nivel nacional, que cuenta con el apoyo de diversas cámaras de todo el país. Creemos que las posibilidades que nos brinda la web son enormes y queremos aprovecharlas al máximo en pos de generar un impacto positivo en la actividad turística. Es momento de trabajar todos juntos de manera mancomunada para reactivar e impulsar al sector”, concluyeron desde FE.TU.R.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó que la «Argentina tiene voluntad plena de llegar a un acuerdo» en las negociaciones por la deuda y que ese entendimiento tiene que servir para que el país pueda «establecer condiciones para la recuperación económica».

«Lo que hicimos en los últimos días muestra que hay realmente mucho interés en que haya un acuerdo. Hemos hecho un esfuerzo muy grande, el máximo que puede hacer Argentina», dijo en una entrevista con el canal La Nación+.

El titular del Palacio de Hacienda resaltó que «hay acreedores que ya están acompañando, ha habido una recepción inicial que consideramos muy positiva», en referencia a los pronunciamientos de los fondos Gramercy, Fintech y Greylock.

En lo que respecta a la posición del grupo Ad Hoc -considerado como el más duro en la negociación-, Guzmán sostuvo que «se plantaron en una posición y lo que buscaban era que Argentina continúe yendo más allá de lo que puede».

«Queremos tomar compromisos que podamos cumplir y lo que estamos haciendo es eso, estamos haciendo un esfuerzo muy importante», agregó, y afirmó que la importancia básica del acuerdo es que Argentina «tenga las condiciones para que genere trabajo, inclusión y más oportunidades para el ciudadano común».

«La deuda, cuando se vuelve insostenible, que es lo que pasó a partir del año 2018, se vuelve una carga que asfixia esas posibilidades», explicó. En ese aspecto el objetivo del Gobierno es, según el ministro, mantener esa «carga» en un nivel en el que se pueda cumplir con los acreedores y que haya certidumbre en el sector privado para poder generar empleo y condiciones de financiamiento adecuadas.

En lo que respecta al sector público, destacó que la importancia de la reestructuración radica en que «permita continuar con las políticas de educación, ciencia y tecnología».

La pandemia

Guzmán dijo que «la pandemia no es un shock de confianza en donde las empresas no gastan, es un shock a cómo se produce, en un sistema preparado para producir en circulación de personas, de bienes».

«Vemos una caída muy fuerte, sobre todo de los países que no actuaron a tiempo para contener la expansión del virus», subrayó.

«Saliendo de la pandemia lo que vamos a enfrentar es ver muchas situaciones de inconsistencia en las empresas por los compromisos asumidos antes de la proliferación del virus», advirtió el ministro, y sostuvo que «duando hay incertidumbre se demanda menos», algo que atribuyó a situaciones tales como el temor a la pérdida de empleo y la incertidumbre sobre los ingresos.

Ante esto, adelantó que «se va a necesitar la generación de estímulos para la reacción de la economía, algo que se está coordinando desde el G20».

«Tenemos eso muy presente y vamos a actuar de forma decidida para que la economía reaccione», remarcó.

«La economía argentina ya estaba enferma y a esa economía enferma le llegó el coronavirus, lo hace más difícil lidiar con el virus», subrayó.

Otras 35 personas murieron y 2.657 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, con lo que ascienden a 1.845 los fallecidos y 100.166 los contagiados desde el inicio de la pandemia, informó hoy el Ministerio de Salud.

La cartera sanitaria agregó que son 735 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 52% en el país y del 59,5% en la Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

El Parque Nacional Iguazú abrió este sábado sus puertas a los visitantes locales luego de estar cerrado cerca de 120 días, por el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto ante la pandemia de coronavirus. Se trata de una prueba piloto para la reapertura de otros lugares turísticos de la provincia. De esta forma, unos 400 habitantes de Puerto Iguazú podrán visitar las Cataratas del Iguazú durante los sábados y domingos, de 9 a 15.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, aseguró que la jornada «transcurrió como se esperaba, cumpliendo con todos los protocolos aprobados por las autoridades sanitarias”. «Esperamos que esta nueva normalidad se siga desarrollando con el mismo compromiso y responsabilidad que hoy se mostró en Iguazú».

