Tag

Amor

Browsing

Este sábado, el ministro de Economía de la Provincia, Oscar Antonena dió el sí en el registro civil de Trelew.

La pareja festejó el amor con sus más allegados en una pequeña celebración el sábado por la noche. Ambos prefirieron no seguir esperando a que pase la cuarentena para poder celebrar el casamiento con mucha más gente, y dieron el sí este fin de semana.

Oscar Antonena fue subsecretario de finanzas durante el gobierno de Martín Buzzi, luego estuvo al frente interinamente del banco del Chubut y en 2019 volvió a la función pública en medio de una crisis económica que sigue azotando a la provincia.

El Día del Padre, evoca al amor y al reconocimiento hacia la figura del padre. Si bien el acontecimiento queda sujeto a los intereses del mercado, no es así para la mayoría que quiere festejarlo, sentirlo o ignorarlo. Toca un punto sensible en relación a la familia.

Hoy, la cotidianeidad sustentada en la vida familiar: llevar los chicos al colegio, el trabajo, el club, novios, amigos y asaditos del domingo, se ve confinada por la aparición de la pandemia. EL confinamiento obliga a una distancia infranqueable entre los cuerpos, distancia entre hermanos, amigos, amantes, y, claro está, en muchas ocasiones entre padres e hijos.

El Día del Padre, en pandemia, una celebración distinta

Si estoy lejos ¿cómo poder abrazar a mi padre en su día? Pregunta sencilla que derriba todas las complejidades e incertidumbres que atraviesan nuestro caótico presente. Parecería que la emergencia de la pandemia ha perturbado el lazo y la posibilidad de homenajearlo.

La irrupción de la ciencia y el mercado, ya hace tiempo han trastrocado el lazo y el amor al padre, mucho antes de la aparición del Covid. No es de ahora que se destruye y modifica el lugar del padre, tanto en el campo de lo social como en el campo del amor.

En lo social, el padre, hoy más que nunca, parece comportar un lugar del que se puede prescindir. Ya no está garantizado ni desde lo económico, ni desde lo legal, ni desde el punto de vista sexual. Mucho menos desde la autoridad. La intromisión del discurso de la ciencia en conjunción con el capitalismo hizo que la reproducción se desprenda de los lazos sociales y familiares tradicionales. Hoy es posible traer un niño al mundo sin necesidad de padre, de pareja parental. El acto sexual como imprescindible para la procreación, quedó fuera de juego.

Suele entenderse que tal arrasamiento debilita la función del padre. Pero ¿estamos seguros de que las nuevas formas de parentalidad borran al padre en su función? ¿Acaso aquella trama familiar tradicional tejida de religión y autoridad aseguraba amor y respeto?

Ser padre no depende de modelos tradicionales o actuales y científicos, sino del lazo que cada quien, desde su singularidad y posibilidad afectiva, pueda crear con un niño, o un ser al que reconozca como hijo. Una psicoanalista francesa, Francoise Dolto, decía que todos los hijos deben ser adoptados. Esto significa que el lazo sanguíneo no asegura la paternidad, es preciso adoptar al niño, asumirlo como propio. Sólo el amor, la transmisión de los valores de acuerdo a la moral de cada quien, los cuidados, ahíjan a esas personitas.

Tiendo a pensar que, por más que las consignas tradicionales del padre hayan caído, por más que las pandemias arrasen, la función no tiene porqué dejar de ser eficaz. La función del padre la puede ejercer cualquiera que ofrezca su cuerpo, su pulsión, su libido, a una palabra que vehiculice el cuidado, la protección, el deseo hacia un niño.

Para el psicoanálisis, prescindir del padre significa otra cosa, significa que el hijo ya no lo precisa para hacer la propia vida, que ya es hora de levantar vuelo y encontrar el amor y el deseo de cara al mundo, así como también la desdicha ¿por qué no? Significa comenzar un camino, valiéndose de los instrumentos que le fueron ofrecidos por su padre para encararlo. Es por eso que, del padre se prescinde a condición de que no haya faltado. Y no necesariamente cuando falta de casa. Muchas veces se ausenta en su propia palabra dirigida al niño.

