Tag

Andrés Meiszner

Browsing

El escándalo de Cecilia Torres Otarola pegó duro sobre el gobierno de Mariano Arcioni, pero le resultó útil para soltarle la mano a la incontrolable ministra y también para recalcular su orientación, al prescindir también de Andrés Meiszner.

Al gobernador le molestan de manera evidente los estilos personalistas que compiten con su autoridad. Cree, sin embargo, que en ese sentido Touriñan puede apelar a la clásica «rosca» sin procurar réditos personales para sí mismo.

Por ahora el gobernador sigue recibiendo destratos de varios de los diputados que compartieron boleta con él hace poco más de un año. En las sesiones que se realizarán esta semana en la Legislatura resultará complicado que se aprueben el proyecto de renegociación de la deuda y el pliego de Javier Alvaredo como presidente del Banco Chubut.

Arcioni cuenta con los 7 votos propios y quizás los tres de Juntos por el Cambio. Necesita al menos cuatro más de los 9 restantes, donde con seguridad los 6 que suman Sastre y Maderna esperarán el desembarco del nuevo secretario General de Gobierno. Los 8 del Frente de Todos están sentados en la vereda.

Dos intendentes con reproches

«La verdad es que hay cuestiones que realmente cansan porque no surgen respuestas desde Provincia y siempre terminan siendo atendidas por el Municipio. Acá se trabajó mucho para muchas personas que ocupan cargos importantes; hay que salir un poco a la calle para darse cuenta quién está haciendo bien las cosas», dijo Gustavo Sastre luego de confesar que el gobernador Arcioni no le atendía el teléfono.

Por su parte, Adrián Maderna afirma que «no hay diálogo prácticamente. Capaz que son estilos innovadores de hacer política». Más allá de la ironía, el intendente de Trelew cree que «sería bueno recomenzar de cero. Nos quedan todavía tres años de gestión y debemos ser reflexivos. Hay que poner paños fríos».

Sastre -que valora más las gestiones de delegados nacionales como Emanuel Coliñir- espera también que con Touriñan en funciones cambien las cosas. «Es un gran compañero que sabe de política», sostiene.

El ex jefe de bloque de diputados de Mario Das Neves tiene un enorme desafío que espera resolver en seis meses, ya que ese fue el plazo que -según confesó en una radio- que aceptó estar en funciones. Por lo menos avisó, a diferencia de Sergio Mammarelli que tres años después cuenta que había pactado un corto plazo con Arcioni para aplicar su receta de ajuste neoliberal que luego se truncó.

«Parece que tiene miedo de salir de Rawson», dijo el intendente de Dolavon, Dante Bowen, mientras Gustavo Sastre le reprocha al gobernador Mariano Arcioni que no lo visitó una sola vez este año.

No deja de ser cierto que el gobernador prefiere la seguridad de los interiores al desafío de recorridas externas, aun preservando el distanciamiento social. El lunes 13, por ejemplo, su gobierno entregó una decena de viviendas en Comodoro y él encabezó el acto por videoconferencia.

Se pudo conocer que la ex ministra de Desarrollo Social y Familia, Cecilia Torres Otarola no presentó la renuncia a su cargo de manera honorable, sino que tuvo que ser echada, y fue dada de baja su designación por el gobernador Mariano Arcioni.

A diferencia de la acción tomada hacia Otarola, el ex secretario General de Gobierno del Chubut, Andrés Meiszner sí presentó su renuncia al cargo, y sin duda, tuvo  la dignidad suficiente para irse por no estar de acuerdo con las acciones políticas del Gobierno Provincial.

Documentos

Mariano Arcioni no echó a Meiszner, como dicen algunos en los pasillos de Fontana 50. Ni siquiera a Cecilia Torres Otarola, a la que curiosamente quería proteger. Meiszner se fue solo porque es de otra escuela, en la que los jefes políticos piden tomar decisiones y respaldan a los suyos hasta las últimas consecuencias. Le pidieron que despida a Torres Otarola y lo hizo. En la pulseada entre el viejo entorno político y Andrés Meiszner, el viejo entorno –representado en la figura de Rafael Cambareri- ganó, posicionando puertas para adentro al tan cuestionado ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni.

