Tag

aislamiento obligatorio

Browsing

Mabel Alvarado, una de las vecinas en aislamiento obligatorio en las gamelas de Km.3, donde se encontraron seis casos positivos de coronavirus, explicó a Actualidad 2.0 que «no nos dejan salir ni para ir a tirar la basura, siendo que en el edificio donde yo vivo no hay ningún caso positivo, y nos tienen aquí encerrados sin poder hacer lo que uno hacía normalmente, como ir a trabajar».

«Yo, con mis vecinas, no comparto más que pasillo porque tengo mi propia cocina y baño. Han dicho muchas cosas, que todos compartimos el baño y eso no es así. Han dicho que somos todos chorros y que vivimos de eso, y también es mentira: yo con mi pareja trabajamos los dos, tengo dos hijas, una bebé de un año y medio y no puedo salir a comprar pañales, no puedo salir a comprar las cosas que yo le compraba y eran necesarias para ella».

Mencionó que «nos ayudaron con una caja de alimentos; hoy supuestamente nos traen verduras y frutas», y destacó que «unos trabajadores que están trabajando en el estadio también se acercaron y nos dieron tres cajas para que repartamos entre todos». Sin embargo, lamentó que no hayan acercado «carne, todavía nada, papel higiénico tampoco, por ahí esas cosas de higiene que uno necesita».

En cuanto a la situación habitacional, Alvarado relató que «hace muchos años mi marido compró una habitación acá a una señora, pero sin papeles, sin nada porque este es un lugar ocupado; ya lo sabemos nosotros».

Cuando nació su hija mayor, que ahora tiene 15 años, supo que ese no era el lugar en el quería que ella creciera, pero no consiguió respuestas habitacionales desde ningún organismo del Estado.

«Hace muchos años que estoy anotada en el IPV y en el Municipio; nunca nos dieron respuestas. A mi no me gusta este lugar ni para mi ni para mis hijas, y salimos a rebuscárnosla y no es que no podemos pagar una vivienda, pero no tuvimos respuesta», sostuvo, y contó que viven todos en la misma habitación: «en el dormitorio tenemos la cama de la nena grande, la cunita y la cama de nosotros, dormimos todos en una habitación y tenemos la cocina y el baño privado»

Los intendentes de las ciudades y localidades de la comarca del Valle Inferior del Río Chubut y Puerto Madryn, acordaron seguir en «aislamiento social».

Fue durante una videoconferencia con el gobernador Mariano Arcioni, donde se informó los alcances del decreto provincial que dispone la continuidad del aislamiento social preventivo y obligatorio para las localidades de Trelew, Rawson, Gaiman y Puerto Madryn.

Mientras que se aplicará una etapa de “distanciamiento social” en el resto de las localidades de la Provincia.

“Se acordó que continuamos como veníamos con el aislamiento social preventivo y obligatorio con las mismas pautas que veníamos y se han sumado las localidades de Puerto Madryn, Gaiman y Rawson, que estaba con distanciamiento social”, indicó luego de la reunión la Coordinadora de Salud Municipal, Cecilia Vera.

La funcionaria explicó que la medida “se extenderá hasta el 28 de junio, etapa en la que se analizará nuevamente la situación epidemiológica, y en base a eso, y teniendo en cuenta lo que dictamine el Gobierno Nacional, se verá si continuamos o se puede flexibilizar alguna medida”.

Vera indicó que “este jueves no se ha sumado ningún caso confirmado nuevo” en la ciudad, pero recordó que existe “circulación viral comunitaria”, por lo que recomendó a la comunidad “que solo hay que salir por cuestiones de necesidades básicas, mantener el distanciamiento, usar el tapaboca y mantener la limpieza, higiene y ventilación de la casa”.

“Hago actividad casi todos los días en mi casa y salí a dar una vuelta en bicicleta me parece que esto no da para más” afirmó el conocido empresario inmobiliario Fabián Zuniga, detenido por “salir a andar en bicicleta” en plena cuarentena.

El empresario inmobiliario violó el aislamiento obligatorio para salir a andar en bicicleta y fue detenido por la policía, sobre calle Victoria de Eizguirre a la altura de la zanja de guarda, en la zona del Barrio Sur.

“Considero que no estoy haciendo nada malo, hay gente que hace cosas parecidas. Supongo que los gobernantes tendrán que determinar que está bien y que está mal”, dijo el corredor inmobiliario, que fue demorado por, justamente, incumplir la medida dispuesta por el Gobierno.

