Tag

ARA San Juan

Browsing

Luis Tagliapietra, uno de los querellantes en la causa por el hundimiento del ARA San Juan, anticipó que en las próximas horas presentará el pedido de juicio político para el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

La acusación es por “abandono de persona, traición a la Patria e incumplimiento a los deberes de funcionario público”, precisó el abogado y padre de Alejandro Damián Tagliapietra, uno de los 44 tripulantes del submarino que naufragó el 15 de noviembre de 2017 en el Atlántico Sur y que fue hallado un año después a 907 metros de profundidad.

Tagliapietra presentará el pedido ante la Comisión de Juicios Políticos del Congreso en la Cámara de Diputados. La decisión fue tomada luego de que el viernes el ministro de Defensa, Oscar Aguad, asegurara que el desenlace fatal del ARA San Juan tuvo que ver con “falta de adiestramiento”.

Consideró que “los dichos del Ministro son un burdo intento de direccionar la investigación” y demuestra “el incumplimiento a los deberes de funcionario público por no mantenerse apartado de opinar”. Este cargo se suma a los de “abandono de persona y traición a la Patria”.

La jueza

En este marco, el querellante, también presentó el pedido de juicio político para Marta Yáñez en el Consejo de la Magistratura. En este caso los cargos principales que se le atribuyen a la magistrada son “incumplimiento de los deberes como funcionaria pública” y “la pérdida de la imparcialidad” ya que, según explicó Tagliapietra, la jueza mantuvo “reuniones privadas con el Ministro y con la Armada”.

En la misma instancia que se hizo el pedido por el juicio político, el abogado también realizó la solicitud del apartamiento de Yañez de la causa caratulada como “averiguación de delito”. Los motivos fueron: “pérdida de la imparcialidad y animosidad de enemistad manifiesta para conmigo”, explicó Tagliapietra.

 

 

InfoRegión

Los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan accederán hoy captadas por el barco que, en noviembre último, localizó el submarino a 907 metros de profundidad en el Atlántico Sur, informaron fuentes judiciales.

La visualización se realizará de manera simultánea a través de una videoconferencia con 17 jueces de todo el país, así lo dispuso la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, quien lleva adelante la investigación para el hundimiento y la búsqueda de la embarcación.

El material, aportado por la empresa Océano infinito (OI), que localizó el submarino dos días después del aniversario de su último contacto, incluye seis horas de videos en bruto, de donde han sido recibidos gran cantidad de capturas fotográficas.

Cerca de 140 familiares están acreditados para presenciar la exhibición del material, y la jueza dispuso que se agregue el sistema de videoconferencia con 17 instalaciones correspondientes a la justicia federal, desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, para evitar los gastos y los grandes desplazamientos.

En Mar del Plata, en tanto, donde residen un número importante de familiares para tratar el apostadero natural del San Juan, la cita será en la Cámara Federal de Apelaciones, en el centro de la localidad balnearia.

Los Andes

Sus palabras premonitorias hielan la sangre. “Me olvidé de decirte que te amaba mucho, y te pido perdón si alguna vez te hice daño. Nos vemos los primeros días de diciembre. Y si no vuelvo, hacelos mierda. Si algún día yo no estoy, ya sabés, no les perdones nada”. Con esas palabras Ricardo Gabriel Alfaro (37) se despidió de su esposa Andrea Mereles (38).

Fue en Mar del Plata, el 25 de octubre de 2017, antes de embarcarse para partir desde esa ciudad rumbo a Ushuaia, para abordar el submarino ARA San Juan. Ése que en noviembre de 2018 fue hallado hundido a 907 metros de profundidad, un año después de su desaparición. El esposo de Andrea era el cocinero del ARA San Juan.

Ahora, a la luz de lo ocurrido, descubrió que él vivía con miedo. “Siempre tenemos novedades, problemas, me decía Gaby, después de cada navegación”, recordó la mujer desde Mar del Plata. “El ARA está cada vez peor. No sé cómo quieren navegar con el submarino así. Nosotros no valemos nada para la Armada. Somos chanchitos de la india para ellos”, repitió, rememorando las quejas de su marido que grafican la angustia que el hombre atravesó, mucho tiempo antes de que se desencadenara la tragedia.

“En el ARA pasaba de todo. Hubo cortes de luz, principios de incendio, fallas en las válvulas”, enumeró Andrea. “Él era un militar muy obediente y derecho, pero no quería navegar más ahí. En 2016 pidió el pase. Quería irse a Misiones, para trabajar en el Comando de la Fuerza de Submarinos. En 2017 le salió ese traslado y éste hubiera sido su último viaje. Y mirá lo que nos pasó. Incluso pidió bajarse de esta navegación, porque iba otro cocinero como suplente, y para él no era necesario que dos suboficiales estuvieran para la cocina, pero le dijeron que no”, explicó con lágrimas en los ojos.

