Tag

animal

Browsing

Ocurrió este sábado después del mediodía en la localidad cordillerana de Corcovado. Una mujer alertó a la policía que el animal había estaba atrapado en el pozo séptico, en el patio de su domicilio. Los efectivos a cargo del procedimiento convocaron a los Bomberos Voluntarios, que con mucho esfuerzo pudieron rescatar al equino. El dueño, que apareció en el momento del rescate, deberá responder por haberlo dejado suelto y por los daños ocasionados.

El cuerpo de bomberos a cargo del suboficial principal Griffits utilizó una cuerda con la que jaló al caballo hasta sacarlo del pozo.

Caballo rescatado de un pozo ciego en Corcovado

Cuando apareció el propietario, Gabriel Ñancuán, la policía le informó que labrarían una actuación por haber dejado el animal suelto y por el daño en el domicilio de la vecina.

El Procurador General, Jorge Miquelarena, expidió expresas directivas a los fiscales para prestar especial atención a situaciones de abuso por parte del personal Policial en el marco del control de medidas dispuestas por la pandemia, en virtud de las denuncias públicas efectuadas por la población.

Un empleado policial, se encontraba en ejercicio de sus funciones, tras ser mordido en su pierna izquierda por un can, decidió en circunstancias en que el animal se alejaba de su persona, efectuar un disparo a la perra mediante la utilización de su arma de fuego reglamentaria.

La fiscalía de Rawson, representada por el Fiscal Osvaldo Heiber solicitó la apertura de investigación preparatoria en contra de E.P.S. empleado policial, tras analizar la denuncia efectuada por M. M. M. C. y considerar que existen elementos suficientes para formular cargos en su contra. Ahora resta esperar que la oficina judicial de Rawson otorgue intervención en legal forma al Juez penal correspondiente y fije fecha para la celebración de la audiencia de inicio de la investigación en los términos del Art. 274 C.P.P. Cabe mencionar que la fiscalía por otra parte también se encuentra investigando una presunta agresión producida por el dueño del perro sobre el móvil y el efectivo policial.

Los hechos

El pasado 26 de marzo de 2020, siendo aproximadamente las 14:00 horas, en el domicilio sito en calle Teniente Coronel de Roa N° 2.202 de la localidad de Playa Unión, el empleado policial, quien se encontraba en ejercicio de sus funciones, luego de haber sido objeto de la agresión de una perra mestiza con rasgos de pitbull de tamaño grande que lo habría mordido en su pierna izquierda, excediendo el marco de sus funciones y en circunstancias en que la perra se alejaba de su persona, realizando un acto de crueldad contra el animal, le efectuó un disparo al can mediante la utilización de su arma de fuego reglamentaria (pistola 9 mm.), el que ingresó al animal en la región posterior lateral izquierda del cuello, en su tercio medio, y salió por la región ventral lateral derecha del cuello, provocándole a la perra una hemorragia pulmonar aguda que determinó la necesidad de practicarle eutanasia con el consecuente deceso del animal. La calificación legal provisional escogida por el fiscal conforme los hechos relatados son constitutivos de los delitos de Infracción al art. 3° inc. 7° de la Ley de Protección Animal N° 14.3476, Daño (art. 183 CP) y Abuso de autoridad (art. 248 CP), todos ellos en concurso ideal (art. 54 CP) revistiendo E P S el carácter de autor de dichos ilícitos (art. 45 del Código Penal). Se acompaña foto ilustrativa (fuente sitio web)

El 80% de las emergencias sanitarias mundiales de los últimos 30 años fueron por zoonosis, enfermedades que se transmiten de animales a humanos, lo que se genera no sólo por la capacidad de mutar de los virus sino también por el accionar del hombre en la producción intensificada de alimentos o el cambio climático, aseguraron especialistas.

