Tag

Alberto

Browsing

Quizás no los una el amor… pero el espanto (diría Borges) de la crisis económica, que podría agravarse aún más como efecto de la cuarentena, ha acercado posiciones entre el campo y el Gobierno. Así quedó reflejado en la reunión que el presidente Alberto Fernández mantuvo con dirigentes agroindustriales este martes en la Quinta de Olivos, tras lo cual se acordó avanzar en una estrategia conjunta de reactivación “exportadora, inclusiva, sustentable y federal”.

En rigor, el Consejo Agroindustrial Argentino (CCA) es un nucleamiento de 45 cámaras y entidades con base en la producción rural pero que también involucra el procesamiento manufacturero de productos agrícolas y ganaderos, en cadenas de producción que llegan hasta los alimentos, las fibras para la nutrición animal, las bioenergías e incluso la elaboración de bienes para la cosmética y la farmacopea, como por ejemplo se ha valorado últimamente ante la demanda de alcohol común o en gel.

Ese entramado no sólo genera, desde hace años, dos tercios de las exportaciones argentinas. También representa al sector que más posibilidades tiene de dinamizar la actividad productiva en todas las provincias del país, de modo de fomentar el empleo e incrementar el ingreso de dólares en la economía. La condición de actividad esencial le ha permitido demostrar eso, quizás con una visibilidad inédita, en estos meses de cuarentena.

Por ese camino, en junio se llegó a un récord desde que se tenga registro: el 77% de las exportaciones se repartieron entre los denominados productos primarios (granos, por ejemplo, aunque tengan valor agregado implícito), con un 35,7%, y las manufacturas de origen agropecuario (desde las harinas y aceites hasta las carnes, los lácteos y los vinos), que sumaron un 41,3% de todas las ventas externas argentinas.

Semejante cuadro de situación no pasa desapercibida para los líderes políticos, incluida Cristina Kirchner, que el jueves pasado dejó atrás sus históricos desencuentros con el sector agropecuario y recibió a tres representantes del CCA, a quienes felicitó y les ofreció colaboración para avanzar en un proyecto de ley que brinde el marco normativo y fiscal para tener reglas claras a 10 años, tanto para facilitar inversiones como para planificar mejoras de infraestructura.

En la búsqueda de conciliar los intereses privados con los del sector público, en la reunión de casi dos horas realizada en Olivos se evaluaron caminos para aprovechar el potencial del sector agroindustrial, para exportar y generar empleo. Para ello, el Presidente afirmó que conformará un equipo interministerial, coordinado por Cancillería –por el objetivo central de que los productos argentinos lleguen a los mercados del mundo- y la Jefatura de Gabinete, con activa participación de los ministerios de Agricultura y Desarrollo Productivo, entre otros.

Alberto Fernández estuvo acompañado por el ministro de Agricultura, Luis Basterra; el de Relaciones. Exteriores, Felipe Solá (casualidad o no tanto, ambos son ingenieros agrónomos), la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz. Como representantes del CAA, estuvieron José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires; Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina; Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas; Patricia Calderón, presidenta de la Federación Olivícola Argentina y Dardo Chiesa, Coordinador de la Mesa Nacional de Carnes.

El gran atractivo que los dirigentes agroindustriales lograron poner sobre la mesa es un plan que llevaría las exportaciones anuales de los US$ 65.000 millones registrados en 2019 (42.000 correspondieron a la agroindustria) a más de US$ 100.000 millones en 2025. Además, se propone como objetivo aumentar los empleos en todo el país: se sumarán 210 mil empleos directos y cerca de 700 mil indirectos. Esta reactivación tendría un impacto fiscal neutro, sin solicitar al Gobierno ningún tipo de subsidio, llevándose a cabo de forma sustentable, cuidando el ambiente con prácticas y procesos que no impacten en el ecosistema.

