Tag

Alberto Fernandez

Browsing

El referente de Derechos Humanos y premio Nobel de la Paz aseguró que en Bolivia se produjo un «golpe de Estado» ya que hay una «intervención militar» y «una masacre del pueblo» por la policía.

El premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel sostuvo  que el «golpe de Estado» en Bolivia es «para aislar al futuro presidente de Argentina, Alberto Fernández, en tanto, consideró que con la autoproclamación presidencial de Jeanine Áñez se «instauró una dictadura cívico- militar» en el vecino país.
 

«Han vuelto las dictaduras en el continente. En Bolivia hay una supuesta presidenta que no es avalada por el Congreso sino por los militares», sostuvo en referencia a Áñez y agregó: «Se ha erigido en una dictadura, no en la presidenta de Bolivia, que se vaya».

El referente de Derechos Humanos aseguró que en Bolivia se produjo un «golpe de Estado» ya que hay una «intervención militar» y «una masacre del pueblo» por la policía.

«El Gobierno argentino es una vergüenza. Esperemos que se vaya cuanto antes», dijo sobre la postura neutral de la gestión de Mauricio Macri, negándose a definir la crisis en Bolivia como «golpe de Estado».

«Me preocupa más el radicalismo, que bajó sus banderas y se somete a esta ignominia», agregó en declaraciones a Futurock.

Para Pérez Esquivel, «el golpe de Estado en Bolivia deja en soledad al próximo gobierno argentino», ya que a su entender busca dejar a Fernández sin aliados progresistas en Sudamérica.

El presidente electo Alberto Fernández adelantó que podría dar marcha atrás con uno de los cambios que hizo el Gobierno de Mauricio Macri con un símbolo nacional: la moneda. El próximo jefe de Estado dijo al respecto que le gustaría que en los billetes»estén los próceres», en lugar de imágenes de animales autóctonos.

La conducción del Banco Central con Federico Sturzenegger, desde fines de 2015, planteó un cambio de criterio para ilustrar distintas presentaciones de billetes y cortó la tradición de que en la moneda argentina estén solamente representados distintos próceres de la época independentista y, más recientemente, las figuras de Eva Perón y las Islas Malvinas.

«Tengo algunas urgencias antes, pero me gustaría que en los billetes estén los próceres y los grandes hombres y mujeresde la Argentina. Lamento mucho que Evita haya desaparecido de los billetes, pero también lamento que desaparezcan Sarmiento, Belgrano, San Martín».

En los últimos años, los billetes en circulación de varias denominaciones fueron incorporando en su presentación imágenes de especies autóctonas. Existen en circulación varios motivos: el de $20 tiene en su anverso un guanaco, el de $50 un cóndor andino, el de $100 una taruca, el de $200 una ballena franca austral, el de $500 un yaguareté y el de $1000 un hornero.

Al ser consultado si pondría a grandes nombres de la literatura argentina en los billetes, como Jorge Luis Borges o Alejandra Pizarnik, Fernández respondió: «¿Por qué no? Lo que no pondría es una ballena. Quién puede negar lo que es Borges, Cortázar, Sábato. Son hacedores de nuestra cultura, de lo que somos», dijo.

En 2017, el jefe de Gabinete Marcos Peña explicó ante empresarios en el Coloquio de IDEA cuál fue el concepto que persiguió el Gobierno al impulsar el cambio de tradición para la ilustración de la moneda nacional. «Para mí una de las cosas chiquitas pero simbólicas más lindas que hicimos es poner animales en los billetes. Es la primera vez en la historia que hay seres vivos en nuestra moneda. Dejamos la muerte atrás y vivimos nuestra vida».

Alberto Fernández sorprendió con su aparición en el Salón de Actos de la Facultad de Derecho de la UBA, en medio de la presentación del libro Somos Belén, en el que la periodista Ana Correa relata la historia de la joven tucumana de 27 años que fue condenada en 2014 a ocho años en prisión tras haber sido acusada de homicidio por haber sufrido un aborto espontáneo. Micrófono en mano, y secundando a la autora y al panel de presentadores –la escritora Claudia Piñeiro, la periodista Ingrid Beck, la abogada de Belén Soledad Deza, la jurista feminista Nelly Minyersky y el actor Gonzalo Heredia–, el presidente electo aseguró: “Avalo lo que se dijo acá. Queremos más libertad para todos y más derechos para todas”.

