Tag

Argentina en crisis

Browsing

l candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió con «curas villeros» de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, y remarcó que la «prioridad» es «una Argentina sin hambre».

El encuentro se llevó a cabo en la parroquia San Cayetano, del barrio porteño de Liniers, y si bien estaba pautado previamente coincidió con un momento en que el vínculo entre el Gobierno y la Iglesia sufre nuevas tensiones debido a la pobreza.

«Vine a la parroquia San Cayetano de Liniers a escuchar al padre Pepe y a los curas villeros, que hacen un trabajo muy importante en los barrios más vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano. No debemos perder el foco: nuestra prioridad es una Argentina sin hambre», sostuvo Fernández.

El candidato presidencial se expresó de esa forma a través de su cuenta de Twitter, donde publicó además una fotografía del encuentro con el llamado «Equipo de Curas Villeros», que ya había tenido una reunión también con el postulante de Consenso Federal, Roberto Lavagna.

Del encuentro con Fernández participaron, además de José María «Pepe» Di Paola de Villa Carcova, Nicolás Angellotti de Villa Puerta de Hierro; Basilicio Britez de Villa Palito; Lorenzo de Vedia de Villa 21-24; Pedro Baya Casal de Barrio Carrillo y el obispo auxiliar de Buenos Aires Gustavo Carrara, así lo reseña Elonce.

Las reservas internacionales continúan en caída y finalizaron el martes en US$ 49.880 millones, tras perder US$ 88 millones frente al lunes.

En lo que va del mes, acumulan una baja de US$ 4.220 millones, según datos oficiales.

A su vez, desde que se llevaron a cabo las elecciones primarias, cuando comenzó la fuerte merma de depósitos en dólares, la pérdida acumulada fue de US$ 15.856 millones.

En el inicio de semana, las reservas habían perforado el piso de los US$ 50.000 millones y este martes profundizaron la tendencia negativa.

Durante la rueda, expusieron un descenso de US$ 88 millones, que se suma a los US$ 117 millones del lunes.

Las reservas cayeron de ese modo en las últimas jornadas a un nivel que no era registrado desde diciembre de 2018, así lo reseña Elonce.

Las Reservas Internacionales del Banco Central de la República Argentina (BCRA) perforaron el piso de los u$s 50.000 millones, al finalizar la jornada del lunes en u$s 49.968 millones, informó la entidad.De esta forma, las reservas quedaron unos u$s 117 millones por debajo del cierre anterior, cuando terminaron en u$s50.085 millones.

El Banco Central, al inicio de la semana, realizó ventas de reservas por unos u$s30 millones en el segmento mayorista para contener al dólar, según las estimaciones de los operadores.

De esta manera, el billete verde cerró con un avance de 34 centavos a $58,78 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ámbito.

Además, el BCRA informó en su habitual Resumen de Variables Financieras, que la tasa promedio total del día de la fecha, equivalente a la tasa de política monetaria fue 84,011% y el monto total adjudicado fue de $245.918 millones.

A su vez, el Central efectuó la primera subasta Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo por un monto adjudicado de $75.589 millones a una tasa promedio de corte que se ubicó en 83,823%, siendo la máxima de 84,3490% y la mínima de 82,982%.

En tanto, la segunda subasta fue por un monto de $170.329 millones, a una tasa promedio de corte de 84,094%. La tasa mínima adjudicada fue de 82,970% y la máxima de 84,3490%.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, manifestó hoy en Córdoba que siempre le pide al presidente Mauricio Macri que “por un rato deje la campaña y se dedique a gobernar, porque ha creado un cuadro de situación muy difícil” en el país.

Fernández le pidió al gobierno que “no se equivoque más”, y señaló que “le cuesta mucho encontrar una salida. Ha hecho las cosas definitivamente mal y ha generado un escenario de inestabilidad como el que vivimos”.

El candidato a presidente por el espacio del kirchnerismo, que tiene como compañero de fórmula a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, dijo a los medios locales que el presidente Macri “dejo fugar dólares sin preocuparse y a último momento decidió ocuparse pero volviendo a poner un cepo, algo que yo le critiqué a Cristina y resulta que lo terminó implementando también”.