«En los últimos 30 años, el 80% de las emergencias sanitarias mundiales fueron por enfermedades que pasaron de animales a hombres. Hubo muchas, pero las más resonantes fueron la Gripe de 2009, los coronavirus anteriores (SARS y MERS) y el hantavirus, entre otros», explicó a Télam Ariel Pereda, investigador del Conicet y coordinador del Programa Nacional de Salud Animal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Pereda, quien fue parte del equipo de investigación que reveló la presencia del virus de influenza en animales en Argentina, describió que «los virus necesitan de seres vivos para su replicación y son ‘poco fieles’ en la multiplicación de su genoma, cometen errores y se forman las mutaciones. Este proceso es azaroso y pasa todo el tiempo».

«Sin embargo, desde hace 30 años la humanidad ha modificado su relación con el medio ambiente. Factores como el cambio en la forma de producción, sumado a las transformaciones en el uso de la tierra, movimientos demográficos y cambio climático, son acciones del hombre que generan un fuerte impacto en la ecología de los microorganismos», señaló Pereda.

En ese contexto, «los animales silvestres van migrando, se acercan a zonas urbanas o van a los galpones donde se almacena alimento, como es el caso del ratón colilargo que transmite el hantavirus, que al orinar deja el virus en el ambiente y se generan aerosoles que cuando una persona entra a ese lugar se infecta por la inhalación», sostuvo.

Por su parte, José Luis Affranchino, biólogo e investigador del Conicet, explicó que «algunos virus exhiben una alta tasa de mutación que evolutivamente les ha posibilitado infectar seres humanos».

«Pero para que un nuevo virus animal se transmita a humanos es necesario un contacto estrecho y prolongado entre el animal y el ser humano. Luego los centros urbanos con alta densidad poblacional, las condiciones sanitarias y de higiene y los viajes transcontinentales hacen que la enfermedad se propague por todo el mundo», evaluó el especialista.

Affranchino describió que «no todos los virus necesitan mutar para vivir en el cuerpo humano, por ejemplo, en el caso de la rabia el virus ya posee la capacidad de transmitirse al hombre tal cual vive en el animal».

«El actual coronavirus (SARS-CoV2) sería distinto. Si bien todavía no hay datos concluyentes se estima que originalmente estaba en los murciélagos, lo que sería su ‘huésped natural, porque en estos animales se encontró un tipo de coronavirus con un genoma muy similar al SARS-CoV-2», describió Pereda.

Algo parecido habría ocurrido en 2009: «Lo que se llamó Gripe A primero se había dicho que era gripe porcina. Después se comprendió que este virus, el Influenza A H1N1, tenía sus antepasados en otros virus que circulaban en cerdos. Por alguna razón surgió una combinación particular que resultó muy eficiente para transmitirse entre humanos», recordó el especialista.

Pereda aseguró que la conclusión más verosímil a la que arribaron los investigadores «fue que en los años 90 se cambió la forma de criar cerdos, lo cual generó un nuevo ecosistema para que el virus de influenza pueda circular mejor. El cerdo tenía distintos virus de influenza que por alguna razón se combinaron en el hombre generando el virus que provocó la pandemia de 2009», puntualizó.

«Luego fue el hombre el que le transmitió ese nuevo virus al cerdo y actualmente el virus pandémico se transmite sostenidamente en la población porcina mundial. Es por ello que resulta muy importante trabajar en el concepto de ‘Una Salud’, donde se combina la salud pública con la salud animal y la salud ambiental», precisó.

En la actualidad, la alta capacidad de transmisibilidad que tiene el SARS-CoV2 sumada a la poca inmunidad de la población ante los coronavirus generó un terreno fértil para una pandemia peor que la de la gripe de 2009.

Al respecto, Affranchino consideró que «la forma más eficiente de evitar estas enfermedades virales transmitidas desde animales ha sido históricamente el desarrollo de vacunas».

Por su parte, Pereda dijo que «es probable que este año la pasemos muy mal y que en los próximos meses aumente la inmunidad poblacional que haga que no afecte tan brutalmente la salud pública; sin embargo, al ser un nuevo virus es muy difícil predecir».

