Tag

Alemania

Browsing

El ministro alemán de Salud, Jens Spahn, fue escupido e insultado cuando intentaba hablar con manifestantes durante una visita en el oeste del país, según se observa en un video se circuló por las redes sociales.

«Debemos buscar el diálogo con aquellos que están descontentos con nuestra política contra el coronavirus. Porque nosotros como sociedad solo permaneceremos unidos si hablamos los unos con los otros», dijo Spahn al diario Rheinische Post después de que circulase el video en el que se ve cómo es increpado.

Spahn sostuvo que los políticos no eran dueños de la verdad y que las discusiones eran parte de la democracia. «Pero solo funciona si ambas partes están dispuestas a escuchar. Cuando la gente grita, escupe e insulta, no funciona», acotó.

El incidente tuvo lugar en la localidad de Bergisch Gladbach, cerca de Colonia. La semana pasada, Spahn fue molestado durante una acto en Wuppertal, en la misma región.

Según la Policía, dos personas bloquearon su coche y fueron denunciadas por coacción.

Alemania vivió un fin de semana en el que varias concentraciones de militantes de ultraderecha, algunos incluso embanderados con símbolos nazis, manifestaron su oposición a los esquemas de confinamiento con que el Gobierno de Angela Merkel intenta paliar las consecuencias del coronavirus.

El sábado la policía detuvo a más de un centenar de manifestantes que hicieron destrozos en el centro de Berlín, informó Télam.

Miles de personas se manifestaron hoy en Berlín contra las restricciones por el coronavirus, luego de que la Justicia revocara una prohibición de la marcha por parte del Gobierno de la región y capital alemana.

Algunos de los participantes ondeaban banderas de Estados Unidos, Rusia o de la Alemania nazi, mientras que otros llevaban remeras con alusiones a teorías conspirativas o con inscripciones que repudiaban el uso de tapabocas.

El Gobierno regional de Berlín había prohibido la protesta con el argumento de que en una marcha anterior los manifestantes no habían respetado las medidas para evitar la propagación del coronavirus, como el tapabocas y el distanciamiento.

Pero los organizadores apelaron la decisión ante un tribunal que autorizó la protesta pero les ordenó garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias, algo que no se veía en la manifestación de hoy.

La policía de Berlín estimó en casi 18.000 personas la asistencia a la manifestación, que recorrió el distrito de Mitte.

La policía, que desplegó a 2000 agentes por la marcha, también anunció a través de Twitter que pidió repetidas veces en vano a los participantes en la manifestación que observaran las distancias mínimas de protección establecidas para evitar contagios.

Los manifestantes portaban grandes carteles con diversos mensajes, entre ellos «Somos el pueblo».

Otras pancartas pedían la dimisión del Gobierno alemán y poner fin a las restricciones.

La marcha llega en medio de un repunte de las infecciones por coronavirus en gran parte de Europa, incluyendo en Alemania, donde los contagios volvieron a los niveles de mayo e incluso de abril.

Hoy, las autoridades sanitarias de Alemania anunciaron 1.479 nuevas infecciones de coronavirus en las últimas 24 horas.

Ayer se habían anunciado 1.571, mientras que el sábado pasado se reportaron más de 2.000 casos por primera vez desde finales de abril.

La cifra más alta de nuevas infecciones reportadas diariamente fue de más de 6.000 a principios de abril. Después de registrar cerca de 1.000 contagios diarios en mayo, la cifra tendió a bajar, pero ha vuelto a subir desde finales de julio.

Alemania ya registró 240.986 contagios y 9.289 muertes, informó Télam.

Alemania informó el sábado 2.034 nuevos casos de Covid-19, su mayor incremento de infecciones en un solo día desde el 26 de abril, según el Instituto Robert Koch, la agencia nacional para el control y la prevención de enfermedades.

Alemania experimentó su pico en nuevas infecciones diarias desde finales de marzo hasta principios de abril, con más de 6.000 casos reportados al día. Desde entonces, el número de nuevos casos diarios se redujo significativamente, hasta que volvió a aumentar a fines de julio.

Alemania superó las 2.000 nuevas infecciones por coronavirus en un día por primera vez en casi cuatro meses, en medio de un rebrote cuyo principal foco son los domicilios y los geriátricos, informaron hoy autoridades.