El ex jefe de Gabinete del kirchnerismo arribó en la tarde de ayer a la ciudad de Córdoba para participar de un oficio religioso por el primer aniversario de la muerte del quien fuera gobernador de la provincia, el peronista José Manuel de la Sota.

Hoy continuó su agenda de actividades en la capital cordobesa con reuniones con el rector de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Hugo Juri; un encuentro con el empresariado del G6 local; con intendentes, y una disertación en la Facultad de Derecho en la UNC.

Asimismo, Fernández restó importancia a sus declaraciones con tono crítico al gobernador local Juan Schiaretti por su prescindencia en las elecciones presidenciales, y en ese sentido reiteró que no necesita el apoyo del mandatario para ganar las elecciones.

“No necesito su apoyo. Yo me tengo que ganar el voto de los ciudadanos, no me lo tiene que dar ningún gobernador. Quiero contar con el gringo (Schiaretti) para el país que yo quiero construir y la prescindencia no se entendía mucho”, manifestó Fernández.

Destacó también que anoche se reunió con Schiaretti a tomar un café, y que fue un encuentro “gratificante” en donde “me di cuenta que tenemos una lectura muy parecida de lo que le pasa a la Argentina y sobre lo que debemos hacer en el futuro; desde ese lugar estoy muy contento”.

En la disertación académica, con un auditorio desbordado, abordó la temática de las ‘Líneas directrices para el desarrollo armónico de Argentina’, en donde convocó a “trabajar todos juntos para revertir las asimetrías de Argentina”.

“Vivimos en un país injusto, desigual y el menos federal que conozco”, al considerar que el centralismo porteño domina la estructura política de un país que “tiene 15 millones de pobres”.

“Entre todos debemos construir y ejercer la Argentina federal que nos falta”, porque “si seguimos haciendo las mismas cosas vamos a seguir padeciendo los mismos problemas”, planteó.

En otro pasaje de su exposición remarcó que “Argentina tiene que abrirse al mundo, pero no en desmedro de los argentinos”, sino desde la inteligencia y admitiendo que la globalización y la apertura es irreversible.

Por otra parte dijo a los medios locales que aún no tiene “ningún ministro definido”, en caso de acceder a la presidencia y que Cristina Fernández de Kirchner va a visitar Córdoba en algún momento, una provincia en donde el electorado le es adverso, así lo reseña Diario Jornada.

Desde Córdoba, Alberto Fernández habló sobre el debate presidencial, y dijo que era «un disparate» que se haya determinado que, por ley, debe existir esta instancia.

«En estas circunstancias, el debate puede ser un problema porque el Presidente va a tener que debatir con tres personas que hacen hincapié en la crisis económica», disparó, y agregó que no sabe cómo impactará en el mercado.

«Lo digo pensando en la Argentina. No lo entiendo. Pero si vamos al debate, iremos con toda la franqueza y la transparencia con la que siempre hemos planteado las cosas», añadió en comunicación telefónica con C5N. Así, dijo que su mayor preocupación está en la economía y que «lamenta» que al Gobierno le cueste encontrar una solución.

«Han decidido sostener el dólar a cualquier precio. Eso no está mal pero el precio que estamos pagando no es bajo», dijo. De todos modos, aclaró que no quiere opinar mucho al respecto porque después dicen que «intranquiliza a los mercados».

La entrevista con C5N se produjo luego de una reunión a solas que tuvo con Juan Schiarreti después de la misa que se realizó en Córdoba por el aniversario de la muerte de José Manuel de la Sota. Según contó Fernández, Schiaretti le dijo «con todas las letras» que cuente con él para gobernar en el futuro».

De todos modos, cuestionó: «Por su actitud, alguien puede entender que le da lo mismo el país de Macri que el país que yo propongo, pero cuando hablo con él, me doy cuenta que no tenemos diferencias sobre él país que yo propongo, y me parece que debe tener muchas diferencias con el país que propone Macri».

Fernández se quedará en Córdoba hasta mañana al mediodía porque, «por motivos de urgencia y fuerza mayor», deberá volver antes a Buenos Aires, por lo que quedaron suspendidas las actividades que estaban previstas para la tarde del lunes.

