Tag

ARA San Juan

Browsing

La búsqueda del ARA San Juan por parte de la firma norteamerica Ocean Infinity llegó a su primera conclusión que desalentó a los familiares de los 44 tripulantes desaparecidos hace 11 meses: el submarino no se encuentra en las inmediaciones donde se produjo la presunta implosión del buque de guerra.

En su momento, el 22 de noviembre de 2017, el ex vocero de la Armada, Enrique Balbi, denominó a ese evento, a través del cual los marinos podrían haber fallecido en “40 milisegundos”, como una “anomalía hidroacústica” producida “tres horas después y a 30 millas náuticas de distancia de la última ubicación que había reportado”.

La novedad ya fue informada al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y a los dolientes que estaban esperanzados en que la tecnología de buque Seabed Constructorpermitiese hallar al navío en los primeros 20 días de rastrillaje de los, como mínimo, 60 de operatividad, según las imposiciones del pliego de contratación directa.

Por este motivo, ahora la atención se centra en la ubicación en que se registraron tres intentos de comunicaciones realizadas desde el ARA San Juan –después de la presunta implosión- y que la Armada no lo registró en los libros en su momento, y fueron añadidos después, según las declaraciones que obran en la causa que por la tragedia se investiga en el juzgado federal de Caleta Olivia, a cargo de Marta Yáñez.

Hacia esa posición se encamina en este momento el buque que lleva a bordo a cuatro familiares de las víctimas, entre ellos a Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, uno de los oficiales de a bordo, y cabeza visible de una de las tres querellas.

“Las certezas que nos viene dando este operativo de búsqueda es que el submarino no está en lo que fue marcado como epicentro del evento hidroacústico; no está en cercanías de la última posición que se dio en virtud de la última comunicación, de ese PIN satelital. Ahí no está. Es una zona que se revisó una y otra vez y no está”, reconoció angustiado, aunque aún con esperanza, Tagliapietra en diálogo telefónico con Infobae.

“Ahora se nos abre una serie de preguntas. Si bien tengo la misma fe y esperanza de encontrarlos en otro lado, se disparan interrogantes como saber qué pasó y viene ligado a los personajes que nos han mentido y nos han ocultado información y dilataron todo lo más que pudieron”, agregó el abogado.

Y amplió: “Hay personas que saben mucho más de lo que nos dijeron, empezando por el ministro de Defensa Aguad; siguiendo por el ex jefe de la Armada, el almirante Marcelo Srur; el contraalmirante Luis Enrique López Mazzeo, que era el Comandante de Operaciones Especiales (COA) y el capitán de navío Claudio Villamide, que era el Comandante de la Fuerza de Submarinos. Estos son los cuatro actores que nos han mentido desde el primer momento y saben mucho más de lo que nos dicen y de lo que le dicen a la justicia. Yo estoy absolutamente descreído de este sistema de justicia. Lo uso porque no me queda otra, porque es lo único que tengo, es la herramienta que tengo a mano, pero no creo que sirva”.

Tagliapietra, además, desde la cubierta del buque de Ocean Infinity, denunció que la jueza del caso aún no tomó medidas de prueba que solicitaron las querellascomo, por ejemplo, tomarle declaración al jefe directo del suboficial de inteligencia Castillo, que estaba a bordo del submarino para identificar a los presuntos pesqueros extranjeros que operaban en aguas nacionales y a los buques de guerra de la Armada Británica y a los aviones pertenecientes a “gobernación Malvinas”, tal como consta en la última Orden de Operaciones que recibió el comandante del ARA San Juan.

“La jueza llamó al jefe de Inteligencia de la Armada, al ex y al nuevo, pero nunca llamó al superior directo de Castillo y además el que le dijo a Castillo ‘vos vas’, quien además tiene responsabilidad por haberlo embarcado un día antes sin ningún tipo de preparación, explicó el abogado querellante.