Las selfies de Alberto Fernández con integrantes de la Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito, poco después de asegurar: “Avalo lo que se dijo acá. Queremos más libertad para todos y más derechos para todas”.

“Va a salir (en referencia a la legalización del aborto), ¿por qué creen que estoy acá?”, le había dicho minutos antes a Minyersky. “No quise estar ausente porque era muy necesario estar presente. Más vale tarde que no estar. Porque estando estoy avalando lo que se está diciendo y eso es lo único que explica que esté acá”, expresó Fernández ante una vasta concurrencia que agitaba sus pañuelos verdes, y muy cerca de la máscara con la que Belén tuvo que salir a la calle para no ser reconocida tras haber sido absuelta después de pasar tres años en prisión.

Claudia Piñeiro, Soledad Deza, Ana Correa (autora del libro), Alberto Fernández , Nelly Minyersky, Dolores Fonzi y Gonzalo Heredia.

Durante la presentación del libro, Dolores Fonzi leyó un mensaje de Belén y las moderadoras, el prólogo escrito por Margaret Atwood, autora de El cuento de la Criada, la novela distópica en la que se basó la serie Handmaid’s tale. Más tarde, Alberto se sacó selfies con las integrantes de la Campaña y con su presencia volvió a fijar postura acerca de la importancia de la legalización del aborto que, como ya había dicho con anterioridad “es una cuestión de salud pública”.

El presidente electo, Alberto Fernández, confirmó hoy al primer ministro de su Gabinete al subrayar que «difícilmente» Daniel Arroyo no esté a cargo de Desarrollo Social, a la vez que destacó el «compromiso» del conductor Marcelo Tinelli de «difundir el problema del hambre en su programa» de televisión, Showmatch.

A falta de menos de un mes para asumir al frente de la Casa Rosada y en medio de versiones de todo tipo, el futuro mandatario oficializó al dirigente del Frente Renovador como uno de los principales miembros de su equipo de trabajo en una cuestión sensible.

«Daniel es la persona que más conoce el tema (social) y difícilmente él no sea el responsable de esa área», reconoció el líder del Frente de Todos, al tiempo que mencionó una charla con el titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, en la que se dio por hecha la designación de Arroyo en esa área.

Según contó, en la reunión del Consejo Contra el Hambre Funes de Rioja recordó que Fernández le había dicho días atrás que tenía que «llamar a Daniel Arroyo» y agregó: «Nunca un Presidente me había pedido que hable con el ministro de Desarrollo Social, y lo hice, y estoy acá porque me da vergüenza que en mi país, que produce tantos alimentos, el 50 por ciento de la capacidad instalada para producir alimentos no está funcionando».

De todos modos, broma mediante, el presidente electo aclaró: «Todavía no se lo ofrecí, tal vez me dice que no».

Lo reveló Juan Carlos Pallarols. El orfebre volverá a confeccionar el atributo de mando, tal como fue tradición desde Alfonsín a los Kirchner.

Alberto quiere recibir el bastón confeccionado por el mismo orfebre que hizo el de Raúl Alfonsín y el de los otros presidente electos desde el retorno de la democracia, salvo Mauricio Macri.

Es que la tradición se cortó cuando el líder del PRO rechazó el atributo que le envió Juan Carlos Pallarols, en medio de los tironeos con Cristina por el traspaso del mando.

Pallarlos comienza a grabar en la empuñadura de plata la frase que Alberto le pidió para el bastón: «Argentina de pie».

“Me acusaron de prestarle el bastón a Cristina para que le hiciera una macumba”, le cuenta Pallarols, sexta generación de orfebres, a Clarín, a medias entre el enojo y la ironía.