El Senado se prepara para aprobar el próximo miércoles la ley que prorroga hasta 2022 la emergencia alimentaria, en medio de una especie de tregua entre Cambiemos y el peronismo que empezó a trabajarse Diputados y se trasladó a la Cámara alta, con el fin de bajar la tensión política.

La sesión especial fue convocada para las 14 con el proyecto de emergencia como único tema de la agenda y, según confirmaron tanto en el oficialismo como en la oposición, será aprobado con un significativo consenso, si no por unanimidad.

La dinámica del debate se definirá el mismo miércoles por la mañana, en una reunión de jefes de bloque, pero todo indica que se repetirá el esquema que usó la Cámara de Diputados: un tratamiento rápido, con pocos oradores y discursos que no levanten demasiada temperatura.

Esto es parte de una tregua parlamentaria entre Cambiemos y las distintas bancadas peronistas (como el bloque Justicialista, Frente para la Victoria), que empezó como un acuerdo tácito para mantener al mínimo la actividad del Congreso y terminó en un entendimiento expreso para «no hacer olas» una vez que la emergencia parlamentaria se convirtió en un tema ineludible de la agenda.

El pasado lunes, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, el jefe del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, y su par del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, mantuvieron una reunión en la que acordaron que el debate sobre la emergencia fuera lo más breve y pacífico posible.
Por otro lado, ya había un acuerdo tácito previo entre el oficialismo y la oposición en el Senado para mantener al mínimo la actividad del Congreso a fin de evitar posibles exabruptos que pudieran impactar en las perspectivas económicas o en la campaña de cada partido.

En la Cámara de Diputados, el oficialismo decidió acompañar el proyecto, por un lado para evitar un nuevo conflicto político que complicara todavía más al Gobierno y por el otro para tomar por sorpresa a la oposición.

La tregua se vio reflejada en los discursos que se oyeron en la sesión, más moderados que en otras ocasiones, e incluso en el reconocimiento de Agustín Rossi al oficialismo por haber decidido dar quórum y acompañar la iniciativa, así lo reseña Elonce.

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Angel Pichetto, sostuvo hoy que «hay que reestructurar» los planes sociales para «alivianar la carga impositiva a la clase media trabajadora y las pymes», y cuestionó a los «gerentes de la pobreza» que reciben «muchos recursos del gobierno nacional».

«Decir que la gente no come en Argentina, es una exageración», dijo el senador peronista.

Pichetto brindó estos conceptos en declaraciones a radio Mitre, luego de una semana en la que los movimientos sociales protagonizaron acampes y protestas en distintos puntos de la ciudad, y la Cámara de Diputados aprobó en una sesión especial la prórroga de la Emergencia Alimentaria, lo cual implica un aumento en un 50 por ciento de los recursos destinados a este fin, por un monto de 10 mil millones de pesos.

«Ningún país de América pone la cantidad impresionante de recursos para los sectores más carenciados que destina este gobierno para la seguridad social», remarcó Pichetto, para quien «si esta situación se acentúa, se va a consolidar la estructura de pobreza y se convierte en una práctica inviable».

«El mayor problema que tenemos es el goteo permanente de reservas que sigue vaciando a la Argentina. Tengo en claro que voy a recibir un país diezmado, pero lo que tenemos que hacer es arremangarnos y trabajar en un sentido completamente distinto al del gobierno», precisó Fernández.
El ex jefe de Gabinete sostuvo que tienen «que imaginar el futuro de la Argentina de otro modo» y explicó que lo van «a construir con el esfuerzo de todos porque la crisis y el desgaste que se va a recibir son muy grandes».

«En Tucumán confirmamos que hay predisposición tanto de los industriales como de la CGT», indicó en declaraciones a la señal de cable C5N.

Además, criticó al mandatario nacional al remarcar que «Mauricio Macri es un presidente al que le cuesta entender que él es la causa del problema» y sostuvo que «sus políticas e incapacidad de dar respuestas a los problemas que existen son el problema» que hay.