Recuerdo una historia que me relató una colega: El padre abraza a la madre. El niño dice al padre, al más puro estilo freudiano “cuando sea grande me voy a casar con mamá”. El padre responde, al más puro estilo progre “hay que ver si cuando seas grande te gustan las mujeres.” No estoy muy segura de que en esa respuesta haya un papá. Allí se confunde “madre” con “mujer”. El niño habla de su mamá y precisa que su padre lo mande a jugar para luego, cuando sea grande, elegir a quien le plazca.

Para finalizar, hay una frase de Lacan donde dice: Un padre no tiene derecho al respeto sino al amor… Allí hay algo fuerte que tal vez, en el Día del Padre, nos resuene. El respeto al padre, así dicho, evoca autoridad, instaura una distancia vivida por las generaciones que nos anteceden. Hoy el respeto ya no es lo que se le debe al padre, no así el amor.

Desde siempre se le exigió al padre un amor para todos, universal e igualitario. Hoy ese padre no existe. No hay El Padre sino más bien un padre, con minúscula y en su singularidad.

Actualmente nos encontramos, ya no con hijos que reclaman el amor del padre sino con padres que se quejan amorosamente porque sus hijos no los llaman por teléfono, porque no recurren lo suficiente a ellos, demandan amor y reconocimiento a sus hijos. Los reclamos amorosos son un buen signo en tiempos de arrasamiento.

Vaya un homenaje a los padres, los jóvenes, los viejos…Feliz Día del Padre.

 

La deuda creció con dictaduras militares y gobiernos neoliberales siempre de la mano del ajuste y la crisis. Y fueron gobiernos populares los que tuvieron que lidiar con esa herencia. Ahora, los macristas que la tomaron quieren poner condiciones en el Congreso.

Metida en la sobremesa de familias y amigos y en las pesadillas de los ciudadanos, la deuda externa ya forma parte de las tradiciones argentinas como el Pombero o el Lobizón. Tiene creyentes y sacerdotes. Para los primeros es como una religión. En cambio para los sacerdotes siempre ha sido un buen negocio. Los argentinos leen, hablan y escuchan sobre la deuda con una familiaridad que ha crecido con las veces que se pagó y después se recayó con el sinsentido de una fatalidad nacional. El gobierno de Mauricio Macri reunió a los obispos del endeudamiento y rompió todos las marcas mundiales en cantidad y velocidad para endeudarse. Y también rompió el récord del Fondo Monetario Internacional que cedió el préstamo más grande de su historia. Cosas de la política: ahora es otra administración la que tratará de pagar sin ajuste. Y los que endeudaron al país van a juzgar si es correcto lo que hará el nuevo gobierno.

La deuda creció con dictaduras militares y gobiernos neoliberales siempre de la mano del ajuste y la crisis. Y fueron gobiernos populares los que tuvieron que lidiar con esa herencia, desde Dorrego, hasta Perón, Kirchner y Cristina y ahora Alberto Fernández. El martes el gobierno envió al Congreso el proyecto de ley de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda y entró en la recta decisiva y más política para zambullirse de cabeza en el desastre que dejó el macrismo.

Deuda y contradeuda es un contrapunto que se prolonga en el tiempo y que en forma cíclica ocupa el centro pese a que siempre fue nada más que un negocio para los prestamistas. Nunca los promotores del endeudamiento han podido exhibir un saldo de provecho que haya dejado alguna de las deudas históricas. Desde Rivadavia hasta el presente nadie puede decir: “esto fue gracias a la deuda”. No hay hospitales ni escuelas, ni rutas ni puertos ni fábricas. Miles de millones de dólares a lo largo de la historia que no dejaron nada más que una fabulosa ganancia para los prestamistas, dependencia económica y pobreza.

Y sin embargo es una discusión que se repite. La deuda, como herramienta, no es buena ni mala. La discusión de fondo siempre debería ser cómo, cuánto y para qué. Pero las economías hegemónicas, los organismos financieros internacionales y los grandes fondos de inversión convirtieron a la deuda externa en una herramienta a su favor.