Tagliapietra también informó a Infobae cómo sigue la búsqueda del submarino: “Ahora estamos rastrillando la Zona 6 Norte, Zona 9 y Zona 10, que serían las coordenadas donde tendría que haber estado el submarino si hubiese seguido navegando hasta las 14:18 del 15 de noviembre pasado, que fueron esos tres intentos de comunicación que la Armada no registró y que, después se supo por el testimonio de un suboficial en comunicaciones, se agregaron cuando tomó estado público a través del portal Infobae que se había perdido comunicación con el ARA San Juan”.

Sobre ese mismo tema, el capitán de ultramar y perito Marcelo Covelli opinó: “Lo más probable es que luego de la explosión el submarino podría haber salido a la superficie y habría realizado esos tres intentos de comunicaciones. O sea que el informe del especialista norteamericano Bruce Rule no sería acertado en cuanto a que al ruido detectado sería del colapso del casco”.

Bruce Rule es un ex jefe de análisis acústicos de la Oficina Naval de Inteligencia de Estados Unidos que elaboró el único informe detallado sobre la desaparición del buque y que basó parte de su análisis en la información publicada por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, por sus siglas en inglés) y que estableció, de forma concluyente, que la señal fue producida por el colapso del casco del único submarino argentino en operaciones “a gran profundidad, a las 13:58 GMT (10:58 hora local)”.

La segunda conclusión del experto norteamericano es que la duración del “evento de colapso fue de sólo 40 milisegundos”, es decir, según el mismo explicó: “El evento fue instantáneo y fatal”.

Como se ve, a escasos 30 días para que se cumpla un año de la peor tragedia de la Armada Argentina en tiempos de paz, hay más misterio que certezas sobre las razones, los porqués, y las responsabilidades políticas y de la Armada en la desaparición del ARA San Juan y sus 44 tripulantes.

 

 

 

Infobae

En el marco de la búsqueda del submarino ARA San Juan, desde el Servicio de Hidrografía Naval (SHN) manifestaron que existe una situación atípica en el Mar Argentino ya que se han registrado más de 20 témpanos a la deriva con dirección Norte, a una distancia de unas 150-200 millas náuticas de la costa.

Por su definición científica, los témpanos son de origen terrestre, superan los 5 metros de altura sobre el nivel del mar (pueden llegar a tener hasta 70 u 80 metros de alto en los casos más extremos) y, según la diagonal más larga en su superficie, algunos llegan a tener una extensión de hasta 30 kilómetros.

En el caso de los avistados por el personal del buque “Seabed Constructor”, que busca al ARA San Juan, se trata de pequeñas formaciones de tierra y hielo que se han fragmentado de un bloque mayor que fue detectado en mayo por los analistas de hielo del Departamento Meteorología del Servicio de Hidrografía Naval.

En ese momento, el témpano de grandes dimensiones se encontraba derivando al Noreste del Mar de Bellingshausen en el sector Occidental de la Península Antártica y era acompañado por otros de menor tamaño.

Desde ese momento se comenzó con el seguimiento satelital de su trayectoria.

Hacia principios de junio, este grupo de témpanos cruzaron el Pasaje Drake a unas 200 millas náuticas al Sur de la Isla Grande de Tierra del Fuego. Como consecuencia de la erosión, aparecieron fragmentos de los témpanos que fueron trasladados por la corriente de Malvinas con dirección de Sur a Norte.

Durante los primeros días de agosto el SHN comenzó a recibir reportes de avistajes desde buques mercantes de numerosos témpanos de variados tamaños al Noreste de las Islas Malvinas.

Estas comunicaciones se condicen con el seguimiento a través de imágenes satelitales que realiza este organismo, pudiendo registrarse la presencia de un campo de témpanos que se extiende hasta el Sudeste de Mar del Plata.

 

 

ADN Sur

La abogada representante de las familias de los tripulantes del ARA San Juan, Sonia Kreischer, informó que se están llevando a cabo audiencias en torno a la búsqueda de responsables por la desaparición del submarino. Reconoció que uno de los marinos al declarar “se contradecía por estar nervioso” y planteó que “se sienten intimidados” por la relación jerárquica de la Fuerza. Además, dijo que “se sigue investigando la posibilidad de un ataque, aunque desde la Armada se diga que no” y se insista en la hipótesis de la implosión.