La salida del ministro Andrés Meiszner después de apenas 34 días en el cargo de secretario general de Gobierno fue más lamentada afuera que adentro. En apenas cinco semanas había logrado tender todo tipo de puentes hacia sectores de la oposición y el gremialismo.

Puesta así las cosas, el viejo entorno liderado por el “Rafa” Cambareri se llevó puesto al nuevo entorno del gabinete provincial.

En la pulseada que se dio, el viejo entorno le ganó a Meiszner posicionando así al tan cuestionado ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni.

De esta forma, en privado, Arcioni desprecia a las formas de la política. Sin embargo, su principal mentor (Rafael Cambareri) tiene todas las “mañas” de la vieja política.

El día después del cisma causado en el seno de su propio equipo de Gobierno, el Gobernador habló otra vez –y van- de las supuestas “operaciones periodísticas” en su contra. No pareció ser la mejor salida para describir lo que había pasado.

Los audios de WhatsApp de Ariel Molina, el ex Intendente de Corcovado que ahora podría quedarse con el lugar de Meiszner, diciendo que la oferta del Gobernador para suceder a Torres Otarola ya estaba hecha y que sólo restaba que se fuera la ministra denunciada por irregularidades, circularon por los celulares de los periodistas como pan caliente. Las cosas hay que ponerlas en su lugar.

En 31 meses, la gestión de Mariano Arcioni tuvo más de 40 ministros para 11 carteras. El promedio es claro: casi cuatro funcionarios por área en sus dos años y medio como gobernador. Los números impactan. Y también hablan por sí mismos.

Desde que asumió, en Noviembre de 2017, en reemplazo del fallecido Mario das Neves, Arcioni debió afrontar diferentes sucesos económicos que dejaron secuelas sociales y políticas. Sin embargo, en junio del año pasado el Gobernador fue reelecto con el 38 por ciento de los votos como parte de la alianza provincial Chubut Somos Todos. En total acumula 31 meses al frente de la Provincia. En ese tiempo, el Ministerio de Economía local tuvo cuatro personas al frente mientras que hubo cinco jefes de Gabinete y siete ministros de educación. Lo que deja a la vista un claro sistema de molinete por el cual todo aquel que entra al ejecutivo provincial ya empieza con los días contados.

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, resaltó este viernes en conferencia de prensa, el compromiso y la responsabilidad del gabinete provincial, y agradeció el trabajo de los funcionarios salientes, Cecilia Torres Otarola y Andrés Meiszner.

“Cuesta conformar un gabinete, hay aciertos y decepciones, pero yo estoy muy orgulloso de mi equipo de trabajo, del compromiso, la responsabilidad y honestidad con la que trabajan día a día para revertir esta situación”, destacó Arcioni.

A su vez, el Gobernador agradeció “al Dr. Andrés Meiszner y Cecilia Torres Otarola, por el acompañamiento en momentos difíciles y todo lo que aportaron a este gabinete. Seguramente seguirán junto a nosotros aportando desde algún lugar y eso es importante”.

“En los próximos días anunciaremos los cambios”

Además, Arcioni informó que “estamos trabajando para poder anunciar en los próximos días los cambios de gabinete y quiénes asumirán, pero nos vamos a tomar el tiempo necesario, con mucha tranquilidad”.

Los sucesos y rumores que envuelven al gabinete provincial, desnudaron la crisis política e institucional que atraviesa el Gobierno de Mariano Arcioni. Mientras Andrés Meiszner proponía correr del escenario a Cecilia Torres Otarola, denunciada por presuntos hechos de corrupción, Arcioni habría decidido sostenerla en el cargo, lo que derivó en la renuncia del Secretario General de la Gobernación.

Arcioni asumió el 10 de diciembre y decidió constituir un gabinete “genuino”, sin compromisos con el pasado, pero la falta de sustento ideológico en el armado electoral que lo llevó a ganar la gobernación le estaría pasando factura.