En la actualidad , Andrea es una de las tantas esposas que está esperando ser citada para declarar ante la jueza Marta Yañez, que está a cargo de la causa que investiga el hundimiento. Es que su esposo le relató distintos incidentes ocurridos en el ARA San Juan, que dan cuenta de las precarias condiciones en las que se encontraba la nave. Incluso, posee fotos y videos de esos episodios, que considera valiosos para la causa.

Se trata de un video que Gabriel filmó con su celular a bordo del submarino, durante una navegación que realizó en el año 2016. Con respecto a las fotos, fueron tomadas también a bordo de la nave. Muestran las curaciones a las que tuvo ser sometido uno de los tripulantes que, junto a otro submarinista, sufrió lesiones cuando “saltó una válvula” durante uno de los viajes.

“Lo de las válvulas no recuerdo si pasó en un viaje que realizaron en 2015 o en 2016. El que se ve en la foto es Manuel Debrina, un suboficial que está citado a declarar por este tema a fines de este mes. Tuvieron que darle 5 o 6 puntos de sutura, porque la válvula le pegó en la cabeza. El otro accidentado era el suboficial Sánchez. Él está entre los 44 (submarinistas fallecidos)” relató Andrea. Sobre el video explicó que “es de un corte de luz que se registró en plena navegación”.

Entre los momentos relatados por su marido, recordó también a www. rionegro.com.ar que en la navegación previa al hundimiento “me dijo que los siguió un submarino inglés. Contó que habían visto a un barco hacer cosas ilegales (él no me precisó qué) y tras esto se comunicaron con la base de Malvinas, y apareció ese submarino que los persiguió”.

 

 

 

El Patagónico

Mauricio Macri recibió un cuestionario de preguntas centrado en su conocimiento del estado del submarino ARA San Juan, que deberá responder en el transcurso de la próxima semana. Se trata de un pedido de Luis Tagliapietra, querellante en la causa por el hundimiento del submarino y padre de uno de los 44 tripulantes fallecidos. La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, dio lugar al pedido, dado que Macri, en su carácter de presidente de la Nación es además el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

“¿Usted sabía que el ARA San Juan llevaba 45 meses sin ir a Dique Seco cuando doctrinariamente y acorde a las indicaciones del fabricante tenía que ir cada 18 meses?”, es la primera pregunta que deberá responder Macri. La siguiente es: “¿Cómo y por quién se notificó de la desaparición del submarino; qué explicaciones le dio esa persona y qué medidas tomó al respecto?”

En tanto, la tercera pregunta es: “Como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, ¿estaba informado sobre el estado de alistamiento de las fuerzas y en particular del ARA San Juan?”.

Además, se exige a Macri que “explique todas las medidas tomadas por usted durante el transcurso de esta investigación”, y que precise si tuvo conocimiento de que se le diera aviso al Reino Unido de la tareas de patrulla que realizó el ARA San Juan en virtud de los acuerdos de Madrid.

Tagliapietra también solicitó una ampliación testimonial para el ministro de Defensa, Oscar Aguad, que anteriormente había declarado por escrito en la causa. En noviembre, cuando se localizaron los restos del submarino, la magistrada consideró que Macri “en la cadena de responsabilidades estaría muy lejano”.

El ARA San Juan zarpó desde Ushuaia rumbo a Mar del Plata en noviembre de 2017 y perdió contacto a la altura del golfo de San Jorge el día 15, a 450 kilómetros de la costa. Recién fue hallado el 17 de noviembre de 2018, dos días después del primer aniversario de la desaparición. El hallazgo lo hizo el Seabed Constructor, un buque de la empresa Ocean Infinity, contratada por el Estado, que trabajó más de dos meses en el área de búsqueda y lo encontró cuando estaba a punto de abandonar sus tareas.

Se comprobó que el submarino había sufrido una explosión interna, algo detectado en la zona de su desaparición el día que perdió contacto. Con la certeza del final trágico de su viaje y las 44 muertes, comenzó el debate judicial para comprobar responsabilidades en el mantenimiento de la nave y por eso debe responder ahora la máxima autoridad política del país.

 

 

Pagina 12

El ingeniero naval y perito argentino Jorge Oscar Bojanic denunció ante la justicia al presidente Mauricio Macri por enviar al submarino ARA San Juan, con 44 tripulantes a bordo, a realizar tareas de espionaje en una zona de combate.