Luego de que un marino planteó que sufrió aprietes por su declaración en torno al contacto con el submarino luego de la presunta implosión, la abogada explicó que “primero declaró el suboficial Espínola, y la jueza (federal de Caleta Olivia, Marta) Yañez tomó ciertas medidas como pedir libros para esperar la declaración. No sería apriete pero existe en la Armada una relación jerárquica y en este caso se sienten intimidados”.

“Él ratifica. La declaración fue no confusa porque se contradecía por estar nervioso. El 15 de noviembre estaba de guardia, cuando desaparece el submarino, y recibe mensajes navales del ARA San Juan. Como no puede establecer el contacto porque no andaba el modem, la vía de comunicación era teléfono o datos, pero no se puede establecer el contacto. Por eso, no lo anota en el libro de guardias”, relató la abogada.

Luego, “se va de franco y el 17 se entera de todo, el 18 anota lo que ocurrió en el libro de guardia porque lo creyó conveniente por todo lo que había pasado”, detalló. E indicó que “el intento de contacto por parte del submarino fue a las 14:18 horas y la anomalía hidroacústica fue a media mañana. El último contacto a las 7:30 horas de ese día. Pero él recibe a las 14:18 los tres intentos que no se pudieron concretar”.

“Luego, el jefe que declaró ayer, el capitán de corbeta que era jefe de comunicaciones, el 20 le pide explicaciones sobre por qué lo anotó el 18. Según Espínola, el jefe le dijo que lo borre, pero él dice que no fue así. El consideró que sería adulterar un libro y lo dejó ahí. Le hicieron un acta y sigue sosteniendo eso”, afirmó.

Además, indicó que “a Espínola le hacen una serie de preguntas en base a lo que supuestamente había ordenado la jueza. Pero ella nunca ordenó nada. Las preguntas eran sobre el intento de contacto, o si era del submarino”.

Consultada sobre la intención de la Armada para cerrar el caso con la hipótesis de implosión, la abogada consideró: “creo que sí y es duro”.

Además, sostuvo que no descartan la posibilidad de un ataque externo: “se citó personal de Inteligencia, y se sigue investigando todos los caminos que puedan esclarecer esta terrible tragedia. La declaración de Espínola es importante y la jueza pidió nombres”.

En el marco de las audiencias, indicó que “creo que falta muchísimo porque a medida que se descubren distintas cuestiones o cualquier rama de investigación, la jueza sigue llamando testigos”.

“Estoy bastante compenetrada con la causa; hasta que no los encuentren no podemos decir nada, pero que el submarino no estaba en condiciones, se está comprobando”, remarcó.

“Ahora, sobre quiénes dieron la orden y son responsables, todavía no podemos decir nada”, subrayó.

“Respecto a algún tipo de ataque, hay un antecedente de que fue seguido por un submarino de otra nacionalidad durante un día y medio”, mencionó.

Por tal motivo, consideró que “los superiores creo que no quieren saber qué pasó porque tienen la hipótesis de una implosión. Ellos casi aseguran que fue una implosión, y dicen que son cosas que pueden pasar. Teniendo en cuenta que existió la anomalía hidroacústica y la supuesta comunicación fue a esa hora, para ellos fue una implosión”, concluyó.

 

 

ADN Sur

Luis Tagliapietra, abogado querellante y padre de uno de los submarinistas del ARA San Juan desparecidos, aseguró este martes que “estamos con las esperanzas intactas” de encontrar a sus familiares. Consideró que “si no lo encontramos (al submarino desaparecido) es porque ya está en otro lado y pasó otra cosa diferente a la hipótesis actual”, dijo acerca de la supuesta implosión por una falla en una válvula. “Estamos trabajando las 24 horas y el contacto con las familias es permanente y fluido“

Detalló que “la parte más difícil es bajar con el ROV y ver de qué se trata. Sabemos que esto no es fácil: si hubiera sido fácil ya lo hubiésemos encontrado. Estamos tranquilos, pero siempre lidiando con las expectativas“.

