Tag

anciana

Browsing

Se recibió una denuncia por presunta estafa, luego de varios meses de investigación, y como resultado, se recuperó una suma importante de dinero. Se trató de una estafa telefónica a una persona adulta mayor de la ciudad de Rawson, quien fue víctima de un embaucador desde la Provincia de Misiones, más precisamente desde la ciudad de Posadas.

Los detalles de la investigación

El fiscal jefe de Rawson Fernando Rivarola, responsable de la investigación y el oficial Gabriel Casalnuovo, mantuvieron un contacto con la prensa de la zona para dar detalles de la investigación que se llevó adelante por un delito de estafa de la que fuera víctima una anciana de 86 años de edad a la que mediante el engaño, le hicieron extraer del Banco del Chubut el dinero que en moneda extranjera tenía ahorrado (ahorros familiares)

La situación fue propicia además para reiterar la necesidad de adoptar medidas preventivas en este tipo de delito que tiene como blanco en general adulto mayores y que se ejecutan mediante llamadas telefónicas o el uso de la Internet.

Casalnuovo es el jefe de la División Investigaciones de la ciudad de Rawson, recordando que se trasladó con una comisión a la ciudad de Posadas en la provincia de Misiones, localidad en la que con colaboración de la policía local realizaron dos allanamientos donde se secuestraron 101.000 pesos, teléfonos celulares, un pen drive, una computadora y otros elementos que son de interés para la investigación. Además se logró identificar al individuo que se alzó con el dinero y sobre él comenzó a regir un pedido de captura nacional e internacional.

Se trató de un sujeto de 43 años de edad que tiene relación con la comunidad gitana de esa provincia mesopotámica.

El simulacro

La víctima recibió una llamada telefónica presuntamente de uno de sus hijos que le pedía retirar el dinero que tenía en el Banco del Chubut y que se lo “entregue a su contador” que la aguardaba en las inmediaciones de la casa central de la entidad en la ciudad de Rawson. Las cámaras de seguridad de la calle Rivadavia en cercanías de la Jefatura de Policía registraron el momento de la entrega del dinero, además del vehículo en el que se identificaba el sujeto.

Agregó que “mayormente hay que sospechar cuando las llamadas provengan de teléfonos con origen en la provincia de Córdoba o Buenos Aires. Aunque en este caso llamó la atención que sea de Misiones, por lo que a esa generalidad hay que sumarle excepciones. Trabajan además con base de datos que se venden y se cotizan muy bien por Internet por lo que imaginamos suculentos márgenes de ganancias en este tipo de delitos cibernéticos”, indicó el fiscal jefe de Rawson.

Rivarola destacó que “la mejor manera de combatir esta nueva modalidad delictiva, es mediante la prevención por lo que reiteró una vez más aspectos que deben ser necesarios a tener en cuenta debido a lo cambiante además de las modalidades usadas para engañar a las víctimas”.

Avanzada la investigación, esta persona se puso a disposición de la justicia designando un abogado defensor particular, por cuyo intermedio y a los fines de evitar su inminente detención, ofreció reintegrar en moneda nacional el monto resultante de la conversión del dinero extranjero mal habido. Este ofrecimiento fue comunicado a las víctimas, quienes sin perjuicio de la continuidad del trámite procesal, conforme las decisiones que adopte en consecuencia la Fiscalía, lo aceptaron como reparación de carácter integral por los daños sufridos. Esto permitió que la Fiscalía solicitara el cese de la orden de detención que se hallaba vigente, estando a la espera de la fijación de la audiencia de apertura de la investigación por parte de la Oficina Judicial, la que se ha visto demorada en virtud del aislamiento social preventivo y obligatorio vigente en nuestro país.

Cabe resaltar en este caso, es que a partir de la importante labor investigativa llevada a cabo por el personal de la Unidad especial de Investigaciones de Rawson, se logró en corto plazo la satisfacción de las víctimas, quienes de este modo recuperaron el dinero que les fuera sustraído, continuando el trámite del caso en forma independiente a este acuerdo de reparación ya verificado.