El instituto de vigilancia epidemiológica alemán RKI anunció que registró 2.034 nuevos casos en las últimas 24 horas, con lo que el total en el país se eleva a 232.082 desde el inicio de la pandemia.

La última vez que el número fue mayor fue el 25 de abril, cuando se reportaron 2.055 nuevas infecciones.

El RKI también informó de siete nuevos fallecimientos en la jornada previa, lo que lleva el balance a 9.267 decesos, informó la agencia de noticias alemana DPA.

El pico de nuevas infecciones reportadas diariamente en Alemania fue de más de 6.000 a finales de marzo y principios de abril. Después la cifra tendió a bajar, pero ha vuelto a subir desde fines de julio.

Sin embargo, el actual aumento del número de casos no permite sacar conclusiones directas sobre la aparición de la infección, ya que el número de pruebas realizadas también ha aumentado enormemente.

Hace unos días, el RKI dijo que el aumento de los casos no solo se debe al aumento de pruebas realizadas, sino que además en todo el país hay un gran número de pequeños brotes menores relacionados, por ejemplo, con reuniones familiares y de amigos.

Además, los casos de coronavirus se identifican en gran medida entre las personas que regresan a Alemania, especialmente en los grupos de edad más jóvenes.

Hoy, el RKI presentó un estudio que afirma que los hogares y las residencias de ancianos son los ámbitos donde se producen la mayoría de infecciones.

Según el estudio del RKI, las escuelas todavía no representan un riesgo alto de infección, ya que solo hay 31 brotes consignados y 150 infecciones.

En el ámbito público, los restaurantes, hoteles y oficinas también tienen un papel secundario, según el RKI, que agregó que los brotes en los trenes son difíciles de cuantificar, ya que la identidad de los contactos es muy difícil de rastrear.

El incremento de casos en Alemania, un país en general elogiado por su gestión de la pandemia, llega en medio de una segunda ola de coronavirus en la mayor parte de Europa, que había logrado controlar mayormente la primera ola a partir de finales de mayo, señaló Télam.

Los contagios diarios por coronavirus en Alemania superaron en las últimas 24 horas por primera vez desde finales de abril los 1.700, cada vez más lejos de las poco más de 1.000 nuevas infecciones que se registraron el pasado 6 de agosto, y con tendencia al alza.

El incremento de casos en Alemania, un país en general elogiado por su gestión de la pandemia, llega en medio de fuertes indicios de una segunda ola de coronavirus en la mayor parte de Europa, un continente que había logrado controlar mayormente la primera ola a partir de mayo.

Así, en las últimas 24 horas los nuevos contagios en Alemania ascendieron a 1.707, cuando el 26 de abril esta cifra se situaba en 1.737, informó el Instituto Robert Koch (RKI), la autoridad sanitaria del país.

El número total de positivos desde que se diera a conocer el primer caso de contagio en el país el pasado 27 de enero se sitúa en 228.621 y el número de muertos aumentó en diez hasta los 9.253, agregó el RKI.

En tanto, unas 204.800 personas constaban como sanadas, de manera que la cifra de casos activos se sitúa actualmente en unos 14.600.

El pico de contagios se había registrado a principios de abril, con más de 6.000 nuevas infecciones diarias, y desde finales de julio la cifra vuelve a aumentar después de varias semanas de evolución estable, señaló Télam.

La Europa League ya tiene a sus dos primeros semifinalistas de la final a ocho que se está celebrando en Alemania. Inter de Milán y Manchester United siguen adelante en la competición tras imponerse a Bayer Leverkusen y Copenhague respectivamente.

Los italianos sacaron adelante su partido de cuartos con más dificultades de las previstas inicialmente. A los 21 minutos ganaba por 2-0 y parecía que iba a ser una noche plácida para los pupilos de Conte. Sin embargo, el tanto de Havertz para recortar distancias hizo que hasta el último momento el Leverkusen tuviese opciones de forzar la prórroga.

El Inter de Milan se mete en semifinales de una competición europea por primera vez desde la temporada 2009-10, en la que acabó conquistando la Champions con Mourinho en el banquillo. Ahora espera rival que saldrá del partido que este martes enfrentará al Shakhtar Donetsk y al Basilea. El encuentro se celebrará a partir de las 21:00 horas en Gelsenkirchen.