La reapertura del complejo, epicentro de una de las Nuevas 7 Maravillas Naturales del Mundo, estuvo encabezada por el vicegobernador Carlos Arce; acompañado del ministro de Turismo, José María Arrúa; el intendente de Puerto Iguazú, Claudio Filippa, y miembros del cuerpo de Guardaparques.

Arce explicó que se podrán realizar caminatas recreativas y pidió «respetar los protocolos, porque cada vez que se habilita y se flexibiliza una actividad nosotros debemos medir las consecuencias, lo que se conoce como curva epidemiológica».

El protocolo establecido para visitar las Cataratas señala que los visitantes pueden realizar las caminatas por los senderos señalizados y habilitados, pero no se permite hacer picnics ni tomar mate, además se deben evitar las aglomeraciones, y es obligatorio el uso del barbijo durante todo el trayecto.

Por su parte, el intendente Filippa señaló que con la reapertura del parque “estamos viviendo algo muy especial que llena los corazones de todas las personas de la comunidad. Estamos contentos de estar aquí con el compromiso y responsabilidad que en el ingreso se tomen todos los recaudos para el cuidado de todos”.

En tanto, el referente del Parque, Sergio Acosta, agradeció a los empleados “que siguieron firmes cuidando la biodiversidad que tiene este lugar para toda la provincia y el mundo. Ya estamos preparándonos para una próxima etapa de reapertura para el resto del turismo y esperamos que esto pronto suceda”, remarcó.

La semana que viene está prevista una reunión entre Cabandié y el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, para ultimar los detalles de la reapertura del próximo parque en la Patagonia.

El Ministerio de Salud de la Nación informó este sábado que durante las últimas 24 horas se registraron 36 muertes y 3.449 nuevos casos positivos por coronavirus. Con estos datos, el total de infectados en todo el país asciende a 97.509 y las víctimas fatales suman 1.810.

Del total de esos casos, 1.080 (1,1%) son importados, 32.616 (33,4%) son contactos estrechos de casos confirmados, 46.824 (48%) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Desde el último reporte emitido, se registraron 23 nuevas muertes. 11 hombres, 6 de 79, 91, 73, 102, 82 y 78 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; 5 de 89, 75, 54, 80 y 71 años, residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA); y 12 mujeres, 8 de 98, 76, 67, 79, 95, 70, 97 y 84 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; y 4 de 79, 80, 56 y 98 años, residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

En el informe matutino se registraron 13 muertes. 9 hombres, 5 de 72, 87, 78, 77 y 45 años, de la provincia de Buenos Aires; 3 de 69, 64 y 65 años, de la ciudad de Buenos Aires; uno de 83 años, de Chaco; y 4 mujeres, 2 de 65 y 66 años, de la provincia de Buenos Aires; una de 91 años, de la ciudad de Buenos Aires; y una de 86 años, de Chubut.

Ayer fueron realizadas 10.309 nuevas muestras y desde el inicio del brote se realizaron 456.042 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 10.050,1 muestras por millón de habitantes. A la fecha, el total de altas es de 41.408 personas.

El número de casos descartados hasta ayer es de 283.872 (por laboratorio y por criterio clínico/ epidemiológico). Las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años, siendo la edad promedio de 36 años.

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, dijo hoy que la obra pública tendrá un rol clave en la reactivación económica del país en la pospandemia, aseguró que «ya se retomaron las obras de 150 rutas en todo el país», y que 2.300 municipios están participando del plan Argentina Hace, para poner en marcha diversos proyectos de infraestructura.

«Va a haber un muy importante rol de la obra pública en la reconstrucción económica de la Argentina, y esto ya está funcionando en las provincias donde la actividad ya se ha normalizado, reactivando toda la obra pública, con más de 150 rutas», afirmó Katopodis.

Puntualizó que «la obra pública particularmente puede garantizar un despliegue territorial en todo el país», y que con ese objetivo «podemos desarrollar actividades en todas las localidades, en todos los municipios, para poner en marcha proyectos de infraestructura y de obra pública».