“Los familiares son los primeros de enterarse de todo”, dijo y en relación al último contacto hallado explicó: “todos sabían que se trataba de un objeto a verificar, con probabilidades, pero nada más que eso”.

“En estos más de 10 meses se hicieron muchas cosas. Ahora se está trabando bien, a conciencia, de manera metódica, razonable y lógica”, resumió Tagliapietra.

Indicó que “somos muy razonables con lo que planteamos. La jueza tiene potestad para ordenar que se verifique ese contacto. Yo se lo pedí al igual que a mi socia. Junto con la empresa estamos haciendo un barrido. La idea es encontrarlo y no dejar un metro cuadrado sin revisar”.

Destacó que “se está revisando cada metro cuadrado. La única certeza es que en el área 1 y 2 no está”.

“Todavía falta   analizar todavía el área 3, 4 y 5. Ahora volvemos a la 5 y quedan dos misiones de AUV. Faltan 38 días más para operar en estas áreas. Con la empresa no terminamos de definir para qué lado se va a expandir la búsqueda”, cerró en conferencia de prensa.

 

 

ADN Sur

El buque Seabed Constructor, de la empresa Ocean Infinity, que busca al submarino ARA San Juan perdido desde noviembre en el mar llegará este martes al puerto de Comodoro para reaprovisionarse de combustible y víveres, además de hacer un recambio de tripulación. Está previsto que llegue a las 9 horas.

El sofisticado barco de la empresa Ocean Infinity partió el 7 de septiembre para buscar al ARA San Juan en la zona en donde desapareció el submarino en noviembre.

Allí ya fueron rastrilladas cinco áreas y se establecieron 14 posibles contactos pero los indicios fueron finalmente descartados. No se trataba en ningún caso del ARA San Juan.

En el Seabed Constructor se encuentran cuatro familiares de los 44 tripulantes desaparecidos que monitorean la búsqueda, para la que la empresa Ocean Infinity tiene un mínimo de 60 días operativos y un máximo de 120 días.

Las novedades sobre la búsqueda del ARA San Juan y sus 44 tripulantes podés encontrarlas en el Facebook “Los 44 Del ARA San Juan”.

También la Armada Argentina publica en su sitio web novedades sobre la búsqueda del submarino desaparecido.

 

 

ADN Sur

El buque Seabed Constructor, de la empresa Ocean Infinity, que busca en el mar al submarino ARA San Juan desde hace casi 20 días hará una escala técnica la semana próxima en Comodoro Rivadavia, desde donde zarpó el viernes 7. Se reaprovisionará de combustible, víveres y hará un cambio de tripulación.

Entre el 1 y 2 de octubre, el buque Seabed Constructor llegará a Comodoro para reaprovisionarse de combustible y víveres, además de realizar un cambio de tripulación.

Según el contrato que firmó con el ministerio de Defensa, la empresa Ocean Infinity prevé operar entre 60 y 120 días en búsqueda del submarino desaparecido el 15 de noviembre.

Mientras tanto, la empresa detectó un nuevo contacto e intentaban verificarlo ayer por la tarde.

El punto de interés, el número 13 desde que el buque inició su recorrido, se ubica al noreste del área 5 y es el segundo detectado en la zona incorporada el viernes pasado al operativo. Según informó Clarín, el primero de ese flamante sector resultó una formación geológica en la que se hallaron restos de una red de pesca. Hasta ahora, todos los indicios resultaron negativos y ninguno tenía relación en el submarino ARA San Juan.

Sigue pendiente aún de una segunda revisión el punto de interés 10, pese a que para la empresa hay un 99% de probabilidades de que no se trate del submarino. Según manifestó, enviará a uno de sus dos ROV (Vehículo Operado Remotamente) al sitio, ubicado a 281 metros de profundidad, para una nueva investigación. En el reporte de resultado, la empresa había detallado que para el robot se trataba de una sombra proyectada por una formación rocosa.