En el otro partido de cuartos celebrado este lunes, al Manchester United le costó un mundo llevarse el partido ante un combativo Copenhague. Tuvo que irse a la prórroga para doblegar al cuadro danés, que incluso dispuso de alguna ocasión para haberse llevado el partido durante los 90 minutos reglamentarios. Bruno Fernandes hizo el tanto de la victoria al transformar un claro penalti. El portugués suma 11 goles con el United desde su llegada en el pasado mercado de invierno.

El Manchester United se enfrentará en semifinales al ganador del partido Wolves-Sevilla que tendrá lugar este martes a las 21:00 en la localidad germana de Duisburgo. Será la semifinal número 100 de un equipo inglés en competición europea.

Los dos partidos de semifinales se jugarán entre el domingo 16, en Colonia, y el lunes 17, en Dusseldorf. El 17 será el día que jugaría el Sevilla ante el United, si se impone al Wolves. La gran final de la Europa League está fijada para viernes 21 de agosto en la localidad de Colonia.

El centro de control de enfermedades infecciosas de Alemania anunció hoy que 1.045 personas dieron positivo para el nuevo coronavirus en las últimas 24 horas, el mayor incremento diario en tres meses en medio de un resurgimiento de la enfermedad en Europa.

El aumento récord llega días después de que la asociación médica más importante de Alemania asegurara que el país ya transita su segunda ola de coronavirus luego de haber dado por controlada la primera y levantado la mayoría de las restricciones en mayo pasado.

El Instituto Robert Koch dijo en un comunicado que se trata de la primera vez desde el 7 de mayo que Alemania reporta más de 1.000 casos en un día, cifra que todavía está lejos del pico de más de 6.000 de principios de abril.

Aunque el número de infecciones que se informan a diario es bastante cambiante, la cifra anunciada hoy se inscribe en un patrón de aumento paulatino de los contagios que comenzó en semanas recientes en coincidencia con rebrotes en diferentes partes del país.

El Instituto Koch reiteró su advertencia de que «este hecho es muy perturbador», informó la agencia de noticias alemana DPA.

La gestión alemana de la crisis del coronavirus hasta ahora es vista como relativamente exitosa.

El país europeo ha registrado un total de 9.175 muertes por el virus sobre más de 213.000 casos confirmados, una tasa de letalidad menor que muchos países con poblaciones similares.

Luego aumentaron aún más en julio y, el sábado pasado, Alemania registró 955 casos de coronavirus en un día, el que era su mayor incremento desde el 9 de mayo.

El repunte se enmarca en un resurgimiento general del coronavirus en varios países de Europa, que ya había superado su primera ola de contagios, incluyendo España, Francia, Reino Unido, Bélgica y Polonia, República Checa, entre otros.

 

Decenas de miles de estudiantes de las regiones del noroeste de Alemania regresaron hoy a la escuela, en el marco de la reapertura de clases escalonada resuelto por el gobierno y en medio del debate en torno al uso obligatorio de la mascarilla en los colegios.

En todos los estados federados se aspira a un regreso a las clases presenciales de forma regular, después de que el curso anterior quedase truncado.

La propia responsable de Educación del estado federado de Mecklenburgo-Antepomerania, Bettina Martin, propondrá que se implante la obligatoriedad de la mascarilla en la reunión del martes de ese Ejecutivo.

Ese «Land», como se denomina a las provincias alemanas, es el primero del país donde se reanudaron las clases este lunes. El retorno a las aulas se hace de acuerdo a parámetros de distancia social y medidas de higiene por la pandemia, aunque no hay una normativa definida en torno a la mascarilla.

Otros estados federados, como Berlín -donde el regreso a la escuela será el lunes de la próxima semana- ya impusieron la obligatoriedad de su uso en las zonas comunes del recinto escolar, patios y pasillos, pero no en el interior de cada aula.

La ministra federal de Educación, Anja Karliczek, abogó este fin de semana por disponer la obligatoriedad en todo el país, aunque la implementación de la normativa compete a los estados federados, cada uno de los cuales adopta sus propias precauciones.