Asimismo, subrayó que eso «es lo que estamos haciendo hoy con el plan Argentina Hace, del que participan 2300 municipios, para que esto se transforme en la palanca para empezar a movilizar la rueda de la economía».

En el orden sanitario, Katopodis estimó que la situación respecto de la cobertura de camas en el conurbano bonaerense «está comprometida», pero subrayó que «la situación sería mucho más difícil» si no se hubieran construido los hospitales modulares durante el aislamiento por la pandemia del coronavirus.

5ea069ea6368e_324x182.jpg

«Gracias a la decisión temprana del presidente Alberto Fernández pudimos construir estos 12 hospitales modulares en el Conurbano, en tiempo récord, contra reloj, y aunque la cobertura de camas está hoy comprometida, la situación sería mucho más difícil si no hubiéramos fortalecido la red sanitaria», dijo.

En ese sentido, el ministro detalló que cada uno de los hospitales modulares levantados en el conurbano «suma 24 camas de terapia intensiva, y 26 de terapia intermedia, lo que duplica la oferta histórica de esas localidades».

En tanto, aseguró que todos esos centros de salud reciben hoy a pacientes de Covid-19 «en las mejores condiciones sanitarias, ya que cuentan con la mejor tecnología y con el correspondiente personal médico y auxiliar suficiente».

Recordó, además, que se está por terminar la obra del «hospital de La Matanza que increíblemente estuvo abandonada los últimos cuatro años si ningún justificativo», y aseguró que será equipado «con la mejor tecnología».

Katopodis detalló también que su cartera llevó adelante en este tiempo obras en hospitales y centros de salud de Formosa, Neuquén, Mendoza y del interior de la provincia de Buenos Aires.

5ea069ea58511_324x182.jpg

Respecto de la continuidad del aislamiento por la pandemia del cornavirus, el funcionario remarcó que en el Gobierno «hay un convencimiento de que tenemos que seguir cuidando estas decisiones tempranas que se tomaron, y no poner en riesgo todo el esfuerzo que se hizo».

En otro plano, sostuvo que un sector de la oposición política «pide un plan de salida de la cuarentena, pero no ha apartado ni una sola idea en el tema», por lo que consideró que «ha habido un accionar de manipular el cansancio y la angustia de la gente por estas medidas, cansancio y angustia justificadas».

Finalmente, Katopodis pidió «aportar tranquilidad mesura y templanza» frente a la situación, y subrayó que desde el Gobierno se cuidará «el diálogo con los sectores de la oposición y de la sociedad que están dispuestos a seguir arremangándose para cuidar lo que hemos logrado con la cuarentena», señaló Télam.

La tasa de letalidad es de 1,96% sobre los casos confirmados. Fueron 3.367 los contagios de Covid-19 que se registraron ayer en la Argentina y 94.060 el total de infectados, de los cuales 41.408 ya fueron dados de alta.

El Ministerio de Salud informó esta mañana 13 nuevos fallecimientos por coronavirus en el país, lo que elevó a 1.787 la cifra de muertos desde marzo, cuando se declaró la pandemia, con una tasa de letalidad de 1,96% sobre los casos confirmados.

En el reporte oficial se indicó, además, que fueron 3.367 los contagios de Covid-19 que se registraron ayer en la Argentina y 94.060 el total de infectados, de los cuales 41.408 ya fueron dados de alta, señaló El Comodorense.

En el «banderazo» que tuvo lugar días atrás, una joven acusó al creador de Microsoft, Bill Gates, de haber creado el coronavirus e instó a investigar quién es. 

Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus se han escuchado las versiones más descabelladas en relación a la aparición de este virus, al lugar que ocupan los gobiernos y los organismos internacionales.

En ese contexto, la versión de la falsa pandemia cada vez tiene más adeptos. De hecho, en el último banderazo que hubo en el Obelisco gran parte de las pancartas y carteles que llevaban los manifestantes estaban relacionadas a este punto, además de rodeadas de consignas con insultos a los políticos, cuestionamientos a las medidas y una aparente búsqueda de defender sus libertades.

Una de las versiones más sorprendentes fue la responsabilización de Bill Gates sobre la aparición del Covid-19 en el mundo. En un video publicado recientemente se puede ver a una joven -con pancartas que cuelgan de su cuerpo y sin el barbijo de uso obligatorio- que asegura que la pandemia es un producto de los grandes poderes mundiales y de los medios de comunicación.

