Tag

Arcioni

Browsing

Según fuentes cercanas al gobierno, se analiza un cambio de postura ante el conflicto con los estatales debido a los escasos resultados obtenidos con la estrategia más «flexible», que buscaba llegar a un acuerdo con los representantes gremiales pero que sólo logró el endurecimiento de las medidas de fuerza.

El debate que se viene dando desde hace tiempo dentro del gabinete sobre la estrategia para enfrentar a los gremios estatales parece haber llegado a un punto de inflexión. Hasta aquí, venía ganando la postura de los “blandos”, que intentaban llegar a un acuerdo con la dirigencia gremiala partir de ir flexibilizando las posturasde ambas partes, sin aplicar medidas drásticas, tratando de llagar a un entendimiento pacífico. Pero al parecer, las próximas horas serán decisivas para el futuro del conflicto, ya que la evaluación que hace en estos momentos el gobernador Mariano Arcioni es que ante los magros resultados obtenidos por las buenas, a las que los estatales respondieron con un endurecimiento de las medidas de fuerza, quizás no quede alternativa que la postura del ala “dura” del gabinete, que no es otra que aplicar en la próxima liquidación de haberes el descuento de los días no trabajados.

El gobierno no piensa hacer un anuncio con esta decisión, y las fuentes consultadas tampoco hablan de amenazas, e incluso es probable que públicamente no quieran confirmar esta información. Pero la estrategia que se expresa por lo bajo, es que simplemente se van a aplicar de manera directa los descuentos a partir del próximo 20 de septiembre,cuando comiencen a hacerse las cargas para las liquidaciones del próximo mes, y los trabajadoreslo van a ver reflejado en sus recibos de sueldo. “Hay gente que va a quedar debiendo plata al Estado”, aseguran en los despachos más importantes del Ejecutivo, en alusión a que los descuentos en algunos casos serían tan altos que el número final del sueldo neto sería de 0 pesos.

¿Se animará el gobierno a tomar una decisión tan drástica? Hasta aquí se liquidaron los sueldos completos de julio y agosto, con la carga total de los días como si hubieran sido trabajados, cuando hay áreas paralizadas, especialmente en salud y educación. Esto fue motivo de discusión interna en el equipo de gobierno, ya que hay quienes aseguran que se comete una injusticia con los muchos que sí están yendo a trabajar, y porque además se podría caer en la malversación de fondos, al estar pagando por un servicio que no se está prestando, según el asesoramiento que prestan algunos abogados laboralistas.

Pero el no descuento había sido un compromiso asumido por Arcioni ante los gremios,y se los dijo cara a cara en la última reunión del viernes 31 de agosto, en la que también les había prometido que el 11 de septiembre iba a depositar 30 mil pesos en las cajas de ahorros de todos los empleados, algo que no pudo cumplir.

Pero el mismo mandatario provincial advirtió en su discurso en Casa de Gobierno del martes 3 de septiembre, que su compromiso era hasta ese viernes, dando a entender que de aquí en adelante no garantizaba nada.

En el Ejecutivo saben que si en los primeros días de octubre empiezan a llegar recibos con descuentos en miles de pesos, y que muchos empleados directamente vean que no van a cobrar casi nada, el conflicto escalará de una manera escandalosa. Y aseguran que están dispuestos a que la respuesta inmediata es que se vengan por lo menosdos semanas completas de cortes de ruta. Pero muchos entienden que el panorama no será mucho peor que el actual, en el que por ejemplo, los alumnos de las escuelas públicas enfrentan la novena semana sin clases.

¿Cuál sería la idea que hoy prima en la cabeza del entorno más influyente del gobernador? Aplicar un descuento masivo, “a cara de perro” como se dice en la jerga de la calle, y después aflojar la postura con los que regresen a trabajar, a quienes se podría pagar al mes siguiente por planilla complementaria los días que se les habían descontado. Es decir, una medida lisa y llana de “disciplinamiento”.

