Tag

Angela Merkel

Browsing

La canciller alemana, Angela Merkel, agradeció hoy a las autoridades sanitarias su «excepcional compromiso y dedicación», y su «grandiosa contribución» para contener la pandemia del coronavirus, y subrayó la importancia de «fortalecer la salud pública».

«Ahora se trata de fortalecer la salud pública también a largo plazo. Queremos crear notablemente más puestos de trabajo y seguir mejorando la dotación técnica», dijo Merkel en su mensaje de los sábados.

La canciller resaltó que «unas ágiles vías de comunicación digitales son condición indispensable» para mantener un sistema de salud pública operativo y «para que todas las informaciones lleguen a tiempo a aquellos que deben tomar las decisiones necesarias en esta pandemia».

«Si nuestro país sobrellevó proporcionalmente bien la pandemia del coronavirus, si la cifra de contagios no alcanzó las dimensiones que hemos observado en otros países, tiene que ver, y no en última instancia, con lo que diariamente llevan a cabo los servicios de salud pública», subrayó.

Alemania registró 1.378 nuevas infecciones de coronavirus en las últimas 24 horas, comunicó hoy el Instituto Robert Koch (RKI), ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas.

Según datos de ese organismo citados por la agencia Europa Press, al menos 248.997 personas tuvieron el virus en el país desde el estallido de la pandemia.

La cifra de muertes relacionadas con contagios ascendió a 9.324, dos más que ayer, señaló Télam.

Como una alemana más, la canciller Angela Merkel fue a hacer compras en un supermercado de Berlín , en medio de la pandemia de coronavirus Covid-19 . Una persona registró el momento en que hacía la fila para pagar. Las fotos muestran que en el carrito llevaba productos como verduras, jabón, vino y papel higiénico.

Según reporta el diario Bild , Merkel acudió la tarde de ayer a un comercio de Berlín-Mitte, al que usualmente va para realizar sus compras, pues varios de los empleados ya la han visto por ahí en más de una ocasión . La canciller suele ser apodada «Mutti» , considerada una especie de «mamá» de la nación, que nunca perdió contacto con la vida cotidiana de las familias alemanas.

Como una clienta más, la canciller esperó en fila su turno en la caja, y luego pagó con su tarjeta de crédito.

Las imágenes tomaron por sorpresa a los usuarios por las medidas que se están tomando no solo en Alemania sino en varias partes de país por la propagación rápida del Covid-19.

Merkel en días previos comentó que lucha contra el nuevo coronavirus, enfermedad por la que ya hay más de 22 mil casos y 84 fallecidos, y dijo que es «el mayor desafío» que haya conocido Alemania desde la Segunda Guerra Mundial.

La crisis en el land alemán de Turingia por el voto conjunto de conservadores y liberales con los ultraderechistas se ha cobrado una pieza de gran envergadura en la política federal de Alemania. La presidenta de la democristiana CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, renuncia a ser candidata a la Cancillería y dejará la presidencia del partido.

Kramp-Karrenbauer, la delfín de la canciller Angela Merkel, que fue siempre vista como su sucesora en la Cancillería de Alemania, ha comunicado este lunes a la cúpula del partido esta doble renuncia. Su pecado es no haber sabido imponerse a los líderes locales del partido en Turingia, que el miércoles de la semana pasada votaron con la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) la investidura como presidente del land del candidato liberal, Thomas Kemmerich.

DOBLE RENUNCIA

Kramp-Karrenbauer no se postulará a la Cancillería y renuncia a la presidencia

El voto democristiano y liberal a la par con la AfD supuso la ruptura del cordón sanitario con el que hasta ahora todos los partidos del espectro alemán mantenían aislada a esta formación ultraderechista, negándose a todo trato con ella. A la indignación transversal en el espectro político siguió una tempestiva intervención de la canciller Merkel, que se hallaba de viaje en Sudáfrica, y dijo el jueves pasado que “el procedimiento es imperdonable, y por tanto el resultado debe ser revertido”.

