Tag

ARA San Juan

Browsing

Se suman a las que apuntó en su libreta el tripulante rionegrino Mario Toconás, según afirma Luis Tagliapietra, abogado de la familia y padre de otro de los 44 submarinistas desaparecidos. “Los registros de Toconás prueban la sumatoria de fallas”, agregó.

“Más allá de las anotaciones de (Mario) Toconás, hay registros similares de otros dos de los 44 tripulantes (del submarino ARA San Juan). No puedo revelar sus nombres porque la jueza aún no nos llamó (para la ampliación de este tema). Pero lo que queda en evidencia tanto con esos apuntes como con todo lo que hay en la causa es que el submarino tenía numerosos problemas. Y a veces lo que precipita una tragedia es la sumatoria de cosas. Y, según creo, esa sumatoria de cosas está bastante demostrada”.

Con estas palabras Luis Tagliapietra, uno de los tres abogados querellantes que representa a los familiares de las víctimas, valoró el contenido de la libreta del único submarinista rionegrino en la tripulación. Ésa que llevó consigo al viaje del que nunca regresó. Aunque, antes de abordar, descargó en su computadora familiar las capturas de esas anotaciones. En las que detalló, minuciosamente, las falencias que halló en la nave durante un viaje anterior, que realizó en el mes de julio (de 2017). Casi 4 meses antes de su último -y fatídico- embarque.

Esas capturas- que ascenderían a 20- ahora forman parte del material que se analiza en la Justicia, para dilucidar el estado en el que zarpó el submarino. Entre ese contenido se encuentran tanto imágenes de lo apuntado a mano alzada por Mario, como fotografías de las fallas. Parte de ellas fueron difundidas por “Río Negro” al cumplirse un año de la desaparición de la nave, y poco antes de su hallazgo.

La libreta de Toconás con la cantidad de elementos de seguridad presentes en el submarino durante el anteúltimo viaje.

“Esto ya será parte de una investigación en la que ahora comenzaremos a tener más respuestas”, amplió Tagliapietra. Sería interesante, por caso, comparar esto (por los escritos de Toconás) con el informe que sobre el submarino hizo la propia Armada, para ver si hay algo que no figura en los papeles oficiales. O establecer si existe una observación trascendente que se haya ocultado (en lo informado por la Fuerza)”.

Tagliapietra, que representa a los hermanos y al papá del marino de Sierra Grande, también es padre de Alejandro, uno de los tenientes de corbeta que figura entre los 44 fallecidos. La charla que tuvo con este diario se realizó a través de Whatsapp. Cuando todavía, como uno de los 4 familiares veedores, viajaba a bordo del Seabed Constructor. El barco que halló el submarino, tras más de dos meses de búsqueda.

Recién este martes el abogado regresará al país. Viajará desde Sudáfrica en un vuelo que compartirá con el resto de los veedores civiles y de la Armada. Y que es aguardado por la jueza Marta Yáñez, que lleva adelante la causa iniciada tras lo ocurrido con el ARA. Porque, en ese marco, la magistrada recibirá las 67.000 fotos que forman parte del mapeo hidrográfico del hallazgo efectuado por la firma Ocean infinity, que lideró la búsqueda.

Debido a esto, el letrado anticipó la posibilidad inminente de “contar con más respuestas (sobre el hundimiento)”. Algo que seguramente se materializará través del análisis de ese mapeo.

El análisis del perito naval

Volviendo al registro de fallas efectuado por Toconás, las capturas que se hicieron públicas también fueron analizadas por el capitán de fragata Fernando Morales, perito naval y vicepresidente de la Liga Naval Argentina.

“Las anotaciones que veo hablan de un mantenimiento deficiente. No son cosas que ameritan un siniestro de la magnitud del que estamos hablando. Pero demuestran que ya existían fallas” ponderó Morales.

“Evidentemente este submarino necesitaba entrar a ‘dique seco’ (para su revisión y puesta a punto). Pero eso no se hizo por falta de presupuesto. Y en este punto el apego a cumplir las órdenes que rige en la vida militar es básico” analizó. “Porque el subordinado dice ‘yo informé’. Pero se respeta siempre la opinión de un superior”.