Quienes rodean al gobernador creen que este endurecimiento será aplaudido por la “mayoría silenciosa”, por los trabajadores privados que no cuentan con los servicios esenciales y que están hartos de tener que afrontar las consecuencias de las medidas de sus pares estatales, quienes están cobrando con demora pero sin ver afectados los ingresos en sus bolsillos.

“En el ámbito privado se está cobrando muchos menos, y si no trabajás te echan; y en muchos rubros, si no producís, no generás tu ganancia. Pero acá no trabajan y les pagamos igual, parece que nosotros mismos estuviésemos subsidiando la medida en nuestra contra”, comentó a esta columna una altísima fuente del gabinete.

En el entorno del gobernador aseguran que ya reconoció a sus más cercanos que la decisión está tomada y no hay vuelta atrás. De llevarse adelante sería una apuesta fuerte, que recién sobre la marcha se verá si fue acertada. ¿Tendrá espalda este devaluado gobierno al que le quedan tres meses antes del recambio de mandato, para afrontar la escalada del conflicto que significará este endurecimiento de medidas?

Todo parece indicar que el pago escalonado durará al menos hasta enero, por lo que otra fuente importante del gabinete admitió “estamos esperando a que llegue Alberto y nos envíe un salvavidas”. La cuestión es que para el 10 de diciembre falta mucho aún, y el panorama en el horizonte cercano es que se aproximan días muy malos, en los que Chubut se tornaría aún más insufrible de lo que viene siendo hasta aquí, informó ADN SUR.

El inicio de juicio político y la posterior suspensión de Rossana Artero de la intendencia de Rawson por parte del Concejo Deliberante de esa ciudad puso en alerta máxima al gobernador Mariano Arcioni.

El Gobernador sospecha que algunos diputados provinciales del FPV están pensando hacer lo mismo con él ya que están jugados por quedar como los peores legisladores de la historia y en intentos demagogicos quieren congraciarse con cierto sector de la sociedad complaciendo los requerimientos de los dirigentes sindicales estatales intransigentes que pretenden la renuncia de varios funcionarios y hasta del mismo Gobernador.

Chubut es hoy un polvorín social y Arcioni sabe que cualquier chispa podría dar argumentos suficientes para que algunos diputados, que siempre andan con la lanza bajo el brazo, vayan por su cabeza para tomar venganza.

Para dar inicio a un juicio político se necesita el voto afirmativo de, al menos, los dos tercios de la cámara, 18 de los 27 legisladores. El gobernador sabe que con el bloque de Chubut al Frente, compuestos por 8 diputados, no le alcanza para resguardarse y estar tranquilo, por eso desde hace un tiempo dialoga sobre el tema con Alberto Fernández, el candidato a presidente del peronismo.

En uno de los últimos encuentros de ambos en Capital Federal, Alberto le habría garantizado que ningún diputado del peronismo va a avalar un juicio político hacia el gobernador. Fernández no quiere que el PJ quede visto como golpista ante los ojos del país a tan poco de las elecciones de octubre. Además, tienen pensado trabajar juntos durante el período 2019-2023, uno como gobernador y el otro como presidente, claro está.

¿Por qué Arcioni teme a un posible juicio político si el 10 de diciembre vuelve a asumir como gobernador? El problema es que si fuese hallado culpable, sería pasible de una sanción que le prohíba ejercer cargos públicos, lo que impediría su reasunción el cargo dentro de 3 meses.

Alinear a la tropa propia

Para mantener la calma dentro puertas adentro, el gobernador conversa seguido con Jerónimo García, a quien intenta mantener “contento” ya que es el único que puede garantizarle orden dentro del bloque de Chubut al Frente.

La relación entre el gobernador y “La cigüeña” nunca fue buena aunque hoy pasa por un relativo buen momento y Arcioni pretende sostenerla así, al menos, hasta el 10 de diciembre.