El ciclo de endeudamiento que abrió la dictadura militar en el ’76 fue por presión de la gran liquidez mundial y no por necesidades argentinas y en gran medida estuvo entre las causas principales del golpe. No había necesidad de pedir prestado. Se creó esa necesidad a partir de la cooptación primero de los banqueros locales y grandes empresarios. Se crea la necesidad de la deuda, como se crea la necesidad de cambiar un auto del año pasado. Es una necesidad virtual, una ilusión que se instala en la cultura. Son economistas y campañas mediáticas.

Durante el kirchnerismo, el macrismo y sus aliados radicales más la gente de Elisa Carrió hicieron aparecer como si no tomar deuda fuera lo mismo que “estar fuera del mundo”. Fue una campaña muy pensada. La soledad es no tomar deuda. Endeudarse es estar en el mundo, estar acompañado. Acompañado y reconocido por el mundo es igual a endeudado. Aislado y solitario es igual a no tomar prestado.

Alfonso Prat Gay, Federico Sturzenegger, Nicolás Dujovne, Javier González Fraga, Carlos Melconian, eran los niños mimados de las grandes corporaciones mediáticas, igual que una lista de banqueros y empresarios que se encargaban de machacar con esta frase en la tele, en las radios, y en declaraciones y artículos en diarios y revistas. A veces sin siquiera mencionar que aludían a que el gobierno kirchnerista no tomaba deuda. Para muchos, ese mantra que se repetía sobre estar aislados se refería a exactamente eso: un país sin relacionamientos internacionales, lo cual era una mentira: la Cancillería de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner fue mucho más activa que la del macrismo.

Esos economistas tan mediáticos fueron después funcionarios del gobierno macrista. Y el lustre de chapas académicas y títulos de universidades carísimas de Estados Unidos o de Europa con que los adornó ese sentido común de los medios corporativos se fue al tacho de la basura. Protagonizaron uno de los mayores fracasos de la economía en la historia del país.

Clásico: empezaron a tomar deuda para pagar la deuda ilegítima de los buitres y así poder tomar más deuda después. Y lo festejaron como si fuera un logro de la civilización frente a la barbarie de los salvajes que habían sido aislados por el mundo civilizado. Festejaron el comienzo del endeudamiento. Prat Gay hizo una conferencia de prensa para celebrar que habían tomado deuda para pagar deuda. Es el sentido común que impulsan.

Recordar ese momento y el festejo que hicieron con tanto desparpajo por la tragedia que estaban convocando genera interrogantes sobre la conciencia de una sociedad que aceptó esa celebración cuando apenas había pasado poco más de una década de la trágica crisis de deuda del 2001-2002. Se festejaba como un logro lo que esa misma generación había vivido como tremendo fracaso, y por el cual se había pagado un costo muy alto.

Después de estos dos fracasos históricos tan cercanos entre sí, todavía hay economistas, periodistas y medios que defienden ese entramado de ideas. Después de esa experiencia histórica tan fuerte, es difícil explicar esa insistencia. Pero es cierto que el país se arruinó aunque hubo una elite que se favoreció materialmente con la desgracia general.

Despojada de esa experiencia y del contexto mundial, la idea de tomar deuda no constituye pecado mortal. El problema es que si se toma esa experiencia y se estudia el contexto mundial, se percibe que los grandes prestamistas le dieron a la deuda un contenido ideológico: “yo te presto pero controlo lo que hagas con mi plata”. El negocio es para ellos. No para el que recibe el préstamo, al que van a ahogar para que vuelva a pedir prestado. Si el que toma deuda levanta cabeza, se independiza y no pedirá más. Se acaba el negocio.

Para evitar esa emboscada Néstor Kirchner, Hugo Chávez y Lula da Silva promovieron la fundación del Banco del Sur aunque no llegaron a concretarlo. El proyecto se basaba en la creación de una fuente regional de financiamiento para el desarrollo y no para la dependencia. Con esa misma meta, los países que integran el grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China) también se plantearon la creación de un banco para el desarrollo, alternativo al FMI. Como en ambos proyectos estaba Brasil, eso generó reticencias y frenó el impulso inicial en Latinoamérica.