Es por eso que, durante su efusivo discurso, insta a los argentinos a «apagar los televisores» porque «hay gente que por la maldita televisión, por los medios de comunicación, está teniendo síntomas por el terror que les infunden».

Luego de repetir la consigna «argentinos, apaguen los televisores», la joven concluye de la siguiente manera: «piensen, investiguen quién es Bill Gates». A partir de esa última frase la pieza comenzó a difundirse y a llegar a más y más usuarios.

El video circuló por la red social Twitter al punto de haber llegado a la cuenta «Por qué es tendencia», que justamente se dedica a investigar las tendencias en relación a los intereses de los usuarios y explican por qué llegaron hasta ese lugar.

La joven no fue la única que mencionó a Bill Gates como respondable de la situación que actualmente azota a la Argentina y al mundo. Un video de La izquierda diario, que también llegó a ser tendencia en Twitter, muestra a varias personas que participaron del banderazo y expusieron sus teorías en relación a la pandemia, la aparición del Covid-19 en el mundo y las medidas implementadas por los gobiernos, puntualmente el argentino.

Uno de los manifestantes señala que «nos quieren imponer el nuevo orden mundial, que es la Organización Mundial de la Salud».

A continuación, otra joven indica que «no puede ser que nos quieran imponer el nuevo orden mundial». En ese sentido, se refirió al magnate estadounidense cuando dijo: «después nos van a querer dar una vacuna que va a venir de Bill Gates y va a tener niños abortados, yo esa vacuna no me la doy».

Por último, un hombre que se mostró sin barbijo ni respeto por la distancia social se refirió también a la OMS. «El director de la OMS […] reconoció que se equivocaron con el protocolo», contó, al tiempo que acusó a Bill Gates de estar detrás de la estrategia de la OMS y de haber sido quien le dijo al director del organismo mundial que hablara y se hiciera responsable.

Bill Gates también es señalado en México

Pero la joven argentina y los demás participantes del banderazo no son los primeros ni los únicos partidarios de esta teoría. Alrededor de todo el mundo circulan diversas teorías casi conspirativas que señalan al magnate como partícipe de la pandemia y de las consecuencias que trajo.

Según informaron diversos medios mexicanos, hace pocos días un grupo de personas residentes de Las Margaritas, Chiapas, se manifestaron en la plaza principal de la capital Tuxtla Gutiérrez. Exigían a las autoridades que paren las jornadas de sanitización, ya que solo esparcen de forma líquida al SARS-CoV-2 (COVID-19), que ellos consideran una creación de Bill Gates para asesinar a las personas mayores y enfermos.

Al mismo tiempo, señalaron que la pandemia es un truco del capitalismo para «deshacerse» de las personas mayores de 60 años y población con salud débil.

«Fue hecho para matar a los mayores de 60 años (estorban al capitalismo porque ya no producen y significa una carga al sistema social) o a los que ya están enfermos de diabetes, cáncer pulmonar, enfisemas pulmonar y otras enfermedades», señaló la organización Luz y Fuerza del Pueblo Chiapas a través de un comunicado oficial.

Bill Gates responde a las teorías conspirativas

La popular teoría conspirativa dice que el fundador de Microsoft, Bill Gates, además de financiar la creación del coronavirus, también quiere matar a hasta el 95% de la población a través de una vacunación masiva. Según los que defienden esta creencia, habría un supuesto complot por parte del multimillonario para controlar el mundo a través de microchips o tatuajes digitales.

«Nunca he tenido nada que ver con un microchip. Es difícil desmentir esto porque es tan estúpido y extraño», dijo el magnate estadounidense en una reciente charla virtual con periodista, celebrada la víspera de la conferencia de donantes de Gavi, una coalición destinada a facilitar el acceso a inmunización para las poblaciones más vulnerables.

«Repetirlo tantas veces casi parece que le otorga credibilidad. Lo que hace nuestra fundación es invertir dinero para comprar vacunas», agregó el famoso emprendedor, quien subrayó que las teorías conspirativas son «tan bizarras que quieres percibirlas como algo chistoso, pero en realidad no es nada gracioso».