Además, Zuniga desmintió haber maltratado verbalmente a los policías: “Tuve con todos ellos una agradable charla”.

Fuente: Madryn Noticias

Con el ingreso desde el lunes a una etapa “administrada” del aislamiento obligatorio, el presidente Alberto Fernández anunció que serán los gobernadores los que tendrán que proponer a Nación qué actividades están en condiciones de ser liberadas o flexibilizadas en cada territorio, aplicando el protocolo sanitario pertinente.

Qué pasará en Neuquén es la pregunta. Por estas horas, el gobernador Omar Gutiérrez analiza los pasos a seguir mientras mantiene constantes reuniones por teleconferencia con los integrantes del comité de emergencia provincial, con los miembros de su gabinete y con todos los jefes comunales.

En principio, todo hace suponer que no habrá grandes modificaciones a la cuarentena actual, vigente desde el pasado 20 de marzo.

Si bien, tal como lo dispuso el gobierno nacional, podrán abrir los bancos con restricciones, los talleres mecánicos, las gomerías y las casas de electrodomésticos sólo para el cobro de cuotas, es probable que en Neuquén no se habilite mucho más.

Argumentos para mantener la cuarentena

En el gobierno provincial sostienen que están dando buenos resultados las medidas que se han tomado para reforzar el aislamiento de los ciudadanos. Consideran que la decisión de prohibir la circulación total durante los domingos, y los días de semana después de las 20, con el cierre de la actividad comercial incluido, ha tenido éxito.

Es más, un estudio de Google muestra a Neuquén con muy buenos indicadores de cumplimiento de la cuarentena comparada con el resto del país.

El informe indica que la provincia es líder en dos variables. Una es que el movimiento y presencia en espacios públicos se redujo drásticamente, con un 96% menos de movilidad en las actividades al aire libre.

Y la otra es en relación al trabajo en la casa o “home office”, con un 72 por ciento menos de presencia en las oficinas y áreas de trabajo, cuando el promedio en el país es de entre un 40 y 45%. A estos números también se aferran para seguir en la línea actual.

Además, se sostiene desde Provincia que en materia sanitaria las decisiones han sido las correctas. Con la posibilidad de hacer treinta test por día en el Laboratorio Central, se agilizan los tiempos para la detección de casos positivos de coronavirus y sus consiguientes medidas de prevención y aislamiento de posibles infectados. Si se tuviera que aguardar al Instituto Malbrán, los resultados tardarían dos semanas más.

El decreto de obligatoriedad del uso de protectores faciales y la determinación de la Justicia que sea delito su incumplimiento viene a sumar también en esta dirección.

En este contexto y con el triste ejemplo de lo que ocurrió en Loncopue con el asado que provocó una ola de contagios de coronavirus, es que es una fija que no habrá grandes modificaciones a la cuarentena por la pandemia en Neuquén. Quizás pueda haber alguna excepción en algún rubro particular, pero no mucho más que eso.

Si el avance del coronavirus y las medidas dispuestas por el Gobierno para intentar contenerlo suspendieron por el momento las disputas partidarias y acercaron a Alberto Fernández con Horacio Rodríguez Larreta, el nuevo escenario potenció la articulación entre los funcionarios Desarrollo Social de Nación, Ciudad y las provincias. En otro momento las políticas de la gestión del PRO con las personas en situación de calle eran motivo de controversias entre ambos espacios. En el contexto actual Daniel Arroyo se mostró con María Migliore, su par porteña, para avalar la apertura de paradores para que los que no tienen casa puedan cumplir con el aislamiento preventivo y obligatorio.

El Presidente y el jefe de Gobierno porteño se reunieron cuatro veces en los últimos días y abrieron un contacto cotidiano. Con Axel Kicillof crearon la mesa del área metropolitana, integrada por funcionarios de jefatura de Gabinete e Interior. Arroyo ya venía armando encuentros con los ministros provinciales del área, con la consigna de que la lucha contra el hambre debía quedar afuera de las diferencias. Las urgencias precipitadas por la pandemia acentuaron la colaboración. «Somos un solo equipo», fue más allá Rodríguez Larreta este domingo.

Decretado el aislamiento obligatorio, y con el objetivo de prevenir un escenario de mayor conflictividad, el Gobierno dispuso una partida extra de $ 2.000 millones para garantizar la entrega de alimentos en comedores escolares y comunitarios, y se sumará el Ejército en las tareas de reparto en los barrios vulnerables.