Meiszner había sido convocado con una misión, restablecer el diálogo con la Legislatura y ordenar las internas en el Gabinete provincial, pero a un mes de su designación dejaría el cargo. Según trascendió, la rápida reacción del funcionario que sugirió la salida de Torres Otarola por entender que era perjudicial para el Gobierno, fue cuestionado por asesores de Arcioni, y de ese modo la ministra habría ganado la pulseada.

Ante este escenario, Meiszner que se perfilaba como el mejor cuadro político del gobierno pegó el portazo y renunció.

Tras conocerse la renuncia del funcionario, el gobernador Mariano Arcioni habría sopesado las consecuencias de mantener en el gobierno a una ministra investigada por la Justicia, y finalmente decidió aceptarle la renuncia a Torres Otarola.

Por estas horas, las renuncias de todos los funcionarios del Gobierno del Chubut están a disposición de Arcioni, el Gobernador se enfrenta a una verdadera crisis política, porque no queda claro cuál es el plan del gobierno, y está claro que cada vez son menos los candidatos dispuestos a asumir un cargo por la incertidumbre que genera.

Mientras tanto vuelve a salir a la luz el nombre de Ariel Molina para sumarse al Ejecutivo, pero esta vez como reemplazo de Meiszner, lo que sorprende a propios y ajenos ya que se trata de un dirigente cuyo anclaje político está en la cordillera y debutaría en el cargo como “el que estaba disponible y con el traje puesto”, dijo un ácido observador. En tanto, el ex intendente de Río Mayo, Gustavo Hermida, recalaría en la sensible cartera social del gobierno.

Sin auxilio

Sería justo decir que este fue un día de miércoles para el Gobernador, quien mientras trataba de resolver la crisis institucional desatada en el interior del Gabinete provincial, recibía el llamado del Ministerio del Interior de la Nación en el que lo convocaban a una reunión, y anticipándole que ya no habría asistencia extraordinaria para la provincia.

La sospecha de actos de corrupción en el gobierno, alimentan los prejuicios acerca de la solvencia del Gobierno del Chubut para afrontar la crisis.

El ajuste

El gobierno reconoció lo que había anticipado El Diario acerca del plan de ajuste salarial. Se está analizando poner un tope en el pago de sueldos salarial, “hay que tratar de ajustarse para que la redistribución sea igualitaria y más equitativa para todos”, reconocieron desde el Ejecutivo, mientras aseguraron que el objetivo es lograr consenso con otros sectores.

La tarea resultaría muy compleja habida cuenta que el Gobierno tiene la mayoría de los canales de comunicación cerrados. El oficialismo está divido entre los leales y los cuestionadores. La oposición afirma que no hay convocatoria para analizar los temas de fondo. El Poder Judicial espera señales que no llegan, y los sindicatos aseguran que el Gobierno, no solo atiende los reclamos de los trabajadores, sino que los responsabiliza de la crisis que atraviesa el Estado.

La diputada provincial del Interbloque, Mariela Williams, se refirió al posible desplazamiento de Cecilia Torres Otarola como ministra de Familia de Chubut. “El Ministerio debería tener un rol fundamental en la pandemia. Espero que pronto estemos ocupados en lo que realmente hay que ocuparse que es la gente”, sostuvo.

En este sentido, señaló que “espero que pronto estemos ocupados en lo que realmente hay que ocuparse que es la gente y no en esta cuasinovela sobre el posible desplazo de la ministra de Familia. Este Ministerio debería tener un rol fundamental en la pandemia”.

“Andrés Meiszner no ha tenido acercamiento en el Interbloque, no sé si con otros diputados lo habrá hecho. Pensé que iba ocurrir cuando asumió pero eso no ocurrió”, dijo en diálogo con La Cien Punto Uno.

Al ser consultada sobre la sesión fallida del día de ayer, aclaró que “no fue posible habilitar las sesiones online, fue una pena porque se había hecho un esfuerzo muy grande para que funcione”.

“Creo que fue falta de voluntad, nos quejamos de que no podemos sesionar y cuando tenemos la oportunidad, aunque con poco tiempo, no se presentaron. Todos debemos reflexionar sobre esto”, concluyó finalmente Williams.