Producido por el Área de Comunicación Institucional de la Procuración General. Sede Rawson.

La familia de Suzanne Hoylaerts, una mujer belga que contrajo el COVID-19 y decidió no ser asistida con respirador, no pudo despedirse de ella. En aquel país han muerto casi 900 personas y hay 14.000 contagios.

Suzanne Hoylaerts estaba internada en un hospital de Bélgica con un cuadro delicado por coronavirus. Cuando el cuerpo médico le iba a poner un respirador, la mujer de 90 años lo rechazó y pidió que el aparato fuera mejor guardado para un paciente más joven.

“Yo no quiero utilizar un respirado artificial. Guárdenlo para los pacientes más jóvenes. Yo ya tuve una buena vida”, dijo la mujer a los médico.

Bélgica es uno de los países más afectados en el mundo por la pandemia de coronavirus, con casi 900 muertos y 14.000 contagios.

Hoylaerts fue hospitalizada el pasado 20 marzo. Su salud, con el pasar de los días, se fue deteriorando hasta el punto que no podía respirar, como le pasa muchos de los paciente en estado delicado o crítico.

El coronavirus ha causado que en los lugares más golpeados por la pandemia el sistema sanitario colapse. Esto se traduce en escasez de camas en los hospitales y en escasez de insumos esenciales como respiradores, un aparato vital para mantener con vida a los pacientes.

Suzanne Hoylaerts.

La mujer de 90 años fue internada luego de sentir dificultad para respirar y falta de apetito. Cuando ingresó al hospital, le hicieron una prueba que dio positivo por coronavirus. Enseguida fue aislada, lo que hizo imposible que su hija pudiese visitarla, informó Daily Mail.

El pasado 22 de marzo, Hoylaerts murió en el hospital. Y su hija, devastada, no pudo despedirse de ella. “No le pude decir adiós, ni siquiera tuve la oportunidad de ir a sus funeral”, dijo Judith a una medio holandés.

La familia está consternada, aún no saben cómo la mujer de 90 años contrajo coronavirus, ya que todo el tiempo se quedó en casa y cumplió con las recomendaciones sanitarias y de aislamiento.

Una adolescente de 12 años murió en Bélgica debido al covid-19, una enfermedad que normalmente no afecta duramente a pacientes tan jóvenes, informaron las autoridades sanitarias del país.

“Es una eventualidad que es muy rara, pero que nos conmociona”, declaró visiblemente emocionado en rueda de prensa el virólogo y portavoz del equipo interfederal belga contra el coronavirus, Emmanuel André, que no ofreció más datos sobre la niña.

El director del comité científico, Steven Gucht, agregó que esa información recuerda “que a todas las edades, desde los 10 años hasta las edades más avanzadas, se pueden desarrollar complicaciones”, publicó Infobae.

La diligencia fue realizada por la Brigada de Investigaciones de la Policía del Chubut con asiento en la ciudad de Trelew y fue confirmado a Radio Chubut por el jefe de esa dependencia comisario Eduardo Chemín.

Según reveló el jefe policial el allanamiento se concretó en el departamento C del séptimo piso del edificio ubicado en la intersección de las calles Pecoraro y 25 de Mayo.

Chemín precisó que el inquilino de ese departamento fue sindicado, de acuerdo a la investigación realizada, como autor del robo a una anciana de 87 años ocurrido el pasado 13 de noviembre cuando el hombre se hizo pasar por cartero e ingresó violentamente a la vivienda.

Pero además se encontraron elementos de otros hechos delictivos, entre las que se destacaban dos armas de fuego, una calibre 22 y la otra de 9 milímetros.

Los otros robos habían ocurrido en la misma semana en otros departamentos del mismo edificio donde se concretó el allanamiento.