 

 

ADN Sur

Durante la madrugada de este martes, el buque Seabed Constructor descartó un nuevo contacto en la búsqueda del ARA San Juan. Con la utilización de uno de los dos ROV con que cuenta, comprobó que el punto de interés 11 detectado el lunes entre los datos recogidos del área 4, se trataba de una formación rocosa y de corales.

Si bien hay coincidencias en que no se trata del submarino desaparecido, los familiares que acompañan la misión a bordo del Seabed dieron una versión diferente de los sucedido. Aseguran que en el lugar encontraron restos de una red de pesca de 50 metros, dividida en tres partes.

En la noche del lunes, el barco noruego de Ocean Infinity ya había desechado otro contacto a 1.270 metros de profundidad por tratarse de una roca. Fue el primer elemento que analizó con ROV dentro del área 5 que la empresa incorporó el viernes pasado a su teatro inicial de operaciones que, con esa anexión, se expandió más de un 50% y se aproxima ya a los 7.000 kilómetros cuadrados.

En la nueva área 5 se concentra la tarea este martes de 4 de los vehículos autónomos submarinos (AUV) con que cuenta el Seabed Constructor. El restante AUV, el número 5, tiene un inconveniente técnico que le impiden sumergirse en el mar por el momento.

La zona de búsqueda, ampliada
El barco zarpó de Comodoro Rivadavia el 7 de septiembre con tres efectivos de la Armada y cuatro familiares de la tripulación del submarino.

Para este martes estaba previsto que la búsqueda se dirija nuevamente al punto de interés 10, ya descartado el viernes, en el límite de las áreas 3A y 3B.

Según informó la Armada, Ocean Infinity, pese a que le asigna un 99% de probabilidades de que no sea el submarino, pretende cerrarlo con una nueva investigación. Se trata del contacto ubicado a 281 metros de profundidad que generó un nuevo contrapunto el viernes entre el ministro de Defensa Oscar Aguad y familiares de la tripulación. A través de redes sociales le pidieron cautela, a la hora de comentar sobre posibles datos concretos sobre el ARA San Juan y sus 44 ocupantes.

El único sector que fue rastrillado en su totalidad y los datos recogidos analizados a bordo no arrojaron indicios sobre el submarino es el área número 1. Del resto, quedan por revisar las imágenes recogidas por los AUV que las relevaron. En particular, en el área 2, falta evaluar la información recogida en los cañadones.

 

 

Clarín

El ministro de Defensa Oscar Aguad informó este viernes que se halló “una señal importante” en el marco de la búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido el pasado 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo.

En un informe brindado luego de la reunión de Gabinete este viernes en Olivos, Aguad indicó que se trata de un contacto a 280 metros de profundidad que no había sido detectado en los anteriores rastrillajes.

“Lo que sorprende es que no lo hayamos visto antes. Encontramos a 280 metros una señal importante. En este momento están bajando los ROV”, dijo Agud en referencia al submarino ruso ROV Panther Plus, según publica Infobae.

Para investigar el contacto, el ministro explicó que en primera medida se utilizarán submarinos  autónomos operados desde el Seabed Constructor de la empresa Ocean Infinity y en una segunda etapa serían desplegados los ROV.

“Esa información es la que se está verificando ahora. Ojalá sea el submarino. Son contactos. Hemos tenido varios hasta ahora y no hemos podido dar con el submarino”, dijo Aguad

Este jueves, Infobae había revelado el contacto ubicado en el punto de interés N° 10, “al norte, en el límite entre las áreas de búsqueda 3A y 3B”, según datoa de la empresa Ocean Infinity, que tiene a su cargo la búsqueda del buque.

La Voz

La empresa Ocean Infinity sigue adelante con la búsqueda contra reloj del submarino ARA San Juan, perdido en alta mar desde el pasado 15 de noviemnbre de 2017. Este domingo, la Armada Argentina dio a conocer que se registró un nuevo punto de contacto en el área 2 de búsqueda de la nave submarina.