Antes había decidido duplicar la AUH por este mes, un bono para beneficiarios de planes sociales y jubilados que cobran la mínima y la suspensión de las cuotas de abril y mayo para los que tomaron créditos de ANSeS. Y en conjunto con los distritos anunció el refuerzo de la asistencia a las personas en situación de calle, aun más vulnerables en salud y a la vez con menores recursos de subsistencia por el acotado movimiento de la población durante la cuarentena. Alberto Fernández, a su vez, adelantó que este lunes habrá medidas para pequeñas y medianas empresas, monotributistas y trabajadores no registrados.

«Adelantamos un operativo similar al del invierno y habilitamos tres nuevos centros, para que todos tengan un lugar donde pasar la cuarentena. También pasaron a funcionar 24 horas, para evitar que las personas entren y salgan», dijo Migliore a Clarín. La Ciudad tenía 33 paradores con 2.099 plazas y con esos tres centros -en los polideportivos Parque Chacabuco, Pereira y Avellaneda- habrá otros 250 lugares. La funcionaria a su vez aseguró que, con los clubes deportivos cerrados, podrán armarse otros centros allí y como medida complementaria evaluarán avanzar en acuerdos con hoteles con un esquema de subsidios para el alojamiento. También anunció la apertura de dos albergues especiales para mayores en situación de calle, el principal grupo de riesgo ante el coronavirus, y otros dos dispositivos de tránsito para aislamiento preventivo en casos con síntomas de la enfermedad.

Arroyo diferenció dos grupos entre las personas que viven en la calle. «Estamos reforzando la red de paradores y hoteles para que puedan cumplir con el aislamiento. Muchas veces las que llevan mucho tiempo en la calle no quieren ir a los centros de tránsito pero ésta es una situación distinta y hay más conciencia de todos los sectores», dijo a este diario, y remitió como segundo grupo las familias que cayeron en la pobreza en el último tiempo por la caída del empleo, las changas y el aumento de los alquileres.

En el invierno pasado se abrió una discusión por la cantidad de personas en situación de calle en la Ciudad, luego de que organizaciones sociales registraran más de 7.000 y Guadalupe Tagliaferri -la antecesora Migliore- saliera al cruce con la cifra oficial de 1.141. Durante la gestión de Mauricio Macri la Unidad de Control de Espacios Públicos (UCEP) había acumulado cuestionamientos por casos de violencia y maltrato a indigentes, el ex jefe de Gobierno fue investigado y seis funcionarios procesados por lesiones y abuso de autoridad.

En el contexto de «trabajo conjunto» entre Alberto F. y Rodríguez Larreta, Arroyo y Migliore compartieron un acto en el polideportivo de Parque Chacabuco. «Los que están más perjudicados son los que están viviendo en la calle. El Gobierno porteño habilitó el lugar y generó las condiciones para que haya acompañamiento en este momento que es obligación. Todos tenemos que hacer cuarentena y los pobres son los más vulnerables», respaldó el ministro el anuncio de la gestión del PRO, mientras Migliore daba cuenta de los controles médicos y las capacitaciones de higiene en marcha en el parador.

En el caso de la provincia de Buenos Aires, desde el ministerio de Desarrollo de la Comunidad anunciaron un refuerzo de la asistencia en alimentos, colchones y kits de higiene a los paradores municipales y de ONGs, y lanzaron una convocatoria a voluntarios para colaborar con los centros en el conurbano, La Plata y Mar del Plata. «Estamos construyendo una red enorme para lo que está por venir. Hay una situación muy compleja en General Pueyrredón, con 100 personas en situación de calle por dar un caso, ahí el Gobierno nacional abrió los hoteles de Chapadmalal en coordinación con el personal tecnico de la Municipalidad», dijo la ministra Fernanda Raverta a radio La Red.

En Santa Fe, Omar Perotti puso el foco en Rosario y Santa Fe con acuerdos para abrir centros de alojamiento en instituciones intermedias, clubes, parroquias y centros de ex combatientes de Malvinas. En la cartera conducida por Danilo Capitani también avanzaron en convenios con hoteles y pensiones para asistir a personas sin viviendas. Desde la gobernación anunciaron que Cáritas abrirá un albergue en Rosario y el predio de la Liga Santafesina de Fútbol recibirá a extranjeros en situación de calle. En Córdoba llegaron en estos días a los 450 alojados en el parador municipal, hoteles y pensiones, y estimaron que la cifra seguirá creciendo.