También dijo que era «perturbador» que haya «tanta locura» y teorías conspiratorias en las redes sociales en torno a un posible antídoto contra el virus y, en general, sobre las vacunas.

Infectólogos y especialistas de los campos de la ciencia coincidieron hoy en destacar la importancia de que la Argentina haya sido seleccionada como único país de la región para llevar adelante una de las fases de prueba con personas de la vacuna contra el coronavirus que preparan las compañías farmacéuticas Pfizer Inc. y BioNTech SE.

Los especialistas explicaron que esta vacuna ya pasó por las fases de control de seguridad y señalaron que el hecho de formar parte del proyecto posiciona favorablemente a la Argentina frente a la demanda mundial de este medicamento, en caso de resultar exitoso y aprobado.

Eduardo López, infectólogo e integrante del equipo de asesores del gobierno nacional frente a la pandemia de coronovirus, dijo a Télam que «la de Pfizer es una vacuna ARN que ya pasó la fase 1 y ahora está en una fase 2b/3».

«Creo que probar la vacuna en Argentina es muy bueno y es una noticia importante, pero también sería conveniente que otros laboratorios que están investigando vacunas contra la Covid-19 prueben en estudios clínicos sus vacunas en Argentina», opinó.

«No creo que vaya a estar disponible para la gente antes de marzo 2021, porque la producción lleva su tiempo. Además, es necesario que haya varios laboratorios que tengan vacunas disponibles por la necesidad mundial», apuntó.

Sobre los requisitos para que la vacuna sea aprobada, López advirtió que se precisa que «no presente efectos adversos importantes, que tengan buen nivel de anticuerpos protectores, que estos anticuerpos duren en el tiempo y que sean baratas para que todos los países tengan acceso».

Por su parte, el pediatra infectólogo y coordinador de la Comisión de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), Ricardo Ruttimann, consideró que «la vacuna BNT162 es un candidato de las llamadas de ARN mensajero, cuyo desarrollo se inició en China (Fosun), luego en Alemania (BioNTech) y EEUU (Pfizer)».

«Recién está comenzando su desarrollo y no hay experiencias con otras vacunas de estas características dentro de las vacunas comerciales», dijo.

«Los diferentes desarrollos están siendo muy rápidos y podríamos tener novedades en los próximos 6 meses. Uno de los desafíos más importantes es que no conocemos completamente los aspectos inmunológicos de la enfermedad; además las vacunas deben ser seguras y eficaces», completó.

Gustavo Lopardo, infectólogo del Hospital Bernardo Houssay, contó a Télam que «desde que apareció el coronavirus, que fue descripto el 10 de enero cuando China le dio a conocer a la OMS cómo era la secuencia del virus, seis meses después se están desarrollando más de un centenar de vacunas distintas».

«Las vacunas pueden tener distintas formas en las que se diseñan, en todas se busca que el organismo responda generando anticuerpos como si hubiese tenido la enfermedad; hay vacunas inactivan el virus, otras tienen algunas proteínas del virus, otras en las que se junta con un vector y también están las que, como esta, se basan en el ADN y ARN, que son el material nucleico del virus», detalló.

Lopardo precisó que «esta vacuna es ARN que codifica la producción de algunas de las proteínas del virus y estimularía la producción de anticuerpos en las personas. Ya pasó las primeras fases de la seguridad y tolerancia, y ahora va a entrar en fase clínica con pruebas en muchas personas voluntarias».

«Argentina fue seleccionada de entre un grupo de países para formar parte de las pruebas. Y eso es importante porque nos puede dar prioridad para la provisión de las dosis y porque se podría discutir la transferencia de tecnología para producirla aquí», finalizó.

Ricardo Teijeiro, infectólogo del hospital Pirovano e integrante de SADI, dijo a Télam que «hay varias vacunas en desarrollo y hay tres que ya se están probando».

«Esta vacuna de Pfizer es un desarrollo en conjunto con BioNTech que se podría estar probando en Argentina, uno de los países seleccionados. Es una vacuna con tecnología ARN que por estudios previos demostró seguridad. Ahora falta evaluar su eficacia y la durabilidad de los anticuerpos», completó.