Con todo, tanto Alberto Fernández como Cristina Kirchner elogiaron al CCA por la construcción de consensos lograda hacia el interior de la cadena agroindustrial. Los que los escucharon en vivo y en directo, interpretaron que fue una manera de decirles que quieren dejar atrás los desencuentros. En ese sentido, vale aclarar que la Mesa de Enlace –histórica contendiente con los gobiernos K- está representada en el CCA por tres de las cuatro entidades: Coninagro, Federación Agraria y Confederaciones Rurales Argentinas. La Sociedad Rural no se sumó, pero la reciente presencia de su presidente Daniel Pelegrina en los actos por el Día de la Independencia al lado de Alberto Fernández expone que también están a favor de consensos políticos que favorezcan el desarrollo productivo.

Estanislao Fernández se cansó. El diseñador gráfico y artista drag decidió realizar un contundente descargo, después de que un amigo le compartiera un meme homofóbico en el que acusaban a su padre, Alberto Fernández, de «no haber cuidado» a su hijo, quien «terminó así». «¿Cómo que terminé así, papi?», se preguntó mirando a cámara, al tiempo que no sólo apuntó contra el meme en cuestión, sino también hizo hincapié en los mandatos sociales de «la gente» y su impacto en la realización y la libertad individual de cada uno.

«Me mandaron una captura de una conversación en la que dice: ‘Lo único que tenía que cuidar Alberto era a su hijo y terminó así'», relató desde Olivos. Estanislao, también conocido por su nombre artístico Dyhzy, aseguró que hay muchas personas que creen que está «dañado». «Casualmente, a mí quien me dañó no fue mi familia, fueron ustedes: fue la gente. Todos los males que tuve en mi vida fueron siempre por el ‘concepto de la gente’. Porque era puto, porque me visto de mujer, porque estudio diseño, porque me gusta dibujar. Todo siempre fue objeto de críticas de ‘la gente'».

«Sé que parezco repetitivo porque lo digo diez millones de veces, pero es la única forma que tengo de defenderme muchas veces. Me colapsa pensar que hay gente que tengo que estar muerto por puto. Soy re puto, bancátela.

¿Sabés qué pasa? No ocupo un rol público, no cumplo un rol político, no ocupo un carajo y nadie me paga nada. Lo único que me paga es mi laburo, punto. Pero ponele que te molesta realmente que para el exterior se vea quién soy. ¡Me chupa un huevo!».

No ocupo un rol público, no cumplo un rol político, no ocupo un carajo y nadie me paga nada. Lo único que me paga es mi laburo, punto»

«Prefiero que la gente vea que tengo los huevos para hacer lo que se me canta el culo sin pedirle nada a nadie, que toda la gente que se está escondiendo. No me escondo de nadie, no me escondí nunca y menos ahora. No me rescataba cuando tenía 11 años y me cagaban a trompadas por ser afeminado, no me voy a rescatar ahora. ¡Me chupa un huevo!».

Imagen

El video fue compartido de madrugada, horario en el que Estanislao suele interactuar con sus seguidores. «Esto pasa porque sale un boludo a decir algo así. Salta un boludo a cuestionar cómo soy como persona. ¡Papito, vos sos una mierda de persona! Toda esa gente que dice que salí dañado o que soy el fruto de una paternidad fallada, andá a resolver los problemas que vos tenés con tu viejo. Tenés un problema mental increíble. Yo tuve una infancia muy plena y feliz».

«Lo único que hice en mi vida para que me cuestionen es ser puto. Es lo único por lo que me cuestionan. Me cuestionan por eso y por mi viejo, porque no tienen nada más; carecen de argumentos. El conservador me chupa el culo y me importa un carajo. Le mandamos un beso. Mientras el conservador se queda ahí siendo un forro. Ojo: conservador en el sentido de la libertad sexual, la igualdad de derechos. Si sos anti derechos, papito aggiornate porque el mundo cambia a favor nuestro».