“Será investigado por el AUV N° 6”, informaron, en referencia al submarino autónomo que utilizarán para analizarlo.

“Durante la reunión de coordinación y actualización de situación con Ocean Infinity y familiares se informó la existencia de un punto de interés N° 8 clasificado ‘C’ en área 2 (sector sudoeste), que será investigado por AUV N° 6 en el transcurso del día. Al momento no se cuenta con el informe pre-investigativo de dicho punto”, han dicho oficialmente desde la dependencia del Ministerio de Defensa.

Se trata del octavo contacto desde que se inició este operativo, que aún no tuvo resultados positivos. Pero la búsqueda todavía no llega a su fin: resta el procesamiento y análisis de los datos de parte de las áreas 1, 2 y 3. En tanto que la Armada especificó que “de la investigación de los puntos de interés N° 3, 4 y 5 se concluyó que los mismos no corresponden con el submarino”.

Al mismo tiempo, este sábado zarpó el buque ARA Almirante Brown con destino al área de búsqueda del submarino, donde releva a la corbeta ARA Espora como buque de apoyo a las operaciones desplegadas.

El Seabed Constructor lleva ya ocho días de búsqueda científica, con diferentes relevamientos y análisis de espacios y contactos en alta mar. La tripulación tiene unos 40 marinos y técnicos, acompañados por tres oficiales de la Armada Argentina como observadores y cuatro familiares de los tripulantes del submarino como veedores.

El punto de contacto que se había analizado y qué más esperanzas generó fue el que se identificó la semana pasada como PAPA 1. Se trataba de un objeto de 55 metros de largo, pero se terminó descubriendo que era una formación rocosa. “En reunión de coordinación Ocean Infinity informó haber finalizado análisis y descartados puntos de interés N°1 y 2”, han informado.

 

 

 

Diario 26

El Seabed Constructor investiga otras dos localizaciones para determinar si las señales detectadas corresponden al submarino desaparecido el 15 de noviembre pasado.

El Seabed Constructor descartó este viernes que tres de los cinco nuevos contactos que sus vehículos autónomos submarinos (AUV por sus siglas en inglés) habían hallado el miércoles en el marco de la búsqueda del ARA San Juan, estén efectivamente vinculados con el submarino.

Dichos objetivos habían sido catalogados de tipo C, es decir “con una fuerte posibilidad de coincidencia, aunque necesitan ser investigados más”. Entre las 2 y las 6 de la mañana de este viernes el buque noruego llevó adelante esa verificación con un ROV que sirve para inspeccionar el lecho marino.

Familiares serán veedores en la búsqueda del ARA San Juan

Uno de los puntos investigados era el pesquero Jin Shin Tsai, que ya había sido detectado en diciembre pasado por el buque Skandi Patagonia y el otro, una formación geológica biológica, de una extensión de 55 metros de largo, similar a la que le quedó al San Juan, luego de la reparación de vida a la que fue sometido en 2014. Originalmente, la longitud del submarino era de 67 metros.

Quedan todavía otros dos puntos por verificar. En el mismo grupo de datos se habían identificado otros cuatro contactos, pero ya habían sido descartados el jueves.

En cuanto a la tarea de este viernes, por la mañana había cuatro AUV sumergidos, los números 1 y 2 aún en el área PAPA 1 y los números 5 y 6 en el área 2 de búsqueda.

El jueves fue probado el AUV 7, el primero de los vehículos que Ocean Infinity sumergió el sábado último. Se encontraba inactivo desde el lunes a la espera de la llegada de un repuesto desde Comodoro Rivadavia. De todos modos, 20 minutos después de su lanzamiento, el vehículo tuvo que ser recuperado a raíz de problemas técnicos. Desde que comenzó el operativo el viernes pasado, la compañía aun no pudo tener a sus cinco AUV trabajando en simultáneo en el fondo del mar.

 

 

Minuto Uno