“A la hora de actuar -continuó- hay que comprender el grado de apego a cumplir las órdenes en este ámbito. Porque no hablamos de una empresa privada, donde el empleado puede tener un manejo diferente o interviene el gremio. Por eso hay que ver hasta qué punto el comandante que salió a navegar juzgó que las condiciones de la nave no eran graves. Con el ‘diario del lunes’, (tal vez) hubiera preferido estar vivo. Y que lo sancionase la Armada (por negarse a salir). Pero, como siempre, reflexionás cuando finalmente pasa algo”.

“Mientras tanto -insistió- se naturaliza la falla. Porque los estándares (de seguridad) se van relajando de a poquito. No ocurre ni en un mes, ni en un año. Y hoy por hoy todas las fuerzas armadas vienen relajando las medidas de seguridad. Porque si no, no se puede trabajar” alertó.

“Lo que no sería aceptable en una empresa privada -comparó- se acepta (en las Fuerza Armadas) como normal. Ya no es una persona. Es toda la institución la que se apartó culturalmente de lo que son los estándares (de seguridad)” finalizó, alarmado.

Máscaras y otros elementos de seguridad, un tema clave

“Ahí tenés un tema grave. La Armada dice que las proveyó todas. Pero si se comprobara que estaban en falta o vencidas, es clave. Porque es un elemento imprescindible. Hacían falta para seguir respirando”.

Así se refirió el capitán de fragata y perito naval Fernando Morales a las anotaciones en las que Mario Toconás, el submarinista rionegrino, inventarió las máscaras Bibs con las que contaba el submarino ARA San Juan. En el viaje previo a la última salida. Ésa que lamentablemente acabó con el hundimiento de la nave. “Esos elementos (por las máscaras) son claves. Al igual que las pastillas que regeneran el oxígeno dentro del submarino. Son los elementos a los que primero se apela (durante una contingencia)” apuntó el perito.

“Por eso remarco que -agregó- aunque la causa que se tramita en la Justicia va a determinar las verdaderas razones del hundimiento, también determinará otras situaciones. A las que tal vez no se les pueda achacar el siniestro. Pero que podrían demostrar que ya existían fallas”.

“Es como si, por caso -ejemplificó- alguien circula en un auto sin luces delanteras y lo chocan de atrás. Las luces delanteras no tuvieron la culpa. Pero el vehículo circulaba en falta” destacó.

“Un submarino tiene que estar en la situación ideal para zarpar. Después hay umbrales de tolerancia. Si la máquina de fotos del periscopio no anda. O si consume más aceite que el normal, y lo sabés, se aprovisiona más. Pero también sabes que si te quedás sin aceite vas a terminar fundiendo el motor. Y en el caso de los elementos de seguridad, hay umbrales que no se pueden traspasar. Son los que garantizan la subsistencia en caso de emergencia. Tienen que ser más (que el número de la tripulación). Y estar distribuidas en distintos sectores” puntualizó.

Cabe destacar que en una de las capturas que se hizo pública Mario consigna la cantidad de máscaras por sector. Aunque en esa anotación sólo menciona el número. Sin destacar si existían faltantes. O hablar de su vida útil.

Los familiares verán 10 de las 67.000 fotos

Este martes. Llegarán al país en un vuelo proveniente de Sudáfrica los cuatro familiares veedores y los referentes de la Armada, que viajaron a bordo del Seabed Constructor. Ése es el barco de la empresa Ocean infinity, que halló hundido al submarino Ara San Juan, tras más de dos meses de búsqueda.

  • 67.000 fotos. Son las que traerán. Esas imágenes forman parte del mapeo hidrográfico del hallazgo efectuado por la firma que lideró la búsqueda. El material será recibido por la jueza Marta Yáñez, que lleva adelante la causa iniciada tras lo ocurrido con la nave.
  • Sólo 10 fotos. Del total que, una vez recibido, será analizado y evaluado por la jueza, se compartirán con el resto de las familias de las víctimas. Además, la magistrada pidió reserva sobre la difusión de ese material, al menos hasta que su contenido sea convenientemente estudiado por la Justicia.
  • “Estamos expectantes”. “Acerca del contenido de esas imágenes y lo que pueden revelar sobre lo que ocurrió con el Ara” dijo ayer Alejandra Toconás, la hermana del submarinista rionegrino Mario Toconás a “Río Negro”.
  • “Sería un alivio”. “Saber lo que ocurrió con el submarino. No me va a devolver a mi hermano. A ninguno de nosotros nos los traerá de vuelta. Pero sería un alivio poder saber qué fue lo que pasó”, agregó Alejandra.