«Si te parece que somos pocos, el día de mañana jodete: porque plagamos el mundo, amor. Si ustedes creen que soy producto de una paternidad fallada o algo vinculado a mi familia, te voy avisando que no. Soy el producto de una familia que me amó y me respetó en el 99,9 por ciento de las decisiones que tomé en mi vida. No soy perfecto, tengo todos los defectos: el único defecto que reconozco que no tengo, es que tengo las pelotas para hacer lo que se me canta el culo».

«El mundo avanza a favor de que cada vez tengamos más derechos. Si el heterosis quiere salir a decir que el hijo del presidente es puto, eso no es culpa de Alberto, es culpa mía. Culpa mía porque me chupa un huevo todo, me cago en los protocolos, me cago en la norma y me cago en lo que me dicen lo que tengo que hacer. Laburo para hacer lo que se me canta el forro del culo y esa es mi libertad. Cuanto más libres seamos, mejor vamos a estar en este mundo».

El hijo del presidente también se refirió al movimiento «anti cuarentena», que asegura que la medida de aislamiento tomada en plena pandemia atenta contra sus libertades individuales. «La gente que habla de libertad tocando la cuarentena, cuando claramente hay un virus que si salís, se lo pasás a una persona de riesgo y la matás; el concepto de libertad lo toman por salir de su casa. ¿Cuántas de esas personas son anti derechos? Una persona anti derechos está privando de la libertad a un montón de gente».

«¿Sabés qué, papito? Yo estoy re dañado, pero vos también. La diferencia es que yo no le hago mal a nadie y vos le hacés daño a un montón de personas. Belles, nunca me voy a rescatar y digo lo que se me canta el culo. Si a alguien le molesta, que se pase un papel higiénico por el ojo. ¡Chicos, un hijo no te sale! Tu hijo es un ser humano que hasta los 18 años vos tenés tu tarea legal, pero no es tuyo. Un hijo lo tenés y no es tuyo, es un ser humano independiente, amor».

En los últimos días, el Presidente visitó ya Santiago del Estero, Tucumán, Formosa y Misiones.

El presidente Alberto Fernández visitará hoy las ciudades de Santa Rosa (La Pampa) y Villa La Angostura (Neuquén), en el marco de la agenda federal que desarrolla desde el mes pasado, para inaugurar obras y firmar convenios, informaron a Télam fuentes oficiales

Luego de anunciar anoche que el aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus seguirá hasta el 28 de junio con flexibilizaciones por distrito, Fernández tiene previsto llegar hoy a las 11 a Santa Rosa, capital de La Pampa.

Junto al gobernador Sergio Ziliotto (PJ), se dirigirá al frigorífico Carnes Pampeanas, productor de carne bovina y enclavado en el corazón de la llanura pampeana, en el kilómetro 598 de la ruta nacional 5.

Luego, el jefe de Estado y su comitiva se dirigirán al Centro Provincial de Cultura Medasur, situado en plena capital provincial, donde firmará convenios de las áreas de los ministerios del Interior y de Obras Públicas, a cargo de Eduardo de Pedro y Gabriel Katopodis, respectivamente.

En ese marco, está previsto que hable el gobernador Ziliotto y también Fernández, y seguidamente den una conferencia de prensa, como viene haciendo el Presidente en sus viajes a las provincias.

Desde Santa Rosa viajará a Bariloche, desde donde se dirigirá a la ciudad turística de Villa La Angostura, situada a poco más de 80 kilómetros al noroeste y también a la vera del Lago Nahuel Huapi, donde será recibido por el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino.

Fernández recorrerá e inaugurará la planta de tratamiento de líquidos cloacales de esa ciudad, que se construyó por medio de un convenio Nación-provincia.

Tras esa visita, la comitiva se trasladará hacia el Centro de Congreso y Convenciones Los Arrayanes, donde también se firmarán convenios del área de los ministerios del Interior y de Obras Públicas.

En ese lugar, tras los discursos de rigor, el gobernador Gutiérrez y el Presidente ofrecerán una conferencia de prensa.

Los gobernadores Ziliotto y Gutiérrez hablaron ayer con el jefe de Estado, vía teleconferencia, en el marco del análisis presidencial con mandatarios provinciales, previo a la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que se extendió anoche hasta el 28 de junio.