Durante todo el pasado fin de semana, Merkel, ya de vuelta de su viaje, se comportó de facto como si volviera a ser la jefa de los democristianos, cargo que dejó por decisión propia a finales del 2018. En diciembre de ese año, un congreso del partido eligió nueva presidenta a Kramp-Karrenbauer, que era vista desde entonces como posible candidata a la Cancillería en las próximas elecciones generales, previstas en principio para el otoño del 2021.

Merkel forzó la dimisión del comisionado del Gobierno para los länder del este

Durante el fin de semana, Angela Merkel forzó la dimisión del comisionado del Gobierno para los länder del este, el democristiano Christian Hirte, quien había mostrado en Twitter su satisfacción por la elección del nuevo presidente de Turingia. Hirte forma parte de la cúpula democristiana de ese land. “La canciller me informó de que ya no podía ser comisionado del Gobierno para los estados regionales del este de Alemania. A petición suya, solicité ser destituido de mis funciones”, anunció Hirte en Twitter.

A su vez, el pequeño partido liberal FDP, zarandeado también por esta crisis de impacto nacional, pugna por rehacerse del error de haber aceptado el voto ultra. El liberal Kemmerich, que renunció al día siguiente de la polémica votación y pidió nuevas elecciones regionales, formalizó su dimisión del cargo de presidente este fin de semana.

Lo dijo el Presidente en la conferencia conjunta que brindó con Ángela Merkel, tras la reunión que ambos tuvieron en la sede de la Cancillería Federal.

“Miramos muy de cerca el modelo de Alemania”, aseguró el presidente Alberto Fernández en la conferencia de prensa que brindó junto a la canciller Ángela merkel, después de la reunión que ambos tuvieron.

El encuentro entre Fernández y Merkel de este lunes está previsto para las 20 hora local (16 de Argentina) en la sede de la Cancillería Federal (Bundeskanzleramt, en alemán), un moderno edificio de hormigón y cristal situado a orillas del río Spree, en uno de los perímetros del Tiergarten, el pulmón verde de Berlín.

De la reunión con el equipo de la canciller participará también el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien se sumará a la delegación oficial mañana.

“Celebramos los encuentros con el FMI”, expresó la canciller alemana.

La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, se manifestó conmocionada por los incendios que se registran en la Amazonia y dijo que de la cumbre del G7 en Bearriz debe salir un «mensaje claro» para evitar nuevos siniestros en esa zona.

«Estamos especialmente conmocionados por los horribles incendios en el Amazonas. En la cumbre tendremos que ver como podemos ayudar y la meta debe ser que salga un mensaje de que hay que hacerlo todo para que la selva pluvial deje de arder», dijo Merkel en un mensaje semanal de video.

La canciller alemana afirmó que el presidente francés, Emmanuel Macron, tiene razón al poner el tema en la agenda del G7. «Nuestra casa está en llamas y no podemos permanecer callados», opinó la canciller, según la agencia EFE.

Berlín lleva días de intenso y asfixiante calor. Este martes al mediodía la canciller alemana Angela Merkel ha suscitado preocupación por su salud después de haber sufrido el bochorno de la capital con fuertes temblores durante la recepción del nuevo presidente ucraniano, Vladímir Zelenskiy.

En el vídeo del acto se puede ver a una canciller tambaleante hacer equilibrios para mantenerse erguida ante los calambrazos que han agitado su torso y manos. Tras escuchar los himnos de ambos países junto a su homólogo frente a la cancillería y a pleno sol, Merkel ha seguido con los actos protocolarios con total normalidad.

“Estoy bien, me he bebido al menos tres vasos de agua que parece que me faltaban”, ha asegurado durante su comparecencia ante la prensa. “Ahora me siento de nuevo bien”. De esta manera, la líder conservadora, de 65 años, ha querido sacar hierro a las especulaciones sobre su estado de salud y ha atribuido esas imágenes de debilidad física a la deshidratación. Berlín ha registrado en la última semana temperaturas que incluso superan los 30 grados.