Fue un día de los más agitados de los últimos tiempos en Casa de Gobierno, y parece que esto podría continuar mañana, a juzgar por los teléfonos que ardieron toda la tarde. La posible salida de la ministra de Familia, Cecilia Torres Otarola, cuestionada públicamente en una investigación de la justicia, desató una feroz interna en el gabinete, y la continuidad de Andrés Meiszner, el ministro más político del equipo que conduce Mariano Arcioni, pende de un hilo.

Hace instantes, sobre el filo de las 22, el mismo funcionario dejó trascender que si es cierta la información de que la ex diputada sigue en el gabinete, él va a dar un paso al costado.

Así lo confirmó, a través de la frase “es ella o yo”, porque según dijo, no va a tolerar integrar un gobierno que respalde a una funcionaria que tiene fuertes pruebas en su contra que la van a hacer pasible de una causa judicial que se estaría armando en breve, con una dura acusación de presunto fraude al Estado por la contratación de personas que se sospecha podría tratarse de “ñoquis”.

Esta tarde, a las 15, Meiszner y Torres Otarola tuvieron un encuentro, en el que el secretario general le dijo que se tenía que ir y dejar su lugar, pero la ministra se negó a presentar la renuncia “por la buenas”.

Incluso Meiszner ya le había comunicado a Ariel Molina, intendente de Corcovado, que él iba a asumir en ese cargo. Pero después del encuentro, Torres Otarola se entrevistó con el gobernador Mariano Arcioni, y salió del despacho con la tranquilidad de que va a seguir en su lugar, con el respaldo del mandatario.

No le queda alternativa 

Ante esta situación, Meiszner sostuvo que no le queda alternativa que dar un paso al costado, en primer lugar por no compartir la continuidad de Torres Otarola, y en segundo, porque su rol quedó muy desdibujado ante sus pares, por haber hablado en nombre del gobernador y dado una orden que luego fue desmentida por el mandatario.

Mañana será otra jornada agitada, en la que Arcioni deberá tomar una decisión final, en la que parece no tener escapatoria: el gabinete no continuará de la misma manera y alguien quedaría afuera. La mayoría de los funcionarios consultados por esta columna, dijeron compartir que la salida de la ministra es lo más indicado tal como está la situación, y en cambio, un alejamiento de Meiszner se vuelve algo totalmente inesperado.

Se vienen horas decisivas para la armonía del equipo del gobierno de la provincia. Pero ya lo dijo Arcioni en la última reunión de gabinete, su pensamiento es que “el cementerio está lleno de imprescindibles”.

Fuente: ADNSUR

Desde el periodismo trabajamos, con humildad, he informamos con dignidad, esta vez nuestra investigación periodística dejará una vez más al descubierto como desde la política los funcionarios públicos incorporan familiares por la ventana en el estado para beneficiarlos.

En esta oportunidad vamos a referirnos nada más y nada menos del mismísimo secretario General de la Gobernación, Andrés Meiszner, quién a través de sus actos deja demostrado que para él lo primero es la familia.

Habla de ajustar el gasto público, pero dejó con un cargo de directora general en el Ministerio de Educación a su cuñada Cintia Rosana Jones.

Andrés Meiszner, siempre es generoso con la familia cuando estuvo en el RENAR nombró a su cuñado Maximiliano Arce en la delegación de Trelew.

Lo curioso del nombramiento es que la cuñada del secretario general percibe horas cátedras.

Las horas son de docencia, tal vez sigue dando clases, a modo virtual?

Fuente: Periodista José Teodoro Gomez 

En los próximos días se estaría confirmando un nuevo cambio dentro del gabinete chubutense, con el arribo de Mariana Vega en reemplazo de Nicolás Cittadini al frente de la Administración de Vialidad Provincial. La noticia ya fue brindada al ingeniero geofisico, al que se le otorgó una licencia de 15 días luego de la última reunión de gabinete, mientras que la ingeniera industrial Mariana Vega aceptó este domingo el ofrecimiento que le hiciera el viernes el Secretario General de Gobierno, Andrés Meiszner.