Gutiérrez estuvo el lunes en la Casa Rosada, donde firmó dos convenios con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministros De Pedro y de Economía, Martín Guzmán.

Uno está referido a un auxilio económico para mitigar los efectos de la pandemia por coronavirus, a través del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial, por el que recibió un total de 5 mil millones de pesos.

El otro convenio lo suscribió con el Enacom, para la extensión y actualización de infraestructura de redes que favorezcan el acceso al servicio fijo a internet de banda ancha en áreas con necesidades insatisfechas y dotar así de conectividad a las distintas localidades de la provincia patagónica, señaló Télam.

La especulación política es más fuerte que las implicancias sociales. Es lamentable, pero así funciona la política. Chubut sufre la peor crisis de su historia en todos sus aspectos: sociales, económicos, culturales y financieros. También, políticos y empresariales. Un letargo profundo que viene desde hace años y que cada vez provoca heridas más crueles en gran parte de su población.

Hace poco circulaba en las redes sociales un mensaje ingenioso dirigido al gobernador de Chubut, pero no solo a él: «Decí Mariano que todavía Alberto no se enteró de lo que pasa en Chubut, porque el día que se entere él, que nos cuida tanto, no te va a perdonar». El mensaje entrecruza la ironía con el deseo inocente de una sociedad que todavía piensa en salvadores.

Alberto Fernández obtuvo en la última elección el 51,83% en la provincia de Chubut. Los números develan cierta esperanza de un pueblo que no tuvo ninguna respuesta. Si bien es cierto que el presidente de la Nación nada tiene que ver con la crisis de Chubut y que la responsabilidad recae inexcusablemente sobre el gobierno de Arcioni y en aquellos que lo antecedieron, también es cierto que Fernández se llamó a silencio.

El presidente y sus funcionarios -como el mismo ministro de Educación de la Nación- decidieron callar ante la situación agónica de una provincia en la que se denuncian violaciones a los derechos humanos por abusos policiales; callar cuando los docentes      -que parecen estigmas crónicos de una sociedad hipócrita- no cobran desde hace 64 días; callar ante el pago escalonado para todo el sector público; callar ante el aumento desmesurado de los sueldos de la planta política. Callar siempre durante largos meses.

Cuando todo sucede al mismo tiempo, en un contexto tan crítico y sensible como una pandemia, el silencio se puede convertir en complicidad. Porque la política se significa con gestos y justamente eso es lo que falta de parte de un gobierno nacional que tanta empatía muestra en distintas circunstancias. El silencio proviene tanto de Alberto Fernández como de Cristina Fernández, quien -según fuentes directas del Instituto Patria – mostró su descontento puertas adentro y exigió que se haga «algo» con Chubut, territorio que conoce al detalle desde que lo recorría junto a su esposo.

No se desconoce el delicado y vulnerable equilibrio de poder que asume esa especie de triunvirato que integran en distintos escalones de poder Fernández, Fernández y Massa. Sin embargo, los tres callan ante una provincia expuesta a la más absoluta vulnerabilidad, cuya sociedad nunca apeló a la violencia como forma de reivindicación. Una muestra de verdadera conciencia republicana.

Afrenta tras afrenta, el silencio envuelve el triunvirato revelando que la especulación política es más fuerte -praxis pura- que el posicionamiento simbólico.

¿Importa Chubut?

Una provincia donde los votos para él presidente -y fundamentalmente, para su Vice- superó el 50% es una provincia que merece un gesto, una declaración pública de repudio, un abrazo de apoyo. Algo.

Porque el silencio de aquellos que fueron la esperanza de un cambio exhiben una nueva forma de connivencia en la que los intereses políticos o el control de daños mediáticos pueden más que el padecimiento social.

¿Será que Chubut importa solamente por la posibilidad de obtener en su territorio importante divisas a través de la minería insustentable y no por su gente?