En su taller vecino a la histórica Plaza Dorrego de San Telmo le está dando los último golpes a la empuñadura del nuevo bastón que, asegura, le pidió Alberto Fernández para la entrega de atributos, que -todo indica- se hará en el Congreso y no en la Casa Rosada, como era tradición hasta 2003.

Ya recorrió todas las provincias para que la gente ayude a moldearlo con su propio golpecito. Y revela que el presidente electo le envió un mensaje a través de su secre taria.

“Quiere que le grabe en la empuñadura de plata la frase ‘Argentina de pie’”, dice el orfebre.

Atrás parece haber quedado la pulseada con su hijo Adrián, en 2015, que derivó en que Macri le cediera la confección del baston a un tercero: Damián Tessore, un orfebre de la localidad bonaerense de Mercedes, informó Clarín.

La empresa tiene varios proyectos en asociación con YPF. Interés por el proyecto de ley para impulsar Vaca Muerta.

El presidente electo, Alberto Fernández, se reunió esta tarde en sus oficinas con Alejandro Figueroa, representante de la empresa estatal petrolera noruega Equinor, en un encuentro del que también participó Guillermo Nielsen.

Mientras el sector energético aguarda definiciones del presidente electo y su equipo, se espera que el Frente de Todos presente un proyecto para estimular las inversiones en Vaca Muerta. El mismo otorgaría ciertas garantías jurídicas a las empresas. Cuando se estuvo ocupando, Nielsen habló de emular algunas reglas que se aplicaban en Estados Unidos para el desarrollo de no convencionales.

Equinor (antes Statoil) es la petrolera estatal noruega, considerada como un símbolo de una gestión eficiente por parte de una compañía. Está asociada con YPF en varios proyectos. Hace poco, acordaron trabajos conjuntos en la licitación de bloques offshore.

El ingreso de Statol en la Argentina fue con el bloque exploratorio Bajo del Toro, YPF acordó con la noruega un trabajo conjunto exploratorio allí, con una participación del 50%. YPF, que será el operador, mantendrá el 50% restante. A su vez «Statoil reconocerá a YPF los costos incurridos hasta el momento en el bloque y financiará 100% de ciertas actividades que puedan desarrollarse a futuro, informó Clarín.

Los directivos de Cecha, que reúne a 4.800 estaciones de todo el país, prepararon un documento que pronto entregarán al próximo Gobierno. Piden que Energía vuelva a ser Ministerio, crear una reserva estratégica de combustibles, un mecanismo de estabilización de precios, incentivar el GNC y canalizar la venta mayorista.

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) elaboró un documento para presentar al próximo Gobierno de Alberto Fernández con 15 medidas concretas para mejorar la actual situación del sector, tras el fin del congelamiento de precios de los combustibles.

La plataforma de propuestas a la que accedió en exclusiva Ámbito es un decálogo de iniciativas que los estacioneros intentarán conciliar con las nuevas autoridades tras el 10 de diciembre. Los 15 puntos fueron debatidos y analizados por los directivos de la entidad, que se reunieron esta semana en Neuquén con motivo de una visita especial a Vaca Muerta, así lo indicó Ámbito.

“La idea principal es llevarle a la nueva gestión estos puntos para ponernos a disposición y colaborar con las todas las iniciativas que tiendan a mejorar el desarrollo de nuestra actividad en beneficio de todos los consumidores del país”, explicó el presidente de Cecha, Gabriel Bornoroni.

La Confederación recordó que la política energética nacional, basada en la ley de Hidrocarburos, debe garantizar el abastecimiento del mercado interno, y que por ese motivo, es necesario asegurar una “adecuada” provisión de combustibles, al que calificaron como un “servicio esencial” para la población y el comercio. Estas son las propuestas:

Energía debe volver a ser un Ministerio de la Nación

Según consideró Cecha, el máximo responsable de la cartera energética debe tener “línea directa” con el Presidente para asegurar que la toma de decisiones sea “expeditiva, profunda y directa, evitando la burocratización”.

Crear una reserva estratégica de combustibles

Ante eventuales medidas como el DNU que congeló los precios por 90 días y provocó desabastecimiento de las estaciones “blancas”, la Confederación propone crear por ley una reserva estratégica de combustibles que permita amortiguar los impactos de una decisión similar.