El “máximo responsable del desastre del ARA San Juan es el presidente Mauricio Macri porque lo envió a espiar a una zona de combate”, afirmó en su denuncia, según el sitio MinutoUno.

Bojanic declaró ante la fiscalía de Jorge Di Lello en los tribunales de Comodoro el 7 de marzo pasado, en una causa que está en manos del juez Luis Rodríguez. Ahora, ante la gravedad de la denuncia, podría pasar a manos de la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez, ya que allí tramita el expediente principal.

El perito declaró que acorde a las fotos tomadas por el buque noruego, el submarino naufragó como consecuencia de “una mina antisubmarina o un misil antibuque”. “Junto a la hélice, a su izquierda, se observa una especie de cuerno. Ese cuerno es el booster de un misil antibuque. El booster es el propulsor que utilizan los misiles. El misil se llama Hsiung Feng, de origen taiwanés, las empresas de seguridad utilizan armas taiwanesas porque no son rastreables”, explicó.

En ese sentido, aseguró que el ARA San Juan estaba cumpliendo una misión distinta a la informada oficialmente y advirtió que “sólo una persona podía dar esa orden, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, presidente de la República, ingeniero Mauricio Macri, y fue realizada por sugerencia de su ministro de energía, Juan José Aranguren”.

Según Bojanic, el submarino estaba espiando una zona que denominó “Ballena Viva”. “Esta zona son aguas internacionales, tiene grandes riquezas naturales: reservas petroleras 7,5 veces más grandes que en Vaca Muerta, grandes reservas de gas natural, con profundidad de 50 metros se pueden poner generadores eólicos. Además, se encuentra el mayor banco de peces de todo el mundo”, describió.

“Aranguren sabe que hay 25 empresas petroleras trabajando en la zona. Esa zona se ha convertido en un teatro de operaciones militares privadas donde actúan las empresas Moran, Wagner, EUELEN, Academi, Black Water. Entre ellos son conocidos en la jerga de los militares privados como War Lords”, continuó en su relato.

“Aranguren necesitaba saber cuántos y quiénes estaban trabajando en la zona. Por eso mandaron al ARA San Juan a espiar”, indicó en su declaración.

 

 

Portal de Noticias

La esposa de Jorge Valdez, tripulante del submarino ARA San Juan, denunció hoy que desconocidos robaron una computadora y una cámara digital en la que guardaba fotos y videos de su marido y pidió su devolución para no perder esos recuerdos.

“A quien le quieran vender una computadora positivo BGH con una calco del submarino Ara San Juan agradecería poder recuperar las fotos y videos que guardo con mi esposo y mi nena”, posteó Adriana Ortiz en su cuenta en la red social Facebook.

“Él es un tripulante del submarino y es lo único que nos quedó de él. Por favor compartir son muy valiosos esos recuerdos para nosotros”, insistió la mujer.

La esposa de Valdez, señaló que el hecho ocurrió el último lunes en su vivienda de la localidad de Punta Alta.

“Me faltaba la computadora, un extensor de wifi, aritos de oro de mi nena y una cámara de fotos”, dijo Ortiz a canal 7 de Bahía Blanca.

La mujer señaló que “lo más importante es la computadora porque tengo videos” en los que está su hija cuando era bebé con su papá “bailando y gritando un gol de River”.

“Ella se acuerda todo el tiempo porque jugaba con su papá y hay videos de ellos jugando”, afirmó. “No me interesa lo material, aunque sea que me devuelvan las fotos y los videos”, añadió.

El buque de la Armada Argentina perdió contacto a las 7.19 del 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes a bordo, y fue hallado a 907 metros de profundidad sobre el lecho marino el 17 de noviembre del año pasado.

 

 

 

Los Andes

Según la denuncia, el buque naufragó como consecuencia de “una mina antisubmarina” mientras realizaba tareas de investigación.

Un perito denunció ante la justicia que el “máximo responsable del desastre del ARA San Juan es el presidente Mauricio Macri porque lo envió a espiar a una zona de combate” ; ya que los marinos murieron “en un acto de guerra en un teatro de operaciones militares”.

El ingeniero responsabilizó a la jueza del caso por sus “injustificables demoras” para que desaparezcan todas las pruebas y advirtió sobre un “proyecto ultrasecreto de la zona de 75.000 km cuadrados costa afuera como un negocio privado que quiere controlar el gobierno”.