¿Cuándo fue que Chubut se convirtió en una ecuación económica? Parafraseando a Walter Benjamin cuando analiza el cuadro de Paul Klee: mirar para atrás y ver ruinas. Eso es hoy Chubut: ruinas de una sociedad desintegrada por la corrupción en todos sus niveles.

Ese gesto que muchos temen pedir porque creen falsamente que al hacerlo caerían en una telaraña opositora no resolverá los problemas de la provincia. Es cierto que no pagará los sueldos. No hará que se respeten las libertades civiles. No priorizará el pago de los empleados por sobre la deuda. Nada de eso sucederá solamente con un gesto.

Sin embargo, si ese gesto se emitiera desde la máxima conducción político-institucional de la Nación constituiría algo significativo, un resquicio de apoyo, agua en el desierto.

Fernández y Fernández harían «algo» que el pueblo chubutense espera de sus máximos representantes. Algo que vale mucho y retumbaría ante la nada que ofrece un gobierno provincial cebado en el autoritarismo y al cual nadie le pone límite hasta ahora. Sería muy doloroso tener que responder «nada» a la pregunta formulada en el título de este artículo.

El Gobernador de Chubut Mariano Arcioni no escarmienta, se cansó de maltratar y apretar a los empleados públicos con sus medidas y decidió levantar la puntería pero sin suerte.

El ex peronista José Grazzini fue el encargado de salir a tirar a los medios la idea de las cuasimoneda. El Ministro de Gobierno fue el mensajero del mal al anunciar los “Arciocones”.

Cuasimoneda: El apriete de Arcioni a Alberto que terminó mal

Con este apriete Arcioni esperaba que Alberto anuncie miles de millones de pesos para Chubut para combatir la pandemia de coronavirus pero solo logró que sigamos quedando como dejó Das Neves a esta provincia, como unos corruptos, coimeros extorsionadores.

Tan solo consiguió 500 millones de adelanto de coparticipación que salió anunciar Sergio Massa el “padrino” de Arcioni.

Cuasimoneda: El apriete de Arcioni a Alberto que terminó malEste dinero que no alcanza para nada por eso Arcioni solo depositó 10.000 pesos a los estatales a los que ya trata como indigentes depositando lo mismo que Alberto Fernández le brinda a las personas con vulnerabilidad social que no son estatales para afrontar la cuarentena.

La noticia fue confirmada hoy por el palacio. El príncipe Alberto de Mónaco dio positivo en la prueba del nuevo coronavirus. Así se convierte en uno de los primeros miembros de la realeza europea en contraer el virus, que se originó en China y que semanas después se transformó en pandemia.

Según la casa real, el estado de salud del príncipe «no supone ninguna preocupación». Alberto se realizó las pruebas a principios de esta semana y «sigue trabajando desde el despacho», indica el comunicado oficial del palacio, que se comprometió a informar «regularmente» de su evolución.

En este sentido, indicó que continúa en «estrecho en contacto» con otras autoridades para estar al tanto de la actual emergencia sanitaria.

Ante este panorama, el príncipe instó a la ciudadanía a «respetar las medidas de confinamiento y limitar al mínimo los contactos con los demás». «Solo la observación rigurosa de estas reglas permitirá frenar la propagación del coronavirus», subrayó por su parte la casa real.

Horas antes de esta confirmación se supo que el archiduque de Austria Carlos de Habsburgo-Lorena, de 59 años, también fue diagnosticado con Covid-19. Había comenzado a sufrir los síntomas la semana pasada y tras hacerse el test indicó que se encuentra bien aunque molesto, indicó La Nación.

Organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), constituirá el primer encuentro del año de la entidad que nuclea a los hombres de negocios más importantes. Se desarrollará a partir de las 12.15, en el Hotel Alvear.

El presidente Alberto Fernández participará este mediodía de un almuerzo organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), del que participarán los principales empresarios del país, informaron fuentes oficiales.

El evento, que constituirá el primer encuentro del año de la entidad que nuclea a los hombres de negocios más importantes, se llevará a cabo bajo la consigna «Desafíos Agenda 2020» en el Salón Versailles del Hotel Alvear.