Lo cierto es que Alberto Fernández apoya la gobernabilidad de Arcioni ¿Que harán estos diputados del fpv intransigentes? ¿Acatarán la orden del Jefe y la Jefa?.

El objetivo principal del encuentro es realizar un repaso minucioso del panorama económico y financiero provincial, dentro del contexto nacional, y definir medidas en conjunto que permitan salir de las dificultades actuales.

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, recibió este miércoles en su despacho de Casa de Gobierno, en Rawson, a los intendentes de Trelew, Adrián Maderna y de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, para analizar la situación que viene atravesando la provincia y definir en conjunto las medidas que se llevarán adelante para poder superarla lo más rápido posible.

Reunión Positiva

Al respecto, el intendente de Trelew, Adrián Maderna, sostuvo que “fue una reunión positiva donde pudimos charlar principalmente para seguir trabajando en este concepto de unidad, que es lo que nos pidió el Gobernador Arcioni para salir de esta situación, dado que son meses duros pero se está haciendo el esfuerzo enorme para llegar a cumplir con los compromisos”.

Paz Social

En el mismo sentido, el mandatario municipal remarcó que “es importante poder entender desde todos los sectores, tanto desde el sindicalismo como la dirigencia política, la obligación moral de tener la paz social, porque si le va mal a Provincia también se ven afectadas las ciudades”.

“Es un momento en el que todos tenemos que hacer un esfuerzo, cada uno desde su  lugar trata de poner su granito de arena”, enfatizó Maderna.

Por su parte, el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, indicó que “estuvimos hablando de la situación que estamos viviendo, que es de público conocimiento y que está atravesando la Provincia, en la cual abordamos día a día los distintos inconvenientes que se suscitan, y trabajando para que sea lo menos duradera posible”.

Objetivos comunes

A su vez, Sastre resaltó que “son momentos muy difíciles, seguramente nos queda transitar dos o tres meses más lamentablemente, en los cuales hay que seguir sosteniendo esta situación, pero es claro que hay un desendeudamiento cierto de la Provincia en los próximos 60 días, que va a permitir tener más oxígeno y poder cumplir en tiempo y en forma con las obligaciones”.

Asimismo, el mandatario municipal explicó que “la idea es hablar de paz social con los actores, la situación está dada así, hay un escalonamiento de los pagos de los haberes de los empleados y, obviamente, pregonamos y tratamos que los distintos sectores que están con algún tipo de medida de fuerza vuelvan a trabajar”.

Finalmente, Ricardo Sastre expresó que “en esta oportunidad estuve presente yo junto a Maderna, pero la idea es que se sumen los demás intendentes de la provincia para que estemos todos detrás de los objetivos que nos permitan salir de esta crisis lo antes posible”.

El presidente del bloque del Frente para la Victoria, Blas Meza Evans, se quejó por la falta de respuesta para salir de la crisis y sostuvo que ningún sector del Estado funciona. “Si apareciera un pedido de juicio político contra el gobernador Mariano Arcioni no habría más remedio que votarlo”, sostuvo.

En este sentido, pidió –en diálogo con Radio Chubut- que el gobernador convoque a los distintos sectores aunque sobre la marcha admitió que eso muy probablemente no ocurra jamás porque en el fondo Arcioni desprecia a los distintos actores de la vida política.

Lo particular de la circunstancia es que se trata del gobernador reelecto, quien asumiría su período dentro de 3 meses aunque, según Meza Evans, nada cambiaría porque lo único nuevo sería una composición distinta de la cámara de diputados, que no es el problema hoy porque hasta ahora “siempre apoyamos los proyectos que nos mandó, incluso cubriendo falencias que le eran propias”, así lo informó El Chubut.

Camioneros dejó en suspenso el paro de 72 horas, a la espera de que el gobernador Mariano Arcioni convoque a los gremios a una mesa de diálogo para consensuar una salida al conflicto que mantiene paralizada la educación, la salud y la justicia desde hace casi dos meses.