Las clases se reanudan en Alemania de forma escalonada, de acuerdo a lo usual en el país y al calendario de vacaciones escolares diferenciado de cada «Land».

A los alumnos de Mecklenburgo-Antepomerania, en el noreste, les seguirán el próximo jueves los de Hamburgo, norte del país, mientras que los de Berlín y Bradeburgo, en el este, Renania del Norte-Westfalia, oeste, y Schleswig-Holstein, en el norte, lo harán el día 10.

El resto de los 16 estados federados reanudan las clases a lo largo de agosto, mientras que en Baviera y Baden Württemberg, en el sur, se reinician el 8 y el 16 de septiembre, respectivamente.

Por lo pronto están determinados a imponer el uso de la mascarilla las autoridades regionales berlinesas y las bávaras. Solo se exime de la obligatoriedad a los alumnos en el interior de las aulas, puesto que será preceptivo que los pupitres guarden la distancia necesaria.

En todos los estados federados se aspira a un regreso a las clases presenciales de forma regular, después de que el curso anterior quedase truncado por la pandemia y solo al final se reanudaron algunas actividades presenciales, por grupos de alumnos.

En Alemania compete a los poderes regionales implementar las restricciones o alivio de éstas, de acuerdo al nivel de incidencia territorial de la pandemia, entre otros criterios, señaló Télam.

Alemania comenzó a ofrecer hoy test gratuitos de detección del nuevo coronavirus a los viajeros que regresan del extranjero, unas pruebas que serán obligatorias a partir del lunes para quienes proceden de regiones de riesgo, a fin de evitar la cuarentena.

La norma fue recomendada por el ministro de Salud, Jens Spahn, quien defiende la gratuidad de esas pruebas pese a las críticas de quienes consideran que deberían ser a cuenta de cada viajero para no sobrecargar a la sanidad pública.

En la mayoría de los aeropuertos internacionales del país ya se han establecido los equipos necesarios para proceder a esos test, mientras que en el resto -como en uno de los dos aeropuertos de Berlín, el de Schoenefeld- se espera que funcionen la próxima semana.

El ministro de Sanidad decidió implantar esos test tras varias reuniones con los líderes de las regiones del país, a los que corresponde implementar la medida en sus respectivos territorios.

En la última semana se ha registrado un claro aumento de las nuevas infecciones en Alemania, tanto las consideradas «importadas» como las producidas en el propio país, en general en fiestas, encuentros familiares y ceremonias religiosas.

Las pruebas serán obligatorias a partir del lunes para quienes proceden de regiones de riesgo

Autoridades sanitarias informaron hoy que en las últimas 24 horas hubo 955 nuevos contagios, frente a los entre 800 y 850 de hace una semana o los entre 300 y 350 de mediados de junio.

El cómputo total de infecciones verificadas está en 209.653, de los cuales 192.700 son pacientes recuperados y 9.148 víctimas mortales.

El propósito de Spahn es que aquellos viajeros que proceden de regiones de riesgo se sometan de inmediato en el aeropuerto a las pruebas, como alternativa a la hasta ahora preceptiva cuarentena domiciliaria, cuyo cumplimiento se ha revelado difícil de comprobar.

Los procedentes de zonas no incluidas en ese listado disponen de 72 horas para acudir voluntariamente a consultas médicas u otros centros, donde igualmente se les practicará de forma gratuita.

Entre las zonas de riesgo se encuentran desde ayer tres regiones españolas -Cataluña, Navarra y Aragón- además de Luxemburgo, único país de la Unión Europea (UE) que ya estaba incluido en la lista del Robert Koch Institut (RKI), la autoridad epidemiolótico de Alemania.

El resto son terceros países de los Balcanes, así como Turquía, Estados Unidos, prácticamente toda América Latina, y amplias zonas de África y Asia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores alemán emitió asimismo ayer una advertencia contra los viajes a esos destinos españoles.

El Gobierno alemán se basa en las indicaciones del RKI, competente en la materia en el país, para incluir sus recomendaciones en la información a sus viajeros, señaló Télam.