Río Negro

La Justicia procesó sin prisión preventiva y embargó por un millón de pesos a cuatro jefes militares por presuntas irregularidades en el proceso de contratación directa de una empresa para la búsqueda del submarino ARA San Juan. Se trata de la preadjudicación a una firma española que no cumplía los requisitos.

La decisión había recaído sobre Pablo Longhi, responsable de la Unidad de Contrataciones de la Subsecretaría de Planeamiento Operativo y Servicio Logístico del Ministerio de Defensa y los vocales de la Comisión Evaluadora Héctor Horisberger, Marcelo Dip y Rogelio García Bastitta, según la resolución.

Todos quedaron procesados por supuesto “incumplimiento de deberes de funcionario público” y “abuso de autoridad” con embargos de un millón de pesos por haber recomendado una empresa que, se determinó luego, no cumplía los requisitos legales.

En la causa se investigan supuestas irregularidades en el proceso de contratación directa de una empresa para buscar el ARA San Juan y se inició por denuncia de un grupo de familiares de los tripulantes del submarino que estaba desaparecido desde el 15 de noviembre de 2017 y encontrado un año después.

“Se encuentra acreditado, que en su carácter de evaluadores designados en el proceso de compra 340/1-0004- CDI18, Héctor Raúl Horisberger, Marcelo Gustavo Dip y Rogelio Alfredo García Bastitta, bajo la supervisión de Pablo Alberto Longhi, recomendaron el 1° de junio de 2018, la adjudicación del renglón N°2 en favor de la firma IGEOTEST GEOSCIENCES S, omitiendo las cláusulas particulares fijadas para el proceso de mención, que a su vez contenían, dentro de su marco legal, las disposiciones previstas en el decreto delegado 1023/01 y el decreto 1030/16”, sostuvo el juez en el procesamiento.

La contratación a la cual se hace referencia en la resolución “tuvo por objeto la prestación del servicio de búsqueda submarina por medio de batimetría multihaz, sonografía, magnotometría e imágenes visuales a fin de localizar e identificar al submarino ARA San Juan”.

“Como consecuencia de la omisión perpetrada por Horisberger, Dip y García Bastitta (bajo la supervisión de Pablo Alberto Longhi), se recomendó la contratación de una empresa que, en rigor de verdad, se trataba de dos personas jurídicas distintas, de acuerdo a la dictaminado por la Oficina Nacional de Contrataciones el día 28 de junio del corriente año”, agregó.

Además, “a partir de lo informado por ese organismo y el expediente administrativo interno, pudo delimitarse que a la contratación directa se presentó la compañía IGEOTEST GEOSCIENCES SL, con número de identificación B17511940. Sin embargo, la declaración jurada de intereses incorporada a la oferta, se encontraba a nombre de CONTROL Y PROSPECCIONES IGEOTEST SL, con la identificación B17511940”.

Fuente: Télam

Las 67.000 fotos del mapeo hidrográfico realizado en torno a los restos del submarino “ARA” San Juan ya tienen fecha de entrega. Será el próximo martes a la noche, cuando la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, reciba en persona el material en el aeropuerto internacional de Ezeiza. La expectativa es que esas imágenes permitan esclarecer lo que pasó con los 44 tripulantes.

El buque Seabed Constructor, la nave noruega que fue protagonista del hallazgo en el fondo del lecho marino, llegó esta madrugada en el puerto de Ciudad del Cabo, después de más de 80 días de búsqueda. En esas primeras horas, los expertos y los cuatro familiares de los tripulantes del submarino hundido que participaron de la travesía fueron recibidos por el agregado de Defensa del gobierno argentino en Sudáfrica, capitán de navío Gonzalo Hernán Prieto, y el cónsul en Johannesburgo, Pablo Graziano.

Los funcionarios del Gobierno tienen la misión de prestar apoyo logístico y colaborar con el proceso de descarga de las 67 mil imágenes y videos del submarino. El registro estará bajo la custodia oficial para entregárselo este martes a la jueza Yañez, según se informó oficialmente.

La copia de la información en discos externos arrancó apenas poco después del amarre en Sudáfrica. El material, que recolecta el registro de la expedición y los informes de Ocean Infinity, es propiedad del Estado argentino y se presume que dará información clave sobre el destino del submarino, tras su aparición a 907 metros de profundidad en aguas internacionales.