Fuentes del gremio de Camioneros ayer confiaron a EL CHUBUT que la retirada de los petroleros de las rutas 3 y 26 contribuyó a descomprimir el conflicto tras los incidentes ocurridos con los docentes, hechos que fueron repudiados por la conducción de Jorge Taboada.

El paro anunciado por Camioneros respondía, en principio, a que «no estaban dadas las garantías» para que los trabajadores subieran y bajaran a los yacimientos, con los petroleros custodiando las rutas «como si fueran una fuerza de choque», dijo una fuente.

El gremio se solidarizó con los docentes agredidos y salió a repudiar la actitud de los petroleros que coparon la ruta. No obstante, indicaron desde Camioneros, el conflicto con docentes y estatales sigue adelante y «no vemos que el Gobernador reaccione» para buscar una salida consensuada.

SIN CLASES

Si bien no comparten las medidas de Arcioni, desde el gremio reconocen que «no puede ser que nuestros hijos estén dos meses sin clases», y es necesario destrabar el conflicto, dijo un dirigente.

En el gremio se molestaron al ver que el ministro Federico Massoni acudiera a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich «para liberar rutas», en vez de pedir ayuda al Gobierno nacional para que vuelvan las clases.

El gobernador Mariano Arcioni concretará hoy una serie de acuerdos que había comenzado a tramitar el ministro Oscar Antonena el jueves pasado. Se trata de aspectos estrictamente económicos.

El mandatario provincial llegó ayer a Buenos Aires desde Comodoro Rivadavia para sellar gestiones que había iniciado la semana pasada el ministro de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena.

Desde Fontana 50 mantuvieron hermetismo al respecto, pero el encuentro sería con funcionarios del Ministerio del Interior que conduce Rogelio Frigerio. Informó El Chubut.

Esta semana será clave para el gobierno provincial, quien el miércoles deberá abonar la primera cuota de los sueldos de agosto, con un depósito de 30.000 pesos a todos los empleados públicos estatales.

En Economía no descartaban que la base del monto de la primera cuota salarial pueda subir a los 35.000 pesos, pero la definición la tendrán sobre el cierre del martes.

Arcioni también estuvo la semana pasada con el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, para llegar a un acuerdo por el impacto del congelamiento del precio de las naftas y del barril de petróleo, y habría un acuerdo para que Chubut y el resto de las provincias no diriman el pleito en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El mes que viene vence la última cuota del bono que fue colocado por la gestión de Buzzi por 220 millones de dólares y se abre una nueva ventana para volver a emitir un bono. La idea que circula es iniciar el nuevo mandato en diciembre con una fuerte inyección de fondos derramada en la obra pública.

En Fontana 50 no descartan que con el pago de la última cuota del Bodic 1 y la liberación de 220 millones de dólares, vuelvan al mercado después de diciembre con un eventual triunfo de Alberto Fernández para abrir el nuevo mandato de Mariano Arcioni con un nuevo perfil que busque la reactivación de la provincia. Reseñó El Chubut.

Chubut honra sus deudas a través de las regalías hidrocarburíferas. Las garantías que otorga el sector petrolero de la provincia del Chubut son consideradas por los tenedores de deuda como las de mayor seguridad jurídica y económica del país, por las características productivas de los yacimientos.

Tener a las regalías como garantía representa para los inversores y «compradores» de deuda un resguardo y reaseguro de que cobrarán por los endeudamientos de Chubut.

El Bono para el Desarrollo e Infraestructura de Chubut (Bodic 1) fue colocado en el 2013 por el gobierno de Martín Buzzi por un monto total de u$s 220 millones. La cancelación fue negociada en un período de seis años y el mes que viene vence la última cuota.