«Lo que sí podemos pensar es que mientras no hagamos algo para detener el cambio climático, mientras no mejoremos las prácticas ganaderas y agrícolas y mientras sigamos agrediendo a la naturaleza, estas crisis van a seguir pasando», concluyó.

Este mamífero se adentra cada vez más en Catalunya, que instala trampas para capturarlos y sacrificarlos, a pesar que solo hay varios centenares. Dicen que amenazan el equilibrio ecológico.

Entró hace una década en Catalunya procedente de Francia. Se instaló primero en las cuencas de los ríos gerundenses Muga y Fluvià, pero este verano ha sido avistado también en el Ter, con lo que se está expandiendo dirección sur. El coipo (myocastor coypus) es una especie invasora originaria de Sudamérica (principalmente de Argentina) y los expertos consultados afirman que ha venido para quedarse.

La noticia se conoce luego de que el ayuntamiento de Madrid anunciara un plan para exterminar a 12.000 cotorras argentinas que han invadido la capital española.

Entró hace una década en Catalunya procedente de Francia. Se instaló primero en las cuencas de los ríos gerundenses Muga y Fluvià, pero este verano ha sido avistado también en el Ter, con lo que se está expandiendo dirección sur. El coipo (myocastor coypus) es una especie invasora originaria de Sudamérica (principalmente de Argentina) y los expertos consultados afirman que ha venido para quedarse.

La noticia se conoce luego de que el ayuntamiento de Madrid anunciara un plan para experimentar a 12.000 cotorras argentinas que han invadido la capital española.

La Generalitat “instala trampas para capturarlos y sacrificarlos en el Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà”, pero poco más hace fuera de esta zona protegida, explica Santiago Palazón, biólogo del servicio de fauna y flora del departamento de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat.

Los arroceros de Pals ven en este mamífero de aspecto similar a una rata de gran tamaño una amenaza para sus cultivos. “Come mucha hierba, se alimenta sobre todo de los cultivos que encuentra al lado de los ríos, como los arrozales, y excava galerías debajo de los campos de casi diez metros de longitud, provocando que se hundan a veces”, alerta Palazón. “En la Camarga francesa se ha convertido en una auténtica plaga”, señala Joan Pino director del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals y catedrático de Ecología de la Universitat Autònoma de Barcelona.

El crecimiento de la población de coipo y su expansión por el territorio ponen en peligro la fauna y flora locales. “Compite por alimento con especies nativas, como la rata de agua, y altera los ecosistemas fluviales”, explica Pino. El director del Creaf advierte también que “es vector de distintos patógenos humanos, como la duela del hígado”.

Palazón indica que “se desconoce su población actual en Catalunya”, que estima en “unos varios centenares”. Lo que sí se sabe es que su crecimiento es rápido debido a su “gran capacidad de reproducción, de entre cinco y siete crías al año”, explica el biólogo y catedrático. Tampoco tiene “prácticamente depredadores”, indica Palazón. “La nutria lo es, pero hay muy poco ejemplares”, añade.

No es la primera vez que el coipo trata de asentarse en Catalunya. En la década de los años 70 se escaparon varios ejemplares de granjas de cría de coipos, pero no sobrevivieron “debido a su escasa capacidad de adaptación a temperaturas bajas”, explica Pino. Los ejemplares actuales descienden de coipos escapados de explotaciones francesas y que sí han logrado sobrevivir.

Más allá de Catalunya, también hay poblaciones de coipos en el nordeste del País Vasco y el norte de Navarra (cuencas de los ríos Bidasoa, Oiartzun, Urumea y Oria). Estos animales proceden de poblaciones francesas asentadas al otro lado de la frontera y que, al igual que en Catalunya, han aprovechado los pasos fronterizos no montañosos para cruzar de Francia a España.

El coipo forma parte del 13% de las 1.330 especies exóticas detectadas en Catalunya que tienen un comportamiento invasor, según el departamento de Territori i Sostenibilitat.

En Argentina este mamífero se encuentra en estado vulnerable debido al deterioro del hábitat.