El martes pasado, el gobierno envió al congreso su proyecto de ley sobre la deuda. Al igual que en los gobiernos kirchneristas, el criterio es respaldar las negociaciones con el Congreso. El macrismo, en cambio se negó hace apenas dos años a que el préstamo gigante del FMI tuviera tratamiento parlamentario. Son concepciones diferentes con relación a la deuda externa y la democracia.

El martes próximo, el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo será discutido en comisión. Los que generaron esta deuda monstruosa ahora reclaman que esté el ministro de Economía Martín Guzmán. Pero Guzmán ya comenzó la ronda de negociaciones con los acreedores y seguramente no estará en la comisión. El PRO, los radicales y el grupo de Carrió exigen también que se vuelva a crear la comisión bicameral de seguimiento de la deuda externa. Ninguno de ellos abrió la boca mientras su gobierno endeudaba a los argentinos hasta las cejas y ahora ponen condiciones.

En la provincia de Buenos Aires, el gobernador Axel Kicillof planteó la postergación de los vencimientos de la deuda provincial hasta principios de mayo, cuando Nación haya terminado de negociar la deuda nacional. Un sector de los tenedores de bonos no se resignaría a postergar los vencimientos porque supone que quedarían en peores condiciones. Históricamente, todas las negociaciones sobre la deuda giran sobre los mismos condicionamientos: los acreedores quieren cobrar y evitar que usen lo que consideran su plata en mejorar la vida de los asalariados y los jubilados

Buscan visibilizar a la comunidad LGTBIQ de Trelew, Rawson, Gaiman y Puerto Madryn.

El sábado 28 de septiembre, en Plaza Independencia, desde las 10, el movimiento “Amor es Amor” realizará una jornada de charlas y conferencias, con el acompañamiento de la Dirección de Diversidad y Género de la Municipalidad de Trelew.

Uno de sus referentes, Carlos Pérez, dialogó con Mañana es Mejor en @TWRadioCiudad (87.9MHz) e invitó a toda la ciudadanía a participar para “informarse y romper prejuicios”.

La plaza será el epicentro de conversatorios sobre Educación Sexual Integral, Identidades, desmitificación de la heteronorma binaria (hombre-mujer) y cupo laboral Trans; entre otros.

Por este último punto, en la mañana del jueves, Lucía Baigorria –representante de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero de Argentina (ATTTA)- dio un discurso en el Concejo Deliberante de la ciudad para exigir por su tratativa. “Ponganse a trabajar, porque lo estamos necesitando con urgencia”, dijo en la sesión.

El movimiento LGTBIQ agrupa a éstas, como Lesbianas, Gays y Bisexuales. Además, se han agragado las letras IQ, que “representan a Intersexuales –referido a lo biológico de los órganos reproductivos- y Queers –aquellos con fluidez entre géneros desde lo estético, también relacionado con la identidad”, explicó Carlos y agregó: “también estamos trabajando en el concepto de Pansexual. Que son aquellos que se enamoran o se sienten atraídos a otra persona por su esencia, más allá de su género”.

La jornada del sábado contará, además, con una feria de artesanos de más de 40 puestos; música en vivo; artistas plásticos; talleres infantiles y para adolescentes; y hasta un desfile de moda performática de “POXY”, diseñador del movimiento.

Tener pareja estable a día de hoy es algo prácticamente en decadencia. Cada día, miles de personas viven a lo largo del mundo increíbles historias de amor que a todos nos pueden llegar a pasar algún día. Lo que también es cierto es que, en muchas ocasiones, cuando ya tenemos a nuestra pareja, caemos en la rutina y parece que nada podamos hacer pa

ra sorprender a la otra persona. 

Si este último es vuestro caso, ¡estáis de enhorabuena! En el día de hoy hemos preparado una selección de los mejores detalles románticos que podéis prepararle a vuestra pareja cualquier día de vuestra vida. Y es que lo mejor de los detalles de amor, es que no necesitan una fecha concreta para hacerse. Dejad los cumpleaños y los aniversarios como fechas especiales y empezad a ofrecer detalles bonitos y de calidad cuando en realidad os apetezca hacerlos. 

Además, actualmente contamos con muchísimas opciones que se pueden adaptar sin ningún problema a nuestros gustos y presupuesto. No hay más excusas, empezamos con nuestra lista de 10 detalles románticos para sorprender a tu pareja en cualquier momento. 