En ese marco, el Cicyp anunció que el Presidente brindará un discurso durante el encuentro que se desarrollará a partir de las 12.15.

En el almuerzo se espera una gran convocatoria de los hombres de negocios de las firmas más importantes del país ya que será el primer encuentro con líderes empresarios tras el discurso inaugural de las sesiones ordinarias del Congreso.

El almuerzo será abierto por Daniel Funes de Rioja, presidente del Cycip y miembro de la Unión Industrial Argentina (UIA).

La Comisión Directiva de la entidad empresaria también está compuesta por Miguel Acevedo (UIA), Daniel Pellegrina (Sociedad Rural Argentina), Eduardo Eurnekian (Cámara Argentina de Comercio), Julio Crivelli (Cámara Argentina de la Construcción), Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio de Buenos Aires), Javier Bolzico (Asociación de Bancos Argentinos) y Eduardo Macchiavello (de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos), entre otros directivos, señaló Télam.

Convencido de que no es casual la multitud que vio en las playas a poco de llegar a esta ciudad, luego de ver un escenario similar un día antes durante su paso por San Bernardo, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró que «la temporada estalla», dijo que está batiendo récords y relacionó estos resultados con «las políticas generadas por el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner».

«Y no lo digo por cuestiones metafísicas, sino que hablo de economía», insistió para ratificar que sus afirmaciones se sustentaban en datos y no en meras especulaciones.

Kicillof llegó a Mar del Plata para presentar «ReCreo en Buenos Aires», un programa de actividades culturales que tendrá su foco en la costa atlántica pero alcanzará a distintos destinos de la provincia. Lo acompañaron el ministro de Turismo de la Nación, Matías Lammens; el ministro del Interior, Wado De Pedro; sus ministros de Producción, Augusto Costa, y de Desarrollo de la Comunidad, Fernanda Raverta; y el intendente local, Guillermo Montenegro (Cambiemos).

«La temporada arrancó con todo», dijo Montenegro, alineado con la exgobernadora María Eugenia Vidal y el único de los que estaban sobre el escenario del museo MAR que no forma parte del Frente de Todos. Más allá de las distancias políticas, con Kicillof compartieron ronda y rol de cebador de mate mientras se hizo la presentación, a la que asistió medio centenar de operadores turísticos marplatenses.

Kicillof presentó un programa turístico en Mar del Plata

Kicillof consideró que este buen momento que vive la industria turística en esta región es producto de los cambios que se dieron durante los últimos treinta días, con medidas económicas que alentaron las vacaciones de cabotaje, como el denominado «dólar turista».

«Creo que va a ser la mejor temporada de los últimos años», arriesgó el mandatario provincial. Lo respaldó Lammens, quien destacó resultados muy positivos también en todos los destinos del interior del país. Citó los casos de las provincias de Misiones y Corrientes y buena cantidad de destinos de la Patagonia.

«Un manguito más»

Kicillof presentó un programa turístico en Mar del Plata

Todos aprovecharon cada vez que pudieron la oportunidad para cuestionar a la anterior gestión, tanto nacional como provincial. El concepto de «tierra arrasada», presentado primero como diagnóstico pero a esta altura convertido en slogan por el nuevo oficialismo, lo aplicaron a todos los rubros de la administración pública.

El gobernador habló de una mayor tendencia al consumo, que reflejó por ejemplo con el incremento en la venta de boletos para teatros durante este inicio de temporada, ya con números por encima del verano anterior.

«La gente anda con un manguito más en el bolsillo», planteó el exministro de Economía para resaltar que la gente está aprovechando esta oportunidad de veranear más cerca. «Se respira otro clima, otro aire», dijo sobre esa mayor predisposición al gasto que advierte entre los argentinos.