También sufre las consecuencias de la pesca excesiva por parte del hombre, ya que su piel tiene un alto valor económico. Aunque también se lo mata para consumir su carne.

El coipo mide de 68 a 100 cm de largo y llegan a pesar de 6 a 10 kg. Y está en peligro de extinción.

Se reproducen en primavera y también en verano. A las pocas horas de nacer las crías ya pueden nadar sin dificultad, y cuando pasan dos días pueden comer alimento sólido, así lo informó El Clarín.

Por su nombre, águila harpía, probablemente no tengamos las pistas suficientes para sorprendernos por las curiosas características que esta especie de ave posee. Sin embargo, basta con solo mirar un par de fotografías suyas en una pantalla para constatar lo variopinto y asombroso que puede ser el reino animal.

Un par de fotografías compartidas en Reddit e Imgur bastaron para hacer viral en cuestión de horas al águila harpía. Y es que, este majestuoso animal de gran envergadura, según el ángulo, puede parecer hasta una persona disfrazada de pájaro; característica que, sin duda, llama la atención.

Al águila harpía se la conoce también como arpía mayor o simplemente harpía y es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae que vive en la zona neotropical. Se considera el águila más grande del hemisferio occidental y del hemisferio austral llegando a sobrepasar el metro de altura y los 4 y 9 kilos de peso, dependiendo de si es macho o hembra. Ellas son más grandes.

Entre sus características más curiosas o llamativas destaca la dieta que lleva: un águila arpía puede engullir monos, puercoespines, perezosos, coatíes, pájaros, serpientes, lagartijas, etcétera.

Asimismo, llaman la atención sus grandes, largas y musculosas garras. El tamaño de sus patas puede ser más grande que la mano humana y su pico posee una terminación curva con una punta afilada.

La poderosa águila puede transportar hasta su nido hasta el 70% de su propio peso en presas.

En algunas zonas, como México, el águila harpía se encuentra en peligro de extinción, mientras que por lo general está en la categoría de «casi amenazada» debido a la acción del hombre en su hábitat natural y la caza de manera indiscriminada por su hermoso aspecto, informó La Nación.

El municipio capitalino, a través de la Dirección de Veterinaria, Saneamiento y Abasto, en colaboración con la Fundación Patitas Rawsenses, llevará a cabo los festejos correspondientes al “Día del Animal” el sábado 4 de mayo desde las 15.00 hasta las 17:30 horas. Andrés Moyano, veterinario integrante del equipo técnico municipal, comentó que “se espera una gran concurrencia de mascotas”.

La presidenta de Patitas Rawsenses, Angie Álvarez explicó que “el evento se va a realizar en la plaza del Papa, con el auspicio de la municipalidad de Rawson a través de la Secretaría de veterinaria municipal, quienes estarán efectuando trabajos de patentamiento y vacunación antirrábica para las mascotas”.

En la temporada de verano, la Secretaría de Veterinaria, realizó más de 200 intervenciones en mascotas, entre la aplicación de la vacuna antirrábica y patentamiento, en las dos jornadas de la campaña gratuita que la Municipalidad de Rawson organizó en Playa Unión. “En las jornadas que se hicieron durante la temporada de vacaciones tuvimos una muy buena convocatoria de perros y gatos”, repasó Andrés Moyano.

Al respecto la presidenta de la Asociación expresó que “durante este día se llevará a cabo un desfile de mascotas con una premiación a la mejor producción (leyendas en contra del maltrato, disfraces etc), además habrá menciones para los perritos más viejitos en sus distintas categorías”.

Asimismo, la fundación Patitas Rawsenses desarrollará el sorteo de un huevo de pascua cuya inscripción se hará de manera online en la página de la Fundación. Aquellos interesados en adquirir un número pueden contactarse con la página de Patitas Rawsenses, el valor es de solo 10 pesos: “Se trata de un huevo de pascua de 22 cm, realizado por Daniela, una de nuestras colaboradoras”, indicó Angie Álvarez.