Carta de amor

Las cartas de amor son un clásico que nunca debería pasar de moda. Siempre han sido un recurso muy utilizado para declarar nuestro amor por alguien así que, ¿por qué no utilizarlo con nuestra propia pareja? Además, para las cartas de amor no hay restricciones. Se pueden hacer en cualquier formato, con todo tipo de detalles o, simplemente, escrita de nuestro puño y letra.

Se trata de un detalle perfecto para recordarle a esa persona tan especial por qué estáis enamorados de ella, además de ser prácticamente gratis ya que todos podemos echar mano de algún folio que tengamos por casa. 

Picnic para dos

Otro clásico que siempre triunfa es un picnic romántico para dos. Ir a comer o a merendar a algún parque, río o playa es siempre una buena opción para pasar más tiempo juntos, conocernos y disfrutar al mismo tiempo de la naturaleza. Además de ser, en sí un detalle muy romántico, podemos decorarlo con manteles rojos, llevar champán e incluso comprar algún ramo de flores para que todo sea perfecto.

Por otra parte, en cuanto a la comida del picnic podemos ser un poco más creativos y atrevernos a hacer algo especial nosotros mismos o aprovechar e invitar a nuestra pareja a la comida de su restaurante favorito para llevar. 

Spa en pareja

Una forma de relajarse y conectar el uno con el otro es pasar un día en un spa para parejas. En este tipo de lugares, podréis disfrutar de bañeras de hidromasaje, piscinas privadas al aire libre, masajes en pareja o circuitos de aguas termales sin necesidad de iros muy lejos. En general, en cualquier ciudad podréis encontrar un spa a buen precio, con el que os marcaréis, sin duda un detalle muy especial a la vez que sorprendéis a vuestra pareja con un plan relajante y diferente. Esta opción cuenta con presupuesto para cualquiera, ya que podéis elegir iros una semana a un resort con spa o, simplemente, pasar una tarde diferente sin salir de vuestro municipio. 

Kit del amor

En el kit del amor todo vale. Con este detalle, tendréis que poner toda vuestra imaginación para reunir, en una sola caja, aquello que más le guste a vuestra pareja. Unas flores, bombones, alguna foto vuestra, de vuestros hijos o de vuestras mascotas, el ticket de un concierto especial o el billete de avión del primer viaje que hicisteis juntos. Se pueden también incluir detalles más materiales como joyas, perfumes, juegos o accesorios. La gracia de este tipo de kits es que sorprendamos a nuestras parejas con aquello que más les gusta, todo en una caja decorada por nosotros mismos.  

Lovebook

Los lovebookso libros del amor son un recurso que se ha puesto muy de moda durante los últimos años. Este detalle romántico consiste en comprar un libro o una libreta bonita con las páginas en blanco, donde iremos colocando fotografías y recuerdos con nuestra pareja. Esto nos permitirá crear una especie de novela donde iremos recreando los mejores acontecimientos de nuestra relación y que podremos leer una y mil veces sin aburrirnos. Además de incluir fotografías y recuerdos, también podemos escribir nuestras propias impresiones sobre los momentos que pasamos juntos para que todavía sea un detalle más especial. 

Viaje a un destino sorpresa

Los viajes sorpresa son uno de los detalles románticos que más le gusta a la gente. A día de hoy podemos encontrar muchas empresas dedicadas a reservar viajes sorpresa con los que no tendremos ni idea de a dónde viajamos hasta el mismo día en el que nos toque coger el avión. Si queremos hacer este detalle por nuestra cuenta, también podemos reservar un viaje normal y encargarnos, mediante auriculares y antifaces, que nuestra pareja no sepa dónde está yendo hasta que pise el destino elegido. 

Cupones románticos

Los cupones románticos son un detalle realmente barato pero que llega al corazón. Si no contamos con mucho presupuesto pero, aún así, queremos tener un detalle con nuestra pareja, podemos elaborar un libreto de cupones que la otra persona pueda utilizar cuando quiera. De este modo, colocaremos cupones válidos por masajes, besos, su comida favorita, un día de cine o un paseo romántico para que nuestra pareja decida cuándo quiere utilizarlos. Con un poco de cartón, unos cuantos rotuladores y un poco de cuerda, podremos hacer un libro personalizado y con el que sorprender a la otra persona. 