El trabajo de reconstrucción de los hechos está a cargo la jueza Yañez, quién tramita el expediente que busca determinar las responsabilidades de la implosión y posterior hundimiento.

Cuando las pruebas lleguen al país, habrá acceso restringido a las imágenes. Por pedido de los familiares, está en vigencia un protocolo de comunicación de la Armada que busca resguardar la privacidad de esa información sensible.

El material viajará a través de un vuelo de Qatar Airways, con escala en la ciudad de Doha. La valija será escoltada por el capitán Prieto y los tres veedores de la Armada (dos oficiales submarinistas y un hidrógrafo) que estuvieron arriba del Ocean Infinity. Pero también regresarán con este contingente los cuatro familiares de los submarinistas que se embarcaron en el Seabed Constructor: Luis Tagliapietra, Silvina Krawczyk, José Luis Castillo y Fernando Arjona.

La jueza de Caleta Olivia, a cargo de la investigación, estuvo en Buenos Aires manteniendo diversas reuniones y ratificó que las imágenes del ARA San Juan “no serán difundidas a pedido de los familiares”. Confirmó que la empresa alemana que construyó el submarino enviará técnicos.

La jueza de Caleta Olivia, Marta Yáñez, explicó su itinerario en Buenos Aires donde estuvo acompañada por el secretario del Juzgado, Miguel Biscardi.

La magistrada arribó al aeroparque a las 10 de la mañana de este jueves, se dirigió al edificio de la Armada donde recibió “las primeras imágenes de los sonares recibidas”, y explicó que las mismas, “a pedido de los familiares, no van a ser difundidas ni se van a poner en circulación” por ningún medio ni formato.

Consultada por el resto de las imágenes que terminarán de constituir el paquete de 67.000 fotos y videos crudos (sin editar), Yáñez dijo que “estarán llegando vía valija diplomática entre el 1 y 2 de diciembre” desde Ciudad del Cabo, Sudáfrica, a donde se está dirigiendo el Seabed Constructor.

La jueza y su secretario se reunieron también con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, a quien lo consultaron por la fecha en la que recibirán el informe que elevará la Comisión Asesora creada a fines del año pasado.

Más tarde se trasladaron al Congreso de la Nación, donde fueron recibidos por “unos diez integrantes” de la Comisión Bicameral Especial Investigadora Sobre la Desaparición, Búsqueda y Operaciones de Rescate del Submarino ARA San Juan, tal su nombre completo.

Yáñez contó que “había legisladores de todos los partidos, a quienes les conté lo que había recibido de manos de la Armada y que en la comisión de especialistas que se constituirá en el futuro podrán estar representados por sus peritos, sólo en calidad de veedores”.

La jueza y su secretario indicaron a Télam que tienen la intención de constituir “un gran cuerpo de peritos integrado por representantes de la Justicia, de los familiares y de la Armada”.

Por último, Yáñez confirmó que la empresa constructora del ARA San Juan, la alemana Thyssen-Krupp, también ofreció enviar técnicos para integrarlos al cuerpo de peritos que conformará con el objetivo de dilucidar los motivos del hundimiento del submarino.

“Nuestra idea es que se constituya esta comisión como la que se armó para el caso Maldonado y puedan arribar a un dictamen de consenso. Vamos a tratar de converger en alguna causal con celeridad y economía procesal porque la extensión en el tiempo de la causa no es Justicia”, enfatizó la jueza.

Fuente: Télam

Pasaron cinco días desde el hallazgo del submarino ARA San Juan y cada hora cuenta para que se conozcan los motivos de su trágico desenlace, a 500 kilómetros de la costa de Comodoro Rivadavia, a 907 metros de profundidad. Paso a paso, cómo sigue la causa, la investigación y el homenaje para los 44 tripulantes del submarino que se encontró un año y dos días después de que colapsó.

Como confirmó a Clarín en una entrevista en el juzgado de Caleta Olivia, la jueza Marta Yañez y su secretario, Miguel Biscardi, viajarán esta noche a Buenos Aires para recibir, el jueves a la mañana, las 67 mil imágenes -entre fotos y videos crudos, sin editar- del ARA San Juan que registró el buque Seabed Constructor y que la Armada Argentina ya tiene en su poder.

Como explicitó el fiscal general Lucas Colla, ese material será la clave de un análisis profundo, posiblemente en base a una animación en “realidad virtual” y una “maqueta 3D”, que buscará reconstruir los últimos momentos del submarino y sus 44 tripulantes.