Armar una mesa de competitividad y comercialización de combustibles

En este punto plantearon la apertura de una mesa de trabajo bajo la coordinación del Ministro de Energía, que sea un nexo con otras áreas de la Administración Pública Nacional para tratar de manera integral todos los temas de interés del sector. Al mismo tiempo plantearon la necesidad de participar de una mesa multisectorial entre sindicatos, cámaras y federaciones.

Canalizar la venta mayorista en las estaciones

Esta iniciativa apunta a que las petroleras concentren su actividad en la industrialización del petróleo crudo y la comercialización mayorista de sus derivados, pero que se les limite la venta directa a granel al sector productivo (campo) o al consumidor final. “Si canalizamos casi la totalidad de los despachos de combustibles en las estaciones se pueden mantener las fuentes laborales actuales y se incentiva la creación de nuevos empleos. Es importante que todo se venda bajo alero y por pico”, señaló Bornoroni.

Incentivar el uso del GNC

Lanzar una política fiscal más agresiva que privilegie el consumo de los combustibles más amigables con el medio ambiente, como el GNC. Esta medida -aseguran- permitirá aumentar el consumo interno de gas natural en lugar de derivados del petróleo, logrando aumentar los saldos exportables para mejorar la balanza energética y comercial.

Crear un fondo para usar energías renovables

Con lo recaudado del Impuesto al Dióxido de Carbono propusieron dar créditos blandos para fomentar la instalación de paneles solares en las estaciones.

Mecanismo de estabilización del precio de los combustibles

Con una presión impositiva que supera el 40%, y en algunos casos llega al 50%, los estacioneros quieren relevar la situación fiscal de la venta minorista de combustibles a nivel nacional, provincial y municipal para analizar su “razonabilidad y racionalidad” y proponer luego un sistema tributario homogéneo, equitativo y transparente.

La idea sería diseñar una herramienta para amortiguar situaciones de emergencia, reduciendo o aumentando impuestos directos ante subas o bajas del precio de los productos energéticos por fuera de una determinada banda. Así, el mecanismo amortiguará las oscilaciones bruscas en el precio del crudo y/o el tipo de cambio.

Otras de las propuestas son:

Compatibilizar los impuestos provinciales y las tasas provinciales y municipales.

Eliminación de los aportes a la seguridad social para los nuevos puestos de trabajo y la reducción para los actuales sin perjudicar a los jubilados.

Tratar en el Congreso el proyecto de ley de tarjetas de crédito que aliviar las comisiones por ventas con plásticos.

Establecer alícuotas diferenciales para el Impuesto a las Ganancias.

Eliminar el impuesto al débito bancario.

Recategorización especial pyme para las estaciones.

Lanzamiento de una moratoria fiscal amplia con periodo de gracia sin embargos judiciales ni inicio de juicios por parte de los organismos fiscales.

Desde Cecha aclararon que son “aportes” para la consideración del nuevo Gobierno y reiteraron la “voluntad” y “disponibilidad” para colaborar las iniciativa que mejoren el desarrollo de la actividad y beneficie a los consumidores, últimamente muy castigados por sucesivos aumentos de precios.

 

El ex presidente de Bolivia, Evo Morales, agradeció la invitación de Alberto Fernández a radicarse en la Argentina a partir del 10 de diciembre, pero aseguró que por ahora continuará en México.

“No pierdo la esperanza de volver en cualquier momento. Si me acerco a Bolivia mediante Argentina, mejor todavía. Lo estamos analizando. Vamos a esperar que pase un poco más de tiempo para retornar a la Argentina o a Bolivia para seguir esta lucha”, aseguró Morales en una entrevista concedida a la emisora radial argentina El Destape.

El futuro jefe de Estado argentino declaró durante una visita a Uruguay que sería un honor que el ex mandatario boliviano se asilara en Buenos Aires. Morales, señalado por la OEA por haber realizado fraude con el objetivo de perpetuarse en el poder, renunció el domingo pasado y voló hacia el DF en medio de un clima de violencia generalizada.