El presunto autor de estos hechos fue encontrado durmiendo en el lugar y notificado sobre la investigación que se realiza en su contra, sin embargo no fue detenido porque la Jueza consultada no autorizó su aprehensión

Tras una audiencia realizada en sala de oficina judicial, tercer piso de tribunales en Trelew, el Juez Gustavo Castro resolvió confirmar lo acordado mediante la aplicación del instituto de juicio abreviado en el marco del artículo 355 del código procesal penal condenando a Franco Nicolás Bejar, Gastón Emanuel Zabala y Roberto Andrés
González al considerarlos coautores de un robo agravado cometido en un domicilio situado en Moreno al 400 de esta ciudad y en perjuicio de una mujer de 77 años.

De acuerdo a lo relatado por la fiscal general jefa Silvia Pereira, el 9 de mayo de 2019, aproximadamente entre las 21,40 y 22,40 los tres acusados sabiendo lo que hacían y con el propósito de apoderarse de bienes ajenos ingresaron a esa vivienda atravesando un baldío sito en Moreno y Alberdi trepando sucesivos cerramientos de paredones y portones cerrados de casi dos metros de alto y tres metros y medio respectivamente.

Una vez en el interior del patio trasero rompieron a golpes con una maza de hierro la puerta del lavadero del inmueble que se ubica en la planta baja e ingresaron a la casa para iniciar luego el registro en búsqueda del botín pretendido.

Posteriormente salieron al patio trasero nuevamente y a través de una escalera ascendieron a la planta alta donde rompieron el soporte del candado de una puerta de rejas y otra puerta de madera protegida por ese cerramiento con el uso de una barreta de 69 centímetros de longitud. La víctima despertó con todo este violento registro que los tres imputados hacían de su vivienda y cuando ingresaron a la parte alta donde se ubican los dormitorios los observó entrar. Para resguardarse la mujer se encerró en su habitación, no obstante lo cuál los intrusos rompieron otra vez a patadas una puerta y la sacaron de allí por la fuerza intentando quitarle el botón “anti pánico” de su sistema de alarma que poseía y que se disparó accidentalmente en ese forcejeo.

Los coautores la llevaron por la fuerza al piso de abajo y la encerraron en el baño amenazándole con dispararle usando un arma que decían tener entre sus prendas. Así, en el marco del registro que hicieron de las habitaciones de vivienda, de una caja fuerte y de las pertenencias de la víctima, mientras exigían la entrega de dinero y alhajas de oro se apoderaron de teléfonos celulares, una cartera marrón de cuero con una billetera en su interior, alrededor de 1500 pesos en efectivo, un reloj de oro, un anillo alianza de oro y billetes y monedas de colección.

Con estos elementos se dieron a la fuga primero hacia el baldío por el que habían ingresado, pero ante la presencia policial que ya rodeaba la manzana escaparon por los techos linderos siendo observados en ese momento por el personal policial que llegó convocado por la empresa de monitoreo.

En virtud del operativo cerrojo que los policías montaron alrededor de toda la manzana Béjar, González y Zabala finalmente fueron aprehendidos en el segundo piso del edificio del área de salud mental ubicado en Italia y Santiago del Estero, lugar al que accedieron a través de una ventana del primer piso que da al techo de la planta baja. El botín fue recuperado tanto en la detención como sobre los techos por los que huyeron y en el baldío lindero sin advertir la víctima faltante de elementos.

Se les imputa a los tres como coautores del robo en grado de tentativa, todo ello en el marco de los artículos 164, 167, 42, 44, 45 y 54 del código penal. Evaluación y condena.

De esta manera, el Juez Gustavo Castro accedió a tener en cuenta los fundamentos de la acusación presentada por la fiscal general jefa Silvia Pereira y la pretensión punitiva solicitada, analizando la admisibilidad formal de la misma tal como los solicitaron las partes técnicas.

Cabe acotar que Béjar estuvo defendido por Sergio Rey, mientras que González y Zabala tuvieron la representación legal de Abdo Manyauik. El Ministerio Público Fiscal ofreció medios de prueba testimoniales, documentales, pericias e informes y prestaron su reconocimiento los acusados, además de contarse con el aval de la víctima por lo actuado y resuelto en esta ocasión.