Decora tu casa para una noche

Si sabes que tu pareja ha tenido una época dura en la que le ha sobrepasado el trabajo o los problemas familiares o, simplemente, buscas hacer un detalle que le demuestre cuánto lo quieres, una buena opción puede ser decorar de forma romántica vuestra casa para una noche. Además de colocar velas y pétalos de flores, también puedes preparar una rica cena que le sorprenda nada más llegar a casa. Una alternativa romántica y en la que nosotros mismos determinaremos el presupuesto. 

Escapada romántica de fin de semana

Si sois de los que no tenéis tiempo ni para iros de vacaciones una semana entera, quizás la mejor opción sea planear una escapada romántica de fin de semana a algún pueblo con encanto cerca de donde viváis. La idea es no tardar mucho en los desplazamientos y conocer lugares nuevos cerca de donde vivimos mientras disfrutamos de nuestra pareja. En estos destinos rurales, además, se pueden encontrar un montón de actividades que podréis hacer cuando queráis. 

Regalo de desayuno

Para terminar con esta lista de detalles románticos, os traemos uno que nunca falla: el regalo de desayuno. En este sentido, no tiene por qué ser un regalo material, si no que podemos, simplemente, preparar un desayuno especial y llevárselo a la cama para que empiece el día con buen pie. Será un detalle significativo que le demostrará nuestro apoyo y compromiso, informó Panorama.

La historia de Bill y Anne Duncan ha emocionado a los británicos. No es para menos. Este romance tiene todos los ingredientes para tocar la fibra sensible de cualquiera. Bill, diagnosticado con una demencia en 2010, pidió de nuevo matrimonio a su mujer Anne, convencido de que ella era su nueva novia. La pareja se ha casado de nuevo rodeados de familia y amigos en una ceremonia sencilla en el jardín de su casa de Aberdeen (Escocia).

Según publica The Sunday Times, la pareja lleva 18 años de relación y 12 años casada, aunque Bill ya no recuerda nada de su romance ni de su primera boda con Anne. Sin embargo, Bill, de 71 años, ha querido volver a casarse sin saberlo con misma persona a la que juró amor eterno hace más de una década. Anne Duncan ha explicado al Times que cuando su marido le pidió matrimonio de nuevo no le dio demasiada importancia, pero que se lo empezó a tomar más en serio al ver que cada día insistía en el tema de la boda y volvía a repetirle que quería casarse con ella.

“Acudimos a una boda de un familiar a principios de mes y claramente emocionó a Bill. Después de la boda no paraba de decirme que quería estar conmigo para siempre. Finalmente accedí y nos casamos, 12 años después de nuestra primera boda, el pasado 17 de agosto”, ha explicado Anne.

Numerosos amigos y familiares ayudaron a la pareja a organizar la ceremonia. Algunos amigos decoraron el jardín, otros prepararon comida y una tarta nupcial y la hija de Anne convenció a su madre para que se comprara un vestido blanco. “La ceremonia fue muy emocionante. Me siento muy feliz de saber que, a pesar de tantos años luchando contra su demencia, todavía me quiere. Bill es un hombre extraordinario que ha llenado de alegría la vida de mucha gente con su carrera en el mundo del entretenimiento. A mí me encanta saber que seguirá llenado de alegría la mía también”, ha declarado Anne al Times. Bill tenía un conocido show de magia en el canal de televisión escocés Grampian TV en los años 90.

La historia ha conmovido a muchos lectores de la prensa británica. En The Sunday Times algunos usuarios han mostrado su entusiasmo por este tipo de historias. “Menos mal un poco de positividad entre tanto Brexit y tanta guerra”, decía un lector. “Vaya ejemplo de esperanza y felicidad cuando todo parece adverso”, escribió otro. Además, esta historia ha abierto un debate sobre la necesidad de no contradecir a las personas con demencia pues no logran recordar el pasado y solo puede llevarles a una situación confusión y nerviosismo, así lo reseña El país de España.