El encuentro en Buenos Aires, en principio, será entre Yañez y el director general del material naval, contralmirante David Fabián Burden, en el edificio Libertad, sede central de la Armada. A su vez, se estima que la Comisión Bicameral ARA San Juan también se reunirá este jueves con la magistrada.

El Seabed Constructor (el barco es noruego pero propiedad de la firma estadounidense Ocean Infinity) halló el ARA San Juan durante la madrugada del 17 de noviembre a unas 250 millas náuticas (precisamente, 460 kilómetros) al este del Golfo chubutense de San Jorge. El informe completo de ese registro, cuenta el secretario del juzgado federal de Caleta Olivia, llegará a Buenos Aires una vez que el buque llegue a Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

A bordo del Seabed está Luis Tagliapietra, padre de uno de los tripulantes, vocero y representante legal de varios de los familiares.

Mientras el viaje a Sudáfrica sigue su rumbo, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, en medio de un fuerte hermetismo, recibió el martes por la tarde a los miembros de la comisión de expertos submarinistas que se constituyó hace 11 meses para investigar esta tragedia. Aún así, no hay un informe final.

Algo que sí está claro es que el hallazgo es un alivio para el Gobierno. La jueza ahora apunta al inicio de la cadena de responsabilidades y confirmó a este diario que el presidente Mauricio Macri -aunque aún no hay resolución- está desligado de responsabilidad penal.

“Al ser la Armada un sector burocrático, de muchos comandos, subcomandos y dependencias, y al tener una reglamentación orgánica, lo que estimo, porque aún no dicté una resolución, es que el presidente Macri queda muy lejos de la cadena de responsabilidades, muy lejos la obtención de un nexo causal directo entre él y el desenlace de la tragedia”, aseguró la jueza este martes.

En la causa ahora resta relevar dos nuevos testimonios claves. Los jefes de arsenales de Puerto Belgrano y de Mar del Plata están por viajar a Caleta Olivia para encontrarse con la jueza. Sus declaraciones testimoniales podrían apuntar directamente al inicio de la cadena de responsabilidades.

Respecto a quién se encargará de hacer esa maqueta 3D, el fiscal Colla aseguró que “una posibilidad es contratar a una empresa extranjera”. La jueza adelantó también que conformará una comisión de peritos donde estarán representadas “todas las partes, es decir los familiares, la Justicia y la Armada Argentina”.

El fiscal habla de una “creación de una realidad virtual del momento del hecho”. Esa realidad virtual incluirá, detalló, “informes sobre anomalías hidroacústicas, todas las comunicaciones recibidas y toda otra información que consta en la causa”.

En la causa, la implosión ya es un hecho. “Hoy tenemos elementos con información preliminar para decir que hubo una implosión”, afirmó Colla. Por lo que la hipótesis principal apunta al ingreso de agua por baterías. Algo que la jueza estableció como “fallas reiteradas”.

Antes de partir a su última misión, Mario Armando Toconás, cabo principal de la Armada y uno de los 44 tripulantes del San Juan, descargó en su computadora el contenido de su celular. Ahí estarían también, según se dice, las fotos de una serie de fallas. Las últimas imágenes serían las de la navegación que ocurrió entre el 1 y 19 de julio de 2017, la última antes del fatídico viaje.

“Les había ocurrido en julio. Y fue lo último que comunicó el comandante Fernández, que había habido una entrada de agua en baterías”, subrayó Yáñez.

El martes, el subsecretario legal del Ministerio de Defensa, Juan Manuel Mocoroa, admitió que hubo “un déficit grosero” en el sumario interno contra los dos militares suspendidos por supuesta negligencia en el operativo de búsqueda del ARA San Juan.

Se trata del exjefe de la base de Puerto Belgrano, Luis López Mazzeo, y el jefe de la fuerza de submarinos, Fernando Villamide, quienes fueron suspendidos a pocos días de la desaparición por orden del entonces jefe de la Armada, Marcelo Srur, quien fue relevado luego de su puesto. Los dos declararán en calidad de testigos ante Yañez, quien los citará en Caleta Olivia.

En cuanto a las hora más difíciles en estos cinco días desde el hallazgo, Luis Tagliapietra dijo este miércoles a Clarín que aún no sabe cómo será el homenaje para su hijo y sus compañeros tripulantes. “Aún no pensé nada ni charlé con ninguno de los familiares sobre el tema. Es que todavía no caigo”, sostuvo, desde el buque que los encontró.