«No generan trabajo y por eso los acampes y los reclamos de planes», detalló Fernández y enseguida añadió: «Uno de los ejes del acuerdo que propongo es controlar la inflación. Lo vamos a hacer atacando por varios lados, preservando el consumo, desterrando la idea de dolarización de insumos y tarifas y revisando la concentración del mercado y de la comercialización».

«Con lo que está pasando se caen las industrias todos los días. Quienes producen pan se mueven en pesos, cobran y pagan salarios en pesos. Al momento de pagar los insumos se los están cobrando en dólares. Necesitamos desdolarizar las tarifas», afirmó.

El candidato presidencial precisó que tienen «que volver a reconstruir la integración regional de América latina» y reveló que «existen en muchos gobiernos latinoamericanos la intención de integrar economías, teniendo en cuenta lo importante que es hacerlo como región y la fuerza que eso daría».

Fernández aseguró que «de las PASO hasta hoy la cantidad de reservas que se perdieron es terrible» y explicó que «el gobierno tuvo una lógica económica que condujo a este desastre, pero frente al desastre lo que primó fue su incapacidad».

Por último, señaló que «el Estado fue permitiendo que el mercado se concentre y existen muchísimas herramientas legales y técnicas que hoy el Estado no usa».

«Tenemos que poner orden cuando se desequilibra la balanza y también promover la inversión», cerró.

Por la recesión, la producción y venta de celulares, televisores y acondicionadores de aire en el mercado local registró caídas de hasta el 71 % interanual en el primer semestre, informó hoy la Asociación de Fabricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE).

La entidad detalló, en un extenso informe, que en el primer semestre de 2019 la fabricación de celulares cayó un 23% respecto del mismo periodo de 2018 y el consumo de estos dispositivos bajó también un 24% interanual.

Entre enero y junio se comercializaron 3,5 millones de celulares en el mercado argentino, 1,1 millón menos de unidades que en el 2018 (4,6 millones de celulares).

Sin embargo, durante el segundo trimestre tanto el consumo como la fabricación mostraron «una incipiente mejora», según AFARTE: a nivel ventas, junio tuvo un resultado interanual negativo (-10%) pero redujo a menos de la mitad la caída de mayo (-23,9%).

En fabricación, junio mostró un leve repunte de 5% respecto del mismo mes de 2018,después de 13 meses con variaciones interanuales negativas.

Respecto de la conformación del mix en el mercado, la demanda de celulares se mantuvo concentrada entre la gama baja (58%) y media (40%), con una pequeña participación de los celulares de gama alta (2%).

Por otra parte, la entidad empresaria señaló que el mercado de televisores también presentó en el primer semestre una fuerte caída en la producción (-71%) y una baja del 65% en las ventas.

En el caso de este producto, se acentuó la caída por la comparación interanual contra 2018, que fue un año con Mundial de Fútbol en el que el primer semestre presentó un crecimiento de la demanda (versus 2017) del orden del 70%.

En términos de pulgadas, las caídas más fuertes se dieron en las categorías de mayor tamaño, que son las de precio más alto.

En tanto, AFARTE puntualizó que en el mercado de los acondicionadores de aire se observó una caída del 37% en la producción del primer semestre y una variación interanual positiva en el consumo (+16%).

Si bien el comportamiento de este producto es muy estacional (en general el 70% de las ventas se concentra en el segundo semestre del año) en 2018 la baja del consumo del último trimestre fue del orden del 30%, «lo cual podría explicar las variaciones interanuales positivas en las ventas de los primeros meses de 2019», explicó la entidad.

Sobre este producto, en el primer semestre hubo un crecimiento del 24% interanual en la venta final de los acondicionadores frío/calor y una caída del 26% en los aparatos sólo frío.

En este marco, el presidente de AFARTE, Federico Hellemeyer, consideró que «en el primer semestre la industria electrónica presentó una caída en la fabricación de todos los productos, tal como estimamos al inicio del año. Sin perjuicio de ello, la producción y el consumo mostraron ciertos signos de recuperación en el segundo trimestre, con desaceleración de las caídas».

«No obstante, es probable que la inestabilidad cambiaria del último mes la afecte», así lo reseña Diario Jornada.