Durante el 2019, el gobernador Mariano Arcioni terminará desembolsando 57 millones de dólares por el Bodic 1, que al tipo de cambio oficial representan 3.249 millones de pesos, casi una masa salarial completa.

El vencimiento de octubre será de u$s 13.887.500 y está compuesto por u$s 13.750.000 de amortización y u$s 137.500 en concepto de intereses. Con este pago, que se efectivizará a mediados del mes que viene, Chubut se liberará de un bono, oxigenará las cuentas y liberará cupo para deuda.

EL FIDEICOMISO FINALIZA EN 2020

En el primer año de gestión como gobernador electo, Arcioni se desprenderá de otra emisión: El Fideicomiso Financiero Chubut 2020.
Al Gobierno provincial le quedan pagar 17,5 millones de dólares, de los cuales u$s 4.489.583 vencen en octubre de 2019 y u$s 12.984.364 en forma trimestral a lo largo de 2020.

La exigencia de esta deuda no tiene un gran volumen, pero en un marco de crisis económica que derivó en un mecanismo de pago salarial escalonado, cualquier deuda que se descomprima alivia y trae aire fresco a la provincia.

El diputado José María Grazzini del Frente Para la Victoria solicitó al Poder Ejecutivo que convoque a la conformación del Consejo Económico y Social, un órgano consultivo del Estado Provincial, para que, a partir de una amplia participación de los actores sociales, gremiales, políticos y eclesiásticos, se pueda lograr la paz social que el pueblo de Chubut necesita.

Según recordó Grazzini, «en el año 1988 esta provincia atravesaba una profunda crisis, y se necesitaba diálogo», al igual que ocurre en la actualidad. En su opinión, «el diálogo hoy se puede alcanzar a partir de poner en práctica una herramienta legislativa existente», como la Ley VII Nº 13 (antes Ley Nº 3050) «que fuera elaborada por el conjunto de legisladores justicialistas en aquel año». Reseñó El Chubut.

La norma, en plena vigencia, «plantea dos objetivos, o por lo menos valoriza dos aspectos de la planificación como modo de gobernar», señaló el vicepresidente primero de la Legislatura, actualmente a cargo de la presidencia.

Grazzini hizo mención a palabras extraídas del diario de sesiones de aquel año, en el que el entonces diputado Blas Meza Evans se refería al Artículo 61 de la Constitución Provincial vigente a ese año, que sostenía «la necesidad de efectuar planes generales periódicos con la participación de los distintos sectores de la comunidad económica y social».

«La comunidad moderna tiene en su seno foros económicos y sociales, que deben en alguna medida ser instituidos y conducidos por el poder político. Esta es una de las herramientas que generamos para que esa fuerza de la sociedad moderna sea escuchada, y el Estado, conductor totalizador del conjunto de la comunidad, tenga un organismo de consulta, un lugar de diálogo con todos los sectores y pueda en ese marco tomar decisiones más seguras, más firmes, porque son las decisiones del conjunto de la sociedad», concluyó el legislador.

La Iglesia católica en la provincia de Chubut criticó duramente este jueves al gobernador Mariano Arcioni porque no paga “en tiempo y forma” los haberes a los empleados públicos, entre otros incumplimientos, pero advirtió que “nunca la violencia será la respuesta para nadie”, por lo que llamó a “la calma y la serenidad”.

Los obispos y sacerdotes chubutenses lo hicieron a través de un comunicado ante el agravamiento de una protesta docente que derivó en el corte de rutas y, por consiguiente, en el bloqueo del acceso a yacimientos petroleros, lo que provocó incidentes con trabajadores de ese sector. Publicó El Chubut.

La protesta de los docentes consiguió el respaldo de su principal gremio nacional, Ctera, que realizó este jueves un paro nacional en adhesión y una manifestación por el centro de Buenos Aires en la que reclamaron que el gobierno provincial y también el nacional “se hagan cargo” del problema.