En la superficie del agua del Atlántico Sur, en las coordenadas exactas donde debajo yace el submarino, no hay una boya ni nada físico que marque su posición. Pero Luis sí dejó algo. Lo mejor que tenía. “Fue algo muy personal. Dejé el pin con la foto de mi hijo. que me acompañó en esta lucha.”

 

Clarín

Tras el hallazgo del ARA San Juan el viernes pasado y a un año de su desaparición, la Policía de Seguridad Aeroportuaria realizó un homenaje a los 44 tripulantes del submarino en todas las unidades operacionales del país.

El homenaje fue en todas las unidades operacionales del país luego de que en los primeros minutos del pasado sábado se conociera la noticia sobre el hallazgo del submarino ARA San Juan.

Mientras tanto, ayer se cumplió un año de que el Aeropuerto comenzaba con el “Operativo por el rescate del ARA San Juan” con la llegada del primer C-17″

Hace un año atrás empezaba en el aeropuerto el operativo de rescate del ARA San Juan

 

 

ADN Sur

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, publicó un mensaje donde manifiesta su esperanza de que el hallazgo del ARA San Juan traiga “un necesario cierre” para los familiares de los “valientes marineros desaparecidos”.

Trump se manifestó a primeras horas de este martes a través de las redes sociales y en su mensaje hace alusión a las “maravillosas familias” a las que desea puedan obtener “un cierre” en la búsqueda de sus familiares.

“Espero que el descubrimiento y la eventual recuperación del submarino argentino San Juan traiga un necesario cierre para las maravillosas familias de esos valientes marineros desaparecidos”, indica el mensaje.

El sábado de la semana pasada el ministro de Defensa Oscar Aguad y la Armada Argentina informaron a la población que el submarino ARA San Juan fue hallado a 907 metros de profundidad y a casi 500 kilómetros del golfo de San Jorge.

“Habiéndose investigado el punto de interés número 24 informado por Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV a 800 metros de profundidad, se ha dado identificación positiva al ARA San Juan”, informó la Armada.

El hallazgo lo realizó el buque Seabed Constructor, un día después de que se cumpliera el primer aniversario de la desaparición de la embarcación, en una zona que había sido identificada como una de las más probables.

Trump visitará la Argentina en los próximos días, con motivo de desarrollarse en el país la cumbre del G20, donde mantendrá reuniones con el presidente Mauricio Macri.

 

 

 

Ambito

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, manifestó anoche que sería un “disparate invertir 4.000 millones de dólares en reflotar” el submarino ARA San Juan y aseguró que no fue un error humano, el incidente se trató de una “falencia técnica”.

El funcionario explicó que, además de encontrarse a 900 metros de profundidad, el submarino está en “malas condiciones” porque sufrió una implosión y además “golpeó contra el fondo”. Y añadió: “Es probable que si uno intentara algo, porque por ejemplo hay que perforarlo para agarrarlo, se puede romper en pedazos”.

En el programa de Luis Novaresio, Aguad fue consultado acerca de cuál sería la postura oficial si existieran los medios tecnológicos necesarios. “Hoy leí que podría costar 4 mil millones de dólares sacarlo”, señaló el conductor, a lo que el titular de Defensa respondió: “Si cuesta 4 mil millones de dólares sacarlo, sería un disparate invertir esos recursos, es una opinión personal”. Al mismo tiempo que recordó que en la Argentina hay “30 % de pobreza”.

“Cuando hay un incendio en las barras de baterías libera hidrógeno, que consume oxígeno. Eso puede generar una explosión”, explicó Aguad.

 

También brindó algunas precisiones sobre lo complicado que sería reflotar el submarino. “Está en un barranco, que es una montaña invertida, encajonado. Sacar un submarino en esas condiciones demora uno, dos o tres años. Hoy frente al hallazgo tenemos que concentrarnos en averiguar qué pasó, saber por qué murieron estos hombres”, dijo.

Luego hizo énfasis en la voluntad del Gobierno nacional para que se sepa la verdad sobre lo sucedido. “Este es nuestro compromiso: encontrar al submarino; lo encontramos, ahora sepamos qué pasó”.