Lo que inicialmente parecía un caso local se ha expandido pero investigan un enorme complejo de abuso infantil. En octubre de 2019, comenzaron las investigaciones contra un hombre de 43 años de Bergisch Gladbach. Se sospecha que había abusado sexualmente de su hija, una niña, y que filmaba el acto. El hombre compartió los videos en Internet. Ahora está claro: hay un total de 30.000 huellas de los perpetradores, es decir, las direcciones IP que se conectaban a la red de abuso.

«Estoy profundamente sorprendido», dice Johannes-Wilhelm Rörig, Comisionado del Gobierno Federal para el Abuso, en entrevista con DW. Y esto a pesar de que «cada día tengo que lidiar con la violencia sexual contra niños y jóvenes en nuestra sociedad», agrega. Se Investiga pero aún no está claro cuántos criminales están detrás de las 30.000 pistas. Algunos pueden haber usado múltiples direcciones IP. Pero el número de pistas y sospechosos podría aumentar aún más.

El objetivo es sacar del anonimato de Internet a los perpetradores y encubridores del abuso infantil, dijo el Ministro de Justicia de Renania del Norte-Westfalia (NRW), Peter Biesenbach (CDU), en Düsseldorf. La oficina central de Cibercrimen (ZAC) está investigándolo.

Este 1° de julio, este estado federado creará un nuevo grupo de trabajo para procesar a los delincuentes involucrados en el abuso de niños. En el caso Bergisch Gladbach ya se han identificado 72 sospechosos, diez de los cuales están en custodia. Se han presentado cargos contra ocho de ellos.

El Comisionado Federal de Abusos, Rörig, pide más personal y mejor tecnología para luchar contra los abusadores en toda Alemania. El gobierno de Renania del Norte-Westfalia afirma haber demostrado cómo es posible: «Nuestro estado federado asignó más personal a la investigación de los delincuentes de abusos en la red, modernizó la tecnología, utiliza la inteligencia artificial, creó una unidad de persecución digital y también estableció una fiscalía especial».

Bergisch Gladbach podría superar en sus dimensiones a todos los casos anteriores de abuso infantil en Alemania. Pero no es un caso aislado, dice Rörig. «Piense en los monstruosos casos de Staufen, de Lügde y de Münster. También me gustaría recordarles que el fenómeno no es nuevo». Rörig se refiere al caso Elysium, en el cual también alemanes estuvieron involucrados. La plataforma de Internet Darknet fue cerrada en 2017. 110.000 cuentas de usuarios en todo el mundo estaban registradas en esa red de intercambio.

En Alemania, el número de casos que se investigan y están oficialmente registrados de violencia sexual y de los llamados delitos de pornografía infantil ha ido aumentando durante años. En 2019, se investigaron casi 16.000 casos de violencia sexual contra niños. El año pasado, la Policía alemana realizó pesquisas en más de 12.000 casos de delitos de pornografía infantil, más del doble que en 2016.

Sin embargo, el número de casos que se investigan no indica necesariamente un aumento real de los casos de abuso, dijo el cibercriminólogo Thomas-Gabriel Rüdiger, en entrevista con DW. «Lo que estamos experimentando ahora mismo es un clásico fenómeno criminológico», dice Rüdiger. Si se investigan más intensamente, se conocerán más crímenes. Se cree que sólo se descubre uno de cada 15 o 20 casos de abuso sexual infantil.

¿Qué se puede hacer por las víctimas?

En el caso de Bergisch Gladbach, los investigadores asumen que hay más de 30 víctimas. El apoyo psicológico es a menudo vital para ellos. En Alemania, por ejemplo, se puede recurrir a la «Línea de ayuda contra el abuso sexual» para obtener ayuda anónima para las personas afectadas por la violencia sexual, así como para los familiares. En otros países se dispone también de servicios similares.

El Comisionado Federal para el Abuso, Rörig, exige que las escuelas y guarderías sirvan cada vez más como lugares de protección donde los niños puedan confiar en los adultos. «Las chicas y los chicos sólo hablan de la violencia que se les hace si tienen un ambiente de confianza, una situación de confianza. Y esto se puede crear en escuelas y guarderías, pero por supuesto también en clubes deportivos». Rörig ve la protección y ayuda a las niñas y los niños como una tarea nacional permanente, «para acabar con esta alta e insoportable cantidad de casos de violación».