fbpx
Tag

aprendizaje

Browsing

El ciclo, desarrollado durante enero, fue un éxito. Más de 500 chicos de todos los barrios de la capital provincial concurrieron a las actividades recreativas en la costa. El municipio, como agente integrador de la comunidad, ofreció herramientas de contención a los niños y sus familias.

Cumpliendo los lineamientos ideados por la intendenta de Rawson Rossana Artero, basados en la inclusión y la celeridad objetiva, la Colonia de Vacaciones de Verano 2019 en Playa Unión, tuvieron una nutrida participación de más de 500 chicos de distintos barrios de la urbe capitalina.

Fue el resultado de un proyecto integral y coordinado por profesionales, bajo el monitoreo permanente de la Secretaría de Cultura, Turismo, y Deportes.

Durante las cuatro semanas de enero, los chicos de entre 5 a 12 años fueron recibidos bien temprano en la Casa Estudiantil 5009, y luego compartían actividades lúdicas, recreativas, de aprendizaje, de concientización ambiental, charlas de salud, y solidarias.

Los niños tuvieron también la posibilidad de disfrutar de la costa, con la supervisión de los guardavidas, e interactuaron con integrantes de otras instituciones.

Concientización ambiental

La coordinadora de la Colonia de Vacaciones, Cristina Buzzi, afirmó que “todo lo que teníamos programado salió bien, tuvimos 530 chicos, entre ellos algunos que fueron todo el mes”.

Buzzi comentó que “los más pequeños hasta los 10 años fueron al Centro de Interpretación de la Biodiversidad Aquavida y el grupo de 11 a 13, visitaron Toninas, tuvieron charlas con los guardavidas, es decir aprendieron mucho respecto de la concientización de dejar la playa en condiciones”.

La coordinadora del espacio recreativo destacó que “a los chicos no les faltó nada, estuvieron muy bien cuidados, recibieron charlas e información para mejorar la calidad de vida acorde para cada edad, recibieron la visita de la juegoteca del área 16, estuvo ‘El Crazy’ y Laura Casariego que tiene un taller de adultos mayores que vinieron a contarles cuentos a los chicos. Fueron momentos maravillosos”.

Talleres y solidaridad

Además hubo talleres de deportes y de arte. “Los chicos la pasaron tan lindo que no querían que la colonia terminara”, comentó Buzzi. Los niños desarrollaron una actividad solidaria, habida cuenta que “una mamá que conoce a Lorenzo, un niño de 8 años de Comodoro Rivadavia que presenta una patología de disminución de fuerza muscular, nos visitó para contarnos lo que están viviendo y luego de esa charla se juntaron tres bidones de agua con tapitas”.

Modelo inclusivo

La Colonia de Vacaciones fue además un espacio de integración, según lo establece el modelo que pregona la gestión actual municipal. “Fueron inclusivas, participó un nene no vidente quien estuvo acompañado por su auxiliar y tuvo la oportunidad de compartir con todos los chicos”, explicó Buzzi.

Para el cierre “invitamos a las familias y compartimos una comida todos juntos”, comentó y agregó que estos espacios son importantes para la sociabilización y la contención desde el deporte o el arte “los chicos se encuentran entre ellos por ello no hay que perder estos espacios”.

Por último Buzzi agradeció al municipio de Rawson por la disposición y a “familias por permitirnos compartir tanto con los chicos y a las auxiliares por acompañarnos y estar atentas a todo”.

En la provincia funcionan ocho establecimientos de ese tipo; el año último fueron cerca de 3000 los estudiantes que recurrieron a este servicio, entre los niveles Inicial, Primario y Secundario.

Los equipos directivos de los establecimientos educativos de la modalidad educación domiciliaria-hospitalaria y también supervisores, se reunieron en Trelew convocados por la directora general de Educación Inclusiva, Diana Brunt y la coordinadora de la modalidad, Verónica Zamora.

El encuentro tuvo como propósito compartir la realidad de cada una de las ocho escuelas que funcionan en la provincia, además de discutir la normativa jurisdiccional cuyo borrador ya está redactado con el aporte que realizaron los distintos establecimientos.

Asimismo, se trabajó en el diseño de un protocolo de intervención cuando el servicio educativo se brinda al estudiante en su hogar, a partir de las diversas situaciones que se producen y que impactan en la tarea del docente.

Chubut es una de las cinco provincias del país que brinda ambas modalidades de atención (hospitalaria y domiciliaria). Presta el servicio educativo a estudiantes de los niveles Inicial, Primario y Secundario que por distintas razones de salud se ven imposibilitados de asistir con regularidad a su escuela. La atención se brinda tanto en el domicilio del estudiante como en los centros de salud en donde se encuentren internados.

“La modalidad debe procurar que el estudiante una vez recuperado de la afección que tuvo, pueda regresar a su escuela de origen de la misma manera o mejor es decir, que no haya un corte en el proceso de enseñanza con los contenidos que sus compañeros vieron en el aula”, dijo Zamora.

Continuidad en el aprendizaje

De este modo, destacó que uno de los objetivos es evitar la repitencia, el abandono y darle continuidad a la trayectoria escolar de cada uno de los estudiantes. “Para eso, cuando se produce la interrupción en la asistencia a la escuela de origen, se busca darle inmediata continuidad en el proceso de aprendizaje”, indicó.

Cuando la escuela de origen recibe el certificado médico que informa sobre la situación particular de un estudiante, que ocasionará su inasistencia desde los siete días hábiles en el Nivel Inicial y Primario y los 15 días hábiles en el Nivel Secundario, el establecimiento debe dar aviso a la escuela domiciliaria y entregar al docente domiciliario/hospitalario una planilla con las capacidades que el estudiante deberá abordar en ese tiempo de ausencia en el aula.

De esta manera, el docente domiciliario y hospitalario es el nexo entre la escuela y el estudiante, permitiendo evitar el aislamiento que muchas veces la enfermedad provoca.

En nuestra provincia funcionan las escuelas 301 y 302, de Comodoro Rivadavia; la 303, de Trelew (con anexo en Gaiman, que atiende Dolavon y 28 de Julio); la 304, de Esquel (con anexo en Gobernador Costa, que atiende José de San Martín y Río Pico. También, un anexo en Corcovado, que atiende Cerro Centinela y el anexo de Trevelin, que atiende Aldea Escolar y Lago Rosario).

En Puerto Madryn, funciona la 305; la 306, en Rawson; la 307, en Sarmiento (con anexo Río Mayo) y la 308, de Las Golondrinas (cubre Lago Puelo, El Hoyo, El Maitén, Cholila, Lago Rivadavia y Epuyén).

En 2017 fueron cerca de 3000 los estudiantes atendidos por la educación Domiciliaria-Hospitalaria; las causas más repetidas que provocan la ausencia son las fracturas, cirugías y post operaciones.