El avión Airbus A340-313 que transportaba a la canciller germana Angela Merkel hacia la Argentina debió regresar a Alemania por problemas en las comunicaciones de la aeronave, se informó oficialmente.

La canciller participará en la cumbre del G-20 que se desarrollará en Buenos Aires entre el viernes y el domingo. Algunos mandatarios internacionales como el francés Emmanuelle Macron y el canadiense Justin Trudeau, entre otros, ya arribaron a la ciudad.

Merkel tenía pautados encuentros bilaterales con Mauricio Macri, Donald Trump y Vladimir Putin. La reunión con el presidente argentino debía realizarse este viernes a las 8 de la mañana, por lo que probablemente sea suspendida.

Fuente: Ámbito Financiero.

Pocos días después de su conversación con Donald Trump en la que el estadounidense expresó un fuerte apoyo por las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y dijo que el presidente argentino ejercía un «excelente liderazgo», Mauricio Macri también se comunicó este miércoles con la jefa del Ejecutivo alemán, Angela Merkel.

A grandes rasgos, la conversación giró en torno a la situación económica argentina.  Lo cierto es que también Merkel será una de las líderes que estarán como Trump en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20 que se va a hacer en Buenos Aires el 30 de noviembre y 1 de diciembre. Además, los dos gobiernos vienen conversando de cerca en torno a esta cumbre -de cuestiones políticas, económicas y de seguridad-, puesto que Alemania ejerció la presidencia de la misma en 2017. Y ahora Argentina se la trasladará a Japón para el 2019.

Un comunicado posterior de Presidencia señaló: «El presidente Mauricio Macri conversó telefónicamente hoy durante 15 minutos con la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, quien le manifestó su apoyo al proceso de reformas que está llevando a cabo la Argentina y, en particular, a las negociaciones de nuestro país con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Los mandatarios también dialogaron sobre el estado de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea -que no han podido cerrar un acuerdo aún- e hicieron un repaso de la agenda del G20. Al respecto, la canciller Merkel confirmó su participación en la Cumbre de Líderes que se realizará en la Ciudad de Buenos Aires en noviembre próximo.»

En mayo, cuando el Gobierno anunció que recurría al FMI ante la emergencia financiera y cambiaria, el presidente Macri mantuvo una serie de conversaciones telefónicas al igual que el canciller Jorge Faurie. Desde Berlín entonces, el portavoz de  Merkel leyó una declaración que oficializó el respaldo de la jefa del Ejecutivo alemán a su colega argentino, pero en particular a sus reformas económicas y a su pedido ante el FMI de que le den a la Argentina un respaldo financiero par sortear la crisis actual.

Así como Macri estuvo en Alemania en los inicios de su gobierno, Merkel hizo una visita a Buenos Aires el año pasado. Berlín viene manifestando fuertemente su apoyo, pese a algún chispazo que hubo en materia económica debido a que el Gobierno había decidido postergar la realización de una obra en la represa Chihuidos, en Neuquén, que por el lado alemán llevaba adelante la empresa Voith Hydro. Pero como es habitual en el Gobierno actual, buscan una negociación diplomática ante el problema antes que la confrontación. Y la represa sigue en negociaciones.

Antes de la conversación con Trump de la semana pasada, y de un comunicado de la Casa Blanca en el que Trump confirmó su viaje al país para el G20, Macri también conversó por teléfono con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien tiene una visión enfrentada a la del presidente estadounidense -al igual que Merkel y los otros países del G20- sobre el comercio y el multilateralismo. En la comunicación hablaron por cierto de cómo sobrellevar esas diferencias en Buenos Aires. Y aunque no se informó hoy, posiblemente también haya sido una inquietud de Merkel, quien ha tenido varios chispazos con Trump.

Como presidente del país sede del G20, Macri tiene que mantenerse en su actitud de «equilibrista» de las diferencias y problemas internacionales que se cuelen en la cumbre, como el de la guerra comercial Estados Unidos-China. El presidente viajará a la Asamblea General de la ONU en Nueva York el próximo lunes 24. El 25 dará su discurso.

Clarín