Vega es nativa de Rawson y viene de ocupar la subsecretaria de Control Ambiental durante la gestión de Mario Das Neves. Luego tuvo un rol de mayor protagonismo como ministra de Gobierno durante el año pasado, cuando encabezó las negociaciones paritarias con los gremios estatales, y hasta hace poco se desempeñó como Secretaria de Modernización desde el segundo mandato de Mariano Arcioni, cargo al que había renunciado en abril.

La salida de Cittadini -cuya formación académica y profesional es valorada por Arcioni- habría estado motivada en la turbulenta relación con la conducción del gremio Sitravich, y es el desencadenante se habría originado la semana pasada, cuando se negó a firmar el acuerdo de cancelación de la cláusula gatillo con Carlos Milani, que habían suscripto el gobernador, el secretario Meiszner y el ministro Antonena. De todos modos, se cree que Cittadini podría seguir en otro lugar dentro del equipo de gobierno, o ser convocado para un puesto en la estructura regional de Vialidad Nacional.

En el caso de Vega, trascendió que su convocatoria cuenta con el aval de la dirigencia sindical, y además fue un compromiso asumido el sábado ante la ministra de la Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, quien al visitar la provincia por el caso de La Manada y el repudio al accionar del fiscal Fernando Rivarola, planteó al gobierno el deseo de que más mujeres ocupen cargos de responsabilidad en el gabinete. En esa oportunidad, el secretario general de Gobierno, Andrés Meiszner, le habría comentado que Mariana Vega podría convertirse en la primera mujer en la historia de la Administración de Vialidad Provincial en ocupar la presidencia , lo que fue bien recibido por la funcionaria nacional.

Según pudo saber ADNSUR en la últimas horas, Vega confirmó que acepta el ofrecimiento que se le hizo desde el Ejecutivo, por lo que resta poner fecha a su reincorporación al gabinete, del que se había alejado hace apenas dos meses.

Ricardo Sastre, vicegobernador del Chubut sostuvo  que se “tienen tres meses de atrasos en los sueldos, y había un compromiso de que se iba abonar junto con el rango tres. No sucedió”. Esas declaraciones fueron emitidas a través de una entrevista radial realizada este lunes sobre los trabajadores legislativos, y las acciones políticas que se están desarrollando en la Provincia del Chubut.

Como se mencionó anteriormente, Sastre explicó que “los reclamos están dados, y cada uno quiere recibir lo que corresponde, solucionando lo económico, lo político queda de lado”.

Aclaró que se limita a su tarea legislativa, pero que “hay que priorizar el pago de salarios por sobre el pago de la deuda”.

pero que “hay que priorizar el pago de salarios por sobre el pago de la deuda”.

Del mismo modo, Sastre precisó que “mientras sea presidente de la Legislatura no se van a usar los fondos del Poder Legislativo para pagar salarios u otros fines que no sean específicos. No voy a hacer una malversación de fondos”.

Asimismo, dijo que Andrés Meiszner, secretario general de Gobierno, “tiene otra cintura política y le puede dar otra impronta. Puesto que, no podemos estar todos los meses pidiendo asistencia nacional”.

“Las decisiones del Poder Ejecutivo las toma el Gobernador con su equipo. Desde el Legislativo cuando hemos podido sesionar intentamos resolver rápido para dar respuestas”, concluyó.

“Marcar diferencias no significa ni romper ni correrse”

El vicegobernador del Chubut explicó que “lo peor que le puede pasar a la clase política y a la dirigencia es no plantear lo que está mal. Marcar diferencias no significa ni romper ni correrse, solamente significa poder dar otra óptica a la situación que atravesamos”.

Insistió en que “los que estamos para gobernar, estamos para tomar decisiones. Cualquier empleado público en Chubut aceptaría congelar salarios, pero cobrar en tiempo y forma. Pero no se puede negociar cuando se deben dos meses de sueldo”.

Para Sastre “cuando hay divisiones en la interna de un bloque, es porque evidentemente algo no está funcionando bien”.

Asimismo, dijo que “si hay algún tipo de diferencia habrá que buscar interlocutores válidos”.

Por consiguiente, según Sastre “los que llevaron a Chubut a esta situación fueron los políticos, y no la política. Evidentemente hay cosas que no se hicieron bien”.

 

Declaraciones en la red social de Twitter