 

En una decisión sin precedentes y decidido a poner un freno al brote de coronavirus, que suma 128 contagiados, el presidente Alberto Fernández declaró el aislamiento social obligatorio hasta el 31 de marzo y anticipó que habrá sanciones para los que abandonen sus hogares sin justificación.

La histórica medida, que se puso en marcha desde el primer minuto de mañana, establece que las personas deberán permanecer en su residencia habitual o en la residencia en que se encuentren y prohíbe la libre circulación. Habrá controles en rutas y espacios púbicos para cumplir con esta disposición.

«Esto quiere decir que nadie puede moverse de su residencia, todos tienen que quedarse en sus casas», declaró esta noche el Presidente, que firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU ) tras reunirse con los gobernadores en la quinta presidencial de Olivos.

Quienes rompan la cuarentena serán acusados de delito contra la salud pública. Se procederá, entonces, a su detención y secuestro de vehículo en el caso de que el infractor se mueva por esa vía.

«Entiéndase que, desde las cero, la Prefectura y Gendarmería, la policía federal y las provinciales estarán controlando quien circule por la calle . Aquel que no pueda explicar qué hace en la calle se verá sometido a las sanciones que el Código Penal prevé para quien viola las normas», sostuvo el jefe del Estado.

Según explicó el Presidente, que hizo su presentación acompañado por cuatro gobernadores, Axel Kicillof (Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta (Capital), Gerardo Morales (Jujuy) y Omar Perotti (Santa Fe) -uno de cada partido político, como mensaje de unidad-, el aislamiento solo permite desplazamientos mínimos e indispensables, como por ejemplo para comprar alimentos, insumos médicos y otros comercios de proximidad como ferreterías, veterinarias y kioscos.

Quedan exceptuados del aislamiento los trabajadores de la salud, seguridad, defensa, migraciones, bomberos, autoridades superiores del Estado -Nacional, provincial y municipal-, Justicia y del cuerpo diplomático.

«Vamos a ser inflexibles», exclamó el Presidente con gesto adusto y claras muestras de cansancio. «Es una medida excepcional que tomamos en el marco de lo que la democracia permite. Espero que haya mejores momentos en los cuatro años que me quedan como Presidente», dijo con pesar.

El DNU es una primera etapa. Después del 31 -que será feriado en lugar del 2 de abril-, si la curva de contagios se mantiene o crece, habrá nuevas medidas más restrictivas.

Alberto Fernández venía pensando en tomar la decisión desde hace unos días, pero lo convenció la reacción de la gente ante las primeras medidas. Sobre todo las imágenes de largas colas de automóviles en los ingresos de distintas ciudades balnearias. «Seguimos teniendo problema de gente que no entiende que no se puede circular en las calles», se quejó el Presidente.

Ante un escenario incierto desde lo sanitario, la respuesta de muchos ciudadanos a las primeras medidas fue lo que precipitó la definición que hoy argumentó ante los mandatarios provinciales, que lo respaldaron al tiempo que le pidieron soluciones para mitigar la crisis económica.

«He pedido a todos los gobernadores la máxima severidad. Vamos a ser severos porque la democracia nos los exige», dijo el mandatario, en la primera fila lo escuchaban atentamente Juan Schiaretti (Córdoba) y Gustavo Bordet (Entre Ríos).

En la conversación con los gobernadores, que se dio en el quincho de la quinta presidencial y duró casi dos horas, se resolvió formar un gabinete federal para resolver «un problema que ha surgido, que es un problema económico».

En ese sentido, el Presidente adelantó que «la economía se va a ralentizar, caerá la recaudación y se sumarán problemas fiscales».

Estuvieron presentes Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Gerardo Zamora (Santiago del Estaro), Sergio Uñac (San Juan), Arabella Carreras (Río Negro), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Sergio Ziliotto (La Pampa), Mariano Arcioni (Chubut), Gildo Insfrán (Formosa), Juan Manzur (Tucumán), Gustavo Valdés (Corrientes) y Jorge Capitanich (Chaco), entre otros.

En el encuentro todos los gobernadores estuvieron de acuerdo con la medida anunciada y anticiparon las que están tomando para evitar que se desborde el sistema de salud en cada distrito. Además del Presidente, hablaron los ministros Ginés González García (Salud) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), quien anticipó que el Gobierno anunciará en los próximos días la implementación de un paliativo para los trabajadores informales y para los monotributistas.