Así las cosas el magistrado falló condenando a Franco Nicolás Béjar a la pena de tres años de prisión de efectivo cumplimiento, accesorias legales y costas en orden al delito de robo triplemente agravado por ser cometido en poblado y en banda con perforación de puerta de lugar habitado y con escalamiento, coautores del mismo en grado de tentativa por el hecho ocurrido el 9 de mayo de 2019, declarándolo reincidente de acuerdo al artículo 50 del código penal. Asimismo dispuso la notificación al Juez de ejecución de Puerto Madryn para la revocación de la libertad asistida en el caso número 3833, vigente al momento del hecho.

Por otra parte, y teniendo en cuenta la ausencia de antecedentes condenatorios, sentenció a Roberto Andrés González y Gastón Emanuel Zabala a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional, accesorias legales y costas, en orden al delito de robo triplemente agravado por ser cometido en poblado y en banda con perforación de puerta de lugar habitado y con escalamiento, coautores en grado de tentativa imponiendo a los condenados fijar domicilio y someterse a la presentación cada tres meses ante la agencia de supervisión de la oficina judicial, abstenerse de consumir bebidas alcohólicas o estupefacientes y prohibición de acercamiento a los familiares de quien fuera víctima por el tiempo de la condena.

Una cuidadora, junto a su pareja y otra persona, simularon robo disfrazados de enfermeros para quitar pertenencias de anciana de 90 años. Ocurrió en edificio céntrico de Puerto Madryn. Pero la Policía los descubrió y ahora enfrentan cargos judiciales.

La víctima es una anciana de 90 años que estaba en su departamento junto a su cuidadora, de 46 años. Disfrazados de enfermero y con copia de llave de ingreso, dos hombres ingresaron al edificio. Llevaban puesto ambo de color blanco, barbijo y gorro, según quedó registrado en las cámaras de seguridad.

Al llegar al departamento donde vivía la anciana, golpearon la puerta y la cuidadora preguntó en voz alta “quien era”. Le respondieron con el nombre del portero del edificio. Una vez que abrió la puerta, le pegaron una cachetada, la ataron y la trasladaron hacia el baño, simulando un hecho de violencia. Luego, sustrajeron dinero que la anciana tenía en el lugar.

Cuando personal policial llegó al lugar, alertado por la propia cuidadora, ella también denunció que le habían robado su teléfono celular. Pero la investigación llevada a cabo por la División de Investigaciones de la Policía local, a cargo del comisario Cristian Vázquez, permitió descubrir que la cuidadora y uno de los sujetos eran pareja. E incluso habían efectuado cuatro llamados telefónicos previos a la maniobra delictiva.

La causa judicial quedó a cargo del fiscal Jorge Bugueño, quien formuló cargos por “hurto agravado en concurso con falsa denuncia” para la mujer, y de “hurto agravado” para los dos hombres

Una cuidadora, junto a su pareja y otra persona, simularon un robo disfrazados de enfermeros para quitar las pertenencias de una anciana de 90 años. Ocurrió en un edificio céntrico de Puerto Madryn. La policía los descubrió y ahora enfrentan cargos judiciales, así lo informó el diario ADN Sur.

La víctima es una anciana de 90 años que estaba en su departamento junto a su cuidadora, Alejandra Hammond (46). Disfrazados de enfermeros, y con copia de llave de ingreso, Rubén Acosta y Gustavo Roldán ingresaron al edificio. Llevaban puesto un ambo de cloro blanco, barbijo y gorro, según quedó registrado en las cámaras de seguridad.

Al llegar al departamento donde vivía la anciana, golpearon la puerta y la cuidadora preguntó en voz alta “quién era”. Le respondieron con el nombre del portero del edificio. Una vez que abrió la puerta, le pegaron una cachetada, la ataron y la trasladaron hacia el baño, simulando un hecho de violencia. Luego, sustrajeron dinero que la anciana tenía en el lugar.