Se trata de Jorge Oscar Bojanic, ingeniero naval, quien declaró ante la fiscalía de Jorge Di Lello en los tribunales de Comodoro el 7 de marzo pasado. Dijo en esa oportunidad que el submarino ARA San Juan naufragó como consecuencia de “una mina antisubmarina o un misil antibuque” mientras realizaba tareas de espionaje de tipo empresarial sobre una zona de aguas internacionales en las que yacen reservas de gas y petróleo siete veces superiores a Vaca Muerta.

“La calota del Ara San Juan está construida de un acero HY80 de 35 mm de espesor, eso resiste un cañonazo de un tanque de guerra calibre 88. En una de las fotos que dejó trascender la jueza de la causa se observa que la calota está totalmente destruida. Para lograr ese nivel de destrucción se necesitan 300 kilos de TNT y es imposible que por la explosión de hidrógeno o la implosión por la profundidad se obtenga tamaña destrucción. Lo único que pudo haber destruido esto es una mina antisubmarina o un misil antibuque”, declaró el ingeniero.

El fiscal Di Lello es quien elaboró un informe sobre el estado de la Defensa Nacional justamente a partir del hecho ocurrido con el submarino el 15 de noviembre de 2017.

En su relato, el perito asegura que en una de las fotos que trascendieron de los restos de la nave “junto a la hélice, a su izquierda, se observa una especie de cuerno. Ese cuerno es el booster de un misil antibuque. El booster es el propulsor que utilizan los misiles. El misil se llama Hsiung Feng, de origen taiwanés, las empresas de seguridad utilizan armas taiwanesas porque no son rastreables”.

Para el ingeniero, el Ara San Juan estaba cumpliendo una misión distinta a la informada oficialmente, y advirtió que “sólo una persona podía dar esa orden, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, presidente de la República, ingeniero Mauricio Macri, y fue realizada por sugerencia de su ministro de energía, Juan José Aranguren”, declaró.

El perito explicó además que el submarino estaba espiando una zona que denominó “Ballena Viva”, un territorio de 75 mil kilómetros cuadrados con una profundidad de entre 50 y 120 metros situado a 500 kilómetros costa afuera. “Recuerdo que la zona económica exclusiva alcanza a 370 kilómetros”, dijo.

El Patagónico

La abogada Lorena Arias aseguró a El Marplatense que “va a estar el 100% del contenido de los discos ya convertidos”. “A partir de ahí ya pondremos la fecha para que las familias sean las primeras en observar las imágenes, por lo que sería en marzo”, agregó.

El análisis de las más de 67 imágenes que tomó Ocean Infinity del submarino ARA San Juan se completaría esta semana, aunque la información podría demorarse en su divulgación, según confirmó a El Marplatense Lorena Arias, una de las abogadas que representa a algunas de las familias de los 44 tripulantes, que tienen muchas esperanzas en que podrán arrojar certezas en la causa judicial.

“Esto depende siempre de que no surja ningún inconveniente a nivel informático, que algún archivo sea incompatible. Pero si eso no pasa, para fines de esta semana va a estar el 100% del contenido de los discos ya convertidos. Con eso se completa todo el análisis de la información y, a partir de ahí, ya pondremos la fecha para que las familias sean las primeras en observar las imágenes”, dijo.

La letrada -que observó el proceso de inicio de procesamiento de los datos de los discos dos y tres entregados por la empresa estadounidense que tuvo a su cargo la búsqueda del submarino, con el que dio finalmente el 16 de diciembre pasado- explicó que las imágenes que están en poder de la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, se asemejan más a una ecografía que a una foto.

“Es algo que lleva de 3 a 4 días y lo que vimos fue todo netamente informático, no imágenes. Las imágenes que van a arrojar la información que tienen esos discos son sonares, no es óptico, pero va a servir mucho para el estudio de la causa“, explicó y agregó: “Esto es como cuando uno ve una ecografía. Uno ve imágenes que no son ópticas, pero sí sirven a los especialistas y técnicos para ver cuestiones de profundidad y otras dimensiones. Se conforma por millones de puntos y por distintos colores, y además muestra cómo está el objeto encontrado”.

Respecto a cómo y cuándo podrán acceder a esas imágenes las familias de los submarinistas, Arias explicó que las que componen el disco 1 “se pudieron ver en el Juzgado en diciembre”. “Lo que van a ver las familias es el contenido total de todo, tanto las ópticas como las sonares. Pero queríamos tener el acceso al 100% de la información antes de brindárselas. Estimamos hacerlo lo antes posible, por lo que sería en marzo. Entre estos días vamos a definir la fecha“, sostuvo.