“Con preocupación y tristeza asistimos a la creciente degradación de la convivencia social entre los chubutenses. El acuerdo social necesario para ser una sociedad organizada se resquebraja y ante eso no podemos sino llamar a la calma y serenidad”, dice la Iglesia.

Afirma que “son tantos los derechos vulnerados que el espacio común se transforma en una selva, el ‘hombre es el lobo del hombre’ y pareciera que estuviéramos gritando ‘sálvese quien pueda’”.

“Se vulnera el derecho de los empleados públicos cuando no se les pagan sus haberes en tiempo y forma, y cumpliendo los aumentos acordados”, agrega.

Señala que “también cuando se restringen o modifican las prestaciones y servicios de la obra social o se dilata el cobro de las jubilaciones”.

“Se vulnera el derecho de los trabajadores cuando se les impide acceder a su fuente de trabajo, y el de cualquiera que precisa de una prestación de algún organismo del estado cuando los tiempos de paro son interminables”.

“Se vulnera la seguridad y salud de cualquier ciudadano cuando para dirimir un conflicto de intereses la calle queda librada al uso de la fuerza de individuos o grupos. Nunca la violencia será respuesta. Para nadie. Nunca”.

Advierte que “es el Estado quien debe garantizar que los derechos sean respetados: en primer lugar el de la justa remuneración, la salud, la jubilación; también cualquier otro que deba ser restituido”.

“Es el Estado el único responsable de la seguridad de las personas o grupos, aun cuando éstos opten por metodologías que parezcan desmedidas y contraríen los derechos de otros; es su obligación y no puede ser transferida a nadie”.

“Es el Estado el que debe arbitrar fondos y medios pacíficos para que no terminen siendo los ciudadanos, los trabajadores de nuestra provincia, los que paguen con su vida, salud o buen ánimo lo que es responsabilidad de aquellos a los que les compete administrar – en el pasado cercano y en el presente – los recursos públicos con pericia y probidad”.

El intendente de Puerto Madryn y vicegobernador electo, Ricardo Sastre, calificó al discurso del gobernador Arcioni como “muy bueno”.

Donde “se blanqueó la situación ante la sociedad y ver cómo se sigue hacia adelante. Creo que había que tener un acto de sensatez y que la gente sepa cómo es la realidad, cuánto impacta la última paritaria en el gasto público para que se evacuen las mismas dudas que tiene la gente”.

Sastre confirmó que en más de una oportunidad le ha dicho a Arcioni quien tiene una idea de hacer “una apertura más amplia como la que hizo hoy para poder hablar con distintos sectores” y esto “lo celebro gratamente. A veces es bueno poder tener distintas ópticas dentro de un mismo espacio político para que los márgenes de error sean más chicos”.

“Los intendentes seguramente van a estar en una mesa de diálogo permanente porque las consecuencias de las crisis y los éxitos repercuten directamente en los municipios. Consultado sobre las propuestas que tiene este Gobierno para salir de la crisis actual, Sastre explicó que, y en base a lo expuesto en la presentación de Arcioni, “hicieron mucho hincapié en desendeudar la provincia como para poder hacer frente luego a los compromisos y gastos corrientes que tiene la provincia. Pero pasa la administración de Arcioni y Antonena en desendeudar la provincia como para tener garantizados los compromisos que tiene que asumir los próximos meses”.

Además Sastre reconoció que “hay culpas porque en algún momento atrás, no se han hecho las cosas bien por eso terminamos con una situación de estas, sumada la situación de crisis que tiene el contexto nacional. Quizá alguna diga que es un discurso berreta pero la realidad es esta y tenemos que aportar todos para salir adelante. Incluso aquellos que se ven afectados por el no cobro de sueldos”.

Luego del discurso “le dije a Arcioni, que me parece que llegó a una situación pico, en lo más profundo del pozo que se puede estar y es el momento de empezar a asomarse con un mensaje positivo donde propones que todos se sumen para salir de la crisis, no criticando”.