Dos hombres con monos blancos reciben a los pasajeros en el puerto de Montevideo. Desinfectan sus valijas y los canalizan a una prueba de Covid-19 que se analiza en un laboratorio a bordo del ferry con destino a Buenos Aires. El veredicto determina quiénes podrán viajar.

Detrás de la imagen de una modelo sonriente que promociona las ventas a bordo sin impuestos, Carlos De Palacio aprieta los ojos cuando el enfermero hunde el hisopo en su nariz. Esa muestra, junto a las de casi 40 pasajeros que esperan viajar, se trasladan a dos salas del barco, donde un equipo de bioquímicos trabaja contrarreloj en el laboratorio para tener resultados en dos horas.

Hasta entonces, deberán esperar en un salón, y quien resulte positivo no podrá siquiera pisar el barco. El testeo se repetirá a 160 viajeros en el extremo argentino de la ruta de la naviera Buquebus , para evitar que contagiados crucen el límite fluvial entre los dos países.

La iniciativa surgió para resguardar los logros de Uruguay en la lucha contra el coronavirus y ante los padecimientos de la Argentina, con el foco en Buenos Aires.

Las medidas de control son extremas, sobre todo para evitar un brote de contagios en Uruguay, que tiene pocos casos registrados

Aunque no es habitual en su rutina, la pandemia expuso previamente a los técnicos del Laboratorio Tecnológico del Uruguay a una experiencia sobre el agua, cuando asistieron a cientos de pasajeros y tripulantes del crucero australiano Greg Mortimer, que atracó frente a la costa en abril.

Desde el lunes, el gobierno de Luis Lacalle Pou impuso el requisito de un test de Covid-19 negativo realizado dentro de las 72 horas previas al viaje a quien llegue del extranjero. Y otro a los siete días al que se quede, entre otras demandas.

El montaje del laboratorio flotante en un barco de Buquebus fue anterior, tras una polémica por la entrada de dos argentinos infectados en junio. Y se implementó por primera vez hace una semana, sin casos positivos, al igual que este viernes.

Javier Santomé, capitán de armamento de Buquebus, explica que hasta ahora, si había un caso positivo «se detectaba si tenía fiebre a bordo». Con la prueba antes del acceso, «aseguramos que el 100% de los pasajeros que están arriba el barco van a estar sanos» , añade. La ventaja, según Santomé está especialmente del lado argentino, el de más pasajeros y el de mayor riesgo, dado que allí es más difícil hacerse un hisopado y el resultado demora más.

Dentro del barco también se toman los recaudos de seguridad sanitaria

Si bien un test negativo no exime de la cuarentena, la libertad de movimientos en Uruguay atrajo a muchos de la otra orilla (con ingreso permitido) que eligieron refugiarse sobre todo en Punta del Este. Pese a todo, Evangelina Vera, de 57 años, está contenta de volver. Llegó en marzo para el cumpleaños de un nieto y se quedó. «Es bueno saber que uno viaja sano, pero sé que cuando llegue tendré que estar encerrada», dice.

En sus tres semanas en tierra uruguaya, Caros De Palacio, de 25 años y doble nacionalidad, asistió al casamiento de su hermana, una ceremonia y una cena con familiares y algunos amigos. «Tuve una dosis de normalidad. Además corrí por la rambla (costanera), fui a un restaurante y al shopping. Eso me ayudó» , cuenta el joven, a minutos de volver al confinamiento que rige desde marzo en Buenos Aires.

Uruguay cuenta menos de 1000 casos y 29 muertos. Sin cuarentena obligatoria, logró reanudar las clases presenciales y hasta disfruta de placeres como la música en vivo en lugares cerrados. En momentos en que las fronteras permanecen cerradas, solo se permite acceso a residentes y diplomáticos, o en casos de reunificación familiar y otras excepciones.

Buquebus reanudó una frecuencia semanal desde que suspendió, obligada, sus operaciones en marzo. Y mantiene al 60% de sus 900 trabajadores en seguro de paro, según fuentes de la empresa, que evalúa trasladar el costo de los hisopados a los pasajeros.