Esta mañana, al dialogar con radio Mitre, el funcionario reiteró: “El tema del rescate del ARA San Juan es, según los expertos, una operación tecnológicamente imposible por la profundidad, por el lugar donde se encuentra y porque no existen medios para una operación de muy largo tiempo, y tampoco existe la certeza de que pueda ser rescatado completo”.

Y agregó: “En este momento hay que descartarlo; si la ciencia y la tecnología produce en el futuro algún mecanismo, habrá que evaluarlo en su momento”.

 

 

Los Andes

El presidente ejecutivo de la empresa Ocean Infinity, a cargo del hallazgo del ARA San Juan, Oliver Plunkett, reconoció que mantiene conversaciones con el Gobierno en torno a la alternativa de reflotar el submarino. Además, consideró que sacar la embarcación hundida a 907 metros de profundidad en el Océano Atlántico sería una operación “muy compleja” y “arriesgada”.

Pese a que sostuvo que hay diálogo con Cambiemos, Plunkett sostuvo que por ahora no recibieron un “requerimiento de sacar el submarino a la superficie”, pero remarcó que están dispuestos a “ayudar” al Gobierno argentino “en el camino que ellos decidan”.

“Ha habido varias operaciones de rescate de embarcaciones del fondo marino. No sé si ha habido un recupero de un submarino a esas profundidades. Sin duda sería una operación muy compleja”, dijo Plunkett este domingo a la noche a la cadena CNN en Español.

El CEO de Ocean Infinity fue prudente al momento de evaluar el grado de éxito que tendría una misión de reflotamiento del ARA San Juan y evitó hacer números respecto del costo que tendría ese operativo. “Todas las operaciones en el mar son arriesgadas. Sin duda, a un submarino que pasó por un daño catastrófico, un movimiento puede dañarlo aún más. Eso puede ser un elemento para analizar en este proceso”, indicó.

“Cualquier operación en el mar, en aguas profundas, tendrá un costo. Hasta tener en claro el requerimiento de sacar el submarino, si eso se decide, es difícil tener una idea de cuánto costará. Realmente estaría adivinando porque no hemos visto el lugar por completo aún”, agregó.

Dentro del Gobierno avalan la tesis de que un operativo para sacar el submarino de las profundidades del Oceáno tendría un costo de US$ 4000 millones: “Por ese monto sería un disparate invertir esos recursos”, manifestó este domingo el ministro de Defensa, Oscar Aguad, en América. Durante la mañana de ayer, había recalcado que “no debe haber en el mundo capacidad técnica como para reflotar una mole de más de dos mil toneladas”.

En tanto, la jueza Marta Yáñez señaló que habría que verificar si es factible desde el punto de vista económico y técnico llevar adelante el reflotamiento del submarino. “Llegar a un reflotamiento por una cuestión de sentimientos y de lógica susceptibilidad de quienes son las víctimas de esta tragedia quedará en exclusivo cargo del Poder Ejecutivo”, dijo.

 

 

 

TN

El presidente Mauricio Macri brindó su discurso, que se reprodujo en el canal de Youtube de la Casa Rosada, por la aparición del submarino ARA San Juan, terminó esas palabras, habló con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y comenzó su retirada hacía la localidad bonaerense de Luján para asistir a una fiesta de inauguración que realizó el titular de DisneyArgentina, Diego Lerner.

Rodeado de amigos, como es el caso del empresario Nicolás “Nicky” Caputo y el dueño de la productora Pol-Ka y gerente de programación de Canal 13, Adrián Suar, como también de una de las pocas personas que con la definición de su futuro le quita el sueño, el empresario y conductor Marcelo Tinelli.

En el evento, incluso hubo un importante show de fuegos artificiales, según consignó el diario Perfil. Horas antes de asistir al encuentro, el presidente expresó su dolor y decretó tres días de duelo por los 44 tripulantes del submarino que era buscado desde hacía un año.

“Venían de distintas provincias de nuestro país, cada uno con su historia, sus ilusiones y sus sueños. Llevaron adelante su tarea con patriotismo, con vocación de servicio y coraje. Su sentido de propósito, su sacrificio, su entrega por la patria nos tiene que inspirar a todos. Son un ejemplo valioso para muchos argentinos. Como homenaje a todos ellos vamos a decretar un duelo nacional por tres días”, sostuvo.

En la Casa Rosada explicaron que el evento estaba pactado desde hacía tiempo y que incluso se había confirmado la asistencia del jefe de Estado.

 

 

Big Bang News