Cuando la policía llegó al lugar, alertadaos los efectivos por la propia cuidadora, ella también denunció que le habían robado su teléfono celular.

La investigación llevada a cabo por la División de Investigaciones de la Policía local, a cargo del comisario Cristian Vázquez, permitió descubrir que Hammond y Roldán eran pareja, e incluso habían efectuado cuatro llamados telefónicos previos a la maniobra delictiva.

La causa judicial quedó a cargo del fiscal Jorge Bugueño, quien formuló cargos por “hurto agravado en concurso con falsa denuncia” para Hammond, y de “hurto agravado” para Acosta y Roldán.

Agentes de la Policía Antinarcóticos de Colombia notaron algo extraño en la estructura de la silla de ruedas de Irene Mesa de Marulanda, de 81 años, que el pasado domingo se disponía a volar a Madrid desde el aeropuerto internacional José María Córdova en Rionegro, cerca de Medellín (Antioquia). El vehículo presentaba una capa de pintura fresca, tenía un peso anormal de 17 kilos y constaba de accesorios que parecían desentonar con la funcionalidad de la silla.

En el marco de una inspección más exhaustiva, los agentes taladraron un orificio en uno de los tubos negros y descubrieron que el interior estaba lleno de polvo blanco, que resultó ser cocaína. Al percatarse de que el medio de transporte personal de la anciana servía de camuflaje para unos tres kilos de droga, los agentes detuvieron a la sospechosa y la dejaron a disposición de las autoridades.

El comandante de Policía de Antioquia, el coronel Giovanny Buitrago Beltrán, señaló en declaraciones recogidas por El Tiempo que, con toda probabilidad, la anciana iba a emprender en solitario aquel viaje a Europa, donde tenía pensado reunirse con sus familiares. Según el coronel, a juzgar por del minucioso trabajo realizado para ocultar la droga en la silla de ruedas, debe de tratarse de «una red criminal muy bien estructurada».

Por su parte, la anciana, oriunda de Risaralda, negó tener conocimiento de la presencia de la droga en su silla de ruedas, declaró a AP el teniente coronel Carlos Rodríguez. Los investigadores tratan de determinar ahora si el responsable del intento de contrabando está asociado de alguna forma con la detenida.

Rodríguez aclaró que se trata del cuarto caso de tráfico de drogas que involucra a ancianos en lo que va del año. Buitrago indica que los narcotraficantes ven como «presas fáciles» a las personas de la tercera edad, a las que convencen «sobre la base de que la ley tiene algunas prorrogativas por tratarse de personas mayores».

El hecho se registró cerca de las 17 horas en una casa ubicada en 25 de Mayo al 100 de esta ciudad. Allí el delincuente increpó a la víctima, que intentó buscar refugio en el interior de la vivienda.

El caco se introdujo de manera violenta, aprovechando que la mujer residía sola. Afortunadamente un hombre y su hijo se percataron de la situación y, al escuchar el pedido de auxilio de la anciana, ingresaron al inmueble. Dentro se toparon con que el malhechor la tenía reducida con la intención en principio de concretar un robo, así lo informó El Chubut.

Entre los dos lograron demorar al delincuente y dar aviso a la Policía. Minutos después arribó un patrullero con dos uniformados que procedieron a realizar la detención y dar intervención al Ministerio Público Fiscal.

Erramatti Mangayamma, una mujer de 73 años, dio a luz este jueves a un par de gemelas con buen estado de salud en el estado sureño de Andhra Pradesh, en India.

Mangayamma, concibió a través de un proceso de Fecundación In Vitro (FIV) tras intentarlo de forma natural por varias décadas sin éxito.

Su esposo, Raja Rao, de 80 años, y otros miembros de la familia marcaron la ocasión entregando dulces a una multitud reunida fuera de la clínica, luego de que se corrió la voz por la ciudad del nacimiento de las niñas.

“Estoy muy feliz. Dios ha respondido nuestras oraciones“, dijo la señora Mangayamma a los periodistas después del parto.