El líder boliviano criticó la posición diplomática que asumió el gobierno de Mauricio Macri. “Al margen de cualquier diferencia ideológica, primero hay que defender la democracia”, planteó, y pidió el relanzamiento del Unasur como oposición al Grupo de Lima que responde “a los designios del imperio”.

El ex mandatario hizo una distinción con la actitud que adoptó “la hermana Fernández” -en alusión a Cristina Kirchner-, quien se interiorizó sobre su futuro y le envió mensajes de aliento en una comunicación con el ex vicepresidente Álvaro García Linera.

Un pedido al papa Francisco y a las Fuerzas Armadas

El líder cocalero dijo que abandonó su país porque corría riesgo su vida y acusó a la “derecha” de “inventar el tema del fraude” y “organizar grupos vandálicos” para generar violencia en las calles. “Renunciamos no por cobardes, sino porque había grupos armados que empezaron a quemar casas y amenazaban a familiares y dirigentes sindicales comprometidos de quemarlos”, especificó.

De acuerdo a su visión, hubo un “golpe de Estado” propiciado por la derecha y por la Policía, que se amotinó. Con respecto a las Fuerzas Armadas, aseguró: “Tengo información de que los subalternos se rebelaron y sólo los comandantes se prestaron al golpe”, indicó El Chubut.

Y agregó: “Participaron sólo algunos comandantes del golpe, que serán juzgados; yo estoy seguro de que nuestras Fuerzas Armadas se sumarán a la lucha del pueblo boliviano defendiendo la democracia”.

Ante una consulta, Morales aseguró que no mantuvo diálogos con el papa Francisco, pero abogó por su participación como mediador en el proceso de pacificación que se inició en Bolivia rumbo a las elecciones. Este viernes, la presidenta interina puso en duda la participación del partido de Morales en esos comicios.

“Estando en Bolivia tuve una reunión con el cardenal Ticona, con algunos obispos, pedimos su intervención, sin embargo no se pudo. No tengo personalmente un contacto con el papa francisco, pero le tengo mucho respeto y ojalá pueda participar en esta mediación”, pidió.

El primer encuentro estará coordinado por el diputado del Frente Renovador Daniel Arroyo. También participarán referentes de la Universidad de Buenos Aires (UBA), empresas y ONGs.

El presidente electo, Alberto Fernández, mantendrá este viernes una primera reunión vinculada al plan de lucha contra el hambre, de la que participará el conductor televisivo Marcelo Tinelli.

El encuentro será el primero de la jornada que mantendrá Fernández en el marco de las reuniones previstas en la transición gubernamental, hasta su asunción como jefe del Estado, el próximo 10 de diciembre.

El encuentro se realizará a partir de las 11 y estará coordinado por el diputado del Frente Renovador Daniel Arroyo, informaron voceros del mandatario electo. También participarán referentes de la Universidad de Buenos Aires (UBA), empresas y ONGs.

La participación de Tinelli en el programa contra el hambre fue confirmada esta semana tanto por el conductor televisivo como por Arroyo, quien destacó el «trabajo de apoyo a los comedores escolares» por parte del animador.

También adelantó que dentro de los lineamientos generales figuran la creación de un observatorio de las políticas que se tomarán en este sentido, con medición y pesaje de nenes que asisten a los comedores, entre otras acciones.

Así lo había asegurado la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. «Otra mentira más del Gobierno macrista», dijo el presidente electo.

El presidente electo Alberto Fernández desmintió que haya acordado con el Gobierno de Mauricio Macri la suba del 5% en los combustibles, tal como había asegurado la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

«Otra mentira más del Gobierno macrista. Nadie acordó semejante cosa conmigo. Como siempre, descargan en otros decisiones que toman desde su propia ineptitud», escribió Fernández en su cuenta de Twitter.

El jueves la funcionario había dicho que el incremento fue de mutuo acuerdo. «Es un tema acordado entre nuestro gobierno y el gobierno que viene. No espero que genere ningún tipo de problemas porque así fue acordado», lanzó la ministra de Seguridad.