En ese sentido, insistió con el protagonismo de los gobiernos nacional y provincial para llegar a este inicio de temporada tan alentador. Citó el freno que se puso al aumento de combustibles y peajes, la implementación del programa de Precios Cuidados, la continuidad del plan Ahora 12 y las mejoras salariales con diferentes bonos, entre ellos a los jubilados. «Es una batería de medidas que permiten ver que la gente hoy anda con un pesito más en el bolsillo y puede venir acá», dijo.

También entiende que esta reactivación es una oportunidad para Mar del Plata y otras localidades turísticas de la provincia que durante los últimos años «venían perdiendo actividad y empleo». «Si va bien la temporada, la ciudad mejora», remarcó.

El programa ReCreo en la Provincia promete actividades culturales, deportivas y recreativas. Serán siempre de acceso gratuito en distintos puntos en los que se dispondrá una grilla diaria. «No será un espectáculo en un momento como se hizo a veces, no será una playa con sombrillas de determinados colores [en clara alusión a los paradores implementados por Vidal durante las últimas dos temporadas], sino actividades permanentes para que todos los turistas tengan atractivos culturales para disfrutar», explicó Kicillof, así lo publicó La Nación.

El Gobierno Nacional aumentó las retenciones al campo a través de un decreto publicado este sábado en el Boletín Oficial. Además, suspendió por el lunes el registro de exportaciones. En reemplazo de los 4 pesos por dólar exportado que estableció el gobierno de Mauricio Macri en plena crisis, las retenciones a los granos pasan a tener una alícuota de 9%.

“Déjase sin efecto el límite de pesos cuatro ($4) por cada dólar estadounidense, establecido en el artículo 2° del Decreto N° 793 del 3 de septiembre de 2018 y sus modificaciones”, sostiene el decreto publicado este sábado en el Boletín Oficial. Con este cambio, el gravamen por derecho de exportación para la soja alcanzará al 27% (ya que hasta el momento se ubicaba en el 18% a lo que había que sumarle los $4 por dólar).

Al mismo tiempo, en otra resolución se suspende de forma temporaria el registro de nuevas exportaciones: «El Gobierno Nacional ha adoptado la decisión de proceder a modificar algunos de los derechos de exportación, por lo que la necesidad de preservar la transparencia del mercado mientras se procede con la adopción de dicha medida, torna recomendable la suspensión temporaria del Registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE)»

El ministro de Agricultura, Luis Basterra, había dicho en las últimas horas que las retenciones a las exportaciones agropecuarias «son decisiones que hay que jugar de manera equilibrada».

«Queremos que produzca materia prima como base de cadenas de agregación de valor para que el trabajo argentino adquiera relevancia y sea parte de la dinamización de la economía argentina y lo que hemos visto es que Mauricio Macri tuvo que apelar a las retenciones porque se quedó sin crédito», sostuvo.

«El campo es generador de dólares para pagar la deuda de Argentina, que es algo central para poder tener equilibrada la macroeconomia», remarcó el flamante ministro. Y, reiteró que «todos los sectores que más tienen van a seguramente tener que hacer mayor esfuerzo de los que menos tienen que realmente están atravesando una situación angustiante».

El decreto 37/2019 explica que “la aplicación de derechos de exportación e importación constituye un instrumento esencial de la política económica nacional” y que “teniendo en cuenta la grave situación por la que atraviesan las finanzas públicas, resulta necesaria la adopción de urgentes medidas de carácter fiscal que permitan atender, al menos parcialmente, las erogaciones presupuestarias con recursos genuinos”.

“Desde la fecha de publicación del Decreto N° 793 del 3 de setiembre de 2018 se produjo un deterioro del valor del peso con respecto al dólar estadounidense, lo que ha representado, al 10 de diciembre de 2019, una devaluación mayor al 60%”, concluye.

El flamante mandatario interrumpió sus actividades en la Casa Rosada para tomarles examen a sus alumnos. Los detalles y las perlitas de una clase única.

«Hay que aclarar que el profesor es sumamente exigente. De hecho, a los que no sabían les dijo: chicos, vayan a sus casas, estudien bien y nos vemos en marzo», relató Analía Heredia, quien integra ese grupo de estudiantes de Derecho que este viernes rindió examen ante el flamante presidente Alberto Fernández.