“Va a ser una tarde muy colorida y familiar, todos pueden ir con su equipo de mate, la fundación va a estar proporcionando el servicio de buffet y el personal municipal trabajando con las mascotas como lo viene haciendo en los distintos barrios de nuestra ciudad”, finalizó la presidenta de la Asociación.

Vale destacar que la celebración se lleva a cabo en el marco del Día del Animal que se celebra en Argentina todos los 29 de abril en conmemoración al fallecimiento de Ignacio Lucas Albarracín, un abogado pionero en el país en la lucha por los derechos de los animales.

Recomendaciones

Moyano recomendó que para la aplicación de la vacuna antirrábica “las hembras no tienen que estar gestando y deben ser mayores a tres meses, además es necesario llevar a las mascotas con la correa más el collar, y los gatos deben estar con algún medio de contención para que no se escapen. Asimismo, las personas que los lleven deben ser mayores de edad”.

Por último, valoró que “la vacunación es gratuita, es obligatoria por ordenanza, y tiene una duración de año”.

Se los divisó en un campo de arroz de Santa Fe y quedan unos 600 en todo el país.

Una pareja de aguará guazú fue grabada en un campo de Santa Fe durante la cosecha de arroz. Estos animales en peligro de extinción muy difíciles de ver, con la mayor particularidad de que aparecieron en par.

La destrucción de su hábitat, la caza y el peligro de morir atropellados colaboraron a que cada vez haya menos de estos cánidos.

El origen de la grabación de los aguará guazú se hizo en la página de Facebook de la Cooperativa Arrocera San Salvador. Hacía varios años que no se los captaba.

De acuerdo con varias organizaciones protectoras, quedan unos 600 ejemplares en el país y a nivel mundial figura en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional de conservación de la Naturaleza (UICN).

El aguará guazú vive sobre todo en las provincias de Chaco, Formosa y Corrientes. Además se lo puede encontrar en Paraguay, Perú, Bolivia y Brasil.

Si bien no es un animal agresivo con el ser humano, por su aspecto sufrió la caza indiscriminada, al creerse que se trataba de la criatura mítica conocido como «lobizón».

Minuto Uno

 

El animal se encontraba en el Parque Recreativo de Rawson desde 2015, cuando fue capturado en un domicilio de Trelew donde lo tenían como mascota.

En un trabajo conjunto entre la Dirección de Fauna y Flora Silvestre, el Instituto de Asistencia Social, la Coordinación del Parque Recreativo General San Martín de Rawson y la Fundación Vida Animal, el pasado 26 de enero se logró el traslado exitoso de Pangüi, un puma de cuatro años que fue capturado en la ciudad de Trelew producto del mascotismo.

Durante dos años de trabajo intenso se obtuvieron los permisos correspondientes para lograr la exportación y trámites aduaneros hacia la República del Uruguay, al Bioparque de la ciudad de Durazno, sitio que ha abandonado por completo su viejo concepto de zoológico, para convertirse en un moderno parque natural.

En sus 100 hectáreas, conviven una variedad muy importante de aves corredoras, cérvidos y mamíferos autóctonos, lo que lo ha convertido en un lugar de interés turístico nacional e internacional.

A raíz de este suceso de mascotismo ocurrido en el 2015, se viene realizando una campaña tendiente a la concientización y sensibilización sobre los peligros que pueden generar los animales silvestres que son adoptados como mascotas. Los mismos pueden tener comportamientos agresivos e incluso transmitir enfermedades, además pueden generarles grandes problemas para su reinserción al medio silvestre, ya que en cautiverio sufren alteraciones en su desarrollo y comportamiento.

Desde la Dirección de Flora y Fauna Silvestre, dependiente del Ministerio de Producción, agradece el compromiso y colaboración de quienes acompañaron los trámites administrativos, gestionando los requisitos de ingreso a la reserva, como a los despachantes de aduana, a las carnicerías Elías de Trelew y Centro de Carnes Gaiman que desinteresadamente donaron el alimento durante este período, y a todos aquellos involucrados en la conservación de esta especie.