La doctora Sanakkayala Umashankar, fue la encargada de dirigir el equipo médico durante la cesárea, en la cual participaron otros tres médicos. Umashankar dijo que la madre y los bebés estaban en perfectas condiciones.

La noticia fue recibida con desconcierto y críticas por parte de profesionales médicos y políticos, cuestionando por qué la FIV fue administrada a una mujer tan anciana y preguntando qué será de los niños en el futuro.

En declaraciones a The Daily Telegraph, la doctora Umashankar dijo: “Nos remitió una junta médica que declaró que estaba lo suficientemente sana como para someterse al procedimiento. Para mí fue solo otro caso”.

Cuando se le preguntó acerca de las críticas sobre la ética de administrar FIV a una mujer de su edad, dijo: “Esa es una pregunta emocional. No puedo responder eso”.

Erramatti Mangayamma se casó con Yerramatti Raja Rao en 1962, sin embargo la pareja no logró tener hijos después de 57 años de matrimonio.

Informes vecinas explicaron que una mujer que vive en el mismo barrio que la pareja logró concebir a la edad de 55 a través de la FIV. La pareja septuagenaria aparentemente se inspiró en su caso y se acercó a expertos en la FIV en la clínica a fines del año pasado, quienes decidieron ayudarlos.

Como ya había pasado la menopausia hace 25 años, los médicos tuvieron que obtener óvulos de una donante y fertilizarlos con esperma de su esposo, informó la agencia de noticias ANI.

“Es otro récord mundial. Mangayamma y su esposo también están felices”, dijo Umashankar.

El costo promedio de la FIV en la India es de entre 100.000 y 125.000 rupias (1.395 dólares a 1,975 dólares), pero el médico dijo que la clínica eximió la tarifa.

“No pensé que pudiera quedar embarazada, sin embargo médicamente es una maravilla lo que hizo“, expresó el médico.

La madre con mayor edad hasta ahora registrada era otra mujer india, Daljinder Kaur de Amritsar, en Punjab, quien, en 2017, dio a luz a un bebé a la edad de 72 años. Mientras que el libro Guinness de los récords recoge el parto de la española de 67 años Carmen Bousada en 2006, como el más longevo.

El embarazo mayor de 50 años se volvió más común en los últimos tiempos debido a los avances en la tecnología médica, pero el debate sobre la ética continúa. Los médicos dicen que los riesgos para las mujeres que quedan embarazadas también aumentan proporcionalmente con la edad, especialmente a los cuarenta años.

Mangayamma Yaramati (73), una anciana del estado de Andhra Pradesh, en el sur de la India, tuvo gemelas el jueves luego de ser sometida a un tratamiento de fecundación in vitro.

Así lo confirmó el hospital al servicio Telugu de la BBC. Se trata de un parto sin precedentes por la elevada edad de la gestante, que está casada con un hombre de 80 años.

Yaramati quedó embarazada por una fecundación in vitro y dio a luz mediante cesárea este jueves, en la localidad de Guntur, en el estado de Andhra Pradesh. Tanto la madre como las dos hijas se encuentran en buenas condiciones.

El doctor Umashankar Sanakkayala, que dirigió a un equipo de diez médicos, aseguró a la agencia DPA que se trata de «un milagro», de «un logro de la medicina moderna».

Sanakkayala aseguró que el certificado escolar presentado por la paciente es «auténtico» y cita como fecha de nacimiento el 1 de julio de 1946. El libro Guinness de los récords recoge como el parto de una mujer de más edad el de la española Carmen Bousada en 2006, que tenía casi 67 años.

«Estoy muy contento. Dios ha escuchado nuestras plegarias», declaró Mangayamma ante los medios, según la agencia de noticias IANS. Según precisó la CNN, Mangayamma y su esposo, E. Raja Rao, de 80 años, se casaron en 1962, pero nunca pudieron concebir de forma natural y en 2018 comenzaron a trabajar con Umashankar en la búsqueda del embarazo que se les negó durante tantos años, informó La Voz.