Por último, la abogada destacó el compromiso y la labor de Yáñez al frente de la investigación que intenta establecer las circunstancias en las que se hundió el submarino. “La jueza está absolutamente involucrada con la causa. Siempre está abierta a escuchar sugerencias y está atenta a las necesidades. Siempre la gente del Juzgado estuvo muy accesible y muy comprometida con la causa. Ya vamos para el camino de las imputaciones, sin dudas“, destacó.

El Marplatense

Un software del Servicio de Hidrografía Naval comenzó ayer a decodificar los archivos de una “sonda multi haz” tomadas por el buque que en noviembre pasado encontró hundido en el Atlántico sur al submarino ARA San Juan, en el que viajaban 44 tripulantes cuyas familias siguen reclamando “conocer la verdad y justicia”.

El procedimiento se inició ayer a la mañana con la presencia de la jueza a cargo de la causa por el hundimiento del submarino, Marta Yáñez, de los abogados de las distintas querellas que representan a los familiares, y de miembros de la Comisión Bicameral Especial conformada especialmente para la investigación del caso.

Fuentes allegadas a la causa informaron que el procedimiento trata de reproducir con el Audelia del Servicio de Hidrografia Naval -un software especial- los archivos tomados con la sonda multi haz del buque Seabed Constructor, que el 16 de noviembre pasado encontró el submarino hundido a unos 900 metros frente a las costas de Comodoro Rivadavia.

Además, indicaron que las imágenes y videos obtenidos por el buque no fueron trasladados a la Ciudad de Buenos Aires y que “serán primero exhibidos a las familia”.

“Para mí sería muy importante ver las fotos”, dijo a Télam, envuelto en un banner con la cara de los 44 tripulantes, Antonio Niz -papá de Luis Niz, de 27 años- en la puerta del Servicio de Hidrografía Naval en el barrio porteño de Barracas, donde minutos antes habían ingresado la jueza, los peritos y varios legisladores.

El reclamo se repite en cada uno de los familiares que van llegando: “Nosotros sólo hemos podido ver las tres imágenes que circularon por los medios y ya pasaron muchos meses desde el hallazgo”, expresó por su parte Fernanda Navarro, novia del teniente de fragata Jorge Luis Mealla, también tripulante del ARA.

Y continuó: “Lo que nosotros sentimos es que la causa está estancada. No hay imputados y la carátula sigue siendo averiguación de delito cuando sabemos que el submarino no estaba en condiciones de salir a mar, entonces hay una cadena de responsabilidades. Somos 44 familias que estamos esperando conocer la verdad y tener justicia”.

Con legisladores 

Cerca de las 10 los familiares presentes cantaron el himno y nombraron a cada uno de los tripulantes, reclamaron justicia para los “44 corazones de acero”, se abrazaron y lloraron en silencio.

Unos minutos después, la puerta de Montes de Oca al 2100 se abrió y salieron el senador José Ojeda, el diputado mendocino Ricardo Mansur (en representación del senador Esteban Bullrich) y los diputados Guillermo Montenegro, Guillermo Carmona y Nilda Garré -todos integrantes de la Bicameral-, quienes se acercaron a dialogar con los familiares.

“Lo que nos informaron es que hoy comienzan a analizar los datos que obtuvieron y que a partir de ahí se van a elaborar las imágenes, y se comprometieron a que una vez que estén los familiares seremos los primeros en verlos, esperamos que lo cumplan”, indicó a Télam Fernanda después de dialogar con los legisladores.

El submarino ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre de 2017 en aguas del Atlántico Sur, cuando realizaba un viaje entre Tierra del Fuego y Mar del Plata.

Un año después, una misión encargada por el Estado argentino a la empresa Ocean Infity posibilitó el hallazgo de la nave siniestrada en las profundidades de un área cercana al Golfo San Jorge, cerca del lugar donde se tuvo el último registro de la nave.

La jueza a cargo de la causa por la desaparición del submarino Ara San Juan, Marta Yáñez, podrá acceder hoy a los 67.000 archivos obtenidos por la nave Seabed Constructor, de la empresa Ocean Infinity, al momento de ser ubicado en el lecho marino el submarino que llevaba 44 tripulantes.

La jueza acudirá a las 8 al Servicio de Hidrografía Naval, para disponer del software necesario para “traducir” las imágenes tomadas por el buque Seabed Constructor, que el 16 de noviembre de 2018 encontró el submarino hundido a unos 900 metros en el Atlántico sur, frente a las costas de la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Asistirán familiares, abogados, peritos, personal de las fuerzas federales y legisladores que forman parte de la comisión bicameral que investiga el naufragio del submarino.

Río Negro