El mandatario sorprendió al presentarse en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) para evaluar a sus alumnos de la cátedra de Derecho Penal.

«Fue una mezcla de sensaciones, por los nervios que tenés, por la prensa que está afuera y porque que tenés al Presidente ahí. Pero es una profunda alegría, porque dar examen con un Presidente no sucede dos veces y que te firme la libreta no pasa nunca», describió Noe Rozanski en declaraciones a TN.

Otro de los estudiantes, Lucas Martínez, se refirió a la situación inhabitual que se produjo en el lugar por la presencia de su profesor y ahora Presidente. «En un momento salí y tenía a toda la prensa queriendo hablar con él y a la gente buscando un autógrafo, una foto», recordó.

Alberto Fernández al ingresar al aula de la Facultad de Derecho donde tomó exámenes. (Foto :Enrique Garcia Medina)

«Estaba sumamente emocionada, porque nosotros lo vemos como profesor, no lo vemos como Presidente. Y lo que noté es que es sumamente humilde, que no cambió, que sigue siendo el mismo que era antes de asumir. Y me siento orgullosa de haber cursado esta materia con él y más por esa semilla que me incorporó ahora como futura abogada, por su humildad y por la lucha que quiere tener por los que más necesitan», agregó Analía Heredia.

Alberto Fernández evaluando a sus alumnos de la Facultad de Derecho. (Foto :Enrique Garcia Medina)

Y todos dejaron en claro el nivel de exigencia de Alberto Fernández para indagarlos sobre los temas que se abordaron en su cátedra. «Alberto es muy exigente y te hace relacionar todos los temas con todos los temas», remarcó Noe Rozanski, para luego agregar: «Alberto te exige un montón; te exige un grado de precisión conceptual increíble y está bueno que así sea, para formarnos como abogados».

El gesto con una alumna

Los estudiantes de derecho también hablaron del gesto que tuvo el flamante Presidente con una de las alumnas que no se sentía preparada para dar el examen. .

«Ella se acercó a él y él le dijo, si no estás segura no rindas porque yo estoy obligado, como corresponde, a bocharte».

«En un año nosotros nos recibimos y él es exigente», reiteró una de las estudiantes.

El mensaje de WhatsApp del Presidente

Los tres alumnos relataron además las curiosidades que se produjeron en los últimos días, como consecuencia de la ceremonia con la que Alberto Fernández asumió la Presidencia.

Alberto Fernández, durante la clase en la Facultad de Derecho (Foto :Enrique Garcia Medina)

Según explicaron, el examen que rindieron este viernes se había convocado inicialmente para el miércoles 11 (al día siguiente del cambio de Gobierno) pero el propio Fernández se comunicó con ellos para reprogramar la fecha.

«Nos avisó por el grupo de WhatsApp», dijo Noe Rozanski, quien explicó que usaban ese medio de comunicación para informar cuestiones referidas a la materia.

«Esperamos hasta después de su discurso en la Plaza de Mayo y, alrededor de las 21:30, nos dijo que pasábamos el examen para el viernes», agregó.

Su compañera de estudio Analia Heredia aprovechó para poner en evidencia el compromiso de Fernández con sus alumnos: «El día que tuvimos el segundo examen, de teoría de la pena, él como no podía venir porque ya estaba a punto de ser Presidente llamó por teléfono y nos dijo ‘¿chicos cómo están, está saliendo todo bien?’. Estaba presente y ahí te demuestra la clase de docente que es. Nos conoce a todos por el nombre».

Al salir de la Facultad, el Presidente dijo que iba a seguir dando clases, con lo que despejó versiones de que pediría licencia.

«Voy a seguir dando clases cada 15 días», dijo ante un tumulto de periodistas que lo aguardaban a la salida del aula 35.

Fernández dicta la materia «Teoría General del Delito y Sistema de la Pena».